POEMAS EN ESPAÑOL

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a 
la ley de propiedad intelectual de España

Febrero  2.019  nº 16 

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas
por sus autores.
Estos conservan el copyright de sus obras 

COLABORAN: Leonora Acuña de Marmolejo IWA…Angelina Sara Baca ( México )…Magi Balsells (Barcerlona-España)…Eric Chaet  (EUA)…Cristina Fervier (Argentina)…Carlos H.González Saavedra ( Argentina) …Jaime Hoyos Forero (Colombia)…Elsa Lorences de Llaneza (Argentina)…Marga Mangione (Argentina) …Jesús H. Rodríguez Sánchez (Mérida Venezuela)…  María Sánchez Fernández ( España)…  Hilda Augusta Shavione (Argentina)…Jaime Solís Robledo ( México)…Ady Yagur  Israel) .

EL DESTINO EN UNA CARTA*
Por: Leonora Acuña de Marmolejo IWA 

Allí por vez primera yo lo ví
en la tarde estival de aquesa villa;
adolescentes eramos aún,
cuando aquel festival nos reunió.

Yo me perdí en el ónix de sus ojos,
y él se enredó en la noche de mi pelo;
se hechizó en mi inocencia de capullo
y me envolvió en sus brazos al danzar.

Al ritmo cadencioso, el corazón
desbocado sentí por mis praderas
cual arisco potrillo ya sin freno,
y él, zahorí, mis ansias subyugó.

Después de aquella tarde lo perdí,
y acongojada ví menguar la luna;
mas el otoño trájome una carta
que atrapó en sus caprichos mis anhelos

“Querida señorita:- él me decía-,
de usted tengo, los más bellos recuerdos:
sus gualdos ojos, su sedeña piel,
su porte airoso y su voz de arrullo

Con ímpetu salvaje e inpulsivo
que hizo temblar mi sujeción de niña,
acosando mi espacio personal,
agresivo y procaz, él continuaba:

“Quiero que sea mi amiga y sea mi novia,
mi idolatrada amante, mi mujer;
que comparta mi senda y mi destino
y en fin:¡que sea la madre de mis hijos!”

Guardé bajo mi almohada entre sachets,
la carta que trazó nuestros destinos;
cuando al altar, los dos adolescentes,
a jurarnos amor fuimos un día,

ésta iba cerca al corazón ansioso.
Hoy la carta amarilla por los años
cerca al hogar reposa allí en un álbum
¡cual símbolo de amor de la familia!

DESEO.
Angelina Sara Baca ( México)

La tarde con su luz me envuelve toda
y siento en mi semblante sus ojazos;
el alma se me rompe en mil pedazos
al recordar la noche de tu boda.

Quiero volcar mi alma en esta oda
y deshacer el nudo que tus brazos
dejaron para siempre en mis regazos,
aunque todo es ternura que no enloda.

Porque dejaste en mí, tus recios trazos,
me envolviste cual mar de los sargazos;
fuiste mi religión y mi pagoda…

igual a un jardinero cuando poda
y arranca la raíz con sus hachazos,
¡ así quiero librarme de tus lazos.!

SOLO SE QUE PASO
Magi Balsells
(Barcerlona-España)

Estas minúsculas gotas de fria lluvia
que poco a poco y sin parar empañan
los cristales de mis cerrados ventanales
oscureciendo a un mas mi triste estancia

Y con esta latente sensación de abandono
no hay ninguna luz encendida que en ella brille
solo la soledad  en el ambiente se hace notar
todo el conjunto da una sensación de tristeza

Pensamientos pasados vuelven a mi mente
cuando en este lugar reinaba la alegría
de un sinfín de ruidos que en ella habitaban
hoy silencio y  amargura es sus paredes hay

No tengo fuerzas para esta situación superar
mi desidia y abandono  es lo único que tengo
me hubiese gustado  este mal vivir olvidar
pero ¿para que? , si no tengo a quien amar

Muchas horas me paso en la calle esperando
¿Qué espero? Si yo mismo no sé lo que quiero
nunca ella volverá, se marchó, me abandonó
no comprendo, pero ocurrió,  sólo sé que pasó

No dejéis de repicar en los cristales de mi ventana
es para mi  la única compañía de puedo disfrutar
seguir  con vuestro tenue y acompañado sonido
resuena  en mi interior acompañando mi amargura

Seguiré contemplando estas finas gotas
que, resbalando suavemente sobre los cristales
van abriendo surcos por los cuales la luz penetra
haciendo iluminar mi patente y triste soledad

VIVO EN UNA VIEJA CASA
by Eric Chaet
traduccion espanol: Joseph Berolo

Vivo en una vieja casa
no tan bien constuida como pudiera haber sido
pero estoy agradecido por su abrigo.
No sea que tenga que entregarla
por falta de aliento o habilidad para pagar impuestos
& antes de que se derrumbe sobre mi—
trabajo en apuntalarla
mejorar lo que puedo
cascaron & cimientos, plomeria & alambrado—
soy ignorante, torpe & impaciente—
& batallo conmigo mismo para crear algo valioso
que me sobreviva
& esta mal llamada civilizacion
que se desintegra por todos lados.

