POESIAS LA HIPOCRESIA

 

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de Propiedad Intelectual de España  noviembre  de 2.021 nº 47

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras
AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

COLABORAN: Irene Mercedes Aguirre (Argentina).-Marcela Barrientos (Argentina).-Matías Bonora (Argentina).-Laura Elena Bermúdez (Argentina).-María Elena Camba (Argentina).-Favio Ceballos (Argentina).-Maya Chalez (Colombia).-Graciela de Dios (Argentina).-Liana Friedrich (Argentina).-Carlos H González Saavedra (Argentina).-Jaime Hoyos Forero (Colombia).- Lamberto Ibárez Solís (México).-José Lissidini Sánchez (Uruguay).-Liliana Lorán (Argentina).- José Luis López (Puerto Rico).-María Josefina Lugo García (Venezuela).-Rafael Mérida (Guatemala).-Cristina Noguera (Argentina).-Raquel Olay (Argentina).-Sarah Petrone (Argentina).-Susana Piñeiro (Argentina).- Lidia Leticia Risso (Argentina).-Jesús Hildebrando Rodríguez (Mérida-Venezuela) Hildebrando Rodríguez (Venezuela) Rosa Vanni (Argentina).- Beatriz Villacañas (Madrid-España).-Ady Yagur (Israel).-Adolfo Vasco Zabalza (Argentina).- LETRAS DEL ANDÉN –Judith Bocco.-Aldo Javier Calveyra.-Teresita Morán Valcheff.- Roselvira.

 

LA CONDUCTA HIPÓCRITA
Irene Mercedes Aguirre
Argentina

Como mollera abierta, que no se cierra fácil
y tiembla desquiciada., si siente una amenaza,
ante la realidad , su respuesta audaz, ágil,
tergiversa conceptos y lo cierto rechaza.

Con total desparpajo, niega lo inconveniente,
asegura lo falso y a lo confuso apunta,
sofista en grado sumo, jura lo que no siente
y enfática es esquiva ante cualquier pregunta.

El miedo la penetra, la mentira la encierra
por ningún vericueto encuentra la salida,
¡aún ante el espejo sus ojos entrecierra!

¿Podremos, entre todos, en su justa medida,
educar tal conducta que a la verdad se cierra
y superar engaños por amor a la vida?

LOS QUE FINGEN
Marcela Barrientos
Argentina

Versados en el don de la palabra,
oradores cual políticos en campaña,
enredan palabras en ritmos perfectos,
auténticos hipócritas que fingen afectos.

Se empoderan en la virtud de la elocuencia
usando términos precisos con mucho tino
aún sabiendo de la infamia de sus versos
y luego ven su triunfo con ojos perversos.

Los que fingen emociones tejiendo redes,
telarañas de vocablos bellos y sentidos
hipócritas de fino y maravilloso lenguaje,
vestido para engañar con sus mensajes.

HIPOCRESÍA QUE SALUDA
Matías Bonora Berenguer
Argentina

La indiferencia se impone
desde una turbiedad ignara
que erosiona
con la saliva acre del destino,
ajeno y compartido.

Ahora
son excesivas las sombras
que amantan con su desnudez
y estancan las almas
en fétidos alientos,
ponzoña
de pretéritas oquedades.

Dolientes hombres
inertes deambulan
por la colapsada avenida de sus vidas
y se apilan
en cada ineficacia de sus pieles.

Coagulan desde el resentimiento,
de caricias prensadas sin nombres,
toda inocencia cercada
tras la impaciencia del espanto.
Y abyectos,
se derraman tras la planicie
del desprecio
cuando abrevan
su oscuro, fútil reproche,
lo amarran; sangran sus dudas
y se alejan
con una vacua sonrisa
por puñal.

 

HIPOCRESÍA
Laura Elena Bermúdez 
Argentina

¿Quién eres?

con tu donaire autosuficiente
que nunca miras de frente
y quieres comerte al mundo
en un solo pestañear

¿Quién eres?

aquella que no mira lo que pisa
si son mariposas o flores, sin tener
un poco de piedad.

