LA PRIMAVERA POEMAS

 

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España
Marzo 2.020  nº 29

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

COLABORAN:Leonora Acuña de Marmolejo… Angelina Sara Baca (México )…Magi Balsells (Barcelona-España)…Carlos Benítez Villodres (Málaga-España)…María Elena Camba (Argentina)…Libia Beatriz Carciofetti (Argentina)…Héctor José Corredor Cuervo (Colombia)…María Elena Camba (Argentina)…Liana Friedrich (Argentina)…Carlos González Saavedra (Argentina)…Gloria Elena Gutiérrez Ortiz-Guti- (Colombia)…Jaime Hoyos Forero (Colombia)…Lamberto Ibarez Solis (México)…José Lissidini Sánchez (Uruguay)…Marcela Mannino (Argentina)…Raquel Olay de Leanza (Argentina)…Sarah Petrone (Argentina)…María Rosa Rzepka (Argentina)…María Sánchez Fernández (Úbeda-España)…Hilda Augusta Schiavoni (Argentina)…Dorothy Villalobos (EUA)…Adão Wons (Brasil)… Adolfo Zabalza (Argentina)

AMOR Y PRIMAVERA*
Por: Leonora Acuña de Marmplejo IWA & Peace Activist

Yo he visto en primavera, brotar como un milagro
los nardos y los lirios con místico esplendor
como si regresaran de un sueño muy profundo
de la entraña amorosa de la tierra feraz.

Mis ojos asombrados no dejan de alabar
la grandeza infinita que nos permite ver
el cielo y las estrellas, la luna y los luceros
y el sol en un ocaso o un bello amanecer

los árboles que albergan los nidos amorosos
-que con paciencia y arte, los pájaros construyen-,
las gaviotas rondando los botes en la playa,
planeando enamoradas del imponente mar.

Mi lírico extasío no deja de admirar,
el milagro perenne de una tarde de ensueño
cuando Véspero sale contra el plafondo malva
en el grandioso instante de un crepúsculo más.

Mi alma se estremece al ver tanta armonía,
y al ver el gran prodigio de valles y praderas,
de los ríos incansables en su eterno viajar,
de los mares profundos y el misterio que encierran;

de la vida que brota en el vientre fecundo,
de la risa inocente en la cara de un niño.
Entonces pienso absorta y en fe sobrecogida:
que todo este milagro, tiene el nombre de ¡AMOR!

MI PRIMAVERA.
Angelina Sara Baca

Eres igual a un mago, primavera,
al mágico conjuro de tu amor;
renace jubilosa la pradera,
y despierta el olor, en cada flor.

Dime qué influjo tienes, hechicera;
para llenar las almas de calor,
y sentirte cual ave mensajera
que alivia las desdichas y rencor.

Porque soy un hambriento que te espera:
quiero ver en tus ojos, resplandor,
para soñar un poco en la quimera
y trocar los pesares en fulgor.

No te olvides de Mí, mi primavera;
porque si el rostro pierde su esplendor;
en el fondo, mi ser siempre te espera,
¡ guárdame un rinconcito en tu interior.!

BELLA PRIMAVERA
Magi Balsells

Una estación plena de belleza y encanto
Las flores engalanan los montes y las praderas
El agua de los ríos circula limpias y frescas
Los seres del reino animal se procrean con ansias

Los días van creciendo hermosos y relucientes
Las noches tranquilas y con buena temperatura
Las playas van llenándose de intrépidos bañistas
Desde las montañas nos llega la suave brisa

Va apartando con firmeza el ya caduco otoño
Apartando de su camino las bajas temperaturas
Para dar la vida necesaria con la alegría de su luz
Poco tiempo podremos disfrutar de su compañía

Estará preparando la venida de su hermano el verano
Más fuerte que ella, pero con menos dulzura
Se marchara dejándole el camino abierto unos días
Después de cumplir su círculo necesario y vital

Despidamos con pena y alegría a nuestra amiga
Pena por perderla durante unos largos días
Alegría, que pasado este tiempo volverá a deleitarnos
Renacerán las ilusiones que nos ayudaran en esta vida

LA PRIMAVERA, MANANTIAL DE LUZ
Carlos Benítez Villodres
Málaga-España

Luz infinita. Luz de primavera
florida que abrillanta cuanto toca
sobre este mundo, manantial de roca
y de olorosa luna aventurera.

