LOS SENTIMIENTOS

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a 
la ley de propiedad intelectual de España
En la actualidad se encuentra en trámite el Depósito Legal

 

Vivimos sólo de nuestros pobres, bellos, y magníficos sentimientos, y cada sentimiento que lastimamos es una estrella que apagamos….

Hermann Hesse

 

LOS ESTADOS EXPRESIVOS DEL ÁNIMO
Carlos Benítez Villodres
Málaga (España)

Cualquier sentimiento se refiere a un estado expresivo del ánimo que se produce gracias a la impresión de un acto o situación, y estos estados pueden ser alegres, felices, tristes y dolorosos.

         Podemos decir que una emoción es la predisposición, a reaccionar ante un estímulo externo, por ejemplo, la visión de una araña, o interno, un recuerdo acerca de los años de nuestra infancia.

Obviamente, un sentimiento es similar a una emoción, por consiguiente, éste, además de estar predispuesto de forma espontánea, incontrolable y automática, incluye la evaluación consciente que hacemos de una experiencia

Demasiadas veces se tiende a confundir o a separar los sentimientos de las emociones, como es el caso de Antonio Damasio, pero entre autores e investigadores hay cierto consenso cada vez que escriben o hablan en qué se diferencian los sentimientos de las emociones.

Es evidente que ambos están correlacionados, pero no poseen el mismo significado, y la diferencia entre sentimiento y emoción se halla en que los primeros son el resultado de una emoción para poder expresarse. Éstos son objetos mentales relacionados con la dinámica cerebral. Por consiguiente, éstos influyen en el comportamiento de un individuo ante diferentes experiencias o situaciones, ya sean positivas o negativas.

Los sentimientos son producidos por la emoción como imágenes, sonidos, percepciones físicas, entre otros. En cambio, las emociones son un grupo de respuestas químicas y neuronales, que se originan a nivel biológico en el sistema límbico del cerebro, como ya quedó escrito en el párrafo anterior, es decir, sentimientos y emociones tienen su raíz en la fecundidad del cerebro humano.

Los sentimientos, en el contexto social, son el resultado de las relaciones, vivencias y/o experiencias de la forma de actuar del ser humano, y de allí se derivan emociones que aparecen ante una situación repentina.

Pero…, ¿qué diferencia hay entre sentimiento y emoción? Ambas tienen que ver con algo irracional, y esta irracionalidad tiene su base en cómo cualquier individuo experimenta una situación.

Ninguno de los dos fenómenos puede ser traducidos a palabras de manera fiel. Cualquier persona, haciendo un esfuerzo de empatía, debe construir en su mente, y a partir de sus propias experiencias, cómo se debe sentir.

Para clarificar aún más este tema, expondré que la diferencia fundamental entre las emociones y los sentimientos es que las primeras son totalmente básicas, primitivas y unidireccionales, mientras que los sentimientos incluyen la capacidad de pensar y reflexionar de forma consciente sobre los que se siente y, por tanto, tiene que ver con la capacidad de pensar de pensar en términos abstractos y simbólicos.

Así pues, los sentimientos son bidireccionales, ya que hay algo que va desde los procesos mentales más básicos y primitivos hacia la consciencia, pero también hay algo que va desde la consciencia al modo en que se valora y se experimenta esa situación holística y global.

Y aquí viene una aparente paradoja: aunque los conceptos de sentimiento y emoción se refieren a cosas diferentes, en la práctica, donde hay una emoción siempre hay un sentimiento o varios. Los dos se presentan a la vez, y las palabras que utilizamos para separarlos conceptualmente sólo existen en la teoría, lo cual nos permite entender, de un modo más preciso, acerca de qué parte de la experiencia consciente estamos describiendo.

Emoción y sentimientos no pueden presentarse por separado. La distinción entre ambos es más virtual y teórica que materia.

Sin embargo, según los expertos, las emociones y los sentimientos podemos aislarlos, aunque para estos científicos las cosas no resultan tan sencillas.

