POEMAS EN ESPAÑOL

 

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a 
la ley de propiedad intelectual de España

JUVENTUD
María Sánchez Fernández
(España)

¡ Juventud! ¡Divina primavera!
¡Vaso de purísimo cristal
rebosante de alegría!
En ti todo es limpio y transparente.

Porque eres como el agua recién nacida.
¡Juventud!  ¡Preciosa palabra
que brota de mis labios
como manantial de vida!

Tu presencia todo lo ilumina,
pues eres fuente inagotable de energía.
Está en el verde tierno de las hojas .
En la fuerza salvaje del potrillo.

En el calor del primer abrazo…
¡Juventud ¡  Que leve es tu compañía!
¡Eres tan fugaz!

Te llevas la ilusión, pero dejas la esperanza.
¡La esperanza!
¿Qué es la esperanza si tú no estás?

MARÍA
Por Jaime Hoyos Forero (Colombia)

Flor del edén que Dios cuidó en su seno;
que por ser la más bella de las flores,
su fruto fue el mayor de los amores
servido para el hombre en vaso lleno.

Fuerte mujer de espíritu sereno;
acero de lucientes resplandores;
mártir de amor, corona de dolores,
eje corredentor de gracia pleno.

Muere Cristo en la cruz y en esa muerte
la madre vive toda su agonía
y Dios deja a Jesús correr su suerte.

Lo bajan de la cruz con duros lazos,
y ágil, llorosa, maternal, María
lo crucifica ahora entre sus brazos.

LOS HERALDOS,DE GAZA
Al dolor de las madres palestinas 
Yolanda Añazco.H  (Ecuador )           

Un dardo enmarañado en sangre
taladra cual saeta el cuenco, donde   por amor  
florece el milagro de la vida.
La vida que al amanecer trae la dulzura y,
la sonrisa de la aurora
poblando el universo de garzas y gaviotas.

Ese cuenco tibio, fresco, inmaculado se ha arrugado
en su dolor y su tristeza.
Un llanto sabor a salmuera y a pimienta
explota multiplicando los latidos
por los cuerpos famélicos, deshilados, yertos,
esparcidos en las grietas de la ciudad crucificada
Los niños expectantes,
amorosos con su mueca de ansiedad
y sus ojitos –refulgentes y, visores
perciben que serán aniquilados.
Ni llanto, ni miedo, ni aspaviento.
Los heraldos de Gaza, henchidos de esperanza se aprestan
a entregar la vida por su tierra arrebatada.

El desangre es río desbordado,
El dantesco traqueteo de misiles abre las puertas de la ausencia.      
 La conciencia del mundo se conmueve, se agita y, con ellos
los poetas con su arma redentora rechazan   descarada infamia
de espeluznante destrozo de la vida.

Y yo parte de ellos desde mi útero encogido de ternura
con mi encrespado cabalgar de ideas, de angustias, de vigilias
destilando vinagre en mis arterias, donde guardo mi dolor acumulado,
comienzo a escribir un epitafio al genocidio


SIN PALABRAS.
Angelina Sara (México)

Cuántas cosas se dicen sin palabras…
la tristeza, el odio o el temor
se reflejan sintiendo las miradas,
lo mismo que los goces del amor.

Los sentimientos tienen sus moradas
y en el hombre, se van al interior;
luego salen en sucias risotadas
que parecen espasmos de dolor.

A veces, convertidos en gardenias,
nos hablan de la gracia del Señor;
en otras, se transforman en poemas
donde vuelca su alma el escritor.

En el silencio existen más palabras
que pétalos en una hermosa flor;
siempre mira los rasgos de las caras
y sabrás lo que guarda el interior.

TRAVESIA DE LUZ
María Irene Giurlani (Argentina)
                                                                                                                        
Palabras cual gotas humildes entregadas al mar
sin amarras ni anclas en busca de paz.
De proa hacia la esperanza
zarpan solidarias dignificando la libertad,
dejando atrás olas de añoranza.

