POEMAS EN ESPAÑOL

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España

Febrero  2021 nº 40

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras
AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

 

COLABORAN: Leonora Acuña de Marmolejo.(Estados Unidos).-Ines Arribas (Argentina).-Ines Blanco (Luna de Abril-Colombia).-Isidoro Barrera Molina (México).-Lily Baylon (España).- Antonio Di Bianco (Italia).-Beatriz Camacho (Argentina).-Graciela Edith de Dios (Argentina).--Liliana Escanes (Argentina).-Dr Elías Galati (Argentina).-Carlos González Saavedra (Argentina).-Jaime Hoyos Forero (Colombia).-José Lissidini Sánchez (Uruguay).-Manuel Llaneza Blanco (Argentina).-César Amílcar Matteozzi (Argentina). Raquel Olay (Argentina).-Bosco Ortega (Argentina).-Norberto Pannone (Argentina).- Hector A Polizzi (Argentina).-Piedad Romoleroux (Guayaquil-Ecuador).-Hildebrando Rodríguez (Mérida-Venezuela).-María Sánchez Fernández (Ubeda-España).-Gladys Semillán Villanueva (Argentina).-Jaime Suárez  Avalos (México).-Beatriz Villacañas (España) Ady Yagur (Israel)

CIRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN (Villa-Mercedes/San Luis-Argentina).-Myriam Astudillo.-Aldo Javier Calveyra.-Gabriela Mariel Garcia.-Nilda del C. Guiñazú.- Carmen C Lucero de Palma.-Teresita Morán Valcheff

EL  DIOS  AMOR 
Leonora Acuña de Marmolejo.
Estados Unidos

Sucedió una mañana de abrileño esplendor:
 A mi puerta tocaron con  premura.
Yo presurosa y anhelante abrí.
Era CUPIDO, de amor el portavoz,
quien en lúdico gesto, sibilino y sonriente,
sin consultar mis crípticos anhelos,
extrajo de su aljaba una saeta,
y veloz la clavó en mi corazón.

¿ Sangró mi corazón por el flechazo?
No, galvanizado el sentimiento puro
sanó en el acto, agradecido en fe;
la que insufló en mi ser aquel intruso,
CUPIDO, el adorable quien me dio
¡ la fuerza redentora, la que salva!   

Esa fe salvadora, vibrante retornó,
y  nuevos incentivos anidaron en mí;
regresaron la calma, la alegría de vivir
 y en mi cielo brillaron estrellas palpitantes,
de nuevas esperanzas promisorias,
aquellas que nunca antes hubiese presentido.
                      
Desde aquel día luminoso me torné
en el más fuerte e invencible ser,
y me nombré SEÑORA CORAZÓN.

Mis pensiles de nidos se poblaron,
y se llenaron de arrullos amorosos;
por mi sangre febril navegaron rampantes
anhelos y pasiones de amores ignorados:
entonces me sentí la mujer más feliz:
comprensiva, indulgente, tolerante y dulce:

 ¡El milagro sagrado, el que al mundo redime,
se había dado en mi ser, porque allí esplendoroso,
absoluto y audaz habíase entronizado,
 omnipresente y sacro, EL DIOS AMOR!

LOCURA (poesías de amor)
Inés Arribas de Araujo
Argentina

Cuando pruebo el sabor de tu ternura
o me embriago con el néctar de tus besos,
la sinrazón se apodera de mí.
Alucinada, me inhibo de coordinar y pensar.

Soy entonces, incauta mariposa
presa en telarañas de pasión;
a ellas me entrego en cuerpo y alma,
girando en vértigo demencial.

LA HIEDRA
Quisiera vivir a ti abrazada
como la hiedra
que se adhiere al árbol.

Eres tronco
sosteniendo mi estructura
sin el cual
la vida no concibo.

Por tu amor,
me he descubierto enredadera,
que necesita
del vigor que tú le brindas

LOS POETAS DE LA CALLE.
Isidoro Barrera Molina
México.

Harapientos desnudos y hasta sucios
medrosos o agresivos ¿Qué más da?
sin estudios ilusiones y con vicios
los niños de la calle, que no ve la sociedad.

