MUJER

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a 
la ley de propiedad intelectual de España


 POEMAS

LA   MUJER
Hildebrando Rodríguez
Mérida-Venezuela, 04 de febrero del 2018
 
La mujer es un sueño primoroso,
un mar de complacencias y alegrías
que nos hace escuchar las melodías,
de un cielo sin igual y venturoso.

No creo que exista, nada mas hermoso
que llene de aliciente nuestros días;
porque calienta nuestras noches frías
y nos llena la vida de alborozo.

No siento el existir sin el retozo
de su pelo en mi cara cual reboso,
de la dicha mas grande y compartida.

Al estar sumergido en ese gozo;
el hombre que no afirme ser dichoso,
debe ser que se ha ido de la vida.

LOA A LA MUJER
CARLOS BENÍTEZ VILLODRES
MÁLAGA-ESPAÑA)
(EN EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER)
DEDICADO A TODAS LAS MUJERES DEL MUNDO

Tu dignidad aroma la dulzura
de tu esencia sensible al valle ufano,
donde el amor imprime en el hermano
la bondad que sotierra a la amargura.

Para esparcir semillas de ventura,
nutres, mujer, el campo soberano
con la miel del panal de tu pantano
que aleja de tu sol la noche oscura.

En tu mirada veo los pensiles
de tu luz con guirnaldas de marfiles
y con las albas rientes de tus besos.

Cada día tus triunfos y fracasos
son también míos, soles de mis pasos
sobre cumbres que activan los progresos.

Del libro «Transparencias» Editorial «Granada Club Selección Molvízar-Granada-2018
 

MUJER
Liana  Friedrich
(Poema seleccionado por el C.E.N.
(Centro de Escritores Nacionales, Córdoba, Argentina)

Desata, desanuda, desmenuza
esa costumbre ancestral,
esclavizante de ser mujer…

Dura médula de supervivencia:
…¡Levántate y anda!

Germina corolas de luz
en los ojos tristes…
Y al ritmo vivo de tu danza,
transmuta incansables partituras
con tu risa vibrante de bemoles
para sumergir claves de llanto
en los rincones más silentes…

Haz que ondulen tus sueños
aún entre vidrios rotos de esperanza,
lejos ya del destino inobjetable
de ser mujer- objeto,
piel sometida y mancillable, 
sumisa voluntad atormentada…

Por sobre el río vano de apariencias,
cruza el puente, con paso seguro,
libre al fin de injusticias y de injurias.
Y vuela, hasta abarcar el horizonte,
deshilachando luceros y batallas.

¡MUJER!
Teresita Morán Valcheff

Todos los días son tu día mujer
caracola de amor
pétalo tibio
fuente infinita para la sed del mundo
delicala flor de inagotable aroma.

Si eres el generoso sol que alumbra
el instante primero de la vida
cuando cantas el tierno abecedario del arrullo
y lavas con lágrimas benditas.

Al fruto precioso de tu vientre
al que será la luz de tu pupila desvelada
tu razón de existir
tu norte y tu esperanza.

Y eres mujer amante y compañera
reina y sostén del hogar de tus amores
obrera sin par en la colmena del trabajo
hacedora junto al hombre
del país en que soñamos.

Todo es posible si tus manos
se  mueven diligentes
si tus labios convocan milagros imprevistos
si la pena se muere detrás de tu sonrisa.

¡Mujer!

Abierta ventana a un cielo sin confines
luz y misterio para el afán del alma.
Cuando se agote la cuenta de tus días
no habrás pasado en vano.

Quizás una historia pequeña te recuerde
o haya largas columnas que caminen
siguiendo la huella de tus pasos.

 QUISE ESCRIBIR UN SONETO
Jaime Solís Robledo (México)

Escribir un soneto me propuse
que conjugara el amor con la belleza;
y arrancar a la poesía me propuse
un pedazo de su nítida grandeza.

Invoqué a la dulzura y la alegría,
al viento con perfume tropical,
a la ternura, elegancia y ambrosía
y al canto que susurra el manantial.

De esta mezcla divina y exquisita
brotó radiante y mágica palabra,
que ilumina al mundo con luz infinita

Dándole  a la vida su razón de ser:
pues la unión bendita de amor y belleza
es a quien Dios puso el nombre de MUJER.

