POEMAS EN ESPAÑOL

 

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España

Noviembre 2020 nº 37  

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras
AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

 

 

  COLABORAN: Leonora Acuña de Marmolejo. (Estados Unidos).-María de los Ángeles Albornoz (Argentina).-Irene Mercedes Aguirre (Argentina).-Inés Arribas de Araujo (Argentina).-Lily Baylon (España).- Magi Balsells (Barcelona-España).-  Inés Blanco (Luna de abril) (Colombia).- Analia Bodrero (Argentina).-Antonio Camacho Gómez (Argentina).-Beatriz Camacho (Argentina).-Maria Elena Camba (Argentina).-Luz Argentina Chiriboga( Argentina).-Antonio di  Bianco  (Italia ).-Graciela Elda Vespa (Argentina).- Carlos González Saavedra (Argentina).-Jaime Hoyos Forero (Colombia).-José Luis Insausti Urigoitia( Renteria -España) ( José Lissidini Sánchez (Uruguay ).-Elsa Lorences (Argentina).-Manuel Llaneza Blanco (Argentina).-Zulma Nicolini (Argentina).-Norberto Pannone (Argentina).-Frede Peralta (Argentina).-Sarah Petrone (Argentina).-Héctor A. Polizzi (Argentina).-Dra Piedad Romoleroux Guayaquil (Ecuador).-María Sánchez Fernández (Übeda-España).-Juana Soria ( Córdoba-Argentina. ).-Beatriz Villacañas (Madrid-España).-Dorothy Villalobos (New Jersey).-Ady Yagur (Israel).- CIRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN VILLA MERCEDES (San Luis-Argentina) Judith Lilian Bocco.-Aldo Javier Calveyra.-Nilda del C Guiñazu.-Carmen G Lucero de Palma.-Teresita Moran Valcheff.-Titi Otazu.-Roselvira

OTOÑO
Por: Leonora Acuña de Marmolejo.
Estados Unidos

Cual pájaro de fuego agonizante,
del soberbio crepúsculo otoñal
el sol ha ido a morir languideciente
contra el perfil endrino de los montes.

Es el instante místico y sublime
de suave, solferino resplandor;
en el transfondo del celeste lienzo
la silueta de árboles semeja,

brazos al cielo en oferencia sacra
del follaje que espléndido y tenaz,
hoja tras hoja va entregando al suelo
tras el beso del viento delirante.

Hoja tras hoja para el gran tapiz,
ha caído en un mágico derroche
de rojos, de dorados, y marrones
que  El Gran Artista en éxtasis pintó.

¡Qué inquietud me ha quedado del verano!
¡Qué nostalgia me envuelve en el otoño!
¡Qué delirio sensual y fascinante,
es éste de escuchar crujir las hojas,

como un murmullo triste de reproche
cuando alguien profana su esplendor,
como una tenue voz que nos susurra,
que la alfombra en el piso sólo es,

para que pase radiante el Señor Sol
y luego el viento por las calles juegue
con los chiquillos en las tardes tibias,
del otoño imponente y misterioso!

SONETO DE OTOÑO
 Por: Leonora Acuña de Marmolejo.
Estados Unidos

Otoño es brisa tibia que peina los trigales,
rubíes y topacios cuelgan de los ramajes,
el viento delirante desdeña sus ropajes;
en el  ocaso hay fiesta de luces y zagales

Mientras enhiestos pinos exhiben esmeraldas
que airosamente enjoyan el paisaje suntuoso,
iridiscentes tintes recoge el río undoso;
se  perfilan las torres cual místicas giraldas.

Otoño es mensajero que media con sapiencia
entre el fuego de estío y el hielo del invierno;
su espléndida paleta plasma soberbiamente

con magia y poesía y toda la querencia,
con que Corot pintara, brindando con Falerno-,
¡un lienzo desbordante de belleza imponente!

CANTO DE ALABANZA
María de los  Ángeles  Albornoz
-Argentina-

Derrama la lluvia su sed de nostalgia,
bajo el difuso resplandor del cielo.
Un rayo irrumpe cual puñal de fuego,
penetra a la tierra con saña mortal.

Si el agua de lluvia se vuelve tormenta,
implora al cielo que calme su bronca,
que ahogue su llanto de furia letal

Que el viento se lleve su melancolía,
que no la convierta en un huracán.
Que sus gotas mojen el suelo sediento,
que el agua de lluvia mitigue su sed.

NARANJO
María Ángeles Albornoz
-Argentina-

Azahares de primavera
me regalan su fragancia,
hoy caen con elegancia
dispersos en la acera.

Y la sorpresa primera
ramas cuajadas de frutos,
pequeñitos, diminutos
meciéndose con el viento
del verano que presiento
apurando los minutos .

El naranjo puro amor
pone a prueba su paciencia
por eso clama prudencia
para aguantar el dolor.

Soportando con valor
que la escarcha amanecida
reabra su vieja herida
quemando el tronco rugoso
que cuidara mimoso
como una recién parida.

Llegó un niño enojado
con ojos color de miel,
que le arañó la piel
dejándolo lastimado.

Podría haberlo arañado
mas, perdonó su ignorancia,
el travieso a la distancia
ve a su madre y la abraza,
no será ya una amenaza
mejor no darle importancia.

