POESÍA COVID-19

 

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España

Septiembre  2.020  nº 35

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

COLABORAN; Angelina Sara Baca–Carlos Benítez Villodres (Málaga-España)-  María Elena Camba (Argentina)- Teresa  Fonseca  Oropeza (Cuba)-Héctor Corredor Cuervo (Colombia.-Félix Cruz Gutiérrez.(México)- Georgina Cuartas Cadavid (Medillín-Colombia).-Mae de la Torre (Ecuador)-Prof. Nelly v. b. forni (Argentina) –  Liana Friedrich, (Argentina)- Carlos Gonzalez Saavedra -Charlitos (Argentina)-  Adalberto Hechavarría Alonso (Cuba)- José Lissidini Sánchez (Uruguay).-Lamberto Ibárez Solís (México)-Rafael Mérida Cruz-Lascano ( Guatemala).-Sarah Petrone (Argentina).-María Rosa Rzepka.(Argentina) Ady Yagur (Israel)-

CIRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN (VILLA MERCEDES) SAN LUIS- ARGENTINA  Judith Lilian Bocc0- Aldo Javier Calveyra- Nilda del C Guiñazu-Teresita Morán de Valcheff- Roselvirada. Soda

DEMOCRACIA Y COVID.
Angelina Sara Baca
México

Hablar sobre. Democracia
no me siento competente,
me salgo por la tangente;
mejor de la aristocracia
o el perfume de la acacia..
Sobre COVID diecinueve
lo diré en forma breve:
nos ha cambiado la vida,
dejará profunda herida
¿ quién a negarlo, se atreve…?

COVID-19
Carlos Benítez Villodres
Málaga (España)

A los que murieron, están o fueron
contagiados y a los que luchan contra
el coronavirus covid-19

En un laboratorio, este sangriento
bicho crearon cienos, con esencia
maligna de demonio, destinados
a impregnar de maldades infinitas
la vida placentera del guerrero.
Este ínfimo lodo, desatado
del abismo invisible de la muerte,
atrapa con sus garras a los soles
que alumbran al viajero de latidos
esperanzados en su viaje al mágico
mar del triunfo vital de los luceros.
Esta guerra del hombre contra el bicho
transita por el aire siempre indócil,
que nunca acepta el mal de los fracasos
en su cortejo rumbo al corrosivo
infierno, donde vive la tristeza
abrazada a la activa y cruel malicia.
Los ríos vencerán a los venenos
de este invisible bicho que jamás
se detiene ante el cielo, sin fronteras
ni muros enlazados a la lava
de volcanes con garfios implacables.

PLEGARIA
María Elena Camba
Argentina

A quien escuche estos versos,
a quien lea esta súplica
por vos, por mí, por todos,
por la humanidad que se repliega,
por esta enfermedad que no cesa,
por los que se fueron,
por los que se iràn.

Resistamos este virus,
estrechemos las manos,
que la oración no cese
y llegue a cada rincón..
Somos uno en este barco
como el arca de Noé.

Preservemos la vida
de este diluvio universal.
Carguemos en esa barca
unión en la diversidad,,
la fe que mueve montañas,
el respeto por el otro,,
libertad para expresarnos,
tolerancia y honestidad.

Cuando esta tormenta pase,
cuando el virus se haya ido,
cultivaremos en nuestro suelo
la amistad y la bondad..
Cuando la libertad regrese
nos fundiremos en un abrazo
sin olvidar lo aprendido.
Y con justicia y esperanza
construiremos entre todos
un mundo en paz y mejor.

GUERRA DEL  COVID-19
Por coronel ( RA )  Héctor José Corredor Cuervo
Colombia

Es una guerra infernal
con  un virus invisible
hoy en el mundo temible
creado  por racional
o castigo celestial 
que se mueve como avión
de combate  a  propulsión 
sin gas y sin patrocinio
que amenaza el exterminio
de  indefensa  población.

Es la guerra de exterminio
de agalludos poderosos
con apoyo de ambiciosos
que quieren lograr dominio 
por medio del latrocinio
de una prospera región 
masacrando a población
descuidada e ignorante
y quebrando al comerciante
con sus deudas e inflación.

