POEMAS EN ESPAÑOL

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de Propiedad Intelectual de España  septiembre  de 2.021 nº 45

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

 

COLABORAN. Guillermo Bazán Becerra (Perú ) Inés Blanco (Colombia).-Antonio Camacho (Argentina-España).-María Elena Camba (Argentina).-J. Félix Cruz Gutiérrez (México).- Mae de la Torre (ecuador).- Eunate Goikoetxea (Alicante/España).-Carlos González Saavedra (Argentina).-Washington Daniel Gorosito Pérez ( Uruguay).-Jaime Hoyos Forero (Colombia).- Samuel Levin (Uruguay).-José Lissidini Sánchez (Uruguay).-Amanda Patarca (Arrecife-Argentina).-Héctor A. Polizzi (Argentina ).-Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez (Mérida Venezuela)Hildebrando Rodríguez (Mérida-Venezuela).-Antonia Russo (Argentina).-María Rosa Rzepka. ( Argentina).- María Sánchez Fernández (Úbeda-España).-Gladys Semillán Villanueva ( Argentina.).-Ady Yagur (Israel) CIRCULO LETERARIO LETRAS DEL ANDEN VILLA MERCEDES/ARGENTINA. Aldo Javier Calveyra.- Teresita Valcheff

AL SILENCIO*
*Guillermo Bazán Becerra*
Cajamarca-Perú

Cuando un poeta se calla
a sí mismo
y anuda para siempre
el aire en su garganta…
sólo esconde su voz,
pero
dentro de su alma
seguirá gimiendo ante Dios
para que le perdone
haberse convertido en noche…

Un poeta,
aunque parezca mentira,
ama la vida
y ansía ser feliz,
aunque parezca mentira,
y para conseguirlo
camina descalzo entre espinas,
araña piedras cortantes
con las yemas de sus dedos
para suavizarlas
a que caminen los demás…

Es que los poetas
son ambiciosos
y buscan sin descanso
cargar la cruz de la persona amada
y de todos los desconocidos
que andan su camino;
y ambicionan sin medida
dejar de dormir
para velar las noches
de fiebre
de la persona que aman
y cuando sanen
salir en puntas de pie
para seguir su ruta
agradeciendo a Dios
por haberle devuelto la salud…

Los poetas son,
es cierto,
excéntricos, irracionales,
con corazón inmenso,
tan grande,
que no suele caber en otro pecho
y, sabiéndolo,
parten en silencio
al frío,
para no seguir sedientos
del beso y del abrazo
que los retenga,
ni de la tibieza
ansiada
que haga germinar el verdor
con incontables aromas
en su pecho…

COMO BURBUJAS
Inés Blanco (Luna de Abril
Colombia

Las palabras giran,
se zambullen
como burbujas
en el sol de la mañana:
habitan la casa.

Los pájaros
llegan puntuales,
picotean y cantan,
agradecen la merienda;
yo, degusto un buen café.

Manuela y Violeta
no cesan los saludos,
ni el batir alegre
de sus colas;
me regalan besos,
ladridos y miradas.

Ellas guardan quietud
y silencio cuando leo,
me observan
cuando escribo;
escoltan mis pasos,
me entregan sus risas,
también repetidas
sus caricias.

A mañana y tarde
vamos de paseo.
Regresamos alegres…
y juntas celebramos
el fin de la jornada.

CAMINO DE SOL
Inés Blanco (Luna de Abril )
Colombia

Te vi de lejos…
hacia mí venías
por un camino de sol,
alegre, con paso firme
y con el viento en contra.

Traías la risa
al galope por tu cuerpo;
vacíos de rosas los brazos…
y lágrimas ocultas
en el puño de tu mano.

Una huella de invierno
marcaba el otoño esbelto
de tu cuerpo ágil;
y en tus ojos se encendía
plena de color la primavera.

Larga fue la travesía,
el tiempo envejeció las horas,
lejos ardieron los veranos
y el corazón endurecido
anhelante te aguardaba.

TÚ, HOJA; YO, VIENTO
Antonio Camacho Gómez
Argentina-España

Soy una libélula
de color esperanza
en un lejano islote
de mármol negro;
un rayo de mil soles
en pórtico de espinas
y un arco de silencio
nimbando la amargura.