Cabe decir que el debate entre sentimiento y emoción viene de lejos y ha sido un tema controvertido, pues son términos que se suelen confundir y utilizar de manera indistinta.

Son muchos los sentimientos que experimentamos los seres humanos. A continuación, os presento cuales son los sentimientos más frecuentes:

Sentimientos positivos: euforia, admiración, afecto, optimismo, gratitud, satisfacción, amor y agrado.

Sentimientos negativos: enfado, odio, tristeza, indignación, impaciencia, envidia, venganza y celos.

Concluyo este texto escribiendo que uno de los temas más importantes de la psicología, en la actualidad, es la inteligencia emocional. Aunque se suele hablar de emociones, en realidad hace referencia a los sentimientos. La correcta gestión de los sentimientos, es decir, por ejemplo, el autoconocimiento o la regulación aportan muchos beneficios para las personas, tanto en su bienestar mental como en su rendimiento, ya sea laboral, educativo o deportivo, etc.

MIRADAS… LA AGONÍA DEL YO
Adrián N. Escudero (Santa Fe, Argentina) – 31.10.2017 (Halloween)

Hay alguien que agoniza… No sé si es una mujer con rostro de poema, un poema con rostro de mujer, un bardo con rostro de mujer, una mujer con rostro de bardo, un poema con rostro de bardo, un bardo con rostro de poema…
Sea el que fuera, agoniza…
Y duele más cuando la auto compasión se hace presa de uno, envuelta en la nostalgia de lo que ya no volverá… 
Creo que alguien se ha equivocado de paraíso y de eternidad…
Y a confundido realidad con paraíso…
Y ha confundido resucitación con resurrección…
Y ha confundido inmortalidad con trascendencia…
Y ha a confundido reconocimiento con servicio…
Y ha confundido amar al prójimo como a sí mismo con amar al próximo como Él nos ama…
Y ha confundido el vino viejo con el vino nuevo…
Por eso duele… saber que la vida se le escapa de las manos.
¿Y que ya no volverá a ser?
Cruel interrogante: quien nunca ha sido, quien nunca no ha sido fuera de sí mismo y los poderes de su ego, a pesar de las falsas pistas que construyeron sus alondras vanas de pájaros sin alma, no le permitieron edificarse en auténtica humanidad…, y agoniza…
Puede ser él. O decir que es el otro, a quien, en verdad, sólo por sí mismo tuvo en cuenta…
Pero hay Quien que lo espera  al final del camino, demolido ya en su medroso desespero: se llama Ausencia, y tiene nombre femenino, de poeta, de poema o de mujer…
«He cometido el mayor de los pecados», dijo Borges. «No fui feliz».

Una pena…

Tuvo todo para serlo. Pero sólo pudo mirar siempre, aunque se engañara y engañara, hacia una sola dirección…
La suya.
Ha tomado, desde siempre, la autopista equivocada.
¿La que lleva a la «pira donde mueren todos (sus) sueños»…?
(Tal vez. El que Ve, juzga. El que ve, comprende y acompaña…).
Por eso quiere gratitud…, ahora -una pena- y de quienes sólo pueden darle su propio y vanidoso deseo de recibirla…
Y no puede, porque no sabe…, orar.
Tampoco a Quién…
Y está solo…
Por eso, ella en él, está sola. Por eso él en ella, está solo.
Y agonizan…
Juntos… Muy juntos…
Hasta que ni la muerte los separe…

SENTIMIENTO

“Los corazones remendados son los más hermosos”[1]
Por Víctor Amela/Lluís Amiguet
Pau Vidal, jesuita, arquitecto y teólogo.

Tengo 40 años. Nací en Barcelona y vivo en Sudán del Sur, con el Servicio Jesuita a los Refugiados. Al experimentar la guerra, mi deseo es que todos podamos vivir en paz y en un mundo más justo. La vida de Jesús es una opción por el pobre y por la vida, es decir: vivir plenamente y ayudar a vivir plenamente.

