NARRATIVA Y POESÍA RELIGIOSA

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España

Agosto 2.020  nº 34

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

 

 

“DON QUIJOTE Y SANCHO PANZA”
Néstor F Barbarito
Argentina

  Mi amor por San Francisco de Asís, me indujo a adoptar algunos términos que él usaba habitualmente, aunque, lamentablemente, no fue tan fuerte como para animarme a imitar también su vida virtuosa y santa.

Él llamaba a su cuerpo ‘hermano asno’, porque era él quien llevaba siempre la carga preciosa de su alma. Por esta razón, identifiqué metafóricamente a mi propio cuerpo con “el hermano asno” y lo llamé con el nombre de ‘Sancho’, por asociación de ideas con Sancho Panza, escudero del Caballero Don Quijote de La Mancha, que montaba un borrico.  Por idéntica asociación, di en llamar a  mi  espíritu, ‘Quijote’, con cuyo idealismo, utopías, y aun ilusiones y quimeras, encuentro un parecido en mi espíritu, ahora que contemplo mi vida en retrospectiva. Por esta razón, en los poemas en que ambos, Sancho y Quijote, aparecen mencionados o dialogando, a los que me refiero en realidad, es a mi cuerpo y a mi espíritu respectivamente.

Es mi deseo —y por eso esta glosa—, que mis escritos no sean tan herméticos que no puedan entenderse, ya que toda mi labor literaria va dirigida exclusivamente a hacer partícipes a mis hermanos de mi esperanza en Cristo, y la salvación que Él nos brindó. No a procurar un mero despliegue de expresiones que puedan lucir bellas u oportunas y quizás sean significativas sólo para mí. Pongo a Dios por testigo.  

A continuación incluyo dos poemas que participan de las características arriba señaladas.

 EL EPITAFIO ESPERADO

Tú que pasas en tu viaje
por este sosegado camposanto,
te has detenido ante una tosca cruz
que señala que aquí yace
el bueno de Sancho.
Aquel que, con poca decisión y menos coraje,
fuera, sin embargo, entrañable ‘hermano asno’
de un Quijote devaluado,
pero amante de la Luz

Flojo, sensual y poco tino,
Sancho siempre fue el primero
en hacer agua.
Y sin embargo, lo cargó todo el camino.
Su mérito mayor es haber sido
sobreviviente estoico y pertinaz,
y un flojo resuelto y asumido

Quizás porque a  Quijote
natura no le dio los dones
de ser hábil, astuto y precavido,
el Espíritu lo quiso compensar
y lo hizo rico en fe y en convicciones.

Ya podrás imaginar, amigo, qué designio
los llevó a conocer al Pobrecito,
ya que de él  aprendieron
-con fatigas y tropiezos –
a amar y desear a Jesucristo.

Según parece,
no todo en  ellos fue naufragio:
alguna que otra vez
supieron responder
a lo que Dios les proponía.

En un mar de flaquezas y vacilaciones
se les ahogaron quimeras,
fantasías, ilusiones
Sobrevivió la esperanza,
fuerte, radiante, verdadera……

Por eso, viajero, has de saber
que Quijote a Sancho espera,
pues parece que al final de esta historia,
después de mucho tropezar y caer,
por un derroche de misericordia,
el buen Dios habría abierto el Cielo
para  compartirles su gloria.

LA RESURRECCIÓN DE SANCHO

¿Acaso no presentís, mi buen Sancho,
en tu futuro, la resurrección?
La hermana muerte besará tu rostro
y en  brazos de la madre tierra
te abrirás al árbol
que hundirá sus raíces  en tu entraña
y mudará la oscura savia de tus huesos
en roja flor y verdes hojas.

Y serán banderas agitadas por el viento
que habrán de proclamar que no hemos muerto;
que, aunque oculta, la vida se exalta y se ennoblece.

Y un día, cuando suene la trompeta
y toda la tierra se estremezca,
yo vendré a buscarte, viejo amigo,
y sabrás que no fueron vanos
tu cansancio y tus dolores,
ni  las amargas frustraciones;
que al fin triunfó la Cruz de Cristo,
y en nosotros la esperanza dio su fruto.

