POEMAS SOBRE EL ABORTO

 

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España

Junio   2.020  nº 32

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

COLABORAN: Irene Mercedes Aguirre. (Argentina)…Leonor Ase de D´Aloisio ( Argentina)…Angelina Sara Baca (México)…Carlos Benitez Villodres (Málaga-España).. Jorge Emilio Bossa (Argentina)…María Elena Camba (Argentina)…Libia Carciofetti (Argentina)…Hector José Corredor Cuervo (Colombia)…José Félix Cruz  Gutiérrez (México)…Mae de la Torre (Ecuador)…Lidia Dellacasa de Bosco (Argentina)…Nelly V. B. Forni de Marina( Santa Fe, Argentina.)…-Liana Friedrich (Argentina)… Carlos González Saavedra (Argentina)…Jaime Hoyos Forero (Colombia)…Liliana Lorán (Argentina)…Elsa Lorences (Argentina)…Silvia Mandrile ( Argentina)…Raquel Olay de Leanza (Argentina)..Sarah Petrone (Argentina)….Graciela Ríos Lobo (Argentina)…Antonia Russo (Argentina)…María Rosa Rzepka (Argentina)…Hilda Augusta Schiavoni (Argentina)…Adolfo Zabalza (Argentina)…Grupo Literario Letras del Andén (Argentina)…Judith Lilian Bocco…Aldo Javier Calveyra…Nilda del C. Guiñazú…Carmen G Lucero de Palma…Teresita Morán Valcheff

COMPROMISO VITAL
 Autora: Irene Mercedes Aguirre
-ARGENTINA-

El grave desafío que  el aborto presenta
es que pone a quien lleva en su  vientre, embrionario,
un nuevo ser, decida   el   posible  escenario
que la vida le ofrece a su humana osamenta.

Os diré lo que pienso con mi verso sincero,
que no acusa ni absuelve  mas llama a las conciencias
para evitar   más tarde funestas  consecuencias
que dejarán la marca de un pesar  duradero.

Antes hay que pensar.  Cuando el amor   convoque
a no tomar en cuenta  las posibilidades
frente a los compromisos que en nosotras provoque

¿podremos finalmente entender  las verdades
que encierran las uniones con semejante enfoque?
Asumamos  el riesgo de nuestras libertades!

DÉJAME VIVIR MAMA
Leonor Ase de D´Aloisio
-ARGENTINA-

Déjame crecer en tu vientre,
Fuiste tan feliz en aquel momento
entre los besos de un amor ardiente
embargada de pasión, placer y gozo.

Relación en que comenzó mi vida
ensamblado hoy, en este embrión
déjame transformarme en feto
dame de tu savia, no me pidas perdón.

Quiero gritar, defenderme…
ser un bebe,… dame tu aliento
el calor de tus besos y tus caricias
mamá espero mi existencia

decirte gracias con un gesto
con mis ojitos mirarte fijo
con mis bracitos estrujarte fuerte
con el corazón abrazarte mamá.

ABORTO.
Angelina Sara Baca
México

Es un muy difícil tema
y no tengo la experiencia
ni de madre ni de ciencia;
pero me baso en el lema
que se convierte en dilema:
es otra vida que empieza;
la Madre Naturaleza
a sus hijos da sustento,
belleza, luz, alimento…
¿ Esto habla a tu cabeza.?

Y NO VIVIÓ
Carlos Benítez Villodres
Málaga (España)

Aquel sol que nunca deseasteis
contemplar. Aquel sol que ya jamás se elevará
serenamente sobre vuestros mundos,
golpeando su santuario
expiró antes de vestirse de luces nacaradas.

Al alba, los pájaros volaron con su caudal
sonoro hacia otras campiñas,
hacia otros nidos,
donde florece la ternura
poblada de signos victoriosos,
mientras fecunda de primaveras
íntimas las entrañas y colmenas del trigo.

Una desdicha violenta, voraz,
construyó su guarida sobre tempestades de sangre
desolada y sarmientos amargos,
y una oscuridad letal cohabitó con ella,
como infinita noche de sombras crecientes.

Reinaron las tinieblas con su poderío
glacial en todas las selvas de vuestros universos,
sin latidos. Y la distancia se hizo sepultura
y el impenetrable silencio…, lágrimas.

Lamentos fantasmales resonaron,
como gritos del abismo y la sinrazón,
por los campos de pólvora,
donde se pudren vuestros deseos y palabras.

