POEMAS EN ESPAÑOL

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España

Junio  2.020  nº 32

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

 

COLABORAN:Leonora Acuña de Marmolejo (USA)…Inés Arribas de Araujo (Argentina)… Magi Balsels (Barcelona-España)…Ines Blanco (Luna de Abril Colombia)…Matias Bonora Berenguer(Argentina)…Beatriz Camacho (Argentina)…Favio Ceballos  (Argentina)…Héctor José Corredor Cuervo (Colombia)..Carlos González Saavedra(Argentina)…Jaime Hoyos Forero (Colombia)…José Lissidini Sánchez (Uruguay)…Marga Mangione  (Argentina)…José Luis Moreno (México)…Norberto Pannone (Argentina)…Hildebrando Rodríguez (Mérida-Venezuela)…Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez. (Mérida-Venezuela)…María Sánchez Fernández (España)…Beatriz Villacañas Palomo (España)…Alba Lilia Yobe…(Argentina)…Ady Yagur (Israel)…

LA INELUDIBLE MUSA*
Por: Leonora Acuña de Marmolejo

“Dadme el verso pulido en alabastro,
que, rígido y exangüe. como el ciego
mire sin ojos para ver: un astro
de blanda luz cual cinerario fuego”
-Guillermo Valencia

Al romper la alborada esta mañana
mi musa despertóme delirante;
yo en onírica andanza con Morfeo,
de sarao con luceros me encontraba.

En deleitoso ensueño yo le dije:
No perturbes mi dicha, y no extradites
a la diva, la gran felicidad,
que celosa quizás no volverá.

Mas mi musa con su estro pertinaz,
con un verso en mi mente golpeaba,
e insistente en mi ser se entronizó,
apartando a Morfeo en ostracismo.

Entonces con mi péndola sagrada
-y al rocicler de mágicos cendales-,
en extraña emoción los sacros versos
que me dictó, escribí con devoción.

Escandiendo palabra por palabra
cual crisógrafo, al nuevo día llegué,
e izando airosa al cielo mi poema,
en grito ahogado dije: ¡Soy poeta!

“AMANECER VERANIEGO”
Inés Arribas de Araujo
Argentina.

Fresca brisa agita las hojuelas
y tiemblan las gotas de rocío;
fragancia a mirtos
esparce dulcedumbre por el aire…

Trinar de pájaros y piar de polluelos
denota presencia de nidos
en la copa frondosa de los árboles.

Por un celeste firmamento,
los celajes dibujan asimétricos festones;
mientras, los primeros rayos solares
iluminan el despertar pueblerino.

El incansable río los refleja
en sus aguas viajeras, cantarinas…
Embriagados el alma y los sentidos
de música, color, luz, armonía,

saludo a esta cándida alborada
que deslumbra de magia y esplendor.
Disfruto absorta su maravilla
y agradezco el obsequio al Creador.

AÑOS DE AMOR
Magi Balsels
Barcelona-España

Te contemplo sentada en la mecedora
Con los ojos entornados, ¿quizás pensando?
No se si sueñas o que estas esperando
Para nosotros ya no existe el día, solo pasado

Viene a mi maltrecha memoria tiempos no olvidados
Cuando tu escultural figura por muchos deseada
La sonrisa de tus labios que mi alma alegraba

Y tus grandes ojos verdes, eran por todos admirados
Hoy tristemente los años con crueldad aparecen
Nuestras carnes firmes en su momento, lacias están
Tanto luchar para eso, nuestras vidas no lo merecen

Pero doy gracias por muchas y simples razones
La primera lo mucho que nos hemos amado
Tener siempre limpios los sentimientos y corazones
Solo, este nuestro amor es lo que ha importado

¿Te desperté?, discúlpame por pensar en voz alta
Vuelve a cerrar tus cansados y bellos ojos y descansa
Aquí estaré para velar tu sueño el tiempo que haga falta
Así seguiré recordando momentos, mientras el tiempo pasa

Se que me oyes y quiero suavemente decirte
Que fui el hombre más feliz que en el mundo existiera
Siempre para mi fue un inmenso placer él quererte
Y que este gran amor nuestras vidas acogieran


CAFÉ AMARGO
Ines Blanco-Luna de Abril
-Colombia-

El domingo
en el café del desayuno,
remojé las migajas de amor
que me entregaste.

Una a una
se fueron diluyendo;
café amargo
que se bebió los sueños
y la pesadumbre.