Vos y yo volveremos a andar juntos,
para siempre descubriendo misterios.
De sorpresa en sorpresa andaremos,
porque todo será nuevo -maravilla y asombro-
en una sola huella otra vez hermanados,
sin temor a los negros fantasmas del dolor y  la pena.
No habrá ningún Caballero de la Blanca Luna,
ni gemidos, ni duelos, ni molinos de viento.

El Dios de las misericordias vivirá con nosotros
y secará toda lágrima en tu rostro.
Beberemos como antes en el cuenco de tu mano,
pero esta vez, del manantial de Agua Viva
¿Acaso no presentís, hermano Sancho,
que por detrás de esos oscuros nubarrones
mañana ha de brillar el sol de un nuevo día?

CUESTION DE TIEMPO
Adrián N. Escudero
Santa Fe -Argentina-

(O PARÁBOLA DEL DESTINO) (GÉN. 3,19) 1

A César Actis Brú, in memoriam…
A todos los amigos y colegas en las Letras y hermanos en
la Fe y Humanidad, que habitan los prestigiosos Hogares
Hispanolusitanos de Soñadores del Verbo: Magazin ARISTOS
INTERNACIONAL (Torreviejas, Alicante) y Blog ASOLAPO-
ARGENTINA (Junín, Buenos Aires), y demás Foros Mundiales,
unidos por el Maná de la Palabra y la Imaginación Creadora…

Creemos que fue S-Tan quien abrió la ventana y dejó escapar al tiempo.Fue aviesa traición. Los sellos se desataron como látigos mientras el tiempo se escurría como una masa incontenible de energía difusa y multidimensional…

Quiso vengarse, tal vez, de nuestras fanfarronas existencias, de nuestros rostros elásticos y sonrientes, primicias de lo eterno e inasible para él.

Detrás de su reja de vejez inexorable, a pesar de haberlo logrado, pudo
más la envidia de lo inalcanzable que el orgullo (¿la alegría?) de lo creado.
Mal dios, este Tan.

Qué lástima. Las horas –que no conocíamos- son ahora como un ácido voraz que corroe las entrañas y, a espasmódicos movimientos nos transforma en otros Tan, viejos y cansados, sin la esperanza de la infinitud que, artificialmente, él infundiera algún día en nuestras vidas…

Y cuando el fermento de los alimentos ingeridos en la alquimia de una
desaparecida juventud, se libere, espontánea y grosera de nuestros cuerpos, el corazón dirá ¡basta!, y estaremos muertos

Y nadie volverá o podrá encerrar otra vez al tiempo en este mundo.

Nosotros, desterrados habitantes del Edén, lo suscribimos…

TATA DIOS LA ÚNICA VERDAD
Dr Jorge B. Lobo Aragón
Tucuman- Argentina-

“…Había una vez un hombre que mientras dormía soñó que era un pájaro. Cuando se despertó, no sabía si era un hombre que había soñado que era un pájaro, o si era un pájaro soñando que era un hombre…”

