TIEMPO DE NAVIDAD

estrella                     estrella            estrella

48-christmas_png_ornament_clipart

Queridos amigos y lectores…

Es momento de recordar que todos formamos parte de un todo, que todos somos hermanos y estamos unidos por lazos invisibles.

Con la llegada de la Navidad muchas personas sienten que ya no son las mismas, porque evocan momentos vividos con seres queridos ausentes. Pero, aunque no tengamos algunos amigos o familiares queridos, podemos disfrutarla en plenitud con el apoyo y el afecto de los que nos rodean.

Podemos celebrar el nacimiento de Jesús en un clima de sobriedad y de sencillez, y con una actitud de solidaridad, centrados más en el dar que en el recibir.

Celebremos ese nacimiento del Príncipe de paz inclinándonos hacia lo espiritual y reconociendo la plenitud del Amor que rodea a toda su creación.

“La Navidad no es un momento ni una estación, sino un estado de la mente. Valorar la paz y la generosidad y tener merced es comprender el verdadero significado de Navidad” ( Calvin Coolidge)

Os dejamos varios poemas sobre la navidad en español y portugués..¡¡ FELIZ NAVIDAD !!

 

velas-navidad-png-5

 

 POEMAS SOBRE LA NAVIDAD EN ESPAÑOL

4

LOS ANIMALES TAMBIÉN

Moviendo el rabo el perrito
adoraba al  Niño Santo
cuando en Belén hubo encanto
con el cantar de un burrito.

Hubo palomas y un buey
corderos y pajaritos,
y unos camellos bonitos
todos para ver al Rey.
 
El cenzontle en suave trino
no dejaba de cantar
contento por arrullar
al Niño Jesús divino.

Las ranas y los conejos
llegaron hasta el portal
con adoración especial
iniciaron los festejos.

Sus alabanzas cantaron
y se hincaron ante el niño
para entregar su cariño
y esa noche lo adoraron
Los animales del bien
aun mejor que los humanos
estuvieron muy cercanos
para amar a Dios también.

Cristina Olivera Chávez / México 4

             UN LUCERILLO QUE SUEÑA             

Una estrella se ha vestido
Con blanco traje de cola
Y está cantando una nana
A un lucerillo que llora:

”Duerme lucero chiquito,
Duerme en brazos de la aurora,
La noche te ha regalado
Susurros de plata y sombra”

Y el lucero se ha dormido
Y sueña con caracolas
Con risas blancas de nieve
Con arrullos de palomas

Y sueña que en el pesebre
Un pastorcillo la adora

María Sánchez Fernández
(Del libro Retablo de Navidad)

4

LLEGÓ LA NAVIDAD

Por coronel Héctor José Corredor Cuervo

Ya se va la lluvia y la calamidad
con nimbos  de pena y gotas de pesares,
ya vuelven las luces de la navidad
colmando de placer a muchos hogares.

Ya se oyen canciones  con letras de antaño
que traen nostalgia de fraternidad.
Ya se siente el zumbido de otro nuevo año
con vientos de dudas  sobre realidad.

Ya cuelgan  adornos en  los ventanales
con  hilos  de sueños y  felicidad
haciendo un convite a los  tardos mortales
para  que convivan en paz  y hermandad.

Se ven largas filas en los almacenes
con gente que muestra su importante faz,
que no mira el hambre llorando  en andenes
ni cree  en Jesús, cual real montaraz.

En barrios humildes, colmados de angustia,
se oyen los cánticos pidiendo al Señor
 que retorne alegría a la cara mustia
y se extingan penas  que causan  dolor.

Paz en los  hogares tan solo hoy pedimos
a quienes  emplean  sombras  de maldad
para que regrese la calma en caminos
con luces de triunfo para humanidad.

Paz en nuestras mentes a Dios le imploramos
con neuronas de amor, de fe y  comprensión
para que podamos atar nuestras manos
con  lazo irrompible de la integración.

4

ADVIENTO

Tiempo de espera, adviento.
De preparar el alma nuevamente.
De purificación y reflexión .
Envueltos por la gloria o penitentes

Los mundanos placeres y los ruegos
sentados a la mesa en año nuevo.
Ritual al fin, eterno y complaciente,
mezclados los augurios y el presente.

