POESÍA INJUSTICIA SOCIAL

 

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España

Octubre  2.020  nº 36

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO PORTUGUESA

 

COLABORAN: Irene Mercedes Aguirre (Argentina).-Teresita de Antueno (Argentina).- Leonor Ase de D´Aloisio – (Argentina).-Angelina Sara Baca (México).-Carlos Benitez Villodres (Málaga-España).-María Beatriz Bolsi (Argentina).- Beatriz Camacho (Argentina).-María Elena Camba (Argentina).-Libia Beatriz Carciofetti (Argentina).-Favio Ceballos- (Argentina)J. Félix Cruz Gutiérrez.(México).-Mae de la Torre (Ecuador).- Liliana Escanes (Argentina).- Carlos González ( Charlitos)-(Argentina)-José Lissidini Sánchez (Uruguay).-Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano (Guatemala )..- María Cristina Noguera -(Argentina).- Susana Piñeiro (Argentina).-Antonia Russo (Argentina) .-María Rosa Rzepka  (Argentina).- María Sánchez Fernández (Übeda-España).-Hilda Schiavoni (Argentina).-Alba Lilia Yobe de Ábalo (Argentina).-Circulo literario Letras del Anden (Villa Mercedes-Argentina).- Myriam Astudillo.-Judith Lilian Bocco.-Aldo Javier Calveyra.-Nilda del C Guiñazu.-Carmen G. Lucero de Palma.-Teresita Morán Valcheff.-Titi Otazu.-Roselvira Soda.

UN NUEVO RUMBO
Irene Mercedes Aguirre
-Argentina-

La injusticia social estalla y clama,
por tantos desatinos y ambiciones
que oprimen a los pueblos ¿Qué razones
provocan sin cesar tamaño drama?

Todos somos humanos. Merecemos
ser tenidos en cuenta como pares,
y atender, diligentes, los pesares
de la mejor manera que podemos.

El cambio es necesario y es urgente:
brindar el corazón al afligido,
volcar el interés hacia la gente.

Un rumbo nuevo empieza y da sentido,
a la hermandad humana inteligente,
¡libre al fin de opresor y de oprimido!

REBELDÍA DEL HONESTO
Teresita de Antueno
-Argentina-

No quiero que me compren
ni quiero que me vendan.
No quiero ser espalda: 
Yo quiero ser cabeza. 

Detesto que el desprecio
del mal sobre las gentes
se vista de cordero 
y pasee libremente. 

Rechazo que en el nombre
de falsas libertades 
corrompan, mientan, dañen
con toda impunidad.

Que al limpio digan necio
y al necio lo disculpen,
que al tosco no le enseñen
 y al sabio no lo escuchen.

Antiguo al de principios
y pacato al decente;
al impúdico, osado,
y estúpido al valiente. 

Que el mal sea relativo
y el bien sea impotente;
 que al justo digan cruel 
y raro, al diferente. 

Porque nunca podrán
aquellos que no tienen
la verdad en los labios
y ante todo, en la mente, 

el bien de los demás
como meta presente,
sino su propio servicio
como único aliciente 

hundirme ni quebrarme,
mentirme ni vencerme,
callarme, adormecerme
 o leyes imponerme. 

No voy  ser el pasto
de oscuros intereses.
¡Aún habla mi conciencia
y mi corazón siente! 

INJUSTICIA
Leonor Ase de D´Aloisio –
Argentina-

Injusticia es no poder disfrutar
del aire puro y el sol, en estos
bellos  días de octubre

injusticia es no poder reunirnos
con familiares y amigos
y que mayor injustica es la de
no poder despedir a un ser querido,
cuando parte en ese viaje sin regreso.
También hay que reconocer
que esta pandemia es una
injusticia… SERÁ?
o tal vez es un juego didáctico
de nuestro creador, para
que vayamos aprendiendo
a vivir con menos cosas, con más
solidaridad y amor, por los demás
con calma y si atropellos
ser brisa mañanera deleitándonos
en cada acontecer del día, como
en una novedad, única, nueva
fluirnos con paciencia, lentamente
conocer nuestro entorno y gozar
los regalos de la vida plenamente
besar mucho a los hijos, al esposo o / sa
perdonar los errores, como Dios
nos perdona a nosotros
tal vez es una utopía creer que la poesía…
sí, sí, creamos, creamos que la poesía
puede desde cada verso invitarnos a la
¡¡¡JUSTICIA.!!!

LA INJUSTICIA SOCIAL.
Angelina Sara Baca
México

Es un problema tan hondo
que despierta indiferencia
y mata nuestra conciencia.
Todo tiene un gran fondo:
busquemos en el trasfondo
para encontrar las razones
que motivaron acciones
para subir la balanza
y llenarse de bonanza
aún matando ilusiones

INJUSTICIAS SOCIALES
Carlos Benítez Villodres
Málaga (España)

La injusticia social crea pobreza
y pavor en la esencia meritoria
de las fuentes que ansía la victoria
de la alegría sobre la tristeza.