¿Quién eres?

la que acaricia con desdén
la cabecita de los niños pobres
falseando una sonrisa
mostrando al mundo su » generosidad»

Tu eres la tonta que en sombras de la noche
se te van cayendo las máscaras y ,
lloras en soledad.

BASTA DE HIPOCRESIA
María Elena Camba
Argentina

Fingir no saber nada,
ocultar con una sonrisa
el rencor solapado.
Disfrazar de generosidad
el egoísmo que esconden.
Mirar para otro lado
cuando la verdad se desnuda.
Ignorar la pobreza y el dolor,
la miseria y el abandono
mientras disfrutan a escondidas
de la riqueza que acumulan
Es tan fácil vivir así
cuando se ignora al otro,
cuando se ofrece una mano
pero se niega la otra.
Tarde o temprano
la falsedad que encubre
sus rostros verdaderos,
se mostrará sin piedad
y lo cierto se hará luz.
Guardáos de la levadura
de los fariseos dijo Jesús
Y la verdad se develará
al desposeído que confió,
al amigo que acompañó,
al ciudadano que votó
con esperanza y fe
por un futuro mejor.
Basta de mentiras,
de falsas promesas,
de caretas que ocultan
el rostro de la falsedad.
Queremos un país
libre y soberano,
con políticos honestos,
con niños en las aulas.
El trabajo dignifica,
¡Basta de dádivas!
Pongamos al pueblo de pie.
¡Basta de hipocresía!

¿CAMALEÓNICO HIPÓCRITA?
Favio Andrés Ceballos
Argentina

Apariencias maquillan al actor
la cresta de la ola cree ser brisa
el sauce que es llorón no tiene flor
la hiena tan hiena finge la risa.

Tatuajes en piedra-piel sin amor
el manto de piedad de la nodriza
la lágrima del frío enterrador
pedidos de perdón tras la golpiza.

Mentira, burda befa que se ensaña
con el incauto ser que vive y sueña
¡solo tu Fe te librará de aquellos!

quirúrgicos colmillos de alimaña…
¡quien del engaño a salir se empeña
es digno de romper «los siete sellos»!

 

APARIENCIAS
Maya Chalez
Colombia

Caras de mil colores,
superficies radiantes,
gestos convincentes,
sonrisas amables
entre saludos fríos.

Caras de mil colores
te bendicen de frente,
de espaldas te maldicen,
oran por tu alegría
entre falsos deseos.

Caras de mil colores
entre apariencias falsas,
fingiendo las sonrisas,
disfrazando ternura,
ovejas despiadadas
con piel de lobo hambriento.

LO LLAMAN AMOR 
Graciela de Dios
Argentina

No querer saber
no querer escuchar
al corazón estando en soledad,
a la piel sabiduría sabia que se eriza,
a los labios que se resecan.
No querer escuchar a los besos
que hablan y mueren
en segundos fingiendo pasión,
¿por qué la luna tendrá que ser
cómplice del simulacro del amor
y el sol brillar por las mañanas
en resplandecientes rayos
sobre abrazos amorosos
y el agua limpiar
eso que llaman amor
y que desprende lo peor de dos seres?
No querer entender lo frágil
que es ese amor
que cae en penumbras
sobre sábanas heridas
por esas noches de malditas agonías
y que sangra ya casi sin vida.
¡Ay que par de pájaros los dos
inmerso en este fango
llamado hipocresía!

HIPOCRESÍA
Liana Friedrich
Argentina

del diario devenir
“Dos caras tiene la moneda”
Hacinados y escépticos los días
recorren el gris de la rutina
sangrando combates sin banderas…
pero el colmillo del tiempo
navega infatigable los ríos pasados
sojuzgando el porvenir
con el intenso acecho de la sangre …
mientras nosotros aguardamos,
pacientes y confiados
un devenir profuso de milagros
humanamente justos…
habituando sin resguardo
el canal estrecho de la idea
al preámbulo oficialista dela vida…
¡Qué infatigable arraigo a lo terreno
nos priva del ensueño dela tarde
y oculta con fulgores engañosos
esa añorada penumbra favorable!…
Sumidos, como estamos,
en vana pereza programada,
desoímos el llamado de la raza
que nos invita a transitar un espacio
sin relojes, protocolos, ni metrallas…
La vigilia desdeñosa de la muerte
Subestima todo vuelo desmedido…
Tan sólo intenta cerrar los ojos un instante
Y descansa triunfal sobre la espera…
Cuando el pulmón puntual del viento
arrebate, remando hacia la nada,
tu mísero despojo acribillado,
sabrás, al fin lo que es la LIBERTAD.