Lamentos de serpientes
nacidas para derribar la risa sobre el oleaje
siempre furioso de una agonía, la vuestra,
que ni los hombres ni los siglos
podrán nunca hacerla desaparecer.

La lámpara del cielo, ayer impregnada
de miel y de caminos por recorrer, despide hoy
luces sin cerebros, sin conciencia y sin pan. Luces
amortajadas por la sangre de una sonrisa
alegre a la que no quisisteis darle
vuestros besos y vuestras alas.

Las primaveras y el verso dejaron
marcada, con fuego de sus cosechas
generosas, una cruz en el corazón del navío
que os ha de llevar por los mares
del remordimiento más cruel y tenebroso.

Pasa a galope, como un hermoso corcel,
la vida sin su canto solar de corolas.
Pasa hiriendo de muerte, con la espada
de su raza de oro, al egoísmo,
con alma y sangre de verdugo,
que habita en vuestras hondas simas.

Aquel sol se creó para vivir y dar vida…
Y no vivió.

ÁNGEL GUARDIÁN
Jorge Emilio Bossa
-Argentina-

Ella tiene un ángel guardián,
pero quizás no lo sabe.
Ella tiene una estrella en el cielo
que ilumina su camino,
aunque sea un sendero entre tinieblas
y esté salpicado de sangre.

Ella tiene un ángel guardián
que la guía y la protege…
Un ángel con su misma mirada,
con su misma sonrisa…
Un ángel que tanto se le parece.

Ella tiene a alguien que la comprende
y perdona su error irreparable…
Alguien que entendió esa mixtura
de soledad, inexperiencia y miedo
que forjó una decisión tan cuestionable.

Ella tiene a alguien que la ama
y nunca dejó de ser su hijo,
aunque ella renunció a ser su madre…
Un ángel que la espera
al final de su existencia
para fundirse en el abrazo postergado
que ella no quiso,
no pudo,
no supo
darle.

UNA NUEVA VIDA 
María Elena Camba
-Argentina-

Una nueva vida
late por tu vientre,
por tu sangre.
No eligió cómo nacer,
dónde crecer.
Pero busca rumbo,
nada en tus aguas,
enraíza en tus costas

Ya no eres una,
eres dos, tres,
infinita.
Eres mujer,
útero de la tierra,
germen de vida,
hacedora de infancia.

Cultivas campesina
una semilla del futuro
No cercenes esa vida
que no es tuya.
No te arrodilles,
no pidas perdón,
no trunques la historia.

Sé madre,
nunca más estarás sola
A la par de tus horas
crecerá la esperanza
en esa semilla divina
que germina en tu vientre.

QUISE NACER PERO NO ME DEJARON
Libia Carciofetti
-Argentina-

Creí que el amor era esto
una semillita que se sembró
cuando se juntaron espermatozoide
y óvulo ¡Que bella sensación!. . .

Una partícula con vida
fui solamente hasta hoy
con sueños ya imposibles;
el “hombre” me los robó.

Voy tomando forma de humano
y comenzó a latir mi corazón
participaron muchos espermas
pero el mío la batalla ganó.

Uno a uno se fue muriendo
como hoy lo estoy haciendo yo
por un dinero manchado
que antes de su “trabajo» cobró.

Una mujer en la camilla
que ni una lágrima derramó
espera el “milagro esperado”
que me expulsen de su interior.

Pensé que iba a estar muy triste
pero no es así y me decepcionó.
¡Yo que creí que la vida
era un regalo de Dios!

En esta sala tengo mucho frío
comienzo a sentir dolor
y más sabiendo que nunca
en esta vida contemplaré el sol.

Pienso que los animales
corren más suerte que yo
sus padres lamen a sus hijos
de alegría como expresión.

Un líquido me está penetrando
¡Socorro me quitan la respiración!
¡Ten piedad Dios de los hombres!
Asesinos con sueldo ¡Sin honor!

Quítales el rótulo de humanos
al que esta ley aprobó
que el día se les convierta en noche
y no hallen nunca perdón.

¡Ya me están desintegrando!
Se abusan por que no tengo voz
soy apenas un pimpollo
que jamás llegará a ser flor.

Mañana seré solo un recuerdo
para el que mi vida abortó.
Su conciencia no será la misma
condenado el que lo hizo
condenado el que lo permitió.

HASTA NUNCA, MADRE MÍA!
Coronel Hector José Corredero Cuervo 

Colombia

En un rincón de tu vientre
hoy me siento confundido
por mensaje recibido
de falta de amor presente.