Mi sangre es cuadriga
de potros desbocados
rodando en el estadio
oculto de la vena,
y  agrietada columna
perdida en las ruinas
donde habita la hiedra
dolorida y helada.

El mar muy verde ayer
es hoy angustiosamente azul
y  ha rasgado mis vestiduras
arrojándome su melancolía.

Se ha tronchado la flor
de tu mirada misteriosa
acuchillando mis deseos
y el orbe siempre ajeno
sigue siendo vida,
y ya no escucho el repique
de las campanas matinales,
ni la esquila sonora
en la campiña que despierta,
y aunque habito un abismo
de espectros y sonidos,
sólo siento tu huida
de pájaro asustado
y una mano de hierro
en mi garganta desierta.

CAMINO A LA PAZ
María Elena Camba
Argentina

No más víctimas ni victimarios,
no más leones disfrazados de corderos
no más aves de presa al acecho.

Borrar este dolor que oprime,
dar vuelta la página de esta historia
donde reposa el error del hombre.

Diseñar una geografía posible
hermanados sin fronteras.
Anidar libres en cada rincón,
semillar en cualquier suelo.

Ser partícipes de un mundo en paz
donde no prime el egoísmo,
donde miremos al otro
sin resguardos ni barreras.

Caminar a la par respetando la vida.
Descubrir la luz que irradiamos
y que todos entramados
somos una pieza más del universo.

PRINCIPIO Y FIN
J. Félix Cruz Gutiérrez.
México

Como un pájaro negro
que surca los cielos,
llevando presagios
de gran desconsuelo,
son los nubarrones
con su manto eterno,
que visten a todo
de zozobra y miedo.

Correr no se puede
como salvamento,
porque por doquier
el peligro acecha,
se ha roto la calma
está herido el viento,
su polvo es de vidrios
que la voz reseca.

El Niño que nace
se vuelve esperanza,
los Galenos hacen
las acciones de héroe,
en él depositan
toda la confianza,
para honrar por siempre
al Viejo que muere.

PRIMAVERA
Mae de la Torre
Ecuador

Desde mi alcoba
miro de madrugada
un divino resplandor
que atraviesa por la ventana.

Es la luz de Dios
que nos da la bienvenida
todas las mañanas.

Primaverales son los días
cuando el astro rey nos acompaña.

Esa luz que irradia desde el cielo
no haría nada
si no anidara paz y amor en mi interior.

De esta manera la primavera
le tiene capturado a mi corazón.

Gigante es mi deseo
de visitar a los bosques y jardines
deleitante el percibir la fragancia que arrojan
como excitante el paisaje maravilloso.

Me incita a tomar los colores
para plasmar infinitas maravillas encontradas.

Paradisíaca es la primavera
tiempo en el cual se puede disfrutar
de todo lo creado.

LA VIDA
Mae de la Torre

La vida, gran obra musical
transcurre el tiempo
de intervalo en intervalo
sosegadamente.

De súbito, cambian los tiempos
empiezan a surgir los bemoles
se alternan con sostenidos
todos los sentidos en equilibrio.

Mis instrumentos, el pincel y la pluma
autora del color o la nota que escoja
mis momentos se nutren de luz y armonía.

Avanza la música, tal cual la vida
altos y bajos, sostenidos y bemoles
deleitantes sonidos, sumo mi placer auditivo
cuanto embeleso y bendiciones recibidas.

Gran deleite al prestar oído
a tantos sonidos naturales
como el chasquido del agua de manantiales
y el concierto inesperado de las aves.

Todo lo que mi corazón ha engendrado
ha sido como una red de girasoles
que por no atrasarme a los conciertos
de sendas caídas me ha salvado.

Gracias a las notas de avanzada
respiramos un aire perfumado
por todas las flores emanadas.

El piano, el violín, el arpa y violonchelo
los sonidos del cosmos han captado
son guardianes de lo bello.

SIETE VELOS
Eunate Goikoetxea
Alicante-España

Finos velos vaporosos se balancean lentamente
con melódicos acordes uno a uno han de caer,
y los compases susurran al oído suavemente:
son hilos que tejió el tiempo… son recuerdos de ayer.

Cae el velo de la infancia, efímera y dulce estación,
tiempo de la luz primera, de fantasía y de canción;
de inocencia inmaculada, de los nacientes amores,
del beso casto, abrazos y un mundo de colores.