Con el balance surgen los reproches,
euforia, gratitud, lágrimas o algarabía
Es nuestra humanidad de cada día
la que busca adecuarse en los espacios.

Sentimos en la piel el nacimiento.
Sufrimos la pobreza del pesebre.
Soñamos con un mundo diferente
exento de dolor que la paz quiebre.

Adviento todo el año, lo suplico,
en cada ser que more en esta tierra.
No más odios, rencores, no más guerras
Leguemos paz y amor a nuestros hijos.

María Rosa Rzzepka

4

VEN A MI CASA ESTA NAVIDAD
Quisiera agrandar mi mesa en esta Navidad.
Para que se llene de «humanidad»

A ti que estás lejos, solo/a y muy triste
vagando en las calles de la ciudad.
Aquellos que no conocen la vergüenza.
pues obnubilada su mente está
caminando por la vida
como una lacra social.
Aquellos que no tienen sueños.
porque nadie les enseñó a soñar.
Aquellos que en su mente maquinan,
a quien más pueden dañar.
pues ya no sienten respeto.
por la vapuleada sociedad.
Aquellos que se «despiertan dormidos».
pues el alcohol y la droga,
no les deja descansar.
Aquellos que cometen atropellos,
sin importarles la edad
diezmando hogares y vidas
presos de impunidad.
RobaN, matan, sin códigos.
Ultrajando a  niños y ancianos.
con una indefensión total.
¡SEÑOR! Yo quiero esta noche buena,
sea un preludio de Navidad.
Quisiera sentarme a la mesa,
con un bocado de pan.
y hacerlo con mis puertas abiertas.
Como lo hacíamos con mamá y papá.
¡Sin «pompas»! Pensando en aquellos,
que no lo pueden saborear
pues su corazón está triste
porque siempre alguien ha de faltar.
Orar por los países ¡POBRES!
Sumidos en la mendicidad.
Por los países en guerra
en que las bombas aturdirán.
Por los que se quedaron sin techo
y por consiguiente sin hogar.
Por los hospitales saturados de enfermos.
donde predomina la mortalidad.
¡Señor! Da al hombre otra oportunidad.
Pues quiero agrandar mi mesa,
y a muchos quisiera invitar.
Decirles que Cristo vive
y al mundo vino a reinar.
Pero el hombre le quitó el trono
dando los honores a Satanás.
Decirles que si se arrepienten;
y lo hacen de verdad.
También hay perdón para ellos.
ya que Divino Niño vino a salvar
a los hombres pecadores,
sin diferencias de raza ni de edad.
¡SEÑOR!
Quiero agrandar mi mesa
y quiero hacerlo de verdad.
Me sobran caricias, besos y abrazos.
deseos de hospitalidad.
¿Quieres compartir mi mesa?
Aunque la distancia sea abismal.
cierra los ojos y repite conmigo:
«Solo el amor lo podrá lograr»
Siente mi mano en la suave brisa,
y nuestras almas así se unirán.
¿Quieres venir a mi casa esta Navidad?

Libia Beatriz Carciofetti

4

CANTO DE NAVIDAD 

 Canto de Navidad sagrado 
paz que acuna al Niño Rey,
llegan voces de las hadas 
 entre  senderos de  paz.

El  Niño Dios  recién  nacido
cuando el alba despuntaba, 
con su  mirada  muy  dulce
.nuevas auroras acercaba

Oid  las voces de las alturas
la luna  de nácar muy blanca,
parece acunar a los pueblos 
en esta NAVIDAD sagrada.

Canto de Navidad solemne
porque JESÚS ha nacido ,
con su  mirada  encantada 
el  ilumina  a los  hombres.

ADY YAGUR

4

Bon Natale
Eunate Goikoetxea

De un pesebre habla la historia, donde un pequeño nació;
sin riquezas, ni abolengo nueva luz al mundo dio,
una mula, un buey y ovejas prodigáronle calor
como ejemplo que no hay raza o diferencia, si hay amor.