Por el decir de la gente, tú ahora me condenas
a soportar las cadenas del aborto y del terror
por la falta del amor que un gran día se juraron.

Cuando los dos se juntaron
con aromas de una flor,
arropados con honor
entre sabanas de lino,
soñaban en un camino tapizado de ilusión,
con brisas del corazón en plena felicidad,
con días de claridad bajo lluvias de pasión.

Ahora, no hallo razón
por criminal proceder
al no dejarme nacer
respetándome la vida.
Al contemplar tu alma herida, con señales de locura,
sólo pienso en la amargura que gritará en tu conciencia
al negarme la existencia bajo mantos de cariño.

Como un embrión de niño,
en completa inocencia,
ahí te dejo mi herencia
de transparencia y honor
para que tengas valor de respetar los derechos
y amamantar con tus pechos en un nuevo amanecer
la existencia de un ser concebido por amor.

A él le entregarás calor
alimento y protección
en perfecta comunión
con un gran padre amoroso
responsable y bondadoso que le enseñe a trabajar
y bajo el cielo soñar en paz de la humanidad
entre luces de hermandad, sin rastros de oscuridad.

¡Hasta nunca, madre mía!

LAMENTO DE UNA MADRE
Autor. J. Félix Cruz Gutiérrez.
México

Ahora te afrentas de mi
cuando yo te di la vida,
si supieras que por ti yo padecí
el arrebato de los sueños de una niña.

Pisotearon mis anhelos y mi honra
por un ataque brutal de la barbarie,
mataron la ilusión de mis auroras
que las fui arrastrando por la calle.

Pero a ti, ahora que te importa
ahora que eres un hombre realizado,
en lujos y dinero tu vida se desborda
olvidando de un tajo tu pasado.

No viste mis desvelos y premuras
jamás te diste cuenta de carencias,
a ti yo consagre mis amarguras
que ahora las conviertes en ofensas.

Y para que no vivieras lo inmoral
consagre mi vida a un celibato,
y te forme como todo hombre cabal
y mira hoy te has vuelto un ingrato.

Más no debo reprocharte el proceder
que hoy aplicas a tu vida de bonanza,
yo he cumplido con lo que un día me forje
y tú eres el fruto de aquella mi esperanza.

Y sin embargo, yo me siento culpable
y si de algo sirve este consejo,
jamás reniegues del cariño de una madre
porque ese amor es como el mar de tan inmenso.

Y si algún día el destino implacable
quiere cobrarte con creces tu soberbia,
no existe poder en el mundo que una madre
no pueda vencer para curar tu pena.

Y si fuera inevitable tu caída
y que tu torre cayera en mil pedazos,
allí estará esa Madre que porfía
para arrullarte con amor en su regazo.

SUPLICA DE AMOR 
Lidia Dellacasa de Bosco (Argentina)

Quiero conocerte, madre, a pesar de tu rechazo,
y decirte que te amo en el nido de tus brazos.
Sé que no me sientes hijo,
que dijiste “no lo quiero”…
Pero ¿sabes, madrecita?, en el cuenco de tu vientre
mi corazón ya palpita con el deseo de verte.
Por eso este ruego intenso
desde el interior profundo de tu cuerpo floreciente.
Aquí me siento semilla que va creciendo
con la fuerza de la vida que todos nos merecemos.
Es esta vida que late desde el instante primero,
cuando te iniciaste madre de este niño que hoy te ruega,
soñando con unos brazos que lo acunen
al despertar cada día arrullado por tu voz…
¿Arrancarías de cuajo una florecilla tierna
que ansía engalanar tu pecho con el matiz del amor?
¿No temblaría tu mano ante el ave agonizante
que anhela regalarte el trino mañanero de su voz?
¡No me entregues a la muerte
convertido en un harapo que destroza la impiedad!
Estoy latiendo en tu entraña a pesar del desamor.
Déjame vivir, mamita, y apretar tu corazón
para que nunca te olvides que siempre serás mi madre
en los designios de Dios.
Más allá de tu desprecio, tu indiferencia o rencor,
escucha mi voz doliente que repite esta plegaria:
Soy vida que ya palpita por la Gracia del Señor.


