POEMAS A LA PAZ

Todo lo publicado en ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España
Septiembre 2.019 nº 23
La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores.
Estos conservan el copyright de sus obras
AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA
COLABORAN: Ir ene Mercedes Aguirre (Argentina)…Angelina Sara Baca (México)…Carlos Benítez Villodres (Málaga-España)… Inés  Blanco (Colombia)…Mae de la Torre (Ecuador)…María Elena Camba(Argentina)… Jerónimo Castillo (Argentina)…Coronel Ra. Héctor José Corredor Cuervo…Daniel de Culla (España)…Nelly Forni de Marina (Argentina)… Teresa Fonseca Oropeza(Omajá-Cuba)…Liana Friedrich (Argentina)…Carlos H. González Saavedra(Argentina)… Adalberto Hechavarria Alonso (Omajá-Cuba)… Jaime Hoyos Forero (Colombia)…José Lissidini Sánchez (Uruguay)…Rafael Mérida Cruz Lascano (Guatemala)…María Rosa Rzepka (Argentina)… Hildebrando Rodríguez ( Mérida-Venezuela)… Antonia Russo (Argentina)… María Sánchez Fernández (Úbeda-España) … Hilda Augusta Schiavoni (Argentina)
Circulo Literario Letras del Andén (Villa Mercedes Argentina)
Teresita Morán de Valcheff…Nilda del C Guiñazu… Myriam Astudillo (Yamida)… Carmen G. Lucero de Palma…. Diana Silvia Ismael… José Álvaro Crespo Rodríguez ( PInar del Río-Cuba) 
¿QUÉ ESTAMOS ESPERANDO?
Irene Mercedes Aguirre
Argentina
Buscamos un abrigo en medio de las noches,
caminamos por rutas de mil bifurcaciones,
tejemos esperanzas, derramamos reproches
mas no entendemos nada, tras de nuestros bastiones.
Estamos en peligro, el drama, agazapado,
propicia, planetario, catástrofes totales,
y seguimos sin ver, sin tratar…abrumado,
el ambiente no logra superar tantos males.
¿Qué esperamos, Hermanos? Nos quedan pocos años
y perderemos todo lo que fue nuestra vida,
a menos que enfrentemos la verdad sin engaños.
El planeta está enfermo, la Tierra está sumida
en crisis continuadas de innúmeros tamaños.
¡Concretemos esfuerzos de paz amanecida!

SEMILLAS DE PAZ.
Angelina Sara Baca
México
Semillas de Paz
para los gobernantes
yo les ofrezco.
¿ Su precio ? Es: luz;
gran respeto a la vida,
generosidad;
No a la guerra.
recuerden: no son dioses,
su fin llegará;
¿ qué se llevarán ?
¿ los campos de exterminio ?
¿ odio y maldad…?
Y la conciencia,
nuestro juez implacable,
¡ los condenará !

CULTIVEMOS LA PAZ
Carlos Benítez Villodres
Málaga-España
Cultivemos la paz en los lugares
en conflictos malignos, propiciados
por los viles demonios liberados,
que destrozan viñedos y lagares.
Cultivemos la paz con sus cantares
en vuelo bajo cielos floreados
de frissias y de lirios vinculados
a soles que sotierran los pesares.
Los matarifes de la paz son hienas
productoras de rayos sanguinarios
que forjan, con bravura, las cadenas,
con las que aherrojan a los emisarios
de la paz, que enriquecen las colmenas
del mundo y despedazan los calvarios.

LAS PALOMAS Y LA GUERRA
Inés Blanco (Luna de abril)
Colombia
El rugido
de la guerra
es un dolor que a gritos
clama paz desde la entraña
misma de las piedras.
Palomas muertas,
palomas blancas,
moribundos testigos
de la paz que nunca llega.
La muerte acecha
en las esquinas
con balas y cuchillos;
el miedo es el alimento
amargo de la vida.
Sin la paz, la sonrisa
es una daga
que atraviesa
la tristeza
y atormenta el alma.
A gotas la sangre
del pueblo se derrama
y un llanto rojo
perfora las pupilas.
Heridos, casi muertos caminamos;
fantasmas que disfrazan
los pasos de la guerra
y todo se convierte en agonía.
Las minas se siembran
en los campos
para matar o mutilar niños,
animales, hombres,
familias y soldados.
Colombia no debería ser
un campo de batalla.
Sino un paraíso de café,
de mares, selvas, fauna,
ríos y montañas.
Canteras de esmeraldas y oro,
de gente emprendedora,
inteligente, laboriosa y buena.
¡No más palomas blancas
para disfrazar la guerra!