Unos dicen que no hay cielo, que mentiras burdas son,
que el apego a lo invisible es de faltos de razón;
mas en un mundo inconsciente sólo un ángel de virtud
puede dar fe y esperanza ante tanta ingratitud.

Las vidrieras muy repletas de juguetes y regalos
sólo para niños buenos, si son pobres… son los malos.
Yo conozco un Dios de amor, no de absurdo consumismo;
son del hombre la codicia, la dureza, el egoísmo.

Se repartirán monedas como un acto de piedad,
y mañana las conciencias con alardes de bondad
serán limpias y más buenas por alguna noble acción…
caridad que es pasajera no engrandece el corazón.

Una mesa bien dispuesta, es tiempo de Navidad,
sobrarán besos, abrazos… tiempo de fraternidad;
algún árbol adornado los regalos cubrirán,
mas muy cerca en nuestro entorno hambre y frío rondarán.

Y se escucharán panderos, villancicos de Belén,
habrá portal y figuras del Santo Niño también;
se descorcharán licores; la cena por tradición,
mientras seres miserables se cobijan con cartón.

Habrá brindis, risas, cantos, y saludos por doquier,
un réquiem en el silencio por el que no ha de volver;
olvidando en el bullicio que hay muchas mesas sin pan
que a la luz del nuevo día sin sustento seguirán.

Navidad… buenos deseos, mas prosigue la maldad,
en el mundo muchos viven en carencia e impiedad;
hoy la guerra fratricida es proceso natural
y los hombres en su hermano sólo ven a otro rival.

¡Cuántos seres mutilados y madres en soledad!
¡Los campos otrora verdes son desierto y mortandad!
Por mezquinas ambiciones de la mano criminal
y por vanas posesiones se olvidó el amor filial. 

Navidad no es un momento, es la voz del Redentor;
si siguiéramos sus pasos el mundo sería mejor…
¿Sueño vano, una utopía de alguna mente locuaz?
¡Gloria a Dios en las alturas y en la Tierra al hombre paz…!

4

EL NACIMIENTO DEL NIÑO JESÚS EN BELÉN

Vienes al mundo, Rey de tierra y cielo,
en un pesebre, mísero, en pobreza,
es tu tesoro libertad, riqueza
que eleva el alma lejos de este suelo.

Será tu vida deificó modelo,
varón humilde lleno de grandeza,
no serás débil, eres fortaleza,
el dolor tiene gozo de tu vuelo.

En Belén nace tu mortal misión,
tu Sol se encarna con bondad, clemencia
para la tierra, senda del perdón.

Das en la cuna paz al corazón,
llénalo, Niño, con tu fiel presencia,
se hará la vida mística oración

Emma-Margarita R. A.-Valdés/España

4

“Diciembre”.
(Lamberto Ibárez Solís)

Y llegaste diciembre lleno de fiestas y algarabía desatada;
Llegas lleno de ensueños,  de vida,  de cantos y de amor;
Trajiste la esperanza renovada y tal vez la paz anhelada
Y otra vez como antaño volvemos a lanzar  contigo… la fe.

Llegaste diciembre… a colgarme los recuerdos vividos;
La añoranza de mi vida pasada, llenas de alegrías y penas;
Avivas cada momento como el “tic tac” del reloj de arena
Que va minando sus granos con el tiempo inexorable.

Cuántos relojes llenos de blanca arena, mediados van
Y los que faltan poco para culminar el ciclo vital;
Arenas que formaron rocas y fueron cimientos;
Columnas fuertes y angulares que formaron templos.

Diciembre… llegas alegre siempre; pero vences con la nostalgia
Del dolor por no tenerlos a nuestro lado y abrazarlos tanto;
De poder decirles ahora…te quiero  y te necesito mucho;
Porque ayer encerramos con llaves las palabras: “te amo”.

Cohetes, serpentinas, buscapiés, palometas explotadas;
Música, bailes, abrazos, romances, besos y amores:
Furtivos, permanentes, esporádicos, clandestinos y robados;
Exhibidos, escondidos en penumbras y cobijados por la noche.