ME BROTAN LAS PALABRAS
Irene Mercedes Aguirre,
Buenos Aires, Argentina

Me brotan las palabras en la mente
y salen como ráfagas rimadas,
como una conjunción de ms adentros,
crisol en flor de esencias derramadas.

Se vuelcan a raudales y una a una
dejan señales claras de su trazo,
y a cada instante, se percibe en ellas
la sinfonía de su estrecho lazo.

Capto sonidos, junto las palabras,
su diapasón me busca, palpitante.
¡Aunque no exista un tema definido
para escribir , respondo, fiel, constante!

Me buscan y no puedo rechazarlas,
frenar el pensamiento que se hilvana
al otro pensamiento subsiguiente
como las cuentas que un collar desgrana.

Paso de un sentimiento hacia su opuesto,
vinculo un polo con el antagónico,
muelo semillas de conceptos claves,
traspaso mui alma con ese áureo tónico.

¿Qué situación se dio, qué movimiento?
¿Qué conjunción o ritmo inesperado,
logró enhebrar las sílabas y tropos
dándole forma al verso más soñado?

¡Es que un vocablo descubrió de pronto,
en sorprendente hallazgo, a su reverso,
como si la enrgía se centrara
principalmente en diagramar el verso!

Me brotan las palabras y ese gozo
no es sólo superficie pues penetra
más hondo que la estética y la rima
¡Allí percibo el fondo, letra a letra!

TIERRA – MUJER “ …
Inés Arribas de Araujo
– Argentina-

a la tierra, al fin mujer, la cautiva el amor”…José María Domínguez

La tierra puebla de espigas y racimos
y se alfombra de verdor en la pradera;
ofrece el rostro al arado que rotura
y recibe la caricia de la siembra.

Agradece a la lluvia que la moja
para dar a las raíces el sustento;
en su vientre fecundo canta el surco
y germina la semilla su contento.

Retribuye a la mano labradora
que la cultiva y dedica su entereza,
prodigándose en frutos a raudales;
a cambio de sacrificio, da nobleza.

Al que la quiere por ser suelo natal,
entrega dicha y evita sinsabores;
a quien reniega de ella y la abandona,
a su regreso da albergue sin rencores.

Es cual madre y hermana que disculpa
al ser amado que miente y que traiciona
y aun con llanto ante afrentas y olvido,
cual novia enamorada que perdona.

No descuida a sus hijos ni ya muertos,
y en la callada paz del camposanto,
los cobija en su seno y los abriga
cubriendo los despojos con su manto.

Tierra-Mujer: por fiel y generosa
es de la Creación, genuina diosa.

GENEROSIDAD
Inés Arribas de Araujo
– Argentina-

Gocemos color, tersura,
de bonitas florecillas
con que nuestro Dios alfombra
soleadas, verdes campiñas.

Valoremos tanta entrega:
rumores de aguas sonoras
saludadas por ceibales
y trinar de aves canoras…

Natura alegra la vida
de habitantes de la tierra;
generosa, da belleza
que sutil perfume encierra.

Imitemos ese ejemplo
siendo mejores humanos,
brindando calor, cariño
y ayudando a los hermanos.

TUS OJOS
Lily Baylon
España

Son los ojos tuyos

ó quizás los ojos míos.
Es tu boca soñada
ó es mi boca atrapada.

Fueron nuestras ganas contenidas.
ó a lo mejor nuestro aliento vertido.
Creo que serás mi ilusión eterna
ó quizás mi eterna desilusión.

Fuiste mi máximo deseo
Pero también fuiste mi único deseo no cumplido.

DESEO
Lily Baylon
España

Eres el deseo sublime y dulce que no intento.
Solo tu y nadie más lo eres déjame atreverme
Eres el ser real y leal de mis imaginaciones.
Lo eres tu y nadie más déjame
pertenecerte.

Eres mi complemento y cómplice constante, nadie como tu, déjame aferrarme a ti.
Eres el que me ama en silencio
y el que sana mi corazón, así de sublime eres tú, dejame corresponderte.

Por eso:
Quiero amarte tanto y tan fuerte que nadie pueda dudar ni por un segundo que serás completamente mio y yo seré de la misma manera tuya.
Solo entonces, desnudaré mis pudores y te daré lo que tantas veces me pediste, con miedo pero sin reservas, con esas ganas que reflejan que eres el nuevo amor de un amor antiguo.

OTRA COSA SERIA
Magi Balsells
Barcelona-España

Se puede tener en esta vida felicidad
Si lo único que tenemos es soledad
Que sabemos de lo que piensan los demás
Sus deseos y sufrimientos y pocas cosas más

Somos sordos, cuando algo no interesa oír
Ciegos si alguna cosa no nos importa ver
Mudos si nuestra opinión puede diferir
O en algún momento puede ofender

Explicamos todo como a nosotros nos da facilidad
Escondemos muchas de las verdades que no decimos
No mentimos, pero si que ocultamos la verdad
A un punto llegamos que de nosotros nos negamos

Aunque siempre existe por suerte alguna alma pura
Que luchan con la verdad como estandarte
Porfían y se entregan con pasión a esta lucha dura
Sin recompensa, dejado del resto siempre aparte

Exteriormente alardeamos siempre de nuestra felicidad
Miremos en nuestro interior y sabremos la verdad
Ya se que a muchos no puede importar la humanidad
Otra cosa seria si tuviéramos más humildad

ÁLAMOS BLANCOS
Inés Blanco
Colombia
A Paula Montoya.

