NARRATIVA RELIGIOSA (CUENTOS,POESÍA,RELATOS)

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España
Octubre  2.019  nº 24
La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

 

COLABORAN: Antonio Camacho (Argentina)…Adrián N. Escudero (Argentina)…Elsa Lorences de Llaneza (Argentina)…Ana Maria Capalbo (Argentina)…

INSISTIENDO SOBRE LA MORAL
Por Antonio Camacho Gómez
(Santa Fe-Argentina
  Dice San Pablo en la Epístola a los Efesios, cap. 6, ver. 8: “… Porque el que siembra para su carne, de la carne segará corrupción; mas el que siembra para su espíritu, del espíritu segará vida eterna”, pensamiento que estampa como acápite Federico García Lorca en su nota de viaje, un tanto polémica, “La Cartuja”. Y ciertamente, el insigne Apóstol de los gentiles pone el dedo en la llaga, como también lo pone William Makepeace Thacheray en su admirable “Feria de Vanidades”, indagador de pasiones y analista de la fatuidad, el esnobismo y la inmoralidad por carriles no exentos de humor, ironía y hasta sarcasmo.
   Los conceptos paulinos tienen perenne vigencia y cobran particular relieve en este tiempo desacralizado, indiferente, descreído y egoísta, en el que nuestra sociedad, permeable a la influencia foránea tantas veces perniciosa, muestra signos enfermizos que requieren una precisa terapéutica. Sin olvidar las constantes inevitables de la condición humana, enfocada con aciertos por André Malraux,  que movieron a José Ingenieros a escribir “El hombre mediocre” y “La simulación en la lucha por la vida”, libros cuya lectura sería tan provechosa sobre todo la del primero, para una juventud en apreciable medida extraviada entre el consumismo impuesto por intereses internos y multinacionales sin contenido trascendente; carencia de modelos para imitar, pedagogías divorciadas de una formación integral, humanista, orientada a fines superiores, y una desvalorización de principios fundamentales a lo que una “intelligentzia” enquistada en centros educativos y de información escrita, visual y auditiva no ha sido ajena.
   El cuerpo es templo del espíritu, la carne es débil, los peligros múltiples, los caminos de la corrupción transitados por protagonistas e instigadores movidos por utilitarismos que van de lo doctrinario a lo especulativo.  Y que incrementan su acción en los estados de derecho para deteriorar conciencias y debilitar voluntades, apelando en ocasiones, de forma sibilina y capciosa, a expresiones como mayoría de edad, capacidad de discernir, madurez para tomar decisiones. ¿Eximen, acaso, del vicio, la indecencia, el mal gusto y la grosería? ¿Son cartas de crédito para justificar las aberraciones, la perversión y la chabacanería? Personas supuestamente inteligentes y maduras son las que redactan textos, y los publican, de este tenor: “Parejas y lesbianas y mucho más en vivo”, “Yo y mis amigas te esperamos totalmente desnudas”.  
   Amado Nervo afirma que allá adonde dirigimos la mirada va una prolongación esencial de nuestro yo. De aquí la diferencia entre mirar el fango o una flor, la basura o el mar.
   La permisividad no es recomendable cuando inferioriza al hombre y lo cosifica retrotrayéndose a puestos inferiores en la escala zoológica. Tampoco la tolerancia que transforma a la mujer en objeto primario de placer y artículo atractivo de venta subalternizando su función como pieza clave, por el amor responsable, en la perpetuación de la especie. Ni la condescendencia temerosa de la opinión interesada o el contubernio lucrativo para disimular agresiones cotidianas públicas al pudor, el recato y la dignidad de las personas. So pretexto, a veces, de funcionalidad democrática.
   No se trata de reinstaurar el puritanismo victoriano ni de hacer del sexo exclusiva piedra basal de escándalo, sino de preservar normas orientadas al mejoramiento individual y colectivo, al afianzamiento familiar y la fraternidad comunitaria. De alimentar ideales de justicia y de paz que sólo el hombre moral puede lograr.
   El carácter se corrompe en los despeñaderos promocionados del hedonismo, el erotismo y la pornografía reglamentada, con influencia en todos los actos de la vida personal y profesional. Ni rigor espartano ni complacencia con la resaca que enloda y afloja voluntades y facilita la ruta hacia la delincuencia.
   Buda expresa, refiriéndose a la preservación del espíritu incontaminado, que si la casa no está bien cubierta el agua entrará en ella. Eso ocurre en el edificio social cuando se desprecian las reservas morales por miopía mental, oscuros intereses o un equívoco modernismo.-
Agosto 2019.-