Apacible movimiento desprende la adolescencia…
Magia y anhelos que se mezclan con la penitencia,
la que como núbil flor suave aroma va esparciendo
sin saber que al despertar es ir despacio muriendo.

Se va el velo de los sueños aferrados a los años,
aquellos que resistieron desesperanza y engaños;
los que sembraron sonrisas e iluminaron la faz,
mas todo tiempo termina… y deben dormir en paz.

El alma ya doblegada al influjo de las notas
rasga presurosa el tul de las ilusiones rotas;
sigue en libertad su danza, sin cadenas… muy ligera
con los alientos de vida de una nueva primavera.

Un último giro arroja aflicciones y altivez
y a solas se queda el alma casi en total desnudez;
en un cómplice murmullo la hechizante melodía
inunda con calidez la silenciosa noche fría…

El embrujo finaliza y la música va muriendo,
la fresca brisa nocturna apacigua el sufrimiento,
grana y violeta se asoman sutilmente en lejanía
anunciando que ya pronto llegará la luz del día.

Se detienen los acordes, la melodía se adormece,
un lento tictac señala que la noche languidece
y reavivan el espíritu latidos del corazón.
Solitario quedó un velo hecho de amor y perdón.

 

 

AGÜERO
Carlos González Saavedra (Charlitos)
Argentina

Ya tengo claro mis puntanos
Lo que dejara en el viento su poeta
Su fragancia va volando y se hace
Carne, al arbitrio de una particular
estela. 

La impronta por la patria grande,
Valiente, integra y libertaria
Que ha volcado Agüero en sus poemas,
Que han leído escribientes  y escritores 
Va floreciendo en corazones puros y

Llegando paulatino a las escuelas.
La naturaleza regala sus llanuras
Para que su idea viaje, a donde pueda
Y se esparza en los campos y en los pueblos
Colmando casas y taperas.

Los arroyos, vigilan victoriosos
Las aves, no descuidan su tarea.
“Vivir en poesía” es su lema.
Así respiré su aire…. 
Como detenido en el tiempo.

Cada lugar con nostalgia, espera. 
Desde Lafinur a La Carolina, 
De Los Molles, hasta donde el sol cabecea,
lugares donde  se siente la patria, 
Donde se respira Comechigones y
Ranqueles, caballos y encimeras. 

Donde uno, no quiere irse nunca…,
vivir y envejecer hasta donde más pueda.
Así se construye nuestra Argentina
Con rebenque y espuelas
Con héroes anónimos, y el músculo 
Vigoroso de su gente.       

Con sueños cumplidos y otros que
Siguen latentes,
Como un concierto armónico de musas
Se ve como  una nación crece.
Arraigo es la palabra, amar, crecer y
Establecerse.
Mi corazón esta partido por mitades,
Una parte palpita en Buenos Aires, la otra
En San Luis del Venado y de las Sierras 

EL MAR
Carlos González Saavedra (Charlitos)
Argentina

Cuando el mar habla estremece las almas
Pone en alerta a las aguas
A los impetuosos ríos, a las rías bajas.
Cuando esta en calma, silenciosamente llama.
Todas bajan presurosas ,generosamente,
las recibe, a sus anchas.
Cuando de amor se trata
El mar siempre esta presente
Con su luna de plata.
Océanos maravillosos de amor,
Y pasión nos regala.
Arenas de diversos colores
o simplemente blancas,
Nos invita a soñar, con sus playas.
Su paz es un recuerdo, para el alma.
El hombre juega, se cree valiente
Inventa batallas, porque lo cree
Vulnerable.
Sin saber que hay que pedirle permiso
A sus aguas
Son dueña de sus aguas
Sus algas, su banco de corales
Sus peces, delfines y todo aquel
Que respete su hábitat
Sus secretos, sus escondrijos y
La amante naturaleza de su agua.
Los poetas, dedicaremos letras, verbos,
prosas o palabras.
Para exaltar su belleza o sus tormentas.
El cantante cantara melodías a la
Distancia.
El mago develara el misterio de cómo,
El viento descansa en ella, sus alas.
El mar es la vida misma
Es agua, protección y distancia
Sol, tormentas y nubes de plata
Luna, nostalgia y arrogancia
Recuerdos, amor, abrazos,
Llantos y palabras
El mar es la vida misma
En bravías tempestades cuando brama
O en el dulce silencio, cuando llama.