Al entrar la madrugada
por una rendija del día
en la región de la Mancha,
se filtra armoniosa la luz
en un sembrado de álamos
jóvenes, blancos y esbeltos.

Es otoño, sus hojas van cayendo
entre verdes, ocres y amarillas;
alfombra vegetal en el sendero,
regocijo de cantos en los nidos.

Bosque encantado cuyas sombras
móviles juegan a las escondidas;
ventanas de luz, hileras de ángeles
que hacia el cielo erguidos crecen.

Jilgueros que cantan al sol,
atraviesan veloces la mañana
y celebran la fiesta de la vida.


LENGUAJE
Inés Blanco
Colombia

Mi lenguaje
es de agua;
se diluye

en la hoja blanca.
Entre la quietud
de las piedras,
un murmullo
de fonemas
inicia la travesía.

Una a una
las palabras
van hacia la orilla;
se refugian
en la arena milenaria.

Las voces emergen
del silencio…
y como espejos
se miran
cara a cara.

RESPUESTAS ADORMECIDAS
Analía Bodrero
-Argentina-

Dormitan solitarias las respuestas
en misantrópicas sillas desvanecidas.

Un camino de preguntas
me lleva.
Sin vendas en los ojos,
me acompaña el silencio.
Y aparecen más sillas…
algunas,
sucias
raídas,
envejecidas
otras,
desocupadas
despojadas de contestaciones,
de soluciones.
¿Qué asiento pueden ocupar
sustantivos como
muerte, genocidio
escrúpulos, traición
droga
terror, hambre
rencor?
Cuando ciertos hombres
los transforman en torpes verbos
flácidos
como cuervos agoreros
empañando una quimera.

ELEGÍA A MANUEL CARACHO
Antonio Camacho Gómez
Argentina

Bandera de pasión
perene rojo y gualda,
contradicción y gracia.
Con algo de Quevedo,
de Séneca y Gracián,
y un sabor de marismas,
de barcos y riberas,
de soles y de lunas,
aceitunas y pan.

Todo el ritmo del cante,
del bordón y la prima
marcaba su latido
de pródigo andaluz,
noble como de acero,
vital como la tierra,
espejo de la luz.

No selló su sonrisa
la espina cotidiana
ni la palabra artera
derrotó su altivez.
Fue torre, espada, lirio,
ascua viva de fe.
¡Qué duro con los duros
de la sierra y el llano!

¡Qué blando con el pobre
que buscaba su mano!
¡Qué pequeño y qué grande
para escalar la vida
sin títulos ni honores
a punta de coraje!

¡Qué español más cabal,
qué viejo su linaje!
Pero ya se ha dormido
sonriendo al misterio,
soñando con claveles,
manzanilla y tomillo,
con toros y caireles
con mozas y verbenas.

Ya recorre los campos
de su Níjar natal
de espaldas a las penas
como viento, agua, fuego
sin memoria y sin prisa.
Y un aire de fandango,
de añeja bulería
acaricia su frente
por cielos de Almería.

¿Adiós, Manuel, adiós!,
gritan los bronces
de todas las edades,
lloran las cuerdas
de todas las guitarras,
claman barrancos,
cumbres y praderas,
porque el resto es silencio,
porque eterna es tu ausencia

A HORACIO ROSSI 
Beatriz Camacho
-Argentina.

Tus palabras
son semillas que abren el canto
a otras semillas que van naciendo
mientras leo
y cada palabra tuya
rebota, crece, incendia el espacio,
es germen, música, es ya otra
semilla
comenzando a nacer.
Hay algo de primavera en tu voz.

b.
Hoy,
mi sangre gritaría
destrozando tus ojos
Has partido
el sueño más sublime
(la pequeña
escala de mi cielo).
Hoy
Me duele el mundo.

RENACER
María Elena Camba
-Argentina-

De la luz a la sombra,
de la sombra a la luz
crece tanto silencio.
La quietud de la lluvia,
la humedad de esta tristeza
habita la ciudad con un mensaje.
Lo siento en el aire,
renacerá tanto amor marchito
en pimpollos de esperanza.
Elegiremos el camino correcto.
Volverá la risa de los niños,
las plazas de soles tibios,
se irá el.miedo y la oscuridad.
Porque la fe mueve montañas
y hoy quiero tenerla.

Quiero recordarme
descalza en la arena,
sentir el rumor del mar
que me devuelve abrazos,
los amigos, la familia.
Quiero creer Dios
que no nos abandonaste.

RETORNO
Luz Argentina Chiriboga
-Argentina-

Silenciosas huellas
que se nos enredan en el canto,
vienen pegadas de la especie.

Lejanos ojos del ayer,
desenterrados,
atisban nuestros pasos,
extienden sus imágenes
y vuelven al presente.

No importa la distancia,
la sangre rastrea signos,
testimonios,
destinos,
en los que,
sonriente,
reaparece el ancestro.

Por los huesos navegan
ángeles y espectros
que al son de clarines y tambores
declaman sus mensajes.

Bisabuelos y abuelos
que de repente hablan,
gesticulan,
embargan nuestro cuerpo.

Enigmas que descienden
a profundidades,
susurran el mensaje
universal del A.D.N.,
crean y descrean panoramas
y se asoman a las rendijas del futuro.