MUJER
Antonia Russo(Argentina)

Mujer
Parida en silencio
En madrugadas serenas
Cuando el sol calla

De tus manos
Brotan estrellas
Que albergaran
Niños huérfanos

De tus cabellos
Surge la luz
Que indicara
Buenos senderos

De tus pechos
Emana la savia
Que alimentara
Las crías nuevas

De tu vientre
Nacen capullos
Que germinaran
En la madre tierra

De tus pies
Se dibujan las huellas
Que guiaran
Pasos inciertos

De tu boca
Regurgitan besos
Que amamantaran
Le vida eterna
       

MUJER
Jaime Hoyos Forero (Argentina)

        Eres llena de gracia,
   como el Avemaría
(Amado Nervo)

Mujer, hermosa siempre…
Para el hombre, la eterna prometida
desde el primer arrullo de la cuna
hasta el último pétalo de vida.

“Rosa siempre encendida”.

Fuente en la roca viva
de todos los amores:
amor de hijo, de mujer, de madre;
y en todos sus amores
es unas veces agua cristalina
y otras, herida abierta de dolores.
Sus ojos tienen
una luz inmortal, no repetida,
que la acerca al Señor y la enaltece.

Su boca es un pecado mortal que nos condena…
Pecado que sus labios administran:
incandescentes labios
que más provocan mientras más nos queman.

Como Eros en su aljaba,
guarda temibles flechas
que sus ojos hermosos envenenan…
Las usa cuando quiere:
unas matan de amor, otras de pena.
Mujer, itinerario de delicias,
a un mismo tiempo néctar y ambrosía;
eclipse sideral de la ternura;
principio palpitante de la vida;
rayo enceguecedor por su belleza,
e inspiración de toda poesía.

Sin la mujer, Amor no existiría.
Sin sus brazos, su boca y su regazo
el hombre no podría
morir de amor… resucitar de dicha,
naufragar en sus aguas salobres y profundas,
penetrar en sus mágicas delicias
cubiertas de placeres,
hasta llegar a un reino pleno de maravillas
La mujer mueve el mundo
con solo una sonrisa.
Dios se asoma a mirarla
los domingos, sin prisa,
desde el trono dorado de la sabiduría.

De lo que él ha creado
es su más bella hechura,
su más dulce milagro,
su única locura.

Dios creó la mujer, y en su largueza
Al hombre se la dio por compañera.

MUJER
Mae de la Torre

Yace una mujer
tendida en la arena
acariciada  por la brisa
del mar
bajo la sinfonía de las olas.

Yace a solas
somnolienta
con sus alas abiertas
para elevarse con el viento.

Yace entumecida
con voraces pensamientos.
Motivada en sus intentos
enclaustrada en su silencio..

EL AMOROSO PUENTE
Irene Mercedes Aguirre

 Al Día Internacional de la Mujer

Nuestro  presente siglo  nos conmueve e impacta
con nuevas reflexiones   sobre mujer y mundo.
Hemos cambiado mucho  pero  allí, en  lo profundo,
sigue lo femenino,  con la ternura intacta.

El  viejo paradigma fue  a parar al submundo,
pero sus marcas quedan  mientras que  se  redacta
el nuevo abecedario que  a  la  conciencia impacta
y pone en evidencia el   porvenir  fecundo.

Todos somos iguales, no hay más que un ser humano
junto a otro ser humano, hombre o mujer.  Prudente
aunque controvertida  afirmación  . ¿No es  vano

Luchar contra la fuerza de  la   justa  corriente
que iguala  a las personas? ¡Vayamos mano a mano
unidos en la vida  por amoroso puente!

ERES MUJER.
(Lamberto Ibárez Solís).
marzo mes de la mujer…
Eres luz en mi camino… mujer;
tú; mi madre dueña de mi querer.

 Mujer hermosa que me dio la vida;
mujer digna sin queja compungida.

Mujer guerrera que sintió la pena;
luz de luna clara que fue tan llena.

Y a ti mujer celeste; antorcha viva;
tus dos luceros lindos me cautivan.

Mi compañera fiel en los caminos;
la que Dios Padre puso en mi destino.

Mujer de mis montañas guerrerenses;
 te han sometido para que no pienses.

Han explotado tu cuerpo y alma entera;
no saben que despertó en ti la fiera.

Las letras han cambiado a las mujeres;
 no ser explotadas en los placeres.

No seas más alimento corporal
y no sacies el instinto animal.

Amiga; compañera que camina;
eres tierra, semilla que germina.