ESPERANZA
Washington Daniel Gorosito Pérez
Uruguay

Que choca
ásperamente
en el asfalto
haciéndonos sentir
la gota amarga.

A veces,
es una calavera desdentada,
suspiro entrecortado,
ansiedad,
desasosiego.

Otras,
un hoyo negro.

Ternura íntima,
solaz,
amor,
respiro,
plenitud,
cobijo.

Vale la pena
luchar por ella
antes
que te la arranquen.

LA VENTANA
Jaime Hoyos Forero
Colombia

No, no abrir todavía, no, no abrir.
Los besos son de noche, todavía.
(Pedro Salinas)

Cuando abrí la ventana
me saludó la brisa
con su tonada larga
tocada en su guitarra.

Cuando abrí la ventana
colgaban de mis hombros
las sierpes de tus brazos
todavía impregnados
de silencios nocturnos,
de excitantes tibiezas
y dormidos arrullos.

Cuando abrí la ventana
la humedad de tus senos
me tocó las espaldas
como si dos estrellas
fugadas de tu pecho
recorrieran los cauces
oscuros de mi carne.
Mi piel se estremecía
al contacto ligero
de la tuya en mi espalda …

¡y eran llamas tus besos!
Al abrir la ventana
cayeron en mi pecho
las fragancias que anoche
fabricó la montaña,
y en mi espalda cayeron
los aromas que anoche
diluiste en tu cuerpo,
para dármelos todos…
al abrir la ventana.
¡Y eran fuego tus manos
y eran ascuas tus besos!

Cuando abrí la ventana
y despertaba el día
y sonó la campana
de la ermita vecina,
supe que era tu rostro
más radiante que el alba,
y la flor de tu boca
más fragante y hermosa
que del jardín las dalias
y las abiertas rosas.

Como nada igualaba
al abrir la ventana
lo que yo en ti veía,
lo que tú me ofrecías,
lo que tu amor me daba,
lo que por ti sentía,
decidí de inmediato
hacer lo que debía:
darte un beso en la boca,
¡y prolongar la noche…
cerrando la ventana!

INQUILINATOS
Samuel Levin
Uruguay

En torno al largo corredor
Se juega una rayuela
Adivina adivinador
Esta una plaza no es,
No es lugar para una ronda,
No gira la luz redonda.

Silencio
Oscuridad
Silencio

Se enciende una lamparilla
Empecemos otra vez.

Vertical, verticales
Horizontal, horizontales.

Una baldosa
Otra después
Dos sombras
Otra después.

Dos lamparillas se encienden
Empecemos otra vez.

Un dolor
Dos baldosas
Sin comida
Cuatro
Una sombra
Una
Una más una
Tres

(me parece que me equivoqué)

Dicen que el sol sale ya
Aunque la hora no sé

La rayuela va muriendo
Con la razón al revés.

 

 

DOMINGO TE ESPERO
José Lissidini Sánchez
Uruguay

Esta tarde está lloviendo
y tengo frío.
Que engaño fue el del sol
por la mañana.
Rendido ante un buen libro,
cigarrillos y café,
se escapo el día, se fue
por la ventana.

El domingo sin tu voz
es un martirio,
y soportar la casa…
cómo cuesta.
Me siento por un instante,
como niño en un armario.
Ni siquiera leí el diario,
ya es bastante.
Veo como cae el agua
y mientras miro,
recuerdo un paraguas
para dos.
Te siento a mi pegada,
tu calor se une a mi piel,
fuera del paraguas aquel,
no había más nada.
Ya es muy tarde,
en silencio te has marchado,
hace tiempo que te extraña
el espejo.
Tu risa aún la siento,
y te creo ante la puerta,
corro, abro, está desierta,
solo me miento.

Esta noche está lloviendo
y la calle, un río.
Pero ya no estoy triste,
qué cosa extraña.
Sueño con verte llegar,
como en otro tiempo frío.
Espero tu regreso,
amor mío.

EL PARAISO Y SUS CUENTAS
(Alejandrino) (Instantánea)
Dra Amanda Patarca
Arrecife-Argentina

Una lluvia de flores cae del paraíso
y en mi pelo se anidan las cuentas del collar
que mi madre enhebraba hilvanando mi hechizo
mientras me perfumaba con su dulce mirar.

