LA POBREZA NARRATIVA

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a 
la ley de propiedad intelectual de España

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas
por sus autores.
Estos conservan el copyright de sus obras

«Superar la pobreza no es un gesto de caridad, es un acto de justicia. Es la protección de un derecho humano fundamental, el derecho a la dignidad y a una vida decente»

 

LA POBREZA, LA GRAVÍSIMA HERIDA DEL MUNDO
Carlos Benítez Villodres
Málaga (España)

Según los expertos en economía y en finanzas, en educación y en hambrunas, refieren que la pobreza se manifiesta en el hambre y la malnutrición, en el acceso limitado a la educación y otros servicios básicos (agua potable, saneamiento, techo, ropa, medicinas…), en la falta de renta, en la exclusión social y en la falta de participación en la adopción de decisiones. La pobreza extrema es la llaga más extensa y profunda, yo digo que “incurable”, de la miseria, ya que “en este mundo de información, de técnica, refiere Gustavo Gutiérrez Merino, el pobre está marginado del circuito económico”. Esta es, la indigencia intensa, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la enfermedad más mortal que padecen un sinnúmero de personas en el mundo, es decir, que no tiene lo necesario para vivir dignamente o la privación de las capacidades básicas en el ser humano.

            Moldavia, Armenia, Ucrania, Georgia y Bosnia son            las naciones de Europa más pobres. En el mundo, la pobreza es del 11,7%, es decir, personas que sobreviven con menos de 1,3 euros al día. En África subsahariana, se centraliza la población infantil más pobre del orbe. El 17,8% de la población de Asia del Sur la pobreza es total.

            Tengamos siempre presente que las causas históricas de la pobreza son: las guerras, las invasiones, el colonialismo, la esclavitud, la indiferencia de los ricos ante los pobres y ante la pobreza…

            Las grandes multinacionales, para su avance constante, utilizan mano de obra y recursos baratos de naciones del tercer mundo, empobreciendo aún más a las personas que vienen a países súper desarrollados para trabajar y vivir dignamente.

            Considero factores de riesgo que favorecen la pobreza: la corrupción, el cambio climático, las enfermedades y epidemias, los conflictos armados, la falta de igualdad entre mujeres y hombres, las desigualdades en el reparto de recursos, el crecimiento de la población, el desinterés total de las naciones del primer mundo por acabar con la pobreza, el despilfarro de alimentos, etc.

            Tres son los elementos que nos sirven para determinar que un país se halla en la pobreza. Me refiero a la alimentación, a la salud y a la educación. Si faltan estos tres factores o alguno de ellos, los habitantes de cualquier nación, que no tienen los componentes ya expresados, se encuentran en la pobreza más absoluta. Por consiguiente, es sumamente necesario hallar un equilibrio entre los países más y menos desarrollados. Si no se da esta armonía, es debido a que una nación recauda más de lo que entrega a la otra. No olvidemos nunca que “erradicar la pobreza, manifiesta Nelson Mandela, no es un acto de caridad, es un acto de justicia”.

            Ciertamente, hay varias clases de pobreza, según las causas que la favorecen y las personas afectadas: pobreza material, pobreza rural, la pobreza urbana, la pobreza social, la pobreza infantil, la pobreza relativa y la pobreza estructural.           

            La pobreza en España se halla por encima de la media europea. En nuestro país el porcentaje de pobres es del 28,9%, afectando a trece millones de españoles. La crisis económica u social, que aún persiste, aunque nuestros políticos digan que ya finalizó, ha acentuado la desigualdad entre los ciudadanos.

            Las mujeres son las más castigadas en cuanto a la pobreza y a la exclusión social. Evidentemente, los jóvenes españoles son los más afectados por estas anomalías. Debido a situaciones multicausales, la tasa de pobreza crece constantemente en nuestro país. Pero este arraigo de la pobreza no solo afecta a los jóvenes y adultos españoles, sino también a la comunidad extranjera, que vive en España, proveniente de países de la Unión Europea (UE), cuyo porcentaje es del 41,5%. Del mismo modo, el 53,7% de los emigrantes de otros países no europeos viven en la pobreza. En cuanto a la pobreza infantil, nuestro país tiene el censo más elevado de los países de la UE, exceptuando Rumanía y Grecia, que lo tienen aún más alto. “Si la ayuda y la salvación han de llegar solo puede ser a través de los niños, dice María Montessori, porque los niños son los creadores de la humanidad”. El 56,5% de la colonia infantil vive bajo el umbral de la pobreza, debido a la escasa protección social a la infancia.

