POEMAS EN ESPAÑOL

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a 
la ley de propiedad intelectual de España

UN MADRIGAL AL OLIVO
María Sánchez Fernández (España)

¡Cómo danzan los rayos de la luna
ceñidos a las ramas del olivo!
Y ríen entre verdes de aceituna.
Y miran a un lucero muy altivo
que envidia la fortuna
de ser del olivar su fiel cautivo.

La danza ya ha cesado.
Los rayos de la luna se han dormido,
y en un lecho encantado
de ramajes de plata hace su nido
un jilguero, que canta enajenado
porque el amor lo ha herido.

¡Ay jilguero que cantas desamores
bajo el manto del alba ya nacida!
No sientas más temores,
que en esta amanecida
las ramas del olivo ríen flores
y sosiegan al alma malherida.

¡Ay risa plateada,
mis versos se han perdido en tu enramada!

CASAS…
María del Carmen Villaverde (Argentina)

 Qué místicas y azules
son las casas por dentro,
azul el tiempo
en el ladrillo
                                                               y en la tierra de hacerlo
                                       y en la arena
con tiempos de otros tiempos
                           de antes
                                    mucho antes.
Las casas hacia adentro
se guardan todo el tiempo de vivir
y establecer los límites
                                          de la SIEMBRA.

Azules de tiempo recorrido…
Las casas, todas ellas,
con ese tiempo azul
   de proyección y sombras
  hacia el cenit
dibujan SUEÑOS.

GITANA PEREGRINA
Inés Blanco ( Luna de Abril ) Colombia

Hoy me sentí árbol,
palmera de tu playa,
fruto recién abierto,
vino para tu sed,
atardecer sin ocaso.

Gitana peregrina
que a tu noche llega
ataviada de luceros,
para iluminar tus ojos,
y en ti adivinar mi suerte.

A mis brazos, ramajes de luz,
les han crecido alas,
y mi corteza de árbol solitario
a tu llegada se colmó de cantos,
de nidos, de pájaros y estrellas.

Soy raíz profunda,
desvelo de luna que te aguarda,
plena de ansias y de anhelos.

Regresa…
¡Que tu corazón germine
para mi cosecha en flor!

MUJER DE OTRO PLANETA
Jaime Hoyos Forero ( Colombia)
GL – 581 B

GL-581 B.: ¿Planeta con vida? Situado
a 20 años luz de la Tierra.
A 20.000 Km. por hora, gastaríamos
1 millón de años en abordarlo.
Tiene agua. Podría tener vida.
 (Noticia de prensa)

Mujer tú… de GL.: yo te supongo hermosa.
Veinte años me separan de tu mano…
Veinte años luz. Me posaré ya cano
a tus pies de pisada gaseosa.

Disto de tu planeta
un millón de crepúsculos… ¿Me esperas?
¿También atardecer es un milagro
de luces y de sombras
bajo el cielo combado de GL.?
¿También a ti, de noche,
tu amante te desea?

¿También ante el espejo
desnuda y lujuriosa
has contemplado a solas
las formas de  tu cuerpo?

¿Tiene luna GL?
(Quizás, si no la tiene,
sean menos ilusos los poetas
y tal vez, menos tristes las ausencias).

¿Te entregas por amor,
como es lo justo,
o existe por desgracia la moneda?
Dime que no hay Caín, dime que Cristo
no tiene cruz. Que cuando llega al pozo
del Jacob de GL,
las mujeres compiten
por darle agua en el cuenco de las manos
y en las mejillas prodigarle besos.

Dime que la serpiente
aún no se ha enroscado…
aunque vaga al acecho por el piso.

Que ninguna manzana te has robado
del árbol del edén;
que no hay muerte en GL.
                                          y que existe y florece el paraíso.                                              

Dime, si como Eva,
estás hecha del barro de GL;
si tus ojos son grandes y son bellos;
si el alma se te asoma
como la luz, por ellos.

 Y dime si tu vientre
crece como las olas,
y si “madre” es el nombre más hermoso
que inventaron los hombres de GL.

LA BARCA DE LA UNIÓN HISPANO AMERICANA
Por coronel Héctor José Corredor Cuervo- Colombia

 
Estamos ya embardados
 con la proa hacia el oriente  
donde brillan los luceros
con  una luz refulgente
que orienta a marineros
para navegar de frente
sin temor a aventureros
y con una fe creciente.

Las velas  están ya izadas
y en regla los aparejos
para iniciar las cruzadas
ante escritores perplejos
que no creen en  letradas
ni en los trovadores viejos
que puedan llevar la barca
hasta objetivos complejos.

¡Un buen tiempo y buena mar!
nos grita gente en el puerto
cuando levamos las anclas
en medio del desconcierto
porque solo con  las plumas
navegamos mar adentro
donde la mejor fortuna
es escribir con talento.

Escribiremos la historia
con gran amor y alegría
en medio de tanta escoria
donde reina la agonía
hasta lograr la victoria  
sin  envidia y sin  falsía
con alma conciliatoria
teniendo a Dios como guía.