LA PAZ EN MI LIENZO
Mae de la Torre Ecuador
Cierta tarde
Cuando mis ojos miraron al cielo
Vislumbré una sonrisa imaginaria
Era la luna que sacaba su cabeza
Más temprano que otros días.
El sol aún radiante, me regresó a ver apenado
Se iba por esta vez de mi lado.
Pero al ver que la luna le ganaba
Le extendió la mano y se hizo a un lado.
Gran ejemplo de caballero.
Regresé a ver a mi paleta
Tenía colores de arcoíris.
Aún no salían los azules.
Ni los violetas ni los verdes.
Todos los colores me pidieron
Aunar en mis esfuerzos.
Plasmé entonces un matrimonio feliz.
Nadie increpó por nada,
Armonía total en su misión
Paz en sus mentes, paz en su corazón.
Me senté por un momento en mi sofá
Mis párpados pesados casi se cerraron
Miré al lienzo
Sentí sosiego, paz, serenidad.
Me pregunté:
¿De dónde viene tanta paz?
La paz me contestó, siempre estuve en ti
Por eso amaste el arte, la naturaleza
La gente y a tu planeta.
¿Y qué hacer para que todos lo vean así?.
Sólo falta conocer el amor.
El amor engendra todo. Paz, respeto, entrega, piedad
Y cuántas cosas más.
Así se hará, vamos a pintar el lienzo natural de nuestros cielos
Con colores todos, diferentes como somos.

LA PAZ
María Elena Camba
Argentina
La paz no se firma, no se acuerda.
No se grita en marchas con pancartas,
no se pelea en territorio propio ni ajeno.
No se conquista en guerras,
no cercena vidas. La paz se vive sin banderas
en un mundo sin geografías caprichosas.
La paz es simple y se vive día a día.
Es amar sin condiciones,
es sentirse libre en un mundo sin fronteras
*** *** ***
CAMINO DE LA PAZ
María Elena Camba
Argentina
No más víctimas ni victimarios,
no más leones disfrazados de corderos,
no más aves de presa al acecho.
Borrar este dolor que oprime,
dar vuelta la página de esta historia
donde reposa el error del hombre.
Diseñar una geografía posible
hermanados sin fronteras
Anidar libres en cada rincón,
semillar en cualquier suelo.
Ser partícipes  de un mundo en paz
donde no  prime el egoísmo,
donde miremos al  otro
sin resguardos ni barreras
Caminar a la par respetando la vida.
Descubrir la luz que irradiamos
y que todos entramados,
somos una pieza más del universo.

LOS NIÑOS QUE NO MIRAMOS
Jerónimo Castillo
San Luis- Argentina
Mientras siga existiendo un Medio Oriente
que pueda mantenernos preocupados,
no habremos de ocuparnos de los niños
que por su culpa viven el calvario.
Mientras no puedan sosegar el mundo
con verdadera profesión de hermanos,
existirá una deuda no pagada
que nos rinda un haber deficitario.
En cada cara que la angustia pinta
un niño con los sueños en la mano,
se parapeta la porción del alma
que debiera volvernos más humanos.
Y la metralla que cercena auroras
dejando la orfandad como escenario,
no puede comprender ese silencio
conque el niño señala nuestro escarnio.
Para volver a la raíz del tiempo
en que fuimos los sueños encontrados,
debiéramos firmar los armisticios
que no sabemos siquiera redactarlos.
Y aquella candidez de que se ufanan
mayores que ni llegan a contarlo,
les ofrecemos en ilusa forma,
pero al final de todo lo negamos.
Niños de rostros tristes que la historia
ha registrado y sigue registrando,
son los productos que el fervor del mundo
para obtener la paz ha generado.
En esos niños que festejan muertes
de sus mayores como aniversario,
hemos sembrado la semilla esquiva
de un futuro de paz iluso y caro.
*** *** ***
PARA EL LÍBANO
Jerónimo Castillo
San Luis- Argentina
Para El Líbano que sufre
-incongruencias de la historia-
en carne propia un castigo
ausente de culta, y nota
la asfixia de medialuna
en hordas, las mismas hordas
que transitaron el suelo
con diferentes memorias,
y en nombre de ajenas causas
llegaron desde la Europa
llamándose los cruzados
o fuerzas restitutorias,
siempre al lugar donde crecen
los cedros de noble sombra,
y el Mediterráneo agita
con mansedumbre sus olas,
mientras brillan los colores
en las gráciles gaviotas.
Para El Líbano que un día
vivió las horas de Roma,
al venir los mamelucos
de un estado que es ahora
Siria y Egipto, disímiles,
aunque unidos en su historia,
y después los otomanos,
camino a una extraña gloria,
mas siempre viva la imagen
en esa fe religiosa
que San Maroun de Antioquía
legara en aquella hora
de un siglo cuarto distante,
pero de augusta memoria.
Para ese Líbano hermano
que sufre la suerte ignota
de un derrame innecesario
de la sangre precursora,
y a veces no entiende cómo
el mundo ve esta deshonra
sin llamar a la cordura
a las partes contendoras.
Para El Líbano que tiene
por casi hermana a la Europa
sin olvidarse de Oriente,
de ilustre y digna memoria
con que sus hijos educa
como una madre amorosa.
Para ese Líbano amigo,
ruego una paz libre y pronta.