En el crisol de sal de la torpeza,
el prepotente logra, con euforia,
impregnar a los ríos de su escoria
en medio de esta selva que bosteza.

Deidades negras siempre son traidores
a los pueblos, por ellos, calcinados
por la guadaña de los dictadores.

El cieno brota de los alentados
huracanes que muestran sus rigores
al corazón de los acantilados.

LA INFANCIA DESPOJADA
María Beatriz Bolsi
Santa Fe-Argentina-

Visten con ojos afiebrados
sus miedos de ceniza.
Duele la vida
tras los muros urbanos.
Humo, chapas y
piedras
limosna necesaria
del no pan de cada día.
Duelen sus grandes ojos
sus cabellos chuzos
sus brazos descarnados.
Duelen los harapos de sus sueños de pan
y cama tibia.
Sus pasos errantes de frío
con un cielo sin rayuelas.
En ese lado del mundo
siembra el viento
árida dimensión de la pobreza.
Gurises del olvido
de los pies en el barro
de la escuela negada
del hogar, la cama, el calor, de los otros.
Siempre de otros.
Tan poco cielo
y tanto miedo
rondando

las calles de la escarcha.
Golpea la certeza.
Cobijan más muerte en la vida
que en la propia muerte.

ESTADO DE COSAS
Beatriz Guadalupe Camacho
-Argentina-

Embardunada de literatura,
mientras
Latinoamérica intenta estallar
y los “seres” promueven cultura
y los niños mueren asombrados
ante tanto muerte,
trato de encontrar
los rayos verticales del sol.

Los almanaques sudan
una jornada más.
“Alfonsín plantó un palo borracho en la India”
y yo naufrago en medio del verano
mientras busco nuevamente
la luz.

Cómo explicar el margen de los extremos:
la cuerda floja de lo claro
y las tinieblas de la sombra.

II
En la mitad del éxito
en el costado exacto del estío,
aún allí,
en el fondo,
en el instante último,
aun allí
donde los árboles perfuman las auroras
de la ciudad saturada de extremos,
la fresca parra de un suave atardecer,
la ternura de un beso recién amanecido
y los niños temblando de frío,
acurrucados
bajo dos ojos descaradamente tristes;
aun allí

donde se esconden las mil caras del miedo
y los trigales incendian de luz
los amplios campos;
aun allí
donde las prisas cuelgan corazones de las paredes;
aun allí te descubro,
me detengo, te canto.
Aun allí
donde con las palomas se elevará tu historia,
aun allí,
América,
tu soledad estalla.

 

A VOS
María Elena Camba
Argentina.

Permanecés en las sombras
ovillado en una esquina
tu perro callejero da abrigo
a tu cuerpo mancillado

Arropado con bolsas o diarios
Peleando el crudo invierno
perdiste el horizonte
ante tanta adversidad

¿Qué historia se oculta detrás?
¿Qué te llevó a arrojarte hacia la nada?
¿El desencanto, las drogas, el alcohol
ó fue la sociedad que te fue quitando todo?

A veces paso rápido para no verte,
otras arrojo culpable una moneda,
te miro y no quiero preguntarte.
Y me duele el despojo,
me duelen tus pies descalzos.
Me duelen tus heridas,
me duele este miedo
de mi misma al ignorarte.

Hasta me duele mi casa,
el calor de mi hogar
Todo lo que tengo,
cuando vos no tenés nada.

INJUSTICIA
Libia Beatriz Carciofetti
Argentina.

Injusticia es ver la gente
que no tiene que comer
cuando un rico prepotente
la pretende someter.

Injusticia de gobiernos
que se sienten soberanos
Llevándose a los infiernos
a sus países hermanos.

Injusticia de soslayo
mirar que sufre el hermano
convirtiéndolo en lacayo
sin extenderle una mano.

Injusticia en lo social
es llenarse los bolsillos
traficando en lo moral
y alardear en banquillos.

Injusticia tan antigua
como sufrió Jesucristo
condenación tan ambigua
y sin un juicio previsto.

TRIUNFO DE LA LUZ
Favio Ceballos

Argentina

(injuria social & socios de justicia)

«… y así, me apalearon y me echaron fuera./ y su risa fue como un agua hirviente,…»
«…el santo de Asís no le dijo nada. Le
miró con una profunda mirada…»
Rubén Darío.