Con el sol
del medio día
se encendió la nostalgia,
para destejer el hilo
del recuerdo.

Al anochecer,
un reflejo melancólico
de luna se coló
en mi cuarto.

De madrugada,
el perro desvelado
aullaba a las estrellas
mientras yo bebía
un café nuevo.

Negro humeante
entre las manos,
aroma prodigioso,
excitante sorbo.

Contigo renació la vida
y floreció el olvido

BARRO DE LUNA
Inés Blanco-Luna de Abril
– Colombia-

No abras, amado,
la ventana,
no, que llueve afuera
y se cuela el frío.

Prolonga el fuego
de esta noche
acunado en mí,
cautivo de amor
entre mis brazos.

Qué dulce despertar
me has regalado,
cuando al abrir los ojos
sé que no te has ido
y arde mi corazón
en tu costado.

Me declaro amante,
blanca gaviota en tierra,
lumbre de la noche,
ánfora para tu sed.

Sobre el fuego de tu piel
soy alfarera, barro de luna,
amalgama milenaria,
dócil vasija entre tus manos.

Soy la mujer, la voz
de tus silencios,
capullo húmedo en tu boca,
gota de agua que nos purifica.

INOCENCIA ULTRAJADA
Matias Bonora Berenguer
  -Argentina-

(Elegía a Paulo Bustamante,
en la edad de tres).

No alcanza la poesía
ante el extremo quejido y vertida sangre,
que ahoga la existencia en tempranas muertes
y fragancias ultimadas.
El frío gatillo es fatua espina que arde
en los dedos de quiénes
no aman ni construyen.
Son inertes y naufragados.
Desafilados imbéciles del desamparo y la noche perenne…
Malvados y siniestros. Oxidados sin edades.
lúmpenes del plomo, pólvora y miseria.
No es inopia.
Impera la estéril existencia de supinos nacimientos
bajo tierra. Arrasados de un linaje desaparecido.
Sin condena ni pensamiento,
lastiman con su gesto
en brutal banalidad que desgarra
¡y quema!
como si nada,
en la misma oquedad
que nos ahoga.

AMAZONA NOCTÁMBULA
Jorge Emilio Bossa
-Argentina-

Detente, amazona de la noche,
amante de la luna y las estrellas,
que has hecho de la lujuria derroche
montada a cada una de ellas.

Detén esa ritual coreografía
de tus dedos que, sobre mi camisa,
danzando liberan con maestría
sus botones. No vayas tan de prisa.

Si otra noche tu cuerpo has rentado,
hoy quiero yo trocarlo por tu alma;
para que permanezcas a mi lado
con la serenidad de un mar en calma.

No consumamos de un sorbo las horas,
pues son un trago largo para mí;
ese duro camino hacia la aurora
desde que aquella ingrata no está aquí.

Bebamos unas copas. Conversemos.
Dime si en tus parodias de amor
te sientes sola como yo, eso temo,
vistiendo de Pierrot a tu dolor.

Sosiega tu carrera desbocada.
Ya no lastimes a tu corazón,
dejando en él las espuelas marcadas
para intimarlo a fingir pasión.

Tal vez así, sin sentirnos forzados,
cabalgaremos por la alborada,
noctámbula amazona; aferrados
a sus crines candentes y doradas.

A ESTOS HERMANOS MÍOS
(Junio: Mes del Escritor y del Libro en Argentina)
Por Beatriz Guadalupe Camacho
(Santa Fe, Argentina)

Siempre dicen lo mismo
(me da mucha tristeza)
estos poetas míos
hechos de tierra y lumbre.

Para atrapar un ave
(que se les vuela siempre)
transpiran noches duras
y sonrisas ausentes.

Se les cae en las manos
una lágrima de oro
y se les hace miel en las palmas que esperan.

El mar se les escapa en un silencio oculto
y llueve en sus miradas
como una primavera.

A veces los sorprende
un verso abandonado
(que llora como un niño)
o una muda palabra.

Hay algo que los mata:
las interrogaciones,
y hay algo que los salva
(cuando el eco responde).

Pero no crían cuervos,
crían nubes que pasan
azules, sobre el mundo
o Nombres que se abrazan.

Se dejan atrapar
estos hermanos míos
por barcos que los llevan
a costas inefables,
donde su sangre canta
como una primavera
y es una flor que a veces
se incendia en sus pupilas.