Eres mano en la frente que mitiga;
 vaso con agua fresca en la fatiga.

Eres comida que nutre al hambriento;
manantial cristalino pal sediento.
Mujer  luchadora de mil batallas;
que con el dolor a cuestas… lo callas.

Eres vida, ternura, amor y canto;
cubres a tus hijos con fino manto.

Señora, dama, niña; mujer fina;
calmas completa el fuego que calcina.

A ti mujer; bella luz de los hombres;
en mi poema inmortalizo tu nombre.

PELUQUERA DEL ALMA
Hilda Augusta Schiavoni Argentina
En sus Bodas de Oro en la profesión
A Negrita Damiani

Siento
la emoción profunda
que invade
en un acontecimiento
no esperado.

Parece mentira
que pasaron tantos años.

Si me parece ayer
que éramos niñas
y de algún modo del barrio
porque pasaba por ahí
para ir al primario.

Tu vida tan serena,
lejos de hacer daño,
danzaba
 el ballet de las tijeras
en tus manos.

A veces croquiñol,
como se decía antaño,
otras dorando bucles
o ensartando perlas
en artísticos peinados.

Esa manía de ponernos bellas
durante los casamientos
y los cumpleaños.
A veces nos embellecías
cuando nos nacía un vástago
o si no por el bautismo
o un aniversario
Negrita querida,
te abrazamos
porque nos mimaste.
Cada vez que te visitamos
nos fuimos con el alma alegre
y el cabello arreglado.

Felicitaciones por estos cincuenta años
pero, sobre todo, felicitaciones
por la hermosa familia que tienes,
por vivir rodeada de amor
y porque tu compañero
te valora y te ama tanto
como para habernos reunido
en esta noche de burbujas
y recuerdos
que chispean
en los ojos emocionados.


¡SÓLO MUJER!
Nilda del C.Guiñazú

Espontánea  luz de alborada,
sueño victorioso,
arquetipo  divino.
¡Todo un legado!

Mujer, ángel alado,
Ser, magia, metamorfosis, luz.
Existencia que sublimiza lo genuino.
Indestructible manantial de amor.

Mujer, la vida se acuna…valiente
Se hace regazo,
ternura en sus brazos,
fortaleza su nombre.

Mujer, como relámpago
abriendo celajes, si el dolor la agita
en arrebato de coraje, seca sus lágrimas
y brota miel, en suave sonrisa .
Mujer, abrigo cuando asoma el frío,
matriz de luna,
corazón de lumbre,
principio de existencia.
¡Sólo Mujer!

P R I N C E S A

A la memoria de Amalia Barbeito Ojeda

Vino al mundo de padres de singular prosapia.
Hermosura, talento ¡toda ella dotada!
Hidalguía de abuelos, señorío, templanza
De cuna principesca y alcurnia amalgamadas

Vida breve, pletórica de tempraneras ansias,
Vocación el amor y una hija para Amalia,
Retoño que conjuga fulgores de su estampa,
En la frente de línea bellamente curvada

En el perfil gracioso de nariz respingada
En el matiz translúcido de su dermis de ámbar.
Me ilusiona pensarla cuando deje la infancia,
Ungida en tabernáculo que bendiga la alianza

Entre el verso y el canto, entre arpegio y guitarra,
Y el brillante intelecto, atributo de raza.
¡princesa! La llamé, y así vuelvo a llamarla,
Conociste la dicha ¡plena y apresurada!
Aquí queda tu aura y tu frescura innata,

Tu figurita frágil y tu expresión aniñada.
Juan Cristóbal…Cristina ¡ojalá! Estas palabras
Revelen nuestro paso que hoy los acompaña
Sin prisa y silencioso desde el ocaso al alba.

MUJER
Verónica Sevilla

El día que floreciste en el follaje
de la tierra,
un suéter azul del cielo
te abrigó de templanza,
lago ceñido como pañuelo
guarda el ocre del ocaso;

No alcanzan los adjetivos para enriquecer
el escenario de tu perfecta existencia,
quizás…
tal vez…
orgullosa de ser quien eres
le devuelves al espejo
audacia, belleza íntegra;
un retazo de tiempo prestado
y te marchas,
queda la huella de un ser fértil
en un paño de tierra herida.