Duendes que abren
y cierran puertas
y dan brazadas en el aire
para aposentarse después
en nuestras vidas.

Debajo de la piel
nos surgen miedos
y júbilos que buscan otro yo.

NO FUE PURA COINCIDENCIA 
Luz Argentina Chiriboga
-Argentina-

En principio fue simplemente
una llama que me iluminaba las noches
agitando su nombre.
Reconozco que desde aquellos días
empezó a meter su leña al fuego,
de buena fe
avivó la hoguera,
hasta conseguir lo que quería.
Se multiplicó en llamarada
y pasó a ser luz
adherida a mí misma.
No sé si fue pura coincidencia
o fue cosa de Yemayá
o de otra inquieta diosa
que me edificó marejadas
sin esperar riberas.
Se hizo fuego vertical
con rumbo infinito
hacia el firmamento,
necesariamente inconfundible
imperioso
alegremente marimbero.
Después,
se transformó
por arte de alquimia
en sol,
en palabra,
en verso
y navegaron
sangre adentro.

EL DESTINO DE LOS ENAMORADOS
Antonio di Bianco
Italia

Quisiera,
tomarte de la mano
y guiarte en mi corazón,
como un niño al que cuidar.
Si sólo,
pudieses sentir
lo que siento yo en realidad.
En los lánguidos suspiros que oculto,
en mis ojos luminosos. 
No son solo palabras de amor, 
sino de una felicidad,
sorda, ​
que renace,
a cada pequeña sonrisa tuya. 
Un huracán de emociones
que me arrolla, 
que me hacen sentir vivo.
En el momento que escucho tu voz, 
me quedo quieto por un instante en la eternidad.
Y me siento acunado por un océano de cosas que no dices.
Como el sol y la luna juntos.
No solo estamos presentes,
sino que somos futuros.
Y la esperanza
de que te encontraré otra vez.
Que puedo sentir tu aliento,
mezclado con tu perfume
Estoy aquí,
siempre contigo.
Darte la fuerza que falta,
para que puedas creerme.
Siempre estás aquí conmigo,
en cada gesto mío.
Y el corazón no quiere rendirse.
Aunque tuviese que emplear años, ​
aunque tuviese que llegar hasta el fin del mundo.
Yo te encontraré solo para amarte. 
Y si tu corazón estuviese agotado, 
mi corazón,
podrá amar por los dos.

RUIDO
Antonio di Bianco
Italia

Tus gritos imponen una grieta en el alma.
Que amplían mis dilemas.
Ya no quiero escuchar tu ruido.
Es tan humillante pagar por tus errores.
Estoy tan confuso y contusionado.
Nunca más actuaré según tu querer.
Nunca más seré como tú me quieres.
Quiero el ruido de mis silencios.
Descubrir que mi sonido será como la droga más sublime.
Y dime que quedará.
De tu destrucción.
Si me voy.
Me tienes sólo a mí.

CAFÉ TORTONI
Graciela Elda Vespa
Argentina-

Entré a un paraíso
Entré al Tortoni
En cada mesa presentí a un poeta.
¡Allí parece que “Manucho Mujica Lainez” escribe!

¡En aquella mesa está Borges!
No creo que ronden por acá tantos poetas.
Fantasmas que sonríen a mi paso…
¡Sueño con la poesía de la Storni,

Sólo sueño con una sinfonía de palabras bellas!
Tal vez el murmullo se eleva buscándolos a “ellos”.
Los poetas de entonces, los inolvidables,
Los genios que involucran la palabra a la vida callejera.

Al tiempo inexorable, que huye.
El Tortoni, se adormece a la madrugada
Y los espíritus vuelven a rodear las mesas
Y sobre el mármol de las viejas tablas

En un papel en blanco, con pluma cucharita y tinta,
Escriben sueños, tangos y las historias tristes
Del Buenos Aires antiguo y musical.
Entré como una espía. Entré al Tortoni.

BAILE
Carlos González Saavedra
Argentina.

Al pie de Sierra Morena
Hay un tablao de flamenco
Llamado La Carbonera.
Los días de la cruz, en Mayo
Bailara MACARENA…
Sus paredes, pobladas,
Hiedra, jazmín y verbena.
Entra al tablao…
La noche, de luna llena.
Con vestido rojo furia
Ceñido al cuerpo.
Unos tacones pesados,
Hacen su ruido en el suelo.
Su garbo, marca su origen
Alquimia de gitanos,
Sus ancestros.
Baila con too su cuerpo,
Garra y temperamento
Paso y encuentro
El gemir de la guitarra
Marca huella en su aspecto.
Sus brazos, como serpientes
Buscan el firmamento,
Sus manos firmes,
Se dibujan en el viento
Su pelo negro se suelta,
Cayendo…
Sobre su rostro, bello… severo.
Su fuerza, ha desatao toííto
Su sentimiento
Solidaridá generosa,
En caá movimiento.
Me ha dejao con su baile,
Mí corazón, con fuerza…
latiendo.

Me ha trasmitío, la cultura de aquel
Campesino errante bailando,
Con sus lamentos.
Amor y espacio sin tiempo.
En un tablao de flamenco, llamado
La Carbonera, hiedra, jazmín y verbenas
Hoy bailo paa su pueblo… Macarena.