            Destaca, asimismo, la elevada pobreza «severa» entre los niños y el crecimiento de la desigualdad, ya que, aunque la pobreza infantil ha aumentado de manera notable en los hogares con niños más pobres, es decir, aquellos en los que viven cuatro personas (dos adultos y dos niños) con menos de 700 euros al mes u 8.400 euros al año.

            Cada 19 de septiembre se celebra el Día Mundial del Niño. El lema de este año (2018) es «Los niños necesitan libertad». En muchas partes del mundo, los menores siguen sin poder vivir una infancia sin preocupaciones.

            La pobreza, en general, conlleva una gama de efectos que son perjudiciales para las naciones del tercer mundo. En esta escala de consecuencias, nos encontramos con la delincuencia, la escasez alimenticia, la salud, la integridad moral, la privacidad de libertad y de entretenimiento, la desigualdad social, etc.

            Los ciudadanos de cualquier país deben actuar contra los estamentos gubernamentales, los cuales han enfocado la causa de la pobreza y del estancamiento del desarrollo humano, como una crisis inherente a los intereses de las países desarrollados.
            El Banco Mundial, El Banco Interamericano de Desarrollo, El Fondo Monetario Internacional, u otra institución financiera involucrada en tal gestión, tienen que sincerarse y concretizar la ayuda en el desarrollo sostenible de cada nación, y no en la autodependencia de cada país subdesarrollado en uno desarrollado.

            Se debe buscar la manera de coexistir en un ambiente homogéneo, donde cada nación se beneficie de la otra, sin la necesidad de abusos, trabas de comercio, liberaciones impositivas a favor o no de ciertos intereses.

            Los gobiernos emergentes, después del nacimiento de la globalización, tienen que pensar de manera critica en la tecnología, el avance científico, los instrumentos financieros, y aplicarlo de manera eficiente y coherente al desarrollo de la agricultura, la educación, la nutrición, la salud…

            La única manera de erradicar la pobreza y aumentar el desarrollo humano es buscando la equidad de valores nacionales, la equidad en la competitividad, la equidad de derechos internacionales y estamentos de comercio, así como el respeto a las poblaciones existentes partiendo de un marco humanista.

 

¿ QUE ES LA POBREZA ?
Autor: Manuel García ( España)

La pobreza es una situación o una condición social y económica de la población que no le permite satisfacer sus necesidades básicas, ya sean éstas físicas o psíquicas.

La alimentación, el acceso a una vivienda, la sanidad o la educación se consideran las principales necesidades básicas en todo ser humano. Sin estas necesidades cubiertas se considera que un ser humano no ha alcanzado un nivel mínimo en cuanto a calidad de vida.

La falta de un empleo o unos ingresos insuficientes están muy relacionados con la falta de cobertura de las necesidades básicas, por lo que se consideran indicadores de pobreza.

Pero cuando hablamos de pobreza debemos preguntarnos lo siguiente:

¿La pobreza es generalizada, alcanzando a la mayor parte de una población, o por el contrario, es un fenómeno acotado que se localiza geográficamente o en determinados segmentos sociales?

¿Cuáles son las causas que la determinan? ¿Es un fenómeno crónico, con raíces históricas, o está vinculado a cambios temporales de orden económico, social, o tecnológico? ¿Es consecuencia de la acción humana, como la guerra o la explotación del hombre por el hombre, o es el resultado de fuerzas de orden natural como desastres climáticos, terremotos…?

Si comparamos la pobreza con una enfermedad, ¿cuáles son sus síntomas principales? ¿La subnutrición, la baja escolaridad, la falta de acceso a servicios básicos, el desempleo, la marginalidad, la violencia, la discriminación, la falta de voz para ser escuchado en el campo político?

En los debates y trabajos académicos sobre la pobreza, generalmente se relaciona ésta con niveles bajos de ingresos y se mide a través de la renta de las personas o los hogares. Siempre hemos tenido la necesidad de establecer líneas de pobreza, es decir, umbrales o niveles específicos de renta a partir de los cuales se puede empezar a hablar con cierta propiedad de situaciones de pobreza.

Se ha convenido en llamar pobreza relativa a un nivel de ingresos inferior a la mitad de los ingresos que perciben hogares y personas en un contexto concreto.