Mi patio está exaltado, su palidez me asombra,
titilan en la noche estrellas desde el suelo.
Y el paraíso enorme desbordando su sombra…
me envuelve con su manto regalándome el cielo.

Y mientras me detengo al roce de este instante,
oscilando aferrado a un brote de glicina
un pájaro pequeño de color fulgurante
me regala su gloria, cantándole a la vida.

HOY
Héctor A Polizzi
Argentina

Hoy beso piel letra,
rojo abismo del deseo
y catalizo cárabos espíritus,
cabalgando alondras,
gritos de mi alma.

Hoy estasis en tu vientre,
siembro semillas primaveras
y la voz de los poetas
rasga la noche, alegrías enlazadas,
vidas ventanas nacen en luz.

Hoy vibra la paz de mi alma,
hay amor en la faz de la tierra,
ver los niños jugando sin hambre
y sentir el resueno de la vida,
es el día y podre dormir en la noche.

TOMA DE LA ESPERANZA LO QUE QUIERAS
PARA TODOS ALCANZA 
Hildebrando Rodríguez
Mérida-Venezuela
 
Esa es la fuente más maravillosa,
todo el mundo la toma en proporción
a lo que necesita su intención
y siempre se mantiene primorosa. 

Nunca se agota, aunque la visión
que la vislumbra en la mente humana,
sea muy profunda o simplemente vana,
cuando la opaca la desilusión. 

Pero sigue vigente, por supuesto
porque siempre buscamos el repuesto
para que siga la imaginación.

Y en ese sortilegio que apasiona,
se mantiene en la gente que razona
para que nunca pierda la ilusión. 

A LA CREATIVIDAD DE EUNATE
Poema Hildebrandino con Doble Rima 
Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez
Mérida-Venezuela

Tu voz es suave expresión que nos colma de alegría
igual que la poesía, en su justa dimensión.
Se difunde la emoción cuando en tus versos recitas
las bellas cosas escritas de incomparable hermosura
que salen de tu figura y se vuelven favoritas. 

En relieve el esplendor de tus frases y tus rimas,
que con claridad animas para el gusto del lector.
Luces en sitio de honor en todas las latitudes,
al reflejar las virtudes que guardas en tu interior
y con mucho pundonor complacen a multitudes. 

Excelentes recitales con hermosas melodías
interpretan fantasías rebosando los umbrales.
Son tus dedos especiales cuando acarician el piano 
imprimiendo con tu mano un sublime sentimiento
que hace más firme el aliento y necesita el humano. 

ROMANCE DE LA VIEJA LORA
Piedad Romo-Leroux
Agosto -15 – 2021
Guayaquil-Ecuador

Medio siglo ya pasó,
vino de la Amazonía,
era verde como el pasto,
de esa selva tuya y mía.

Hoy está vieja y cansada,
tanto, tanto, como yo,
envejecimos, los años,
no pasan en vano, ¡no!

Trajo con ella sonidos,
que acaso no conocía,
parloteos extraños,
ruidos, que me llenan
de alegría,
estamos viejas las dos,
¡pero aún estamos vivas!

LA CHICHARRA ESTA DE DUELO
Octubre – 2 – 2021
Piedad Romo-Leroux
Guayaquil-Ecuador.

Cuentan los viejos y viejas,
que el canto de la cigarra,
siempre trae malos augurios,
escondidas en los árboles,
en las hojas, en la hierba,
estridulan en las rejas,
rompen la paz, el silencio,
preciso es, que las acallen,
tan solo se escuchan quejas.

Cuentan, estos longevos ancianos,
quienes en sabiduría nadie
sabe más, que ellos,
que estos bichos cantaores,
no sólo son estridentes,
son también clarividentes,
pues anuncian con certeza,
con total seguridad,
el calor que se avecina,
el tiempo que llegará.

Así pues, los machos son,
los culpables del escándalo,
es el abdomen que inflan
y al momento lo desinflan,
para insinuar a la hembra,
que ya está aquí, que ha venido,
es el momento deseado,

de incubar y de hacer nido.
El calor insoportable,
se pasea horondo, dueño,
cual señor, cual caballero,
por eso le ruego al cielo,
que sea un poco más amable,
pues las chicharras persisten,
en su tormentoso idilio,
cada verano, cada año,
desde el final de los tiempos,
desde siempre, desde antaño.