Si propones un cementerio,
nosotros un vientre fecundo.
No tienes sentido ninguno.
Nosotros: el adn del alma,
el quinto elemento del cambio,
la conexión con el cosmos.
En esta sucursal de Dios,
que tanto te asusta,
el parto planetario
disuelve las intenciones del mal.
Somos el gran cuerpo estelar de luz
unidos a la tierra
desvanecemos la sombra con nuestra presencia.
Nuestro genoma es angélico,
somos transmutadores sin dogmas
elevando la frecuencia
para que escuches la música de las esferas.
La mente es biblioteca
y sólo el corazón es el maestro
muestra ahora tu mensaje por los ojos
del alma.
Bendice las piedras de la tierra
Somos las gotas de agua de mar
que vienen a limpiar tus mejillas
sucias de mirar lo obsceno.
Las hojas del libro de la vida
se iluminan con nuestros nombres.
Las formas del mal se arremolinan
en colapso final.
Pierden su encarnadura…
le dijimos no, adentro y afuera.
Hemos dicho Sí
a la libertad que nos próspera.
El río de vida
de la madre tierra nos reúne.
El mal chilla de miedo…
retornamos al origen
La separatidad desaparece.
Retírate del absurdo
ofrece a la luz tu ser.
Nace el tiempo real
y la mentira ve romperse
los cristales de su reloj de arena.
Nuestras palabras son el cantar agradecido que corta
las cadenas del tiempo.
El miedo se retira
tras la frontera del olvido.
Los que se aferran a las realidades obsoletas
son arrojados al seol.
Damos las gracias
y despedimos al enemigo.
La verdad es la justicia del corazón
que siempre sabe.
La cómoda injusticia de la mente
cava la fosa en su propio funeral.
Sólo quedan los hechos de amor
que construyeron el reino sobre
la piel de la tierra.

EL NIÑO PRESO
Autor. J. Félix Cruz Gutiérrez.
México

Mamá porque me condenas
a estar preso desde niño,
porque mejor no me dejas
Irme con mis Abuelitos,
quiero salir de las rejas
pues yo no tengo delitos.

Yo no sé qué está pagando
ni porque se encuentra presa,
cuando yo te veo llorando
es muy grande mi tristeza,
quisiera salir volando
pero yo no tengo fuerza.

-Tú no sabes lo que dices
quítate esa idea de la cabeza,
a veces me siento triste
por lo que la gente piensa,
no estoy aquí porque quise
fue en legítima defensa

-Tu ya estabas en mi vientre
y parte mía te sentía,
te defendí de la muerte
era lo aquel quería,
fue el destino o fue la suerte
era su vida o la mía.

-Y si, pensé en este momento
que tendría que llegar,
es muy feo lo que siento
y aquí no puedes estar,
es duro el confinamiento
y lo tengo que aceptar.

-Porque Madre, aunque te duela
se la vida de los presos,
déjame ir con mi Abuela
que iré en busca de progreso,
voy a meterme a la escuela
yo te juro que regreso.

-Écheme su bendición
que eso para mí es sagrado,
pondré gran dedicación
yo quiero ser Abogado,
para sacar de prisión
a todo el que es condenado.

-Quizá Madrecita mía
veas mi sueño lejano,
pero te juro que un día
usted saldrá de mi mano,
quiero darle esa alegría
porque de verdad la amo.

-No llores viejita linda
que este no sea motivo,
usted nunca se me rinda
por favor yo se lo pido,
con la ayuda que Dios brinda
cumpliré lo prometido.

-Que Dios te bendiga mijo
aquí te estaré esperando,
llévate este crucifijo
a ti te lo estoy guardando,
el Cura me lo bendijo
antes de aquel trago amargo.

-Y si Dios te da licencia
de que triunfes en la vida,
por mí no tengas vergüenza
que yo no soy homicida,
y grábate en tu conciencia
que tu Madre no te olvida,

Los años así pasaron
y aquella infantil promesa,
es un anhelo forjado
para aquella Madre presa,
donde un joven Abogado
pudo llevar su defensa.

MIRADA SOCIAL DESDE EL ARTE
Mae de la Torre
Euador-

No es suficiente la pintura
ni el verso que los dedique
a los niños de la calle
a los desamparados, huérfanos y abandonados.

Sin embargo pintar y escribir por clamor y amor sentido
al ver cuantos seres desvalidos
es un lenguaje que concita atención para ser protegidos.

No es dable vivir sumidos en egoísmos
y dejar que cualquier congoja percibida
sea superada por vanos objetivos.

Los gritos y angustias en las calles
en los campos y suburbios de la urbe
deben quedar grabados
cual cicatrices por el alma percibidas.

Ardientes de tristeza quedamos invadidos
al recordar que los seres caídos
no se llenan ni se nutren de arte y poesía
más, si son denuncias latentes para el bien requeridos
como también un aporte de belleza que a la vida engalana.
Si la búsqueda del bien es nuestra esperanza
dejemos que toda manifestación de arte quede sublimada
y se queden en vacío las ejecutorias que sean vanas.

Debemos entender que la gloria viene sólo del cielo
no envilezcamos nuestro real intento
todo lenguaje de amor, paz y ensueño
son ideales clamados con empeño.