Son el fruto del error de los adultos
sin querer ellos vinieron a éste mundo
ahora pagan ante el cesar su tributo
porque adultos son sus jueces y verdugos

Mal hablados fumadores de cigarros
los poetas de la calle y algo más
candidatos al delito imaginario
a las drogas y una vida antisocial-

No son burlas ni reproches el remedio
pues su mundo es diferente de entender
no hay para ellos comprensión tal vez por ego
de otro mundo que su mal no quiere ver.

Esos seres que el destino desconoce
al negarles su verdad ante la vida
son la prueba del atraso que padece
esa plebe que inhumano los castiga

Los castigan ¡Si señor y los censuran!
por humildes pordioseros sin moral
¡¿Pero quién de esos ilustres que repudia?!
¡¿Ha buscado solución a tanto mal?!

Hay algunos bien nacidos remilgosos
que se ofenden descendiendo su mirada
de la cara de esos niños chamagosos
que son manchas a su buena sociedad.

Es la calle lo que tiene por morada
es la burla y el desprecio su alimento
la ignorancia por escuela y sus mentes olvidas
para ellos no hay apoyo ¿A dónde está nuestro clero?

Son millones los infantes que en el mundo
se cobijan con periódico en las noches
que arrastran su desgracia y con desdén profundo
aceptan su miseria, con un mudo reproche.

¡Es protesta a su destino y a la vida!
¡Malhaya los que mandan por doquier!
Hacen proyectos que después olvidan
y se lavan las manos, cumplieron si deber.

A caso no es más fácil decretos positivos
por medio de un estudio mundial de la niñez
apoyos solidarios a niños desvalidos
conjuntas las naciones por Dios pudiera ser.

POETAS AUSENTES
Inés Blanco (Luna de Abril)
Colombia

Los hilos del poema
son la urdimbre
de las voces
que se han ido,
sin lograr
tejer las palabras
que el poeta
abandonó
en el último suspiro,
al oído
de una máquina sorda
que se negó
a escuchar su ruego.

PRODIGIO
Como un prodigio
busqué el sol
de la mañana.

Se lo llevaron tus ojos
y ya no hubo
otro amanecer.

A VECES SOBRAN
A veces están de más
o sobran las palabras.
Otras centellean en los ojos;
son murmullo en el oído,
cosquilleo sobre la piel…
o son el sabor húmedo
del beso silenciado
entre los labios.


QUIERO VOLVER
Lily Baylon
España

Quiero volver,
a tus bellos sonetos
con sentimiento, tinta
para un clamor quieto…

Quiero volver,
a tus brazos seguros
con bondad, dulzura
en cariños maduros…
Quiero volver,
a sentir tus labios de miel
enamorada, adorada por ti
para cuidarte, amándote fiel…

Quiero descubrir contigo,
los rincones de este mundo
mirando tu cara, tu boca para
perderme en tus ojos profundos…

INOCENCIA
Antonio Di Bianco
Italia

La inocencia cae…
como un vaso de cristal.
Se rompe en pedazos,
dividiéndose en mil pequeños pedazos.
La inocencia se desvanece de tus ojos, se evapora de tu mente
desplazándose de tu alma como un soplo.
La inocencia cae…
como un árbol talado
muere,
como una persona
en un momento inesperado.
Se lacera y se destruye,
en tu tiempo
has perdido el amor,
la razón,
la vida,
murió tu inocencia…
qué destruirás de ti mismo ahora.


OPCIÓN 
Beatriz Camacho
-Argentina-

Para entender el vuelo es necesario
solamente vivir
detrás de un sueño
al borde de la herida,
antes del tiempo,
antes de la palabra pronunciada.

Para entender un árbol, una idea,
un pájaro de luz, un pez abierto
es necesario haber tenido un día
un temblor de paloma en el bolsillo,
una vereda, un patio con naranjas,
un café bostezando entre la lluvia
(o simplemente algún hermano lejos,
durmiendo entre la sangre y el olvido).

Para entender la paz es necesario
Bucear desde la piel de un duraznero,
De un patio adolescente,
De una tarde
(de quietud escolar);
Es irse para arriba de
La guitarra alerta de un domingo.

Ahora sólo debemos esperar,
Ver cómo se manifiestan las auroras
Para tomar la decisión exacta.

