POEMAS EN ESPAÑOL

 

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España
Noviembre   2.019  nº 25
La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

¡ LA VIDA….LA MUERTE¡ *
Por: Leonora Acuña de Marmolejo (IWA)

“… y no hallé otra cosa en qué poner
los ojos que no fuera recuerdo de la muerte”
-Quevedo

Una tristeza vaga me recuerda hoy la muerte
y callados silencios en mi ánfora vierte.

Aún quedan las huellas de la última invernada,
que en mi alma dejó notas de nostalgia callada.

Las tañen las campanas de alacre primavera
que con sol y arreboles viste al alba cimera.

Hoy vienen voces tiernas en las alas del viento
ocultando en los pinos un pasado lamento.

Todo flota en el cosmos en misterio errabundo,
que en críptico silencio sigue arropando al mundo,

y en binomio perfecto van la dicha y la pena,
como van las espinas con la rosa serena.

Entre tensión y ritmo la vida fugitiva
va rehuyendo orillas undosa y pensativa,

Abandonando arcillas cual fiera perseguida
que impotente y dolida se va a buscar guarida

a otros planos secretos do encuentra la razón
de ese su ciclo extraño, de extraña cerrazón,

pues la vida del hombre es un reto infinito
que encaja al universo al golpe de su grito!

Una melancolía le dice a mi ansiedad
vaga e itinerante, que ¡todo es vanidad!

Mas yo vivo al segundo la dicha de los dos
en este edén de ensueño, agradeciendo a Dios:

Natura con sus dones; sus albas de esplendor;
sus noches tachonadas de estrellas en fulgor.

¡Y sigo enamorada del Amor Infinito
siempre enhiesto en el alma cual fuerte monolito!

LA PAZ PIDE LA PALABRA*
Libia Beatriz Carciofetti
Argentina

La paz pide la palabra
y se la vamos a dar…
por eso estamos reunidos
tratando de dialogar.
Sin éste el esfuerzo es vano
y nada podremos lograr.
Día tras día la violencia aumenta
y no la podemos parar

La fiera que traemos dentro
está lista para atacar.
El hombre tan susceptible
no está dispuesto a escuchar
se enciente en ira y se monta
en un potro al que no se lo pueden frenar.

Comienza desde la familia
que vive en un edificio
que debiera ser un hogar.
los límites ya son utopías
los padres temen su voz alzar.
En la escuela el maestro
dejó de ser una autoridad,
el aula se convirtió en pocos años
en un campo de batalla
con armas de las que pueden matar.

Se defiende siempre al más malo
pues el simple siempre perderá.
Desde el oriente, al occidente
las bombas atronarán…
Los estados parlamentarios
ya no saben qué rumbo tomar.
La guerra, ya es entre hermanos
la violencia está instalada
en el corazón de la sociedad.

Nuestros niños son rehenes
en el seno del hogar,
envueltos en grescas de padres
que no saben educar.
Por eso la paz pide la palabra
dejémosla expresar.
Por el bien de las generaciones
que tras de nosotros vendrán.
No más odio ni violencia
Padre Nuestro por piedad.

TEMOR
Inés Blanco (Luna de Abril)
Colombia

¿De dónde has venido?
¿Aquí termina
por ventura tu camino?

¿Quién eres?
¿Acaso el mensajero
de las sombras?

Anda, no estés ahí
de mármol temeroso,
te permití llegar.

Ven, acércate,
rompe del miedo
las barreras.

Ignora el temblor
que me estremece,
funde para siempre

tu aire con el mío,
aunque ese sea
tu postrer suspiro.

¿NO TIENE LÍMITE LA PENA? 
Antonio Camacho Gómez
(Argentina)

A Elena, mi esposa. In memoriam

¿Dónde está, oh muerte,
tu aguijón?
La vi apagarse
por praderas de sueño.
La tarde agonizaba.
El silencio estaba
cuajado de palabras.
Los pulsos sólo síntomas
que manos sabias controlaban,
aunque todo era
un vacío de esperanza.
¿Era eso la vida?
¿Era eso la huida
sin retorno?
Te ibas, suavemente,
de espaldas a las rosas,
ignorante de lamentos,
navegante de un mar sereno,
de las tinieblas a la Luz.
Es la hora aciaga.
Hay susurros y una
conversación trivial.
¡Qué insegura es la ciencia
de tantos vanagloria!
¡Cuánta lucha! ¿inútil?
Y ni un sollozo
en el túnel de sombras
y misterio.
¿No tiene límite la pena?

LA TOLERANCIA SOCIAL
Héctor José Corredor Cuervo

Hay un límite en que la tolerancia deja de ser virtud. Edmund Burke

Tolerancia es sabiduría
en sociedad con valores
donde no existe  agonía
ni sombras de malhechores.

La tolerancia es virtud
cuando hay reciprocidad
mas si muestra laxitud
es fatal  debilidad.

La tolerancia es un crimen
que cometen gobernantes
contra los pueblos que oprimen
por premiar a maleantes.

El respeto a las creencias
y acuerdos con semidioses
no deben ser de indulgencias
a los crímenes atroces.

El perdón si no hay justicia
en cortes enajenadas
es cultivar la  sevicia
en mentes desadaptadas.

La paz jamás se consigue
en medio de impunidad
del malvado que persigue
el poder sin dignidad.

Quien siembra el odio y rencor
en  medio de  tolerancia
será cual lobo  aullador
que mata con arrogancia.

La tolerancia social
es represa silenciosa
que al rebosar su caudal
se convierte en peligrosa.

IDEALISMO
Jerónimo del Castillo
(Argentina)

Enmudecido quedo ante el asombro
con que mis ojos ven del universo
la síntesis del hado en su disperso
itinerario afín llevado al hombro.