SEPTIEMBRE 2020
Liliana Escanes

-Argentina-

La luz del ocaso refleja
en la pared del pasillo…

Sin duda, por algo es el pasillo de luz…
Siempre está inundado de luz…
Y luce bello, luminoso, sereno…
Alegre… con las plantas que se encuentran en él…
Las nubes fueron blanquísimas y alargadas, hoy… delicadas…
La brisa, leve y fresca…
Aromas a tréboles y malvones…
Colores y aromas se mezclan en el jardín
y en el huerto… Colores y aromas… Flores, flores…
Y nostalgias… Y esperas… Y preguntas…
Siempre preguntas… Y nunca respuestas…
Ya debería estar acostumbrada…
Pero sigo, sigo, afanosamente, sigo…
Esperando justicia… Justicia… Justicia…
Para los padres de la adolescente asesinada en Jujuy…
Para los perseguidos, detenidos, migrantes, refugiados…
Para la Humanidad atacada y herida…
Para los niños vestidos con harapos
y comiendo migajas del piso, como animales…
Eso no es digno del ser humano…
Eso debería espantar a cualquier ser humano…
¡Sobre todo si tiene autoridad para poder cambiarlo o evitarlo!!!…
Pero los gobiernos miran para otro lado…
Y almacenan fortunas mientras otros
se mueren de hambre… O queman las selvas…
O talan los árboles… O desmontan la Amazonia…
O maltratan animales… O matan a seres humanos…
¿Qué mundo es éste que estamos defendiendo?…
¿Qué sociedad?… ¿Qué valores?…
¿Se acordarán, algunos poderosos, que existen los valores?…
Es claro… ellos los tienen tergiversados…
“Adaptados” a sus gustos y necesidades…
¡Qué espanto!!!… ¡Qué crueldad tan grande¡…
Yo me desahogo escribiendo… Y no me detengo…
Estoy cansada. Hago muchas cosas…
Pero sigo… No me detengo…
La luz del ocaso refleja
en la pared del pasillo…
Sin duda, por algo es el pasillo de luz…
Siempre está inundado de luz…
Y luce bello, luminoso, sereno…
Alegre… con las plantas que se encuentran en él…
Liliana escribe… Escribe… Escribe…
Y espera amaneceres luminosos y nuevos…
Cielos abiertos y claros… Aguas puras y cristalinas…
Aves que surcan el espacio…
Veloces… Veloces… Veloces…
Pero sin miedo…
Ya los humanos, algún día, habrán entendido…
Y si no… si no lo hacen… Peor será para todos…
Ah, me olvidaba… Ya van tres o cuatro días
de ataques bélicos… Allá, en el Cáucaso…
¿Algo más para entremezclar en estos renglones?…
¡Qué bueno sería ser árbol… o flor… o planta… para crecer,
florecer, dar deliciosos frutos, y al fin, desaparecer!…
Pero acá estoy y debo escribir…
Y debo seguir… Como mejor pueda, debo seguir.

A LOS NECESITADOS
Carlos González ( Charlitos)
-Argentina-

En este impiadoso,
momento.
al cristo de las alturas,
mi rezos he elevado.
He pedido por que, sean escuchados
que estos versos sirvan como reclamo
que ayuden, a los mas necesitados.
Por los que piden justicia,
mi rezo he elevado.
Por los discriminados.

También están incluidos,
en mi listado, los que parecen
que estorban.
cuando pasamos a su lado.
Los discapacitados.
Los que viven mutilados
Los que se les hace difícil,
el mundo que les ha tocado.

Pido también…,
Por los enanos
Por los que se esfuerzan,
en llegar a la meta, arrodillados.
Y quedan a merced de un vivo,
Que lucra con su estado.
Ofreciendo lentejuelas,
A cambio de sus centavos.
Por éstos miserables.
Por eso elevo mis rezos.
También pido por:
Por los que viven postergados,
Desamparados, abandonados
Ovillados en un zaguán sin comida,
sin abrigo, ni zapatos.

Por todos ellos, elevo mis rezos
Sé que Dios los ha escuchados.
Elevemos la conciencia colectiva,
a través del amor, ayudando,
a los mas necesitados.
No hay justicia posible,
si los dejamos de lado.

LOS NECESITADOS POR LA INJUSTICIA SOCIAL
Carlos González (Charlitos)
-Argentina.

Los que llaman desamparados…
Son seres vivos.
Son seres humanos
No son, indigentes
No son, esclavos
Son postergados
Son personas.
Que necesitan todo.
Que necesitan algo
Que necesitan mantas
Ropa y calzados
Algo que abrigue
Su invierno, siendo verano
Amor,
Una sonrisa
Una mano,
Un abrazo
A veces en brazos
de vino barato
caminan tambaleando
Olvidando su presente
y su pasado.
Para ser la atención,
del mundo que los ha abandonado
Sin vivienda, a su suerte
Sin salud,
descuidados.
Son los que estorban,
Los que están sucios
Porque tienen piojos
Porque llevan años
extendiendo la mano
Miremos con misericordia
A ellos que claman justicia
En un mundo despiadado.
A los que llevan años, esperando.
Porque la sociedad los ha
olvidado.

Alcemos nuestro gritos, por ellos
Si nos consideramos, humanos.