Un alma desnuda

Va descalzo y con el alma desnuda, pero su aspecto es pulcro y su cabeza y formación, brillantes. Estudió Arquitectura en Barcelona y Teología en Berkeley. Con el Servicio de los Jesuitas para los Refugiados ha pasado de Sudáfrica a África del Este, experimentando la guerra en Sudán del Sur. Su opción por ir descalzo responde a una postura vital profunda y meditada, una apuesta por la vida y una pregunta al corazón de la civilización  occidental materialista e hiper controladora pero sin palabras,con los pies descalzos. Por las calles de Barcelona la gente le mira de soslayo, pero es un orgullo caminar a su lado. Está por encima de las diferencias, creas o no, su lectura del Evangelio es profunda y poderosa.
¿Por qué va descalzo?
Empezó hace cinco años, cuando estudiaba el máster de Teología en Berkeley. Es un recordatorio personal que me ayuda a vivir más a la intemperie, menos protegido; vivir enraizado, y no olvidar que cualquier lugar es tierra sagrada…
En la mayoría de las tradiciones religiosas cuando entras en el santuario te descalzas, y yo tengo un deseo profundo de poder vivir cualquier lugar como un lugar de encuentro con lo trascendente y con el otro.
¿Lo consigue?
A veces no, por eso necesito este recordatorio. En todos los lugares del mundo los niños se descalzan para jugar. Yo a veces puedo ser excesivamente responsable y no quiero olvidar que la vida se debe vivir también jugando. Vivimos momentos en los que la necesidad de protegerse parece más presente. Esa necesidad surge del miedo y no de lo profundo del corazón. Cualquier encuentro de corazón a corazón se da desde la
vulnerabilidad.
¿Hay algo de penitencia en su descalcez?
Todo lo contrario: es una experiencia gozosa. Una frase de los primeros jesuitas dice: “Nuestra casa es el mundo” y eso es lo que yo quisiera, en cualquier lugar, en cualquier circunstancia. En EE.UU. trabajó con inmigrantes. Era el tema de mi máster: la teología de la ​migración desde los ojos de los que intentan cruzar hacia el sueño americano.
¿Qué entendió?
Estamos acostumbrados a un Dios que baja de los cielos y se encarna, una imagen vertical, pero hay otra: la del Dios desplazado que cruza una frontera y que horizontalmente se acerca a nosotros y nos pide que le reconozcamos y acojamos.
Un reto interesante para Europa, que hoy se fortifica para evitar
al indocumentado.
Hay mucho miedo…
Sí, el que genera esta estructura occidental que básicamente está asfixiando la vida, imposibilitando la capacidad de desplegar una vida con sentido.
Parece que vamos a más miedo, más policía, más control, pero votamos por ello. Las transformaciones sociales nunca se han dado por las mayorías, sino por minorías capaces de ofrecer una alternativa viable, ilusionante, que propicie dinámicas nuevas… Yo las veo aquí y en África, pequeñas luces de esperanza en medio de una situación de oscuridad.
El ser humano es agresivo; si no ejer​ciera su rabia, todo sería
distinto.
En el ser humano hay una dinámica de destrucción y de abuso, y otra de crear vida y espacios de comunicación. La pregunta que podemos hacernos como individuos, como comunidades y como instituciones es qué dinámicas estamos favoreciendo a todos los niveles.
¿Qué ha visto, qué le ha impactado?
He visto con claridad que la vida es más fuerte que la muerte. La vida quiere vivir con sentido y con plenitud, al fondo y hasta el final. No basta con sobrevivir. No basta con darle comida y ropa a un cuerpo, ese prejuicio tan de ONG ​occidental. Ser refugiado no es una identidad.
¿Qué merece la pena?
Descubrir que el otro no es una amenaza, sino una oportunidad para crecer.
La violencia deja heridas muy profundas.
El grito de Job se repite: ¡¿Por qué tanta injusticia?, ¿hasta
cuándo?!
Es una pregunta que se lanza al cielo y se queda sin respuesta.
Bienvenida a nuestro mundo, profundamente oscuro,
profundamente injusto. Pero incluso en el silencio y en la oscuridad hay una presencia que acaba permeando todo. Si creemos que el sentido está sólo en la luz, nos quedamos con una parte de nuestra historia.
¿Cuál ha sido su apuesta?
Creer que la vida sólo se vive con gozo cuando se entrega, y no me refiero a hacer voluntariado, sino a ese vivir a la intemperie, desprotegido de los propios pensamientos y certezas, del propio vestido cultural, para acercarse al otro.
Esa vulnerabilidad ¿le ha herido?
¡Claro!, uno lleva el corazón a pedazos. Pero los corazones remendados son los más hermosos, te llevan a un nivel de conexión mucho más profundo con el otro, algo que traspasa la palabra, el discurso e incluso las creencias. ¡Es tan fácil inflamar la ira humana! Hay una tranquilidad aparente, la gente trabaja, funciona, convive…, pero hay un profundo desconcierto existencial y eso se paga con existencias muy superficiales y una afectividad que puede ser muy fácilmente manipulable.
Nadie está a salvo…
En Sudán del Sur los hombres están en casa sentados con su kaláshnikov esperando a que aparezca el enemigo. Aquí estamos parapetados en nuestra tecnología, ideología y certezas.
…Y con ruido, mucho ruido; y polución.
Yo por la noche debo restregar mucho mis pies para librarme de ese ruido y de esa polución. La ciudad occidental es la máquina en la que nos hemos creído que se vive mejor, quizá para proteger esa vulnerabilidad.
No conozco paraísos…
Allí donde vivo hay doce horas de oscuridad total y aquí hay 24 horas de luz, internet, televisión… y eso no deja de ser una ficción para que nos creamos que podemos controlarlo todo, pero no controlamos ni nuestro corazón, que tiene unaprofundidad y unos abismos que desconocemos y tememos