SUEÑOS DE PAZ SIN FRONTERAS
Coronel Ra. Héctor José Corredor Cuervo
Colombia
Con esa fe bendita que Dios me ha entregado
empuño esta pluma como un añoso soldado
para contarle al mundo mis sueños y desvelos
por una patria armónica, en paz y sin fronteras,
donde no hayan angustias por presencia de fieras
y donde puedan crecer sin temor los anhelos.
Hoy cuando veo que el sol se esconde en el ocaso
despierto mis ideas sin temor al fracaso
y las hecho a volar cual perfume de las flores
por los aires cristalinos con fe y con lealtad
para cambiar la mente de nuestra humanidad
que sufre en los abismos angustias y dolores.
Mi sueño es cimentar una patria fabulosa
sin distinción de razas , sin ideas odiosas,
sin la espina clavada por un mal regidor
que manipula mentes por medio de falacia
oculto tras las mamparas de una democracia
que permite la compra del cándido elector.
Yo añoro un mundo libre, sin yugos ni cadenas
donde no hayan cultivos de pasiones y penas
sembrados por tiranos que plenos de ambición
dicen cambiar la suerte de incautos e inocentes
que viven trabajando con muchos indolentes
como hormigas cargueras poniendo el corazón.
Yo quiero un mundo vital sin las aves rapaces,
sin personas armadas con palabras mendaces
que engañan los pueblos con promesas amañadas
para hacer los repartos de suntuosa riqueza
de la gente que muere en medio de la pobreza,
sufriendo consecuencias de guerras programadas.
Un mundo sin controles de nubes de maleantes
que saturan espacios de áreas importantes
intoxicando mentes con las viejas doctrinas
y comprando conciencias con dineros calientes
con venia de corruptos y ávidos dirigentes
que esconden intenciones detrás de bambalinas.
Una patria grandiosa, sin otras similares,
que abarque toda la tierra y los profundos mares
donde caiga por siempre llovizna de esperanza
que haga reverdecer la flora de la alegría
en los surcos de unión, sin temor a la agonía
para que broten sanas semillas de confianza.
Un mundo con nidales de franqueza y de amores
donde puedan percibir los polluelos calores
y crecer al abrigo de una plena hermandad
bajo rayos de afecto , con sentido de unión,
donde no hayan envidias ni lluvias de pasión
que impidan convivir concordia con libertad.
Mas sé que moriré sin ver el mundo integrado
en una patria fuerte, con calma en el collado,
pero sé que al dejar en el desierto las huellas
vendrán los peregrinos buscando el porvenir
y encontrarán una guía que les puede servir
para alcanzar la paz con lumbre de las estrellas.

LA PAZ ES GARANTÍA DE SUPERVIVENCIA HUMANA
Daniel de Culla
España
Cómo duelen la discriminación económica
A los pueblos indígenas y a los indefensos de las guerras.
La tala de sus bosques y selvas
La exclusión y expropiación de sus casas y tierras
Nos muestra, a diario
La regresión del ser humano a las cavernas
Si fuera verdad que de ellas hemos salido.
Yo no lo creo.
¿Hasta cuándo esconderemos nuestro rostro
O meteremos nuestra cabeza en la tierra?
¿Cómo podemos hablar de paz
Si no nos amamos en serio?
Las religiones todas no nos han ayudado en nada
Si acaso a crucificar o morir lapidados.
Nos han enseñado a sentirnos más reprimidos
Sin encontrar una verdadera fe
Y a no confiar en alguien o en nada.
La mujer quiere amar a su hombre
Y lo único que grita es un:
¿Qué me has hecho?
Muchos proceden con deshonra
La justicia practica la injusticia
Y “a cada uno lo suyo”
Se ha convertido en un:
“Lo mío es mío y lo tuyo de ambos”.
La lengua calumnia y pocas veces dice la verdad.
Se daña al prójimo y se difama al vecino.
Las naciones todas devuelven mal por mal.
El que está libre de culpa y el que no está
Tira la primera piedra
Y encima se hace el chulo
Para que los demás le teman.
La miseria es nuestro fracaso
Y el capitalismo no tiene nada que perder
Tiene mucho que ganar
Porque presta su dinero con usura y con engaño
Abusando del que está en necesidad.
¿Quién puede trabajar por alcanzar la Paz?
Sólo los Poetas
Que nos guían por el justo sendero
Nos conducen hacia fuentes tranquilas
Reparando nuestras fuerzas con amor y sinceridad
Gritando a los cuatro vientos:
La Paz es garantía de supervivencia humana.
Es el espíritu que habita
En nuestro corazón
Y en nuestra alma.

