POEMAS EL PODER DE LA PALABRA

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de Propiedad Intelectual de España  octubre  de 2.021 nº 46

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras
AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

COLABORAN: Irene Mercedes Aguirre (Argentina).-María Ángeles Albornoz (Tucumán Argentina).- Leonor Ase de D´Aloisio (Argentina) .- Isidoro Barrera Molina (México).-Marcela Barrientos (Argentina).-Inés Blanco -Matias Bonora (Argentina).-María Elena Camba (Argentina).-Yuleysi Cruz Lezcano (Italia).-Luna de Abril (Colombia).-Graciela Edith de Dios (Argentina).- Mae de la Torre (Ecuador).-Nelly V. B. Forni de Marina (Argentina).-Liana Friedrich (Argentina).-Carlos González Saavedra ( Argentina).-Daniel Gorosito Pérez (México).- Lamberto Ibárez Solís( México ). José Lissidini Sánchez (Uruguay).-Liliana Loran (Argentina).- Cristina Noguera (Argentina).-Raquel Olay (Argentina).-Sarah Petrone (Argentina).-Susana Piñeiro (Patagonia Argentina).-Ariana Valentina Puerta (Argentina).- Marita Ragozza (Argentina).-Lidia Leticia Risso (Argentina)..Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez (Mérida – Venezuela).-Piedad Romo Leroux (Guayaquil-Ecuador).-María Rosa Rzepka. (Argentina),.María Sánchez Fernández (España).-Rosa Inés Vanni de Romero (Argentina).-Beatriz Villacañas (Madrid-España) Adolfo Zabalza (Argentina)

ME BROTAN LAS PALABRAS
Irene Mercedes Aguirre
Argentina

Me brotan las palabras esta tarde,
me surgen como ráfagas rimadas,
como una conjunción de lo de adentro,
pétalo en flor de esencias combinadas.

Me salen a raudales. Como estelas,
dejan la huella blanca de su trazo
y por instantes se percibe de ellas
el riel brumoso de su estrecho abrazo.

Toco sonidos, junto las palabras,
sin ton ni son, sólo porque me brotan,
aunque no haya un motivo para hallarlas
ni avizorar el ritmo que denotan.

Me brotan porque sí, porque no puedo
frenar el pensamiento que se hilvana
al otro pensamiento subsiguiente
como las cuentas que un collar engrana.

Salto de un pensamiento hacia su opuesto,
vinculo un polo con el antagónico,
mezclo semillas de conceptos bases,
reanimo mil alma con el áureo tónico.

¿Qué situación se dio, qué movimiento,
qué alteración o ritmo diferente,
para hermanar palabra con palabra
y dar forma a lo oculto de la mente?

Cada vocablo descubrió de pronto,
en milagroso hallazgo, al compañero,
como si la energía se centrase
principalmente en hilvanar los versos.

Me brotan las palabras y ese gozo
de avizorar los ritmos me despeja
¡En apariencia juego en superficie,
pero percibo el fondo, letra a letra!

ENMUDECIERON
María de los Ángeles Albornoz
Monteros- Tucumán-Argentina

Las palabras se han quedado mudas,
se han negado a brotar de la garganta.
Tal vez confundidas o con miedo,
han sellado sin piedad mis labios.

Las palabras se han quedado mudas,
se han vuelto fantasmas en la noche.
Al sentirse prisioneras en este mundo,
aquí, donde la verdad lastima y esclaviza.

Las palabras se han quedado mudas
¡Señor, haz que vuelvan a florecer en versos!
Qué en libertad quiebren el silencio,
con su mensaje de paz y de esperanza.

¡Aleluya! ¡Gloria a Dios1 ¡Aleluya!
Hoy las palabras cargadas de energía,
han regresado desgranando versos…

EL VALOR DE LA PALABRA 
Leonor Ase de D´Aloisio
Argentina

Es difícil de encontrar
el valor de la palabra
y tantos otros valores
al igual que la confianza,
se dice que son errores,
calaveras de otra época
el valor de la palabra
por dónde andará, quién sabe?
postulaba seguridad
esa firma trascendente
garante era quien la daba.
Observando hoy el presente
se duda ante un crédito
exigen un buen garante
firma de insigne pasado
Y el valor de la palabra…
quién sabe por dónde andará.
La palabra texto de Dios
convincente es para confiar
es vocablo sin gemelos
es la única que mantiene
su original valoración
que no sea ella, reliquia
más bien duplicar su valor
aportando una gota más
en el mar del desagravio.