LOS NIÑOS DE GAZA
José Lissidini Sánchez
Uruguay

No florecen rosas y tampoco huertos.
Deambula toda alma trastornada.
Brota la sangre jornada a jornada,
las lágrimas, los ayes y los muertos

Causa pavor al corazón abierto,
simiente inocente bombardeada,
y en esa cara sucia, la mirada
sin futuro, paz, sin destino cierto

Siempre cortan los pétalos por suaves
impías manos yermas de justicia
acumulando anónimos los nombres.

Del universo aún no llegan naves,
aterrizando entre tanta impudicia
a salvar a los niños de los hombres.

UN NIÑO
José Lissidini Sánchez
-Uruguay-

Un niño en la basura,
no se puede poetizar.
No hay armonía
ni elección de vida.
Un niño en la basura,
no se llega a interpretar,
como los violines
interpretan a Beethoven o a Mozart.
Un niño en la basura,
no es un ángel,
solo un chico sobre la tierra,
quizá mañana, bajo el cielo,
padre o madre carenciado,
en un mundo de reciclado,
sin salvación.
Un niño en la basura,
se multiplica en niños
que apenas comen, desnutridos
y sin medicamentos,
en un tiempo no de ayer, sino del hoy.
Un niño en la basura
será un hombre, a quien el destino
determinaran en alguna cumbre,
dirigida por un ser distante.
Un niño en la basura,
es el silencio de las voces
anónimas que callan,
un corazón dividido
por una grieta de tristeza,
donde muere una rosa carente
de aroma y belleza,
carne viva del sufrimiento,
que el sol no alcanza a entibiar.
Un niño en la basura, no es un pecado,
solo es un continuo ejercicio
de violencia, por el cual
el mundo sangra y el hombre,
sigue perdiendo su humanidad.

INJUSTICIA SOCIAL
Liliana Lorán
-Argentina-

Justicia social, dos palabras
fáciles de pronunciar,
pero poco practicadas
en la diaria realidad.

Igualdad entre la gente
de cualquier clase social,
es la primera falacia
pues prima la desigualdad

Igualdad mal entendida,
esa, se suele encontrar ,
pues al honesto y al vil
se los trata por igual

El ciudadano decente
tributa por trabajar ,
el vago y el delincuente
viven de su trajinar .

El niño no es instruido
pues la escuela asistencial,
cubre las necesidades,
reemplaza paternidad.

El habitante honorable
vive en inseguridad
porque impunes criminales
hostigan la sociedad.

Quien cumple con sus deberes
convive con la impiedad,
de perder lo que posee,
perder su vida y su paz.

Las víctimas son condenadas
y el victimario en verdad,
goza derechos humanos
que no gozan los demás.

Con las casas enrejadas
y el delito en libertad,
sólo se vive en los pueblos
con injusticia social.

Cuando educación, salud,
la vida en seguridad
sean patrimonios genuinos,
habrá justicia social…


“OH Patria campesina”
Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
Guatemala,

Dolora
¿En dónde están mis aldeas
en dónde estará mi gente,
dónde soldado valiente
pa’defender las estrellas?

Abandonó su terruño
Es su querencia y su todo
Sus lágrimas hacen lodo,
Odia la sangre en su puño.

Se fue para la montaña
Arrastrando a su mujer,
No tiene donde escoger
O le cae la guadaña.
.
¡Es grave su encrucijada!
Su mujer siempre primero:

Si no es por el guerrillero
Es por soldado, violada.

No tiene suerte mejor
Y nadie que lo resguarde,
¡Si huye es un grande cobarde!
Si ayuda es un gran traidor

NI CORRUPTO NI LADRÓN
Soneto Epopeya,
Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
Guatemala.

NI con promesas el pueblo vislumbre
Con desprecio a su raza campesina
al inocente granjero asesina,
así Nuestro Pabellón se va a la lumbre.

CORRUPTO es insoportable toxina
Congreso aferrado a la podredumbre
donde la inmoralidad es costumbre,
virus, que la sociedad no elimina.

NI los poderosos que visten galas
vende-patrias, sonrientes cantan HIMNO
y testimonian sus costumbres malas.

LADRÓN que tergiversa con cinismo
falsa verdad e impunidad señalas,
lento… cavando así tu propio abismo …

LOS HUÉSPEDES DEL HAMBRE
Cristina Noguera
Argentina

Llueve aquí en el alma
cuando veo niños con harapos.
Tejen enjambres de miseria
traen carros con mieles amargas.
Llueve aquí en el alma
veo a los monjes de la pobreza
hurgando montañas de nada
para llevarse panes rancios.
Llueve aquí en el alma
cuando la pandemia lastima,
con un látigo de fuego y dolor
a esos huéspedes del hambre.
En este diluvio me pregunto
qué dioses del infierno,
sembraron estas muertes
en estas tierra de trigales.