Copas chocadas, palabras inconclusas y miradas perdidas;
Friolentas amanecidas y canciones susurrantes e incoherentes
Y los golpes de recuerdos de la infancia:  los “inditos y pastores”;
Las posadas, villancicos, colaciones y frutas de aguinaldo.

Los palos de ciego equivocados de piñata sin ser invitados
Y las miradas duras y coscorrones de llegadas tardes;
Abrazando tu bolsa de papel de estraza con panza llena
De dulces, mandarinas, naranjas, cajeles, cañas y jícamas.

Doña Eduarda del Carmen; evoco tus posadas coloridas;
Tus piñatas reventadas, los golpes secos del garrote mortecino
De las trampas del pañuelo, del cacheo y la pepena veloz
Aún resuenan los estruendos de las risas y los pleitos.

Nuestros pies descalzos volaban por el pueblo a oscuras;
Buscando las fanfarrias, el borlote, los tamales y el atole,
Y la “gamba” a tropel caía como enjambre en la devora,
Sin esperar invitaciones, sin reglas de etiqueta… ¡Qué importaba!.

Llegas diciembre y te esperé ansioso, lleno de esperanza;
Dame la oportunidad de verte al año y que Dios prolongue
A mí;  a quienes amo, a mis amigos, mis compadres y otros
Que no me gozan que juzgan y miden con varas invisibles.

Suena diciembre, extasía tu canto y que la paz dure y sea perenne
Que tu Solsticio de invierno tibie nuestros corazones de amor,
En que el astro Rey se aleja de la tierra para pegar corazones
Y se fundan en eterno abrazo marcado por las diástoles y las sístoles.

Diciembre… báñanos con tu Luz y cúbrenos con tu Manto Divino,
Bendícenos eternamente mes bendito, mes lindo y entrañable

Zihuatanejo, Gro, México.

4

NAVIDAD
Ni el hogar opulento, cuyo patio es enjambre
de siervos adobando al fuego una ternera;
ni el mesón del camino, que al caminante ofrece
sólida cena, cama e intervalo en la senda.

Un establo ruinoso será en la fría noche
albergue transitorio de la joven pareja;
él, benévolo mozo, y ella, grácil muchacha,
con un hijo en el vientre hacia el fin de la espera.

Pudo haber sido alcoba del palacio de Herodes,
al calor del brasero, vanidad de oro y seda,
o aposento en la villa de Caifás, o la casa
de un doctor fariseo que la Ley interpreta.

Pero el Hijo del Hombre no es hijo de los grandes,
y se hará el más pequeño; los hijos de la tierra,
los que sudan y sufren, el labrador curtido,
el pescador austero, la mujer en la rueca,

han de ser sus hermanos, dejarán lo que tienen,
y sin volver la vista, marcharán en sus huellas.
Por eso ésta es la noche de los destituidos,
del hambriento, del huérfano, del que vive en cadenas.

Si hoy descendiera el Cristo, no vendría a los antros
donde el poder se compra, se vende la conciencia;
no a los mármoles turbios de Washington o Londres,
no a las crudas Babeles de New York o Bruselas.

El Cristo nacería tal vez en Appalachia,
donde un país ubérrimo tolera la indigencia;
o en la sórdida choza del Congo, de Etiopía,
donde los niños mueren de infinita tristeza.

¿Ha fracasado el Cristo? ¿Dónde fue su mensaje
de gloria en las alturas y paz para la tierra?
¿No seguimos matándonos, hermanos contra hermanos,
inventando pretextos, endiosando la fuerza?

Tras los tres años blancos de la misión del Cristo,
los dos mil años negros de Judas nos asedian.
¿Dónde está tu victoria, hijo del carpintero?
¿Dejaste tu semilla caer sobre las piedras?

En esta larga noche, en esta noche fría,
a la luz del recuerdo que hace esta noche buena,
silenciemos el terco tictac de los relojes,
sin olvidar los males que a nuestro mundo aquejan

Y que el Niño nacido en la paz del establo
nos devuelva mañana la fe y la fortaleza
para cambiar las cosas un poco cada día,
para buscar su mano si nos ciñe la niebla.