LA PALABRA Y SU PODER.
Isidoro Barrera Molina.
México.

A la palabra quien le dio forma
con el tamaño y don de crecer
con ella paga también se cobra
honor y fuerza es también poder.

Es un poder de negociaciones
para buscar los entendimientos
que debe haber entre las naciones
y los derechos con los gobiernos.

palabras más o palabras menos
pocas o muchas, idiomas forman
signos que dicen lo que tenemos
lo que queremos nos falta o sobra.

Por la palabra se dan poderes
hablada o escrita lo mismo da
poder que hombres y las mujeres
usan a diario como igualdad.

son los poderes de las palabras
que se reflejan en la intención
de quien escucha, a veces habla
bien razonadas de entonación.

El hombre vale por su palabra
ley ancestral que no se escribió
muy conocida ley mexicana
que desde niño se me enseñó.

EL VALOR LO QUE DECIMOS
Marcela Barrientos
Argentina

Muchas veces nos ha pasado
que nos desbocamos en un impulso,
y decimos cosas en caliente, con ira,
cosas de las que a veces nos arrepentimos
y sin darnos cuenta del daño que hacemos.

La palabra es un arma muy especial,
ya que puede disparar cosas buenas ,
puede ser constructiva y puente amistoso.

El valor de lo que decimos genera emociones,
lamentablemente muchas veces negativas,
que no sirven para el diálogo fecundo,
sino, por el contrario, crean odios y divisiones. 

Dar palabras de aliento al que sufre es caricia,
es transmitir una sensación cálida al Alma.
Nada más eficaz que un «contá conmigo»
dicho con la mano tendida y el corazón abierto.

LAS PALABRAS
Inés Blanco (Luna de Abril)
Colombia

Las palabras
son redondas
como la luz
que las habita.

Vagan en silencio;
a veces gritan,
otras lloran,
ríen o callan.

Las palabras
tienen alas;
cantan al oído
o rasgan las entrañas.

Las palabras
son espadas,
miedos reprimidos
o caricias anheladas.

A veces
gotean llanto
en la memoria
del olvido.

Son de tinta
o naturalmente
blancas
como la hoja.

Son misterio,
pesadumbre,
verdad, duda
y esperanza.

Me habitan
las palabras,
me faltan
las palabras.

Son esquivas,
juguetonas;
también alegres
como la risa de mi perro.

LA PALABRA
Matías Bonora Berenguer
Buenos Aires Argentina

Es la expresión del muscular
gesto
que a la humanidad emancipa
y la inscribe
en el cénit de toda terrenal especie
y en una orfandad evolutiva,
inmensurable.

La voz que se acuña
desde el pensamiento que navega,
en un derrotero
de espontáneas caligrafías,
se vierte en saberes
y enlaza en comunión atávica
que porvenires siembra,
en la gleba del conocimiento
que no cesa.

Perpetua,
la cultura se nutre
de la Historia
y de la creación que habitamos,
fónica peregrinación hacia un equilibrio
de belleza, perfección e idealizado
mandato.

Es la voz que pronunciamos
con los sonidos de los anhelos,
de las derrotas
y los besos,
alumbran un futuro de sílabas
y fonemas que se conectan
en el soplido de las almas
que se encuentran.

Es la voz
que vibra, germinal fuerza
convertida en palabra,
arcana esencia del verbo
que aloja sentidos
y una sinergia
que nos lanza
a un polifónico océano
de intelecto y de ánimas;
donde anida el dialéctico hábito
que nos hace:
labrados en la identidad certera
de la letra,
principio andante
de nuestro ser.

PALABRAS
María Elena Camba
Argentina

Que broten palabras
y refresquen cual acequias
los pies desiertos de la tierra.
Que vuelen como mariposas
multicolores de flor en flor
y como caricias traigan música
al oído sordo del hombre.