AXIOMA AL VIENTO
Graciela Edith de Dios
Argentina

Es canto silencioso, grito de expresión
Es naturaleza herida,
Rabioso, calmo,
paseo eterno, de un minuto imborrable.
Es tímida voz, audaz,
Un bravío potro, manso.
Adormecido tropezador,
sobre selva impenetrable.
Es canto afónico de la naturaleza madre,
Es voz sónica de convulsivos mares,
celestes y verdes calmos.
Implacable sepulturero con tus brazos horquilla.
Abro mis brazos con mi piel desquebrajada,
Seca, silenciosa
o mojada por el llanto del rocío,
y me rindo ante ti,
y los puños y pies de los transeúntes
erguidos con sus pasos menguados
por tu pasar majestuoso,
desde estremecidos vacíos.

IMAGINO
Graciela Edith de Dios
Argentina

Imagino bajo mis pies
A mi paraíso,
De las percepciones
Ruidos de hojas crujientes,
Al rocío de las mañanas,
Al olor de verdes mojados,
Penetrando a mi cuerpo
Y oxigenando y haciendo trepidar
El néctar de mi sangre.
Imagino a mi paraíso
Con mis manos estriadas
y con olor a tierra
húmeda y seca y desquebrajada
y desbordada de energía.
Imagino a mi paraíso
con mi piel olorosa
a aguamiel, y a rosas
regalo
a mi cuerpo por el revuelco
por los verdes y por las
cortezas de tus árboles
y por el acariciar a tus ganados
Pero no te imagino, mi paraíso
Con hedor a muerte,
Y carroñas dilapidadas
Por los que erigiste.

MARIPOSA FUGAZ
Liliana Escanes
.Argentina.-

Hoy a la mañana pasó una mariposa por el jardín…
Simpleza leve y pura…
Color, vuelo, alegría…
Mostacita la miraba… Extasiada… Ir y venir…

Hasta que se fue… Voló…
Se acercó a las flores por un momento,
y luego se alejó…
Fugaz… Bella… Efímera… En su ir y venir…

¿Dónde estarás ahora, al ocaso,
mariposa bella y pura?…
Leve, colorida, con alas enormes
en la sombra de la pared…

Parecía un ave… ¡Tan grande era!…
¡Tan asombrada Mostacita la miraba!…
Ay, si la vida fuera así…
Leve, fugaz, bella, pura…

Ay, si la vida fuera así…
Efímera, bella, leve y pura…
Sólo color, vuelo y alegría…
¿Dónde estarás ahora, al ocaso,

mariposa bella y pura?…
¿Dónde te ocultas hasta ver regresar
el sol de la mañana?…
Y retornar a las flores del jardín…

¿Dónde te ocultas?… ¿Dónde?…
¿Volverás mañana al jardín
a revolotear entre las flores?…
¿Volverás?…

No elegí nacer humana.
Dios y la vida así lo decidieron…
No elegí nacer humana.
¡Ay, mariposa bella y pura,

no sabes qué suerte has tenido
en haber así nacido!…
¡Fugaz, bella, leve y pura!…

¡No sabes qué suerte has tenido!…
¿Regresarás mañana?…
¿Regresarás?…

AMOR
Elias Galati
Argentina

Cubre tu cuerpo
la ternura de mis palabras
tu boca ardiente
enciende el fuego de la pasión

besar tus labios
es un camino que se desmadra
lleva a la gloria
culmina en el amor

tiembla la mano
acariciando aquello que guardas
cómo tesoro solo ofrecido
a quien entrega su corazón

LLEGASTE
Carlos González Saavedra
Argentina

Asombrado miré tu otoño
Esos ojos que desbordaban
Vida y sabiduria
Tu mirada limpia
la sonrisa franca
En tus manos aún
Anidaban primaveras
Sentí tu amor
Cuando me acariciaste
Renovaste mi otoño
Nostalgioso y romántico
Nos habíamos encontrado
En la dulce tarde de mi vida
En la esperada calma de tu alma
Habías llegado.