Peligra la PAZ
Nelly V. B. Forni de Marina.-
Santa Fe-Argentina-
La paz está en peligro.
No hay claridad entre las naciones.
Trenza de cuerdas retorcidas
en la que la verdad se pierde
  y los hombres se enemistan. Si no se toma conciencia
del lucro en la venta de armas
y la inclinación a las rivalidades
entre los pueblos, triunfará la muerte,
  no la gloria de la victoria
  porque sólo la gloria  se alcanza,
   cuando se vence al mal.   ¿ Cómo se atreve el hombre
  en su ambición de poder y riqueza,
  faltar a la fraternidad de las naciones?
  ¿ Cómo llegar a construir la PAZ?
  Se necesita honestidad, amor y unión.
  “Porque se debe proteger lo que une
   y no lo que divide”.( Papa Juan XXIII).
Roguemos entonces para que el Espíritu Santo
  nos envíe el fuego de su Amor
  para renovar la faz de la Tierra y alcanzar
   una generación que siembre el BIEN y la PAZ.-LA PAZ

LA PAZ
Teresa Fonseca Oropeza
Omaja- Cuba
La paz es una paloma
que va con el canto libre
para que en el pecho vibre
la pureza del aroma.
En el ser no se desploma
porque la paz verdadera
enraíza su bandera
se planta en los corazones
y funde con sus razones
loores por dondequiera.
La paz es la realidad
que todos quieren tener
pues augura por doquier
eterna felicidad.
Conocer esa verdad
se prende en lo más rotundo
y que llegue a lo profundo
con un abrazo gigante
al deshacer cada instante
el sufrimiento del mundo.

PARADOJAS
Liana Friedrich, Argentina
No hay camino para la paz,  la paz es el camino.
(Mahatma Gandhi)
Habitamos en extremos opuestos
…Pero  la debilidad nos une.
Éste es un mundo bipolar
Nada resulta absoluto…
Hay cadenas que gritan, pero eslabones que unen
Hay sueños en la vigilia y desvelos en el sueño.
Hay grandeza en lo pequeño; mezquindad en lo grandioso.
Hay libertad de pensamiento e ideales de libertad.
Hay palabras que curan pero hay voces que destruyen.
Hay manos que se abren; puños que se cierran y golpean.
Hay espinas en los rosales y flores en el camposanto.
Hay soledad en la compañía, pero uniones que separan.
Hay luces en la oscuridad, también sombra a la luz del día.
Hay senderos en plena selva y malezas en los caminos.
Hay daños que exigen reparación; reparos en el sufrimiento.
Hay un orden en el caos… hay confusión en el cosmos.
Hay fortaleza en el dolor aunque duela el crecimiento.
Hay odio en el amor y atracción por lo morboso.
Hay vida en la muerte pero hay muertos en vida.
Hay silencios que obturan las palabras, hay otros que hablan.
Hay belleza en lo monstruoso y  hastío en la armonía.
Hay colores en el gris y  arco-iris en la tormenta.
Hay genio en el sinsentido, pero locura en el ingenio.
Hay caminos que llevan a destino; otros se cierran, si atajos.
Hay barcos que encallan, pero algunos llevan a buen puerto.
¿Sobre qué palabras se edifica el misterio…
sobre qué enigma se construye la palabra?
¿Somos conscientes de nuestra inconsciencia?
¿Es posible extrañar a alguien a quien ya no recordamos?
¿Tenemos derecho a ejercer nuestros derechos?
¿Hacemos los deberes con Nuestro Deber?
¿Cuántas vidas vivimos? ¿Cuántas veces morimos?
¿Entendemos la diferencia entre morir por algo y morir por nada?
¿Cuánto en realidad perdemos? ¿Cuánto ganamos?
¿La teología es una ciencia exacta y el altar su laboratorio?
¿Hay discrepancia entre la fe y los hechos?
¿Es que acaso vivimos y morimos por accidente?
¿O seguimos un plan y morimos según está escrito?
La semilla del escéptico no ve lo que debe ser visto.
(O simplemente … lo elude).
Porque el mundo se divide en dos bandos:
uno piensa que todo es fruto de la casualidad,
y el otro, es el que aún cree en los milagros.
¿Será tal vez porque pueden interpretar las señales…?
¡Ojalá intuyéramos más acerca del destino!
(…así no cometeríamos tantos errores).
¿Sabíamos hacia dónde ir, o estábamos extraviados,
como Hanssel y Gretel en el bosque de caramelos?
Forzamos al universo para que nos contuviera,
pero sorpresivamente, resultamos catapultados…
Ahora nos sentimos arrojados afuera del Todo,
(¡Y el afuera es tan grande y tan  vacío…!)
.Sin embargo siempre habrá un lugar donde toda furia llegue a su fin:
Un castillo infranqueable al que ni los misiles podrían derribar.
Un espacio entre la fe y la razón, donde habita el único Dios verdadero.