Palabras con alas que pidan
paz , amor, tolerancia
Certeras, veraces
para afirmar principios.
universales y únicas.
Palabras conciliadoras
que derriben absurdas barreras.

Palabras escucha
para comprender al otro.
Palabras gestos,
palabras caricias,
palabras puente.
Palabras sueltas al viento
que recorran el mundo,
que sanen tanto dolor,
que abriguen al desposeído.

Que atesoren historias,
que no repitan errores,
que canten canciones de cuna
a nuestros niños huérfanos
de tanto amor olvidado.
Palabras que calmen la sed
y el hambre de los necesitados.

Palabras de recuerdo
a nuestros muertos
que se fueron sin adioses.
Palabras puentes, palomas,
verdad, justicia, misericordia
y amor, mucho amor.
Dios, danos esas palabras
para este mundo enmudecido

LA FUERZA DE LAS PALABRAS
Yuleysi Cruz Lezcano
Italia

Si tú supieras cuánto pesan las nubes
tratarías de leerlas.
Si tú supieras cuánto peso quita un
“No te preocupes,
hallamos la forma“
Leerías en una pradera de nubes
la ligereza que aligera,
océano de palabras que alientan
cantando hacia las siembras
notas fertiles
encendidas de entusiasmo
como un fuego soplado
que escribe en el aire
su fuerza.

UN PODER PRIVILEGIADO
Graciela Edith de Dios
Argentina

Pensamientos que vuelan de la mente,
Y nos hacen cautivos al decir,
Otras que callamos,
Algunas que son caricias para los oídos,
Nos impactan y develan misterios
Otras que resultan flagelos
Lastiman, duelen , laceran
Transforman, cautivan, insertan
Las bocas esperan,
Los oídos esperan,
Somos amo de lo que callamos
Y rehén de lo que decimos.
Tenemos un poder único, privilegiado,
Allí está ella a nuestro servicio,
En un cofre, un obsequio,
Tiene un poder mágico,
nosotros tenemos la varita,
allí sale, brota, es la palabra.

EL PODER DE LA PALABRA
Mae de la Torre
Ecuador

Cuando mis sentimientos
inquietan a mi mente
emerge a la luz
la fuerza de la palabra
activa mi creatividad
y en un papel queda plasmada.

Sé por tanto
que cuando escribo
la paz se apodera de mi alma
gracias al poder de la palabra.

Huelga decir
que el poder de la palabra
viene de Dios.

Así también
cuando prefieras
la palabra al silencio
cuida de lo que brote de tus labios.

Porque si no purificas tu corazón
tus pensamientos se corroen
y puedes sembrar espinos que hacen daño.

No olvides
que el poder de la palabra
es más fuerte
que un huracán que pasa y calma
no así las heridas
que al dejar en otro ser, lo desgarra.

LA PALABRA
Nelly V. B. Forni de Marina
Argentina

La palabra intenta explicar
el misterioso fluir de la vida
a través de la expresión de los sentimientos,
siempre con una voz que la emite
íntima y personal.
Cuánto poder tiene al brotar
de un corazón desbordante de amor
al género humano y alza el pedido
al Cielo de Paz y Fraternidad.
Amor que se extiende a todo lo creado,
especialmente a la naturaleza.
Es necesario que la palabra sea
sustancial para manifestar lo inexpresable.
Así romperá fronteras y abrirá puertas
a la esencia de la existencia para valorarla
siempre, de forma esperanzadora.
Con la palabra vibra el alma y hace conocer
los sentimientos, las vivencias, las emociones,
las voces de la memoria, hasta permitir
el desahogo escrito.
Con el uso sutil de la palabra,
podremos llegar al ser que nos habita
y encontrar la convergencia:
uno y todos, uno y el Universo.-

         

RESPUESTAS
Liana Friedrich
Argentina

Somos apenas destellos
apagados del Ser.
En mortal bronce
llevamos impreso
su único perfil…
Un entrechocar orgiástico
de estrellas sembró
la descomunal entraña universal
y cuando la piel terminó de florecer
en incontables ojos ,
fuimos arrojados al desamparo
de un caos hacinante…
Después de muchos soles
encendiendo amaneceres,
el movedizo camino del tiempo
se repliega en cicatriz suicida…
Entonces desandamos
las Palabras convocantes
para poder, al fin,
dar respuesta a todas las preguntas,
despedazando la brecha de la vida
en el silencio diminuto de una muerte.

