POEMAS SOBRE LA ALEGRÍA

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a 
la ley de propiedad intelectual de España

Enero 2.019  nº 15 

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas
por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras 

 

 

  COLABORAN : Irene Mercedes Aguirre ( Argentina ) Carlos Benítez Villodres ( Málaga- España) Liana Friedrich ( Argentina ) Mª Rosa Rezepka ( Argentina ) Hildebrando Rodríguez ( Mérida- Venezuela)  Jesús H. Sánchez Rodríguez ( Mérida- Venezuela) Ady Yagur ( Israel ) Adolfo Vasco Zabalza ( Argentina ) Círculo Literario Letras del Andén de V.Mercedes Argentina. Teresita Morán Valcheff. Nilda del C. Guiñazú.  Roselvira. Titi Otazu. Myriam Austidillo . Verónica Sevilla. Aldo Javier Calveyra. ) 

DÍPTICO AZUL
Irene Mercedes Aguirre

( Argentina )
I
Alegría
Es como un espejismo. Nos convoca
y grabada  en el  pecho siempre está
¡Alegría! ¡Alegría!  ¡Cuánto  evoca
con  su  azul,   tan  difícil de  atrapar!

Esta mujer tan cotidiana, seria,
que por el día soy, en realidad,
cuando la sangre fluye en cada  arteria
con  su   alegría,  ¡qué felicidad!

Me vuelvo un ser que se proyecta en risas,
fuera  de toda  angustia y ansiedad.
No soy la misma cuando  las sonrisas
pueblan mis labios de vitalidad.

Rostro de las mil caras, los mil sueños,
de mil acciones y de inmensidad,
¡Cóctel mezclado, pájaros risueños,
liberadores  de la soledad!

II

El pájaro azul de la Felicidad

¡Ser feliz!¡Ser feliz! Esa perpetua,
esa constante, permanente búsqueda
de los brillos azules de tus alas,
de tus reflejos puros, vuelo en alto,
con majestuosa danza  en la alborada!

¡Ser feliz! ¡Ser feliz! ¿Por qué sendero
te encontraré, por fin? ¿Por qué recodos?
¡Qué caminata a tientas para hallarte!
¡Qué desoladas rutas para verte!
¿¡Por qué vitales sendas rescatarte?

¡Ser feliz! ¡Ser feliz! Hoy me he adentrado
en el barroco bosque de mis sueños
para buscarte, terca, aquí y allá.
¿De qué quimera vienes, con promesas
de acogedoras alas que abrirás?

ALEGRÍA
Carlos Benítez Villodres
Málaga- España

En nuestra esencia anida la alegría
más entusiasta, más acogedora,
donde habita la luz merecedora
del fruto ajeno a la melancolía.

Una alondra nupcial siempre me envía
un ramo de claveles cada hora,
porque conmigo vive una pastora
que, con su amor, me hace compañía.

¡Alegría! ¡Alegría! Flor de vida
para este mundo erguido, en su calvario,
que finge no tener negra su herida.

Para el gozo jamás hay adversario
que mute la alegría en voz perdida
ante la opacidad del mercenario.

 

HAIKUS DE LA ALEGRÍA
Liana Friedrich ( Argentina )
(Del libro «Fuga de alas», 2017)

Metamorfosis
de oruga a mariposa:
el día nace.

Suben los duendes
al carrillón del sol.
El bosque ríe.

Entre las ramas
caireles de oro y plata.
Vibra la tarde.
Ebria de cobre
la costumbre rural
de  semillar.

Misión humana:
prolongar la creación.
Maternidad.

FELICIDAD
Mª Rosa Rezepka
( Argentina )

Novena sinfonía.
Magia eterna.
El sonido abre paso
a la Alegría.

Elevándose el alma
se entremezcla
con las voces
en franca algarabía.

LA ALEGRÍA
Hildebrando Rodríguez
Poema Hildebrandino con Doble Rima

Es concierto de alegría, la vida que se merece,
cuando prosigue y se crece, aunque no haya melodía.
Lo que impone la porfía, a nuestro cuerpo estremece;
 en el ambiente se mece, sin que se logre parar;
pero como ha de gustar, al disfrute pertenece.

Es divina la alegría, porque con la dicha vive
y el refuerzo se recibe, como bella melodía.
Aunque venga de falsía, la podemos disfrutar,
y con ánimo apoyar al recibir su presencia,
para que su permanencia, nos prolongue el bienestar.

Cuando la dicha se baña, en la piscina del gusto,
antes de causar disgusto, nos estimula la entraña.
Nadie en la vida se engaña cuando lo bueno practica,
y con más  fuerza lo aplica para alegrarse la vida,
porque aunque sea inmerecida, la razón así lo indica.

