POEMAS EN ESPAÑOL

 

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España

Agosto 2.020  nº 34

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

COLABORAN: .-Leonor Ase de D´Aloisio ( Buenos Aires-Argentina). -Isidoro Barrera Molina (México).-Inés Blanco(Colombia).-  Beatriz Camacho (Argentina).  -María Elena Camba (Argentina).- Mae de la Torre (Ecuador).-Alcira Irene González Eratsun (Argentina).- Carlos González Saavedra (Argentina ). -Lamberto Ibárez Solís (México).-José Lissidini Sánchez (Uruguay).-Liana Lorán (Argentina).-Elsa Lorences de Llaneza (Argentina).-Héctor Alberto Polizzi (Argentina).- Piedad Romo Leroux Girón (Guayaquil-Ecuador).-Beatriz Villacañas (Madrid-España).-Ady Yagur.- (Israel).-AlbaYobe (Argentina)

CIRCULO LITERARIO  LETRAS DEL ANDÉN VILLA MERCEDES-Argentina-Aldo Javier Calveyra.- Nilda del C de Guiñazu.-Carmen C Lucero de Palma.- Teresita Morán de Valcheff.- Roselvira.

UN PRESENTE CONFLICTIVO
Leonor Ase de D´Aloisio
Buenos Aires-Argentina

Es agresivo el avance
esta pandemia prospera
se mueve sin hacer ruido
como en tierra la serpiente
destruye con su veneno
silenciosa es la violencia.
Esta epidemia perversa
es un tifón destrozando
echa por tierra proyectos
inquieta la economía
paraliza los mercados.
desposeídos son presas
como gacelas de leones
se pone a prueba la gente
para cambiar de talante
más hay disconformidades
pasiones desacertadas
hombres de corazón duro
no saben de que se trata
y sin escuchar se subleva
cuando todo se termine
en un cambio hay esperanza
la rebeldía invencible
apedreando sentimientos
endurece corazones
hay que suplicar orando
Dios misericordia escucha.

COMO TE VEZ ME VI.
Isidoro Barrera Molina.
Mexico

Arrumbado en su casa por los años
la pobreza y también la incomprensión
como el mueble carcomido que ya olvidó el artesano
como el rosario destruido del cura que ya murió.

Como el libro muy leído perdió color y elegancia
así el anciano más fino al igual que el no instruido
con los años ya vividos su actitud es la de un niño.

Si oscuro fue su pasado y sedentaria su estadía
no sirvió ni a Dios ni al diablo ni tampoco a su familia
no tienes porqué juzgarlo tú no le diste la vida.

Tiene un noble sentimiento y corazón bondadoso
llora a sus hijos por dentro y añora trato amoroso
pero el joven y el adulto con soberbia desmedida
se creen los amos del mundo por eso la crianza olvidan

No conocen la sentencia que a la letra dice así
de anónima procedencia ¿qué más les puedo decir?
grábensela en su cabeza y aprenderán a vivir.

Si yo no supe vivir de mis errores aprenderán
y si no lo hacen así muy tarde lo entenderán
¡Qué cómo se ven me vi! ¡cómo me veo se verán!

Y yo como autor les digo denle amor a nuestros viejos
buen trato cuando estén vivos y apoyo con mucho anhelo
son archivos fidedignos de la historia de los pueblos.

¿POR QUÉ?

A la poeta
Mara Agudelo.

Solo cantabas
para despedir
la nostalgia de la tarde.

No te veía siquiera
pero tu canto
endulzaba el alma.

Pensé en tu nido
y en la algarabía
de los polluelos.

Alguien apuntó…
Oscuridad y asombro
rasgaron tu mirada.

Ni un gemido
hubo en tu garganta…
Caíste de la rama.
lgunas plumas huérfanas
anunciaron tu muerte.
¿Por qué…si solo cantabas?

¿Por qué?

INÉS BLANCO
LUNA DE ABRIL
(Colombia)

CÓNDOR
Santiago de Chile

Cuando nombro
la mañana
y la tenue luz
abre la mirada,
un aleteo de pájaro
surca el aire y su canto
ahuyenta la nostalgia.