PALABRAS
Carlos González Saavedra
Argentina

Esas que uno guarda,
que vienen desde tiempo
en el alma.
Esas que uno las calla,
hasta cuando salen a dar batalla.
Palabras…
Las que deambulan en la mente,
Transformándose en nada.
Las que disfrazan con otras,
y no sirven para nada.
Otras que lágrimas, desatan.
Palabras…
De amor…,
que producen alegría
cuando las grita el alma.
Las que surgen, a través de las miradas.
Las que se pronuncian entre sabanas.
Las que uno da, cuando abraza.
Las que llevan paz.
Esas, que están plenas de sabiduría.
Todas ellas se expresan con un gesto,
en nuestra cara.
Pero, las que escondidas se muestran,
detrás de sonrisas,
Esas, son palabras de alma.

PALABRAS INÚTILES
Washington Daniel Gorosito Pérez

Que broten las palabras,
que no son más que palabras.
Que caigan los llamados innombrables.

Mientras la tierra sigue quieta esperando,
que empiece la fiesta de la lluvia sobre el monte.

Esperando…
La caída del rayo que genere confusión.
Confusión de cuerpos y objetos.
Confusión de ideas y valores.
En la naturaleza y el espíritu
quedará la huella
y de una fisura brotarán,
las palabras
que no son más que palabras,
que cuál paisaje otoñal
flotarán en el viento
inutilmente…

“EL PODER DE LAS PALABRAS”
(Lamberto Ibárez Solís)
México.
Las palabras se mueven engarzadas;
bailan plenas con luces imantadas;
cadenciosas se riman desbordadas;
son mis musas hermosas mis aliadas.
Con ellas desfogo mi alma quebrada
con ellas digo mis culpas expiadas
con ellas bordo mis penas pesadas
con ellas me defiendo; mis aliadas.
Con ellas hablo, canto; mis amadas
con ellas nací, crecí y son soñadas;
me han hecho muy feliz; y son llamadas;
las busco, las adoro son colmadas
Las palabras para mí son gozadas;
las palabras serán siempre adoradas
por los poetas en su canto bañadas;
por metáforas vivas encantadas.
Las palabras enamoran triunfadas;
las palabras ofenden desalmadas;
dan confianza, susurran abrazadas
al amado; a la amada muy cegadas.
Han distanciado pueblos sojuzgadas;
separado familias tan honradas;
distinguidas parejas tan amadas;
una amistad grande que se estimaba.
Pero las amo, las busco, dictadas
por mi Dios; las escribo conformadas
que comenten mis penas calcinadas;
libren por siempre mi alma atormentada.

SI LAS PALABRAS 
José Lissidini Sánchez
Uruguay

“Ayer aún la palabra de Cesar,
} podía haber hecho frente al Universo”
-Marco Antonio-

Si la palabra te busca,
llama mística de esperanza e ilusión,
espacio de oxígeno, gota que reconforta,
desafío, impronta, aunque breve
entrega, muy intima y entrañable,
nada residuales, concretas y originales,
circulares, compactas, no descartables,
y tú vas a su encuentro,
no habrá impedimento que valga,
para que florezca el verso.
Si las palabras te inundan cual arroyo
embravecido, o te quema por dentro
como del volcán la lava , hasta que te aflora
el miedo, tal así, que no te atrevas
a dejar de escribirlas, aunque ridículo,
no salgas de ahí corriendo

deja que te posean , permítete dar a luz al verbo,
que tome vida, solo aguanta las palabras
y aguanta su dolor, relaja tu mente,
captúralas y haz con ellas el amor.

EL PODER DE LA PALABRA
Liliana Loran
Argentina

Primero es un vagido, más tarde un balbucear,
y un día la voz humana, puede por fin … hablar…
Sonidos muy diferentes según país o lugar
dirán amor, permiso, gracias, abuelo, hijo, mamá.