ME HAN PEDIDO QUE ESCRIBA…
Carlos González Saavedra (Charlitos )
Argentina

Sobre la hipocresía
Que hable de dobleces.
De engaños, de felonías.
De fastuosas joyas,
Que tan solo son, chafalonías.
Me han pedido que escriba
Del que actúa con falsía.
Del que habla de paz
Vendiendo armas
Fomentando odios
Hablando en congresos
de hambruna.
Haciendo negociados con la comida
Enfermando seres humanos.
Experimentándonos,
como conejillos de india.
Mentes ávidas.
Almas vacías.
Esclavos de la hipocresía.
Escribo…
Para los que me leen
Para los que me leerán,
algún día.
Solo debo decirles que…
No puedo escribirle a la hipocresía
Solo que…
Debe vivirse
Con integridad
Con honestidad.
Durante toda la vida.
Que no hay como…
Una acción inocente
Un abrazo sincero
Una mirada limpia
Una palabra sentida.
No hay como…
Mirar al sol todos los días,
Sin cuidados.
Con una sonrisa.
Un abrazo franco
Con un alma plena.
Sin dobleces.
Sin hipocresía.

HIPOCRESÍA
Jaime Hoyos Forero
Colombia

Después de haber gozado
mil y una maravillas,
su cabeza en mi pecho,
desnuda y satisfecha,
cerrados sus dos ojos,
mi amada fiel, se sueña
entre los brazos de otro.

 

“HIPOCRESÍA”.
(Lamberto Ibárez Solís).
México.

Muchas veces se engalanó
con su mejor vestimenta
y su falacia tan cruenta
que a todos nos perturbó,
Mi pelo me acarició
Con su sonrisa tan bella
Parecía una doncella
Que hasta mi piel enchinó.
Mi mundo me tapizó
con el canto de ,las aves
y sus caricias de agave
en su mundo me envolvió.
Sus néctares son de embrujo
que enloquecen a cualquiera;
parece que ella tuviera,
un enigma como flujo.
Embuído de terciopelo
de filigrana y pasión;
desbordó loca ilusión
cuando vislumbré el cielo.
Repletos de serafines
y ángeles adormilados
era mi mundo a su lado
por todos sus confines.
Era mi mar; mis estrellas;
mi mundo color de rosa
era para mí la diosa;
era la mujer más bella.
Le entregué todo de mí;
mis avecillas heridas
en mis manos sus comidas
y todo cuanto sentí.
Le doné mis sementeras;
mi mar y mis playas quietas
y de mi cuerpo mis grietas
mis bienes y mis quimeras.
Resultó ser embustera,
hipócrita e interesada;
quería dejarme sin nada;
sin brisa, sin mi costera.
Sin mi paisaje fecundo;
sin mi laguna azulada,
sin mi bahía y posada
y con hambre por el mundo.
Su ropaje de oropel;
y sus engaños fervientes
fueron la causa doliente
tan amarga como la hiel.
Besó mis labios con miel
con implacable porfía
vestida de hipocresía;
se asemejaba ser fiel.

HIPÒCRESIA
José Lissidini Sánchez
Uruguay

Hipocresía que infesta,
que mata sin disparar una bala,
inmune a la ética y la moral,
cadalso de la Libertad,
el amor, la amistad, la fe.
lenguaje que nos aparta
de la tierra de la esperanza.
que nos sumerge en la miserias
de las almas, en las acciones
degradantes, que nos segmenta,
nos polariza, genera desigualdades,
condena a la humanidad.
Hipocresía, frágil barcarola
en constante peligro de zozobrar,
desierto sendero sin lugar
para la felicidad.
Hipocresía, tormento a elección,
maldad tozuda y resistente,
azote de la vergüenza, loca pasión
que pudre el cerebro y se enquista
en los huesos despectiva y orgullosa,
una maldición con historia, que emerge
para proclamar su señorío y divinidad,
al pobre esqueleto que corrompe.
Hipocresía absurda y burda
que impide avanzar.
Hipocresía que pasa por los espejos
y no teme a las arrugas, las estriás
y la vejez.
Hipocresía, creación del intelecto
cretino, errático, perverso, insensible,
empobrecido del hombre,
aferrado a la manía de la existencia.