AUNQUE NADA CAMBIE
Carlos González Saavedra
Argentina

Y desesperanza gane la calle
Y busque sonrisas sin encontrarlas
Y tormentas azoten ciudades
Y pululen las enfermedades
Y la naturaleza se sacuda ,como nunca antes.
Cuando la marea loca, se salga de madres
Y los ríos inunden los valles
Cuando los jinetes del Apocalipsis galopen libres
Seguiré escribiendo donde me permitan
En papeles desprolijos, en paredes derruidas
O en perdidas calles
O con mi palabra esperanzadora, por los aires..
Seguiré viviendo los lunes, como los de antes.
Levantándome tarde.
Desafiando al yugo de los cobardes.
Rescatando valientes, del aquelarre.
Jugando en baldíos con chicos de la calle
rescatando sonrisas con pelota de trapo
una de éstas tardes.
Aunque nada cambie
Mi alma inquieta seguiré escribiendo
A las noches estrelladas
A la belleza de las sonrisas
A las magia de la vida
Al sol al mar y a la naturaleza
Aunque rebelde parezca.
Aunque nada cambie
Abrazare como siempre, al que esta a mi lado
Porque el amor prevalece porque es mas fuerte
Porque las tempestades trasciende.
Cabalga sobre esos jinetes sin importarle,
por los siete mares.
Buscando que los ríos, vuelvan a sus causes
Aunque nada cambie
Desafiando destinos
Conjugando versos,
escribiendo vocablos
Uniendo letras, todas las tardes.
Entre las estrellas, seguiré escribiendo
Para que todo cambie

UN POEMA
Jaime Hoyos Forero
Colombia

Un poema de amor quiero escribirte
con la tinta invisible de tus besos,
sobre el papel de fuego de tu boca
y el tablero sin mancha de tu pecho.

Un poema de amor tan encendido
como las llamas de un voraz incendio,
que queme las paredes de tu vientre
y desborde los cauces de tu sexo.

Un poema que a un mismo tiempo sea
pan que se muerde, labio que se exprime,
incendio de claveles en el pelo,
mujer que al abrazarla canta y gime.

Verso que al escribirlo,
en el cuerpo se riegue como un vino;
que tenga el movimiento de una nave
y la cadencia de un alejandrino.

Un poema que tenga la alegría
de un jardín cuando se abre una ventana,
con un coro de pájaros cantores
y el lejano vibrar de una campana.

Un poema de amor que al mismo tiempo
contenga la ternura de una madre,
la placidez de un lago de sonrisas
y un vuelo de gaviotas en la tarde.

Que sus versos embriaguen los sentidos
y sean capaces de calmar las penas.
Un poema que sobre todo sea
resumen de lo humano y lo divino.

YO ESCRIBO TUS VERSOS 
José Lissidini Sánchez
Uruguay

Alto vuelo,
aire terso,
no exentos de amargura.
Para el alma clara
y el alma oscura,
yo escribo tus versos.

Sueño arraigado o disperso.
Caricia o sangrante
herida oculta.
Para el que te alaba
y el que te insulta..
yo escribo tus versos.

Te pierden
entre pecados,
y entre senderos
diversos,
entre cosas
que no son amor,
conquistadas
sin esfuerzos.
Pero eres
el gran ideal,
por eso
escribo tus versos.

SER  ABUELO
Manuel Llaneza Blanco
Argentina

Ser abuelo
Es amar y ser amado.
Es dar, y recibir
mucho más de lo que has dado
Es sentir el amor más grande y puro,
y entregar el corazón
del alma acompañado
 
Ser abuelo
Es dejar un rastro de tu vida.
Es sentir ternura inmensa,
y no pasar por esta vida en vano
Es verse reflejado en los ojos del amor
Es lo mejor que el Señor
nos ha legado
 
Ser abuelo
Es una alegría indescriptible.
Es la exaltación de la pureza,
hija del amor más acendrado
Es una alegría que te llena el alma.
Es emoción que atraviesa el corazón,
es un gozo pleno y deseado.

Ser abuelo
Es un sentimiento indescriptible,
un estado inmejorable.
Es sentirse lleno y completado
Es tocar el cielo con las manos.
Es plenitud del alma,
es alcanzar lo mejor del ser humano.

Ser abuelo
Es explotar de amor,
y sentirse cerca de la gloria.
Es llenar la vida con lo amado.
Es una condición incomparable.
Es alcanzar la cima de la vida,
es sentirse completo y realizado.

Ser abuelo
Es transitar el camino ya trazado
cual ave que sigue el rumbo con su vuelo,
y en el último recodo del camino
te espera la felicidad de SER ABUELO.