Navegando sobre las profundas aguas
de la sumergida historia
de nuevos anhelos bellamente preñada
emerge escrita la gloria.

Relatos de luna, mensajes de sol…
Travesía de luz iluminando la calma
derramada por Amor…

en poemas de espuma, sabor armonía
para llegar al blanco puerto del alma
y colmarla de alegría.

AUSENCIA
Por Cristina Olivera (México)

Escuché el silbido de la ausencia
pertinaz indolente y pendenciera
por mi vida pasar sin que quisiera
tenerla ni un segundo en mi presencia.

No es hermana del sol o de la esencia
pero creo es el duelo que temiera
por llevarse a la hermosa primavera
que fue vida en mi vida su existencia.

Destierro es del amor filosa espada
herida queda el alma abandonada
en triste soledad y sin fragancia.

Escucho el bramido de la muerte
su brillo luminoso se convierte
en punto sin final en la distancia.

     EFLUVIOS
Jerónimo Castillo (Argentina)

La extraña pesadumbre de tu lejano invierno
se vive en el perfume de los viejos malvones.
Rejas guardan acaso los últimos jirones
de un desusado anhelo, de un volver sempiterno.

Emprende el sentimiento un vuelo sin gobierno
en busca de quereres, de nuevas ilusiones.
Cargado ha de encontrarse de otras nuevas pasiones
inscribiendo más nombres en el viejo cuaderno.

Sin embargo los tiempos afloran sin medida
como asestando golpes, mandobles de arrogancia,
al porvenir que quiere sentirse indiferente.

Acepto la impotencia de volverme valiente
cada vez que tu paso me trae la fragancia
de los viejos malvones, de la reja florida.

RENACER
Hilda Augusta 
Schiavoni

Quiero cruzar
el espacio verde
lleno de verde frescor
donde el horizonte libre
muestre
 un futuro inesperado,
todo por elegir.

Quiero el mañana,
soñar sus caminos,
tratar de adivinarlos
como un niño impávido
e ignorar la muerte
que se viene dando tumbos
y ver junto a tu espacio
un imprevisible porvenir.

DESPERTAR
Ady Yagur (Israel)

Leve verde entre las rosas
lluvia que tiene  susurros,
el viento llama a  pueblos
acariciando  sus banderas.

 Amarillo color de las  hojas
otoño que parece  eterno,
el eco de voces de los  niños
despierta  cánticos  de paz.

Árboles saludan a la mañana 
acariciando los nuevos gajos ,
mientra  escucho bellos trinos
entre aromas de  primavera.

Despertad mundo indeciso
no veis a los niños jugar,
ellos son  el tesoro futuro 
por eso  les vuelvo a cantar.

Vida que parece  indecisa
entre batallas perdidas,
en las fronteras de sangre
la piedad desnuda al dolor.

Despertar de la conciencia
junto al silencioso mundo,
mientras  yacen  los cuerpos 
entre alambradas de pua..

Verde pena  en mis anhelos
en la dulce colina de Ardenno
un pájaro vuela  libremente
sobre la tumba de Cuasimodo…

RETAZOS
María Cristina Fervier (Argentina)

En mi interior bullen
oscuros pasadizos
de persianas cerradas
que saben a lágrimas.
Sobre la mesa sin patas
pájaros de nostalgias
devoran recuerdos de filigranas.

Quiero abrir el portón,
tras el cual, duermen mis retazos,
para que la claridad en abrazo,
reminiscencia de luna sobre los álamos,
me deje acariciar la forma
poliédrica de la esperanza
y en mis labios secos, de palabras y de rezos,
se dibuje la sutil sonrisa
que ya nadie recuerda.

Quiero traspasar las sombras
y encontrarme con tu beso
para recuperar el alma.