SENTIDO VALOR Y REALIDAD
Favio Ceballos

«…en verdad no hay conocimiento ni ciencia sin el hombre…»
Elias Galati

A cantar en amor hermano Elías
sin los viejos acordes que implantaron
sin esa pequeñez a que obligaron
a la ciencia a mentir en nuestros días.

¿Aunque no es en realidad lo que querías?
sirve y mucho saber que se frenaron
los rituales malignos que implantaron
Infernales de iras y porfías.

Ese odio gratuito halló la muerte
Por la espada luminosa… La Verdad
le dió al hombre la misión de ser consciente

y ahora el pueblo despierta se hace fuerte…
las coronas y cabezas de maldad
de la bestia rodarán por la pendiente.

PEREGRINOS  SIN  REGRESO
Por  Coronel Héctor José Corredor Cuervo-
Colombia

Montados sobre ilusiones
entre sueños de placer
con  deseos de conocer
y muchas otras razones
se fueron a otras naciones
los ingenuos peregrinos
sin saber que en los caminos
estaba un virus mortal
de procedencia  animal
que cambiaría destinos.

Atrapados como insectos
en malla de incertidumbre
con ansiedad y sin lumbre
por  considerarse infectos
o como seres  abyectos
se quedaron en ciudades
sufriendo calamidades
miles de connacionales
viviendo como animales
en mar de necesidades.

Sin  tiquete de regreso
perdido por la pandemia
y con el dolor que apremia
se sienten cual fútil preso
que salió por Dios ileso
de una temible celada
por maleantes montada
sin ningún respeto humano
en un ambiente malsano
donde la vida no es nada.

Entre negra oscuridad
con miedo y desesperanza
piden a Dios gran bonanza
de amor y de caridad
con sentido de hermandad
para noble  autoridad
que pueda bridar apoyo
para salir del cruel hoyo
de zozobra  y de ansiedad.

Su gran sueño es el retorno
después de la turbulencia
cuando brille la clemencia
en corazones sensatos
lejos  de los avivatos
que no tienen caridad
con sufrida humanidad
que esta fuera de su nido
con un viento embravecido
que sopla con gran crueldad.

CUANDO SEA VIEJO
Carlos González Saavedra (Charlitos)
-Argentina-

Cuando sea viejo y junte en la mesa
Llena de recuerdos, a todos mis afectos
Y todos ellos juntos, me digan abuelo
Y todos ellos juntos, me pidan consejos
y en su vida diaria, me tengan
Como faro o como un lucero.

Estaré tranquilo, estaré sereno
Que no ha sido en vano
Caminar este suelo
Amando la vida a cada momento
Viviendo y sintiendo en cada segundo.
Que he de ser intenso, disfrutando
las flores con pétalos abiertos
o mirar nostálgico las hojas de otoño
llevadas por el viento.

Encontrar certidumbre para lo incierto
No tener respuestas para lo más nuevo
Para lo que surja, viviré tan puro,
Como mi día primero
No saber nada que no haya dicho el tiempo
Disfrutando de los éxitos y los sufrimientos.
He de estar en paz, para cuando sea viejo
Buscare siempre seguir siendo sincero
Para mis hijos, para mis nietos, para mis amigos
A los que tanto quiero.

Para mi mujer que en cada mañana me hará vivir, un sueño nuevo.
Cuando El creador me pida el boleto
Dejare mis alforjas, dejare mis cuentos, miradas profundas
en sus corazones tiernos y me iré tranquilo
Solo seré un recuerdo, a otro mundo nuevo
Como se dice en la vida, a empezar de nuevo.

SE FUE
Jaime Hoyos Forero
-Colombia-

“¡No vale hoy nada nuestra vida! ¡Nada!
Sin juventud la cosa está fregada,
¡más que fregada, viejo bodegón!…”
(Luis Carlos López)

Me despierto. La seis. Se me hizo tarde.
Salto como un resorte de la cama.
¡Qué voluntad, qué fuerza!…Qué ironía:
brincar teniendo al lado la más dulce,
la más bella mujer por compañía.
Pero hay que trabajar. No hay más remedio.
Esa es la juventud…Y esa es la vida.
Y fuerza hay en la sangre que golpea
al corazón con ritmo de campana,
y el amor y la luz y la alegría
entran como un balón por la ventana.