EL ABORTO
Mae de la Torre
-Ecuador-

El cielo me adoptó
con causa o sin razón
no pude abrazar tu corazón.
Me dejaste sin alas

desde el cielo va mi perdón.
A tu pequeño ser
lo privaste de cantarte una canción
de gritar a los cuatro vientos:

¡Mamáaaaaa!
Te amo mamáaaaa.
De escribirte sendos poemas
de darte yo mi bendición.

De sacrificar, yo sí mi vida
para verte siempre feliz
de ser tu compañía
de darte razón de vivir

No sabes lo que hiciste mamá
me despojaste de tu vida
a mi Padre
debes pedirle perdón.

No sufras por mi mamá
desde el edén, yo te perdono
sé que tu conciencia
nublará tu paz.

Aquí, con los ángeles en el Edén
nos permiten jugar
pues, somos tantos y tantos
que en la tierra no nos dejaron gozar.

DAR VIDA ES UN DERECHO
Nelly V. B. Forni de Marina
Santa Fe, Argentina.-

Una mujer embarazada,
por amor o por violencia,
lleva en su vientre la Vida
de un ser que quiere vivir.

  ¡Ay de aquella que niega
el deseo de ese fruto,
que ya es amado por DIOS!

No hay disculpas que valgan
si decide abortar tal tesoro,
del que no sabremos futuro.

Sí, es ya una persona.
Quizás de corazón bondadoso.

Quizás un ser destinado
para la ciencia o el arte.
Quizás el Creador lo elija
para proclamar Su Evangelio.

Cruel destino es abortarlo,
tronchar su vida es un crimen.
El feto sufre el martirio
pues todo escucha sensible.

Desesperado se mueve
en la prisión de la carne
para evitar que lo maten.-

CONDENA
Liana Friedrich
-Argentina-

En una pupila gris
caben todas las lanzas;
la sentencia,
en un dedo índice.

Ocultos albañales
confinan abyectos
hedores N.N.          

Festival de la muerte:
en el anfiteatro del terror
una última carcajada
disuelve su impudicia.

Ecos de agonía
socavan las cavernas
de la culpa.

La desilusión es un martillo
que golpea el cristal
de la indiferencia.

ABORTAR
Carlos González Saavedra
-Argentina-

Una decisión a tomar
No juzgues, no critiques,
ama de verdad.
Acepta lo que tengas,
que aceptar.
Mejorando la vida,
el aborto, no tiene lugar.
Mejorar la vida significa
Amar al prójimo de verdad
Sin hipocresía
Siendo incondicional,
Solo, por el hecho de amar.
Se puede mejorar tu vida
Siempre un poquito mas
Poniéndote en su lugar
Ayúdalo, si lo quieres ayudar.
Sin cargar a nadie de culpas,
que por sí, arrastrara.
Mejoremos la vida
Siempre un poquito mas
Con un solo verbo…
AMAR

DESDE TU VIENTRE TE HABLO, MADRE
Memorias prenatales de una niña.
Jaime Hoyos Forero
Colombia

Junio 23
¿No sabes? Sentí gusto
cuando anoche, en tu amor, me concebiste.
Aún no sabes que existo. Pero siento
que he comenzado a amarte.
Cuando crezca, te diré “madre mía”.
Veré la luz y el cielo,
la mañana y la tarde.
¡ Gracias, oh madre, que me das la vida !.
Junio 27
Todavía no sabes que yo existo.
Cuán hermosa seré…no te imaginas.
Soy como un grano de café: pequeña.
Pero un día
nadie podrá igualarme
en el calor sutil de la sonrisa,
en la tierna dulzura
ni en la clara alegría.
Julio 15
¡ Hoy es el día de la gran sorpresa !
¡ Hoy sabrás que eres madre !
Pronto me sentirás en tus entrañas.
Ese día, cuando toques tu vientre
sentiré tu ternura;
y por ser lo que soy, por estar viva,
yo te daré las gracias.
Julio 24
Se está formando el cáliz de mi boca.
¿ Sabes, madre ? Gracias a mí te sentirás dichosa.
Quiero nacer para jugar contigo.
Cuando sea grande, un día,

antes de que se oculte el sol poniente,
llegaré sin ser vista,
te taparé los ojos con mis manos
y estrellaré mis labios en tu frente.
Y gracias a mis besos
conocerás la dicha de ser madre.