  AQUÍ  TU  AMOR,  SALVÁNDOME  EL  PAISAJE*
   Por: Leonora Acuña de Marmolejo

 En esta bella y fúlgida abrileña mañana
que viene deslumbrante con veste transparente
de dorados cendales en oro recamados,
 en vaga inspiración -mi numen se despierta-
 en vaga inspiración –con tu nombre y tu voz-,
los cerezos en cierne contra el cerúleo domo
los lirios emergiendo de un sueño aletargado;
los pájaros de nuevo volviendo a hacer sus nidos:
  ya Natura su impronta, del equinoccio ha puesto,
y todo el campo grita: ¡Aquí está “Primavera”!
Y ante el sacro esplendor, ¡tu amor!
¡tu amor impredecible, que se niega a borrarse
terco en el lienzo fiel de mi melancolía,
 develando el paisaje perdido y evocado
 de aquesa adolescencia de núbiles caricias!

Tu amor ambiguo, disperso, itinerante
 gravitando en las horas de mis elucubraciones
 y fiero desafiando mi recia voluntad
de estoica resistencia ansiosa por olvido.

 Hay silencios de nido en mi alma indagando lo arcano
  del amor que la asalta silente y sorpresivo,
  arbitrario y voraz e impredecible…
 de solemne esplendor que hechiza los sentidos,
 avasallante y absorbente se entroniza allí:
 fascinante, obsesivo, tempestuoso y febril,
  mesmerizante, abrazador, voraz, despampanante,
  delirante, indeleble y tenaz.¡Absolutista!

 Mas el Señor Amor que en críptico misterio
adviene a nuestras vidas sin dar explicación,
  en rara paradoja de sutiles misterios,
  listo está al sacrificio, en noble abnegación,
 sin esperar jamás retribución alguna;
lleno de compasión; comprensivo, indulgente.

Y aunque ya sea un camino pasado en nuestras vidas,
 y nos  haya marcado jacillas percucientes
y nos haya dejado aherrojantes recuerdos,
 así amargo y doliente y ustorio, dormirá 
en un rincón  abscondito de nuestro ser dolido,
recordando ternuras de sus sedeñas rosas,
 tratando de olvidar los garfios espinosos.

Así…, inerte y silente, éste el Señor Amor
 como una entelequia enclavada en el alma,
 será siempre el pivote, do giren nuestras ansias
do giren esperanzas y anhelos soterrados.

  Hoy, ante esta fulgente primavera en Long Island,
    en este paraíso de Nueva York querido,
abril me trae vivencias bernales, embrujantes
de aquel soberbio ocaso en La Costa del Sol
allá en Benalmádena, la de mi “Madre Patria”,
y una vaga nostalgia sacude el plectro mío.

Entonces en el sacro santuario de mi alma
en cruel melancolía desfilan los recuerdos,
y vuelvo a ver collares de oro y de diamantes,
rielando sobre el mar cual en loco espejismo.
 Emergen remembranzas como de una alfaguara
de aquellos versos que hice aquesa primavera
cuando ante esa imponencia, mi musa me inspiró.
Hoy, frente a este vernal lienzo, un hálito divino
de célicas ternuras, señorea aquí en mi alma
y allá en la alta cima do campea mi esperanza,
 tremola un confalón con tu nombre, y tu voz
¡salvándome el paisaje de aquesta primavera!

NADA QUE HACER
Alex Padrón ( La Habana- Cuba)

Imagino que podría,
Escribir los versos más tristes esta noche,
transformarme en un cocuyo, salir por la ventana.
Dar luz al caminante, 
o pasear por las calles grises y solitarias
pensando en muchachas, y perros y luces y cocuyos.
Podría estar buscando la respuesta universal a todas las preguntas,
O recopilando todas las preguntas sin respuestas.

Podría estar cazando nubes
para apartarlas de los sueños de todos los durmientes.
Podría sacar mi guadaña de matar pesadillas
y cercenarme la garganta con su filo…
a ver si soy yo también un sueño.
Pero prefiero, sin embargo, no hacer nada.
Porque la nada es la meditación de los poetas.