Darán un : muy buenos días ! Que esté contigo la paz !
o serán la conferencia en la tarea de enseñar.
La palabra es esa fuerza que nace en la libertad,
se acurruca en la memoria, se hace recuerdo al narrar.

La palabra es en esencia esa entrega universal
que vincula a los humanos con un poder singular.
Por una palabra un reino, por otra la dignidad,
hay palabras que sostienen y otras demuelen sin más.

Hay palabras que enamoran, otras que saben dañar,
hay palabras que condenan y otras saben perdonar.
Hay palabras en la nana que una cuna mecerá,
acunando al hombre nuevo que en el amor crecerá.

Quiero anidar en el alma, palabras justas de paz,
sembrando armonía y concordia al hablar a los demás.
Quiero verter en mis versos frases de fraternidad,
que sean lazos perennes uniendo la humanidad.

LA PALABRA
María Cristina Noguera
Argentina

Es abstracto, etéreo
que vincula, comunica.
Es música fascinante
melodía que armoniza.
Es arma agresiva
perversa que taladra.
Es protección afectiva
que seduce y enamora.
Es imagen fugitiva
que sueña y delira.
Fue historia.
Será futuro.
Hoy es vida.
Siempre la palabra.

EL PODER DE LA PALABRA
Raquel Olay
Argentina

Añoro los tiempos en que era reconocida como “Palabra de Honor”,
sin papeles, firmas, ni sellos, tenía un poder mayor.
Lamento que haya perdido esa confianza,
en estos tiempos ha quedado devaluada la palabra.
Es un extraño duende con dos caras,
una alegre, positiva, encantadora su mirada,
informa, crea belleza y enamora cuando es apasionada.
La otra muestra el horrible rostro del odio y la traición,
capaz de destruir la esperanza, la fe y el amor.
Puede ser el bálsamo suave que sana el alma herida
o el puñal afilado que sin piedad la lastima.
Puede ser portadora de verdad, que educa, salva , ilumina,
o ser perversión que nubla la razón con sus mentiras.
Puede tener la grandeza de reconocer las virtudes del hermano,
o calumniarlo con descaro mancillando su honor.
Puede repartir elogios, ternura y bendiciones,
o ensuciar el lenguaje con grosera expresión.
La palabra se hace amiga si es hablada,
unida a la música toma vuelo si es cantada,
nos eleva a un nivel superior, si es escrita se hace historia,
vínculo estrecho entre el pasado y el presente,
proyectando hacia el futuro su mejor contribución.
Hay una palabra verdadera, siempre actual por ser eterna
en quien podemos confiar, es la Palabra del Padre,
fuente inagotable de sabiduría perfecta,
nos indica el camino que debemos transitar
para poder alcanzar la ansiada felicidad.

«EL PODER DE LA PALABRA»
Sarah Petrone
Argentina

Habla el silencio más que las palabras.
Dicen los ojos lo que el alma piensa.
Canta el amor con melodía clara
cuando una boca a otra boca besa.

El lenguaje universal de la palabra
que se nutre de vocablos que trascienden
es la parte imprescindible que traspasa
lo que no se modifica e invariable permanece.

El poder de la palabra como un mito
proviene del latín que lo sustenta.
«Parábola» escrita y redentora
en las páginas del Libro de las Ciencias.

Con señas, acortando las distancias
entre el decir y  describir . Y se comprenda
acerca a los hombres y las razas
y en un único idioma se potencia.

Poder de construir un nuevo mundo
o destruirlo con sólo una palabra.
En un poema nos puede dar la calma
o con un grito nos lleva hacia la guerra. 

¡BENDITA PALABRA!
Susana Piñeiro
(Patagonia Argentina)

Bendita la palabra que nos llama a la vida,
que genera conciencia y es voz de los «sin voz»;
la que siempre realza lo bueno y verdadero,
la belleza y el arte con excelsa pasión.

Bendita la que enseña los más nobles valores
pilares esenciales de toda sociedad;
la palabra creíble pues quienes la pronuncian
practican lo que afirman con desvelado afán!

Aquélla que es honesta, confirmada en los hechos
que sin vanas promesas realizan su misión,
para hacer de este mundo un espacio más digno
que vibre en sintonía con toda la Creación.