Es invierno
aquí en el sur;
la cordillera es blanca
y el café humea solitario.
Las palabras tiritan,
no se yerguen,
no se escuchan,
las congela un halo
de infinito misterio.

Allá en las alturas
un cóndor planea majestuoso
encima de los Andes…
Amo del aire,
dueño del espacio.

Su mirada aguda
todo lo domina,
descubre el llanto
que arde en las pupilas
y sobre el esplendor del día,
inicia el sagrado ritual del vuelo;
asombro y éxtasis para las almas solas.

HOY
Beatriz Camacho
-Argentina-

Hoy,
Que estamos más ciegos
que la luz,
hoy,
que brindamos
por cosas cotidianas,
y las noches
se repiten, a veces,
necesarias,
veo a las muchedumbres,
a la gente
estremecida en torno a las farmacias;
a los panfletos,
a las oficinas,
a las mesas de bares y almacenes,
a las verdulerías que en la esquina
nos regalan su paz de remolachas,
laten en rojo y verde
y sudan uvas
en racimos de frágil transparencia.

ODA A LA VIDA
Mae de la Torre

Ecuador

En un momento de desidia
opté por
a unos tres lienzos blancos
darlos vida.

No tenía idea de lo que allí surgiría.
inusitadamente
algunas señales aparecerían.

Le seguí el juego a mis impulsos
se iba dibujando un puente en lejanía
de pronto me sentí  muy conmovida.

Miré como algunos seres
con soledad se desplazaban
al sentir que el planeta
poco a poco se acababa.

Se dirigieron puente abajo
niños, jóvenes  y adultos
alguna esperanza los quedaba.

Un tríptico con vida habría surgido
un cielo hermoso con su  luz los esperaba.
Una vez más, mis colores me rodeaban
en espera de,  para el efecto, ser testigos.

Ahí yacen estos tres lienzos
entre otra obra de mi autoría
con ansias de respirar su nueva vida.

VOLVERÁS
María Elena Camba
-Argentina.

a Federico García Lorca

Cuando el sol asome y la tierra se labre
con las manos abiertas al mundo,
Cuando nadie se incline
y no existan vencedores ni vencidos,
volverás con tu poesía Federico
y ya no habrá horas de gris encadenado,
ni costuras en el alma de las madres
que claman por sus hijos.

Ya nadie acallará esos versos gitanos
de tierra firme y corazón caliente.
Tu voz libre y transparente
atravesará los.muros que dividen fronteras .
Volverá arremolinada en el viento
y cantará entre las olas,
iluminará a los que llegan por el mar
en barcas de desesperanza.

La.muerte ya no acechará en cada rincón,
ya nadie asesinará tus sueños de libertad.
Mientras tanto el pueblo tendrá la palabra
y nosotros el clamor de tu poesía.

LA NORMA DE LA ROSA
Favio Andrés Ceballos
-Argentina-

«Que la flor dicte belleza,…»
«y así rendidamente,
se someta la mirada…»
             Jorge Tarducci

Cuando todo faltaba al mediodía
 los ojos reclamaban los espacios
los tallos sustentaban los palacios
que surgen porque sí… la flor nacía
reclinada en la tarde… El Sol  hería
los pétalos cuál párpados reacios
rosados, amarillos y topacios
 que impregnan en el aire su porfía.
La Rosa no es palacio es fortaleza
se sabe en sus colores protegida
nos habla con matices y en su forma
 anuncia el imperio de Belleza.
Nació de mi jardín es la elegida
«conciencia en libertad» su única norma.

QUÉ EXTRAÑO
Flavio Andrés Ceballos

-Argentina-
«en mi yo profundo
no extraño nada»
Abel Pérez Rojas

Vuelven los ojos al lago
A mirarse fijamente
En el reflejo y la mente
Se enturbia de tibio halago.
De repente surge un mago
el espíritu inmanente
una luz prende en la frente
que con mi verso no apago.
Alumbra el verde camino
que conduce a la montaña…
firmamento y agua hermanos.
Clavo el verso peregrino
flecha al cielo que se empaña
y cae la nube a mis manos.

