POEMAS EN ESPAÑOL

Todo lo publicado en esta revista esta sujeto  la ley de propiedad intelectual de España” Ley 21/2014 de 4 de noviembre, por la que se modifica el texto refundido de La ley de Propiedad Intelectual, aprobado por Real Decreto  Legislativo 1/1996 del doce de abril, y la ley 1/2000, de siete de enero de Enjuiciamiento Civil” todos los derechos están reservados .Luna Sol Internacional está registrada ante la propiedad intelectual de España y el copyright de Estados Unidos

“VAMOS JUNTOS”.
(Lamberto Ibárez Solís).

Viajaremos en el tren de esta vida mujer de mis sueños;
nos sentaremos en el mismo vagón destinado a nosotros;
conversaremos de lo simple y cotidiano que fue la vida,
nos miraremos sonrientes y nuestras carcajadas fluirán;
harán eco en esa concavidad del tranvía… y observaremos.

Miraremos el paisaje en su verdor sublime y los pájaros
que revolotean y surcan los aires; y seremos uno solo
en el concierto mundano; solo dos almas acompañantes
en la última salida de este nuestro tren de vida en la tarde;
en esta tarde otoñal que nos tocó sin casualidad ir juntos.

Conversaremos hasta rendirnos y quedar sin voz; con vida
para comprar los alimentos en las estaciones venideras;
porque las estaciones pasadas no tuvimos tiempo de ello;
la prisa nos consumió nuestras viandas; nuestros sueños
y no tuvimos tiempo de jugar con nuestros frutos pequeños.

Nuestra labor de gusanitos de seda nos absorbió completo
y no jugamos con sus sueños y esperanzas compartidas;
nuestros proyectos de vidas; aún planeados no salieron
del todo bien; regados quedaron los pedazos de sueños
los tiestos de nuestras lágrimas quedaron en los caminos.

Ofrendamos nuestro sudor en las rudas faenas de la vida
y la ingratitud con su filosa guadaña se hizo presente toda;
cercenó y lastimó el alma completa dejando heridas mortales;
los besos y abrazos que repartimos quedaron en los aires
en el limbo, en el éter solitario en los recuerdos que carcomen.

En cada estación que pasamos; muchas almas se ciñeron;
muchos abrazos, miradas, besos y lágrimas fueron sinceros
y nos arropó el viento de la felicidad y el frío de las trampas;
caímos como siervos confiados e ingenuos y muchos comieron
de nosotros, de nuestras manos laboriosas que cantaban.

Esta estación nos queda cerca… vamos arribando ya cansados;
nuestras manos ya marchitas; nuestros pies muy dolientes;
nuestros ojos no alcanzan a distinguir el verdor de los prados
y nuestros oídos poco escuchan los silbidos de los pájaros
pero… vamos juntos mujer y hombre; vamos juntos tú y yo.

REGRESO AL HOGAR

Regreso al mar, mi viejo lar.
Voces ondinas de caracolas marchitas
han marcado la marcha desde el exilio
medio siglo y sumando…
¿Mi patria original?
el mar interior  en el útero materno.

El juego seductor entre el sol y la luna
invita al cuerpo de agua alcanzar el cielo

Y a la orilla occidental, varadas
quedan las ansias de mi espera.

Hilos de sílices dorados,
enhebrados por el viento,
adhieren escamas a mi piel desnuda.

El salobre aliento del mar, con voz ronca
pronuncia mi nombre de mortal

La antesala finaliza.
El tren alcanza su estación Terminal.
La ausencia de líneas rectas y curvas
desparecen de mi imaginario personal.

Las aguas se separan, abren camino,
esta vez, sin retorno. Ahora, el hogar
es mucho más extenso que al inicio…

Necesitaré toda una eternidad
para recorrer la inmensidad que me contiene.
Pero no temo, alguna vez, ya ensayé el ejercicio.

Jaime Ignacio Magnan Alabarce
(Chile)

EL ÚLTIMO TREN

Soy una mujer desgarrada
que deambula por el ajetreado andén
con la cruz cargada en las espaldas
mientras se escucha el silbo del último tren.
Estoy sola, al borde del riel,
hilvanando con hilos desgastados
la lujuria del olvido.