Mis queridos amigos:
todo eso que expresé fue solo un sueño.
La verdad, estoy viejo y algo enfermo.
No he podido bajarme de la cama
Y no encuentro el bastón ni el alma mía.
Me miro ante el espejo y allí exclamo:
¡cómo puedo estar vivo todavía!
Soy poco más o menos un anciano;
la vida que me queda ya no es vida.
Como dijo el poeta del epígrafe,
“sin juventud, la cosa está”…perdida.

La juventud, (esa mujer divina),
se fue una penumbrosa madrugada
cuando sin presentirlo, yo dormía.
Se fue sin un adiós y solamente
me dejó su calor sobre la almohada.

DOMINGO, TE ESPERO
José Lissidini Sánchez
Uruguay

Esta tarde esta lloviendo
y tengo frío.
Que engaño fue el del sol
por la mañana.
Rendido ante un buen libro,
cigarrillos y café,
se escapo el día, se fue
por la ventana.

El domingo sin tu voz
es un martirio,
y soportar la casa…
cómo cuesta.
Me siento por un instante,
como niño en un armario.
Ni siquiera leí el diario,
ya es bastante.

Veo como cae el agua
y mientras miro,
recuerdo un paraguas
para dos.
Te siento a mi pegada,
tu calor se une a mi piel,
fuera del paraguas aquel,
no había más nada.

Ya es muy tarde,
en silencio te has marchado,
hace tiempo que te extraña
el espejo.
Tu risa aún la siento,
y te creo ante la puerta,
corro, abro, esta desierta,
solo me miento.

Esta noche esta lloviendo
y la calle, un río.
Pero ya no estoy triste,
que cosa extraña.
Sueño con verte llegar,
como en otro tiempo frío.
Espero tu regreso,
amor mío.

OLVIDAR O RECORDAR…
Marga Mangione
  (Argentina)
        

Es tan lindo recordar
cuando el recuerdo es hermoso,
cuando se ha sido dichoso,
y se ha conseguido amar…

Mas cuando todo es luchar
sumiéndose en el dolor,
cuando todo es sinsabor,
es mejor no recordar…

Es tan bella la ternura
cuando el recuerdo se asoma,
cuando es cual blanca paloma,
porque la dicha es segura…

Pero olvidar es mejor
cuando el recuerdo es hiriente,
cuando se inclina la frente,
y solo reina el rencor.

Por eso, busca olvidar
lo que llanto te ha causado,
y al que su amor te ha brindado,
no dejes de recordar.

Olvidar o recordar
todo es según el color,
de las penas o el amor,
que nos han sabido dar.

HASTA LA LOCURA
José Luis Moreno
México

Llegaste cual viajero con el viento
disfrazada de aromas de una rosa:
eras frágil y alada mariposa
y has hurtado de mí, mi pensamiento.

Mariposa de diáfano tormento:
que me ha atado a su alma tan hermosa
y en pócima aprisiona misteriosa,
mi cuerpo, mi mirada y mi momento.

Sentí de sus especias y conspiro:
a jugar con el viento en aventura
tratando de apresar algún suspiro

y cautivo quedé de su ternura.
Que queriendo apresar; en solo un giro;
lo preso me apresó hasta la locura.

LA VISIÓN
Norberto Pannone
-Argentina-

Aquella antípoda de cielo redondo.
Aquel nadir opuesto al zenit;
siempre rodando,
prisión de fieras,
mansión del aire,
posada de la iniquidad,
espejo del ego,
retrato de toda malicia.
El mundo donde estamos,
donde hay un niño envejeciendo
y un viejo que retorna siempre.
Bajo ese cielo redondo he visto al orbe,
mundo de tal extremo inmundo.
Profanos que aplauden al final
en grosera locura,
aniquilando sin penitencia a la virtud.
Aquí, dónde el relato reina
y la mentira gobierna continentes:
he visto al hombre que sin piedad
destruye al hombre que creó perpetuo.
Rosa de los vientos muertos,
Jazmín de huecas Hespérides,
ninfas del ocaso;
hijas impolutas de un Hesíodo
eterno padre de la noche.
las vi danzar por el átomo de uranio
donde El Todo sigue siendo El Todo.
Jinete sobre el hombre fatigado,
vanidad de Hiroshima y Nagasaki.
El hombre camina sin zapatos
con las plantas sucias de sangre,
con los músculos desiertos
y la sustancia desnuda de milenios.

LA SONRISA
Hildebrando Rodríguez
Mérida-Venezuela

Cuando asoma a la cara la sonrisa,
sin expresar, que todo la respalda,
es ver al frente, lo que está de espalda
y que el rostro quisiera una premisa.