Pero no existen criterios universales o absolutos, sino criterios relativos referidos al momento en que se efectúa la medición y a ámbitos territoriales determinados. Por lo tanto no es posible hablar de pobreza como un término absoluto sino como un término relativo que compara lugares distintos y épocas distintas. Esto significa que el nivel de pobreza puede variar de un país a otro pues los niveles de renta de su población también varían, y también es cierto, que para un mismo país puede haber variaciones en esa renta mínima. En algunos países, tener una renta mensual de 400 $ puede permitir a una familia satisfacer sus necesidades básicas, pero en otros países puede ser insuficiente.

Además de este criterio general, se han elaborado otras formas de aproximarse al fenómeno de la pobreza en todas sus dimensiones. Existen índices de pobreza que además de los ingresos consideran el gasto, o el consumo.

La insuficiencia de renta es un criterio fácil de ser entendido como elemento determinante de la pobreza. Pero ¿cómo medirla? La forma más utilizada parte del coste de una canasta básica de alimentos considerada adecuada desde el punto de vista nutricional y/o calórico. Se supone que la alimentación debe representar aproximadamente la mitad del presupuesto necesario para la atención de todas las necesidades básicas, por lo tanto se estima que la renta para cubrir la alimentación es la renta mínima necesaria para superar la condición de pobreza.

Esa renta pasa a ser conocida como la línea de la pobreza. Es evidente que ese procedimiento contiene cierto grado de subjetividad, ya que tanto la composición de la canasta como su coste varían en función del clima, de los hábitos alimentarios regionales y de los factores culturales, entre otros.

La variedad de los alimentos y el precio de éstos varían mucho de unos países a otros, mientras en algunos países lo habitual es hacer cinco comidas al día e introducir en la dieta alimentos muy diversos (carnes, pescados, frutas…) en otros (por cuestiones culturales o por cuestiones de mercado) puede bastarles con hacer tres comidas diarias basadas en alimentos muy poco variados, tales como el arroz, el maíz o los frijoles, por ejemplo.

Además, la estimación de recursos necesarios para la atención de las demás necesidades básicas que no son las alimenticias es arbitraria y también varía regionalmente. Lo que para algunos colectivos puede considerarse imprescindible (tener acceso a internet, mantener un vehículo privado por familia, ocio y vacaciones) para otros colectivos humanos puede resultar totalmente prescindible.

Vemos que no es fácil medir los umbrales de pobreza, las necesidades no parecen ser las mismas según donde se viva.

 

DE POBREZAS Y RIQUEZAS  
Adriana Isabel Morán
ZARZAMORÁ

El anhelo

Condición de ser

Con Gaetano fuimos de comidas… aprende desde el ejemplo. Dos niños de su edad piden monedas entre las mesas; existe una sola manera de evitar que la desigualdad se siga propagando: la educación. Y debe ser pública, gratuita y con compromiso social. El Estado debe garantizarla y además, proveer los recursos económicos y humanos para el acompañamiento  de familias en situación de vulnerabilidad social a causa de la pobreza. A través de la educación, no de derecha y reaccionaria, sino como derecho social inalienable, inclusivo, fortalecedor de otros derechos, las y los niños aprenderán que la comida no se pide, se exige y que nadie, jamás, puede estar por encima de ellos sólo por tener capacidad de consumir, porque esa es una acción espuria, avergonzante… Somos diversos, pero iguales ante el derecho, y ese es el sentimiento y la emoción que debe prevalecer. Las niñas y niños deben aprender desde pequeños, que el respeto por el otro es condición de ser, de ser persona…

Distintas razones

Puede que estemos de acuerdo o en desacuerdo por distintas razones; puede que, lo que tú piensas que es verdad, yo crea que es mentira, y lo que yo crea verdadero, tú sostengas falso; puede que  tengas una manera de imaginar al mundo donde vivimos opuesta, antagónica respecto a la mía, y también sería válido… Pero, no creo que puedas acordar con que la gente de tu pueblo, tu vecino, tu compañero, tu amigo, aunque profese ideas diferentes, sea vulnerado en cualquier de sus derechos sociales y libertades individuales. No creo, que sean cuales fueren tus ideas políticas, admitas, permitas, sostengas la vulneración de derechos y libertades. Y si fuese así, tú y yo ya no tendríamos más nada de qué hablar o discutir, con respecto a ninguna cuestión, sea esta política, sociocultural, económica o espiritual… Si el otro, la otra no te importa, dejarías de importarme.