Francisco Alvarez Hidalgo /España

4

POEMA HILDEBRANDINO DE DOBLE RIMA A LA NAVIDAD

Siempre un ambiente festivo propicia la Navidad
y nos quita la ansiedad, la dicha que esté en archivo.
Nunca falta el incentivo para poder disfrutar
y el momento celebrar del Niño su nacimiento
con espíritu contento y en su pesebre cantar.

Gloria a Dios que está en el cielo pendiente del universo
valorando nuestro esfuerzo, nuestra pasión y desvelo.
Nos servirá de consuelo la justicia de su mano
que llegará de lo arcano para nuestra salvación
y, con mucha decisión, salvar al género humano. 

Divisa la inmensidad el ser que quiere volar
y en el aire van a estar sus alas en libertad.
Como en toda Navidad se desborda la alegría
y la grata melodía se siente por donde quiera,
aunque el Párvulo naciera, en pesebre y noche fría.

Demos gracias al Creador que nuestra vida es serena
y la alegre Noche Buena, es santa y con esplendor.
El alma luce mejor cuando es humilde y juiciosa
porque la vida virtuosa multiplica su valor
y, dedicada al Señor, es divina y venturosa.

Hildebrando Rodríguez
Mérida-Venezuela, 09 de diciembre del 2016

4

POEMA HILDEBRANDINO DE DOBLE RIMA A LA NAVIDAD

La navidad es sagrada conduce al festivo encuentro;
celebra el alumbramiento en la forma acostumbrada.
La persona emocionada desde el comienzo hasta el fin
organiza su festín que más disfruta a las doce
cuando se refuerza el goce en medio de un polvorín.

El nacimiento del Niño es siempre muy esperado
y el público emocionado, le demuestra su cariño.
Al  regocijo me ciño con relevante ternura,
por ser la bella criatura la que nos viene a traer,
la luz del amanecer que nuestra alma procura.

Gloria a sus padres sagrados que se sienten orgullosos,
festivos y candorosos con amores rebosados.
Los divinos resultados dieron a la humanidad
la eterna oportunidad de trazar camino al cielo
y que es nuestro consuelo en honor a la verdad.

Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez
Mérida – Venezuela

4

 

SUBLIME NATAL

Conto de Ary Franco (O Poeta Descalço)

            Noite fria, caminho em passos trôpegos por enfeitadas calçadas em busca da guarida de uma protetora marquise. É Natal!
            Ouço vozes entoando alegres cânticos, gargalhadas das quais não participo e, por cautela, passo ao largo das casas em que a data é comemorada. Por companhia tenho apenas o isolamento da constante solidão que me cerca, me sufoca, moradora inclemente no meu peito arfante e cansado.
            Sou um mísero e renegado morador de rua. Já tive casa, família, já fui amado, já amei até demais. Hoje nada mais me resta, deixado pelo meu inclemente destino. Por respeito a Deus, jamais apressarei minha morte, mas ao alvorecer de cada dia, oro que ela venha me buscar.
            Atrevo-me a parar e apreciar pela janela de uma casa a festa que fazem, mas logo sou avistado e afugentado aos gritos de “fora, vagabundo!”. Aceito o tratamento pois realmente sou um excluído. Ninguém me aceita para trabalhar por razões obvias: andrajoso, mal cheiroso, idoso demais e outras mais desqualificações desabonadoras.
            Antes de “recolher-me” passo pelas caixas coletoras de lixo e sempre acho algumas sobras que amenizam minha fome. Desta vez dei sorte: alguém por razão desconhecida (talvez tenha caído ao chão), jogou fora um sanduíche de mortadela, quase inteiro. Agradeci a Deus e sentei-me sob uma marquise para saboreá-lo.
            De pé, parecendo esperar-me, tinha um homem beirando seus trinta e três anos de idade, alto, barba e cabelos compridos, olhos brilhantes e com trajes não condizentes com a época atual. Pareci reconhecê-lo mas não me lembrava de onde.
            Quando ia dar a primeira mordida no sanduíche encontrado, ele dirigiu-se a mim com voz doce e suave. Demorastes a chegar, Pedro…
            Quem é você e como sabe meu nome?
            Sou teu irmão, enviado pelo nosso Pai e vim para te ajudar. Por coincidência, comemoram hoje meu aniversario..
            Puxa, meus parabéns! Como presente, você aceita a metade deste sanduíche? É tudo que tenho e que posso lhe oferecer.
            Não, obrigado! Estou bem alimentado e admiro teu nobre gesto oferecendo-me a metade de tudo que possuis. Não deves todas as manhãs pedir a própria morte, pelo contrário, peça vida longa pois, sem o saber, tens ainda uma nobre missão a cumprir. Uma vida ainda salvarás e de todos os pecados estarás redimido. Teu atual sofrimento será regiamente recompensado quando fores recebido por Nosso Pai. Creia! Não perca tua preciosa fé. Mantenha-a em teu coração até que chegue o derradeiro final de tua caminhada.
            Levantei-me com certa dificuldade e falei-lhe com voz trêmula e emocionada: Já sei quem és. Teu nome é Jesus Cristo. Prostrei-me ajoelhado aos seus pés, convulsivamente chorando, e de olhos fechados quis beijar-lhe as mãos, mas Ele havia desaparecido.
            Saí desatinadamente gritando JESUS, JESUS, JESUS. “Cala a boca seu maluco!” Escutei alguém esbravejando de uma casa próxima.
            Cabisbaixo, retornei à marquise e lá estavam dois sanduíches intactos. Olhei para o céu e murmurei, contrito e em voz baixa: “O milagre da multiplicação dos pães!”.