«El grado musical del sufrimiento»
                                                  (Amelia Biagioni)
RECETA CASERA PARA ALCANZARLO
Alcira Irene González Eratsun
-Argentina-

Pide el regalo de un Amor sin nombre.
Un Amor cuya onda expansiva
repita su secuencia original, amplificada.
Macéralo en agua de paciencia y alegría.
Pásalo por cedazo varias veces
para arrancar hasta la última brizna
de celos, egoísmo, soberbia y vanidad.

Ya limpio, déjalo leudar en su misterio
hasta que las reverberaciones de tu sangre
suban a las doradas cámaras del alma.

Verás que amor y sufrimiento,
son gajos de la misma palabra;
y que el dolor del otro
-tu prójimo, tu hermano, un extraño-
es también tu dolor.

Para ese entonces,
todas tus nervaduras
serán cuerdas al máximo afinadas.
Tu corazón se volverá un violín maestro,
caja de resonancias y temblores;
o un flauta de Pan
donde sople la luz más delicada
su transparente allegro de jazmines.
Cuánto más ames,
más sentirás como atraviesa el humus de tus huesos
un crescendo de ortigas y azahares.

Y cuando sea tú el triste, el despojado, el malherido,
el náufrago en el río de las lágrimas, entonces,
sólo entonces,
al Amor que te dieron le nacerán dos alas;
para que puedas alcanzar lo que perdiste,
de puntillas,
sobre la leve arboladura de una sinfonía
tan bella
como un vuelo de espátulas rosadas.

CUANDO SEA VIEJO
Carlos Gonzalez Saavedra (Charlitos)
Argentina

Cuando sea viejo y junte en la mesa
Llena de recuerdos, a todos mis afectos
Y todos ellos juntos, me digan abuelo
Y todos ellos juntos, me pidan consejos
y en su vida diaria, me tengan
Como faro o como un lucero
Estaré tranquilo, estaré sereno
Que no ha sido en vano
Caminar este suelo
Amando la vida a cada momento
Viviendo y sintiendo en cada segundo.
Que he de ser intenso, disfrutando
las flores con pétalos abiertos
o mirar nostálgico las hojas de otoño
llevadas por el viento

Encontrar certidumbre para lo incierto
No tener respuestas para lo más nuevo
Para lo que surja, viviré tan puro,
Como mi día primero
No saber nada que no haya dicho el tiempo
Disfrutando de los éxitos y los sufrimientos.
He de estar en paz, para cuando sea viejo
Buscare siempre seguir siendo sincero
Para mis hijos, para mis nietos, para mis amigos
A los que tanto quiero.
Para mi mujer que en cada mañana me hará vivir, un sueño nuevo.

Cuando El creador me pida el boleto
Dejare mis alforjas, dejare mis cuentos, miradas profundas
en sus corazones tiernos y me iré tranquilo
Solo seré un recuerdo, a otro mundo nuevo
Como se dice en la vida, a empezar de nuevo.

CUANDO LOS CALORES AMAINEN..
Carlos Gonzalez Saavedra (Charlitos)
Argentina

Cuando los calores amainen,
y los árboles respiren otro aire.
Cuando el cielo se muestre triste,
por la peste que camina por las calles.

Cuando todos cuenten fatalidades.
El sol, hará valer su fuerza y su talle.
y todo recobrara el color.
Cuando atrás queden las nostalgias.

y habremos sorteado la peor de las tempestades.
Se colmaran de amor las ansias,
reinaran los ocres y naranjas.
Se iluminaran mis retinas, por las mañanas.

Cuando en las calles de Europa,
vayan ganando las flores, la batalla.
Devolviendo la vida a las plazas.

Cuando también acá hayan vencido,
la vida y la esperanza.
Cuando las aceras estén de romance
Alfombradas..

Ahí descubriremos la magia de la vida
Los duendes serán nuestros guías
Custodiaran nuestros comportamientos, las aves.
La naturaleza toda, nos llevara de su mano
El desafío mayor de…,
SER HUMANO.