El trabajo por los otros

Gaetano me dice, qué locas tus amigas! Lo miro, me sonrío, antes que pueda responderle agrega, pero no les digas. Vuelvo a sonreír. El baja la mirada y me pregunta: cuando tienes que volver? Por qué, le respondo, quieres venir conmigo?! Y él asiente con la cabeza. Me encanta la idea de compartir con mi nieto el trabajo comunitario cooperativo, es una buena manera de transferirle valores de solidaridad y amor hacia los demás…una buena manera de enseñarle a respetar y respetarse ya que el «otro» soy «yo». Las nuevas generaciones encontrarán diversas maneras de autoconocimiento e involucramiento social, serán los portadores de una inmensa capacidad de dar y amar. (Tarde de lluvia en Las Mil Grullas)

Estado de necesidad

La felicidad es componer tu día de la manera que más te guste. Tienes libre albedrio para decidir hacer lo mejor o lo peor, pero luego, inevitablemente deberás hacerte cargo de las consecuencias. Desde una mirada individualista, podrías decidir hacer cosas únicamente para regodeo del «ego», y nadie podría decirte que no estás en tu derecho. Pero pensar y hacer por «el otro» que está en estado de necesidad, te da la posibilidad de colaborar en la construcción de un mundo mejor, en el que ineludiblemente debes cohabitar! Entonces, antes de actuar, pienso, y antes de pensar, siento. Y el día continúa desplazándose lentamente hacia la eternidad y yo en él…

Naturalización

Luchar contra el sistema es como remar contra la corriente. El imaginario colectivo, conformado en años y años de injusticia y desigualdad social, naturaliza lo aberrante. Pasar al lado de una familia en situación de calle, en una ochava cualquiera de la ciudad de Buenos Aires, y que interiormente no se mueva nada, o se piense, «y bueno, seguramente son extranjeros, (para no ser peyorativa), o vagos…» denotaría el estado de insensibilidad de algunas personas. Luchar contra el sistema supone, comenzar a cambiar ese imaginario que «cree» que sólo algunas fracciones sociales tienen derechos, y que además tiende, a dividir el «todo» en fragmentos desiguales. Cambiar el imaginario significa comenzar a intentar ponerse en el lugar del otro. Llámese empatía…

Una Patria

Felices  los que creen en la utopía de la Patria Grande, sin fronteras, ni banderas, ni derechos por efectivizar o necesidades por realizar, porque tanto los unos como las otras serán la prioridad de los que tengan periódica y alternadamente la obligación de llevar las riendas del destino de una Tierra de hombres y mujeres de buena voluntad. Felicitemos y atrevámonos a soñar con una Patria Grande, grande, donde quepamos todas y todos sin incomodarnos, y la compasión y el respeto por el «otro» primen por encima de nuestras propias necesidades! Entonces, la felicidad del otro será la mía y la mía, la del otro!!!

El oso Yogui

Algunas películas para niñas, niños, jóvenes y adultos, como El Oso Yogui, acercan un mensaje inequívoco: prevenir a la gente de una ideología que resguarda y enaltece lo económico, en detrimento de otros valores, como el respeto de si, del otro, por la naturaleza y de todo ser viviente, prevaleciendo una concepción egoísta e individualista del mundo de la vida. Si estamos atentos, no permitiremos que ideologías ajenas a la concepción de los derechos humanos, y por ende sociales, invadan y se apoderen de un mundo vivido construido palmo a palmo por el grosso de la sociedad, en defensa de los que menos tienen. En promoción y defensa de los derechos de los hombres, en una etapa decisoria de la historia argentina.

De fogatas

Anoche las tortugas ninyas estuvimos de parranda. Fue un estallido de caparazones coloridos, alegría chispeante, carcajadas, brindis y sororidad. Hablamos de las cosas de la vida, de lo que nos pasa a nosotras y de lo que les acontece a los otros, de cómo la marea sube y baja, de cuánta falta hace la empatía en este momento aciago del planeta y especialmente, de Argentina. De cómo hacer fogatas para calentar las manos y los corazones de niñas, niños y jóvenes de los barrios pobres de la vida. Y lloramos, reímos y brindamos porque la alegría se contagia, es una onda expansiva de bondad que busca cobijo en los corazones de la gente con necesidad. Y al despedirnos, mis entrañables amigas tortugas ninjas me dejaron un regalo, entre risitas de complicidad: El de la deshabituación, que es la tarea encomendada por mis Guías para esta semana. Al mirar mi espacio las encuentro y me encuentro en sororidad con todas las mujeres y niñas de mi Vida y las bendigo. Gracias!!! Las amo.

 

Deja un comentario