La alegría se celebra con fuerza y alevosía
con banderas de porfía imponiendo la justicia.
No hay sitio para impericia en esa celebración
porque con justa razón la seguimos celebrando
y a mucha gente invitando a que sea fuerte la unión.

LA FELICIDAD
Jesús H. Rodríguez Sánchez

Mérida – Venezuela

Poema Hildebrandino con Doble Rima

Es alegría lo que siento, solo cuando estoy contigo,
porque me das el abrigo que cobija el sentimiento.
En ese bello momento se regocija mi vida
no existe ilusión perdida ni causa que acerque al llanto
y si has de quererme tanto, tu serás mi consentida.

Es tu sonrisa radiante agradable y con fragancia,
la exhibes con elegancia en tu vida fascinante.
Tiene el brillo del diamante y luce hasta en noche obscura
para alumbrar tu figura de insuperable belleza
que desfila con destreza y suprema compostura.

Es risueño el porvenir cuando reina la alegría,
y se da la fantasía que deseamos construir.
En todo voy a insistir para poder conocerte
y con amor ofrecerte lo bello que por ti siento
que me despierta el aliento y las ansias de tenerte.

Quiero sentir el abrazo de tu cuerpo adolescente,
la pasión efervescente que se anida en tu regazo.
Sin dudas y sin rechazo nos vamos disfrutar
para poder conquistar esa vida placentera,
en la divina quimera que vamos a eternizar.

ALEGRÍA ¿DONDE ESTAS?
Adolfo ( Vasco ) Zabalza
( Argentina )

Donde estarás alegría
que inundabas a mi ser,
llenándome de placer
en la humildad de mis días,
no te ocultes, no te rías,
pues sin ti no se vivir,
no quieras verme morir
con un signo de amargura,
o envuelto en la cruel locura
de quien no puede reír. –

A la vida le pregunto
si sabe donde encontrarte,
y entonces iré a buscarte
para volver a estar juntos,
quiero volver a mi mundo
de ensueños y fantasías,
de sentir en la poesía
que al corazón estremece,
la magia que en ella crece
si estoy contigo, alegría. –

             CÍRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN, V. MERCEDES, S. LUIS,    
           ARGENTINA , PARA REVISTA ARISTOS INTERNACIONAL, ESPAÑA

FIEL ALEGRÍA
Teresita Morán Valcheff

Vida te soy fiel
porque cada mañana
 me lleno de alegría
ante el rito del sol que se levanta
para repetir el milagro
de la abeja y la crisálida
de la flor y del trino.
Te soy fiel en lo pequeño
 y cotidiano de las cosas sencillas
aquéllas que puedo apretar
entre mis manos.
Las que laten con mi latido
y forman el paisaje
al que siempre regreso.
Te soy fiel por la luz que grabó
en mi retina los rostros más amados
y por la sombra que acompaña mis pasos.

Por los ríos de estrellas
que navego en mis sueños
y por la lluvia que en la noche
me envía sus signos secretos.
Te soy fiel por el instante
que con alegría vivo
y por la eternidad que me espera
más allá de la duda y la esperanza.

LA ALEGRÍA DEL  REENCUENTRO
Nilda del C. Guiñazú

Alborada generosa de octubre
costanera norte de la plaza Pringles
en plenitud  desplegados
cabalgan en la brisa
un retazo de cielo
ante mis ojos.

¡Allí están ¡

Yo sé que al llegar la primavera
a la cita no podré faltar
estarán esperando
con sus copas crecidas
íntimas y placenteras
una vez más.

Durante ese prodigio
¡qué alegría!
vivir para el reencuentro.

Mi corazón castigado  por la ausencia
volverá a levantarse del silencio
y rozará una vibración
de eternidad.

CERTEZA
Roselvira

A veces sucede, 
me ahoga una pena,
la pena que encierra
el gris de la ausencia
Entonces murmuro tu nombre y revivo
al gozar del recuerdo
nutrido de instantes.
Resurge una voz
de vivencias tan puras,
imán  de segundos
 tan fuertes, tan vívidos
Acudo a ese nido
 por siempre imborrable
y se hunde la pena
en un mar de alegría.
Por eso te digo:
Tristeza, no existes.
El fluir de la vida
es algo constante,
si vuelvo la vista
el camino es tan bello

Resaltan tan solo
colores vibrantes.
Amé y fui amada,
brilló la esperanza
No puedo quejarme
el aroma  es un bálsamo.
Las mágicas horas
embriagan mis días.
Quién  puede quitarme
el encanto vivido.
El pasado es presente
la dicha es perenne.