Julio 27
¡ Oh madre !…
Qué alegría saber lo que ahora siento:
que somos dos en una misma carne.
¡ Qué alegría…si vieras!…
Hoy comenzó a latir
mi propio corazón en tus entrañas.
¿ Lo oyes, madre ? … Tal vez no…
Pero ya está corriendo, jubiloso,
el río rojo de mi ardiente sangre.
Julio 31
Anoche soñé, madre,
que tenía tres meses de nacida.
Lloraba, tenía hambre;
pero tú entre tus brazos me tomabas.
Ni siquiera imaginas
todo el calor de amor que hay en tus brazos
y toda la ternura de María
que nace de tus senos
y que das, si acaricias, con tus manos.
¡ Cómo sueño y anhelo, madre mía,
ser grande, de tres meses,
para que hundas en mi piel tus labios;
para sentir el leve cosquilleo
de pétalo de dalia
cuando roces mi frente
con tus negras pestañas !
Agosto 14
Mi carita infantil

ya casi está formada.
A través de tu piel estoy sintiendo
el calor del verano.
Cuando llegue la ansiada primavera
y el sol bañe mi cara,
daré un grito tan alto
como el grito lanzado desde el mástil
(lo leíste en un libro y yo te oía)
como el grito lanzado
por Rodrigo de Triana
cuando sus ojos vieron
las playas de la tierra americana.

Agosto 16
Ahora quiero guardarme entre tu seno
para pasar contigo
el final del verano,
y con sus mustias hojas el otoño
y la gélida albura del invierno
y al fin la primavera
de la que yo seré el mejor retoño.
Agosto 17
¡ Detén, madre, el puñal del cirujano !
¿ No ves que soy tu vida
que vive en tus entrañas ?
¡ Que los ángeles lloren
y una canción de amor
por mi alma entonen !
¿ Cómo puedes, oh madre, despreciarme ?
¿ Por qué el crimen, por qué,
si eres mi carne ?
¿ Por qué el crimen, por qué,
si soy tu sangre ?
¿ Por qué me siegas sin haberte visto ?
Si tan siquiera, madre,
me hubieras permitido

pasar mis dedos breves por tus labios,
yo habría subido al cielo agradecida
diciéndole al Señor que vi a mi madre.
¡ Que los ángeles lloren
y una canción de amor
por mi alma entonen !
¿ Por qué, madre, te amparas
en esa ley mezquina,
en esa ley cobarde que se opone
al DERECHO DIVINO DE LA VIDA?
Me espera Dios. No sé lo que él decida…
Pero yo le diré que te perdone.

SOPLO DE DIOS
Liliana Loran
-Argentina-

Porque sé que existes
y en mi ser te engarzas,
yo sé que eres parte
de mi cuerpo y mi alma.

Aún no ven tus ojos,
ni tu boca habla,
pero tus latidos
en mí se acompasan.

Tu eres la simiente
que crece callada,
buscando el destino
que el mundo aguarda.

Y aunque no se vea
tu cuerpo en mi entraña,
tu vida es el soplo
de Dios, que se aclama.

MI PEQUEÑO HIJO
Elsa Lorences
-Argentina-

Mira mis ojos pequeño 
y sonríe a tu mamá,
eres la luz que me alumbra
en mi triste caminar.

Si no te tuviera, mira,
yo no sabría que hacer
¡Que sola me sentiría
sin tu anhelado querer!

Cuando te aprieto a mi pecho
deleita todo mi ser
el ansia de protegerte
y a Dios las gracias le doy
que me ayuda a mantenerte.

Sé que muchos me critican
porque no tengo pareja,
pero a ti te tengo hijo
que alivias todas mis penas.

Si hablar pudiera a otras madres
que dudan sobre tenerlos,
les diría que un hijo
es un pedazo de cielo

y aunque cueste sacrificios,
lágrimas dolor y pena,
una sonrisa del niño
vale más que mil estrellas.

Mira mis ojos pequeño
y sonríe a tu mamá,
eres la luz que me alumbra
en mi triste caminar. 

MORIR SIN NACER
Silvana Mandrille
-Argentina-

Sembraron la semilla
del amor
en la tierra fértil
del tibio vientre.

Vivía y crecía
en su nueva casa
el fruto del encuentro
entre ella y él.

Seguro en su refugio
de líquido amniótico
fuertemente unido
al cordón umbilical,
de ella la madre… La que no fue madre,
que no eligió serlo.

El hijo que quería ser… Que no dejaron ser,
que no pudo nacer.
La fuerte tormenta
destruyó el hogar.

Llueve egoísmo,
graniza indiferencia;
parte en dos el cielo,
el rayo del descompromiso.

Aúlla en las almas
el dolor de la culpa.