INJUSTICIA SOCIAL
Sarah Petrone
Argentina

En estas sociedades desvalidas
donde se vulneran las verdades
saber que la justicia y la injusticia
van paralelamente de la mano,
nos hace comprender que, simplemente
democracia y paz no existen para nada.
Los principios que aprendimos en los libros
se han vuelto irremediable mente sólo en fábulas
e igual que en los cuentos infantiles
como sombras negras del mal
nos envuelven y nos espantan.
Las voluntades de los hombres se mancillan
sin temor a Dios ni al dolor, a las leyes o reclamos.
La misma mano que aprisiona y esclaviza
su propia paz interior, vulnera a cambio.
El derecho a la igualdad no es la avaricia
de un  comercio sin piedad. Y la esperanza
de un mundo mejor, se paraliza.
La frustración, en la ignorancia se arrodilla
y la injusticia social, sin voz, avanza.
Cambió el alma, el corazón, la esencia misma
de la humanidad que desoye los mandatos.
La realidad del desamor estalla en gritos
mientras Dios, en un rincón, sigue llorando.

PERFECTA JUSTICIA
Susana Piñeiro
-Argentina-

Es injusta la vida si miramos de afuera
hay quienes mucho tienen, derrochando los bienes
y también muchos otros  que de todo carecen
luchando día tras día  por ser sobrevivientes.

Gente muy solidaria que se da y compadece
y también egoístas acumulan y más quieren,
ignoran que en la vida, lo que damos nos vuelve
y sembrando amargura, de alegría carecen.

Mas ¿quién sabrá mirar dentro del corazón
donde nace la paz, donde Dios se hace voz,
donde hallamos los dones que endulzan nuestra vida
aquéllos que el dinero nunca jamás compró?

¡Injusto es sólo el hombre cegado de ambición
que lleva su injusticia a cada situación….! 
Que si cada uno fuese fiel a su corazón
habría menos muerte, habría más amor.

NOCHE FRÍA
Antonia Russo
Argentina

Noche fría ,sin estrellas
mi soledad me acompaña
no me aceptan de este modo
mi miseria les asusta,
mis ojos tristes espantan
Solo se que soy igual
y cuando pasan a mi lado
les pido un poco de pan
el que sobra,o esta tirado
No quiero grandes riquezas..
solo un poco de tibieza
Mi mundo esta vacío
sin unas manos amigas,
solo me inunda el dolor,
la soledad,la tristeza,
al ver que pasa la vida
en esta extrema pobreza…

ÉBANO…. A Martin Luther King
María Rosa Rzepka.
Argentina

Yo tengo un sueño. Un sueño de ébano.
Un sueño de justicia, de paz y de igualdad.
Un sueño en que la piel no es la mordaza
separando las razas,
profundizando brechas, por designio fatal

La esclavitud conlleva universos de oprobio.
El esclavo es tan solo una posesión más.
El amo omnipotente decide el excedente
con que a sus pobres bestias pretende alimentar.
Acuerdos y tratados llenando los estrados
no resuelven jamás, el eterno suplicio
que al gusto de patricios los negros sufrirán.

Y las luchas desangran, dividen y descarnan
la pobre sociedad que no entiende que somos
solo seres humanos que caminando van.
Tal vez ponga a mi vida, fin, una bala idiota.
Más no será derrota. La semilla ya está
sembrada en la conciencia. Brotando en las entrañas.
Derribando montañas. Exigiendo igualdad.

…. Y SE ROMPIERON SUS CADENAS
María Sánchez Fernández
Úbeda-España

Siempre anheló ser libre y nunca halló la libertad.
Miró, palpó, escudriñó en su mundo interior, en su propio ego,
y sólo vio una débil marioneta amarrada, zarandeada por los hilos caprichosos del
destino.

Caminó por las encrucijadas y senderos de la vida
cargado de cadenas invisibles que oprimían y oprimían su alma
hasta romperla en gritos de desaliento.

Caminó hasta el cansancio por los estrechos desiertos del espíritu,
y se hundía, y se hundía en las grises dunas movedizas
hasta desaparecer entre ellas para siempre
y quedar para siempre ignorado.

Quiso escalar las verdes montañas de la esperanza,
y nada más comenzar la escalada el peso de su enorme carga
lo lanzó hacia abajo en mortal caída
aplastándolo contra el duro suelo de la desesperanza.

Quiso navegar por las doradas aguas de un mar tranquilo de ilusiones
y su pequeña barca naufragaba y se perdía en los oscuros abismos
de un gran infinito donde todo era silencio.

Gritó y gritó: ¡Libertad! ¿Dónde está la libertad?
Y sólo le respondió el eco de sus propias palabras.

Un día, cuando sus labios quedaron sellados para siempre
con el frío mutismo de la muerte,
su alma, aquí o allá, o no sé donde,
ingrávida y feliz se oyó cantar gozosa:

¡Mis cadenas se rompieron. No lloréis por mí, regocijaos!
¡Hoy realmente encontré mi ansiada LIBERTAD!