Es una guerra invisible
sin armas y sin soldados
sin cohetes propulsados
con alcance impredecible
y  sin tiempo presumible
que arrasa la economía
y destruye la armonía
de la vida en sociedad
y obliga a la humanidad
a encerrarse en agonía.  

Es una guerra maligna 
que afecta la educación
del  mundo en gran confusión
donde  gente se resigna
a  cumplir con la consigna
del cierre de las escuelas
sin valorar las secuelas
de improvisados remedios
con sofisticados medios
y mentes de manivelas

Es la guerra sin piedad
que acaba con el trabajo
y que empobrece de un tajo
a toda la sociedad
que vive con libertad
de desarrollar  empresa
con tecnología y destreza
para lograr desarrollo
y salir del cruel embrollo
de la ignorancia y pobreza.

Es la guerra en los poblados,
con contagio en espiral, 
donde no existe hospital
con equipos adecuados
para atender infectados
que no pueden respirar 
o que no pueden pasar
la comida requerida 
para mantener la vida
sin ahogo y malestar.

Es la guerra que aniquila 
la ilusión  y la confianza
de luchar con esperanza
por una vida tranquila 
en sociedad que asimila
convivir en hermandad
entre abrazos de amistad
sin yugos de esclavitud
cultivando la virtud 
de actuar con honestidad.

Pueda ser que gente entienda
que actuar sin Dios y sin ley,
con las ínfulas de  un  rey
sin que nadie lo comprenda
solo quedara leyenda
de pandemia universal 
que por un mal general
Dios  mostró la gran verdad
a toda la humanidad
de su poder sin igual. 

LA PANDEMIA Y LOS OPORTUNISTAS
Por coronel ( RA )Héctor José Corredor Cuervo 
Colombia

Metido en el ciclón de la tormenta
de la pandemia fiera y sin vacuna
veo en medios la gente sin fortuna
que en desamparo el hambre la regenta.  

Sin disciplina cuando el sol calienta
veo  sombras sin esperanza alguna
de los seres que salen de comuna
a las calles con cara soñolienta 

y por redes  en  cielo tenebroso 
instigadores  con su voz se sienten
llamando a ignorantes que revienten.

sin respetar que  aquel  tifón medroso
puede arrasar  con pobre y poderoso
cuando no existen muros que lo enfrenten. 


LA ÚLTIMA PROTESTA 
 (A ÓSCAR CHÁVEZ)
Autor. J. Félix Cruz Gutiérrez.

¿Dónde quedarán nuestros viejos
dónde quedarán las memorias
de aquellos hombres en cuyos hombros
descanso la paz y la patria de nuestros pueblos

En donde ellos forjaron nuestros sueños
donde ellos formaron a esta generación,
que nos les importó carencias ni desvelos
y aun con esa ignorancia cibernética
que los arremete hasta hoy.

Dónde quedará esa justicia de igualdad
al querer decidir quién sí y quién no puede vivir
con el ataque del coronavirus,
a quién conectar y a quien no conectar
un respirador entre el viejo y el joven.

Es injusto, es lo más injusto que se está escuchando
porque la ley misma se violenta en su elemental Estado Derecho.
y por lógica estaríamos faltando
al esencial fundamento de nuestra Constitución
Política de los Estados Unidos mexicanos 

Está sucumbiendo la mejor generación de viejos
llevándose su valioso tesoro del saber
aquellos que sin muchos estudios
le dieron carreras a sus hijos,
que con el sudor de su frente
solventaron cualquier sacrificio.

Mujeres y Hombres que todo lo sufrieron
para enderezar el destino a nuestra Patria,
y que hoy solo desean vivir feliz sus últimos días
rodeados de su estirpe, para transmitirle valores a su raza.

Hoy les asusta la noticia de un respirador
cuando ellos son los dueños del aire
de los ríos, de los mares, y de los árboles viejos,
cuando su último aliento es de vivir la vida que le queda
y no es justo adelantarles un adiós a sus consejos.

Porque no es posible que un joven tal vez enfermo
o adicto sepulte por preferencia,
a los hombres y mujeres viejos su estadía,
que son la absoluta sabiduría y experiencia,
por un pobre argumento de tener más años para vivir la vida.