CANASTAS DE MIMBRE
Carlos H. González Saavedra
Estuvieron presas en canastas de mimbre,
hasta que un ángel travieso las libero.
volaron presurosas, en celestiales vientos
a cumplir su noble misión.
¡Iluminar de paz el planeta todo!
Sin fronteras, de idiomas ,colores ni religión,
porque la paz es de todos.
¡No hay barreras para el amor!
Atravesando valles, campos, praderas,
montañas y océanos
llevan en sus picos semillas de amor.
Los poetas se expresan
los cantantes entonan
acordes melodiosos
que atraviesan silencios
con el mismo son.
Para que cante libre, el ruiseñor.
Tan solo tres letras que solo al nombrarlas
Acelera el latido de nuestro corazón
¡¡¡ PAZ… PAZ… PAZ…!!!
¡ Paz! es lo que pregonamos
para el de oscuro pensamiento
para el que necesita del amor.
Las palomas siguen su aleteo…
avanzan transformando todo.
Cambiaron el aire,
en cada pico,
un rayito del sol.
Ya no son cientos,
sino miles, millones
Imposible detenerlas,
son mensajes de amor
son el sol de una nueva vida
Son el mandato divino de DIOS

CONCORDIA
Adalberto Hechavarría Alonso
Omaja -Cuba
Yo quisiera en un canto de concordia
juntar todos los hombres de la tierra,
desterrar los horrores de la guerra
y con justicia vencer la discordia.
Yo quisiera en un canto de concordia
convencer al hermano que se aferra
a la violencia como quien encierra
amordazada la misericordia.
Esgrimir la verdad como bandera
solidaria de amor en primavera
y colmar de ternura a los amigos.
En un mundo de noble simpatía
donde reine la paz y la alegría
en la casa común, sin enemigos.

LA PAZ
Jaime Hoyos Forero
Colombia
Amor, dijo la rosa, es un perfume
(Josefa Murillo)
La paz es el amor, dijo la madre.
La paz, dijo la tierra, es una rosa.
La paz es la igualdad, dijo el ingenuo.
¿La paz?  Una paloma, dijo el aire.
La paz, dijo el poeta, es un anhelo.
¡Oh…Mentira, mentira!…
La paz, la única paz…¡está en el cielo!
*** *** ***
ORACIÓN POR LA PAZ
Jaime Hoyos Forero
Colombia
Madre mía y del Señor
que estás con tu hijo amado
tan cerca de su costado
que puedes tocar su amor.
Pídele , Madre, el favor
que el mundo requiere más:
¡La paz, oh Madre, la paz!.
Por ella, Señora, ruega
que Cristo nada te niega,
ni te dirá… “no”, jamás.

SUEÑO DE PAZ
José Lissidini Sánchez
Uruguay

Quisiera ver al mundo en paz un día
y verlo en paz al día siguiente.
La mente sabe y el alma resiente,
el orbe en confusión, no en armonía.
Ciertamente, mucho me alegraría,
aunque me digan iluso, inocente,
callar ecos de guerra en todo frente,
pienso -habría esperanza todavía- .
Del hombre, la paz es el sueño eterno
pero las luchas marcan nuestra historia,
de las madres e hijos, el llanto tierno.
perdurará grabado en la memoria
de naciones que prodigan infierno,
concibiendo que allí nunca habrá gloria.

NOS SENTIREMOS HUMANOS
Rafael Mérida Cruz -Lascano
“Alejar de nosotros el fusil”
¡Basta! ya no más mujer masacrada
El niño descuartizado en abril
es solo otro más en esta región
exterminio se  ha vuelo religión
mi bandera ya no tiene su añil.
Luchemos por libertad bien lograda
a base de PAZ  amor y justicia
cuando el sol alumbre nuestra alborada
queremos mercante sin avaricia
luchemos por niñez bien preparada
salud y educación se desperdicia
solo con la PAZ seremos hermanos
con la PAZ nos sentiremos humanos
*** *** ***
“MI BELLA GUATEMALA
Rafael Mérida Cruz -Lascano
”Meridiano. acróstico
Miro en el bosque cuna del Quetzal,
Impío tu destino… ¡Patria mía!
.
Brazo con resguardo de carrizal
el abuelo exalta atisbo de paz
llevas en la tez signo de hombre audaz
abeto que corona el cantizal
.
Guatemala nombre y bello aforismo
una alfombra que brilla adamantina
alumbrando al cerúleo espejismo,
tierra de volcanes y golondrina
entierra el trepidante cataclismo
mientras surge soberana y germina,
a estas alturas reina del océano 
la patrulla con el celo de hermano.