 

LA HIPOCRESIA
Liliana Lorán
Argentina

Caras se ven y no corazones ,
mi abuela siempre decía,
y a veces tras la sonrisa
hay una daga escondida.

Hay una palabra queda
una mirada huidiza ,
tras la máscara inefable
que asegura simpatía.

Se compromete el honor
en aras de la falsía,
con tal de poder lograr
una meta perseguida.

Y muchos son los caminos
que sirven de senda y guía,
a quien se vale de engaños
seductores y mentiras.

Quien adula cortésmente
miente mientras su osadía,
especula hábilmente
con las gracias conseguidas.

En suma solo es posible
dignificar esta vida,
viviendo con la verdad
sin falacias permisivas.

Mirando siempre a los ojos
la frente alta y erguida,
la sinceridad del verbo
y transparencia en la risa.

Cuando caiga el egoísmo,
la soberbia y toda envidia,
ya no existirán motivos,
que asistan la hipocresía.

LA HIPOCRESIA
(acróstico)
José Luis López
Puerto Rico

L-amentos fingidos salen de tu boca
A-sfixia provoca tu banal ironía

H-ospedas paranoia de tu mundo
I-diotez te has de estar y proyectar
P-esadez se siente cada actitud que das
O-bras por caridad a precio de mezquindad
C-argas deshonra en tus palabras
R-isa burlona por presumir quién no eres
E-ngendras infidelidad de tus acciones
S-educes vilmente a cualquiera en tu andar
I-racundo se comportan todos los que te conocen
A-squeas aburres con tu escasa credibilidad.

HIPOCRESÍA
María Josefina Lugo García
Venezuela

La fosca arropó mis sentimientos
àvidos de sorpresa, 
al percibir tu presencia solapada
entre las caricias y momentos rosa,  
Departías un idioma seductor
que enlazó mi vida en una bruma 
espesa de falsedades. 
¡Eres tú hipocresía! 
La que me trasbordó de la mano 
a confundir mis momentos,
presa de tu carátula embadurnada
de colores y quimeras. 
Eres una mueca envuelta  
en un mundo de tinieblas 
del que quise salir y no pude,
Me llevaste a  parajes inhóspitos 
que creí floridos, 
me enseñabas la risa 
y de allí saque el llanto, 
los caminos eran abismos
que hundían mis pasos, 
Por ti sucumbí ante el dolor 
de perder el amor ceñido
con el manto de la expiración  
de sueños inútiles. 
¡Hipocresía cuánto daño has hecho! 
Eres anzuelo experto en lapidar el amor.

 

FILOSOFÍA DE LA HIPOCRESÍA
Décima meridiana
Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
Guatemala,

Es,  mentir, no ser real
de filosófico encuentro

Al traspasar el umbral
nos vestimos con disfraz
de hipocresía casual
sin  asentir voz  veraz

cubrir que llevamos dentro
pues hemos ser transparentes
a pesar que siempre mientes
queriendo ser siempre el centro.

HIPOCRESÍA
Cristina Noguera
Argentina

Estás bordada de miel
pero tu sabor es amargo.
Estás vestida de alegría
y escondes la oscuridad.
Con una máscara de bondad
cubres tu rostro de diablo.
La hipocresía ensucia
los versos
de la vida
con charcos de mentiras.

 

PERSONALIDAD HIPÓCRITA
Raquel Olay de Leanza
Argentina

Yerba mala que envenena
el corazón y la mente,
con un dulzor ponzoñoso
acaricia mientras miente.

Exige de los demás
virtudes que ella no tiene,
falsa por donde la miren
finge un amor que no siente.

Se esconde tras una máscara
para cubrir sus patrañas,
muestra un gesto amigable
y apuñala por la espalda.