Debemos reconocer que la vida es vida
y es un derecho humano,
que vale lo mismo a cualquier edad
y que es obligación de un gobierno
garantizar la salud del mexicano
ante esta desoladora enfermedad.

¿Qué pasa con el amor y los enamorados?
dónde están los abrazos y los besos,
hoy Cupido se encuentra mutilado
y el cantor no musita más sus versos.
II
¿Qué pasa con los poetas y sus poemas?
cómo justificar tórridas pasiones,
hoy se ha suspendido todo eso
y su lira ya no entona sus canciones.

El poema habla ahora de otra causa
ya no habla del Amor,
su frase ahora es “Quédate en casa”
y en verdad… ¡hazlo por favor!

Y ¿qué hay? de la tristeza y la añoranza que nos invade
de la zozobra, pero sobre todo del pánico generalizado,
ya de un futuro doloroso, de familiares sin verse
que ya se han ido hoy y lo volverán a su lado.

Este grito de dolor, esa angustia
es el peor de todos al ver desaparecer un familiar,
es el crimen más inhumano que asusta
y es la realidad que estamos viviendo… por dudar.

Ese dolor de muchas familias
que renuncian a un ser querido,
y que quizás se lo regresen en cenizas
es lo más doloroso que en este mundo se ha vivido.

Me quedé en casa, mordiendo la angustia
mordiendo la desesperación y la incertidumbre,
son los alimentos de diaria lucha
el saberme lejano de mi gente
y la impotencia de ver cómo sucumben.

El saber y la angustia de que hayan enfermado
y no saber qué sucederá con ellos,
él no poderse acercar por no ser contagiado
el no recibir visitas más que de lejos

Yo me quedo en casa
¿pero y tú qué andas en la calle?
¿Qué haces por nosotros?
yo me quedo en casa
por muchos y tú qué andas en la calle
¿no te importa lo que pasa?

Que debo hacer para para convencerte
que debes de quedarte en casa,
yo sé que tus necesidades son fuertes
y que eso simplemente nos rebasa,
pero no andes simplemente por andar
contagiando con tu lengua y tu palabra falsa,
a las mentes vulnerables por necesidad
por favor… quédate en casa.

Me quedo en casa
pero quién me detendrá si la angustia llega
quién si la nefasta noticia llega a mis oídos
de algún familiar ha dado positivo,
quién podrá detenerme de quedarme en casa
a dónde iré a soltar mi llanto por mi ser querido,
quién puede garantizarme que regrese vivo.

Si, yo sé que tú te quedas en tu casa, porque la tienes 
y porque estas comunicado con tu familia,
pero quién sabe lo que pasa
por los que no tienen ni una choza fría,
y se da cuenta que la vida es una farsa
y saldrá e irá en busca de comida.

¿Quién sabe por lo que está pasando
el que va corriendo por la calle?
que no está en casa por que anda buscando
a un familiar del que nada sabe,
todos lo tildamos, lo crucificamos diciendo
que es un verdadero irresponsable.
III
Y lo maldecimos le decimos de todo
pero saben acaso que va desesperado
y a la deriva porque no sabe
dónde está su ser querido infectado,

Quién hará entender a los viejitos
que no saben nada,
que ignoran todo absolutamente
y que están acostumbrados
a hacer una vida rutinaria,
quién los hará entender
que tienen que estar presos
en su casa encerrados,
nadie puede hacer entender eso
no pueden encerrar
a la naturaleza propia del ser humano.

Y que de sus recetas y medicamentos
sus pastillas milagrosas
y aquella medicina milenaria de sus ancestros
que se recomienda de boca en boca.

Y que de los niños que jugaban en la calle
y que de aquellos partidos de fútbol
que unía las pasiones cada tarde
y que ebrios festejaban a su equipo triunfador. 

Y que de los bailes y las tradiciones
de santorales de fiestas religiosas,
la Navidad, el Año Nuevo y devociones
el festejo de quinceañeras preciosas
y los planes de casarse se posponen.

Y que de los dignos funerales
aquel abrazo para consolarse,
el amigo que llegaba a saludarles
a dar el consuelo fraterno y abrasarse,
y el otro que llegaba en el pueblo a convidarle
su saco de café de pan para compartirlo
con los presentes por acompañarle.