Que las mayores luminarias del cielo, el sol o la luna, de pronto desaparezcan o cambien de lugar con tanta naturalidad, son acontecimientos fascinantes que nos indican sobre el misterio insondable de la creación. Este hombre privilegiado por la mano de Tata Dios a través de sus innumerables viajes astrales y su consistente bilocación puede asegurar que el firmamento es una obra esplendida, maravillosa y perfecta. Los Griegos la llamaron “Kosmos”, palabra que los latinos transformaron en “Mundus” y que da la idea de lo acabado, de lo absoluto, de lo “Mondo y lirondo”. Es que el universo es un magnifico rosario de  soles,  planetas, estrellas y constelaciones de una grandeza inigualable. Las ciudades y sus luces impiden al hombre apreciar su esplendor como obra fastuosa del Altísimo. Bordado único y perfecto en la que la influencia del hombre por ahora ni siquiera puede estropearla. Es así que Platón y otros sabios a los que durante siglos consideramos y admiramos sostenían que las orbitas eran circulares. ¿Cómo no iban a serlo si el circulo como la creación son las más perfectas de las figuras? En este fantástico fenómeno de desprendimiento espiritual que me ha sido concedido por la mano del Altísimo, puedo recordar, vivir, compartir, y detallar vívidamente los lugares y las personas en donde me desplazo. Mi vuelo astral es como un cordel luminoso y extraordinariamente elástico que ha visto en cuerpo y alma la maravilla del firmamento eternal. Muchos interpretarán que son visiones entre sueños que se presentan en mi imaginación. No obstantes mis observaciones y escritos van demostrando con el tiempo que mis alteraciones y desplazamientos astrales son fruto de algo superior y seráfico. Pocos pueden comprender el privilegio divino de  acariciar o palpar el  infinito por la gracia de Dios. Puedo estar entre las estrellas, las galaxias y los astros con absoluta serenidad e insondable armonía. Trasladarme por el cosmos a través  de las constelaciones a las que todas las noches la vemos en su lugar con la sola variación debida al transcurso del año. Como…de pronto y casi al instante, sin espacio de tiempo me encuentro en mi nido cósmico observando el presagio espectacular de un eclipse. Como…esos fenómenos celestes además están ligados y unidos de manera perenne a los ciclos de la vida y de la naturaleza en su totalidad. Tal vez entre nosotros podemos conocer cómo se produce el portento de un eclipse…la tierra que hace sombra sobre la luna o la luna que se mete entre el sol y la tierra…pero el milagro celeste y espacial que se vislumbra desde lo alto es colosal. El  suceso astronómico y galáctico es una rueda hacia la eternidad…Ya antes de Cristo se podía prever su existencia y la de otros astros como puntos de medición  revelados por los reyes magos en  los meses de luna llena en búsqueda del Señor. Me viene a la mente la cita de Shakespeare en su obra Hamlet…Ello es, Horacio, que en el cielo y en la tierra hay más de lo que puede soñar tu filosofía…Como…entender sino por una grandeza excelsa – la mano de Dios – , que este humilde pájaro soñador pueda ver y observar  el todo en su esplendor y magnificencia. Muchos hemos  dibujado a los satélites de Júpiter en una cartulina en clase de geografía…parecen las bolitas que los  changos de antes  en las calles de polvo y tierra usaban para sacarla del  hoyuelo hecho a mano con un dedo en donde había que embocar… Tiempos olvidados en donde la gente, la sociedad y el mundo se preocupaban por lo que sucedía en los planos superiores. Hoy se inquieta y confunde ante la pandemia olvidando muchas veces mirar hacia el cielo que nos clama. En esta  dualidad que me toca vivir, percibo que puede haber cambios en las cosas que se  procura mejorar. Pero ¿Cómo habría de cambiar lo que está supremamente consumado? En este modo aceptado por mi ser, es que puedo avistar nítidamente una estrella de la constelación de “cetus” – la ballena – de altísimas  variaciones en su brillo. La miro, la contemplo anonadado… Maravillosa, admirable “Mirabilis”. Desde mi  morada sideral llego a la conclusión que esta esfera luminosa es por demás variable y de una energía inigualable que la emite en forma de rayos infrarrojos. Es enormemente grande y se halla a unos 250 años luz de la tierra. La ballena mi estrella, como mi amiga la luna, la  miro a mi manera y la concibo similar al imponente cetáceo que surca impasible las profundidades de los mares. Observo que  se encuentra al oeste del “Toro y de Erídano” sus pares…al sur de los “Peces y del carnero” cada vez más visibles. Es que uno naturalmente se aficiona a las cosas altas, elevadas, espirituales. En estos tiempos modernos, invadidos por la luz eléctrica que esfuma los suaves atardeceres y oculta la dulce entrada de la noche, suele muchas veces ignorarse al Universo. Por siglos el hombre ha estado muy atento a sus movimientos. Fijándose  en la inmensidad del espacio se aprendió a conocer el tiempo y su medida. Es la infinitud del espacio, la que me acercó al supremo en el silencio y soledad de mil noches. Es que es casi imposible contemplar el infinito, o tal vez una hermosa cascada, admirar una noche estrellada o deambular por un bosque sin creer que exista un Dios que nos cobija. ¿Acaso una belleza y magnificencia  tan impresionante surge al azar? ¿Qué artista se aleja de su caballete y pincel para volver más tarde y encontrarse por pura casualidad con su lienzo repleto de las imágenes más hermosas y sinceras del mundo? Existe una asombrosa Creatividad, Destreza e Inteligencia detrás del universo, en donde se aprecia el ajuste perfecto de las normas con que Tata Dios rige su funcionamiento. Este orden perfecto, que responde a un plan eterno es el Milagro que será dado a conocer cuando después de las últimas tribulaciones el Rey de los Reyes baje con sus ángeles a dar paz perpetua a un mundo totalmente confundido. Desde mi bilocación profunda puedo reafirmar, con absoluta  templanza que no tengo duda alguna de que Dios Existe y es la única verdad.