CUANDO MIS ALAS DESPLIEGO
Carlos González Saavedra (Charlitos)
Argentina

Cuando mis alas despliego…,
Atravieso cielos
Montañas y senderos
Escucho serenamente,
el trino de los pájaros.
Disfruto, lo que observo.
Cuando mis alas despliego…,
Viajo contento, a través
de los sueños.
Me encuentro con amigos,
de otros tiempos.
Los abrazo, los quiero.
Cuando mis alas despliego…,
Me nutro del amor,
Renovando mi alma.
Empezando mi día, nuevo.
Cuando mis alas despliego…,
Solo existe el amor,
Para todo aquello que,
nos parece estar lejos.
Cuando mis alas despliego…,
Me une a todo, el amor
No tengo miedos.
No controlo el tiempo.
No tengo tormentos.
Cuando mis alas despliego…,
Mi alma se siente libre
Con sus cabellos al viento,
Mientras camino por estos,
suelos.
Cuando mis alas despliego…,
Soy inmensamente feliz.
Porque vivo libre…
SIN EGO.

Jaime Hoyos Forero
-Colombia-

“Si el progreso es de fuego, por ti arde.
Toda lucha del hombre va a tu beso”.

¿Riquezas y poder? Todo eso es vano.
Si quieres poseer el mundo entero,
Estrecha a una mujer entre tus manos.
Oirás su corazón: tambor de fuego;
sentirás los latidos de su carne
si, desnuda, la cubres con tus brazos.
Y medirás la hondura de su alma
si las lágrimas brotan de sus ojos
encendidos de gozo,
cuando tengas su boca entre tus labios.

ME IMPORTA.
José Luis Insausti Urigoitia
Renteria-Gipuzkoa-España

Hoy me importa que los
cielos azules de mi vida
sean aún más azules que
las madrugadas de mis
mañanas sean más tempranas
y que las sonrisas que me
acompañan sean más alegres.

Hoy me importa que los
abrazos que me abrazan
sean más fuertes que las
letras que me nazcan, sean
más poemas y que tus ojos
que me miran me desnuden.

Porque hoy en mi otoño
nació la primavera, y en
tu bosque pinte un mar
a mi manera y mi vida, mi vida…
contigo vivir la vida entera.

EL LOCO
José Lissidini Sánchez
Uruguay

Dicen que estoy loco,
porque digo lo que pienso.
Porque no tramo engaños
y prefiero la verdad.
Dicen que no calzo,
los zapatos de la sociedad
y que a un límite extremo,
todas las cuerdas tenso.

Dicen que estoy loco,
porque no fumo ni bebo.
Porque odio las drogas,
pero más, al traficante.
Dicen que no tengo
un gran futuro por delante,
pues no mendigo favores,
por tanto, favores no debo.

Dicen que estoy loco
porque amo la libertad.
El agua fría del arroyo
que semeja de cristal.
El aire puro del monte.
El árbol vivo que aun toco.
Porque ante los farsantes
opto por vivir en soledad.
Porque me inclino por el bien,
antes que por el mal.
Para este tan “cuerdo” mundo
seguiré siendo ,el loco.

ERES
Elsa Lorences de Llaneza
-Argentina-

Eres grito agudo sin sonido.
Eres alegre y triste caminante,
tierra fecunda,
desierto sin frontera.

Eres muerto que camina,
sonriente pena,
helado sol
y mañana atardecida.

Eres fachendoso en la modestia.
Dúctil y dura especie desaparecida.
Dócil en la intolerancia,
blando en la fortaleza.

Eres arrebatada frialdad,
abrasador frío,
acíbar de dulzura,
amor en un odio que me quema.

Eres, como eres,
como puedes,
pero a pesar de todos
tus contrasentidos,

yo…..te amo.

   INTERROGANTE
Manuel Llaneza Blanco

Desde el fondo de los tiempos
viajamos hacia el destino.
Ahítos de interrogantes
transitamos el camino.

¿Qué éramos antes de ser?
¿Qué somos al estar siendo?
Éramos, fuimos y somos
sin saber lo que seremos.

Acaso fuerza que surge
de un misterio atemporal.
Intentamos explicarnos
nuestro inicio y el final.

Somos la gran paradoja
capaces de amar sin freno.
Cultivar odios sin límites,
mezclando malo con bueno.

Podemos tender la mano
mitigando el sufrimiento.
Qué previamente engendramos
por poder y por dinero.

Cambiamos cual la veleta
para donde sopla el viento.
Sin medir las consecuencias
que llegarán con el tiempo.

La influencia del entorno
condiciona nuestro acervo.
Más eso no nos disculpa
para olvidar lo que hacemos.

No juzgues con inclemencia
si no quieres ser juzgado.
Usando la misma vara
que para ello has usado.

Ni el tiempo con su cedazo
ha sido capaz siquiera,
de tamizarnos las dudas
y aliviar nuestra ceguera.

SERENIDAD
Zulma Nicolini
Argentina

Feliz de aquel que no ha causado daño,
y más aún, cansado,
duerme sin sobresaltos,
pues no hay peor pesadilla
que las noches en blanco
en donde la conciencia
se parece a un cadalso.

NOCTURNAL
Zulma Nicolini
Argentina

Se derraman las sombras en la noche
cual una cascada de misterios,
no hallan la luz porque están viejas,
se sienten diluir, su origen es incierto.

Nadie sabe por qué la noche a veces
perdura más allá de la alborada,
escondida en recovecos de zaguanes
olvidada en las calles y mil huecos.