Camino, por la vida a mi manera,
como un río jovial que desemboca
en la belleza de la miel barroca,
con el vital empeño sin espera.

Oh primavera, eleva tu mirada
de rosas aromadas por luceros
expresivos de paz enamorada.

Oh primavera, amor para viajeros
que aman a la guitarra laureada
en medio de olivares mensajeros.

NUESTRO JARDÍN
María Elena Camba
Argentina
 
Aletarga  pasos en otoño,
se agrisa en invierno,
semilla y brota
a pesar de las heladas.
 
Enciende ráfagas
en primavera,
despierta en trinos.
 
Sabe de soles tibios, 
de pies descalzos
en noches cálidas.
 
Es compás de espera,
remanso y encuentro.
Es poema zen,
mi melodía más profunda

PRIMAVERAS QUE LLEGAS
Libia Beatriz Carciofetti
Argentina

Primavera que hoy llenas
de colores mis praderas…
Y de flores perfumadas
dejas mis manos llenas.

Los azahares como lluvia
caen sobre mi cabeza…
Convirtiéndome en una novia
frente al altar de una iglesia.

El coro angelical de aves
ensayan a toda orquesta.
Es que el hemisferio sur
se engalana y viste de fiesta..

Este corazón que galopa
con la sangre que corre con fuerza.
Y me brotan por los poros
manantiales d poemas.

¡Gracias Señor! por la vida
y por esta obra maestra
que lleva tu rúbrica divina
impresa en la paleta.

Colores cálidos , pasteles…
todos en una danza se mezclan.
Hasta los árboles se abrazan
en sus copas y se besan.

Me miro de nuevo en el espejo
y los años ¡ni me pesan!
Mi piel sigue lozana
y rosada como una fresa.

Los ancianos rejuvenecen
y hasta la enfermedad se aquieta.
Los hospitales custodiados por ángeles
disfrazados de enfermeras.

Es la única estación del año
que le hace frente a la pobreza.
El que no tiene una manta
se cubre con las estrellas.

Primavera ¡Quédate a vivir!
para siempre en nuestras venas.
Insúflanos tu alegría.
Aleja todas nuestras penas.

Bandadas de mariposas
revolotean en mi cabeza.
Diseñándome una corona
que brilla como diadema .

Yo se que todo en la vida
tiene un precio y ¡Mucho cuesta!
Pero esta vez otórgame un préstamo:
Que la gente ame a su hermano
y se una a esta gran fiesta …

CÓMO SE PASA LA VIDA! 
Coronel Héctor José Corredor Cuervo
Colombia

¡Cómo se pasa la vida!
cual sonido de campana
que llamaba a muchos fieles
a rezar en la mañana.

Principia en la primavera
con la renombrada infancia
en  regazo de  una madre
tierna, dulce, frágil, santa.

En los hogares florecen
las magnolias, agapantos,
claveles, rosas, jazmines
azucenas , lirios blancos
que adornan bellos jardines.

Luego comienza el estío
con vanidad soñolienta
filtrándose los calores
con sueños de cenicienta
para cultivar amores.

En caras hay alegría
con frescura angelical
disfrutándose la vida
de manera natural
para cosechar semillas
en las fértiles campiñas
con las mujeres sin riñas.

Después empieza el otoño
entre lluvias de pasiones
y se enrojecen las hojas
esperanzas e ilusiones,
el sol se empieza a ocultar
con el arrebol temprano
y aparecen las arrugas
en caras del ser humano.

La neblina hace presencia
en las tardes sobre sienes
y se presenta la ausencia
de los amigos más fieles.

Al iniciar el invierno,
se palpa cruel soledad,
el cuerpo  parece enfermo
con rasgos de ancianidad.

La bruma se torna gris
con duro frío y silencio
sin que se pueda salir
por faltar la fuerza adentro.

La nieve cae implacable
en caminos y conciencias
que impide ver a los padres
cuando sufren las dolencias.

La vida es la vanidad,
vanidad de vanidades,
que se esfuma como el viento,
sin los bienes materiales,
en medio de dolor intenso.

La parca jamás reposa,
aunque cause cruel espanto,
hasta llevarla a la fosa
en un fatal campo santo.