POETA NO
Lamberto Ibárez Solís
México

Poeta no, paisano verseador y apenas,
yo pertenezco a un pueblo con pocas letras;
unos pájaros sueltos en mi cabeza,
hacen creer a veces que soy poeta.

Para decir lo que siento con poco alcanza;
sacar de donde hay mucho ya no es hazaña,
también allá en mi campo los hombres cantan
y viven silenciosos sin juntar fama.

Me han dado tanto amor que tengo el alma,
desbordando ternura para regalarla,
yo sé que hay muchas cosas que hay que arreglarlas
pero nada se arregla escupiendo rabia.

Si una espina te hiere hay que arrancarla
y no andar a los gritos de demostrarlo,
para que cantarle penar al que trabajó
cuando se conoce la baraja; hay que usarla.

TU MIRADA
José Lissidini Sánchez
-Uruguay-

Tu mirada cuando me envuelve,
hace que florezca de todas formas
la vida, todo lo cambia, permite creer
que se puede creer.
Mirada de la cual el sol no huye,
que da alas, y me vuelve a mi
sin estrellas y sin luna,
grácil pájaro de trino cristalino,
de aleteo perfecto, de vuelo constante.
Tu mirada, el mejor Pigmaleón
porque transforma desde el amor,
cuando hace sentir que uno
es tu ser amado.
Tu mirada aleja la posibilidad
de la violencia, como del oleaje
y el viento, del alma desplazada,
a la intemperie, sin techo.
Tu mirada me lleva a la orilla
a salvo del caos.
Ante tu mirada, no necesito
hacerme el tipo duro, ante
ese encanto no importa
si tengo o no tengo en los bolsillos.
Tu mirada es mi mundo anhelado,
que no esta muy lejos, un mundo
sin rencor, con toda la esperanza,
sin brumas, donde se termina
todo martirio, donde se deja
de ser paria, donde un destino
pacifico, es posible.
Tu mirada espera, mientras pasan
la nostalgia, los amores y los dolores,
porque en ella no caben el odio
ni el miedo, tan solo un sutil dejo
de sonrisa luminosa ,en la promesa
de poder ser , atravesando el telón
negro de las muertes y las derrotas,
para buscar más aún allá.

TIEMPO DIFERENTE
Liliana Lorán
-Argentina-

El invierno se desgasta
en noches y amanecidas,
en nubarrones oscuros,
en garúas y lloviznas.

Si nieva en la cordillera
son gélidas las ventiscas,
y si resopla el Pampero
todo con su fuerza limpia.

Por las mañanas las calles
se ven desiertas, más frías,
sin escolares, ni obreros,
ni ciudadanos con prisa.

Es un tiempo diferente,
pandemia, miedo, agonía,
la ciudad está cambiada,
luce otra fisonomía.

El mundo entero ha cambiado
le han robado la alegría,
y la palabra “cuidarse”
está en frases repetidas.

Es invierno dolorido,
de encierro, de largos días,
de la lucha cotidiana
por la salud resentida.

Pero es siglo XXI
y nuevas tecnologías,
hacen que la humanidad
ande sendas compartidas.

Se entrelazan amistades
en virtual alternativa,
y se acortan las distancias …
y se embellece la vida …

ODA PARA MI MUERTE
Elsa Lorences de Llaneza

Argentina

Cuando me muera,
no quiero que me lloren.
Bailen y rían,
Porque estaré partiendo
al mejor lugar.
Cuando me muera,
no quiero que me lloren
ni manden flores,
y utilicen el dinero
para los pobres.
Cuando me velen,
canten y recen
que yo estaré mirando
del más allá.
Cuando me despidan piensen,
que lo que entierran,
es un traje gastado
de tanto usar.
Que mi alma intangible,
estará presente
mirando a mi familia
y a los demás.
No quiero que me lloren,
porque en el cielo,
estaré acompañada
por mi mamá.
Por todos los parientes
y mis amigos,
Que hace mucho no veo
y que allí están.
No quiero que me lloren,
porque mi alma,
será llevada al cielo
por mi guardián,
mi ángel,
que me acompaña
en esta vida,
y no me deja sola
en ningún lugar.
Por eso no me lloren,
ni tengan pena.
Yo seré feliz y tendré paz,
y a ustedes mis queridos,
desde lo alto,
los seguiré amando
mucho más fuerte,
desde el inmenso vacío
de la Eternidad.