BALANZA DE LA IMPUDICIA
Hilda Schiavoni
Argentina

Cuántos cayeron por la injusticia
y la voracidad de la codicia.
Miles de indios se apilaron
y a  los negros haciéndolos trabajar,
de hambre los mataron.
Qué decir de la brujas
que terminaron entre llamas
porque conocían las hierbas
en pro y en contra de la natalidad.
¡Ay del que cayó en la Inquisición!
Fue macerado con mucho dolor.
Pobres los que transitaron las guerras
y que fueron reducidos
con mucho pavor.
Pobre la humanidad,
se ve por doquier,
la justicia no es reina
y se premia
al que no vive bien.
Misericordia con los pobres
pero las vituallas para ellos no son.
Manifestaciones pidiendo justicia
pero la impudicia no la brinda,
el muerto yace en el hoyo
Y el asesino vive sin embrollo.

LOS ÁNGELES GRISES 
Alba Lilia Yobe de Ábalo
Argentina-

Allá van…
Los ángeles grises trotacalles,
la angustia retorciendo sus entrañas,
compartiendo mendrugos
y el hálito caliente
cuando las sombras frías devoran
los últimos destellos de luz.

Sus rasuradas cabezas
enmarcan la pena
que escapa hiriente entre parpadeos
y encorva con vergüenza sus espaldas.

El niño-adulto
de edad más corta que su pena,
carga con el hermano
que le pusieron a cuestas
por ser mayor
y lo lleva a rastras
como lleva sus sueños
su pobreza, sus perros…

¿Cuál es su horizonte?
¿Dónde anidan sus sueños?
¿Qué fuerza interior
los sostienen esperanzados
para transitar la vida?
¿Por qué otro mundo,
si somos de la misma greda…?

CIRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN.

INJUSTA INGRATITUD
Myriam Astudillo

Fue la primera víctima de la humana injusticia,
dio en la cruz y pasión, por el hombre, la vida,
supo de la tribulación de enfrentar la mentira
de Pedro, el galileo…negación advertida,
de Judas la traición y Agustín dudaría
de su resurrección…de su misión salvífica.-
Desde alguna montaña su palabra encendida
o desde Betsaída, o en la Pascual Vigilia,
multiplicó milagros y predicó su mística.-
Aceptó ir al Calvario que a la Creación redima,
ejemplo de obediencia y entrega que algún día,
llegara hasta el final de los tiempos en ruinas,
desbordando las manos de la esperanza ¡ viva !.-
Inevitablemente aquella profecía
ha de cumplirse ¡ hermanos !, cada sílaba…¡ íntegra !
y el Señor, dueño eterno de la sabiduría,
dejó la Redención en manos de María.-

NIÑEZ DESAMPARADA
Judith Lilian Bocco

No hay símbolos ni banderas:
comunidad que nos salve,
si no se protege a un niño
desamparado, sin padres.

No hay discursos ni elocuencias,
tan sólo promesas vanas,
si no se alimenta al niño
que está hambriento y solitario.

No hay argumentos que valgan
ni una excusa que se entienda
si no se lo asiste al niño
que está sufriendo en ciudades.

No hay justicia verdadera
si no se incluye y cultiva
a ese niño desvalido
abandonado en la calle.

No hay moral, ni vergüenza,
tan sólo seres impíos
cuando se acepta que un niño
viva en la peor indigencia.

Hay una Patria cautiva
y poderosos sin alma
si se permite que un niño
se corrompa por los medios.

ESTE JUEGO DE BARAJAS.
Aldo Javier Calveyra

Este juego de barajas
al que fuimos invitados,
ya están marcados los naipes
por el crupier del destino.

Por ejemplo si en el truco
nos toca un siete de espada
seguro que al que gobierna
ya tiene el ancho de bastos.

Si cuando entregan las sobras
a pobres desamparados
se están cobrando con creces
el pan marchito y gastado.

Si por casualidad divina
Te toca el ancho de espadas
este viene con dos cuatro
que no copa ni primera.

Y cuando se buscan votos
el bondadoso Rey Mago
anda entregando limosna
entre el barro y la miseria.

Y si por suerte divina
logras ganar la primera
seguro que para el truco
estás llegando desnudo

INJUSTICIA SOCIAL
Nilda del C. Guiñazú

De sol a sol la esperanza es un sedal roto
donde la balanza de la injusticia oscila,
es acusación y testimonio de impunidad.
La soledad calla en sombrío silencio.
La desocupación es un boceto
de naturaleza muerta.
Cada aurora trae una plegaria nueva.
Una súplica. Inapelable. Fatal.
Hay un niño que muere de hambre.
Hay una mujer golpeada.
Hay un hombre que duerme en la calle.
Hay un anciano que grita socorro.
El anhelo es como un náufrago
que ha encontrado una tabla,
un madero, una cruz ,
se aferra con el alma
en insidiosa ilusión interminable.
Y la balanza sigue la nueva ordenación
Corrupción. Violencia. Iniquidad.

INFANCIA OLVIDADA
Carmen G. Lucero de Palma

Niño de mi escuela, oigo tus silencios/ cayendo en sollozos y llantos amargos/ pero sé
que el mundo te guarda un espacio/ déjame que intente siquiera buscarlo”.
Del libro “De Tierras Puntanas”, Niño de mi Escuela. Autor: Polo Godoy Rojo.