Y que de aquellos alegres mariachis
de los músicos solitario de Fonda en Fonda,
el músico que deambula por la calle
y que espera para iniciar su ronda.

Hoy los instrumentos están dormidos
y los músicos andan a la deriva,
se extraña la fiesta y los amigos
y la música que llena de alegría

Y que del poeta que el testimonio escribe
de este tiempo muerto, de este tiempo sin tiempo,
sabiendo que sin poemas el poeta ya no vive
y más de esta pausa, de este confinamiento.

Y qué de los amigos del abuelo
que acostumbraban charlar en el café,
para arreglar las cosas de este el mundo,
y qué de aquellas reuniones de la fe
que dan a sus almas gran consuelo
para platicar con Dios, en lo profundo?

ESPERANZA
Georgina Cuartas Cadavid
Medillín-Colombia

Todo, todo está opaco,
el mundo se inhibe
más, va quedando una sombra
de este cielo en su declive,
que con la muerte coincide.
Esperando la vacuna de este
Covid 19, el tiempo se desmorona
como si fuese de nieve.
Hoy se esperanzo la vida
con sus dorados matices
y se han cambiado los rostros
que permanecían grises.
Una esperanza furtiva
se recrea con deslices,
mientras el cielo confunde
la vida con sus eclipses.

 

ESTRAGO
Georgina Cuartas Cadavid
Medillin-Colombia

El cosmos se tornó lúgubre,
las urbes desoladas,
el aire, soñoliento,
silencio de alboradas.

Duermen las esperanzas,
hay frio en las almas,
los rumores confunden,
mientras la nostalgia cabalga.

Son las tres de la mañana,
se han opacado las albas,
llega un rumor de sirenas,

se nos perturba la calma,
el viento silva espantado
con un silencio que embarga.

COVID-19
Mae de la Torre
Ecuador

Es una desagradable visita
penoso el comprender
sólo cuando ya estés contagiado
terminarás por aprender.

Elimínalo pronto de tu cuerpo
o logrará tu salud carcomer
no te enfades, ni te rindas
anda con cuidado por doquier.

Te sugiero, es necesario
reflexionar antes que perecer
no será ni la primera ni la
última en emerger.

Es preciso estar alertos
para que nunca sorprenda a tu ser
tú eres el único responsable
de lo que pueda suceder.

Si acaso
lo veas indiferente
el COVID-19
encontrará el camino fácil para
hacer su amanecer.

Su visita no ha sido en vano
la lección más grande es
que por los demás
tenemos que hacer el bien.

A nuestro planeta hay que restablecer
¡Cuántas enseñanzas!
¡Mucho hemos tenido que aprender!.

DESOLACIÓN
Teresa  Fonseca  Oropeza
Cuba

Grande es la desolación
que el COVID nos ha traído
pues estamos sin sentido
ante tanta desazón.
Nos confunde la razón
esas muertes en el mundo
quiebra el cerebro en segundo
tanta tristeza al pasar.

¿Será parte del azar
este cuadro tremebundo?.

Persiste la soledad
que destroza el sentimiento
al escuchar el lamento
de toda la humanidad.
Normas de seguridad
todos debemos cumplir
en nuestra casa seguir
y así extremar las medidas,
evitando las salidas:
-esperanza de vivir-.

DERRAME DE CONGOJAS
Prof. Nelly v. b. Forni
-Santa Fe- Argentina-

En estos tiempos de quebrantos
que vive el mundo entero
ante el acecho sin máscara de la venenosa Covid-1,
el ser humano agudizó su sed de poder y riqueza.

La incertidumbre y el terror dominan a los habitantes,
vacilantes ante la falta de la libertad democrática.
Es que repta el espectro de la muerte
sembrando la desesperanza de los sueños.

La ofuscación aprendida con la narcosis sigue
los pasos negros del maligno que conduce
el obrar a ciegas a los que gobiernan,
acrecentando el derrame de congojas.

El señorío del “sinsentido” y la pérdida
de la transcendencia destruyen el camino recto.
Huye la fraternidad de las naciones y pueblos
como dádiva de vida al distorsionar la moral.

Materializan, corrompen, tergiversan la Verdad.
No comprenden que los humanos somos hermanos
sin diferencias de etnias ni de credos.