ESTA EMBRIAGUEZ DE TI
Héctor Alberto Polizzi
-Argentina-

Juegan y brillan aguas: cantarinas
la mañana despierta en una fuente.
Bandadas, cielo azul y un estridente
arrebato de luces cristalinas.

Tus miradas celestes y marinas
la tumultuosa estela de mi frente…
y el amor, y la piel resplandeciente
deleitada al surcar harinas finas.

Nutrida en sol florece la frescura,
delicia de vivir, aun deseando
sentir la brisa en una orilla pura

que de poco renace y va animando
germinaciones, brotes, espesura,
esta embriaguez de ti que estoy cantando.

SOLO AMÁNDOTE PUEDO VIVIR
Héctor Alberto Polizzi
-Argentina-

Cuando después de amarnos mansamente,
te arrullas y te duermes a mi lado,
del paraíso siento haber logrado
la estancia mas deseada y trascendente.

Por cien frutos abiertos suavemente
que sostiene mi espíritu carnado,
siento tu cuerpo tibio y perfumado
el que luce en mis brazos y es la fuente.

No quiero fantasías ni distancias
ni absolutos ni eternidad helada,
me basta con tu fiesta de fragancias.

Este planeta errante es mi morada
y si hay un Dios, esta en las resonancias
de tu infinita desnudez dorada.

LA MONA LISA
Piedad Romo Leroux Girón
Guayaquil-Ecuador

Quién pudiera comprender,
si es tristeza o es sonrisa,
lo que ofrece tu mirada,
o es una queja enclavada,
queriéndonos sorprender,
angustia, zozobra hastiada,
qué se esconde en tu mirada,
y en esa extraña sonrisa.
Qué misterio Mona Lisa,
es despecho, decepción ,
qué encubre tal expresión,
serena o desesperada,
hay en ella sumisión,
es extraña tu sonrisa,
quizás sin ostentación,
sin alarde nos convida,
con su mohín enigmático,
dar a la imaginación,
rienda suelta y comprender,
que nos permita entrever,
mientras sigamos con vida.
La Gioconda misteriosa,
con su luz y con sus sombras,
nace en el Renacimiento,
fue un dislate o un acierto,
lo recalcó, lo comento,
nos extasías, nos asombras,
por doquier, en cielo abierto,
incalculable tesoro,
estás en mi pensamiento,
¡ maravilloso secreto!

La Novena Sinfonía
María Piedad Romo – Leroux Girón
Guayaquil-Ecuador

Hace ya doscientos años,
cual joya del universo,
sonidos graves, extraños,
cual santuario musical,
fueron creados por un sordo,
notable, único genial.
Dice que somos hermanos,
en plegaria, en oración,
que cogidos de las manos,
entonemos la canción.
A lo largo del planeta,
se entona la melodía,
es la Oda a La Alegría,
de Schiller inspiración.
Desde Osaka en el Japón,
el Congo, Beijing, Kinsasa,
con fervor, paz, con unción,
estas admirables notas,
se entonan con devoción.
De la humanidad vocero,
eres sin par, sin igual,
eres único, el primero,
que cual mágico ritual,
en acordes armoniosos,
desbordados de energía,
en actitud prosterna,
rindiéndole pleitesía,
La Novena entonemos,
¡pues por siempre será eterna!

ÁNGEL OCULTO, INSEPARABLE AMIGO
Beatriz Villacañas

Madrid-España

Como un sol detenido en mi costado
vas quemando sin daño, así te siento:
en mi cuerpo, en mi guerra y en mi aliento
el rayo de tu verso atravesado.

Ángel de fuego y de amor armado,
secreta sombra cual presentimiento,
te llegas cenital, puma sediento,
como un depredador enamorado.