La traición y la venganza
son sus más fieles aliadas,
su soberbia es infinita
busca atraer las miradas.

Ante una persona hipócrita
se pierde toda confianza,
puede prometer enmendarse
pero siempre suena falsa.

Si descubren sus engaños
pierde su compostura,
no soporta la verdad
siente que la verdad la desnuda.

 

«HIPOCRESÍA»
Sarah Petrone
Argentina

Alguna sonrisa desnudó con disimulo,
aflorando en el gesto conocido,
fingiendo hasta el hartazgo  en un discurso
que hiere a la verdad  y sus designios.

Ocultando la naturaleza de su yo,
en la burda lisonja y su mentira
porque ya no la sostiene. Sin razón
ambiguos cumplidos lo desvisten.

La crítica. Mordaz hipocresía
es la tóxica condición que lo esclaviza
en el lento desgaste que corroe
una relación que pudo ser distinta.

Entre la lógica y lo ilógico vagamos
pero en lo oscuro, el inconsciente minimiza
quizá porque es más simple el ignorarlo.
Enfrentar una ruptura es ya risible.

Y sin embargo, humanos como somos,
inmersos en el mundo convivimos
los unos, los que vamos como hermanos
y los otros que como hipócritas, resisten.

 

DOBLEZ

Susana Piñeiro
Patagonia Argentina

Sonreír en apariencia aún sin estar de acuerdo
asentir por conveniencia tan solo por complacer;
fingir lo que no se siente, alabar por cumplimiento,
así vamos mutilando la honesta esencia del ser.

Es triste que usemos máscaras que ocultan nuestra verdad
porque oscuras emociones nos torturan sin piedad
y no poder disfrutar del bienestar de los otros
por vivir una carrera de competencia infernal.

Necesitamos volver a la inocencia del alma
que en su humildad se percibe ni más ni menos lo que es
y agradecer el regalo que con generosidad
nos ha donado la vida para el bien de los demás.

¿Acaso entre sí las aves, se comparan en su vuelo…
o las florcitas del campo ansían sobresalir…;
o se esfuerzan las estrellas por brillar más que las otras
solo para ser notadas en mansas noches de Abril?

¡Ay! Si tan solo pudiésemos ser como Dios nos creó
y con gozo agradecido, alegrarnos en Su Amor…
¡qué dicha conocería este mundo tan herido
envuelto por tanta intriga, chisme y dañina agresión!

Quisiera en cada mirada ser capaz de descubrir
la transparencia del alma de quien esté frente a mí
pues si las palabras logran tapar viles pensamientos,
nunca podrán nuestros ojos desdecir nuestro sentir.

Hay un modo muy sencillo para desenmascarar
al Mal que se ha disfrazado y al Bien intenta imitar,
y es observar a conciencia, vida, obra y proceder,
los frutos no contradicen al árbol que les dio su ser.

 

HIPÓCRITA Y AVENTURERO
Lidia Leticia Risso
Argentina

Disfrazado
de sueño posible,
vendedor de globos
y payaso milagrero
Hablador
incansable,
de paisajes austeros,
escalador de montañas
y buceador,
en los mares
más severos
Pensador
incansable,
de mentiras inagotables,
hipócrita y aventurero
Inventor
de cursos de identidad,
para engañar
a los ingenuos
y no declina
en la adversidad,
porque es un embustero
Engañador
absoluto,
amigo de lo usurero,
trabajador incansable,
de lo que no es verdadero’’

 

SOBRE LA HIPOCRESÍA
Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez
Mérida-Venezuela 

Despreciada será la hipocresía
porque pone careta al sentimiento
al vestirlo de luz, sin fundamento,
ocultando sin miedo la falsía. 

Quien se empeñe en buscarle cualidades,
que nunca muestre su angustiado ser
porque tendrá que darse a conocer,
como un propiciador de irrealidades.

Nunca caer en esa situación,
y que se imponga siempre la razón,
es algo necesario y conveniente. 

El hipócrita vive en confusión,
y poco a poco pierde la visión
de una vida mejor y consecuente. 

LA HIPOCRESÍA
Hildebrando Rodríguez
Mérida-Venezuela

La hipocresía surgió de lo perverso,
del lado más obscuro del humano
y es por eso que no se da la mano
con el buen proceder sencillo y terso.