Quién hubiese presentido,
que esos pequeños huevitos,
cual un granito de arroz,
terminarán su odisea,
cual festín, de ardillas,
pájaros, pavos, patos y serpientes,
no solo es el colorido,
lo que atrae, son sus timbales,
resonando a campo abierto,
concierto de rock and roll, que
invade, que nos abruma,
¡llevándonos al infierno!

Más hoy no se ha oído su canto,
se ha muerto su compañero,
la chicharra está llorando,
la cigarra está de duelo.

Y LA LUZ LLEGA
Antonia Russo
Argentina

De a poco y con calma
los espíritus aprenden
en medio del caos,
la fuerza del amor

Cayeron los velos
que impedían discernir
como a lo largo del tiempo
nos atosigaron de falacias

Descubrimos asombrados
que el amor es la fuente
y no hay castigos ni yugo
que atraviesen nuestros cuerpos

Somos semillas divinas
que mágicamente se unen
en esta santa plegaria
a la luz, al cariño y al respeto 

DICOTOMÍA
María Rosa Rzepka.
Argentina

Guardan los mares secretos de amores y de naufragios,
al par que guardan la vida en las aguas, palpitando.
Cuentan historias los hombres que suceden en los barcos;
las cuentan en las tabernas cuando del puerto echan mano.

Sirenas y aparecidos junto al humo de cigarros
ponen matices distintos. Dan color a los espacios.
El mar en tanto es el medio que nunca toma descanso,
Es hábitat de moluscos, de corales, de presagios.

Las mareas se empecinan junto a la luna, cambiando
el paisaje de las costas. Los hombres atando cabos
vigilan desde el temor, esperando pase el trago.

En el fondo del océano, la vida sigue su paso.
Sobre la tierra, los hombres, hacen la vista a un costado;
el mar espera respuestas. Los hombres van depredando.

CAMINITO
María Sánchez Fernández
Úbeda-España

El sol se ha prendido en Caminito.
Las garras afiladas de sus dedos
arrancan mil destellos
de las regias chabolas de colores
que gritan exultantes
su imagen limpia y nueva.

Tejados ondulados
de envejecido zinc,
quieren ser los espejos ambarinos
del lapacho amarillo,
y en su mínima altura,
dialogan con el viejo maderamen
que un día muy lejano
mecieron las mareas.

Y versan con las puertas y ventanas
de grietas remendadas,
con muros abombados
y balconadas anchas
que dejan escapar,
por los huecos vacíos,
grotescos maniquíes
de risa congelada
que se asoman al día
y a un mundo de colores
.
¡Gran paleta exultante de arce rojo;
de césped verde y fresca hierbabuena;
de azul jacarandá;
de chopo plateado…

Hay luz en la mañana.

La música se mezcla con la danza,
y como flores nuevas,
las parejas se anudan
en apretado lazo
dibujando pasión desenfrenada
que los hace elevar a lo sublime.

¡Ay, el tango ilumina a Caminito!

Los pibes descarados,
con ajustados trajes,
sombrero de ala corta
y un pitillo en los labios,
me invitan a bailar
con su porte chulesco
en medio del bullicio.

Una cámara acecha.
El arte se desboca
en los muros pintados de colores.
¡¡Inmensas galerías
de un mágico museo
donde los vientos juegan con relieves
que proyectan escenas de su historia!!

No hay luces de neón en Caminito.
Hay farolas calladas
en un canto secreto
que dan a las esquinas
esa luz apagada del ensueño
mientras la noche duerme.

UN PEZ VOLADOR
Gladys Semillán Villanueva
Argentina.  

Un pez volador que dejó el fondo
del mar sus caracolas las náyades
los corales, las algas verdes y suaves
buscando en el silencio su voz
perdida en el espacio que lo alberga.
Habla de él como si le perteneciera
si fuera dueño de todas las estrellas.

En él se solaza y juega esgrime
palabras brillantes lisonjeras,
es como un cuadro de colores
desafiantes, atrevidos que no dan
sosiego a la mirada ni al pensamiento.

Desde mi piedra angular lo veo,
no descansa, busca, reclama
su cuerpo como un rayo se desplaza
a la vía láctea ávido se abraza
sus manos las nebulosas traspasan.