Dejo que me invadan los recuerdos
en el quebranto desnudo del invierno
donde el silencio tan quieto
aúlla con el susurro del viento.

Descuajada de ausencias,
sumergida en lejanías,
cincelando la esencia de la despedida,
la soledad me devora hambrienta.

Cae la lluvia que trepa sobre mi piel
y se incrusta en el perfil de la memoria
con la orfandad de las lágrimas.
En otro andén, alguien aguarda
que descienda del último tren.

María Cristina Fervier
(Argentina)

20/09/2010 -2º PREMIO en el Certamen de Poesía Ramón Piferrer
Organizado por Asociación Tercer Milenio- ROSARIO (Santa Fe)

POETA HERMANO

Que abrazas el mundo con respeto
desplegando rosas a tu paso
marcha triunfal es tu vida
flauta mágica tu canto

Sílfides del tiempo es tu decir
coro de ángeles que llaman
a las profundidades del alma
con la transparencia del cielo

Oye mi canto poeta hermano
aurora que amanece en el rocío
lluvia que despeina vientos
grito del alma deshojando días

Aquí estoy para decirte
que la vida tiene colores
aroma de tiernos pétalos
vergeles de dulces viñas.

Ady Yagur (Israel)

A MAGDALENA VÁZQUEZ, AL PARTIR
Jaime O. Solís Robledo

Aquí te dejo con lánguida tristeza
el corazón de Chilpancingo lastimado;
y no olvides Magdalena la franqueza
del cariño que mi ser te ha profesado.

Hoy presencio el encono tan profundo
que ha permeado a esta tierra que venero;
y es tan grande mi dolor, y tan profundo,
que prefiero alejarme de Guerrero.

La historia del suriano es rebeldía
contraria a la opresión y la injusticia;
mas rechazo la lucha que hoy en día

abanderan los falsos redentores
que se burlan del pueblo y sus dolores,
sedientos de dinero o canonjía.

Chilpancingo, Gro Marzo  2015.

EL MUNDO VICTORIOSO
Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez
(Mérida Venezuela)

Deja en mi espacio, toda tu alegría
y en el impulso de tu fantasía
que nutre lo entrañable de tu gozo,
conseguirás ambiente delicioso.

Lo deseaste tener en el pasado
y hoy por tu bien, al fin has encontrado 
para sentir el mudo victorioso.

De la rosa divina de tus labios,
dos pétalos brindaron su fragancia
cuando ya entre los dos no había distancia
y se habían disipado los agravios.

En ese renacer de la pasión
de tanta complacencia y poesía,
se fue metiendo la existencia mía
y volvió a florecer nuestra ilusión.

Lo conseguiste al fin con tu templanza,
con tu forma de ser tan agradable
producto de lo bueno y de lo amable,
salpicados con luces de esperanza;
mi admiración por ti nunca descansa
a consecuencia de que te amo tanto
y me brindas la magia de tu encanto
en forma consecuente y primorosa
y al besarte en la boca, mi preciosa,
la dicha me cobija con su manto

SUEÑOS DESANGRADOS
Jorge Emilio Bossa

(Argentina)

Un trozo de luna
con forma de cuna
se mece en el cielo
y asila los sueños
que no tienen dueño,
culpa del desvelo.

La noche está triste
y de luto viste
a su nueva pena,
porque en un hogar
se han vuelto a aplazar
las noticias buenas.

Tras cuatro semanas
soñando con nanas
se ha desangrado
de nuevo el anhelo,
ese viejo anhelo
siempre relegado.

Una esposa joven,
al ver que su abdomen
no admite expansión,
maldice su suerte
y una nueva muerte
de la ilusión.

Mas sabe que un día
tendrá la alegría
que hoy no alcanza,
sin más ríos rojos
lavando despojos
de la esperanza.

Entonces al cielo,
guardián del desvelo,
le implora ser cuna
el próximo mes,
de una buena vez,
como aquella luna.