Es mínima expresión de acercamiento,
una puerta de entrada que se enseña
y aunque no se destaca, es una seña,
que no es desagradable ese momento.

Es como el roce de la suave brisa
perfumada con tímida emoción,
que ingenuamente da la sensación
de estar lejana, pero se divisa.

También que una amistad, aunque imprecisa,
si el tiempo se proyecta a su favor,
nos pudiera traer hasta el amor
y que la vida espera lo agradable,
en esa inmensidad de lo insondable,
donde todo nos muestra su valor.

ABIERTOS VENTANALES
Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez.
Mérida-Venezuela

Por abiertos ventanales de tu alma,
tus ojos de esperanza,
miran al infinito.

No hay ribazos que inclinen tu visión
ni neblina que la opaque;
limpio está el horizonte de tus sueños.

Se hace inalcanzable tu mirada,
pero sigo contigo,
me iluminas las rutas y me orientas.

Al final de la senda, me miraré en tus ojos,
si es que me lo permiten
tus párpados inquietos.

BONANZA
María Sánchez Fernández
Úbeda-España

Sentiré la bonanza de la vida
cuando el mundo recobre la conciencia
y se rompa ese muro de violencia
que propicia en los pájaros la huida.
¡Qué templanza en el alba ya nacida
cuando la luz anuncia su presencia
y el silencio se quiebra en la inocencia
de piares que dan su bienvenida!
Fundirnos con Vivaldi en Primavera
con los trinos y el canto de los cauces

y el rubor de la flor que nunca engaña.
Y beber a Virgilio en la ribera
de un río acariciado por los sauces
y sentir que la Paz nos acompaña.

LLAMADA
Beatriz Villacañas Palomo
-España-

Me está llamando el sol, que se está yendo,
por encima y debajo de este día.
Me está llamando el sol, que está cayendo
y, como yo, no ha muerto todavía.

Y me llama la vida y me construye
corazón en tormenta pero amigo,
un pájaro voraz que siempre intuye
que el astro más lejano está conmigo.

Me está llamando el sol, como me llama
cada rosa en su aroma quietamente,
como me llama el muerto que me ama
desde la fuerza viva de lo ausente.

Me llama en su secreto cada cosa
como al monje le llama la campana,
se adentra en mi palabra, que es curiosa
y se abre a la fe cada mañana.

Me está llamando, sí, me está llamando
una Voz que me canta en cada nota,
la que me abre el camino cuando ando,
la Voz que no se quiebra ni se agota.

ATRAPO LA MEMORIA
Alba Lilia Yobe
Argentina

Sigo paciente la hebra que tejió
la historia de mis predecesores.
Penetro en la dureza de la piedra
que atrapó la memoria.
Descifro caracteres con avidez;
me revelan situaciones predecibles:
gestas, batallas, dolores profundos,
mentes creadoras, innovadoras
desfilan incesantes.
La hebra de laboriosa urdimbre,
con el arte de tejedoras ancestrales,
hila y teje en atenuado ritmo,
su apagado matiz al acercársenos.
Siglos de luz y milenios de oscuridad
envuelven nuestros orígenes,
cercados por Saharas y Mediterráneos;
la Siria Histórica y la España Al – Andaluz.
Y en los cuencos de piedra emergen
miradas recluidas de terciopelo acariciantes,
hondas y firmes voluntades,
tempestades de talentos,
y horizontes culturales,
en intento de recuperar,
(con espíritu asombrado)
la antigua sabiduría aprisionada,
ahora, por una modernidad enceguecida
y de sofisticada violencia armada.

ALGÚN DIA
Ady Yagur
Israel

Si  la mirada se vuelva inocente
sin el riesgo de  horas  vividas,
seguirte adelante por el sendero
junto a paisajes  que es belleza.

Si el rostro no esta demacrado
con arrugas nuevas de tiempo,
no caeré  en la culpa  de versos
ni buscare tampoco amparo.

Algún día estaré en otro lugar
liberado de arduas fatigas,
seré poeta del silencio infinito
allí donde cantan las hadas.

La vida tiene su bosque verde
a veces abre nuevas ventanas,
en ella veo a mi madre buena
extremo alejado del tiempo.

Ya vendrá la paz anhelada
esa que despliega banderas,
después de esta tormenta
con su ímpetu que abraza.. 

Deja un comentario