BUSCO Y NO ENCUENTRO
Elsa Lorences de Llaneza
-Argentina

Voy caminando la vida
prestando mucha atención,
buscando lo que no encuentro
lo que ya se perdió.
Busco aquel respeto digno
or los niños, los ancianos
sobre todo por Dios.
Busco aquellos matrimonios
que duraban tantos años
y que viejitos seguían
tomándose de las manos.
El respeto a los maestros
que eran quienes educaban
y calladitos oíamos
cuando nos amonestaban.
Desesperada yo busco
al amor en la familia.
Cuando todos nos reuníamos
para pasar el domingo,
comer un buen asadito
y con alguna guitarra
cantar hasta el anochecer,
cuando con pena y tristeza
a casa había que volver.
Cuando comento mi búsqueda
responden con ligereza:
“No ves, los tiempos cambiaron”
y yo asiento con tristeza.
Los chicos se crían solos,
ya no hay tiempo para ellos.
sentados frente a la compu.
o frente a la televisión,
mientras se fuman un porro,
añoran que algún mayor
se siente al lado de ellos
y les de conversación.
La familia ya no existe.
no hay tiempo para reunirse
hay que juntar mucha plata
para comprar cualquier cosa,
no importa si no nos sirve.
Y como todos trabajan
y no se pueden cuidar,
a los ancianos de casa
se los mete en un hogar.
Pero yo sigo buscando
y tal vez ilusa sea,
pero por ahí …quién dice,
cansados de ver que no hay
felicidad en esta forma
volvamos a aquella otra
que a mí me pareció genial.

 

CRISTO SERENO (Soneto)
Héctor Alberto Polizzi
-Argentina-

CRISTO de la pasión, CRISTO sereno
sin un solo dolor en la caída.
Cruz tallada con formas y a medida
de tanto amor en mi vivir terreno.

Con la amistad del Arte que de pleno
moldea la materia ennoblecida
tu místico reposo me convida
a esta mesa de paz donde me lleno.

Ya no tengo la fiebre ni la herida.
El corazón al tiempo de la vida
con lealtad hoy llama ante la puerta

que clausuras, Señor, en el ocaso.
Ayúdame a ordenar mi exiguo paso
y a entrar al fin, con tu palabra cierta.

                         ¡ CRISTO VIVES !                           

2 comentarios en “NARRATIVA Y POESÍA RELIGIOSA”

  1. «DOM QUIJOTE Y SANCHO PANZA» – Nestor F.Barbatito – ARGENTINA : Sua simpatia, cabe todinha dentro de sua inspiração!
    Adorei a narrativa! » Acaso não pressentes irmão Sancho, que, por trás dessas escuras nuvens, amanhã há de brilhar o sol de
    um novo dia?» – Com certeza, adorei ler : Dom Quijote Y Sancho Panza!!! Grande abraço!

    Responder

Deja un comentario