PAZ
María Rosa Rzepka
Argentina
Paz, por construirte cada día me desdoblo
entre mi esfuerzo, mis palabras, mis historias.
Si por instantes me distancio de la gloria
llevada por pasiones pasajeras;
me regreso a la búsqueda. Quimera,
sin más lastre que mi pueril euforia.
La libertad al florecer la paz engendra.
Ley de igualdad que admite mundos diferentes;
y sin embargo en el disenso de lo urgente,
habitan juntos el presente y la memoria.
Armo la paz como respuesta omnipresente
Un mundo en guerra no es un mundo, es un calvario
que se prolonga interminable, subsidiario
de aborrecibles intereses monetarios.
La paz les dejo, dijo aquel cuyas sandalias
sobre las aguas caminaron suavemente
Mi paz les doy, repite el eco intermitente
que se propaga despertando el inconsciente.
Blanca paloma de la paz sean tus alas
Eterno manto que a la humanidad cobije.
Desdibujando los horrores de la guerra,
el hambre y odio que a tantos aflige.

AUSPICIANDO LA PAZ
Poema Hildebrandino con Doble Rima
Hildebrando Rodríguez
Mérida-Venezuela
Quien busque guerra y no paz, debe ser un anormal
que encuentra gusto en el mal, e ignora lo que es solaz.
En él siempre encontrarás el maltrato y la traición,
porque no tiene visión para estar en lo que es bueno,
y lo que aplica es veneno, que detiene el corazón.
El que siga esa lección y la aplique sin medida,
merece una sacudida, que lo haga entrar en razón.
No hay valedera intención en ese procedimiento,
porque se mete en lo cruento en una forma brutal,
y lo que logra es el mal que aniquila el sentimiento.
Pretenderá el impostor, bailar sobre sus cenizas,
que disiparán las brisas, acabando su labor.
Sin duda será mejor abandonar esa idea,
porque nadie se recrea y aniquila mucha gente
en una forma inclemente, y eso nadie lo desea.
La paz en cambio produce el bienestar integral
que eleva a lo celestial y a la gloria nos conduce.
Todo lo bueno seduce porque brinda su esplendor,
como aroma de una flor cuando se abre su capullo,
y se aprecia en lo que es tuyo, un elevado valor.
Que siempre reine la paz en el sublime universo,
y no se escatime esfuerzo para encontrar lo solaz.
Será persona capaz de sumarse a la tarea,
quien lo haga donde sea, con entusiasmo infinito,
para lograr lo bonito, como la gente desea.
Paz que tienes el valor de reinar en los ambientes
donde viven los conscientes que alumbran con su esplendor.
Habita nuestro interior impidiendo sinsabores
para que sean tus fulgores los que alumbren los caminos,
con sentimientos genuinos, seguros y triunfadores.

SUEÑOS
Antonia Russo
Argentina
Paz
Sueño imposible?
Como describirte?
Como cantarte?
Si en los ojos
De un niño
Miro el terror
De la ausencia
Si en las manos
Del hombre
Siento el hedor
De sangre marchita
Si en la mirada
De una madre
Veo lagrimas
De ausencias
Si en los sueños
De los jóvenes
Se acrecienta
La violencia
Si en la historia
De las mujeres
Se escriben
Los malos tratos
Si el canto
De los pájaros
Callo para siempre
En las madrugadas
Si la luna
Triste y opaca
Vierte lagrimas
Sin destellos
Si los campos
De lavanda
Perdieron el aroma
De aquellos tiempos
Si las manos
Ya no se unen
En santa plegaria
Implorando tu presencia
*** *** ***
GUERRAS
Antonia Russo
Argentina
El aroma fresco
Del pan recién horneado
Se disuelve en los hedores
De la sangre marchita
El paisaje soñado
De praderas reverdecidas
Se desdibuja en los grises
De los cuerpos malheridos
El sabor dulce
De la comida materna
Se torna ácido en las bocas
Que desangran sus anhelos
Las melodías angelicales
Que sonaban antaño
Callan repentinamente
Transformándose en aullidos
Y la suavidad de las manos
Que acariciaron a los niños
Se tornan piedras ásperas
Soterradas en el olvido

Bonanza
María Sánchez Fernández
Úbeda -España
Sentiré la bonanza de la vida
cuando el mundo recobre la conciencia
y se rompa ese muro de violencia
que propicia en los pájaros la huida.
¡Qué templanza en el alba ya nacida
cuando la luz anuncia su presencia
y el silencio se quiebra en la inocencia
de piares que dan su bienvenida!
Fundirnos con Vivaldi en Primavera
con los trinos y el canto de los cauces
y el rubor de la flor que nunca engaña.
Y beber a Virgilio en la ribera
de un río acariciado por los sauces
y sentir que la Paz nos acompaña.