DECESO EN PANDEMIA
César Amílcar Matteozzi
Argentina

Hace un largo tiempo
se preguntó
como sería el final
de su existencia

¿Un túnel oscuro sin salida;
una luz que siempre brilla;
los padres esperando?

Imaginaba
a los seres queridos
llorando junto a el

¿Y las flores?
como le gustaban las flores

Luego
soño el camino
hacia los mármoles
con gentes aplaudiendo

Una placa de plata
y un puñado de tierra
esparcida por sus hijos
en el último responso

Pero…
se murió
en plena pandemia

Sin flores ni sollozos
placas o discursos
hijos ni responsos

Sintió la sensación
de salir volando
en semillas de amapolas

Solo…
en el albergue
donde fue alojado
acechado por la mortal corona
lo habían cremado
como a tantos otros
esparciendo las cenizas
al viento

FORTALEZA Y ESPERANZA
Raquel Olay de Leanza
Argentina

Así como el labriego, después de ver su campo
anegado por el agua, o inerte por la sequía,
desafiando la adversidad que lo lastima,
no duda en abrir de nuevo el surco
y plantar en su seno la semilla.

Así como el ave después de la tormenta
cantando reconstruye su nido destruido,
se esfuerza por hacer prolijo su trabajo
olvidando la causa de todo lo perdido.

Así como el hombre,
que viendo devorada su casa por las llamas,
en medio de escombros y cenizas,
no dudó en levantar nuevamente las paredes
para albergar bajo su techo a su familia.

Así como la madre llora la pérdida de un hijo,
secando las lágrimas que mojan sus mejillas,
acepta con valor y entereza el desafío
apostando nuevamente por la vida.

Del mismo modo después de la pandemia,
la humanidad ya no será la misma,
sacará lo mejor de sus reservas
uniendo fortaleza y esperanza,
encontrará el verdadero sentido de la vida.

PREMONICIÓN
Bosco Ortega
Argentina
“Tiene una lágrima en la garganta”.
Enrico Caruso

Teatro de almas, su garganta.
Sabe cantar el fatalismo de ser
lo que buscamos ser: un destino con raíces.
Aquello propio que duele interrogar
pues tiene la voz de un mandato.
Alguien a quien le dimos
en la cera del sueño
nuestra anatomía del exilio
y con su nacimiento revelamos
la perpetua soledad de múltiples adanes.
Alguien que nos descubre en la médula del misterio
la imagen y semejanza de nuestro desamparo,
que ahonda con su liturgia de enigmas
la encarnada nostalgia de la perdida unidad,
Incesante premonición de nosotros: Gardel.

UN ANDRAJO DE SOL
Norberto Pannone
Buenos Aires- Argentina

Un andrajo de sol…
Sólo un mendrugo de luz queda flotando
en agónico cielo ya sin brillo.
Se está yendo la tarde,
como opaco trazo de poeta
pecando sin palabras, ni destino.
Abatido al final de otra tormenta.
Allí, hacia el Este van lo
nubarrones del estío
y en frágil sangría tempestea
un eólico soplo que resbala
por la suela gastada del olvido.
Agónico heraldo hacia el Oriente.
Viejo y atónito rumor estremecido
que escapa con su miedo pavorido
del canto de los pájaros que esperan.
Hay silencios de truenos que han partido
cabalgando en el rayo del descuido.
Final del pendenciero refucilo
que vela la foto del suspiro.
Me cuelgo en los colores curvilíneos
y con la séptima cuerda
del  arcoíris ponitente, me suicido;
sin lazo, sin soga, ni correas;
casta travesura de otro niño
que deshonra con hambre su quimera.

MI MADRE QUERIDA
Hector A Polizzi
Argentina

Querida madre , hoy voy hacia tí
como de pequeño , ya que deseo verte
y poder conversar contigo,
yo siempre te veo en la misma estrella
y tu desde ahí me contestas y me guías.

Tu sigues viva como siempre,
siento tu presencia y ante una duda
te sigo consultando como siempre,
para mi alma nunca partiste de aquí
y siempre cuento con tu amor.

Mamita querida tu me enseñaste
lo mas importante de la vida
-el amor-,
y lo aprendí desde que ví tus ojos
por primera vez, desde ese instante
en que sentí tus bellos ojos, plenos de amor.