Es prototipo de lo que es adverso
y cabal ejemplar de lo mundano,
que disfruta ejerciendo lo pagano
cuando muestra normal, lo que es inverso.

Como las actuaciones de falsía
las trata de cambiar escaso ingenio,
podrán seguir vigentes todavía; 

Pero solo será la fantasía
la que siga privando en un convenio,
donde aparezca la existencia mía.

 

HIPOCREISA
Rosa Inés Vanni de Romero
Argentina

Máscaras, caretas
Que muestran bondad
Y simulan generosidad.
Que sonríen y lloran
Que prometen y mienten.
Juegan a la verdad
Se esconden
Se disfrazan
¿Pero que hay detrás?
Nunca lo sabrás.
Te dicen lo que tenés
Que hacer ,pero ellos
No lo hacen.
Pretenden ser
Lo que no son.
Mienten con facilidad
Actuan con habilidad.
Huye del hipócrita
Nunca conocerás
Su verdadero rostro.

COPLA REAL CONTRA LA HIPOCRESÍA
Beatriz Villacañas
Madrid-España

No seas hipócrita, bicho,
sirve a toda la verdad,
haz esto que ahora te he dicho,
ya no te llamaré bicho:
seremos en hermandad.

Aunque «bicho»; te he llamado,
lo llamo a la hipocresía,
no te sientas insultado:
de mi voz se me ha escapado
por dolor junto a energía.

Virus es la hipocresía,
el bicho aliado del mal,
juntos ensucian la vía
de la vida en bonhomía.
El mal y la hipocresía:
ellos son tal para cual.

Mas el Bien es necesario:
da a vida humana bondad,
con honradez y el Rosario
nos da valor planetario
en servicio a la Verdad.

HIPOCRESIA
Ady Yagur
Israel

Hay males que rondan de cerca
vicios que pervierten a humanos,
cuando poetas cantan a pueblos
 son ecos de paz, dando la mano.

Hipocresía que pierde a los amigos
clavándoles puñales en el pecho,
nunca tiene razón entre honrados
hiriendo el corazón de inocentes..

Hay una voz  sabia que nos llama
es la conciencia  gran compañera,
que nos guía siempre en la vida
haciendo al mundo más sano..

Hipocresía palabra que desgasta
el sentimiento creativo de los niños,
ellos son el futuro entre nosotros
no dejemos que ella nos pervierta..

HIPOCRESÍA
Adolfo vasco Zabalza
Argentina

Hipócrita aquel que trata
de parecer ofendido,
frente al acto cometido
por una asquerosa rata,
cuando el crimen se delata
siempre alguno ha de sufrir,
solo a Dios hay que pedir
que, a los ángeles terrenos,
por inocente y por buenos
en gloria deben vivir. – 

No es necesario nombrar
a víctimas ni victimarios,
ya los diarios un rosario
de datos supieron dar,
nadie se puede asombrar
de tantos desvíos mentales,
en humanoides demenciales
que hasta a sus hijos denigran,
y con sus actos peligran
contagiar a los normales. – 

Un mundo de hipocresías
es el que estamos viviendo,
con hipócritas defendiendo
a rufianes de averías,
pero ya vendrán los días
en que el sol calentará,
el honrado caminará
con su frente bien altiva,
y el Eterno desde arriba
su bendición le dará. –

El hipócrita se esconde
detrás de su investidura,
queriendo tener altura
dentro de su “sociedad”,
cuanta y cuanta suciedad
los envuelve por taparla,
si se sabe, hay que sacarla,
y con ese acto humano,
el hombre será más sano
y Dios cuidará de su alma. –

Hoy la patria está viviendo
la hipocresía latente,
de un sinnúmero de gente
enriquecida mintiendo,
hipócritas que sonriendo
por un título amparados,
las monedas le han sacado
para sus arcas llenar,
a quien siempre sin dudar
por derecha ha caminado. –

Ya ven que la hipocresía
Nos envuelve diariamente,
en casos muy diferentes
como vemos día a día,
no hagamos de la falsía 
nuestra meta cotidiana,
breguemos por un mañana
donde el amor y el honor,
han de ser la hermosa flor
que perfume mentes sanas. –