[1] Ima Sanchís 10/10/2017 01011 | Actualizado a 10/10/2017 03058. Gentileza del escritor Adrián N. Escudero (Santa Fe, Argentina) para el Nº 3 – Noviembre 2017 – ARISTOS INTERNACIONAL (Alicante, España).-

CRÓNICA DE UN SENTIMIENTO.

     Mi memoria sintoniza aquel recuerdo.
     Camino de piedra y entorno majestuoso de sierras de irregular y provocativa superficie. Siguiendo su curso, serpentea un cristalino hilo de agua. Un viejo campesino seguido por su perro, adivinando mi asombro me dice “brota de ahí, es un ojo de agua”. Recuerdo haber probado el fruto de ese manantial fresco y dulce. La niñez es un recuerdo que guarda los colores de aquel paisaje, el perfume de las hierbas serranas, el silencio que se hace más profundo con el piar de pájaros lugareños. Podría describir el bosque de chañares y las hileras de cactus con sus bellas flores salvajes. Todo y más, prendido fotográficamente en mi memoria.  Es solo una fuerte sensación que me encrespa la piel. El corazón palpita fuerte y mi pecho se agita. Eso dice que estoy emocionada. Sí, un recuerdo me produjo esa cálida sensación. Despertó en mí un hondo sentimiento.        

    Titi Otazu
Miembro Fundadora DEL CÍRCULO LITERARIO LETRAS DEL ANDÉN. V. MERCEDES, S. LUIS, ARGENTINA

POEMAS

SENTIMIENTOS Y EMOCIONES
(Carlos Benítez Villodres)
Málaga octubre 2017

En los surcos del alma hallo la clave
de los buenos y malos sentimientos,
que enciende los caminos de los vientos
o pierden en la nada cualquier nave.

Anclo mis experiencias en la llave
que abre, sin tregua, esos pensamientos
con frutos de emociones, sin lamentos,
forjadores de soles en mi enclave.

Cosecho sentimientos positivos
en medio de mi huerto con frutales
mágicos que iluminan mi camino.