Dois anos depois Pedro faleceu placidamente, no dia seguinte em que convenceu uma mulher a desistir de atirar-se do alto de uma ponte, usando de argumentações iguais às que foram explanadas a ele, por Cristo. Seu corpo foi achado sob a mesma marquise e levado para ser sepultado como indigente.
Obstinada e conformadamente, após o sagrado encontro com Jesus Cristo, suportou o prosseguimento de seu martírio, com a fé inabalável de que sua missão haveria de ser cabalmente cumprida. E o foi! 

4

POEMAS DE NAVIDAD EN PORTUGUÉS 

Lição de Natal
 Carolina Ramos (Brasil)

Pura e límpida, a estrela fulgurante
iluminou os céus da Palestina 
e pastores e reis levou avante
até a boca da gruta pequenina.

Naquele excelso e soberano instante,
reis e plebeu unia a luz divina
e a esperança, com brilho tremulante,
tornava a noite azul e cristalina!

Grande lição, Senhor, nos deu a estrela,
ao levar a Belém  adoradores,
provando a todos que puderam vê-la,

que os humildes serão sempre os primeiros
– que antes dos reis… e que antes dos pastores,
aos Teus pés se ajoelharam os cordeiros! 
4

 SONHO DE UM PASSARINHO
Ary Franco (O Poeta Descalço)

Não mais havia gaiolas no mundo.
Voaria em liberdade para onde quisesse,
Desde o rincão mais profundo
Até pertinho das nuvens, o mais alto que pudesse
 
Lá de cima só veria paz na humanidade.
Todos os povos unidos e irmanados.
Nenhuma guerra, somente amizade.
Antigos inimigos, agora abraçados.
 
No lugar das armas, muitas flores.
Onde havia presídios, parques iluminados.
Ao invés de ódios, somente amores.
Doenças nem pensar, todos os males curados.
 
 Bem acima dele, Deus olhava embevecido.
Ver Suas obras totalmente concluídas,
Ter Seus filhos finalmente entendido
Como devem ser vividas suas vidas.
 
Muita paz nos corações, uma só religião.
Amando ao próximo como a si mesmo.
Fazendo de seus cânticos uma oração.
Firmes em suas convicções, nada feito a esmo.
 
Paz na terra aos Homens de boa vontade.
Amando a Deus Nosso Sagrado Criador.
Jamais faltar com a verdade e
Tratando a todos com enlevado amor!
 