TE AMO
José Luis Moreno ( México)

Las flores me contaron que suspiras…
Te imagino… ¿no sabes que te quiero?

Las estrellas dijeron que me llamas
y me escondo admirando así sus brillos…

Al cielo has murmurado así mi nombre…
Lo he escuchado y me siento conmovido.

El ángel de tu guarda me ha mirado
y a susurros le he dicho que te amaba,
que nací, de ti estando enamorado.

Las flores que suspiros me trajeron,
con el brillo de estrellas cuando llamas;
Con murmullos los cielos me dijeron,
que a tu ángel le dijiste que me amas.

Y te amo así renazca en muchas vidas.

ESTE SILENCIO
Ady Yagur (Israel)

Este silencio  que nos llama
entre banderas al viento,
lagrimas ruedan perladas 
en el rostro de los pueblos .

El hambre es eco perdido
frente a guerras que sacuden
poseen la furia de tormentas
 destruyendo a las tumbas.

Negro humo de incendios
barriletes de color blanco,
atraviesan el cielo  azul
dividiendo a los pueblos.

 Dulce versos de poetas
ventanas aun abiertas,
son el eco de la noche
 entre ruinas de cenizas..

SOY MUJER
Marga Mangione ( Argentina)

Soy mujer: desde que vi la luz,
quise atrapar la vida entre mis manos.
Asirme de su esencia, sentir su aliento,
y de una bocanada, ¡beberme el tiempo!

Los desengaños golpearon a mi puerta
trayendo la desdicha entre sus dedos.
La encontraron abierta, ¡jamás la cierro!
Porque sé que el destino, que es muy artero,
llega infalible al sitio donde te halles,
detrás de siete llaves, o a cielo abierto.

Amé. Fui amada.
Parí hijos con dolor y fui dichosa.
Bajo mis alas cobijé nidos de rosas.
Con mis manos brindé caricias nuevas,
a esos hijos que hoy, con sus amores,
han cubierto con creces mis ilusiones.

Mi esperanza de ser mujer amada,
de crecer, de perdurar en otras almas,
la he encontrado en los nietos que adoro,
que son todo mi orgullo,
mis ansias de vivir, mi fe y mi calma.

La muerte con su rostro demudado,
impávida y feroz, entró a mi casa.
Dejé partir amores que nunca olvido:
mi corazón, quebrado en mil pedazos,
hoy guarda en su interior, dolor y llanto.

Pero aterido y triste, sigue latiendo,
a la espera de hallar amores nuevos.
Amores puros. Amores bellos.
Que mitiguen su pena y le den consuelo.

Abierta al mundo entero: ¡sigo viviendo!
Aunque me han atacado las decepciones,
jamás bajé los brazos, ¡yo no me arredro!

Aparté piedras, crucé torrentes.
Vientos aullaron, lluvias cayeron;
pero en mañanas y atardeceres,
nuevos soles radiantes, para mí ardieron.

Soy mujer: Nací fuerte y audaz.
¡Me alegro de ello!

Y aquí estoy: con mi mano tendida al universo.
Dame la tuya hermana, que un puente haremos
para animar a otras con nuestro aliento.
¡Dame la mano hermana! Juntas iremos,
a rescatar a aquellas que están sufriendo.

Y cuando haya en sus rostros una sonrisa,
sobre tierras y mares nos alzaremos,
las alas desplegadas en el intento.
Volando en una danza que iniciaremos,
con música de pájaros, de lluvia y viento:
Todas, en infinito abrazo eterno.

Dame tu mano hermana… ¡ya estoy partiendo!

DESPUÉS DE TI
Maria Cristina Fervier

Regreso desde la otra orilla,
tierra de nadie, páramo imperfecto,
donde colgué tu sombra
con la tensa cuerda del olvido.

En la distancia gris del silencio
quedaron sepultadas las palabras
gastadas de tanto callarlas.

Después de ti quedé inmersa
en la niebla de la soledad,
perdida en mis propios laberintos
atravesé el límite del dolor y del querer,
y regreso, desde la ribera de la nada,
con mi esencia renovada.

Sin esgrimir el arpegio de su trino,
después de ti, a mis pies,
yace tieso el gorrión de un sueño
que no pudo ser vuelo.

RELIQUIA
Cristina Olivera Chavez

 Por ser una reliquia su osamenta,
 me importa, conservarla en un sagrario,
 y poner en sus restos el rosario
 que rezaba en los días de tormenta.

  Cuando sea posible, pues lamenta,
 mi pobre corazón su relicario,
 aunque en versos la tenga en poemario
 la alhaja que no tiene  lo atormenta.

  Tuvo alma palpitante, tuvo amor,
 en su pecho le dió la fe grandiosa;
 De mi madre aprendió lo que es querer.

  Por eso ruego y le pido al Señor,
 que sus restos, quisiera en una rosa,
 y eternamente, vuelva a florecer!

BAJO UN CIELO DE ESTRELLAS
Maria Rosa Rzepka (Argentina)

Bajo un cielo de estrellas tu inocencia,
gambetea el dolor en cada esquina.
Inventando un porqué pa los fracasos.
Purrete abandonado, sin salida. 