ESCOMBROS DE PALABRAS
María Cristina Fervier ( Argentina )

Teñida con el ocre de marzo
la tarde se hunde en mis pensamientos
y se pierde en los sorbos de café.

En mis cavilaciones descubro
abecedarios abandonados
en los escombros semánticos.

Escucho sus gemidos,
trato de salvarlos
y abren sus pétalos rebeldes,
bajo la fibra palpitante
de los trazos que esboza mi mano.

Con el fino perfil del poema
florecen en cartillas blancas
De pronto, desmembrada del tiempo,
una hoja seca cae sobre la página
usurpando sus dimensiones,
continúa su destino de peregrina errante
llevándose consigo,
hacia los escombros de la nada,
el añico de las palabras.

Mis manos están vacías,
cual un cuenco roto,
perdieron el abecedario.

Soledad y silencio son sinónimos.
El sorbo de café sabe a frío,
tan frío como mi alma.

DESPUÉS DE TODO
Carlos H. Gonzalez Saavedra ( Charlitos)
(Argentina)

A veces los silencios hablan más
Vi. tu sonrisa y tu cuerpo cuando habla
Imagino nuestros besos entre sabanas

Verte gesticular, era imaginar tus caricias
en mi cara.
Tus besos echados a los vientos, me llegaban
Como brisa fresca por la mañana.

Hasta mi almohada, tiene tus letras bordadas.
cuando por las noches, con tus cabellos soñaba.
Risas locas y almas serena
Son parte de la vida, así te soñaba.

El calor que sentimos en las venas
son latidos al alba, para que el sol salga, por las mañanas
Tus travesuras de niña las tengo guardadas
para enseñarte en las noches, como se debe amar.

Cuando se ama.
La arena de los atardeceres, llevan almíbar en mi alma
Tienen el sabor justo de tu mirada perdida al horizonte
soñándolo todo, mirando nada.

No dejes de soñar, que falta poco para despuntar el alba
Y yo te sigo soñando, aunque no me haga falta
Con lo que sueñas, nos alcanza.

SONETO DE ATARDECER
Adalberto Hechavarria ( Cuba )

La tarde con un guiño me sugiere
en medio del calor, ligera brizna
de hierba, mientras pasa la llovizna
entre los rayos, cuya luz adquiere
un matiz añejado que sugiere
una postal, paisaje despintado
de una escena que el tiempo ha dibujado,
usando los colores que prefiere.
Así el suelo mojado renegrea
y el verde por el patio señorea.
mientras este domingo yo recibo

los últimos destellos de una tarde
que muere en la distancia sin alarde
y con cierta nostalgia la describo.

ORACIÓN A MARÍA
Jaime Hoyos Forero
( Colombia )
(Poema en estrofas sáficas)
Rosa de oriente, de los cielos reina.
Suerte de Cristo que vivió en tu vientre.
Madre del hombre por bondad divina;
Virgen María.
Somos proclives. En tu pecho guárdanos;
cúbrenos siempre con tu tibio manto;
danos tu apoyo, tus dos manos tiéndenos,
sé compasiva.
Ruega por todos los que en ti confiamos;
préstanos, madre, tu perpetuo auxilio;
haznos un sitio en el celeste reino…
Sé nuestro amparo.
Brazo potente que el demonio teme:
somos tus hijos que en la cruz del Gólgota
Cristo te dio para que tú cuidaras…
¡Sálvanos, madre! 

NUESTRA VEJEZ
Para mi esposo Manuel
Elsa Lorences de Llaneza
( Argentina) 

A la mesa nos sentamos
y yo me puse a observarlo.
Las canas de su cabello
todo lo habían tomado
Las ojeras de sus ojos
demostraban su cansancio.
Su espalda un poco combada
por el peso de los años,
los disgustos y las pérdidas
que nos habían tocado.

De pronto sentí su mano
que a la mía se tomaba
y sus ojos en mis ojos
que con amor se clavaban,
mientras las bocas clamaban
las dos al mismo momento:
“Estamos viejos mi amor”.
Y allí se hizo silencio.
Luego tú bajito y triste
me dijiste:

Ahora vendrán años duros,
peores a los vividos,
pues no tenemos salud,
ni fuerzas, ni tan siquiera
un porvenir venturoso
que en las malas nos mantenga.

Quién sabe cuanto nos queda
para estar en esta tierra.
Volví a mirarte a los ojos
y el cansancio de primera
había acentuado más
el brillo de tus ojeras.

La realidad era cruda
pero no me quedé en ella
y sonriéndote dije:
Mira amor, no te preocupes
que sea lo que Dios quiera.