*** *** *** 

Paz
María Sánchez Fernández
Úbeda-España
En la calma de un mundo que venera
la inmensa magnitud de lo creado
escuchamos el cántico callado
de la hierba que crece en la pradera.
La alondra trina y se alza placentera
a una nube con tinte nacarado,
y el torrente se lanza ilusionado
hacia un mar que con amor le espera.
¡Bendita Paz, tan limpia y deseada
por el alma que adora la concordia
y sueña con un mundo de alianza!
Unamos nuestra fuerza en oleada
que inunde para siempre la discordia
sembrando campos verdes de esperanza.

LA PAZ
Hilda Augusta Schiavoni
Argentina
La paz,
música del alma,
cóndor añil que el cielo regala,
anida en las crestas de las olas albas
y en la espuma nevada
de las cumbres más empinadas.
Es inmaculada y silente
en la quietud de los campos,
en el rebozo de la madre
que amamanta blancuras
y en la nívea ancianidad intacta
que acaricia retoños de esperanzas.
La paz es ardiente
en la pujante juventud
buceadora de soles
y una bandera augusta
sujeta
en los guardapolvos blancos
que deletrean espacios
donde la vida es la reina
y el amor el estrado.
La paz
es un tañido de cristal
que suena  en el campanario
y se derrama sobre las palomas
revoloteando sueños azules
que el hombre
no debe  romper
como el espejo de un lago.

LAS MIL Y UNA BOMBAS
César Tamborini Duca
España
Estas épocas civilizadas
en que un país invade a otro
-hoy como ayer-.
Estas épocas civilizadas
épocas de raciocinio
¡de la razón del más fuerte!
-hoy como ayer-.
Y la razón que dice
-en aras de la moral
y de la “causa justa”-
¡lancemos toneladas de bombas!.
Y la razón del débil que clama
y no se deja oír
en tanto estruendo abominable
¿por qué nos matáis?
¿por qué matáis a nuestros niños?.

CIRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN
(Villa Mercedes-Argentina)
POETAS POR LA PAZ
Teresita Morán Valcheff
Como gotas pequeñas que caen al río
y viajan felices soñando en ser mar.
Como granos de arena que colman las playas
mínimos universos donde todo el Universo está.
Como sabias semillas que anhelan un día
ser bosque de sombras y frutos lozanos
los poetas tejen su trama de letras
y sueltan sus versos viajeros del Cosmos
que en tierra y en cielo señalan senderos
de luz y esperanza de concordia y paz.
Unamos las manos poetas hermanos
y tendamos puentes que crucen fronteras
proclamando al mundo que los pueblos
quieren crecer sin la sombra fatal de la guerra.
Que la poesía llame a las conciencias
para que los traficantes del odio y la muerte
depongan las armas que enlutan al mundo
y puedan mujeres y hombres vivir con sus hijos
en su propia patria sin verse obligados
a integrar la triste caravana de los refugiados
-indigno baldón en la historia humana-.
Poetas del mundo pensemos soñemos
y edifiquemos un mundo mejor
para nuestros hijos y los que vendrán.
Sembremos semillas de amor solidario
de justicia libertad y paz . Sembremos
en limpias y fecundas huellas que marquen
senderos que mañana ellos seguirán.

¡VAMOS POR LA PAZ ¡
Nilda del C. Guiñazú
Estamos en un balcón
florecido de salitre.
Frente a un mundo complaciente de exterminio.
Transitando un planeta de locura,
donde lo más importante
tiene un valor metálico de muerte.
Día a día van creciendo diminutas hierbas
de sediciones esquizofrénicas.
Se generan voces de alerta
que incitan,
claman proteger
nuestro propio camino.
Mientras el mundo gira impasible
hay un mutismo que vacila entre dos auras .
La vida se debate entre ruinas
y se teje con lágrimas de sangre.
Nos recuerda los versículos ásperos de Jeremías
profecías implacables se cumplían
en un sueño letal de pesadillas,
y en los confines de la nada
todos buscan refugio aferrados a la vida.
¡Y la paz… sigue secuestrada ¡
El poeta ve y siente el dolor
camina entre escombros
de pueblos detonados.
Hay un grito profundo
se nueve como un duende
tiene magia / tiene poder
lucha por amor a la humanidad / se alza desde las raíces
para alumbrar la mente de nuevas primaveras.
Consternado por los horrores / de esta vida apocalíptica.
¡No dejemos que reine la Muerte!
Necesitamos jóvenes de cuerpos sanos,
que construyan un mundo nuevo /
donde la paz sea la protagonista de la vida.