ENTRE AGUAS
Por Clara Lecuona ( Cuba)

La realidad es algo más
que confundo
una de esas cosas
que nos comprime desgarradora y amable
o al revés.
Se me ocurre que no percibes nuestras orillas
los secretos
que abren tu lengua
en dos mitades
para luego lamer el rojo

Tendido
sobre la mesa acaricio tus hombros.
Mordisqueo tu espalda
abro en dos mitades
la realidad.
Por si una de ellas escapa
la otra
permanezca.
Segura entre mis dientes

UNA CANCIÓN; UNA ORACIÓN.
Manuel Quiles Cruz (México)

Hoy quiero cantarle a tu belleza,
Esa que tú tienes en el alma;
Tú que eres ejemplo de entereza,
Por favor, léeme con calma:

Amor de venero inagotable,
Mantiene tu cuerpo marcadas cicatrices;
Y te hacen sentir muy admirable,
deseo que tus días sean felices.

El amor que das, es único y total,
Rompe cualquier paradigma convocado;
de manera natural combate al mal,
Y eleva a Espiritual, ya, lo tocado.

Por las calles eres admirable,
Destilas tú, el amor que es verdadero,
Tus virtudes en estado perdurable,
Te hacen ver como mujer de acero.

25 años atrás, maternidades,
Peldaños que subiste paso a paso;
Tú diario recorrer es de bondades,
Permíteme estrecharte en un abrazo.

Eres mujer radiante en lozanía,
Experta, madura y amorosa;
Compartir contigo en armonía,
Es recordar toda experiencia hermosa.

Hoy más que nunca, caminar contigo,
Alimenta a mi Ser que es generoso;
Por todo cada noche te bendigo,
Y mi espíritu te besa, amoroso

Tu belleza no tiene discusiones,
Dije irradias amor de corazón;
Por todo me capturan tus pasiones,
Y elevo ante el Creador y por tu bien, una oración
Hermosa mujer de muchos años; Dios te cuide, lo canto en mi canción.

GRACIAS SEÑOR
(Lamberto Ibárez Solís)

Por mi voz que canta en las frescas mañanas con tu sol;
por mis manos que escriben jubilosas lo que Tú me dictas;
por mis pies que siguen tu ruta y tu gran legado de Amor;
porque me sostienes en tus tibias manos y me amas.

Por mis ojos que día a día se maravillan con tu obra divina
y escudriñan con avidez tus secretos que son insondables
en el regalo perfecto de la Armonía sideral que has formado;
por tus montes, tus montañas, ríos, veredas y mares bellos.

Por estos pies que siguen erguidos y te agradecen tanto;
por los caminos errados que me marcaste con tino y fuerza;
por los senderos correctos que con tu lámpara alumbraste;
porque me has tirado; en prueba irrefutable de tu gran Poder.

Porque me has levantado con tu infinito amor y tu Gracia;
porque me has enseñado que eres generoso y luz que ilumina
al pobre, al sediento, al paria, al marginado al opulento,
al que sufre y llora y buscamos ansiosos tu aureola luminosa.

Por mis labios que besan las mullidas mejillas de mis hijas 
y besan también a quienes me regalan su amor sublime;
por estas manos que tocan mi cuerpo vivo y tocan almas;
almas bellas que transpiran amor convertido en virtudes.

Por este cerebro que aún piensa, medita, alerta y reflexiona;
por este corazón que ama a la Humanidad que Tú formaste,
que soy igual en el conglomerado humano que vibra y siente
y que soy tu parte, soy tu voz, soy tu canto, soy tu letra ilegible.

Por mis hermanos que abrazo en la distancia y oro por ellos;
por tu sangre derramada por el mundo de mi raza humana,
yo los bendigo en tu nombre y me bendigo a mí mismo,
bendice a mi pueblo que sufre el hambre y el abandono.