El hipócrita aparenta
tener posición ganada,
con sus ropas refinadas
que valen más de la cuenta,
pero deben darse cuenta
que a ese sapo nadie traga,
los que vienen de la nada
son muertos resucitados,
y hoy son los acaudalados
que la hipocresía hermana. –

Este escrito no es poema,
solo decires rimados,
de un abuelo consternado
por casos que dan mucha pena,
la vida nos envenena
con los males que pululan,
cuidemos a las criaturas
a los jóvenes y abuelos
viviendo con luz de cielo
en un mundo de ternura. – 

                               
 LETRAS DEL ANDÉN VILLA MERCEDES (SAN LUIS) ARGENTINA

LA HIPOCRESÍA
Judith Lilian Bocco

Imagino a Jesús con los hipócritas,
indignado ante aquellos mercaderes
de la suprema gracia su Padre
allá en el templo de los fariseos.
Bien Dante en El Infierno los coloca
en el círculo octavo, sexta fosa,
con sus capas de plomo revestidas
de fino, puro y muy brillante oro.
Son de falsía el perfecto símbolo
con esa doble faz de la apariencia
de correcta actitud y honesto rostro
que oculta perversos pensamientos.
Ellos son los amigos fraudulentos;
son la escoria social más despreciable.
Representan el engaño y la mentira,
y cargan su deshonra ante la gente.

HIPOCRESÍA
Aldo Javier Calveyra

Es un rostro vacío
con los ojos partidos
deambulando de espaldas
por caminos inciertos.
Tiene la voz opaca
porque hay una tormenta
en su mesa de noche
que cortan los silencios
con navajas de fuego.
No proclama verdades
porque bebe mentiras,
se dormita en una árbol
sobre un colchón de ortigas.
Nadie sabe que tiene
un agujero en el pecho
donde cuelgan espejos
con los ojos partidos.

LA HIPOCRESÍA. TROVAS
Teresita Morán Valcheff

Es un golpe a la ilusión
descubrir la hipocresía
si uno le tiene aversión
al doblez y a la falsía.

Hipócrita! No lo quieres
y con él te casarás.
No te importa si lo hieres
pero pronto sufrirás.

¡Qué corazón desleal
escondían tus modales!
Eras el hombre ideal
para mí ¡ ya nada vales!

Fingió ser bueno y virtuoso
como todo buen cristiano
pero su actuar engañoso
se sabrá tarde o temprano.

Es un mal la hipocresía
muy común en todo el mundo
como plagiar poesía
con un descaro rotundo.

El político taimado
a la gente le promete
un futuro venturoso
y a su poder la somete.
¡Ay! Del hipócrita huyamos
pues no es buena compañía
es mejor que solos vamos
¡bajo el sol con alegría!

DECEPCIÓN
Roselvira

Me decepciona la flor cuando marchita
la belleza de la nieve con su mano de hielo.
El gajo que planté con amor y la tierra no germina.
El odio, cuando hace tanto daño.
La hipocresía vestida de sonrisas.
La muerte que agazapa con vestidos de sombra.
La falta de luz en el ojo que no mira.
Me decepciona tu mano que no acaricia mi piel
tus ojos tan lejanos y míos.
Tus miedos,
mis miedos,
la inseguridad,
la cobardía.
El abismo que se abre,
que se abre y separa.

Y tú del otro lado, cada vez más lejos.
Me decepciona la materia, el ego,
la pasión dormida
Pero ,me alientan las almas
que no saben de tiempo,
que no saben de espacios,
que traspasan fronteras
y fundidas se hablan,
sin dolor de cadenas.

 

3 comentarios en “POESIAS LA HIPOCRESIA”

  1. La hipocresía es un tema sumamente doloroso y muy común en los comportamientos y conductas de muchos seres humanos que ya se han acostumbrado a fingir para obtener réditos o lograr escalar posiciones, por ejemplo. Gracias querida Eunate por la publicación a los escritores de Letras del Andén.

    Abrazo grande, Teresita Morán Valcheff

    Responder

Deja un comentario