 

GUARDA TU ESPADA… (I)[1]
Adrián N. Escudero
(Santa Fe-Argentina)
«No todo es que escribe en versos es Poeta… Y no todo el habla o escribe sobre la Paz, es pacífico”[2]
«(Pedro) Guarda tu espada, porque el que a hierro mata, a hierro muere» (Mat. 26,52).
La Guerra nunca será un medio para justificar un fin. La Historia Humana lo muestra y lo demuestra. Y la codicia y la explotación del hombre por el hombre, jamás serán resueltas fusil en mano. Sólo con semillas de cruz que den su vida (y no la quiten), habrá Vida, y vida para la Vida… Y Jesús sabía de lo que hablaba: por eso nos enseñó a amar al enemigo y a orar por quienes nos persiguen, al tanto que nos advertía prudencia y astucia en este mundo de lobos disfrazados de corderos. 
 Pero los hombres no lo entienden. No entienden que si el Señor no vigila la casa, la ciudad…, en vano vigila en centinela… Y la revancha bautizada de justicia o de defensa propia, sólo alimenta -a la corta o a la larga- también resentimiento y revancha, en un círculo vicioso que nos ha enterrado en nuestras propias lágrimas y miserias.
Sí, millares de guerras, y, cerca nuestro dos apocalípticas Guerras Mundiales, y el hombre (malo) no aprende. Por el contrario: su negocio es vender armas. Y los malvados o ingenuos, comprarlas para hacerse de justicia (venganza) o defenderse (sic) por las propias manos o en nombre de tal o cual ideal: en un individuo, o en un colectivo llamado tribu, aldea, feudo, imperio o patria. Es igual. El fin no justifica los medios. Porque, finalmente y detrás de todo eso, don Dinero y los mezquinos intereses donde el Bien Común y la Fraternidad no cuentan. Y los cuatro Jinetes del Apocalipsis Continuo -la peste, el hambre, la guerra y la muerte- coronados de Gloria, ¡salud!
Entonces sí podremos afirmar como Khalil Joubran: «La Tierra es mi patria y la Humanidad entera es mi familia».
No me pidan entonces que rinda honores a los hombres «de armas». Y menos aún a quienes la producen y colocan al mejor postor… A los fundamentalistas del odio y la avaricia… Si nuestras patrias han sido forjadas a fuego: conquistadores patriotas y defensores criollos patriotas. Pueblos imperiales por sobre Pueblos Aborígenes. Pueblos imperiales contra Pueblos imperiales. Pueblos Aborígenes contra Pueblos Aborígenes. Aquí y acullá. Que si defender la tierra, que si defender el mar, que si defender el cielo… Una barbarie. Holocaustos por doquier… La Muerte es el banquete. Le pongan la justificación humana que le pongan: libertad, verdad, justicia… ¿paz? La Hipocresía es el nombre de lo denominado Política, y la lucha de clases y la lucha de reinos, de imperios y de patrias, es llamada liberación…
… Liberación en un Mundo donde todo el mundo habla de derechos, más no de responsabilidades. Hay un DÍA MUNDIAL DE LOS DERECHOS HUMANOS, pero no hay un DÍA MUNDIAL DE LAS RESPONSABILIDADES HUMANAS. Un Mundo donde todo el mundo habla de LIBERTAD, pero olvida aclarar que la misma, como el hombre mismo, tiene límites. De no, el LIBERTINAJE que se ha adueñado de nuestras casas y de nuestras calles, de nuestras familias y sociedades, hará sentir y cada vez para peor, el escarmiento… Todos contra todos… Grietas y más grietas… Y, los pocos puentes que se tienden, como de cartón parecen… O de palabras, palabras y palabras… O diplomacia que le dicen… Un Mundo que necesita imperiosamente -no nos cansamos de repetirlo- consigo mismo y con su Creador…
 Si dando se recibe, basta pensar en qué es lo que estamos dando para saber lo que tarde o temprano recibiremos…
 Y sólo hay un Dios que da vida y la quita. Allá Él con sus designios. Pero como Padre, nos siente y quiere a todos como hijos… Y ha tenido que dar la vida del más preciado de ellos para que entendiéramos por qué y para qué estamos hechos… Pero han pasado ya más de 2.000 años de una Natividad a la que pronto celebraremos, y casi, casi todo sigue igual o peor. El Orden Natural agredido por la ambición y la desidia. Ya ni se lo respeta en su fundamento humano de varón y mujer… Machismos contra Feminismos, y Feminismos contra Machismos. Colectivos Matriarcales contra Colectivos Patriarcales. Y viceversa. Ni Machismo ni Feminismo: Humanismo… Las Ideologías oprimiendo la mente y el espíritu de los hombres, y ese nunca aprender que, la única siembra que nos justifica como seres humanos, no es «militar» sino servir, mas como sembradores del amor y la armonía (paz) en el corazón humano.
Entonces sí podremos afirmar como Khalil Joubran: «La Tierra es mi patria y la Humanidad entera es mi familia». 
[1] Dr. CPN (MDE) ADRIÁN N. ESCUDERO (Escritor – N. 1951, Santa Fe, Argentina) – Primera Parte (de Diez) (Diciembre 2018 – T.a. Octubre 2019) del trabajo “Apuntes aproximativos: HACIA UNA PEDAGOGÍA CRISTIANA DE LA CULTURA DE LA PAZ” (2018/2019).
  Publicado en el Foro «GESTA POÉTICA DEL AÑO. LA POESÍA EN LA VIDA MILITAR, CONCIERTO DE LA ALBORADA 2019. PROYECTO INSPIRADO POR EL CORONEL RECTOR JOSE CORREDOR CUERVO» – UNILETRAS-SJ SIGLO XXI (Diciembre 2018).
  Publicado el 16-12-2018 en el CERCLE AMBASSADEURS DE LA PAIX (France/Suisse). Responsable: Gabrielle Simond.-
[2] Cita del Autor.-