LA PRIMAVERA
Mae de la Torre,
Quito-Ecuador

La primavera es
vivir en campos que florecen
ataviados por bellas mariposas
que vuelan por doquier.

La primavera es
rodearse de jardines primorosos
y árboles del edén.

La primavera es
ataviarse de bellas flores
pintadas con mi pincel.

La primavera es
sorprenderse gratamente
ante la visita de abejas
que visitan mi vergel.

La primavera es
el compartir mi casa
con familia de avecillas
que me despiertan al amanecer.

La primavera es
agradecer a Dios
por recibir frecuentemente
los rayos directos del sol
aún al atardecer.

La primavera es
deleitarse infinitamente
al ver los colibríes
libar el néctar de una flor.

La primavera es
obtener todos los días
frutos frescos y diversos
de exquisito sabor.

La primavera es
la ilusión que se desborda
al caminar descalza
por las hermosas playas
de nuestro inmenso mar.

La primavera es
percibir el grato aroma
de los bosques frondosos
y sentarse bajo su sombra
a leer y descansar.

La primavera es
escalar zigzagueantes senderos
de nuestras montañas
y desde ahí ver a nuestro cielo brillar.

La primavera es
esculpir con mis pisadas
los bloques gigantes de nevados
que flanquean mi país.

La primavera es
tener ciertamente la fortuna de
haber nacido y vivido
en un eterno paraíso. Ecuador.

La primavera es
un estado del alma
que se deleita y enriquece
con la vivencia y el aprendizaje
de los encantos de otro lugar.

La primavera finalmente
es mirar con amor la creación
y en esa admiración
hacer más por los demás.
Y en ese palpitar
La primavera es
MI FAMILIA Y MI HOGAR.
Me permiten escribir y pintar.

METAMORFOSIS
Liana Friedrich
Argentina

…Mientras haya
trasluces en la tiniebla
claridades en secreto 
noches que lo son apenas…
Pedro Salinas

Cuando la noche
cargada de secretos
abre una flor de niebla,
para impregnar de caireles blandos
el tapiz dela huerta…

Cuando tiemblan los pájaros
camino del añil,
respirando a pulmón lleno
la seda de los céfiros…

Cuando el silencio
exorciza las sombras,
en el salto prodigioso de la luz…

Entonces
le abro una ventana al día,
para inmolarme
en el sol de la mañana…

Y descubrir
ese anchuroso rostro presentido,
en un estruendo de campanas
deshechas en el viento.

HABLAR DE LA PRIMAVERA
Carlos González Saavedra (Argentina)

Hablar de la primavera
Es tener las puertas del alma
De par en par, abiertas.
Sentir latir la vida, dentro de ella
Cuando la naturaleza se expresa.

Hablar de la primavera
Es observar con vista previa
Cómo llega inexorable
Con la expresión más genuina
De toda su belleza
Con sus brotes
Viendo como el  invierno, se doblega.

Hablar de la primavera
Es vivir la alegría de las flores
Sus fragancias.
Mandalas de colores.
Es ver sus pájaros, de fiesta
El verde de sus pradera
Sus ríos más caudalosos de agua fresca.
Es ver, al labriego, sembrando
La simiente de una de una nueva cosecha
Es ver los cielos colmados de estrellas      
Con una brisa tierna                    

Hablar de la primavera
Es respirar amor
Con todas las letras
En sus montañas o en sus cordilleras.
En sus exuberantes selvas.

Hablar de la primavera
Es otro regalo de Dios
Que nos muestra
La magia de la vida
Con toda, su grandeza.

 

LAS FLORES DE TU JARDÍN
A mi querida amiga
María Elena Vélez Gil-Floricultora y Fotógrafa
Gloria Elena Gutiérrez Ortiz-Guti- (Colombia)

En la finca “Las Acacias…”
Sentada en tu ventana
con marco de silvestre enredadera,
dejé mis versos una mañana
fresca mañana de primavera.

Tierna melancolía la de tus rosas,
entre las flores de tu jardín
las más hermosas.

De tu edén precioso,
emerge un ramaje frondoso
su sombra inspira paz y reposo.

Este es tu huerto,
y aunque parezca el mismo,
todo ha cambiado…
Entre sus ramas hay otras flores,
hay nuevo follaje, un nuevo nido.