Sus acciones diabólicas equivocan el camino
originando un caos profundo que aleja la PAZ
y olvidan el CIELO PROMETIDO.

Se crea así un desencuentro infiel al trastocar
las leyes de nuestra CONSTITUCIÓN.
Es necesario volver a cumplir con la DEMOCRACIA
poniéndola a los pies de NUESTRO REDENTOR.-

VIAJE HACIA LA LUZ
 Liana Friedrich
Argentina

He disipado tus transgresiones como el rocío,
y tus pecados como la bruma de la mañana.
Vuelve a mí, que te he redimido.

Isaías 44:22

Tumulto de huellas crepitantes
expanden velamen de espejismos.
Estalactitas de sol,  insidiosa acidia gotean
sobre las últimas retamas florecidas.
Colores desgastados se reclinan
sobre abismos de estuosos arrecifes.

Ya todos los relojes inician
su múltiple travesía de atabales
al remontar el día desde el cenit…
La realidad levanta trincheras soporosas
para mitificar la siesta e incinerar
 memorias en caravanas de recuerdos. 

Luna sin ocaso, estólido aguafuerte,
sobre el poniente fragmentado
graba con cinceles de piedra
una gris congregación de solanas…
Implacable, el galeón de la noche
inaugura claroscuros saturnales
por donde ángeles cabalgan sigilosos. 

Atrios sollozantes  atizan velones
para irradiar místicos responsos .
Luciérnagas danzan lento adagio,
reescribiendo viejos palimpsestos
en indóciles circunvoluciones
sobre el rústico ofertorio.

Silencio demiúrgico de brazos en cruz:
adviene, 
              relumbra, 
                                palpita,  
renace,  
              muta,  
                        se recicla.  

Desde una reverente epifanía,
-desbordada de fúlgidos vitrales-
satura lacrimatorios de alabastro
con elixir de bienaventuranzas,
para iluminar la fe en los penitentes
que ascienden desde su atalaya
por el cordaje sideral del Ser Supremo. 

LOS IDUS DE MARZO
Carlos Gonzalez Saavedra -Charlitos
-Argentina-

Me han pedido que escriba
De la peste que viene azotando.
Pero soy desobediente,
de ésa peste no escribo.
ni hablo.
Escribo lo que me pasa,
desde los idus, de marzo.
Que ando de barbijo y cuidado.
En mi casa encerrado, contando
Como presos, los pasos que
que voy dando.
¡Que voy a escribir, tanto espanto!
Mejor hablo de mis sueños
Aquellos ,que he alcanzado.
Aquellos ,que voy soñando.
Aquellos, que persigo, persistente
Hasta poder realizarlos.
De las ansias que yo tengo
De estrecharme en abrazos
a mis nietos ,a mis hijos
a mis amigos.
Abrazos que…
que rompen los huesos
Esos, que nos hace falta, tanto.
Mejor hablo de esas miradas
Y saludos a lo lejos
De las caricias, que estoy guardando
Escribo de lo que estoy extrañando
De tocar unas manos calidas
De hacer el amor sin cuidado
De tomar unos vinos mansos.
Sin tiempo.
Todo esta pasando
Nadie sabe nada
Hojarascas para llenar espacio
.informando.
Por eso fijo mi vista
En todo lo que he vivo
En la primavera que esta asomando
En el canto de los pájaros
Como se ponen amarrillos
Los prados
El azul del lino
Los deshielos
La belleza de las flores
Todo lo observo y disfruto.
Hasta, los nuevos,
idus de marzo.

EL DERECHO A ELEGIR
Carlos Gonzalez Saavedra – Charlitos
-Argentina-

Tengo el derecho a elegir
En que suelo camino
Donde y como dormir.
Porque puerta respiro aire
porque puerta, prefiero salir
Tengo el derecho a elegir
Donde pongo mis letras,
Como expreso mi sentir
Si hiero, con mi grito.
O como endulza, mi decir
Tengo el derecho a elegir.
Donde pongo mi voto
A que honesto quiero, oír.
Donde pongos mis aplausos
Con que calaña, evito sufrir.
Tengo derecho a elegir
Que sueños he perseguido,
Que sueños quiero perseguir,
Por donde andarán mis ansias
Que quiero, para mi país.
Tengo derecho a elegir
Si vivir en democracia
O que vida quiero vivir
Libre es mi pensamiento,
libre es mi sentir.
La libertad no tiene precio,
Vivir libremente es,
lo único ,que voy a elegir.