¡Qué fuerza poderosa posee la palabra!
No hay barrera que logre detener su accionar;
sin límite de tiempo ni distancia élla puede
hundir en el abismo como resucitar.

PALABRAS
Ariana Valentina Puerta
Argentina

Palabras escuchamos cada día.
Palabras buenas, palabras malas,
palabras que te destruyen,
palabras que te levantan,
palabras que te condenan,
palabras que te abrazan,
palabras que te sacan las tristezas del alma.
Las palabras tienen mucho poder.
no hables sin pensar, solo por hablar,
porque puedes lastimar.

EL PODER DE LA PALABRA
Marita Ragozza
Argentina

Silencio filoso
corta la lengua
el poeta
asesina las consonantes grises

Desafina la música
se cierra la luz
el poeta
grita en las vocales

Con temblor
deshoja esencias desclavadas
de soles y lunas
clama
en lenguaje anterior a la palabra
por mil estrellas
en un cielo azulado de paz.

LA PALABRA
Lidia Leticia Risso
Argentina

A veces..,
la palabra
es invasora
Tiene ínfulas
de gran señora
y su marcha,
no aminora
Aumenta
su poderío,
como macho cabrío
Y brota
con argumentos,
que suelen ser,
muy bravíos
Su voz,
suele ser
tan potente,
que se instala
como torrente,
que no conoce
desvíos
Y otras veces..,
es tan dulce,
que aduce
a su bondad,
venciendo
a la adversidad,
de lo que yace
sombrío
Ella…,
es parte
de un todo
De tal modo,
que puede..,
desdoblarse
en desafío

EL PODER DE LA PALABRA
Hildebrando Rodríguez Rodríguez
Mérida-Venezuela 

Es inmenso y muy juicioso el poder de la palabra,
siempre que su fuerza abra, el cofre de lo virtuoso.
Ese que guarda el curioso concepto de indiscutibles,
plenos, ciertos y sensibles a los sentidos humanos,
y siempre se dan la mano, al lograr inconcebibles. 

El compromiso que encierra una palabra empeñada
da su fuerza concentrada tanto a la paz y a la guerra.
Lo que nos gusta o aterra lo conocemos muy bien
y al buscar en este edén la forma de continuar,
nunca vamos a fallar y la hallaremos también. 

La palabra y el lenguaje los tenemos en la mente
y en forma muy conveniente, son base de aprendizaje.
Hacemos un reciclaje de expresiones con sentido,
que si está bien definido y dice lo que queremos,
a la meta llegaremos, por haberlo merecido. 

 

EL PODER DE LA PALABRA»
Musa de Arte Menor 
Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez 
Mérida – Venezuela,

 El idioma es infinito,
muy rico en sus expresiones,
y nos sobran las razones
de hacer poema bonito.

Al efectuar su lectura,
se siente gran emoción
que promueve la creación
y enriquece la cultura.  

El poder de la palabra
que contiene un argumento,
no se dispersa en el viento,
y con sentido se labra. 

Siempre propicia que se abra
la puerta de la confianza,
en la que férrea descasa

la base que lo sostiene
siendo firme, llueva o truene,
y que con el tiempo avanza. 

LAS PALABRAS SE LAS LLEVA EL VIENTO
Piedad Romo – Leroux
Guayaquil Ecuador

Que simple es decir las cosas,
lanzar palabras al viento,
jugar con los sentimientos,
no importa si los destrozas.
Fantasear con los vocablos,
satirizando con ellos,
alardear, aunque son bellos,
estar suelen en establos.
Que, fácil es pronunciarlas,
con soltura, con fervor,
se las dice con clamor,
o con mañas al soltarlas;
más cuídate de lisonjas,
pues ese almíbar agorero,
absorbe cual una esponja,
lenguaje vil y rastrero.
Es verdad que, con el viento,
van raudos como cometas,
quieren llegar a la meta,
con astucia, sin lamentos.
Polillas cuyo destino,
es carcomer la raíz,
dejan en ese camino,
¡la mies convertida en tris!
Palabras sin sentimiento,
que se queden para ti,
aplaca ese sufrimiento,
que no te deja vivir.
Permite que esos vocablos,
se conviertan en aciertos,
no en excreta en los establos,
ni agua ausente en los desiertos.
De modo alguno quisiera,
¡que se los llevará el viento!