Vieja como poder agradecerte todo,
tus enseñanzas que fueron mi ruta
por siempre y jamás te equivocaste.
Recuerdo cuantos besos nos dábamos
y nuestros abrazos eternos , sin tiempo.

Dios siempre estuvo junto a nosotros
y con el a nuestro lado, todo era más fácil
y vos con tu sabiduría e intuición,
vivías dándome amor por doquier
y por eso hoy estoy vivo, gracias a vos.

Este es un saludo mas, de los tantos,
que siempre nos dimos , y quiero desde
lo que te estoy escribiendo, que ya recibirás,
sentir que mi vida entera te la debo, toda a vos.

Si dale otro beso vieja, con esto sigo viviendo,
hasta nuestro próximo encuentro en la estrella
de siempre. Te amo como jamás ame a nadie

GRACIAS MADIBA
María Piedad Romo – Leroux Girón
(Psiquiatra y Escritora)

Resuenan los tambores en Mvezo,
en Qunu, tus aldeas escondidas,
recordando la magia de tu sonrisa,
la fanfarria de la negritud ensordece
todas las latitudes, la nación Arco Iris,
tu sueño se hizo realidad, se hizo palpable.
No más trabajo esclavo aplastando a los negros
en minas y plantaciones, en masacres y muertes.
Robben Island es tu estatua sin pedestal,
el palíndromo 46664, quedó para la historia.
No más muertes, no más torturas, ni masacres,
no más verdugos, ni víctimas inocentes,
no más fatiga, ni bruma en los cielos de
Sudáfrica; tú lucha, tus vocablos, son pregones,
en el oscuro techo de los cielos, donde la luna
llena atisba silenciosa y tus proclamas
se desdoblan en un mar blanco y un mar negro.
Gracias Madiba, por tu generosidad,
gracias Madiba, por tus vocablos,
gracias por encender la chispa
que se hizo llamarada,
después de ti, el galope de la cebra
y del antílope se adentró
más allá del insondable abismo
de las cataratas Victoria;
retumbó en la entraña de la selva milenaria.
Ruge el león y se escucha
en las llanuras cubiertas de cenizas
del Serengueti, en donde
la orgía del sol nos deslumbra.
Se escucha el Empurkoi,
la canción para la caza de los Masai,
escorpiones ascendiendo
en la tierra húmeda.
Resonancias, alaridos, miedo,
silencio, éxodos, muertos,
espasmos, truenos, más allá
de la entraña, la amargura
estrangulando hombres,
masacrándolos, violándolos,
aterrorizados de espanto,
sus lágrimas inundan las sabanas.
Mientras nosotros soñamos,
tú hacías realidad tu sueño,
¡gracias Madiba, por ayer, hoy y siempre!

SECUENCIAS MUSICALES
Hildebrando Rodríguez
Mérida-Venezuela

Mi pensamiento surca los caminos
de la vida de ensueños trascendentes;
los ángeles de cielo están presentes
con sus cantos sublimes y genuinos.

Los pájaros alegran con sus trinos
y notas afinadas, los ambientes
por lo que existen signos evidentes
que son bellos cantos peregrinos.

Para no fastidiar en su vivencia,
se mueven de escenario con frecuencia
porque cantan la misma partitura.

Siempre los loros cantan en su vuelo,
será porque no sienten desconsuelo
y su paso delatan con premura.

 

 

NIÑO
María Sánchez Fernández
Úbeda-España

A los niños y niñas
de todas las razas y culturas

¡Ay niño!, tu mirada
abierta como un alba que se asoma
es pan blanco candeal;
es silencio que canta;
es lago donde beben las estrellas;
es la miel que desbordan los panales.
¡Ay niño!, tu sonrisa
es el cristal fluido y transparente
que derrama la luna
por su brocal de plata;
es limpio cascabel de trino y agua;
es rubor de jazmines trepadores.
¡Ay niño!, tu pregunta,
tu pregunta, por siempre tu pregunta.
─¿Por qué es tan alto el cielo?
─¿Por qué la nieve es blanca?
─¿Por qué aquel niño llora y va descalzo?
─¿Por qué unos hombres rompen a otros hombres?
¡Ay niño!, tu inocencia
es balanza sagrada de justicia;
tú juzgas implacable,
desde tu inmenso estrado,
condenando al culpable con tu llanto;
premiando al inocente con tu risa.