 

OTOÑO

Jolu Mortado (México)

En los rumores del camino: advierte,
un viento soso, el temporal de tirio.
Lo pienso triste por aquel martirio
y siento miedo al caminar lo inerte.

Con mil crujidos de olvidada suerte,
mi mente calla en languidez de lirio…
El tiempo es cruel, en su apagado cirio,
¡de aquellos suelos que anunciaban muerte!

A cada paso que mi cuerpo apura
se ve la danza de las hojas secas,
lo que era fresco, en su final tritura

el paso, fósil, con mis tristes muecas.
El tiempo escapa sin hallar cordura
en los silencios de sus voces huecas.

ADELANTE
Eunate Goikoetxea

Tan corta es la vida y a la vez tan bella
y por malos ratos la desperdiciamos,
por cosas triviales se va nuestra estrella
no vemos su luz y entonces lloramos.

Mísero el espíritu que no ve la vida
como un don divino que se nos ha dado
que si nos tocasen horas de agonía
la vida es seguir, enterrando el pasado.

Siempre hacia adelante será nuestro empeño
que nunca es derrota si existen caídas
se pierden batallas si se olvidan sueños
diciendo que es real sólo lo que miras.

¿Qué se va el amor? Es una mentira;
vive muy adentro en todos nosotros
sólo es de cobardes un alma rendida
por miedo al dolor que nos causen otros.

Hoy es lo que cuenta, mañana aún no llega,
ayer se ha marchado y ya no hay regreso.
¿Qué deja rendirse sumido en la pena
si siempre es posible un nuevo comienzo?

Nadie eternamente llorará a tu lado,
el amargo cáliz se absorbe de risa;
como un don divino te ha sido entregado
el mayor tesoro… tu franca sonrisa.

Y, serenamente, mírate al espejo
en tus soledades observa en silencio
lo que te devuelve sólo es el reflejo
de tiempos felices u horas de tormento.

Camina sin miedos que nada es eterno
existe una mano que siempre te aguarda.
Se agiten los cielos o ruja el infierno,
¡mientras haya vida… siempre habrá esperanza!

AVARICIA
 Marga Mangione

Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla,
mientras el género humano no la escucha.
  Víctor Hugo –
Poeta y Escritor francés. Besançon, 1802 – París, 1885

Habla el agua cantando en las acequias,
y el bosque cuando el viento lo acaricia,
mientras tú, demostrando tu avaricia
ya celebras del mundo las exequias.

Festejas con orgullo de entelequias
al mostrarte con tu bondad ficticia,
que solo a ti engrandece y beneficia
si es fortuna ajena lo que obsequias.

Te adjudicas los bienes sin tardanza,
el mundo es tu palacio de bonanza,
donde te sientes gran emperador.

Has dejado tu honor en lontananza,
tu riqueza es tu gloria, y tu venganza,
es mostrarte orgulloso y vencedor.

     PASOS CON CULPA
Teresita Morán de Valcheff

  No sé de dónde vino
 no va a ninguna parte
 pero está en los zaguanes
 y derramada con sus blandos harapos
en  la escalinata de las catedrales.
 Los gajos de sus brazos tendidos
 a la impiedad que pasa.
 Los ojos estrellas que fugaron
 no ven la indiferencia reptando sigilosa
 con el vientre abultado y el bolsillo repleto.
 No sabe de discursos de los vanos políticos
 ni de la palabra que en el púlpito clama
 y promete paraísos a los mansos
 que mueren porque el hambre
 es loba que acorrala cuando
 el pan es escaso y la moneda esquiva…
 Soy culpable
porque no vi las rosas en sus manos
 porque pasé a su lado y no escuché su luz
 en el fragor del instante.
Porque no reconocí en su cara
 el rostro de mi madre y no tomé su mano
 para poder encontrarme.
 Porque debí sumar mi grito a su silencio
 y en el cielo descalzo de sus ojos
 reconciliar mi alma.

*COMO TODA MUJER*
Libia Beatriz Carciofetti

Yo… una MUJER casi ¡Desconocida!
de labios firmes y mirada fría.
Que hoy se para y se mira en el espejo
prometiéndose  enfrentar esta vida.