EL PODER DE LA PALABRA
María Rosa Rzepka.
Argentina

Una palabra puede ser gaviota en el aire
liberando los sueños, haciéndonos volar.
Ser pañuelo que escurre en un papel las penas,
esos ríos que corren sin saber regresar.

Ser el viento que empuja cuando faltan las fuerzas.
Llevarnos a otros tiempos que guardados están
en un cofre oxidado, sin candados ni llaves,
envueltos en nostalgias como migas de pan.

Una palabra encierra el calor de los besos,
esos, que son el néctar que elegimos libar.
El murmullo resulta en vuelo de mariposas,
es tan tierno el momento ¿para qué despertar?

A veces la palabra es perdón que se otorga,
aun sin pronunciarla, es remanso y es paz.
Y no hay culpas, ni afrentas, ni rencor nunca más.
Solo un baño de luz, que nos roza al pasar.

Más hay palabras duras, que duelen al brotar.
Son bajas, son mezquinas, ignoran la piedad.
Ofenden sin medida, no saben la verdad.
No hay gesto más sublime que amar por siempre. Amar.

PALABRAS
María Sánchez Fernández
Übeda-España

Huyeron mis palabras
como aves asustadas
de pico enmudecido y alas rotas.

Huyeron hacia mundos de silencio
donde el rumor del agua
solo es bruma que calla.

Huyeron a horizontes mortecinos
sin juegos de colores
donde el plumaje gris

de sus pechos cantores
se fundió para siempre
en un temblor de niebla.

Mas si en mi corazón
quedó un nido vacío ¡tan profundo!,
despertaron latidos en mi alma

─ tierra hambrienta y fecunda ─ ,
de voces que hoy germinan…, y que brotan…,
y que gritan…, y quieren ser palabras.

Cuando llegue mi estío
recogeré cosechas
y aventaré sus frutos

que volarán como aves de colores
hacia otros mundos nuevos
donde el sentir es canto.

EL PODER DE LA PALABRA
Rosa Inés Vanni de Romero 
Argentina

Palabras que curan
Palabras que sanan
Palabras que dañan.
Algunas ,sin sentido
Otras, melodía para el oído
Pocas que transforman lo aprendido.
Te llegan y te tocan
Las escuchas y te cambian
Las decís y salvan.
Son importantes
Son necesarias
Son puentes.
No dejes de decirlas
«Por favor»
«Perdón» y
» Gracias».

PALABRA, COMPAÑERA
Beatriz Villacañas
Madrid-España

Desbordada inquietud es el viaje
que, amando como amo la palabra,
me hace buscar refugio
en todas las esquinas del silencio.
Yo te digo, palabra:
somos nudo en el viento
donde tejen los pájaros su vuelo.
Has caminado mucho y tú bien sabes
que nuestra trayectoria
nos va haciendo aprendices de batalla y de amor.
Vivir, nuestro viaje,
es un aprendizaje de intemperie,
y nosotros
vamos siempre naciendo a cada paso
y somos herederos
de un sinfín de preguntas
nacidas del temblor del todo-nada.
La vida, sí, la vida que nos vive y que vivimos,
tiene formas de hacernos transitar
por andenes de lágrima y canción.
Palabra, compañera:
sigamos el camino.

EN HONOR A LA PALABRA
Adolfo Zabalza (vasco Zabalza)
Argentina

Palabra, vocablo garante
de un tiempo olvidado,
que nunca será manchado
por aquel honesto de antes,
hoy es moneda constante
la mentira y falsedad,
y ante falta de lealtad
toda palabra empeñada,
hoy se ve desmoronada
por falta de credibilidad. –
Con un apretón de manos
y un firme: ¡le pagaré!,
el hombre de buena fe
fue ejemplo de buen paisano,
nunca le trampeó a un hermano
tampoco a un desconocido,
su palabra siempre ha sido
el resguardo de su honor
y el cumplirla fue la flor
del jardín de un buen nacido. –
Por mas humilde que sea,
el hombre de buena cuna,
sostendrá sin duda alguna
aquella hermosa presea,
defenderla como sea
es la ruta señalada,
y la palabra empeñada
en distintas ocasiones,
mostrará las condiciones
de quien vive vida honrada. –
Pero también es muy cierto
que, en boca de un orador,
la palabra es una flor
florecida en el desierto,
otras veces, es un concierto
de improperios y falsías,
muy común en estos días
de tinte politiquero,
donde seres altaneros
hoy se insultan a porfía. –