Por las estrellas que no descansan en la oscuridad de la noche;
por el sol que nos alumbra y nos da el calor propicio en el día;
por mis noches placenteras del descanso en que me duermo
y me encomiendo a ti Padre por el día que espero con ansias.

Por mis oídos que escuchan el llanto y las plegarias y te nombran,
te piden, te imploran, te agradecen, te invocan y que redimes,
que escucho el canto de los pájaros libres en tu selva verde
y escucho las palabras de amor que llenan de encanto mis oídos.

Por el majestuoso mar que se lleva mis penas y mis tristezas,
recoge en el vaivén perfecto la sinfonía musical que embruja
a todos mis sentidos, regocija mis ansias y me hace soñar
en el mañana que vislumbro a lontananza lleno de Paz venidera.

Por mis hermanos que buscan la vida en otros lares extraños
y que añoran a su Patria, a su tierra, a su gente que los ama;
por esta mi Patria mexicana caída otra vez en manos devorantes
que quieren ultimar al pobre con sus penas de hambre y de miseria.

Gracias Señor por tu natura bella que extasía mis ojos al mirarla;
porque es canto de los colibríes que danzan jubilosos en tu vida
y es correr de tus animales libertarios que huyen de tus hombres
que con saña cercenan tus montañas y extinguen tus colores.
Gracias Señor por darme la vida que te debo…

REFLEXIONES DE SEMANA SANTA
Por Coronel Héctor José Corredor Cuervo

La patria  esta encarcelada
por  grupos de delincuentes
con  venia de dirigentes
que en forma muy soterrada
quieren  hacer la celada
 para poder  gobernar 
y  también así juzgar
con un grupo de tiranos
dónde derechos humanos
vayan al fondo  del mar.

 En calles de las ciudades
caminan los indolentes
que no ven a maleantes
cometiendo atrocidades
delante de  autoridades
que  reciben el dinero
del ladrón, del usurero  
del corrupto, del  farsante,
que sin  tener el talante
quiere lucir de primero .

En la plaza principal 
se congrega el sanedrín
que condenar es su fin
al justo que cual mortal
es líder espiritual 
o rabadán  escogido
para guiar el pueblo unido
teniendo a mi Dios presente
en este mundo indulgente
donde todo es permitido

Los fariseos y escribas
que caminan cual borregos
parecen mudos y ciegos
tras farsante echando vivas
con palabras ofensivas
contra  todo aquel creyente
del Señor  que está presente
en toda la humanidad
con lumbre de caridad
sin jamás estar ausente.

La cruz esta sobre el cerro
donde irá  aquel  inocente
que por ser tan diligente
 lo sacrificará  un esbirro
con venia  del testaferro
ante el dolor de la gente
que sufrió por delincuente
el secuestro  y su  martirio
 por mandato y cruel delirio
de un mediocre dirigente .

Las frases que  el Gran Señor
pronuncio en el cruel calvario
son las  palabras  que a diario
gritaremos con valor
a  aciago  gobernador 
que no cree  en Jesucristo
y se las precia de listo
ante un pueblo  con  dolor ,    
ignorante y con  temor
que no quiere un anticristo. 

¡Unión, unión es el grito!
que lanzamos a humanos
para vivir como hermanos
y llegar al infinito
 donde espera el Dios Bendito
en los campos de la gloria
con laureles de victoria
por divulgar su doctrina 
con amor y con estima
entre guirnaldas de euforia.

2 comentarios en “POEMAS EN ESPAÑOL”

  1. A los bardos y poetisas

    Mucha inspiración nacida
    en las almas navegantes
    con sus versos elegantes
    dejan su llama prendida.

    Para perfumar la vida
    marcan sus versos fragantes
    unos de dolor sangrantes
    otros de pasión surgida.

    Por tener la musa ardiente
    han de seguir escribiendo
    dejando su alma presente.

    Oh¡ bardos y poetisas
    sus sentimientos entiendo
    cuando llegan con las brisas.

    Cristina Olivera Chávez

    Responder

Deja un comentario