Se resiste a partir porque conoce
la efímera existencia de las horas,
apenas comience a presentir el día
morirá en brazos de la aurora.

HECHIZO
Norberto Pannone
Argentina

Callada y llena de armonía;
suponiendo,
cargas tu hechizo
sombra.
Vas conmigo a cualquier lugar,
fiel como una amante
buena y calma.
Mi sombra…
¡Qué sería del orbe
si te olvidase en algún lugar..!
¡Sería un albor impertinente!
¡Vestida de diosa;
dócil terciopelo
de sombra!
¿Y quién eres en definitiva?
Tan sólo sombra…
¿Y el hombre que soy?
Poca cosa.
Pobremente albergo
el arcano regocijo de la sombra.

   

COVID PARA UN SONETO
Frede Peralta
Argentina

Una penumbra triste y silenciosa
penetró muy esquiva en un instante
se detuvo con apego y al quedarse
desgranó su veneno entre las sombras.

Esa penumbra triste y silenciosa
transformó el color de un desenlace,
nos hizo conocer lo inexplicable
al llevar nuestro cuerpo a la zozobra.

Transitó su vigor con la premura
en la extensa superficie del planeta
y el palpable misterio de hidalguía,

pudo detener el mundo sin excusa;
fue dueño de las órdenes perversas
que quitaron los sueños y sus vidas…

ODA A LA CAMA
Frede Peralta
Argentina

Se tiende en un agro de rutinas
donde la piel se asoma venturosa,
en un ritual de liturgias que deshoja
el andar impetuoso de la vida.

Refugio acogedor y silencioso
guardián de fantasías y de sueños,
sagrario donde encontrar el verbo
al fusionar la conjura de algún modo.

Debajo de los pliegues de la almohada
se resguardan con el fiel silencio
para que no se encuentre el escondite

donde se guardan todos los secretos.
Es cómplice de manera extraña
Y misionera del andar sin tiempos…
y es misionera del andar sin tiempos.

  «RAZONES»
Sarah Petrone
Argentina

¿Por qué razón escriben los que escriben
si en  soledad desnudan sus entrañas
y la espontánea fluidez que los motiva
se borra alguna vez, con una lágrima?
¿Acaso trascender y que el destino
lleve algún fragmento ilusionado
en esa palabra fugitiva
para ser voz en la voz de otra garganta?
De cara al universo y a la vida
solo un lápiz y un papel.
La hoja en blanco
y todo por decir de tantas cosas
que hieren o no, sin delatarse.

¿Por qué razón escriben los que escriben?

Yo escribo para mi, porque es mi karma,
el modo de agradecer por estar viva
y reconocerme en el Don de la Palabra.
Cuando el tiempo transcurra y de repente
regrese transformada en otra cosa
sé que será en letras de color rosa,
en ave, en aire, en sol, en mariposa,
en todo lo bueno que en este tiempo ya he logrado
y por fin, en las huellas tras mis pasos
me reconoceré así, igual que siempre
como una mujer que mucho amó silente
y se sintió escritora, simplemente
cuando al nacer, la bautizaron: Sarah.

SI TU SUPIERAS
Dr. Héctor Alberto Polizzi
Argentina

Si tú supieras cuán grande
es este bien de quererte,
comprenderías la gloria
de querer volver a verte.

Y si tu medir pudieras
esta mi inmensa pasión,
verías que bien se explica
el ardor de mi ilusión.

Milagro sortilegio
la mutua cordialidad
de dos almas que se entienden
por ley de subliminidad.

Venturosa idolatría
que nada sabe del mal
porque nutrese de amores
y se embriaga de ideal.

Si tu supieras cuan grande
es este bien de quererte,
comprenderías la gloria
que tendré al volver a verte …

  EL SILENCIO HABLA…
Dra Piedad Romoleroux
Guayaquil (Ecuador)

Como un prófugo en el espacio ahondando,
sin ninguna pregunta, cautela, ni recato,
el silencio cual cómplice, discreto va escarbando,
en lo antiguo, en lo real, en lo actual e inmediato.
Se ampara en el sigilo, astuto, desconfiado,
arropado en las sombras se escurre cual maleante,
guarda secretos íntimos que le fueron confiados,
tras recorrer caminos, paisajes, siempre errante.
Su mudez guarda engaños, tretas y picardía,
recorre los espacios con patraña, hábilmente,
no da tregua, sin pausa, se alberga noche y día,
cual fantasma, es visión que vaga desafiante.
Desconoce consignas, pericias, tretas, mañas,
avanza retador, brabucón, intrigante,
sin consignas, ni argucias, de manera algo extraña,
osado, diligente, cual caballero andante.
El silencio nos cubre, nos ampara, protege,
fiel guardián de furtivos arcanos y de retos,
pecados, mil deslices, que cautos se entretejen,
¡cómplice milenario de cien y mil secretos!

QUIERO SEMBRAR
María Sánchez Fernández
Úbeda-España

Quiero sembrar jardines
donde comienza el cielo
y lloverán jazmines en el alba.

Quiero sembrar estrellas
allá, en el surco abierto,
y brotarán espigas plateadas.

Quiero sembrar misterios
en las ocultas aguas
y brotarán canciones embrujadas.