LETRAS DEL ANDÉN, VILLA MERCEDES, S. LUIS, R. ARGENTINA

El PODER DE LA PALABRA
Judith Lilian Bocco

La palabra, de infinidad discreta
como Chomsky en lingüistica sugiere
contiene el poder del universo
y crea la realidad que nos rodea.
Ella es fiel compañera de este viaje,
que es la vida total del ser humano.
Oro sonoro y musical del canto,
con cuyos hilos cada pueblo teje
la memoria e historias de su gente.
En el cendal nutricio de la mente
puede nombrar azores y sirenas,
delfines, gigantes y amapolas.
Hace que Eneas abandone a Dido,
y hace cantar un ruiseñor herido,
o a Beatriz ante Dante hace pasar.
Puede ascender hasta la rosa mística
y a Julieta y Romeo enamorar…
Viaja con Verne al centro de la Tierra
y a Clavileño al espacio hace volar
hace volver oscuras golondrinas,
y caber en su nombre, la flor rosa.
Ella es el olmo al que cantó Machado
y es el blanco pañuelo de Caeiro,
el abanico que ha quebrado el búcaro
y en las Mil y Una Noches, Sherezade.
Todo está en ella hasta el infinito.
Somos dueños sin límites del vuelo
de su sueño creador y el resultado
de cada pensamiento que provoca
cada expresión que emite nuestra boca.

LA PALABRA
Aldo Javier Calveyra

Te escuché en una tarde
mientras parían los grillos
su concierto perlado
sitiado de nostalgia.
Entre vino y la risa
el susurro y el beso
sobre cristal , la rosa
y un montón de guijarros.
En la suave caricia
de unas pestañas tristes
y en el ruego escondido
de algún vaso de vino.
Y te escuché en el cántaro
repleto de milagros
cuando grabó mi madre
un arrorró, en mi frente.

EL VALOR DE LA PALABRA
Nilda del C. Guiñazú

Inmenso espacio de alas abiertas
arriban a la luz sin fronteras las palabras,
son como un río,
corren… no se espantan
de la fugacidad del momento.
Las palabras son mágicas
no anuncian su llegada.
Tienen voz.
Tienen música.
Tienen vuelo.
Cuando escribo afloran los fantasmas,
las hadas buenas.
Todo llega con las palabras
la familia, los amigos,
cuando los grises acuchillan
el humor nos sostiene
en la sonrisa después de las tormentas.
Las palabras son espejos
otras son abismos.
Cada una con su cortejo de constelaciones
pero dispuestas a tejer y destejer
desde su propio costado el universo,
desenhebrando dinastías de voces.
La palabra es milagro que apoya
a seguir viviendo los instantes
con pasión infinita.

ANILLO DE AMOR
Teresita Morán Valcheff

La palabra es vivo ser
gestándose en el cosmos
vestida de electrones.
De allí la tomo
con mano vacilante y pudorosa.
Quiero pulsar su cuerpo diminuto
gustarla con ternura entre los dedos
mirar por sus primigenios ojos sabios
que ya lo han visto todo
desde que estalló la luz de los sonidos
en la garganta gutural del hombre
y a su conjuro trepidaron el aire
los cielos y la tierra
y aquel mar total de los inicios…
Esta palabra que me es dada
y elijo como propia
ya fue dicha infinidad de veces
en el eterno discurrir humano.
Ahora y
por este solo instante la hago mía
y la engarzo como mística gema
en el anillo de Amor que nos circunda.

1 comentario en “POEMAS EL PODER DE LA PALABRA”

  1. Gracias una vez más por publicar los textos y poemas de l Círculo Literario Letras del Andén en tu valiosa Revista Aristos Internacional-
    Un abrazo enorme querida Eunate.

    Teresita

    Responder

Deja un comentario