POEMAS EN ESPAÑOL

 

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a 
la ley de propiedad intelectual de España
En la actualidad se encuentra en trámite el Depósito Legal 

 

AMANTES PRIMAVERAS.
Manuel Leyva Martínez

Cincuenta y ocho amantes primaveras
de conyugal vivencia han transcurrido,
confirmando que el tiempo ha florecido
entre dichas y penas pasajeras.

Conservamos riquezas duraderas:
nuestra prole, tesoro tan querido,
Elizabeth y Linda, aves del nido,
Manuel y Nicolás, hombres deveras
.
Nueve nietos, alondras matutinas
desbordan sus caricias diamantinas
en tu dulce regazo matriarcal.

Nuestro hogar, con sus penas y alegrías
es un edén que luce bellos días
con el sol de tu risa musical.

LOS NIÑOS QUE NO MIRAMOS
Jerónimo del Castillo ( San Luis Argentina)

Mientras sigan habiendo en este mundo
conflictos que nos traigan preocupados,
no habremos de ocuparnos de los niños
que por su culpa viven el calvario.

Mientras no puedan sosegar el mundo
con verdadera profesión de hermanos,
existirá una deuda no pagada
que nos rinda un haber deficitario.

En cada cara que la angustia pinta   
un niño con los sueños en la mano,
se parapeta la porción del alma
que debiera volvernos más humanos.​         

Y la metralla que cercena auroras
dejando la orfandad como escenario
no puede comprender ese silencio   
con que el niño señala nuestro escarnio.

Para volver a la raíz del tiempo
en que fuimos los sueños encontrados,
debiéramos firmar los armisticios ​
que no sabemos siquiera redactarlos.

Y aquella candidez de que se ufanan
mayores que ni llegan a contarlo,  
les ofrecemos en ilusa forma,
pero al final de todo lo negamos.

Niños de rostros tristes que la historia
ha registrado y sigue registrando,
son los productos que el fervor del mundo
para obtener la paz ha generado.

En esos niños que festejan muertes       ​
de sus mayores como aniversario,
hemos sembrado la semilla esquiva  ​
de un futuro de paz iluso y caro.

LA RESPUESTA ESTÁ EN EL VIENTO
Libia Beatriz Carciofetti

La respuesta está en el viento.
Y te voy a decir el porqué.
Cuando oyes una voz sonora
que te acaricia hasta la planta del pie.

Es porque comenzó la brisa
Que traerá el viento después.
Los árboles comienzan la danza
le siguen las flores después

y las aves que no tienen rumbo
vuelan al compás también.
Con su rugir se agitan las olas
y el río comienza a correr.

Están ensayando y se acoplan
removiendo las fibras en mi ser.
Es entonces que se la respuesta
Porque lo puedo sentir en mi ser.

Y una voz dulce y canora
me dice agítate tú también.
Y me nacen pétalos en los dedos
y me crecen alas en los pies.

Me dominan las ondas sonoras.
Y al momento comienza a llover.
Refucilos pintan cielos de colores.
Que su brillo me hace enceguecer.

Porque solo la magia divina
es el que lo puede extraer.
De pronto la calma es la que llega
Y ya es un nuevo amanecer.

Solo queda la brisa que limpia
el espíritu y todo mi ser.
Me recorren los ríos por el vientre
¡Un raudal que no puedo contener!

Era el mensaje de esa corriente
que en su baile me quiso traer.
La respuesta a ¿Porque sopla el viento?
acariciándome de la cabeza a los pies.

LA SONRISA DEL VALLE
María Sánchez Fernández

La hierba sonreía
Pues un rayo de sol la enamoraba,
y un sauce que veía
que el rayo la incendiaba
con su verde frescura la adornaba.

La hierba se vestía
Con las flores de hermosa desposada,
y el aire sonreía
al verla engalanada
y de tenues fragancias regalada.

El sauce sonreía.
La hierbe sonreía y amor daba.
El aire sonreía
y aromas regalaba
y el valle sonreía porque amaba.

POR LA GRACIA DE DIOS
Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez
Mérida-Venezuela

Tus expresiones fueron para mi
bella suma de hermosos sentimientos,
con sólidos peldaños de argumentos
que diariamente, recibí de ti.

Nunca pensé que fuera el escarmiento,
por el hecho de amar intensamente,
el que llegara a incomodar mi mente
inyectándole duda y desaliento.