Quiero sembrar mi vida
de límpidos silencios
y brotarán mil versos de mi alma


¿ DANZA?
Juana Soria
Villa Carlos Paz
Córdoba. Argentina. 

Sigilosos, descalzos
bailan tus pies sin huellas
por el río taciturno de los sueños. 
Entre campesinos sin tiempos
que maduran
experiencias fantasmales
para renacer en el barranco
de una vida austera.

MI HACIENDA
Beatriz Villacañas
Madrid-España

Porfiar en la fe,
ésa es mi hacienda,
presentir infinito a cada paso.

Saber
que el pan es un misterio
traído
por la Mano Maestra
que multiplica
el milagro del trigo
en abundancia
y en manos terrenales
ungidas
de Su sabiduría.

Bendigo
esta sed que es tan mía,
condenada a ser sed por tanto tiempo,
en el presentimiento de la Fuente
que viene humedeciendo
la abrasadora herida de todas mis preguntas.
Sembrada está mi fe

de los agraces granos de la duda
que en años de sequía me sirven de alimento.

Tengo
el regalo constante de mirar con asombro,
el afán de la altura,
la punzante vivencia del desconocimiento
y el corazón flechado en la certeza.

VEREDA
Dorothy Villalobos
New Jersey

El camino que serpentea el río,
está rodeado de ninfas  y viejos helechos.
Ellos saben de la historia de todos los que por él,
van pasando a lo  largo del tiempo de su existencia.

Muchos se sientan en su orilla, ya que  por  allí la noche
nunca anda de prisa y la luna se refleja como brillantes
                                   espejos,  a la vez las sombra de los fantasmales árboles                                    
se reducen a la nada en la calmada noche, con el olor de la
yerba que vibra y en  especial un gran silencio
y  entonces le  cuentan sus desvelos.

Conoce la alegría del niño que por primera vez descubre
que puede ser pescador. Con una vieja pita y una frágil
caña todavía verde,  puede su sueño hacer  realidad.
                               O de aquella pareja, que muy cerca del camino                                  
                                   y lejos de todos, a escondidas se entregan al amor,                                    
donde para ellos en esos momentos el firmamento
               se abre y se derrama la savia divina haciendo                        
brotar el fuego de su pasión,
cuando se  entregan completamente a su  amor.
Como aquel que otro por allí pasó siendo un niño,
                                   y ahora de los ancianos que lo cruza a diario,                                     
 en su recorrido  vespertino cuando busca el sol.

Sabe de la bella muchacha que se sentó a contarle
de su amado al cual se entregó y se fue a tierras lejanas
con muchas promesas y solamente una carta le envió
pero que él nunca volvió y ella por siempre lo espero.

En esta vereda tranquila, llena de sombra y de paz, se
 pudiera escribir  un libro de versos,
lleno de cantos, sueños,
esperanzas rotas y amores de verdad.

HOJARASCA
Ady Yagur
Israel

Caen las hojas secas
el viento barre furioso,
las orillas del sendero
coloreado de amarillo.

Hojarasca que irrumpe
nombre que derrumba,
el virus persigue días
mientras el cielo llora

El sol se ha escondido
entre pueblos sufridos,
la pandemia nos mata
dejando cuerpos ciados.

Vida mía que encierras
entre mil rejas torcidas,
deja la ventana abierta
el verde jardín espera..

REFUGIO
Ady Yagur
Israel

Se esconden las palabras en silencio
detrás del llano verde de mis sueños ,
los busco entre huellas del tiempo
perdidas en las noches divinas. 

Refugio que me brinda la nostalgia
de haber caminado entre jardines,,
parece que el tiempo  aun los mira
con sus pupilas brillantes de rocío.

Vuelan las aves hacia las los nidos
parecen apresurarse del mal tiempo ,
la lluvia con sus cabellos cristalinos
peina a las nubes que se abrazan.

En el refugio breve de nuestras vidas
hay una cueva con ventanas verdes,
parece que la bruma a veces acaricia
tambien a los versos  escondidos.

Las aves señalan la V de la victoria
el cielo parece ahora mas sereno,
descubriendo en mi lo que abrigo
un refugio que acaricie a mi pecho..

CIRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN VILLA MERCEDES (SAN LUIS-ARGENTINA)

VIENTO DE VOCES
Judith Lilian Bocco

Es un viento de voces que no cesa
En su mapa de clara geografía,
el que alienta tus pasos y los guía
hacia ti mismo, para que comprendas

en su rosa del aire el ritmo cierto
y el alto y libre vuelo de tu vida…
Él es la red que atrapa la palabra,
curiosamente, para que no muera,
y vuelva a ser pan, pájaro, concierto,
o flor, o fresca lluvia en primavera.

Él es principio de la permanencia.
No importa que lo nieguen
en torpe intento de destruir su idea,
o lo escondan por miedo a sus conceptos,
enterrando o quemando inútilmente
sus infinitas páginas escritas.
Él se repite en múltiples espejos
que lo guardan, lo leen y declaman ,
a toda voz, sonoramente fieles
en el hilo incontable de los días…

RENACERÉ.
Aldo Javier Calveyra

Me encuentro rendido, de rodillas
harto de pelear por imposibles,
de concebir que solo estoy quedando
con la espada partida en mil pedazos.

Ya perdí la sensación de ver las nubes,
la luna, apenas me ilumina,
y ni hablar del sol que me convida
un puñado de aristas somnolientas.