¿Quién fui hasta hoy? Sin duda no lo sabía,
a no ser,  esta experiencia vivida.
Entregué todo y me quedé vacía.
Nube sin agua, brasa sin ceniza.

Me busco por dentro pero no me hallo.
Casi diría una gruta sombría,
añorando ver muy pronto una luz. . .
que huyan las sombras, y  despunte el día.
 
Quiero ser yo, no una sombra furtiva.
Más que una foto… una calcomanía
Que se fusione y se pegue  a mi piel
Hasta hallarme así entonces parecida.

Cuando lo logre, intentar rearmar
este rompecabezas de mi vida.
Que al encastrar cada una de las  piezas
no se profundicen más las heridas.

Ya no ser “esa desconocida”
Esta vez actuar, sin ninguna prisa.
Oír a mi corazón que me avisa;
Te queda sangre ¡DIOS! SIGO VIVA.

LA HOGUERA
María Sánchez Fernández

Le miré y le sonreí,
y mil sonrisas le diera
pues cual sol en primavera
su sonrisa prendió en mí.
Al instante yo sentí
que una llama se encendía
y con alegría crecía
envolviendome en su fuego.
Y así, en este dulce juego,
en su hoguera me fundía.


MORIR DE PENA
Rubén Guastavino
Argentina

¡Con mis penas/ débiles / voy herido!
Y mi razón/ ¿lo ves?/ va en un pedazo
porque burlado/ por tu cruel rechazo
vivo sumido en un brutal gemido.

Por tal penar la vida es mi castigo.
Por este amor/ hoy vivo solitario.
En mi propio retiro voluntario
Con tu recuerdo en mi dolor me abrigo.
.

¿Por qué? Esta fiebre ardiente que me quema
entre el espacio hiriente de tu olvido
me habrás de ver como el león herido

retirado a morir loco de pena.
Con tu nombre en mis labios recogido
y el rumor de tu voz / que es mi condena.

 

ANTONIO MACHADO

En Sevilla naciste bajo el tierno
amor de dos alegres corazones
que te acunaron con sus atenciones
ante la paz de un limonero eterno.
Pasó el tiempo. Marchaste del infierno

asentado en España, entre pasiones
furiosas, que dejó sin ilusiones,
sin voz, a una nación en desgobierno.

Hoy vivo recordando tus vivencias
de gozo y sinsabores con esencias
del tiempo fríamente transcurrido.

Nunca moriste, Antonio. Tus poemas
continúan donando nuevas gemas
a cualquier caminante nunca hundido.

CARLOS BENÍTEZ VILLODRES
MÁLAGA (ESPAÑA)
(DEL LIBRO «EN MEDIO DE LA SELVA».
EDITORIAL GRANADA CLUB SELECCIÓN. MOLVÍZAR, GRANADA, 2017).

2 comentarios en “POEMAS EN ESPAÑOL”

  1. Querida amiga. Intente dejar este comentario de agradecimiento, pero me fue imposible. Te pido que lo hagas llegar a lños poetas. gracias. Dentro de la variada producción de los poetas. encontré agradables sorpresas por la claridad y la calidad expresiva de cada uno. (¿En la imaginación, en la memoria, en los distintos puntos de convergencia de cada idea, surge el verso revelador?) Seguramente ese estimulo interior que brota de la musa inspiradora, es el camino de crear ese inmenso universo imaginario que permite desnudar la realidad que pasa por la imaginación, para luego hacer una percepción selectiva, con que cada poeta nos llena el alma de colores.
    Mi mas sincero aplauso desde Uruguay, tierra de poetas y narradores. gracias.
    Ruben Guastavino
    Lo dejo Rubén en facebook y lo comparto con todos

    Responder
  2. Gracias mi querida Eunate Goikoetxea, por publicar mi humilde poema entre los de tantos grandes de la poesía contemporánea. Fue un enorme placer leerlos a todos, y, al compás de la bella música, ir guardandolos en mi alma!

    Responder

Deja un comentario