Al caminar la noche, mis olivos
poderosos, poetas fraternales,
alaban, con gracejo, mi destino.

LOS SENTIMIENTOS…
Marga Mangione
                          Octubre 2017 (Argentina)                       

Yo guardo dentro del pecho
sentimientos escondidos,
que se duermen en mi lecho,
con mis sueños confundidos.

Cada tanto los despierto
porque temo que algún día,
desde ese lugar incierto,
se marchen con rebeldía.

Los sentimientos afloran,
cuando recuerdos evocan,
ríen, cantan, sufren, lloran,
y al alma la descolocan.
Siempre dejo un lugarcito
donde pueda acomodarse,
un sentimiento chiquito,
que llega para quedarse.

Y si el sentimiento es grande
no se me achica el espacio,
por lo contrario, se expande,
y se convierte en palacio.

Son buenos los sentimientos
que nos llenan de alegría,
traídos por tibios vientos,
brillando de noche y día.

Pero en otras ocasiones
son elementos oscuros,
cegados por las pasiones,
que atraviesan nuestros muros

No es flojera demostrarlos    
si son sentimientos puros,
ni en un buen trago apurarlos,
cuando se muestren oscuros.

Pero siempre es preferible,
sufrir, a no sentir nada,
es triste no ser querible,
ni ser jamás extrañada.

Quien no tiene sentimientos,
no está vivo aunque respira,
son falsos sus pensamientos,
y es su vida una mentira…

TRÍPTICO DEL AMOR
Irene Mercedes Aguirre
  I
El llamado del amor
Cuando el amor llama a la puerta justa
donde espera otro ensueño su llegada
se abre algún paraíso  que vagaba
sin hallar su lugar . Y la vetusta

osamenta  del otro,  adormilada
en un triste paisaje  que disgusta,  
despabila sus ansias y degusta
el magnífico néctar , deslumbrada.

Se cruzan dos esperas palpitantes,
dos ósculos se liban mutuamente,
dos almas se contactan, destellantes,

y el mundo ya no es gris ¡ Es un presente
de perfumado ardor , de convocantes
efluvios , de emoción incandescente!
II
¡Oh, el Amor!
¿Qué significa Amar? ¿Cómo sabremos?
¿Es lo mismo que estar apasionado?
¿Qué predomina, el sexo tan mentado
o alguna urdimbre leve  que no vemos?

Si  del cuerpo y el alma el resultado
es la tensión perpetua que tenemos,
amar no puede ser, entonces,  menos
que el punto medio de lo inesperado.

Porque amar es lanzarse a algún abismo
sin red de contención  que nos proteja,
con  el temblor que invade como un sismo,

propicia la sonrisa, oreja a oreja,
promete otra variante de sí mismo,
¡destroza el corazón cuando nos deja!
III
Te espero
                            Al Amor
Vente conmigo, Amor, que yo te espero

en este sitio donde no hay temores,
donde no existen odios ni rencores
y es manantial el agua del sendero. 

No te retrases mucho entre las flores
que te encandilan siempre en los canteros
porque sus tonos guardan, traicioneros, 
mil agudezas agrias, sin ardores.

Ven que te tengo, plena de pasiones,
la cabecera y lecho que te acojan
para mecerte en noches de ilusiones.

¡En ese espacio cálido se alojan
todas mis ansias libres de tensiones
mientras Cupido y Eros se sonrojan!

LOS SENTIMIENTOS
Tríptico para Aristos Internacional
Jerónimo Castillo (Argentina)

      ESE VERANO

Sólo así pude amar lo deshojado
cuando un tiempo distinto se ofrecía
con la pálida luz del mismo día
que te supe sin fuerzas a mi lado.

El dolor de un amor imaginado
desde el tiempo senil de la agonía
ya mostraba su ocaso y su avería
con indicios de haberse desmayado.