Se mueve como si nadara el infinito
es para él igual que el agua que dejara,
su cuerpo navega y provoca el ondular
de sus brazos singulares ventiscas.

Conjuga verbos de colosales sonidos
la palabra en él es un asombro,
senderos irregulares, locos desafíos,
cantares antiguos visiones que no
se han perdido pues las rescata
de un fatal olvido, les insufla vida
y hace sentir que no todo está perdido.

Dejó en la playa las escamas…
Y le crecieron alas…

EL ESTILO DE DIOS
Beatriz Villacañas Palomo
Madrid España

Dios viene disfrazado de planeta
con muchas lunas a su alrededor,
y mi sueño me dice: “a lo mejor
lo que más le divierte es ser poeta”.

Pasea por el cosmos en camino
aderezando nieblas y aerolitos,
lo que vemos son soles pequeñitos
en ese polvo astral tan peregrino.

Que los soles gigantes no nos miran
y las enanas blancas nos abruman,
si quieren presumir, pues que presuman.
Sólo Dios sabe si además respiran.

El agujero negro no contesta,
reposa su energía en su garganta,
se traga corazones, se agiganta,
y en su atracón de luz duerme la siesta.

Me lo decía la boca de una rana
una noche de orugas y cometas:
“el agua se les seca a los poetas
que no saben de qué misterio mana”.

Dios viene disfrazado de planeta
con muchas lunas a su alrededor,
y mi sueño me dice: “a lo mejor
lo que más le divierte es ser poeta”.

PASAN LOS DIAS
Ady Yagur
Israel

Como se pasan los dias 
mientras las horas se van,
junto al trino de las aves
que anuncian el amanecer

Tiempo que llama cercana
a la memoria  escondida,
cantando a los años vividos
con toda su  bella sabiduría.

Aunque la vida no pregunte
si va a deshojar a los sueños,
algo yace entre las sombras
de los árboles  más viejos..

Viaje que tiene estaciones
que van pintando los rostros,
mientras florecen primaveras
que abrazan a la esperanza.

En cada paso sigo adelante 
dejando huellas de mi ayer,
mientras versos húmedos
esconden su voz en la tierra..

LA CALLE
Ady Yagur
Israel

Voy caminando por una callejuela
mientras las hojas crujen al pasar,
parecen dejar escuchar su llanto 
en la mañana de bellos trinos.

En la esquina de viejos aromas
hay una sombra que espera,
no se si soy yo quien la mira 
pero ella esta siempre conmigo.

En la calle de balcones verdes
hay ropas de color tendidas,
perfumadas por el viento tibio
vagan conmigo al andar.

La calle mira  también a niños
que van derechito a la escuela,
parece pedirle al cielo divino
que el sol ilumine sus pasos..

CIRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN VILLA MERCEDES (ARGENTINA)

QUE EL ÚLTIMO FULGOR NOS DE MOTIVOS
Aldo Javier Calveyra
Argentina

Quiero encontrar tu luna
corazón de gaviota
para pintar la brisa
en tu perfume alado.
Que acerque los versos
a tu boca de almíbar
Y encender la penumbra
que nos colmó de miedo.
Trasládame hasta el tiempo
que nos correspondía
donde ardían las hierbas
de aquella fantasía.
Bebamos esta noche
el elixir del beso
y nos sorprenda el día
rodando por la hierba
cubiertos de deseos
caminando sin prisa
hacia otra primavera
y nos sorprenda un sol
cautivado en la noche.
Que el último fulgor
nos de motivos
para no seguir de largo
en el camino.

MARCO FUGAZ
Teresita Morán Valcheff
Argentina

También se fuga el marco
en la inquieta veladura de la mente.
Yo lo sigo viajando hacia el pasado
como un árbol que ahonda sus raíces
buscando las esencias
las felices estaciones
los ebrios cascabeles de la vida
que en el roto espejismo de los días
se deslíen. 

Pasajera incansable del delirio
me exilio del presente
con su gris antifaz de peces muertos
y su blanda sonrisa de oropeles.

Pero solo son chispazos
vanos anhelos del alma que se asfixia
por florecer en un tiempo de agonía.

Llegará el instante venturoso
en que la fuga del marco se detenga
en mis ojos azorados
contemplando el infinito paisaje
de mi búsqueda.

Deja un comentario