¡Ay niño!, tu mochila
la llevas rebosante de tesoros:

Tu mirada infinita…
Tu sonrisa que escapa…
Tu pregunta incesante, siempre sabia…
Tu inocencia asombrada…, tu inocencia.

HOMENAJE AL AMOR
Gladys Semillan Villanueva
-Argentina-

Nada fue en vano
te sentiste asolado desconocido maltratado,
golpeaste puertas, todo, hasta ventanas cerrado,
pero tu fragilidad se hizo grande y atrevido volaste.

Desafiaste miedos, locuras, escarnios,
con la seguridad de tu lema atravesaste espacios,
y fuiste metralla de soles ramilletes de luna,
encendiste candelas donde nadie ha mirado.
Y fueron tan fuertes que imposible era ignorarlas,
golpearon los pechos de angustias mordidos
se agitaron las manos mustias y dormidas
en posición de ruego y reclamo.
Se recordaron oraciones que al cielo elevaron
y las caras miraron el día, se asomaron de noche
y fue distinto entonces estar encerrados,
un desafío por ti desde ti fue impulsado.
Esgrimiste tu arma de claveles y cantos
un conjuro de valentías en tu entorno
con tiempo y sin apuro se fue armando
imponiendo la cordura de no temer al extraño   
Eres en el hombre lo más sagrado,
sin ti quien vive…sino equivocado?
eres la razón de cada día que nos das
AMOR
Ya no importa la pandemia
es un hecho inusitado sus marcas
va dejando…pero quien sabe buscar
en el verdadero espacio solo sabrá
que al AMOR por fin lo ha encontrado.

OPTIMISMO
Jaime Suárez Ávalos
México

La pandemia llegó poco a poco
casi nadie creyó que venía
el contagio aumentó cada día
es por eso que el mundo está loco,

Este virus se irá lentamente
casi nadie se siente optimista
la vacuna estará, en poco, lista.
Pero el mundo será diferente.

La lección debe ser aprendida
quiera Dios que haya un cambio de rumbo
y gocemos, así, de la vida.

LETARGO
Ady Yagur
Israel

No se cuando saldré’
del letargo prolongado,
mientras el sol perezoso
encanta a las estrellas .

Horizonte rosado divino
con su manojo de cielo,
paredes siempre callan
entre seres que partieron .

Futuro que parece plegado
como paginas de un libro,
en la biblioteca del tiempo
alguien lo busca de nuevo.

No quiero dejar de soñar
la miseria llama a seres,
el hambre tambien duele
a niños entre pueblos.

Mundo incierto vivimos
entre caretas fantasmas,
la mímica se ha olvidado
en un recodo del tiempo..

                 SI LA NADA NO ES PRINCIPIO, NO HABRÁ DE SER FINAL
      Beatriz Villacañas
España

De lo que existe, el cómo y el porqué
es asombro que nutre la poesía,
que abre paso a la ciencia y su porfía
y le va dando impulso a nuestro pie.

Del perenne misterio sólo sé
que no sabemos nada todavía,
que la respuesta nos espera un día:
de esa esperanza se nutre mi fe.

De la nada no puede surgir nada,
ningún azar ni Big bang primigenio,
y de la nada nunca nace el genio

que hacia la luz de una puerta sagrada
mira fijo y camina en su alumbrada
alma viva, milenio tras milenio.

CIRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN ( Villa Mercedes-San Luis-Argentina)

UN POETA DE LA PAMPA ENRIQUE GUILLERMO HUDSON
Myriam Astudillo

“…Porque en tiempos de la niñez de Hudson el gaucho existía
en la auténtica pureza de su existir primitivo.”A. E. Agüero
Allá lejos y hace tiempo
La vastedad de la Pampa por el poeta narrada,
retoño argento de “gringos” del Norte que se declara,
fiel a la quietud del Ande y al rito de Purmamarca,
al Pombero y al estilo del ingenio en la Payada,
desde los mitos del Sur hasta la Milonga urbana,
todo fue objeto de asombro, inspiración y nostalgia,
y el plañidero decir del ausente hijo que canta,
a su vida campesina, aquélla que hubo en su infancia,
mudó en noble creación bajo la forma de zamba.-
Ariel Ramírez…su innata intuición de ésta…la patria,
Descubrió en Tejada Gómez la expresión más acabada,
Y de la alquimia de ambos la distancia vivenciada,
se reveló en el azul de mi pañuelo en la danza.-
Se volvió crespín y ceibo, ombú, cardón y agua clara,
pampa, estero, puna, estepa, presentes en el hoy y acá,
Enrique Guillermo Hudson, tan nuestro como el que más,
Hernández, del Campo, Agüero, escoltan tu eternidad.-