Es el oasis de tu vergel
que inspira mis versos,
es el pensil de tu alma
que paga con flores.

RECUERDO DE PRIMAVERA
Jaime Hoyos Forero
Colombia

¡Oh juventud!…
Hermosa primavera:
Venus eterna en mármoles de Fidias
y en los óleos desnudos de Tiziano:
te olvidaste de Diógenes el cínico,
y despreciaste a Kempis el asceta:
los dos dijeron que la carne es humo,
que todo pasa porque todo es vano.

No olvides que Perséfone,
la diosa helena de la primavera,
es a la vez la reina de los muertos.
No olvides que las rosas de los labios,
que besan con pasión en primavera,
tienen después unos inviernos largos.

No olvides que los senos y los vientres,
que maduran en breves primaveras
trastornando la mente y los sentidos,
caben después en una caja fúnebre
donde el polvo es sinónimo de olvido.
Cuando llegó la primavera, dije:
exprimiré sus uvas.

Las apreté tan rápido en mis manos,
las comí tan deprisa,
que no supe al final a qué sabían.
Quise rectificar pero era tarde:
ya no había primavera.

Me quedó solamente en la memoria
una fragancia tenue de jazmines,
un nombre de mujer casi olvidado,
el rostro de un amor, desdibujado,
y una tonada vaga de violines.


“LA PRIMAVERA”.
(Lamberto Ibárez Solís).
México.

Las flores de mi jardín
con un colorido afuera;
esperan la primavera,
mis rosas color carmín.

Asemejan un cojín;
infinidad de colores
y me embriagan sus olores;
sus aromas subyugantes;

acerca en forma brillante
la primavera con flores.
flores en los prados verdes
con miles de florecillas

y esparciré las semillas
que en mi juventud recuerde.
Es mi recuerdo que muerde
de mi vida campesina;

mirando desde la cima,
todas las flores del campo
en el pastizal estampo
esta décima que rima.

Que rima con ocho sílabas,
verseando por vez primera;
venid ya la primavera;
andad flores octosílabas.

Llegad con tus cuatrisílabas;
ven a hermosear mi llanura;
planta alegre tu hermosura;
pinta de color la vida,

deja que mi corazón te pida
una flor hecha ternura.
Ternura que yo merezco;
la flor bella en mi jardín

y que en mi vida sea afín
porque con ella; florezco.
Y es mi verso que le ofrezco;
limpio como la alborada,

será por mí bien amada;
linda flor de primavera;
será reina en mi costera
y por mi Dios será enviada.

PRIMAVERA
José Lissidini Sánchez
( La poesía del Maestro )

Hay en las rosas, en las noches seductoras,
en los amaneceres gloriosos
y la plenitud de cada día enamorado,
un trazo profundo, verdadero prodigio
de un maestro, que solo con los colores del amor
y el pincel de la poesía unidos,
dejo el alma en el gesto, ese beso divino
de sus labios dadivosos, para dotar
de hálito vital, al espíritu sin palabras de la vida.

Primavera
de piel delicada e inocente,

ignorante de miserias,
Comprometida con la abundancia,
hirviente en sabia y semilla que no ahogan
las tinieblas. Amanecida fragante,
abre las puertas de su corazón a la esperanza,
como la flor se abre al beso de la mariposa.
Se despabila el alma somnolienta y amanecen las risas,
el encanto del girasol, las pequeñas
y caprichosas vidas, ávidas de locuras,
cantan las aguas cristalinas,

para un sol que sumerge su cara y tomándose la mano,
el reverdecer y la pasión cantan su canción de a dos.
La soledad y el hastío, no tienen cabida en ese poema,
como lo gélido en la piel, cuando lo bello renace
y quema a la desilusión.

Primavera
que con solo existir, llevas el mensaje
de tu poesía, en el pregón de sentimientos
que son tus caricias, tus miradas,tu melodía, tanto así
que hasta es posible escuchar a la flor, en un silencioso
y exultante placer en medio de un discurrir de roces, suspiros,
aromas y alas que pretenden volar cerca de las estrellas,
llenas de sueños y fantasías, queriéndose ángeles,
aunque tan solo pájaros.