Ocultaste en tus labios el veneno
y en bandeja de amor me lo brindaste
en ambiente agradable y muy ameno.

En el engaño niña, te sobraste
y yo me lo tomé con gusto pleno,
pero, gracias a Dios, no me mataste.

 

A PARÍS NUNCA FUI 
Jaime Hoyos ( Colombia)
                               “Fluctuat nec mergitur” (1)
 
   A París nunca fui. Pero lo veo.
   Se ilumina de noche en tus pupilas.
   Cuán hermoso se ve el Arco del Triunfo
   dibujado, imponente, en tu sonrisa,
   cuando miras las noches novembrinas
   y se enciende el calor en tus mejillas.

   A París nunca fui. Pero he vivido
   las noches de Montmartre entre tus brazos.
   Nuestra Señora de París es grande
   como es grande el amor que hay en tus manos.

   La Torre Eiffel se eleva en tu alba frente,
   descifra los misterios de la vida
   y goza de la luz de los ocasos.
   París se encarna en ti cuando me miras,
   y me da su calor en tu regazo.

  Y el Sena
 que al llegar a París
 su cauce ensancha,
 crece como tu amor cuando a mí llegas.

 Como el Sena, tu cuerpo es bello y hondo,
 lo navego en los barcos de mis manos
 que suelen naufragar en su corriente;
 y de noche lo enciendo con las luces
 de mi palabra y de mi sentimiento,
 y él me da entre las ondas de sus aguas
 tus caricias, tus mimos y tus besos.

 Y en la ondulante margen de tu cuerpo,
 como en la orilla del hermoso Sena,
 se ve del Louvre su majestad inmensa
 y en él las esculturas de tus senos,
 y tu esbeltez primaveral y ardiente
 que compite con obras de Tiziano,
 de Goya, de Leonardo, de Velázquez,
 que guarda el Louvre en su inmortal ambiente.

 Y el estuario del Sena solo puede
 compararse  a la hora del crepúsculo,
 con el estuario dulce de tus brazos,
 que en su corriente llevan
 tus caricias, tus besos y tus cantos.
París se encarna en ti cuando me miras,
y me da su calor en tu regazo.

MADRUGADA
MªCristina Fervier (Argentina)

La madrugada teñida de lirios
busca el azul del encuentro.
Dianas de gloria resuenan
en las vísceras de estrellas
que tiemblan de gozo
al presentir la luz que Eros,
en  suave brizna,
deja como una caricia.

Los poetas no duermen,
vuelan en pos de quimeras,
tienen en sus alas polvo de luna de plata.

Con trote de ciervo aventurado
nacen las palabras.
y el poema cobra vida en la madrugada.

Pájaros  se desperezan  con trinos
y en el corazón hacen nido,
 más allá entre las sombras acechan
las uñas afiladas del mundo
con el mórbido deseo
de transgredir los sueños.

Homenaje al Poeta Virtual
Marga Mangione (Argentina)              

Invisible poeta que hacia el aire,
arrojas libremente tu poesía;
poeta que al dolor y a la alegría,
describes con pasión y con donaire.

Eres virtual, poeta, porque el verso,
lo vuelcas en las redes al azar;
y así vuela hasta el cielo sin parar,
llegando hasta el confín del universo.

Tus letras que penetran en mis ojos,
se cuelan hasta el fondo de mi ser;
y siempre a mi memoria han de volver,
como bellos y mágicos antojos.

Canta siempre poeta de los sueños,
desde el fondo de tu alma luminosa;
hazle versos a la luna que reposa,
en medio de los astros más pequeños.

No cejes en tu espléndida tarea,
para bien de la eterna humanidad;
canta siempre al amor y a la verdad,
y a la paz con que el hombre coquetea.

Enséñale a los niños que el futuro,
no significa tan solo una utopía;
que se puede vivir con armonía,
en un mundo más justo y más seguro.

Dile al hombre que en vez de transcurrir,
disfrute de la vida a cada instante;
que mire sin dudar hacia adelante,
porque a pesar del mal, hay que seguir.
 
Yo te entrego poeta esta poesía,
en homenaje a tu fuerza y tu talento;
y a tu palabra que es el instrumento,
con que nos llenas el alma de alegría.

Con ella yo te envío un fuerte abrazo,
que mi fraterno cariño te regala;
¡que llegue a ti vestido con la gala,
de un colorido y apretado lazo…!

