SECCIÓN RELIGIOSA

 

COLABORAN: Inés Arribas Araujo.-Teresita de Atuendo.-Elsa Lorences de Llaneza.- Sarah Petrone.-Susana Mirta Piñeiro de Valli .-Héctor Alberto Polizzi.-Marita Ragozza de Mandrini

MISERICORDIA Y PAZ
Inés Arribas de Araujo
Argentina

“Ama a tu prójimo
como a ti mismo”

Dios todopoderoso:
perdona nuestros pecados
e indúcenos a tender la mano al otro.
Si cumpliéramos tu segundo mandamiento,
no habría carencias ni gente sufriendo,
e imperaría la concordia.
Ambiciones mezquinas
nos vuelven insensibles;
la solidaridad,
aseguraría la paz en el mundo.
Seamos misericordiosos.

YO HUBIERA SIDO…
Teresita de Atuendo
Argentina

En algunas entrevistas
cuando suelen preguntar
qué te gustaría haber sido
de no llegarte el azar
de ser lo que por destino
o Dios te hubo de tocar,
yo también en ese estilo
me vi tentada a pensar.

Sin límites en la historia,
ni amarre en la geografía.
otra vida, otra memoria,
el infinito a elección:
¿Qué papel o cuál misión
si hubiera estado en mi mano
habría elegido yo?

Conquistadores y santos,
científicos, literatos,
para mí son demasiado:
Leí de ellos tales proezas
que me queda grande el sayo. 

Sin embargo, me figuro
un personaje ignorado.
Mi nombre no está en los libros
y de nada soy el amo. 

Un pastorcito quisiera,
(un pastorcito ¡no un rey!)
sería esa Santa Noche,
con mi cabrita, en Belén.

Analfabeto, seguro.
Cuanto más simple…¡mejor!
Él prometió a los humildes
la mayor consolación. 

¡Qué paz, Señor, sentiría,
como no la hubo jamás!
Ricos, grandes, poderosos
no la podrían comprar,
mas yo, descalzo, harapiento,
la tendría allí no más.

La luz que irradia el pesebre…
Imposible de explicar.
Por eso todos callamos:
sólo se puede adorar. 

Mi corazón ya no es carne:
es fuego ,es nube, es amor.
Estoy bajo las estrellas
que alaban a mi Señor.

“¡El Emmanuel ha venido!
¡Ha nacido el Salvador!”
Cantan los ángeles todos.
Los oigo, porque allí estoy.

Quizás, Niño, no me vieras
aunque yo te pueda ver.
Lo que importa es que me amaste
desde antes de nacer
y en este punto la historia
marcó un antes y un después.

Volvería caminando
con mi cabra y mi cayado
a mi casita en la piedra,
sin lujos y sin reinado. 

Les contaría a mis ovejas,
alegre y atropellado:
_ Con estos ojos lo he visto
en un pesebre acostado. 

Una Virgen lo sostiene
 y su padre está a su lado.
No saben lo que se siente.
¡Hoy…hoy el mundo ha cambiado! 

¿La belleza de Cleopatra?
¿Las huestes de Napoleón?
¿La valentía de Aquiles?
¡No, no las querría yo!

Laureles de cualquier tipo,
cien años de emperador,
toda mi vida daría
a cambio de ser pastor. 

Pero no un pastor cualquiera:
un pastorcito con fe
sería esa Noche Santa,
con mi cabrita, en Belén. 

ORACIÓN
Elsa Lorences de Llaneza
Argentina
 
Padre, he nacido
con mi boca abierta
y mis manos
y ojos cerrados.
Ayúdame Señor
para que en este
transitar de mi vida,
regalada por ti,
aprenda a abrir
mis ojos para mirar
en derredor mío
y ver el sufrimiento
de los otros.

Ayúdame Señor,
a abrir mis manos
para llevar consuelo
a todo el que lo necesite.

Por último Dios,
que aprenda a
cerrar mi boca,
para no prejuzgar
y no levantar
falso testimonio.

Te lo pido Señor,
por intersección
de tu santísima Madre,
La Virgen María.
 Amén.

PAN DE DIOS
Raquel Olay

Argentina.

Jesús, divino misterio,
ya no cambias el agua en vino,
ya no andas sobre el mar,
hoy tu infinita grandeza
se esconde humildemente
en un trocito de pan.
El sagrario de mi alma
quiero limpiar de impurezas,
y abrirlo de par en par,
y pedirte que me habites
para poderte adorar.
En la Sagrada Eucaristía
alimento espiritual,
aunque regresaste al Padre,
con nosotros te quedaste
en forma sacramental.
Pan de Dios siempre presente
en tu manera de amar,
aunque se agravie tu Nombre,
aunque te quiten la vida
me enseñas a perdonar.