Primavera.
Palabra bendita que la existencia ilumina,
en otoño como en invierno, aun en la espera,
convirtiendo nuestra oscura tierra con su química
milagrosa, en ese anhelado jardín de ternura,
que soñamos desde que abrimos los ojos a la existencia.
Nada logrará acallar tal empuje artístico
de vida, pasión y amor, entretanto lo imprima,
el trazo inspirado y profundo del maestro.

OJAZOS DE PRIMAVERA
Marcela Mannino
Argentina

Ojazos de nena profundos,
Serenos, que todo lo sueñan,
que todo lo esperan, 
que ofrecen en cada mirar,
que toda una vida, en cada mañana,
se abre cual flor, que como un cantar.
Se alegra, se ríe o puede llorar…
Ojazos profundos, que encierran secretos de niña,
Que pueden volar, en cada rayito de luz, que los hace temblar

FELIZ PRIMAVERA
Raquel Olay de Leanza

Sacudimos la última escarcha del invierno
esperando la primavera que nos anima,
a emprender con entusiasmo y fortaleza
esa utopía que estaba adormecida.

Cada ser viviente parece tomar vuelo
desplegando la ilusión que sigue erguida,
la fe y la esperanza están a pleno
como estrenando el amor que las sublima.

Es tiempo en que los proyectos
que estaban relegados se realizan,
no hay espacio para el enojo o la tristeza
es el momento en que la paz se cristaliza.

Dormida en la savia de infinitas plantas
despierta la vida que luce el jardín,
en tímidos brotes, asomada al mundo
derroche de colores, belleza sin fin.

Es como una madre, silenciosa fuerza
que empuja hacia afuera,
la vida que crece después de la espera
dando a luz el fruto de esta primavera.

Hoy se manifiesta novia enamorada
con preciosas flores suele seducir,
al mundo regala besos y caricias
sueños y esperanza, ganas de vivir.

Si el pasado trajo dolor y amargura
en la primavera quedó superada,
no hay cabida en ella, pues trae alegría
belleza exquisita que Dios nos regala.

Coronada reina de las estaciones,
por todos querida, por todos soñada,
espero con ansias poder disfrutarte,
sentir tu fragancia en cada alborada.

GIRASOLES MÁGICOS (de VAN GOGH)
Sarah Petrone
Argentina

Las manos del artista
atrapan los colores,
la magia inconfundible
se plasma una vez más.

Oculta en pinceladas perfectas
se organiza
y el alma del artista
se deja vislumbrar.

Robadas de los campos
las flores se desvisten
copiando ideas fijas
prontas a germinar.

Paletas de colores
reciben sus vestidos
el lienzo las prolija
y al mundo se los da.

DESPERTAR DE PRIMAVERA
María Rosa Rzepka.
Argentina

Las huestes del invierno se aletargan.
Triunfal la primavera se adelanta.
Sutil evanescencia que hipnotiza,
arrolladora explota en las gargantas.

No más grises ni sepias contenidos;
todo es color y luz; gusto y sonidos.
Los ojos extasiados por tanta maravilla
intentan cautelosos adecuar las retinas.

Y festejan las flores, los campos, las espinas
renovando el milagro de perfumar la brisa.
Cantan las aves, vuelan; se posan y se inclinan.
El universo entero se viste de gramillas.

En las almas se asientan murmullos de palomas
para sembrar la paz, urgente, sin demoras;
pues toda la creación se ha despertado libre.
Solo basta elevarse, compartir, redimirse.

LA PRIMAVERA
María Sánchez Fernández
Úbeda-España

Y se durmió el silencio.

Y se durmió embrujado
envuelto en olas
de brisas matinales.

Y se durmió en mullido lecho
soñando con verdes
y tibias vibraciones.

Y se durmió acunado
por blancos aleteos
que, en alegría salvaje,
rompieron aires
y bordaron alturas azuladas.

Y se durmió siempre arropado
por el dulce arrullo
de nanas encendidas.

Cantaron para él
sublimes orfeones
de trinos exaltados
que, en armonioso éxtasis,
le abrieron los umbrales
de nuevas alboradas.

Cantaron para él
festivas aguas
de arroyos infantiles
que, en inocentes juegos,
saltaron y saltaron
en alegres cabriolas
y lo inundaron de risas;
y lo inundaron de limpias melodías.