Y todo en esta tarde se detiene,
lagartijas, leones y otras fieras,
caliente está mi piel, caliente el cielo

con la certeza de que el ángel viene:
y allí donde te ocultas tú me esperas,
ángel perpetuo, porque tú eres vuelo.

VOLVER 
Ady Yagur
-Israel-

Volver a ser parte de los días
lastima si me he demorado,
el tiempo se lleva mis fuerzas
aunque siempre las renueva.

Volver a las cosas  mas lindas
a seres  que nos reclaman,
amigos carentes de trabajo
desolados   entre lagrimas.

Voy a escribir mas  versos
que  nos hablen de la vida ,
de náufragos sin su  barca
anclados en  los puertos.

Pandemia que nos demora
entre banderas de pueblos,
el viento  parece agitarlas
llegando hasta el cielo.

Poesía que no sabe callar
voy a despedir a la noche,
tambien a anhelos divinos
que acercan la nostalgia.

Dar vuelta   a nuevas paginas
que vayan contando la vida,
entre mariposas que vuelan
posándose en las manos.

Dolor que  a todos angustia
saber que el tiempo se pasa,
entre  hojas color amarillo
 en el  sendero   asombrado..

UNA LÁGRIMA
Alba Yobe (Argentina)

Asomó a mis ojos una lágrima
de cristalina y límpida belleza
que desprenda fulgurantes rayos
de luces de colores: eran estrellas.
Qué bien lucía en los ojos negros
de profundo mirar de terciopelo
húmedos con el musgo en las mañanas
o como el campo después de un aguacero.
Dios es sabio porque junto a la pena
legó el llanto que alivia y purifica,
así como la risa cristalina
acompaña a las dulces alegrías.
Cada lágrima tiene en sus destellos
húmeda historia; voy a contar la mía
que comenzó una tarde en que dichosa
justifiqué la existencia de mis días.
Inundaba mi alma una luz nueva
límpida, transparente, sin dobleces,
purísimo y muy noble sentimiento
privilegio tan solo de unos seres.
Alguien que irradiaba un halo etéreo
hacia mí se acercaba cauteloso
con las manos llenas de ternura
y un dejo de asombro en sus ojos.
Bienvenido le dije en un susurro
que le transmitió el viento,
trayéndome muy pronto su respuesta
que traduje en el acto: “A ti te busco”.
En un primer momento estas manos
no quisieron caricias presentidas,
ni soñaron mis labios una noche
la gloria inalcanzable de sus besos.
Mis brazos no pidieron abrazarle,
no lo pidió aún mi cuerpo joven,
solo estos ojos, que hoy derraman lágrimas,
se atrevieron audaces a quererlo.
Amaba sus palabras, sus ideas,
el timbre de su voz sonaba a gloria;
día a día bebía en esa fuente,
con asombro saciaba mi sed loca,
mas saborear gota por gota
muy lejos de calmar, la acrecentaba.
Mañana luminosa, noche bella,
campo florido, río que atraviesa,
sabía que bulle, brote que se asoma,
… el renacer, la vida. ¡Qué belleza!
Comencé a dar con manos generosas
ideas, pensamientos a raudales,
y cuando comencé a dar sentimientos
mis grandes manos ya no me alcanzaron,
irradié a través de mi mirada,
fue preciso buscar aún más, mi boca
que temblorosa se ofrecía plena
como panal de mieles, generosa…
… Y temblaron mis manos y mi cuerpo,
se extendieron mis brazos, ansia loca,
para caer vacías, tristes, mustias…
Y cerrar al amor mi dulce boca.
Más húmedos que nunca tristes mis ojos,
van cuajando en estrellas, amarguras,
que convertidas en lágrimas ardientes
ruedan audaces sobre mis mejillas.

CIRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDEN VILLA MERCEDES ARGENTINA

AROMAS DE LIBRO.
Aldo Javier Calveyra

Es una pequeña paloma celeste
posada en la frente de los querubines,
conviven estrofas con puntos y comas
y blancas palabras envueltas de lluvia.

Se mece en las tardes bajo las glorietas
del cuento que cuenta muchas fantasías,
describe paisajes donde nunca estuve
y mares que mojan mis playas vacías.