COSAS DE MUJER
Titi Otazu

Amo los días fríos del verano
porque hacen íntima mi memoria.
Es del pensamiento un capricho
pero me gusta y lo disfruto a pleno

Me gusta sentir el perfume de la ropa guardada,
la caricia suave de lana en mi cuello
el color desteñido de ese buzo tejido por
el recuerdo porfiado  de momentos vividos.
Me gusta caminar en el otoño
entre las rotas hojas amarillas.
Espero el mes de abril,  saludo a mis amigas
con  versos que reafirmen mi cariño por ellas.

Suelo leer hasta la madrugada
y quedarme dormida con mis libros marcados,
aspirando despacio el perfume de mi almohada
pensando en lo que fui, y lo que seré mañana.

Por mi ventana veo llegar un nuevo día
tras la vieja persiana de madera, escucho el piar
que es un barullo que saluda mi condición de mujer
que me acompaña siempre  como marcha triunfal de la vida.

MUJER
Roselvira Soda

Mujer  que duermes con un ojo abierto
y desandas soles de páginas inciertas.
Mujer erguida desde la   alborada
hasta las cenizas brillantes de la noche.

Mujer guerrera, con  manos de luciérnaga
de presente lúcido y duendes al acecho
tallo de junco  con siglos de tristeza
que lo dobla el tiempo, pero no lo quiebra

De pie en la aurora boreal de la existencia
multiplicada siempre más allá de los temores
fustigando caminos, para trepar incertidumbres.

Yo me siento plena,  feliz, victoriosa.
orgullosa siempre de mi vientre fértil
porque ser mujer  es vida,
plenitud de entrega.

Sentir que se ahogan secretos en el pecho
y hasta el horizonte se estiran los sueños .
intuición que brota de la esencia misma,
capacidad de amar  desde la piel al alma.

UNA Y TODAS
Jerónimo Castillo (Argentina)

Cadencia de sol y luna,
mujer, todas, sólo una
transforma con su universo
la vitalidad del mundo,
con el tacto siendo el terso
cariño que lo prodiga
con la raíz del profundo
amor que lo tiene inmerso
y que entrega sin fatiga.

En las trompas celestiales
hizo el Creador sonido,
el que luego de emitido
formó sus cuerdas vocales.

Allí comenzó la obra
de divina sutileza,
amalgamando belleza
que el Señor puso de sobra.

Un ángel que contemplaba
la creación del Sublime,
pidió: -Si tu quieres dime
por qué si antes no estaba
y el hombre se contentaba
con dominar lo creado,
hoy le pones a su lado
a quien no necesitaba-.

El Señor le dijo: -escucha:
que aunque no se le parezca
no esperes su fuerza crezca
y el poder dirima en lucha-.

-Otros serán los poderes
que pongo en esta criatura;
su vida será tan dura
y tanto que a otros seres
dará vida, y sus deberes
serán distintos en modo
donde génesis en todo,
al crear la especie humana
junto al hombre, soberana,
estará codo con codo-.

-Puse un corazón inmenso
para que brote dulzura,
comprensión, la fe más pura,
fortaleza, amor intenso;
y ante un malestar que pienso
aqueje a quien la circunda,
tendrá la cura profunda
su caritativa mano.
Esta gracia, bien humano,
en ella será fecunda-.

Debe rendirse tributo
y agradecer su presencia,
que siendo madre, su ausencia
nos pondrá siempre de luto,
si esposa, hermana, o su fruto
necesita nuestro brazo,
ha de tener el abrazo
sin retardo, en un minuto.

Valga como un homenaje
del hombre hacia la mujer,
a quien tanto padecer
en tan peregrino viaje
tuvo celestial tatuaje,
en su esencia y su destino
sin nunca desfallecer,
cumpliendo en todo su ser
ese mandato divino.

HISTORIA VERÍDICA DE UNA MUJER AGUERRIDA
Adriana Isabel Morán

CAPÍTULO I :  EL DESCENSO

Cuando ZARZAMORA
bajó a la planicie
no conocía otra cosa
que andar por los altos;
sabía esperar el momento propicio
y sabía
como era eso
de remontar y arriesgarse
el TODO  por el TODO.

Porque ZARZAMORA
ha nacido de razas perdidas,
de ignominiosos caminos reales,
alfombrados por tréboles y dulzuras;
de soles trastocados y lunas hechizadas.
Sabía de terrones deslizándose
entre sus dedos,
y de cactus
y piedras; de hierbas que curan y
matan.
Cuando ZARZAMORA  bajó
nada se parecía a lo que es
pero era      MUJER.
MUJER de empeño,
audaz,
que no sabía volar en la planicie.
y pese a todo aprendió.