ALEGRÍA DEL REGRESO
Titi Otazu
 
Mientras el tren pitaba en su partida
él dejaba el andén en su regreso.
Un bolso azul  era todo  su equipaje
y una sonrisa en los ojos que contaba cosas…

 Estaba feliz. Volvía a su pueblo.
una villa pequeña, calles de tierra,
plazas floridas de rosales, monumentos de bronce,
grillos trasnochados, palomas,  pájaros y hormigas.

Una zamba descuelga una guitarra,
una radio transmite un radioteatro,
cinco cisnes sacuden sus plumas en la laguna
mientras se respeta la ceremonia de la siesta.

Viene caminando, saboreando aquel paisaje.
Volvió para quedarse y siente el fuego interior
emoción que solo se parece  a una nostálgica niñez            
pero es algo más que supera lo que siente.

Es alegría, es un vuelco de latidos y sentimientos,
es alegría que se prende en la piel y no se explica
la hermosa sensación que le produce regresar
y cómo definir ese estado…simplemente, es alegría.

CELEBRANDOTE 
Myriam Austillo ( Yamida)
para Fátima Molina Daquino

¿Cómo narrar quince años, sin hacer una pausa,
para andar por tu historia y recorrer sus páginas?,
donde encontramos padres y hogar…tú aún no estabas,
ni hermanos, pero eran futuro y esperanza.-

De su amor jubiloso surgiste cual un hada
cuya forma y el nombre…juntos adivinaran,
y un día hace quince años, ellos te celebraban,
cuando abrías al mundo la miel de tu mirada.-

Descubrieron tu ser y presintieron tu aura,
y forjaron ¡ dichosos! la pureza de tu alma,
esa que asoma en ti, en tu belleza y gracia,
y en la femineidad que tu presencia irradia.-

Así fuiste creciendo de pequeña a muchacha,
tu expresión infantil a adolescente calma,
tu rincón de muñecas en fiesta de pijamas,
y tu día de Reyes en sueños y campanas.-

Ellos te cincelaron con la más fina pátina,
y de ellos heredas su nobleza galana,
tienes el privilegio de ser su hijita, Fátima,
de ostentar su apellido, su hidalguía y prosapia.-

Y serás como ellos, honorable y cristiana,
leal para con todos, generosa y sensata,
bondadosa por siempre y por siempre abnegada,
¡Darás gracias a Dios, por Alfredo y por Sara!.-

REGOCIJO EN POEMA
Verónica Sevilla

Entre mis ruinas me levanto
como árbol que ante la sequía
levanta su hombro
y  con el párpado en lágrimas
sustento al último pájaro
pájaro de papel teñido de poema;

Cansado de ser y no ser,
de inyectarme versos en las venas,
resurjo  entre el alma muerta
de una piedra.

ESE LOCO VELERO.
Aldo Javier Calveyra
 
Muchas noches despierto
pensando en tu sonrisa
la almendra de tus ojos
con piel de caramelo.

Otras veces despierto
en medio de la noche
solo para observarte
navegar en mis sueños

Alguna vez despierto
y te siento magnolia
con corazón de nácar
y pies de terciopelo.

A veces me despierto
después  que la marea
dejó mil  caracolas
cerca de tu escollera.

Y despierto mil noches
inundado de encantos
colmado de ternura
rozando tus cabellos

Y a veces no despierto
para seguir viajando
en el loco  velero
pintado de alegría.

 

4 comentarios en “POEMAS SOBRE LA ALEGRÍA”

  1. Vai ser fantástico poder ler Alegria! essa matéria tão rara em nossos dias onde
    a tristeza ás vezes quer se sobrepor! Boa idéia queridos poetas, um tema pra lá de bom!
    Quero ler tudinho! Esto apenas reconhecendo e conhecendo temas e escritores! Beijos, CemaRaiser.

    Responder
  2. «ALEGRIA» IRENE MERCEDES AGUIRRE (ARGENTINA) :Sonhar e buscar todos os dias… mesmo sem tudo esperar, que seria de nós sem alegria? Planos nossos de cada dia: Alegria!!! Parabéns Irene ! Que nossos dias sejam Felizes todos os dias!Cema Raizer,

    Responder
  3. «ESSE LOCO VELERO «ALDO JAVIER CALVEYRA : Mui loco de amor ese velero, que acorda na noite, sonha de dia,se enche de ternura para se inundar de encantos e segue adiante , no louco veleiro, pintando alegria … que felicidade!!! Lindo esse louco navegador encantado de alegria! Especial e feliz poema !Que seja sempre assim! Cema Raizer.

    Responder
  4. «ALEGRIA DEL REGRASSO» TITI OTABU :Despertando nossas almas, alegria é um soar de sinos,que nos faz guardar
    ou recordar doces lembranças… eu também quero de novo sentir essa alegria! Cema raizer.

    Responder

Deja un comentario