EL BUEN PASTOR
Raquel Olay
Argentina

Cuenta la historia, que hace muchos años, hubo un rebaño
de ovejas seducidas por un falso pastor, que con mentirosas
promesas de brindarle a sus problemas una feliz solución ,
ciegamente lo siguieron con sincera devoción.
Llegado el momento del peligro . cuando el lobo se asomó,
en lugar de defenderlas, sintió miedo y se escondió.
Confundidas, pronto se dispersaron, muchas de ellas
cayeron en un abismo profundo de tristeza y decepción.
Otro rebaño, con buen criterio, eligió como guía a Jesús el
Buen Pastor, El las condujo al lugar donde abundan pastos
tiernos, para que no pasen hambre aún en largos inviernos.
Y si alguna se perdía, El salía a buscarla y no volvía hasta
encontrarla, para volverla al redil, y si eran atacadas por algún
depredador, era capaz de dar la vida aunque fuese por un
solo pecador.
Por una ovejita que estaba perdida, cuando volvió
arrepentida, en la casa hubo fiesta y alegría porque Jesús la
salvó.

ORACIÓN POR TODAS LAS FAMILIAS
Sarah Petrone
Argentina

Virgen María, Madre de Nuestro Señor Jesucristo
y Bendita entre todas las mujeres, esperanzados en tu
protección nos cobijamos bajo Tu Manto  a fin de
que nos ayudes a llevar adelante y salir airosos
de la difícil misión encomendada: de ser responsables
del cuidado de nuestras familias.
Que cada hogar sea una réplica de Tu Hogar, en Nazareth.
Que las familias no se desintegren y los hijos tengan
la contención necesaria para crecer en un ambiente de
armonía y unidad, basados en el respeto mutuo y el amor.
Fortalece a los hombres y a las mujeres que
por algún motivo deben hacerse cargo,solos, de la
crianza de sus hijos y dales especial bendición
como familia, unidos a San José, tu leal y devoto esposo. AMÉN.

 SABIDURÍA
Susana Mirta Piñeiro de Valli 
Pataonia Argentina

¡Cuántas veces carecí de este inmenso don de Dios
y dormida mi conciencia no intuía que el kairós
es instante fugitivo, breve destello veloz!

¡Cuánto dolor aún conservo en algún rincón del alma
por mi letargo inconsciente de cuidado y previsión
que si siempre Dios nos da nuevas oportunidades,
el cronos no se detiene, corre a prisa su reloj!

Dame Jesús poder ver más allá de mi ignorancia
que en cada instante propicio esté dispuesta mi alma
para abrazar el momento sin dilapidar mi vida
reconociendo la urgencia de amarte más cada día.

Cuando mi trama se corte y un nuevo Cielo aparezca
pueda decirte feliz que el amar fue mi tarea
breves momentos de Bien, de Verdad y de Belleza
gotas de ternura en gestos, oración, servicio, entrega…

sin sentir ya más temor, ni reproches, ni tristezas
y en Tu bondadoso Abrazo a tan extrema pobreza,
solo te contemple a Tí y mi alma se sienta plena.

AMAR Y AMAR ( PLEGARIA)
Hector Alberto Polizzi
Argentina

Amar con fe, divino catecismo,
que envuelve el alma con unción sagrada;
sentir que el mundo armoniza el canto
de una santa ilusión ya consagrada.

Poder decir a Dios: me siento bueno,
ya creo en la grandeza del dolor,
ya sé que amando se vislumbra el cielo
y se convierte la existencia en flor.

Saber que el pájaro en su alegre trino
está cantando su oración de bien
para que la dueña de su vida errante:
la gran floresta del florido edén.

Sentir la dicha que una madre pone
al mecer la cuna de sus esperanzas,
y saber que el rumbo de los predilectos
obedece al credo de las bienandanzas.

Amar en los niños la frescura ingenua
de sus candorosas horas celestiales,
y saber que andando nos depara el tiempo
penas y suplicios; cierzos otoñales.

Amar al caído, encender la antorcha
de las redenciones y las libertades,
y ser como el ave que canta su anhelo
por tierras pobladas o en las soledades.

Amar con fe; amar sin saber cuando;
amar sin tregua y sin saber por qué;
sentirse flor hecha de espuma y verso
y andar con rumbo a un sol que no se ve.

EUCARISTÍA
Marita Ragozza de Mandrini
Argentina

“El que tenga oídos, que entienda “
Ev. Mateo 13,43
“. . . y al sentarnos los dos para la cena/párteme el pan, Señor”

LITURGIA DE LAS HORAS
Pan
desciende a la criatura
en desafío de atemporalidad
migas de oro
leudan sueños.
Sobre un mantel blanco
la posibilidad de la pascua
perla escondida / secreto del Rey
columna de luz
en la oscuridad de la vida.

El Increado. El Absoluto
nos habita como un arco iris blanco
en melodía de amor
puedo sentir los pestañeos de Dios.

ORAR LA VIDA
Marita Ragozza de Mandrile
Argentina

Ev. Marcos 1,35-39

Cómo reza el Papa, el Obispo,
el sacerdote, mi párroco . . .?
Cómo rezan mis amigos?
Cómo rezó María, Juan, Pedro Pablo . . .?
Cómo rezan las palomas y los gusanos?
Los océanos y el viento,
los astros
la violeta y el pasto?
No sé tampoco cómo rezan el perro y el ratón
las bacterias
las hormigas y los piojos.

Yo sólo sé como rezó Jesús,
de madrugada y en un lugar desierto,
luego como todos lo “ buscaban”
se dejó encontrar.

A la luz de su Figura
mi vida quiere ser siembra
en distintos campos:
Eucaristía y gente
salmos y justicia
amor a Dios y amor mutuo
silencio y oración
raíces y frutos.

Deja un comentario