Una sábana blanca
llora sangre.
Hace mucho frío
en la sala de un hospital.

DOS PIECITOS
Raquel Olay de Leanza
-Argentina-

Dos piecitos inquietos esperan salir al mundo,
para transitar la vida andando los cuatro rumbos.

Dos piecitos y un proyecto que Dios tiene preparado,
para que ellos lo realicen su gracia le ha regalado.

Dos piecitos que en nombre de un derecho
el suyo le han quitado, trunca quedó su vida,
el derecho más sagrado.

Dos piecitos inocentes que nunca hicieron daño,
pagaron tan alto precio por lo que otros pecaron.

Dos piecitos indefensos fueron vilmente atacados,
iban en busca de amor y encontraron un cadalso.

Dos piecitos pequeñitos con sangre están manchados,
para que no sufran más la Virgen los ha besado.

Dos piecitos que ese día en alas se transformaron,
para volar hasta el cielo, con Jesús están jugando.

Tan santos son los piecitos que a sus verdugos perdonaron,
y van rogando por ellos para que sean salvados.

ADOPCIÓN
Raquel Olay de Leanza
-Argentina-

Si ese niño que en tu cuerpo hizo nido
es tu tortura por haberlo concebido,
no lo culpes a el que es inocente
y merece tu amor y no un castigo.

Si alguien te dijo que tu puedes
disponer de tu cuerpo libremente,
dile por favor que no te mienta,
es el cuerpo de tu hijo que está
latiendo en tu vientre.

Si el varón irresponsable te abandona
se comprende mujer como has sufrido,
no agregues más dolor a tu persona
protegiendo su vida, habrás vencido.

Yo quisiera mujer besar tu frente
y decirte que Dios Amor siempre perdona,
si no puedes por mil razones tu criarlo
no lo mates, dalo en adopción a otra persona.

ESTÁN JUGANDO
Sarah Petrone
-Argentina-

Están jugando a la mancha
los ángeles en el cielo
tomaditos de las manos
con los niños que se han muerto.

Una oración inconclusa.
Por sueños que no tuvieron
se escaparon de los brazos
de madres que no parieron.

Lluvias de llantos amargos,
tiempo sin tiempo ni esperas,
suspiritos sin reproches
y perdón a manos llenas.

Están jugando. Y jugando
se acurrucan entre estrellas,
del vientre, sólo quedaron
recuerdos de gritos viejos.

Conciencias de mudas voces
ríos de sangre vertieron,
la voz maternal no clama
por las vidas que se pierden.

Están jugando a la mancha
esperando niños nuevos
tomaditos de las manos
los muchos que ya partieron.

CONCEBIDO
Autora: Graciela Ríos Lobos
-Argentina-

No hay niño no querido
no hay niño que sea un error
no hay niño no nacido
si hubo cigoto y un embrión.
No somos dueños de una vida
solo porque él, no tiene voz,
sin embargo no escuchamos su corazón.
Hay una vida concebida
tú y yo fuimos un día
un pequeño embrión.
No hay niño no querido
porque Dios le dio su amor a la Creación.
Si no puedes cuidarlo
dámelo, dámelo que lo acuno yo.
No hay niño no querido
hay muchas Madres del corazón
entrégalo en adopción…
Si en tu vida la planificación falló
no le sueltes la mano
al indefenso que alimentas hoy.
Las puertas se abren
cuando pides ayuda
cualquiera sea la situación.
Entrega el Ángel que tus entrañas
concibieron hoy.

No hay niño no querido
que no encuentre una casa
en donde le den abrigo y amor.
No te asustes, no te confundas,
no tengas miedo…
la muerte no es la solución.
Entiendo tu desesperación
pero no, no te apresures
al tomar una decisión
que tu niño confía en vos.
No hay niño no querido
toma la libre elección, de dar vida hoy
y mañana, si mañana no puedes cuidarlo
dámelo, dámelo que te lo cuido yo…


FANGO
Antonia Russo
-Argentina-

Caminaba lentamente
sobre el fango de este mundo
con los pies cubiertos de cieno
ampollados y sangrantes

Respiraba agitada
este aire enrarecido
atosigado de gérmenes
destruyendo sus pulmones

Imaginaba inconsciente
los largos días de lucha
entre el hedor y la sangre
de las batallas humanas

Sonreía desquiciada
con la mirada perdida
quien sabe en que imagen
de aquellos niños hambrientos

Acariciaba cansinamente
su vientre ahora marchito
antiguo refugio dulce
de fertilidad olvidada
escapar de ese infierno

CUANDO EN LA NOCHE EL SUEÑO SE ESFUME
María Rosa Rzepka
-Argentina-

Sólo las piedras conservan su figura.
En su existencia no hay luz ni esperanza,
de sus entrañas resecas no asoman
quien de constancia dé amor y alabanzas.
Pobre la piedra, que pasa los siglos
sin ver un hijo que feliz dormita,
ignora el tono de su vocecita
y el suave roce de manos incautas.