SERENATA
Mae de la Torre (Ecuador)

 Bajo las notas musicales de la serenata de Schubert

Qué misterio mueven tus notas
mi alma se agita al escucharlas
de suspiros parece que se extingue.

Siento una invasión de bemoles y silencios
mis párpados pesan más
ante el naufragio de mi llanto.
sin embargo  esa armonía plena de luz
sólo me confunde.

El origen de esos sonidos
¿Acaso son ecos que emana la luna?
ni la savia más poderosa de una flor
se quedaría a la deriva

Atraparía su cauce con furor
ante el vaivén de los vientos lejanos.
Son tan sutiles las notas
tan sólo el cielo puede emanar.

Vislumbro en lontananza
primaverales paraísos  que se yerguen
entre los avatares naturales.

Me veo alada por las estrellas
en mis eternos viajes siderales.
Atada a traslucientes laberintos
viajo por  etéreos callejones.

Desconozco hasta dónde me eleven
me siento a la deriva
Cual si me llevara la corriente.

No hay palabras ni silencios
es un carrusel alado.
Invisibles sueños en flor

ME GUSTA
Hilda Augusta Schiavoni (Argentina)

Me gusta la palabra plena
simple, directa
sin eufemismos bastardos.
Me gusta la palabra clara,
precisa, sencilla
que correcta brota
y no hace gala
de veladas armonías.
Me gusta la palabra juguetona
que se regodea
en lenguaje límpido
y expresión amiga.

Si se acompaña
con una modulación
de maravilla,
una sonoridad nítida
y un gesto
que musita recatado
con locuacidad austera,
plena de significado
que gratifica,
espeja la inteligencia,
capta al mundo con su orden exacto
y lo nombra
sin barroca cursilería.

Se corona con la metáfora
y se ensalsa
ante la depurada habla
de todos los días

LA CALLE EN BLANCO
Teresita Moràn de Valcheff

Extiende la calle
su lienzo de baldosas
y en la porcelana fina del silencio
se incrustan como dientes
de un engranaje mudo
los gritos vagabundos
de ateridos mendigos
que trotan en la noche acuciante del hambre…

Aullido de luna
ladra un perro abandonado
y la lluvia
-triste letanía de puntos y de rayas
en el letargo de las horas-
agujerea  el rostro
de la impiedad que pasa.

      

CONCIERTO DE PAZ
Ady Yagur (Israel)

Una luz deshoja en mi ventana
el corazón se viste de anhelos,
voces  nacen entre  los pueblosl
 acariciando ecos de paz amada.

Tierra que me ha visto nacer 
se ha alejado el amor sereno,
las guerras destruyen la vida
al amparo  de la luz de la luna.

Las anchas colinas nos miran
 los  pajaros vuelan a sus nidos,
madres lloran  con la aurora
niños despiertan hambrientos.

PAZ  te has ido de mi regazo
de las islas divinas de VERDE
 con la alegría ahora desolada
exilio temporario  de almas.

Vuelve a pueblos hermanos
a los refugios de la dulzura,
antes que  el alma despierte
en el concierto de la alborada.

Luciernagas iluminan la noche
estrellas  titilan en el tiempo,
canta un coro  de niños bellos 
a la paz  dormida en los brazos..

LA MUJER
Antonia Russo ( Tonya)

Cabellos que han sentido
las manos suaves
en noches serenas
plenas del estío

Ojos que se asombraron
ante la lluvia cálida
que el otoño tardío
depositó en la tierra

Boca que susurró
las palabras más dulces
cuando  la madre gaia
abrió sus entrañas
 
Rostro que se marcó
de líneas muy finas
con el paso del tiempo
y tantos  desvelos

Pechos que amamantaron
 a las crís paridas
con dolor y ensueño
salpicando estrellas

Vientre que albergó
criaturas amadas
en úteros plenos
de esperanza humana

Corazón pleno de arritmias
con sangre fluyendo
a través del camino
de llantos y risas

Labios vaginales
abiertos en sonrisas
cada vez que el amor
explotó en tu cuerpo

Pies descalzos y fríos
de tanto pisar el campo
buscando llevar el alma
por senderos desconocidos

CAMINARÉ.
Lamberto Ibárez Solís (México)

Caminaré en tu mirada lánguida y divina;
penetraré en la concavidad de tus ojos
en tu mejilla dorada y en tus manos finas;
saciaré con mis besos dulces tus antojos.