Cuando el Fénix distinto, alucinante,
que en cariño novísimo y tirano
sus cenizas soplaba hacia adelante,

te guardaste en el hueco de mi mano
olvidando un oprobio ya distante,
y te fuiste conmigo ese verano.

   CONTIGO
Desde entonces caminas con mi paso
bajo el palio de estrellas acalladas
donde se hunden quizás nuestras pisadas
hasta un tiempo sereno y sin ocaso.

Mientras bebes el vino de mi vaso
en las tibias y tiernas alboradas
musitando palabras encantadas
cada vez que me miras y te abrazo.

La visión que te guardo en cada instante
que revivo tu porte junto al mío
me unifica contigo si distante

permanezco, y ansío cuanto ansío
porque siento latir, ritmo vibrante,
un reguero de angustia dentro mío.

        NO TE MARCHES
No te marches sin rumbo por la vida
separada del hálito de fuego
que nos une por veces cuando ciego
ni respiro ni escucho tu partida.

No te marches que ahondas en mi herida
la dolencia que habrá de ser más luego,
por el resto, la voz que eleve el ruego
porque vuelvas en súplica sentida.

Ni te quedes por mucho separada
de esta fiesta de internos alaridos
donde muere la pena enamorada.

Si te marchas la fe de mis latidos
cambiará sus latidos por la nada,
en un mundo de sueños y de olvidos.

FUEGOS PERDIDOS 
                                                        En recuerdo de mi hogar primero

Hoy he vuelto por caminos de espanto
y de ceniza.
Nadie me espera en la estación en sepias.
Hombres sin rostro se derrumban
en desaforadas sombras.

Han muerto todos los abecedarios
y las palabras de nombrar ternuras
o llorar ausencias
solo habitan oquedades
y no vienen a musitar en mi oído
que no soy un fantasma
aunque nadie me vea
aunque se cierren las puertas a mi paso
y aúlle el viento en las cuencas
vacías de las ventanas…

Ya no soy dueña del canto de los pájaros
de mis ojos en todas las estrellas
de aquélla con mi nombre
de los mapas del agua de la madre montaña
enrojecida de ocasos y de auroras
del grito de las bestias
ni del chistido agorero de los búhos
en nocturnos de luna
ni del fuego escondido para incendiar
amuletos y talismanes
en altares de piedra

Quién podrá devolverme los fuegos
consagrados en el hogar primero
el farol como un pequeño sol
en la noche escarchada
de desvelados pájaros erráticos
y confundidos grillos.

Ni los veranos de uvas rezumantes
y salvajes aromas que derramaba la sierra
en la inocencia del día
el murmullo del rezo en la capilla
las rondas en la plaza
ni el naranjo del patio
el mantel y las flores
las manos olorosas de fraternos panes
las voces y la risa
las aristas del llanto y la tristeza…
en los gastados telones de mi vida.

De aquellas estaciones nada queda
solo esta música de notas impiadosas
que estalla en marea de latidos
cimbrándome los huesos
escarbando mi sangre
intentando borrar los rostros
tatuados en mi alma…

Inútiles lágrimas o imaginarios
fervorosos azares que guardaron
el amor de la casa
me queman en las manos.

Teresita Morán Valcheff
Miembro Fundador Cículo Literario Letras del Andén
V.Mercedes S.Luis (Argentina )


SENTIMIENTO

Todo en mi vida es un sentimiento:
pena , dolor, tristeza, alegría.
Hago con eso un canasto de flores
lo cargo al hombro y busco mi camino.
Con la pena,  acuno mi alma contagiada
de tanta realidad.. .tanta injusticia.
De piecitos descalzos, bocas con hambre.
De niños huérfanos, pueblos destruidos.

Con el dolor siento un gran frío
que penetra en la piel, rebota en los huesos
y rompe el corazón, lastima el pensamiento
cuando se miente, traiciona, se humilla al pobre.

Y la tristeza…es una suave llovizna
que moja el pensamiento quitándole su luz,
mordiendo hasta doler la vida
que te entorna los ojos, que te quita las fuerzas.