Rehago el mundo desde cada escombro
con la única herramienta en el reverso
de una insana pasión por este verso
que me otorga el sentido que aquí nombro.

Cuando por fin supongo que está abierto
el indecible mundo de la esencia
donde recurro insomne o ya despierto,

yazgo envalentonado en la conciencia
de haber hollado acaso mi desierto,
sin saber los alcances de esta ciencia.

QUE ME INSPIRA…
Carlos González Saavedra
(Argentina)

Que me inspira a escribir
Las injusticias…
La falta de amor en la gente
Pasando de largo las cosas sencillas
Los gestos adustos y con miedo
La gente que va de prisa.
Los que mendigan amor en las esquinas,
sumidos en angustias, regadas con un cartón
de vino.
La miradas tristes y perdidas
Por que mi grito…
Por el desamparo de la mujer frente al femicida.
Por las violencias de géneros
No hay ley ni protección, que les quite el miedo
De vivir amenazadas.
Otras sumidas en las drogas y otras
Obligadas, prostituidas, sometidas,
preñadas en licores baratos,
Tambaleándose entre sillas.
Por buitres que les roban la dignidad
Porque protesto…
Por los relatos vacíos, de los políticos
Por los noticieros que del drama, rapiñan
Por un advenedizo Mesías
Por la falta de amor,
Por la falta de comida
Por la falta de vergüenza
Por la hipocresía
Eso me mortifica
Por eso este clamor
Por eso esta poesía.

ESTABA…
Jaime Hoyos Forero
Colombia

Blanco y azul, el cielo se curvaba
sobre el césped del parque, verdecido,
y del seno del bosque, desprendido,
un efluvio de aromas se elevaba.

Como una ninfa de melena flava,
como ágil Diana, su carcaj ceñido,
como Febo en la aurora prometido,
en su ejercicio matinal, estaba.

Se mecían al ritmo de sus pasos
sus caderas, sus pechos y su pelo
y las alas en delta de sus brazos.

Y al fin no supe al verla tan hermosa,
si era una diosa en ascensión al cielo
o si era el cielo transmutado en diosa.

LA ENVIDIA”…
Lamberto Ibarez Solís
México

¡Oh envidia!… Gran pecado capital;
generadora de impotencias… de vicios;
enfermedad tan solo del mortal;
poseer el bien ajeno… ¡Qué desquicio!

Sensaciones de dolor-placer, sentir;
codiciar, querer, frustrar, desear, anhelar;
lanzar el veneno mortal… y herir,
madre del resentimiento y medrar.

Sentir el deseo de que te vaya peor;
contar las mentiras para difamar
a los cuatro vientos con tanto furor
y que aún puedes lograr engañar.

Envidia…  añoras la felicidad;
tal vez lo material o lo intelectual;
enferma de mente y Natura no da.
¡Cuánta pena yo siento!…  Ocupas aval.

Desagrado por querer y no lograrlo;
ansias de ser, no poder y ambicionar;
impotencia por avanzar y frustrarlo;
enfermedad del alma sin mitigar.

Judas Iscariote personificado,
Caín que mataste a Abel sin piedad.
¡Madre de los vicios!. ¡Madre del errado.
Madre del que mata pero con crueldad.

Envidia; hija de la noche tenebrosa;
hermana de la calumnia agazapada;
pues los romanos te hicieron diosa,
serás hidra ponzoñosa cercenada.

¡Oh Verdad!… Desnuda te parieron;
sin ropajes representas la blancura.
Pecadores… Así nos concibieron
sin llevar en el alma… la amargura.

MIS PRINCESAS
Manuel Quiles Cruz
(México)

Privilegio que la vida me regala,
de tenerlas y poderlas abrazar;
bellas niñas que la mañana aclaran,
y en la noche yo siento su besar.

Mis princesas que viven realidades,
de tiernos movimientos en su andar;
mis princesas que ríen a raudales,
porque su vida, disfrutan para amar.

Sus dulces abrazos me aseguran,
que me quieren llamándome papá;
sus saltos dibujan su figura,
en sus juegos imitan a mamá.

No podría sentirme satisfecho,
sin sueños de noche vigilar;
y pidiendo lo mejor desde mi lecho
con las estrellas vamos a jugar.

Duerman, bellas niñas mis amores,
duerman mujercitas de embeleso;
tengan dulces sueños y mejores,
dulces amaneceres con un beso.

CAMINITO
María Sánchez Fernández

(Ubeda-España)

El sol se ha prendido en Caminito.
Las garras afiladas de sus dedos
arrancan mil destellos
de las regias chabolas de colores
que gritan exultantes
su imagen limpia y nueva.

Tejados ondulados
de envejecido zinc,
quieren ser los espejos ambarinos
del lapacho amarillo,
y en su mínima altura,
dialogan con el viejo maderamen
que un día muy lejano
mecieron las mareas

Y versan con las puertas y ventanas
de grietas remendadas,
con muros abombados
y balconadas anchas
que dejan escapar,
por los huecos vacíos,
grotescos maniquíes
de risa congelada
que se asoman al día
y a un mundo de colores.

¡Gran paleta exultante de arce rojo;
de césped verde y fresca hierbabuena;
de azul jacarandá;
de chopo plateado…

Hay luz en la mañana.
La música se mezcla con la danza,
y como flores nuevas,
las parejas se anudan
en apretado lazo
dibujando pasión desenfrenada
que los hace elevar a lo sublime.

¡Ay, el tango ilumina a Caminito!

Los pibes descarados,
con ajustados trajes,
sombrero de ala corta
y un pitillo en los labios
me invitan a bailar
con su porte chulesco

1 comentario en “POEMAS EN ESPAÑOL”

Deja un comentario