CAPITULO II:  LA PARICIÓN
ZARZAMORA mujer supo
Ingeniárselas.
Tenía mucho que perder
pero era sabia, pura, cruel
y no se autocompadecía.
Fue su primera lección aprehendida
y se hizo «ducha»
en el arte del escudriño.
Todo pasó por su ojo escudriñador
y sacó conclusiones:
«Los hombres aprenden a no llorar.
Las mujeres a pujar.»

CAPITULO III: LA ELECCIÓN

Tenía dos opciones:
una tan válida como la otra;
tan decisivas y terminales
como cualesquiera
a  las que se había visto enfrentada.
Pero ZARZAMORA nada sabe
de miedos
y por entonces, menos.
Arremetió a ciegas
y se encontró
con la única posibilidad viable:
ACTUAR.
Debió actuar una y otra vez
según su propia decisión.
En el desempeño del rol
ZARZAMORA descubrió
algunas cosas.
Entre ellas:
«Los actores no usan máscaras.
Los otros, si. «

CAPITULO IV: LA REBELIÓN
Escudriñando y actuando
la que bajó a la planicie
fue perdiéndose entre la gente.
Confundida con la masa
se hizo una,
pero no por eso
perdió de vista su objetivo.
Había aprendido a pujar
y por cierto a no llorar;
sabiendo que tal transgresión
habría de costarle caro:
no lloró.
Pero se le retorcieron las entrañas
y también el corazón.
ZARZAMORA sobrevivió
a costa de tantas cosas!
Su valor se convirtió en temeridad,
su gallardía en rebelión.
No se dio por vencida.
Se la pudo ver
cabeza en alto, pecho desgarrado,
sudando lágrimas de sangre.
Fue la actuación más cruenta de ZARZAMORA.

CAPITULO V: LA METAMORFOSIS

Después de aquel delirio
con tan pocas cosas para valorar
hubo que hacer un paréntesis.
Se desperdigaba en la noche
a raudales
la energía.
(Nada ni nadie podía contenerla )
Casi se pierde en la negrura
de esa boca desdentada
que repele pero engulle:
salió inerme.
Acató las consignas,
se entendió con las normas,
se cortó los cabellos,
se lamió las heridas.
La metamorfosis había concluido.
ZARZAMORA decidió retomar el camino.
Esta vez actuó a plena luz.
Obviamente,
sin máscara.

CAPITULO VI: LA CONCIENTIZACIÓN

No fue posible eludir
el camino.
Grabados a fuego los Designios:
las lineas de las manos nunca mienten.
Trascender la violencia
del orgullo,
la soberbia, la necedad de creerse
incorruptible,
la autosuficiencia.
Meras briznas barridas
por el viento,
migajitas de pan para los dioses.
ZARZAMORA se vio obligada a verse.
No quería, por supuesto,
fiel a su estigma
de razas perdidas, de ignominias.
No sabía aún,
que Ineluctables
son las Leyes de la Vida.
Y supo…

CAPITULO VII: LA RECONCILIACIÓN

ZARZAMORA andaba
aprehendiendo las Artes de la Vida.
Embelesada solía zambullirse
en sus efluvios,
buscando respuestas
a tan ignoto origen.
Volvió al punto de partida…
reconciliada con duendes y hadas
le respondieron al unísono,
sílfides
ondinas, salamandras y gnomos.
ZARZAMORA captó inequívocamente
ese Aliento.
Se sentó a horcajadas a esperarlo.
Por entonces era una actriz consumada.

CAPITULO VIII: EL ENCUENTRO

Cuando ZARZAMORA e
INDIO CABEZA de ÁGUILA
se encontraron
poco quedaba de aquélla,
la que bajara a la planicie.
Pero algo había aprehendido
durante la larga, dura práctica
del escudriño y de la actuación.
ZARZAMORA vio
cómo se multiplicaban
los panes y los peces;
el agua de vertiente
en elixir de dioses;
las nubes, las flores, los insectos;
animales y árboles añejos;
las piedras, los cactus,
todos confabulados
en mudo, tácito acuerdo.
Maravillose ZARZAMORA
al divisar a los lejos
a INDIO CABEZA de ÁGUILA
con un ramo de hierbas en la mano …
el cielo cambiando de colores,
el regocijo!
Dicen los que por fortuna
pudieron verla,
que ZARZAMORA reía,
reía a llantos.
Fue la actuación más brillante
de esta mujer aguerrida.