Caminaré en los surcos blancos de tu rostro;
correré con mis labios encendidos tu boca,
te daré mi cuerpo y  mi canto; ante ti yo postro;
mi vida para ti;  aunque ésta sea ya muy poca.

Caminaré el tiempo y la distancia para amarte
los pasos que me faltan te serán solo tuyos;
 faltarán más noches y días para adorarte;
adorarte mi vida a pesar de los murmullos.

Caminaremos entre las sombras del silencio,
del silencio puro que es cómplice y  nos arrulla
nos arrulla, nos toca, nos  envuelve y  presencio
la luna que nos mira y yo le pido que no huya.

Caminaré junto a ti abrazados por las calles,
 las manos enlazadas, envueltas las miradas;
las miradas que cantan que cantan en los valles
que cantan tenues en silencio y no dicen nada.

Caminaré lento, disfrutando tu embeleso;
tocaré palmo a palmo y sin prisas tu figura,
me beberé extasiado el néctar de tus besos;
comeremos uno a uno esta vida que no dura.

Caminaremos juntos por la senda de la vida
por las flores blancas, almidonadas del camino;
o saltaremos las espinas y cardos en la huida
que tal vez nos tenga preparados el destino.

Caminaremos mi princesa hacia otros lares
en esta vida terrenal o en el otro mundo,
te llenaré de cantos, de besos y de azahares,
te amaré toda mi vida con amor profundo.

Caminaré… sin tiempos, junto a tu mirada;
soñaremos juntos, hermanados por la vida
en otro cielo, otro espacio; tal vez ya en la nada,
juntos…, juntos con nuestras almas bien unidas.

AMAZONA NOCTÁMBULA
Jorge Emilio Bossa (Argentina)

Detente, amazona de la noche,
amante de la luna y las estrellas,
que has hecho de la lujuria derroche
montada a cada una de ellas
Detén esa ritual coreografía
de tus dedos que, sobre mi camisa,
danzando liberan con maestría
sus botones. No vayas tan de prisa.

Si otra noche tu cuerpo has rentado,
hoy quiero yo trocarlo por tu alma;
para que permanezcas a mi lado
con la serenidad de un mar en calma.

No consumamos de un sorbo las horas,
pues son un trago largo para mí;
ese duro camino hacia la aurora
desde que aquella ingrata no está aquí.

Bebamos unas copas. Conversemos.
Dime si en tus parodias de amor
te sientes sola como yo, eso temo,
vistiendo de Pierrot a tu dolor.

Sosiega tu carrera desbocada.
Ya no lastimes a tu corazón,
dejando en él las espuelas marcadas
para intimarlo a fingir pasión.

Tal vez así, sin sentirnos forzados,
cabalgaremos por la alborada,
noctámbula amazona; aferrados
a sus crines candentes y doradas.

 

Tránsito breve
Nelly Forni de Marina

La vida,
hoja que cae
y jamás regresa a su rama,
se nace viajero en tránsito breve.

La vida,
tragicomedia efímera.
 Somos protagonistas
con roles diferentes.
 El que cultiva la tierra,
y la vuelve fértil.
 El que se empeña
en convertirla desierto.

 La vida,
en las penas
resulta larga,
en la dicha
demasiado corta.
 Flor de un día
nada sólido.
 Miro atrás
y suspiro,
miro adelante
y suspiro.

 La vida,
farsa, rebeldía,esperanza;
padecer en toda senda.
 Necesito apreciar
cada respiración gratuita,
cada amanecer,
cada noche,
las voces del aire.
 Esperar
que lo que quede de mí
sueñe un despertar
de primavera eterna
como la de los pinos verdes.

El vuelo final
Yolanda Elsa Solís Molina

El gorrión que no vuela, solo mira las piedras
jugueteando en los puntos diminutos de greda
espacio en calma, breve, de afanoso paseo…
descubriendo la vida entre el polvo y el cieno.

Sólo el vuelo sin ansias, entre nubes y cielos
ignorando caminos de ilusiones y anhelos…
La piedra despareja que transita y conoce,
que alimento le acerca ,es su casa y su noche.

Pero el día en que en vuelo desprolijo e incierto
descubra pena y gloria efímera en el tiempo
liberará su vuelo por minutos  eternos….
aspirará con ansias entre ramas y flores…
¡Aunque rompan sus alas, tormentas de colores!!!