TE BUSCO
Elsa Lorences de Llaneza
(Argentina)
Te buscaba tanto
mi Padre querido,
de día y de noche
sin poderte ver,
hasta que un buen día
crucé tu camino,
me quedé asombrada,
no lo podía creer.
¿Me buscas?.
Dijiste con voz cariñosa.
Temblando te dije que…,
-¡Sí, mi Señor!
¡He tardado tanto,
tanto en encontrarte!
¡Quédate conmigo
no te vayas nunca,
tenme compasión!
-Si has tardado tanto,
tanto en encontrarme,
es que no buscabas
con mucha atención.
Yo estoy en el pobre,
el que nada tiene,
en el niño solo
y falto de amor,
en el pobre enfermo
y entre los que sufren
discriminación.
Aunque yo me vaya
me seguirás viendo,
si sabes buscarme
adonde yo estoy.
Y así trato, Padre,
te busco y te encuentro
en todas las partes
por donde yo voy.

LAS AGUAS MÁS PURAS…
Ana María Capalbo
Te esperé tantas veces para alimentar mis sueños,
busqué desde el fondo la pureza de tus arrullos,
y entre tanto remolino, tanto viento y angustias,
no encontré tu mirada porque el agua estaba sucia.
Esas sombras daban pena, soledad, miedo y asombro.
Quizás no entendía el mensaje, pero sé que en el silencio
me mirabas, y casi escondido, te descubrí entre lágrimas
en ese manantial de aguas eternas que perfumaban el aire.
Y la vertiente se deslizaba por las laderas que huelen
a flores perfumadas, y mientras las aguas corrían para ser
tocadas, la vida, arrojaba guirnaldas, para decirle a la humanidad
que un diluvio de amor cubriría sus heridas.
Son sobradas las lágrimas para tanta locura, Vos Señor,
dueño de las aguas cristalinas, de la espuma del mar que
llega hasta mi orilla, eres la pureza de esa gota capaz
de rebalsar la vida, para llevarla al cielo sin sombra.
Deshojando el tiempo acuné mis aguas en Tu cauce, y un torrente
de luz llegó hasta ellas para hacerlas puras, límpidas y frágiles.
Haz Señor de la Vida Nueva, que de tus aguas no me aparte,
permitiendo con tu bondad ser alimento de Tus gozosas
vertientes…

Deja un comentario