TELEFONO HERIDO.
Aldo Javier Calveyra

Tengo las manos llenas de palabras ausentes
y el pecho con jirones y mariposas tristes.
Por seguir trasnochado esperando tu risa
voy a quedar despierto colmado de regreso.
El insomnio que bebo todas las madrugadas

me emborracha de angustia y me llena de miedo.
Observo el picaporte gastado de nostalgia
mientras fumo en secreto el mugriento tabaco
que retiene mis soles debajo de la almohada.
Se recrea un silencio de repisa y cortina
de paredes manchadas con negro, azul y olvido.
Y maldigo en voz baja y me pongo otro vino
el reloj ya cansado se ha quedado dormido
y le bordo una estrella a la silla vacía
y le pinto una rosa al teléfono herido.

REENCONTRARNOS 
Gabriela Mariel García

Te busco en las estrellas que brillan en el cielo,
en los áureos sonidos del viento en mi ventana.
En la tristeza que de mi corazón emana,
En el silencio ruidoso y frío como hielo.
 
Te espero entre mis sueños, es ése mi desvelo,
allí tú me acompañas , radiante, feliz, sana.
Tu silueta aparece, brilla tu tez lozana,
mi corazón sonríe, pues eres mi  consuelo.

Te busco entre la luna, en su color ceniciento,
 y elevo una plegaria en una pregunta muda,
que en forma de un suspiro se eleva en dulce vuelo.
 
Los sonidos ambiguos que me devuelve  el viento,
responden suavemente, aquella humilde duda..
Cuando llegue mi ocaso te encontraré en el cielo!.


AQUÍ SUS DEDOS
Nilda del C.Guiñazú

Aquí sus dedos,
largos , vacíos,
de uñas albas
se escuchan voces misteriosas
corren por sus falanges.
¿Qué pasó?
Donde están los secretos del ángel
que vivía en la piel de tus manos.
La caricia se esconde
ha perdido el destino.
Donde está el corazón que palpita.
Solo dice: me robaron el alma.
¿Qué paso con tus manos?
La música del viento baja de los astros.
En los ojos abiertos
un silencio de círculo acecha.
Prisión de nácar.
Evasión de nubes y de lágrimas.
Y ese iris cautivo entre cristales
Insondable vacío de cavernas
extiende un telón
sobre el misterio.

ÁNGEL DE LUZ
Carmen G. Lucero de Palma

Vengo a llorar triste ausencia
a la vera de tu río
a beber del sol la esencia
en la brisa del estío.

MADRE
Madre querida del alma
pura estrella rutilante
bendición y dulce calma
guía y luz a cada instante.

AÑORANZA
La lluvia fría de enero
trae recuerdos de ayer
que de repente libero
para añorar tu querer.

LA ÚNICA CERTEZA
Teresita Morán Valcheff

¡Qué estrellerío se queda con mis ojos
absortos y arrobados
en el mismo paisaje del cielo de la infancia!
Arcanos de la noche
por qué no responden a mi pregunta muda
ésa que desde niña me angustia y me desvela…
¿Moriré sin saberlo como mueren las aves
o aquéllos que nunca preguntaron?
Ahora en esta noche alta de lunas escondidas
y estrellas que se corren
de grillos y de búhos que chistan en las sombras
mis huesos aterrados del frío de la duda
vuelven a sacudir las antiguas arenas
buscando al mensajero
heraldo del misterio eterno de la vida.
Hoy quiero una señal que venga de otro cielo
donde moran aquéllos que partieron primero
las amadas ausencias que habitan invisibles
y tal vez algún día resuciten
detrás del arco iris.
No sé si vengo de otras vidas
o viajo al infinito
o si estaré mañana como luz antigua
persiguiendo a mi sombra
en el asombro niño de mis ojos
con mi eterna pregunta
y mi única certeza
la muerte inexorable.

Deja un comentario