DIOSIDENCIA
Manuel Quiles Cruz (México)

¿Fue una coincidencia el encontrarte?,
mirabas a tu Luna sin igual;
tu ventana se abrió de madrugada,
para observar esa, la bóveda austral.

Junto a ti la Luna contemplaste,
tranquila y en silencio la mirabas;
madrugada tibia donde amaste,
al intruso virtual que te deseaba.

Permitiste que yo viera el firmamento,
en toda magnitud lo describiste;
El Cinturón de Orión en pensamiento,
al sentido Poniente, tú me viste.
 
Los Tres Reyes Magos de ilusión,
luego las Cuadrantinas tan brillosas;
dejando caer meteoros de pasión,
la Luna se miraba majestuosa.
 
Los años se me notan en menguante,
Creciente hermosa, el firmamento tocas;
eres tú la estrella cautivante,
y aunque no lo quieras, tú me evocas.

ARROJAR UN MONTÓN DE PALABRAS
María del Carmen Villaverde de Nessier

Desde hoy será no sólo bueno
sino necesario,
arrojar todos los días
un montón de palabras

significativas y sugerentes,
al aire vivo  de las escuelas
para que la oralidad,
vestida de múltiples sentidos,
recupere su vida.

HASTA LA LOCURA
José Luis Moreno ( México)

Llegaste cual viajero con el viento
disfrazada de aromas de una rosa:
eras frágil y alada mariposa
y has hurtado de mí, mi pensamiento.

Mariposa de diáfano tormento:
que me ha atado a su alma tan hermosa
y en pócima aprisiona misteriosa,
mi cuerpo, mi mirada y mi momento.

Sentí de sus especias y conspiro:
a jugar con el viento en aventura
tratando de apresar algún suspiro

y cautivo quedé de su ternura.
Que queriendo apresar; en solo un giro;
lo preso me apresó hasta la locura.

ALBERTO “RAFA” DE MENDOZA
Adolfo Zabalza (El Vasco) Argentina

Vos sos la calle Corrientes
sos Palermo y Diagonal 
sos La Boca, Paternal
y el Riachuelo maloliente,
sos el piropo valiente
y la sonrisa canchera,
sos la estampa bulinera
del Buenos Aires de ayer,
y sos como fue Gardel
arcón de buena madera.-

Con tu pinta de porteño,
de buen mozo y entrador,
del cine fuiste la flor
que regaste con empeño,
de tu nombre se hizo dueño
el corazón quinceañero,
de gorriones esquineros
que trataban de emularte,
pues tu facha fue baluarte
del centro o barrio orillero.-

Flaco, nervioso, Don Juan,
la noche de Buenos Aires,
te vio pasar con donaire
y prestancia de Sultan,
tus éxitos vivos están
en las mentes Argentinas
y en las porteñas esquinas
de la ciudad Gardeliana,
tu nombre será un mañana
libre de toda neblina.-

Al dejar tu patria hermosa
con rumbo a la vieja España,
le pasaste la guadaña
a tus horas venturosas,
aquellas que como rosas
perfumaron tu existencia,
y en el hueco de tu ausencia
una lagrima furtiva,
te acompañó en la partida
que hoy volvió con tu presencia,.
(redactado en su ultima visita a Argentina)

 

 

 

1 comentario en “POEMAS EN ESPAÑOL”

  1. AMOR
    Luces y sombras
    miedo, locura,
    tiempo, distancia,
    angustia, espera,
    amor y energia
    concentrados en un verso

    El latir de un deseo
    viaja y desespera
    por llegar al corazón
    de quien sufre y lucha,
    en el equipaje lleva
    mis garras de leona,
    mi furia, mi agonía,
    mi mano abierta
    presente en la batalla,
    y todas las palabras que pugnan
    y pretenden
    reforzar la esperanza.

    Un mañana nos espera
    compartiendo amores nuevos
    sobre amores viejos que retoñan
    y mantienen el verdor de la vida
    y la abundancia
    de risas, de canticos,
    emociones…

    Los sueños que se trenzan
    jamás se quiebran.
    Vendrá un amanecer
    de luciernagas.
    Y este día será ayer tornado en risa
    nos unirá el recuerdo
    que nos dará más vida
    El amor es esto,
    fuerza avasallante
    que atraviesa bosques,
    que descubre soles,
    que despeja niebla
    para ver las flores,
    el agua, la vertiente,
    los cristalinos días
    Venciendo venciendo,
    Siempre venciendo.
    roselvira

    Responder

Deja un comentario