NUEVO CORONAVIRUS
Adalberto Hechavarría Alonso
Cuba

Confinado en los tiempos de pandemia
me decido a escribir este soneto
y como sé que la prudencia apremia
estoy tranquilo, pero un poco inquieto.

¿Cuántos mueren vencidos por leucemia
que le sirve en el viaje de boleto?
¿Cuántos son devorados por la anemia
que los acosa sin ningún respeto?

Que Dios quiera no llegue la epidemia
al sitio donde vivo, tan discreto
lejos de la ambición, y la Academia

que lo regula todo con respeto.
Esperaré expectante , sin blasfemia,
que ni siquiera tengo un amuleto.

COVID Y LA ESPERANZA
José Lissidini Sámchez
Uruguay

El mundo se ha trastornado,
ha llegado un terrorista,
asesina a plena vista,
todo pueblo está marcado.
Orgullo de Hombre ultrajado,
y solo se ve pujanza
de temor y desconfianza.
Más entre llanto y lamento
pervivirá un sentimiento;
la eterna y fiel Esperanza.

PANDEMIA INFERNAL
(Lamberto Ibárez Solís)
México.

Tengo que cuidarme tanto;
guardarme en cuatro paredes
del silencio vil que agrede
al mundo y grita su llanto.
Que tiende su negro manto;
nunca importó el dinero,
solo la salud es primero
y que permite que alerte
y no tengamos la suerte
de cavar nuestro agujero.

Mentes perversas lanzaron
esta pandemia que mata
a ricos, pobres; desata
el miedo que nos causaron.
Y nuestras vidas cambiaron
por una gran hermandad;
nombre; solidaridad,
hermanados con el mundo
con un cariño profundo
que ocasiona la maldad.

La ambición de poderosos
de sostener el poder
han hecho al mundo temer
con un virus peligroso.
Pretenden ser los colosos
y a Dios querer sustituir
al mundo entero cubrir
de una epidemia mortal
que ha desatado este mal
y a los débiles destruir.
Y como Poeta maldigo
a los países pioneros
y ser ellos los primeros;
por eso yo los fustigo.

Y con mi gran Dios abrigo
en su nombre y en su gloria
que el mundo será victoria
y por Él será sanado
a la humanidad salvado
de la peste que es escoria.

“REQUIEM” DOLOR. MUERTE.
Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
Guatemala

Para, Amparito de León Barrios
Mi esposa, Musa y Maestra.
20 de marzo 1938–19 de junio 2020

Frente a mi estación histórica
hablo a través del dolor,
muerte, también es amor
viviendo la fe católica.

Es mi REQUIEM alegórica
petición a mi Señor
su voluntad en mayor
tristeza fantasmagórica

Es fuego mi desamparo
desgarra no ver su risa
Y mi angustia se doblega.

Desolado me declaro
Amparito se fue occisa
A Dios, feliz, su alma entrega.

ll

No acaeció exequias fúnebres
mi despertar fue terrible,
fue dejarla, inconcebible,
mis cielos tornasen lúgubres

En su purga ella se cubre
su orar fue siempre sensible
intuida a la FE creíble
en amado AMOR se encubre.

Ella, bañada en su paz
me estimula y reconforta
no acompañar en su entierro

Tiempo de virus, veraz
a otros cuidados exhorta
el firmamento es mi encierro.

lll

Renazco en melancolía
sin ti, es nuevo mi destino
oro por ti y me reclino
rezo a la Virgen María

Ya reclamar, no osaría,
no hay mar para este marino
la pluma ya no domino,
sin la musa se perdía.

Ella era la inspiración
ha muerto la inmortal musa
el poeta queda en llanto.

El Réquiem es conclusión
es la maestra profusa,
que siempre, LA QUERIA TANTO.

IV
Futuro, eterno vacío
deja tu indolente muerte,
yo no la tiro a la suerte
tu ser físico no es mío.