UNA VEZ MÁS… LA ÚLTIMA
Myriam Astudillo (Yamida)
“Quien, el que al hombre sincero/le calumnia de ateísmo/ el fanatismo”
“El fanático” de J. C. Lafinur.-
Desde antiguo predomina en algún hombre,
un instinto irracional que lo corroe,
incitándolo a la violencia y al desorden,
ser fanático es lo opuesto a ser un prócer.-
No respeta principios ni valores,
vitupera, desafía, apresta el golpe,
odio y violencia luce cual blasones,
y en infligir daño está su goce.-
Se obstina ciegamente en sinrazones,
difama, envidia, ultraja a quien se opone,
niega lugar al sentimiento noble,
el fanático es el de espíritu más pobre.-
Los harapos con que el rostro esconde,
no disimulan su cobardía y sus rencores,
humilla, desprecia al mundo, y a los dioses,
y vuelca en los demás sus frustraciones.-
Se rebela contra la paz y contra el orden,
No hay esperanza para él, ni habrá perdones,
No admite culpa ni habrá reparaciones,
Es esclavo de sí mismo…ya no es hombre.-

GRITO DE PAZ
Carmen G. Lucero de Palma
Desde el grito primero del niño al nacer
el mundo anuncia su impronta de paz
impone su voz y condena la guerra
recibiendo el canto de los pueblos libres.
Arpegio de sueños ese grito blanco
que retumba en las quebradas milenarias
cruza el altiplano y bendice los valles
con los ecos profundos del amor fraterno.
Los suspiros trepan las colinas altas
hasta reposar en las místicas piedras
mixtura de ancestros cultores de paz
en su arte pleno que venció los tiempos.
El aroma único de las rosas blancas
condena del mundo sus guerras inútiles
que desvelan al hombre que ama la paz
y apestan el aire de pólvora y muerte.
Languidece ya la noche del centauro
miles de voces nuevas celebran la paz
el planeta se salva en brazos del amor.

CAMINO HACIA LA PAZ
Diana Silvia Ismael
Cómo puedes hablar de paz
si eres prisionero de tus miedos.
Fuiste educado en el temor
Y no por convicción.
Cómo puedes hablar de paz
si en tu interior no la encuentras,
no puedes liberarte de tus emociones negativas,
que no te permiten vivir plenamente
y en armonía.
“Si estás en guerra contigo mismo
estarás en guerra con el mundo entero”.
La paz es luminosa
es armonía, empatía
solidaridad…
Es liberarse de los dogmas
adquiridos en la vida
que no te permiten ver
la realidad.
“Hemos aprendido a volar
como los pájaros,
a nadar como los peces,
pero no hemos aprendido
el sencillo arte de vivir como hermanos”
Ser libre es iniciar el camino hacia la paz.

Los Sueños de nuestra Humanidad
José Álvaro Crespo Rodríguez
Pinar del Río -Cuba
Los sueños de NUESTRA humanidad por mejoras sociales
son sencillos y citadinos.
Una y otra vez testimonian sus visiones
convenciones habituales, comunitarias veladas
habladurías y encuentros
que se evidencian desde los enamorados
o se discuten hasta en los funerales.
Multiplicando día a día certezas o temores en unos y otros
como noticias no importan de dónde y cómo
los sueños de nuestra humanidad son Sencillos sueños de PAZ
de amor y trascendente heredad, bendecidos desvelos
multiplicando sus piramidales certezas por doquier
no importan dónde, ni cuánto amor gozo y paz les precedan.
Los sueños de nuestra humanidad
escudos y respuestas al despido natural son
y cruzan al porvenir llenos de esperanzas
desconfiados siempre pero confiando en ellos.
Así son los sueños, tus sueños, mis sueños, nuestros sueños
¡ qué sueños…
símbolos vivos, paradigmas emblemas y edén para la vida…
BENDITOS SUEÑOS DE PAZ…

 

 

 

 

 

 

1 comentario en “POEMAS A LA PAZ”

  1. Hermoso ramo el de la poesía con aroma a paz y a plegaria y mensajera de voces que piden y exigen deponer las armas de la muerte, para que pueda la vida desplegarse sin temores ni odios hacia horizontes de Esperanza y Amor.
    Gracias Eunate y colaboradores por publicar los textos de Letras del Andén.

Deja un comentario