Y me queda con dulzura la alegría, junto al amor…
El mejor sentimiento.
Eso impregna mi vida, y la encuentro en mis rezos,
en la música, en los días de lluvia, en mis hijos,
en mi perra y mi gato. En mis libros, en las siestas soleadas.

Tan sutil y  diverso como el mundo mismo,
Es total y perfecto, es tan amplio el concepto.
Es solo una palabra sin embargo,  sentimiento
es código del bien. Es un dato sagrado.

Titi Otazu
Miembro Fundador Cículo Literario Letras del Andén
V.Mercedes S.Luis (Argentina )

ADOLESCENTE AMOR

Este es el mismo sentimiento
que  despertó un día  adolescente
cuando nuestras manos se enlazaban
y el lucero de tus ojos encendía los míos
en el mutismo del crepúsculo.
Recuerdo aquel amor
que en tardes apacibles,
labró profunda huella
 en las calles del pueblo.
¿Lo  recuerdas amor?

Por las noches la luna asomada
en la cornisa de los cerros
como  una hostia en  el cáliz
a punto de comulgar.
¡Hace ya tanto tiempo!
Como disfrutábamos
la música del  arroyo
en su lamento fresco,
la  brisa  aromada a  hierbabuena,
 del canto del jilguero
 en el jazmín  que trepa la ventana
 como buscando el cielo.

Gozamos de la montaña, del sol  y su caricia,
del  amor de todo el universo.
Era un amor sin tiempo.
Sin fronteras.
Ahora parece tan lejano,
 un recuerdo que se pierde
en los laberintos del tiempo.
 del amor que pasó como pasa la vida
como pasa la noche
y hoy es solo una postal pintada en sepia.
 
Nilda del C.Guiñazú
Miembro Fundador Cículo Literario Letras del Andén
V.Mercedes S.Luis (Argentina )

SENTIMIENTO DE VERANO

Dentro de los mejores momentos, te recuerdo,
remontar ilusiones prendido al barrilete,
corretear con el aro por angostas veredas
o prendido al boguero* rumbear al chapuzón.

Olvidarnos de crono debajo de los talas
entre dulces manjares de dorado primor
esperar al puñado de burbujas de plata
con el redondo sueño para meter un gol.

Regalarle pimpollos a escondidas a Diana
y pedirle  dos besos con vergüenzas de flor,
 y un sol desprevenido nos encontró agitados
los duraznos, las brevas y el dueño  por detrás.

Llenar nuestros bolsillos con el hoyo pelota
y esperar la quemada* mirando al paredón
hacer  tongo* en el cuadro completo de bolitas
a los desconcentrados gurises* del zanjón.

Siempre serás verano, el colmo de mi dicha
con los rieles partidos, sin el coche motor,
ir con mi padre al puerto a comprar el pescado
y cruzar en la balsa con motor de pulmón.

Cada vez que levanto las anclas oxidadas
me acompañan gorriones en mi bolso de luz
y se completa en lluvia mi cántaro gastado.
Siempre será el verano mi tiempo más feliz.

*Boguero: caña, piolín y boya usada para la pesca
*Quemada: En el juego del hoyo pelota el que perdía lo colocaban de
espalda al paredón y con la pelota los demás le tiraban.
*Tongo. Acción de arrebato al cuadro de bolitas, decir tongo y correr.
*Gurises: En el Litoral argentino, niños.

Aldo Javier Calveyra
  Miembro de Número Cículo Literario Letras del Andén
V.Mercedes S.Luis (Argentina )


                                   

    A MI MADRE 

    Se volvió silencio tu voz melodiosa
    y hoy eres el ángel que cuida de mí
   mujer infatigable alondra de ensueños
    madre adorada en eterno sentimiento

    Serás siempre el amor sublime y perfecto
     esa luz infinita que ilumine mi camino
    y ante la fragancia sutil del recuerdo
    va mi gratitud hecha brisa en el poema.