El invierno me marchitó el espacio
y el viento fue muy cruel,
qué decir de la lluvia, helada
despiadada e implacable,
que lleva consigo mi sonrisa
sumiéndome en oscuros desencantos.

Y estoysolo en esta cueva llena de sombras
de guturales ruidos, angustias y tormentos,
ya no queda tiempo para la mazamorra,
solo un bosquejo, apenas un bosquejo,
cuando esta difusa penumbra me abandone
y el cielo despliegue su tul de teñidos albornoces
y no me quede tan siquiera una lágrima,
en ese instante, en ese mismo instante,
volveré a renacer en la poesía.

HAY UN LLAMADO
Nilda del C. Guiñazú.

¡La tierra nos habla!
Brota de ella una antigua paciencia,
es plegaria que enciende,
rumor de lumbre
que trae la savia.
Todos callan…
como si el silencio
esta morada eligiera .
Busco en la mirada, indago en los espejos,
exhorto al ángel guardián
pero sólo descubro la ignominia
que todo lo destruye .
Un viento oscuro ensaya aniquilar la existencia
como una maldición que nos ahoga.
Todo es clamor,
la orfandad es una herida que sangra,
un látigo que no perdona
y su piel va destruyendo.
Todos callan…
La muerte te convoca
esgrime y alza sus velámenes
sin que las tempestades te amedrenten .
¿Habrá que despertarles la conciencia
sacudirse la muerte de los hombros
para poder seguir viviendo ?
Soy el silencio, pero también el grito
de un planeta que se extingue.
Señor abre los cielos
envía un rayo de tu luz a la razón
para frenar esta hecatombe
y regresar al prodigioso reino
de todos los comienzos.

MI RÍO
Carmen G. Lucero de Palma

Espejo musical de sol y luna
cuajando veranos de chicharras
así te recuerdo esta tarde
bullicioso en la risa adolescente.
Lleno de trinos bendecidos
canturreando al son de una guitarra
en tu claro remanso de sauzales.
jinete bravío casi atemporal

Poderoso invadiendo la orilla
rebelde en tu paso portentoso
casi cruel arrasando tu paisaje.
Río Conlara. Mi río
allá en tu solar Santa Rosa
te dejo mi voz en el poema
que hoy ofrendo a tu torrente
milenario.

MI FLOR DEL AIRE
Teresita Morán Valcheff

…decir una flor entre las flores.
La flor más flor sobre la flora mía.
La flor del aire, de A. E. Agüero

La flor del aire
que ponderas Antonio
y en justicia proclamas
la flor entre las flores
de la tierra nuestra
no tiene el linaje de la orquídea
que en las selvas esplende
-alada gema entre los árboles-
y se compra en mercados
como una joya exótica …
esa flor que del aire
en cósmico mandato se apodera
y erige su fina arquitectura
en la ruda corteza de un árbol solitario
luce el recato de una niña campesina
cuando tímidamente asoma sus rubores
en la intrincada urdimbre de las hojas.

Mi flor del aire anidó en la acacia
centenaria del patio
y allí se prodiga sin alardes
en rosados y verdes
recordándome cuando la miro
la tierra aborigen de mi patria chica
donde una tarde ardorosa de enero
heraldos del viento serrano
a mis pies la dejaron
como un bello regalo del Universo.

COSAS DE MUJER
Titi Otazu

Amo los días fríos del verano
porque hacen íntima mi memoria.
Es del pensamiento un capricho
pero me gusta y lo disfruto a pleno.
Me gusta sentir el perfume de la ropa guardada,
la caricia suave de lana en mi cuello
el color desteñido de ese buzo tejido por
el recuerdo porfiado  de momentos vividos.
Me gusta caminar en el otoño
entre las rotas hojas amarillas.
Espero el mes de abril, saludo a mis amigas
con versos que reafirmen mi cariño por ellas.
Suelo leer hasta la madrugada
y quedarme dormida con mis libros marcados,
aspirando despacio el perfume de mi almohada
pensando en lo que fui, y lo que seré mañana.
Por mi ventana veo llegar un nuevo día 
tras la vieja persiana de madera, escucho el piar
que es un barullo que saluda mi condición de mujer
que me acompaña siempre  como marcha triunfal de la vida.

NAVEGANDO LA PALABRA
Roselvira

Me sumerjo en la línea, el verso, en cada letra,
navego libre, segura.
No encuentro otro manantial más puro, transparente.
Cuando pienso en la luna, la traigo al poema,
cuando pienso en el miedo, lo ahogo en el fondo de una rima,
en ella se escurre lentamente, hasta llegar al último rincón
de su lúgubre apariencia. Allí se libera de impurezas.
La arena lo pule, le quita la cáscara impenetrable,
y de pronto, se eleva transformado en sólo una burbuja
agigantada por la lupa del ojo en la tiniebla.
De repente… explota, se disuelve,
se hace etéreo, fugaz, absurdo.
Cuando pienso en la razón febril de la existencia
y la pregunta es daga que corroe, lastima, adormece,
me escurro por la letra que dibuja la mano al ritmo de mi alma,
que se expresa y fluye como el agua
entre las piedras para hacerse luz ,
belleza fundida en el poema que otros ojos
mañana tal vez, se nutrirán con el poder de su elocuencia.

1 comentario en “POEMAS EN ESPAÑOL”

Deja un comentario