CAPITULO IX: LA ÚLTIMA ELECCIÓN

ZARZAMORA no creía
en lo que veía, tocaba, olía.
No podía creer
en tal buenaventura!
Pero sentía,
sentía según su estirpe.
Y supo que ésta
sería su última elección.
Tres días y tres noches
deambuló por lo altos.
Cuando optara,
nada quedó de aquella,
la que bajara a la planicie.
Tenía un brillo extraño en la mirada
y un rictus amargo en la sonrisa…
Aún así se atrevió a actuar
porque ZARZAMORA era mujer de empeño,
audaz,
y de palabra…
A pesar del miedo
se quedó a solas,
sentada en cuclillas
en la puerta de su casa.
Miraba a lo lejos
cómo se iba perdiendo
la utópica figura de un indio.
Nadie supo jamás de esta actuación.
Obviamente,
la mejor.

CAPÍTULO X: LA PARTIDA

 ZARZAMORA resistió
el impacto.
Era mujer de una sola pieza.
Preparó sus maletas,
ultimó los detalles,
presta a cumplir
con lo pactado:
trasmitir a los tantos
lo que fuera aprehendido.

Recorrió hacia adentro
los caminos trillados…
quedose en piel viva!
Y apuró la partida.
En lo alto
un indio en un caballo alado
la esperaba.

ZARZAMORA se fue
exudando flores.
Los dioses no olvidaron.
Fue la última actuación
de aquella Mujer
destinada a aprender en la planicie
el ARTE de VIVIR.
                                              Con amor y admiración a mi madre;                                                                                          a Amelia, » la de los altos «;
a  Italia, Alcira y María;
a todas esas guerreras…

               

LA MUJER
 J.Félix Cruz  Gutiérrez

La mujer es canto que llora
canto que duele, olor de incienso,
fantasma y bruja, es duende transformadora
es magia, magia pura transforma 
el dolor en alegría y la sonrisa en llanto.
La mujer es el mago perpetuo del amor 
transforma, dirige, ordena y manda, 
la mujer es la perpetuidad 
de la vida y del amor mismo
la mujer se transforma en
madre, hija y abuela

Es una caricia, es la ternura viva, 
la mujer camina en alas 
y el viento es su avenida
las flores se aromatizan por ella
el roció de la mañana no existiera sin ellas,
la mujer por eso trasforma 
su llanto en roció dulce 
para el néctar de flores amarillas.

La mujer es fruta verde y madura 
que escalda y endulza el paladar
del hombre mismo, 
la mujer es lápiz y poema
es papel con alas de mariposa que vuela 
y que llora y que se arrastra al amor.

Y llora y vuelve a reír
se levanta en vuelo 
con su poema de papel blanco,
la pureza duerme en el oído de la mujer 
su ojo congela la mirada del agravio.

La mujer nace día a día
y muere lentamente en las noches,
la mujer naufraga como barco en altamar 
y vuelve a enderezar sus velas,
en la mar doliente hiriente y sensata.

La mujer ama, llora y canta 
por toda la eternidad,
La mujer es adoración 
la mujer es caricia
la mujer es plegaria y rezo.

Es cruz, es daga, es puñal 
que hiere, es sangre viva, 
fuente y torrente de dolor
es inspiración, es nido, 
la mujer es guarida
la mujer es esperanza, 
la mujer es dios benévolo 
es mirada perdida en el horizonte, 
es aroma, es incienso 
es vela de luz perpetua 
que ilumina el dolor de los hombres 
la mujer es llanto de lluvia, 
la mujer es neblina, pero es esperanza, 
la mujer es fuego, hoguera y ceniza, 
la mujer vive, el hombre muere
la mujer es canción, es romance 
la mujer es Dios…
pero también puede ser 
un cruel demonio…

 

 

 

1 comentario en “MUJER”

  1. Como todos los meses recibo con amor y expectativas esta hermosa Revista Aristos Internacional que trae al corazón tantas voces de queridos escritores amigos y otras que todavía no había escuchado. Todas forman un coro que le ha cantado a la mujer de manera significativa y amorosa.
    Felicitaciones Eunate y colaboradores.
    Feliz Día de la Mujer!

    Responder

Deja un comentario