Es muy largo el camino para tus pies pequeños
pero igual lo recorres jugando con tus sueños
atesorando los rayos del sol que te acarician
y colorean el sendero que te lleva a la escuela.

Hoguera pastoral para la pena tibia
la patria olvidada en tu infancia pobre
fuente de vida tus grandes ojos tiernos
que recorren la tarde a galope lento.

Pajarillo del monte tus murmullos alados
mientras devoras la huella polvorienta
que te lleva a la esperanza de un mundo mejor
desde la humilde escuela y el noble maestro.

Las adustas serranías en cándido paisaje
acompañan el tranco lento del caballo manso
que lleva de regreso al niño a su hogar.

LA INJUSTICIA SOCIAL, TROVAS
Teresita Moran

Qué injusto es ver a la gente
sumida en honda pobreza.
Tengo grabada en la mente,
de sus ojos, la tristeza.

Tanta tierra sin arar
esperando las semillas
que el hambre puedan saciar
de los pobres de las villas.

Acumulan sin cesar
plata y oro en gran medida,
sin detenerse a pensar
en los niños sin comida.

Es muy triste ver a un niño
pidiendo un trozo de pan,
solo, pobre y sin cariño,
sobrevivir es su afán.

La miseria combatamos
y la injusticia en el mundo.
La niñez que tanto amamos
crecerá en amor profundo.

Es muy triste ver a un niño
pidiendo un trozo de pan,
solo, pobre y sin cariño,
sobrevivir es su afán.

Elevemos el clamor
al buen Dios por la injusticia,
que se acabe el desamor
y del hombre la avaricia.

Pablo Sexto lo proclama:
Si hay desarrollo, habrá paz
y los pobres a los que ama
tendrán su pan y solaz.

Trabaja y crece el país,
se reparte la riqueza,
¡cortaremos de raíz
lo injusto de la pobreza!

SENTIMIENTO
Titi Otazu

Todo en mi vida es un sentimiento:
pena , dolor, tristeza, alegría.
Hago con eso un canasto de flores
lo cargo al hombro y busco mi camino.

Con la pena, acuno mi alma contagiada
de tanta realidad.. .tanta injusticia.
De piecitos descalzos, bocas con hambre.
De niños huérfanos, pueblos destruidos.

Con el dolor siento un gran frío
que penetra en la piel, rebota en los huesos
y rompe el corazón, lastima el pensamiento
cuando se miente, traiciona, se humilla al pobre.

Y la tristeza…es una suave llovizna
que moja el pensamiento quitándole su luz,
mordiendo hasta doler la vida
que te entorna los ojos, que te quita las fuerzas.

Y me queda con dulzura la alegría, junto al amor…
El mejor sentimiento.
Eso impregna mi vida, y la encuentro en mis rezos,
en la música, en los días de lluvia, en mis hijos,

en mi perra y mi gato. En mis libros, en las siestas soleadas.
Tan sutil y diverso como el mundo mismo,
Es total y perfecto, es tan amplio el concepto.
Es solo una palabra sin embargo, sentimiento
es código del bien. Es un dato sagrado.

ACASO
Roselvira Soda

Acaso existe tu piedad infinita?
Acaso tu poder es de imposible alcance?

Acaso de ternura te vistes majestuoso,
y mantos de perdón extiendes por doquiera?
Dime,
Acaso te permites juzgar con pie de plomo,
y mandas al infierno al impío y al cobarde?
Acaso te conmueve el que sufre, o el que implora?
Acaso no se escucha el clamor de algunas almas?
Dime,
Acaso no soy digna del don de la palabra?
yo quiero preguntarte
y mi caudal se agota
hay ríos tormentosos que acuden a mi mente
que vienen desbordados, se arrastran entre piedras
se forman cataratas que caen al abismo
mas quedan atascados en el puente de mi glotis
y siento atravesada la imagen del tormento
de niños que agonizan
de sed, de amor y hambre
y otros que estremecen
con cunas de oro y plata.
Las llagas de los pobres,
las sedas de los ricos,
los callos del obrero
la soberbia del que puede.
Quién osa permitirlo,
los ruegos no te llegan?
Si es cierto que tú existes
escucha tantos ruegos,
despoja de la tierra
la esencia de los hombres
que es vil, que es cruel y vana
que es mala y es perversa.
Esparce con tu mano,
un manto de esperanza
que acabe con los odios,
la ambición, la pena,
que no haya malvivientes
que no haya poderosos
que todos seamos uno
sin penas ni egoísmos,
que el arma sea amor
que el alma se ilumine.
Te ruego, si es que existes
arranca las espinas,
por qué las permitiste?
No cabe en mi intelecto
tan pobre, tan pequeño
un Dios que haya creado
a imagen, semejanza
un alma tan perversa
por eso me resisto
Yo quiero imaginarte
más es muy incongruente
la prédica y el acto
revierte, estás a tiempo
te ruego iluminadme
vivir sin esperanza
carece de sentido.
Dime, a quién debo la vida.

Deja un comentario