Tu alma, ya duerme en el frío
pausa, retorno, que advierte
y espero el cuerpo despierte.
Cristo, siempre en ti confío.

Dios te ama, por tu bautismo
y tu decidiste amarlo
¡Regalo a tu proceder!

Amarte, fue mi aforismo
mi destino debo ararlo…
mi juicio, ¿Qué debo hacer?

V

Ángel tierno mujer pura
te extraño frente a la vela
orando cual centinela
por ti, divina criatura.

En esta hora, en luz oscura
a Nuestro señor apela
y un epitafio cincela
cómo extraño, tu figura.

Rige desde tu esperanza
cúbreme en tu cielo abierto,
tu mirada última alude.

Por tu mirada de alianza
te realzaré despierto
cuando mi versar enviude

«DEMOCRACIA Y COVID – 19» 
Sarah Petrone
-Argentina-

Se cerraron las puertas y quedamos
aislados como náufragos heridos.
El mundo se detuvo y en ese instante
se rompió la cuerda del reloj de nuestras vidas.

Las bocas amordazadas no reclaman
por el derecho que se vulnera y se precisa.
Ceremonias secretas, democracias
sin fundamentos concretos, esclavizan.

Desde todos los rincones de la tierra
la invisible pandemia exterioriza
un sin fin de dudas y temores
que el covid – 19 viraliza.

Como una amenaza bíblica pagamos
por las ineficiencias de las sociedades siempre en crisis,
sin salud, sin igualdad y sin valores
que las políticas de los más fuertes disciplinan.

Cuando el tiempo al pasar encuentre el modo
de sanar los cuerpos, las heridas
¿nos hará mejores o peores, ese día?
que se marquen en las almas

PORQUE NOS DEBEN RESPETO
María Rosa Rzepka.
-Argentina-

Se dice que democracia es el gobierno del pueblo,
tal lo dijeran los griegos en esos tiempos pretéritos.
Más, ¿Quién es el pueblo ahora?
¿quién se arrastra por el suelo observando los mandatos
que no emanan del Congreso?
Un virus, el responsable de que nos hallemos presos.
Presos y muertos de miedo, ese, que siembran los medios
para “quedarnos en casa”, mientras nos roban los sueños.
La democracia establece tres poderes de gobierno,
para que ejerzan controles, uno a uno, tiento a tiento.
Cada cual con sus funciones. Los tres, empleados del pueblo.
Pero el virus recrudece cuando el pueblo, que anda suelto
sale a pedir que se cumplan de las leyes los preceptos.
Y de paso recordar los derechos que tenemos:
Que no son nuestros mecenas,
Que les pagamos buen sueldo,
Que no nos regalan nada,
Y que nos deben respeto.
El virus es un extraño que amenaza al mundo entero
y la justicia no tiene intromisión al respecto.
No debe cambiar las leyes para proteger de prepo
a los corruptos que abundan bajo el sol y sobre el suelo.
El virus no ha de extinguirse siendo usado de señuelo.
Lo que se extinguió en mi patria es la vergüenza, el sendero
que lleva a la democracia, o sea, El gobierno del pueblo.

LA BATALLA 
Ady Yagur
Israel

Ven libremos  ahora  la batalla
tratando de hallar mas  sonrisas,
viendo la luz de nuevos dias
izando  la bandera  de la paz.

La pandemia corre desbocada
no puede derribar las murallas,
de seres que cantan a la vida
mientras la memoria llama.

La distancia es estar mas cerca
lejos al mismo tiempo adorado,
acariciando rostros  sin mímica
sellados de  nuevos recuerdos.

Ven caminemos hoy con orgullo
tratando de ser hombres nuevos,
en esta  dura batalla invisible
copla dolorosa de mi canto.

Disfrutaremos luego de la victoria
aunque el piso quede mojado ,
por lagrimas que parecen nuevas
mientras me  acerco a tu lado ..

CIRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN (VILLA MERCEDES) SAN LUIS- ARGENTINA

REFLEXIÓN
Judith Lilian Bocco

Ni la angustia supera a la victoria
ni la duda ensombrece la esperanza,
nos tienes de Tus manos en las palmas
Tú eres el resguardo de la vida.