Y se durmió el silencio.

Y despertó la savia.

Y despertó feliz
recorriendo y anegando los caminos
de arterias mortecinas

y olvidadas.

Y al asomarse a la luz
fue tierno brote
que se abrió
en estallido de colores.

Y despertó la savia.

Y con ella despertaron
exultantes
los eternos y profundos
latidos de la tierra.

LA ARMONÍA
Hilda Augusta Schiavon

La armonía es un concierto
de miles de ruiseñores
donde impera la belleza
entre hermosos sones.

Es el mármol suavizado
bajo formas perfectas.
Es la melodía selecta
que anida en los corazones.

Es un poema melodioso
donde resplandece  la concordia
o una niña candorosa
que camina entre flores.

La armonía es la versión perfecta
que une  el primor
se solaza  entre las Musas,
los Hombres y el Señor creador.

 

PRIMAVERA
Dorothy Villalobos

Ya  viene llegando la primavera con su calor y alegría.
Los árboles de nuevo renacen,  cubriendo
de variados verdes sus frondosas ramas

Las flores con su perfume y colores cubren los campos y jardines,
los balcones y terrazas con ellas también se visten.
Pájaros y mariposas nos alegran con sus revuelos y cantos.

Las luces del universo en el mar azul y cielo también se refleja.
Y los niños con ropas ligeras llenan con su alegría los parques y calles.
Primavera que bueno que llegas en momentos difíciles
para  llenar de esperanzas y  nuevas ilusiones nuestros corazones.

PRIMAVERA
Adão Wons – Brasil 

Rocío de la mañana en la mañana
Despierta en mi ventana
Fuerte canto de los pájaros
Desbordante vida de sueño
Polen que fertiliza
En la semilla germinante
En la flor que florece
En el instante en que emerge
En el vigor de la fotosíntesis.
En los exaltados aromas
Por el néctar secretado
En los minutos que pasan
En el instante de la vida que nace
Todos los días.

 

UNA NUEVA PRIMAVERA
Adolfo “vasco” Zabalza
Argentina

Gracias Dios por permitirme
gozar de otra primavera,
como aquella que tuviera
en mis años juveniles,
pasaron muchos abriles
encaneciendo mis sienes,
pero el setiembre que viene
a darme vigor y vida,
será la flor más querida
del jardín que me sostiene. –

Hoy renacen como ayer
las ansias de vivir y amar,
de las flores disfrutar
y de su aroma beber,
tiene perfume a mujer
y la dulzura de un beso,
es primavera por eso
que te canto embelesado,
y hoy que inicias tu reinado
quiero en ti quedarme preso. –

Las aves nos dan sus trinos,
las flores nos dan su aroma,
tiene arrullo de paloma
el amor del peregrino,
la luna alumbra el camino
donde transita el amor,

y el sol en su resplandor
nos da con su luz de oro,
el magnífico tesoro
de amar con todo fervor. –

LETRAS DEL ANDÉN, VILLA MERCEDES, SAN LUIS, R. ARGENTINA
PARA ARISTOS INTERNACIONAL, ALICANTE, ESPAÑA

NEGACIÒN DE LA PRIMAVERA
Teresita Morán Valcheff

A pesar de la flor y de los verdes
que a tu paso repartes
no vengas primavera
a mi paisaje rudo.
Ya la nieve colgó
su encaje de guedejas
en el árbol desnudo
de mi patio de vientos
y un pájaro de frío
volando entre cristales
anidó el regazo
del amor negado.

Detrás de la puerta
de fuegos perdidos
la niebla dibuja
dos sombras de ausencia.

Por eso te ruego
dueña de los verdes
en mis oquedales
¡no entres primavera
tintineando risas!

MIS PRIMAVERAS
Carmen G Lucero de Palma

De tantas primaveras que he vivido
hoy rescato aquellas de mi infancia
en el solar natal que tanto añoro
bajo un cielo enamorando estrellas.
Vuelve a abrazarme la brisa aromada
de la acacia con sus flores en racimo
me detengo en los jardines de mi madre
y en las tardes de chicharras y rundunes.
No recuerdo perfumes de jazmines
sí me embriaga el aroma del cedrón
la sutil fragancia del poleo y el tomillo
que lucían lozanos a la vera de su huerta,
Y el rosal, y las verbenas, los malvones
los alhelíes, las magnolias y amapolas…
la menta en flor acariciando sus manos
en sintonía perfecta de bálsamo y colores.