   El día que partiste, mes de primavera
   contemplé la armonía de tu rostro bello
   la quietud aciaga de tus blancas manos
   conjugando mis besos en tu frente trémula.

  No morirás jamás en mi corazón herido
  tu infinita presencia acunará mi sueño
  sentiré tus pasos recorriendo mi alcoba
  sucumbiendo mi pena al perfume eterno
  de tu luz.

   Carmen G. Lucero de Palma
Miembro de Número Cículo Literario Letras del Andén
V.Mercedes S.Luis (Argentina )

                                                                             

     PARTIR   
José Héctor Rodríguez
                                                      Rosario(Argentina)                                                   

  -Son las nubes pañuelos blancos-
me dijiste en voz baja
y una gaviota solitaria
dibujaba el horizonte.

El sol, disco de oro
despacio se iba ocultando
te miré, me sonreíste,
no había más para decir.

Pero tenía algo el aire
algo de tristeza oscura
porque tú ya te irías
persiguiendo tu destino.

Adonde vas con el viento?
mariposa soñadora
que no pierdas tus colores
que no destroces tus alas.

Hasta mi alma está húmeda
perlas salen de mis ojos
pero no, no diré nada
con tu alegría me alcanza.

Mi corazón, flor nocturna
se cerrará ante tu ausencia
se desvestirá la lluvia
y todo será silencio.

Quizás retornes un día
como tantas golondrinas
y yo te estaré esperando
con cestas llenas de besos.

Con flores de mil aromas
cubriré tu cuerpo amado
y serás mi prisionera
hasta el final de los tiempos.

NUESTRO AMOR
Libia Beatriz Carciofetti
(Argentina)

Nuestro amor  es una eterna
y constante travesía
las olas que lo encrespan
y los vientos que lo agitan
y nosotros no logramos
sea devuelto a la orilla
por eso vivimos
en lucha continua .

Pareciera que la calma
es una utopía
y el enfrentarnos a diario
nos desgasta y enfría,
deseamos que el barco
se busque otro guía
que lo lleve seguro
hasta la otra orilla .

El sol calcinante,
la piel nos marchita
la arena del tiempo
nos irrita la vista
nos impide ver
lo bella que es la vida
cuando estamos juntos
lo triste se olvida .

Quedamos atrapados
en un callejón sin salida
buscamos atajos
en eterna porfía
pero el amor no alcanza
tu postura no es la mía
te libero y deseo
cruces la otra orilla .

SENTIMIENTOS
Jose Luis Lopez
Puerto Rico

Vivencias que afloran la piel
Emociones que trastocan el alma
La abrupta partida de una persona
La sonrisa frágil sencilla de un niño

Un dolor insostenible inexplicable
La inhumanidad ante la tragedia
El desprecio a un ser humano
Alaridos de la muerte toca puertas

Gemidos al Socorro imploran a Dios
Levantamiento a alguien caído
!Sentimientos!

Esos llamados de Vida responden a la necesidad,
aferrados del Señor
Para acrecentar la fe

!Sentimientos!

Vulnerabilidad de lo desconocido,
búsqueda de solución de lo recóndito,
proceso indeterminado a lo que empezamos.

El tiempo dirá lo terminado.
Solo ese principio y final están en Dios.
!Sentimientos son alientos de la propia existencia!

 

 

2 comentarios en “LOS SENTIMIENTOS”

  1. Todos los textos reflejan distintos momentos que viven el alma y el corazon y que la mente transforma en poesia y en valiosa prosa.
    Gracias querida Eunate por publicar a Letras del Anden en tu hermosa revista Aristos Intetnacional.

    Responder
  2. Excelente la publicación querida Eunate, siempre sorprenden alguns poesías. En esta revista, me ha impactado muchísimo el poema Fuegos perdidos, de mi querida amiga Teresita Morán de Valcheff.
    Un abrazo enorme a todos los integrantes del staff de Aristos, y otro para los participantes!
    Marga Mangione

    Responder

Deja un comentario