Nada calla la voz ya pronunciada
de Aquel que todo puede y todo sabe
estamos todos en la misma nave
en el mar del Amor que nos resguarda.

Tribulación tenemos momentánea
como desde tiempo ya es sabido
somos luz por promesa y desafío.
para apartar del todo las tinieblas.

Puede haber pandemia o pestilencia
no importa el nombre tras el cual se aparta
para borrar del mundo la confianza,
sólo la fe conserva nuestra guardia.

Conmueve el espacio de la ausencia,
la falta del contacto en las miradas,
el anhelo de abrazos y juntadas,
la distancia entre amigos y familias.

La solución seguramente espera
y ángeles nos cuidan con barbijos;
el tiempo moverá exactos hilos
junto al Creador que ampara y nos alienta.

MI REINO, POR UN ABRAZO
Aldo Javier Calveyra

Hoy tengo tantas ganas
de repartir abrazos,
quiero abrazar a mis niños
que los extraño tanto.

Abrazar las palmeras
de la plaza del barrio,
tengo tantos deseos
de abrazar a mis padres.

Abrazar a ese amigo
que se quedó en Malvinas.
Abrazar al mendigo
de esta ciudad vacía.

Tengo mis pretensiones
que se termine pronto,
para cambiar mi reino
y gozar de un abrazo.

EL AYER Y EL HOY
Nilda del C. Guiñazú

La vida en albedrío se daba plena
era el imán natural de la alegría.
Ayer éramos la felicidad.
Hoy… en soledad profunda
solo quedan sueños
imágenes en sombras.
Un virus letal, en arrebato
anhela aniquilar al mundo.
¡Oh… angustia lacerante!
Timbraron las puertas,
bloquearon las fronteras ,
cercenaron la libertad .
Enclaustrados, sin salidas,
aislados de la familia.
Y el país paralizado,
mientras crece la indigencia.

En esta larga velada
seguimos prisioneros
mientras la vida se consume cada día,
ante el clamor del mundo.
Tanto dolor va grabando
Insondables surcos,
sobre la piel del tiempo.
Solo podemos implorar a Dios
en esta orfandad violenta
regrese la luz de la esperanza
en perdurable alborada.

LIBERTAD NEGADA
Teresita Morán Valcheff

Libre como el ave ¡quién pudiera ser!
lejos del reloj tirano y del calendario
que lentamente deshojan los días
y ahora del virus que porta corona
y nos ha esclavizado y aislado con saña
del mundo cercano y lejano
cancelando puertas censurando abrazos
y el derecho unánime
de cerrar los ojos en paz y llevarse
los rostros amados en la despedida
con crueldad negado.

Los sueños perdidos en sombras inciertas
la muerte rondando en cualquier esquina
el sol escondido en nubes de olvido
los muertos en fila aguardando solos
en silencio eterno un adiós de hermano
o de fiel amigo…

Se estremece el cielo de la tarde mustia
y pájaros negros se arraciman quedos.
Se arrodilla el mundo en ruego al Eterno
la esperanza viva latiendo en el pecho
a pesar del duelo y de los decretos
¡que ahogan el grito de los hombres libres!

2020
Roselvira

Aislamiento, miedo, incertidumbre..
Los encuentros se vistieron de nostalgia
y los labios se tiñeron de veneno
De pronto el día se hizo noche,
el abrazo una utopía.
la caricia una amenaza.
La casa se hizo jaula
porque el enemigo

Invisible, certero, invencible,
se vistió de rey con su corona envenenada

Y no hubo ricos ni pobres
ni sabios o ignorantes.
No distinguió sexo ni edades
atacó al príncipe, al vasallo,
al torpe, al sano y al enfermo.
Se gestó quién sabe dónde
y nos encontró sin armas
ni argumentos.
El mundo ya no es el mismo,
nosotros ya no somos los mismos
Y lo que era tan importante
se volvió vano, superfluo, innecesario
Una cascada se rompe a los pies,
envuelve la piel sedienta de besos
Me queda el sonido de los pájaros,
la dicha de todo lo vivido.

Se ha abierto un abismo de espinas,
pero un objetivo común
más que nunca nos une
Y me quedo aquí cara al cielo
extrañando los afectos…
Pero el sol sigue siendo una esperanza,

Deja un comentario