Si hasta los pastos más burdos vigilan
el justo tiempo de engendrar semillas.
Hunden raíces, se afianzan, se afirman,
yerguen sus tallos que a poco palpitan
cuando las flores sedientas de soles
ofrecen polen a quien las visita.

Soberbio el hombre, cree que por hombre
su mezquindad voluntaria acredita.
Pide el aborto, desgarra cruelmente,
la nueva vida inocente marchita.
Ahoga el grito en la sangre que corre,
arranca el fruto, quitando semillas.
¿No vale acaso escuchar la conciencia?
¿No hay para ella un derecho que asista?
No han de lavar con abortos sus actos,
sumarán culpas a la larga lista.
Cuando en las noches el sueño se esfume
será el recuerdo el que clame Justicia.

ABORTO
Hilda Augusta Schiavoni
-Argentina-

Sigilosos los cómplices

se establecen
en un pulcro cuarto
vestido de blanco.
Diligente,
el coautor busca
en las cavernas tibias
de la patria chica,
a la víctima
que comienza a sentirse
temblorosa y palpitante.

Grita,
pero sólo se escucha el silencio.
Río rojos marcan
que la faena está cumplida.
Unos billetes
toma el copartícipe
y se va una mujer averiada
cargando con el pecado.

Los restos del inmolado
terminan en una droguería
donde se convertirá
en refinadas cremas
para embellecer
a muchas damitas.
Ese feto pequeñísimo,
nunca sabrá
lo que es una sonrisa.

EL ABORTO CLANDESTINO
Adolfo Zabalza (Vasco Zabalza)
-Argentina-

Solo Dios puede quitar
la vida de un ser viviente,
el que de adentro de un vientre
pronto al mundo ha de llegar,
no debe el hombre matar
lo que es obra del Eterno,
que tan corazón enfermo
de odio y rencor tendrá,
quien mutila sin piedad
al ser, en lecho materno. –

Aquel que ensucia sus manos
con esa sangre inocente,
ha de llevar en su mente
la carga de lo malsano,
arrepentirse es en vano
ante tanto sacrilegio,
y quien tuvo el privilegio
de engendrar la nueva vida,
jamás cerrará la herida
de su consentir tan necio. –

Tanto el hombre o la mujer
sus culpas han de saldar
y con sangre han de purgar
tan satánico proceder,
el Averno los ha de ver
arrastrándose a sus puertas,
y aquellas vidas ya muertas
por ser ángeles del cielo,
a Dios pedirán consuelo
por esas almas inciertas. 


CÍRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN, VILLA MERCEDES, SAN LUIS,
REPÚBLICA ARGENTINA, PARA ARISTOS INTERNACIONAL, ESPAÑA.

ARREPENTIMIENTO
Judith Lilian Bocco

He visto a una mujer
parir en trance
después de mucho tiempo
de abortado
a un hijo inexistente.
He visto su dolor
de arrepentida,
en aquel monasterio,
de Jesuitas,
allá, en Padre Hurtado.

He oído su clamor
inenarrable.
En el suelo tendido
entre la gente
que lugar le hacía
entre las sillas,
estaba en llanto el cuerpo
que llamaba en jadeos,
al hijo que no fue
y ahora quería.

He visto a una mujer
que había negado
el derecho a la vida
a un inocente,
y el piadoso bautismo
del jesuita
que una cruz en el aire
ha dibujado
para cubrir con ella
al no nacido.

UNA LÁGRIMA BLANCA
Aldo Javier Calveyra

Descendió los vacíos
y negros escalones
con el acné, las trenzas
y un vestido heredado.

Y estuvo muchas noches
cargando su desgracia,
desgajó su vergüenza
al Cristo del pecado.

Le acuñó el calendario
cerca de nueve lunas
porque apostó a la vida
sola con su esperanza.

Y allí fue consumiendo
una a una las uvas
del amargo racimo
del engaño y la espera.