CONFESIÓN    
 Marga Mangione  (Argentina)         

Dictador que eres parte de mi entraña,
obligándome a rogar tu amor de hinojos.
Que has cambiado mis sueños por despojos,
desde que  tu querer no me acompaña.

Sabes bien que mi ser todo te extraña,
y que el llanto es el dueño  de mis ojos.
Que has trocado bellezas por rastrojos,
en medio de esta angustia que me daña.

En mis noches me siento desolada,
es un nido de lágrimas mi almohada,
y me sumo en las brumas del encierro.

Te reclamo entre gritos, obstinada,
me hacen falta tus besos, tu mirada,
¡sin tu amor agonizo en el destierro!

AVANZANDO EN EL AMOR
Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez
Mérida- Venezuela

Agradable y de repente
como el beso que se roba
o la caricia que soba
al rostro del pretendiente,
es la forma inteligente
de iniciar una pasión,
al expresar la emoción
que produce ese momento
y,  si hay consentimiento,
lo disfruta el corazón.

Todo requiere prudencia
en la manera de actuar,
cuando vamos a iniciar
un acto de preferencia;
si, con la mayor solvencia
en base a sinceridad,
asomamos la verdad
y consigue aceptación;
de nuestra noble actuación
es nuestra felicidad.

En esa ruta seguimos
expresando los deseos
y alcanzando los trofeos
que en el amor perseguimos,
porque siempre conseguimos
humana satisfacción
cuando ya viene la unión
y vivimos en pareja;
aunque alguna que otra queja,
nos invite a reflexión.

BENDITA HOGUERA
María Sánchez Fernández
( España)

Yo crecí junto al fuego crepitante
de una hoguera de risas y de pan.

Me formé con los cuentos de mi madre;
la medida del tiempo con mi padre,
con silencios, con blancas y con negras
y corcheas de rabos empinados
que saltaban por líneas paralelas;
las felices rabietas con mi hermano
y aquel gato mimoso

que jugaba conmigo a la pelota.
¡Qué tiempos de abstinencia
en que el amor suplía a los caprichos!

Ni bici, ni patines,
ni muñecas vestidas de princesas,
pero estaban latentes cada día
los cuentos fascinantes de mi madre,
las alegres lecciones de mi padre
y aquel viejo cuaderno
con renglones y letras inseguras
donde aprendí a pintar alucinada,
mis primeras palabras de colores
donde los animales
cobraban vida y alma bajo hechizo.

Donde aprendí a sumar
con números torcidos
las gracias recibidas cada día
junto al fuego sagrado, palpitante,
de la hoguera bendita de mi hogar.

NAVIDAD DE ANTAÑO
Hilda Augusta Shiavoni

Cierto airecillo
brincaba
y refrescaba los rostros
en aquella tarde soberana.

Reinaba la paz y la calma.
Alguna cerveza,
extraída de lo hondo del brocal,
de mano en mano,
pasaba.

La sidra, para la sidra no alcanzaba,
pero de la bandejas pletóricas de pan dulce,
cada uno saboreaba
la Navidad mansa.

La cigarra bailaba pensamientos
y la tarde
estaba henchida de vida.

La rueda del molino
daba su vuelta
y yo no sabía
que me mostraba la paleta
de un solo día.

Todo fue cambiando
y poco a poco
se llevaron a aquellos
que calmos conversaban 
entre mariposas y hormigas
bajo un árbol coposo
que ya tampoco respira.

LUZ DE PRIMAVERA
Jaime O. Solís Robledo

(México)

Cuando el sol
se eclipsaba por mi vera
llegó la luz,
una luz de primavera.

Es poema musical
que me invade de alegría,
bello canto celestial
que me inunda de ambrosía.

Es también canto de amor
mensajero de ternura
llena el alma de candor
con sus notas de dulzura.

Irradia fraternidad
ese mensaje de vida
que das a la Humanidad
¡oh preciosa Bien Nacida!

Cuando el sol
se eclipsaba por mi vera
llegó la luz,
una luz de primavera…

VOLVER A SER 
Ady Yagur ( Israel)

Volver a  vivir en sana paz
acariciando nuevas auroras,
sin temor a batallas cruentas
entre  los niños con hambre.

Mundo que te quiero sano
sin que poden tus bosques ,
ante miradas de los pueblos
entre fronteras serenas.

Presente de terror  cruento
miedo ante el silencio negro,
 ojos se unen a las estrellas
buscando siempres sosiego.
!! ay¡¡
Volver a los refugios dulces
a la alegría que no descansa,
al amigo que hoy nos llama
antes que se muera el alma.

Viento que busca ser calido
aun  deshojan  las ramas,
el amor se halla acurrucado
al amparo  de las tinieblas.

Vida que  ama  a los pueblos
somos  tus hijos del planeta,
flores blanquean los senderos
rayos de sol acarician laderas..

2 comentarios en “POEMAS EN ESPAÑOL”

Deja un comentario