Que Dios puede pedirte que comprendas
el valor del estudio, de la vida.
Si solo te acompañan las preguntas.
Las respuestas son solo hipocresía. 

Sobre un manto de piedras y de ausencias,
van tus pasos esquivando las heridas.
No hay tiempo para juegos de pebete
cuando faltan el techo y la comida. 

Que angustia recorriendo tus pupilas
viste burlona el traje de la melancolía
 Sordera voluntaria a los insultos;
desgarran tus oidos el desprecio y la ira. 

Decime vos purrete abandonado
contame tus urgencias , tus fatigas
Me asfixio de vergüenza si mis manos
no alcanzan para aliviar  tanta desidia.

DÉCIMA ESPINELA
Rafael Mérida cruz-Lascano

Cuando nos llegue el crepúsculo
y yo, ya no esté a tu lado
¿Donde? atajo  caminado,
sabré, siempre fui minúsculo.
Este será breve opúsculo
que al epitafio convierte
y donde el amor transverse
¡contigo!  es fresca la brisa,
y mi fuerza tu sonrisa.
Que guardaré hasta en la muerte.

CARTA POÉTICA
Eugenio de Sá ( Portugal)

A ti, mujer, que  tu vida abriste
Para consolar esta alma amargada,
 A ti, que en mi pecho ya dormiste
Y allí te sientes en calma y sosegada
A ti, amante querida y desvelada

 Que me velas el sueño de poeta
 Y cuidas que en la ascética morada
 Residen las memorias más electas;

A ti, que me deslumbras los recantos
 Donde la poesía en mi ser se esparce,
decir que me nutres de encantos; 
y  tu ternura, del mal me aparta

Que de otros horizontes son quebrantos
Volatilizados en el amor que me regalas.

EN ESPERA DE TU AMOR
Carlos E. Rodríguez Sánchez ( Estados Unidos)

No quiero detener mis ilusiones
al recorrer tu senda para amarte;
más bien las armonizo con canciones
que voy a interpretar al encontrarte.

Sigo, sin que me importen condiciones,
transitando caminos para hallarte,
pues el impulso de mis emociones
motivan este anhelo de buscarte.

Yo no puedo caer en aflicciones
que detengan tu paso al acercarte;
quiero el amor que fluye sin presiones.

Mucha felicidad yo quiero darte
cuando conozcas todas las razones
que me llevan a ti para adorarte.

LLAMA ETERNA
Thalma Tavares (Brasil)

Me preguntas ¿por qué? me hice poeta.
Fue por amor, te digo… Y hace sentido.
Por fuerza de este Amor yo soy movido
y la descreencia del mundo no me afecta.

Amor es sueño, es sol, es lira y meta
y aun el fuego que mantengo erguido,
que no puede jamás ser consumido
si es por amor que todo se completa.

Háganme polvo, impalpables pedazos
y tírenme al confín de los espacios
donde los astros pierden su fulgor…

Y verán que en lo lejos del vacío,
de un invisible pedacito mío
reventarán mil átomos de Amor 

CAMINARÉ”.
(Lamberto Ibárez Solís)

Caminaré en tu mirada lánguida y divina;
penetraré en la concavidad de tus ojos
en tu mejilla dorada y en tus manos finas;
saciaré con mis besos dulces tus antojos.

Caminaré en los surcos blancos de tu rostro;
correré con mis labios encendidos tu boca,
te daré mi cuerpo y  mi vida; ante ti yo postro,
mi vida para ti;  aunque ésta sea ya muy poca.

Caminaré el tiempo y la distancia para amarte
los pasos que me faltan te serán solo tuyos;
 faltarán más noches y días para adorarte;
adorarte mi vida a pesar de los murmullos.

Caminaremos entre las sombras del silencio,
del silencio puro que es cómplice y  nos arrulla
nos arrulla, nos toca, nos  envuelve y  presencio
la luna que nos mira y yo le pido que no huya.

Caminaré junto a ti abrazados por las calles,
 las manos enlazadas, envueltas las miradas;
las miradas que cantan que cantan en los valles
que cantan tenues en silencio y no dicen nada.

Caminaré lento, disfrutando tu embeleso;
tocaré palmo a palmo y sin prisas tu figura,
me beberé extasiado el néctar de tus besos;
comeremos uno a uno esta vida que no dura.

Caminaremos juntos por la senda de la vida
por las flores blancas, almidonadas del camino;
o saltaremos las espinas y cardos en la huida
que tal vez nos tenga preparados el destino.

Caminaremos mi princesa hacia otros lares
en esta vida terrenal o en el otro mundo,
te llenaré de cantos, de besos y de azahares,
te amaré toda mi vida con amor profundo

Caminaré… sin tiempos, junto a tu mirada;
soñaremos juntos, hermanados por la vida
en otro cielo, otro espacio; tal vez ya en la nada,
juntos…, juntos con nuestras almas bien unidas 

 

 

 

Deja un comentario