Primaveras de mi vida ya pasadas
ronda de abejas festeando mis recuerdos
que en sutiles silencios me acompañan
perfuman las nostalgias y acarician mi alma.

SOLEDAD
Roselvira

Cuando no entiendo la vida
y la tristeza me agobia
pienso en la dulce presencia
de los almendros floridos.
Cuando el encierro me oprime
y enardecido mi yo
quiere escapar a otros mundos,
miro con pena la luna
y me resigno a mi sino.
Cuando me duele la vida, la odio
y al mismo tiempo la amo,
pongo una gota de hielo
sobre la piedra desnuda;
arde el asombro y la gota
se hace vapor en silencio.
Cuando  me oprime en el pecho
un dolor hondo y profundo,
miro la noche,  suspiro,

y ya se transforma en día.
Cuando le pierdo sentido
a la brutal existencia
pienso en los campos
yermos, tristes, vencidos
en el invierno sombrío
Llega la primavera,
brama la sabia y en breve
queda vibrante el paisaje
Cuando la pena es tan honda
y siento eterna la noche
hablo con la madrugada
y busco a mi niña dormida.
La sombra es luz y
comprendo la soledad que vivimos.

BELLA PRIMAVERA
Diana Silvia Ismael.

Explosión de colores,
perfumes, sentimientos…
Sabía naturaleza,
nos brindas el renacer
de la vida dormida,
en un instante…
Los árboles se visten
de llamativos colores :
verdes, rojos, dorados…
Infinidad de pájaros
surcan el aire, en vuelo,
y desde lo alto nos deleitan

con sus mágicos trinos.
El sol se cuela por todas partes,
acariciándonos la tibieza
de la brisa.
Tardes infinitas…
y noches de caminatas sin destino…
Nos invade
la fragancia de los jazmines
y la fresca hierba del campo.
Primavera fascinante,
tu sola presencia
alegra los corazones,
creando una sensación
de infinita libertad…
No te vayas tan de prisa…

PRIMAVERA
Aldo Javier Calveyra

Me quedó un invierno desmembrado
imperfecto, absurdo y magullado
un agridulce sabor en la garganta
y un áspero rasguño en las espaldas.

Me consuela pensar, que después de la lluvia
del viento incorregible y del granizo
de las uvas del mar y los tambores
del verano profundo y sus nostalgias

luego que desnuden sus penas los ciruelos
que el ocre se apodere de las plazas
y el humo dibuje pentagramas
en el cristal de la desdicha.

volveremos a estar de nuevo frente a frente
con tu eterna voluntad de vientre y de palmera
vas a llegar con tu aroma y tus fulgures
y estarás como siempre…Primavera.

5 comentarios en “LA PRIMAVERA POEMAS”

  1. Ler a primavera, desde Antonio Machado até Aldo Javier, é andar por um caminho. cheio de harmonia, flores
    e o encantamento que fazem grande diferença. Emociona ver tantos poetas dedicados em homenagear a PRIMAVERA!
    Lindos e especiais poemas, feitos com amor pela natureza! Obrigada, poetas da primavera!

    Responder
  2. EN TIEMPOS QUE CORREN DIFICILES PARA LA HUMANIDAD, EL POETA Y SU PLUMA,
    SE TORNAN ESENCIALES PARA MANTENER UN ALITODE ESPERANZA Y CORDURA.
    SIN DUDAS, LUEGO DE ESTE TAN DURO INVIERNO DE ENFERMEDAD Y MUERTE,
    SOBREVENDRA LA PRIMAVERA DEL ALMA, DONDE SE VESTIRA DE COLORES LA VIDA.
    GRACIAS HERMANOS POETAS , POR COMPARTIR VUESTRO GENEROSO CANTO.
    DESDE URUGUAY UN FRATERNAL ABRAZO.

    Responder
  3. Gracias Aristos por publicar nuestros textos y a los lectores que encuentran en el canto de los poetas solaz para sus almas en este momento de tribulaciones para la humanidad.
    Un abrazo grande a todos los que han participado.

    Responder

Deja un comentario