Ary Franco (O Poeta Descalço)
Brasil
 
4
Feliz Natal 
Gislaine Canales
 
As vozes dizem: Hosana! 
É Natal. Só paz e amor! 
O universo se engalana 
num parto de luz e cor!
 
Papai Noel, com carinho, 
eu te peço, por favor: 
põe em cada sapatinho 
uma gotinha de amor!
 
Neste Natal eu queria 
que o mundo fosse melhor, 
que presenteasse alegria 
e desse abrigo ao menor!
 
4
 Natal Jesus
Eugénio de Sa

4
Com pinhas e com nozes decorado
Descreve-se um Natal cheio de amor
Porque nos corações há mais o calor
Correndo o mel nos corpos saciados.

Mas o Natal é muito mais que festa;
Nele invocamos o dia em que nasceu
O que por nós viveu e padeceu
Os desígnios do Pai na Sua gesta.

Cristo menino em branduras deitado
Quem se esqueceu de ti, meu pequenino?
Berço de pobre, em mirras derramado.

Quem te aviltou o gesto, Bom Jesus 
Só busca o acessório e não o cerne
Da mensagem d’amor da tua luz!
4
 
 NATAL  SEM  JESUS
Thalma Tavares

Bem se vê que o Natal ficou mais rico
e perdeu sua antiga singeleza.
Pai Noel é quem manda na festança,
quem seduz com brinquedos a criança
e Jesus não tem mais lugar à mesa.

A elite, aos requintes sempre presa, 
não percebe esta ausência de Jesus.
Já nem lembra que Ele é quem faz anos
e vai dando sequência aos seus enganos,
desprezando o clarão de sua Luz.

Mergulhados no fausto que os seduz,
confundindo ilusão com realidade,
mas parecem crianças sem noção,
sem saber que Noel é uma invenção
e que o Filho de Deus é uma Verdade.

4
  Mensagem de Natal

Jesus, que ao mundo, vieste,
numa  mensagem de Paz,
se salvar-nos, Tu, quiseste,
também  sonhaste demais!

Teu dia, tão esperado,
quando  a Virgem deu a luz,
hoje, é apenas, negociado,
frustrando os pobres, Jesus!

Não há mais o sapatinho,
na  janela pro presente,
morreu para o menininho,
a lenda de antigamente !

Afasta da Terra, a fome
e  devolve,  à  criança,
que muitas vezes, não come,
a  alegria e a esperança!

Ó Jesus, aqui, relembro
teu gesto,  descomunal !
Expulsa os  Rufiões do Templo!
Devolve, à Pátria, o Natal !

 Delcy Canalles
4

AH, QUE BOM SE ACONTECESSE…

Nei Garcez

Que saudade do menino,
e da casa de meus pais,
da família, pequenino…
Eram lindos meus natais!

A família se reunia
toda em festa, e afeição,
tendo o amor em sintonia
e o afeto como união.

Que saudade, que alegria,
daqueles tempos de outrora,
dos Natais em que eu vivia,
refletindo em mim agora…

Era tanta, a liturgia,
tudo era uma emoção,
era um mundo de magia,
de ternura e exaltação.

Que saudade da criança
que viveu os meus Natais,
que inda vive, na lembrança…
Tempos que não voltam mais!

Hoje sinto a sociedade
se afastando da vigília
dos valores, da verdade,
formadores da Família!

Ah, que bom se acontecesse,
numa escala universal,
que este mundo se entendesse…
Todo dia era Natal!

4

 

 

3 comentarios en “TIEMPO DE NAVIDAD”

  1. Belas intervenções sobre este período tão queridos dos Cristãos que é Natal.
    É com gosto que – embora modestamente – participo nesta tão bela página.

    Responder
  2. No sé cómo decir lo que siento.
    Sólo mi corazón llora en mi sensación de pecho que me invade el alma.
    Sin embargo, quiero expresar la felicidad y alegría, una vez más, han sido honrados con la publicación de algunos sencillos escrito mío en la prestigiosa revista LUNASOL,
    Parabéns!

    Responder

Deja un comentario