Es un tierno abuelo de manos callosas
que tiembla en insomnios y melancolía,
la voz sofocada de los que no pueden clamar
porque está instalada la feroz censura.

El es quien cabalga en busca de gloria
o viaja provisto de ausencia y olvido
quien va resolviendo nuestros laberintos
con tiernas historias de magos y duendes.

Escomo una guijarro gastado de tiempo
que cuando lo beso y froto su pecho
me alcanza capullos de arenas azules
y deja en mis manos alguna poesía.


ÁLAMOS AMIGOS
Nilda del C. Guiñazú
                            
¡Son ellos ¡
de verde y musical follaje,
siempre elevados, ordenados.
Bordeando  los huertos campesinos,
haciendo de muralla al viento.
Son ellos, los álamos amigos.
Descubro en sus nuevas yemas
esas hojas pequeñas, primaveras,
que realzan la  sombría mañana
en el cristal callado de los cerros.
Son ellos en madura plenitud de los estíos
musitando cantinelas de alegría
con la brisa que juega y acaricia.
Sus copas vestidas de ambarino
y en el suelo alfombra
del otoño en  mayo  envejecido.
¡Son ellos ¡

Mis álamos  amigos
siempre  enarbolados
vigilantes de ranchitos  soledosos
en la vecindad de una vida que se vive
en el instante indiferente del olvido.
Siguen firmes bajo este mismo cielo
tan claro y deslumbrante
con su antigua y dulce música
profunda percusión.
Como si un mensaje sagrado
dejara la tierra entre sus muros,
resuena  a lo lejos entre ecos
bajo un mismo compás,
con  una vibración de eternidad.
                                     

                  

PERDÓN AL OLVIDO
Carmen G. Lucero de Palma

Errante nostalgia que declina
por la salvaje pesadilla del olvido
perfidia  acechando los sentidos
condensada en el último crepúsculo.

Apretando sus manos vacías de caricias
conjugó el verbo sideral de la pena
cortó hiriente las alas a los sueños
que llevaban a la espera en vano.

Remembranzas quebradas en delirio
por el mudo adiós desprevenido
laberintos crispados de silencios
mustio corazón desencantado.

Aún en el dolor descifrando ingratitud
sintió el eco de sus versos peregrinos
y al ver la luna mecerse en  el río manso,
conjugó el perdón a la osadía del olvido.

OTRO ES  EL INSTANTE
Teresita Morán Valcheff
 
Albura de nieve temprana
intrusa en las sombras
salpica la urdimbre caída del cielo.

Teje la hebra la trama de la noche
y en el hueco fugaz de mi ventana
sacude el viento su otoñal melena.

Cruje el silencio de dormidas ramas
y viaja en el aire el fragor de seda
de inmoladas hojas
rodando sin rumbo.

Mis ojos vislumbran
la luna  posada en el árbol
y vivos recuerdos
lastiman el alma.

Hoy es otra la noche y el viento
y  es otro el instante
que tejió la nieve
en mi cuarto solo.

 ARROYITO
Roselvira

Siento que el agua ríe
mientras corre con su danza
Trae el aroma serrano
que fue juntando a su paso.
Acarició las hojas más verdes
de una rama de poleo
y al pasar por el huerto
se robó unas madreselvas.
Recogió el aroma del berro
que una niña siempre recoge
y un suave olor a menta
trae al saltar entre piedras
Corre y ríe arroyito de la sierra
que al pasar por mi puerta
de alegrías llenas mi alma

No hay nada más bello y puro
que el agüita enamorada
del sediento que se acerca
para beber de su esencia.
Y en tardes tan sofocantes,
cuando el sol se adentra en tu alma
te entregas a mí generosa
para alivio de mi sangre.
Cada vez que siento tristeza
corro a tu lado y me cuentas
los increíbles secretos
que traes desde las sierras.
Una paz indescriptible, aleja
toda tormenta
Y yo me río contigo, me río y danzo y canto.
Corre agüita, corre y baila
que hasta en las noches  te escucho
para placer de mis sueños.

               

 

Deja un comentario