Y levantó un castillo
con tabiques celestes
y lo llenó en manjares
marchitos y oxidados.

De la rama del árbol

ha brotado un retoño
mientras cubre su mano
una lágrima blanca.

CICATRICES DEL ALMA
Nilda del C. Guiñazú

Me sorprendí llegando
al solar de mi niñez,
la frialdad del silencio
conmovió mi cuerpo.
Revivió en mí todo el dolor,
la orfandad, el sufrimiento.
Allí estaba la niña
y su muñeca de trapo.
Liberé un llanto inconsolable.

Sí, era esa criatura que dejé en la casa
viviendo en orfandad
un mundo de artificios.
Condenada antes de ver la luz del mundo
escuchaba las voces de la muerte
sentía que la vida se le iba
por no ser, lo que su madre ambicionaba.
Sobrevivió el más puro advenimiento del milagro.
Esa señal trazó en su alma
profundas cicatrices que corren como un río.
Aprendió a subsistir soterrando el dolor.

No recuerda una caricia, un beso, un abrazo.
No gozó tampoco de su padre,
el gran ausente.
No hubo fiestas de cumpleaños
ni regalos de reyes.
Su universo, la muñeca de trapo,
y su abuela, ráfaga tibia en frías noches.
Siempre la veía como el destello
de un farol en la niebla ,
asomo de auxilio en la tormenta.

Después de muchos años creyó perderla
en laberintos o encrucijadas .
A veces descubro su presencia
en el perfume a nube y a jazmín.
Por la ventana entra el cielo
se perfila un arcoíris.
Una paz infinita me abraza.
Hay un sol que me espera
más allá de las sombras
y en día luminoso celebro la vida.

NACER
Carmen G Lucero de Palma

Celebro el llanto primero
de la vida entre lunas blancas
grito sacado del alma
acunado en versos de amor.

Deliciosa existencia en vientre de luz
alborada caricia que pare esperanza
bello sueño anunciando el milagro
que beberá la rosa nueva.

Cómo entender entonces
tanto dolor abandonado
en entrañas vacías por desquicio
de los seres abortados sin piedad.

Elevo mi voz a favor de la vida
sin vientres yermos azotando el mundo
sin alas dormidas al encanto de volar
por la vasta llanura universal.

TROVAS PARA EL NO NACIDO
Teresita Morán Valcheff

Los hijos son alegría
del alma, canto gozoso,
si no nacen, agonía
de dolor, en negro foso.

No me dejaron nacer
pues me arrancaron la vida.
No me verán florecer,
soy una rosa prohibida.

Los niños son renacer
dulce canto melodioso,
si no los dejas nacer
no tendrás paz ni reposo.

A la luz no se asomó
¡Oh criatura desvalida!
Nadie en el mundo lo amó,
le cercenaron la vida.

El milagro de la vida
se quedó sin florecer.
Tronchada rosa caída
en oscuro perecer.

Acuna al hijo en sus brazos
feliz de que haya nacido.
Quiso tronchar sus pasos…
¡No lo hubiera conocido!

Anhelo bello y profundo
en mi alma es bienvenido,
que los niños en el mundo,
tengan paz, amor y nido.

3 comentarios en “POEMAS SOBRE EL ABORTO”

  1. Muchas gracias Eunate querida por este concierto de voces que han escrito sobre un tema tan doloroso sobre el que hemos hablado y puesto nuestros sentimientos con amor y compromiso. Abrazo a todos!

    Responder
  2. Con el corazón compungido y un llanto contenido, leí este abanico de poemas cargados de voces silenciosas de niños que no vieron la luz ni los ojos de su «madre»…
    Creo que aquellos que peregrinamos por tratamientos y pérdidas, entendemos más de que se habla…
    Más cuando la burocracia de tantos países, hace que padres acaben sus días con los brazos vacíos, de tantos bebés que claman por tener un hogar y una familia, tan imprescindible para sanar heridas del alma que conllevan a vidas desequilibradas emocionalmente…El mundo hoy paga las consecuencias de haber abrogado por la ley del aborto, que una vez realizado esa mujer nunca va a poder vivir en paz con su conciencia.
    Gracias por vuestros aportes queridos compañeros…DIOS INTERVENGA PARA HACER RECAPACITAR A NUESTROS FUNCIONARIOS QUE RIGEN LOS DESTINOS DEL PAÍS, Y que nadie decida por la vida nada más que DIOS♥

    Responder

Deja un comentario