JOSÉ LISSIDINI SÁNCHEZ

 

JOSÉ LISSIDINI SÁNCHEZ

José Lissidini Sánchez 17/04/ 1961. Montevideo. Uruguay.
Escritor. Periodista. Político. Profesional Universitario en el área del Derecho. Gestor Cultural.
Miembro Académico de la Academia Americana Internacional de Literatura Moderna.
Asesor Cultural de Educar en la Paz de España, miembro de ONU
Colaborador de la Comisión Nacional  Española de cooperación con UNESCO.
Embajador de la Paz. Cercle Universel des Ambassadeurs de la Paix Suisse/France.
Coordinador de acciones para la Paz nombrado por la Federación Mundial de Mujeres para la Paz Universal y Federación de Mujeres Grandes Maestras.
Vicepresidente Ejecutivo Mundial, de la Organización Mundial de Poetas, Escritores y Artistas, con sede en Tegucigalpa, Honduras.
Embajador de la Palabra y del Idioma Español, designado por la Fundación Cesar Egido Serrano de Madrid y el Museo de la Palabra de Toledo, España.
Representante de Abrace Editorial- Abrace Cultura. Con obras traducidas a nueve idiomas, en la Biblioteca de la Universidad de la Sorbona, París, Francia.
Miembro de la Asociación Mundial de Poetas, en Brasil.
Organización de Poetas del Mundo,Valparaíso, Chile. UHE, SVAI, REMES, Con reconocimientos y primeros premios desde 1985 a nivel Nacional e Internacional , en Australia, Estados Unidos, Argentina Italia, Rumania, Venezuela, Honduras, Nicaragua, Perú, España, México, Chile, Bolivia,  Uruguay etc.. Jurado en Concursos literarios.
Miembro del Comité Editorial de Aristos Internacional.
Presidente Internacional Honorario  OMT, Org. Mundial de Trovadores, Delegado de UBT, Unión Brasileña de Trovadores.
Sus obras figuran en 232 Antologías a nivel mundial. Primer libro, 1990, en preparación DIAS DE TORMENTAS, se publicará  a últimos de junio
Les dejamos una pequeña  muestra de los premios recibidos.

“Destetiempo”,compendio de poemas.
CON 316 PREMIOS Y DESTAQUES MÁS:
– PREMIO, REINA DEL PLATA -2015-2016( ARGENTINA)
– PREMIO ANTENA VIP – 2015-2016( ARGENTINA)
– PREMIO “ ARCO DE CÓRDOBA” -2015-2016-( CÓRDOBA, ARGENTINA)
– PREMIO VICTORIA -2015-2016-2018 ( URUGUAY)
– PREMIO SANTA CECILIA 2017- CARACAS- VENEZUELA
– PREMIO ESTRELLA DEL SUR 2017- MONTEVIDEO-URUGUAY (RECHAZADO                  (RECHAZADO)
– PREMIO LATINOAMERICANO DE ORO 2017 – 2018. Venezuela- Panamá.
– PREMIO INTERNACIONAL “ ANA DEL VALLE” 2017, ROSARIO, ARGENTINA.
– PREMIO INTERNACIONAL AWARD THE BEST. 2017 SAN CLEMENTE           DEL  TUYÚ.ARGENTINA
– PREMIO INTERNACIONAL AWARD THE BEST. DE ORO 2018 SAN                   CLEMENTE   DEL TUYÚ. ARGENTINA
– PREMIO INTERNACIONAL “ RAÍCES” 2017 -2018-2019 TIGRE Y BUENOS     AIRES. ARGENTINA
– PREMIO QUISQUEYANO 2017. REPÚBLICA DOMINICANA
– PREMIO INTERNACIONAL “LATIN AWARD MUSIC”2017. VENEZUELA-       ECUADOR.
– PREMIO INTERNACIONAL A LA ÉTICA “ DR. JUAN DELGADO CELIS             2017”-ARGENTINA
– PREMIO FARO DE ORO VIP 2018. MAR DEL PLATA.ARGENTINA-
– PREMIO CÓNDOR MENDOCINO 2018. MENDOZA. ARGENTINA.
– PREMIO NEVADO SOLIDARIO 2018. MENDOZA. ARGENTINA
– PREMIO OBELISCO DE ORO 2018 INTERNACIONAL. ARGENTINA
– PREMIO “ GLACIAR TRONADOR”2019. ARGENTINA
– PREMIO CÓNDOR MENDOCINO 2019 MENDOZA. ARGENTINA.
– PREMIO NEVADO SOLIDARIO 2019. MENDOZA. ARGENTINA
– PREMIO NACIONAL GAVIOTA DE PLATA 2019. MAR DEL                                   PLATA.ARGENTINA

 

Por tercer año consecutivo me han dado el premio Raíces ( Septiembre 2019)  el mismo que le fue otorgado a Jorge Luis Borges .
A continuación les dejamos una pequeña muestra
de su trabajo, a través del cual podrán ver la versatilidad del autor.

 

Consideraciones sobre La Paz-
The Long and Winding Road-
Publicado en Zeitschrift für den Frieden de Alemania
( Octubre 2019)
La Paz desde el principio de los tiempos, lidia con dos grandes enemigos: los intereses y la estupidez. Es algo así como el bien contra el mal, la luz contra las sombras, la mentira y la verdad, los vampiros y la cruz. Los intereses, ( armamento, farmacología, investigación genética, industria alimentaria, finanzas, tecnología etc.) en definitiva, de poder es que hablamos,  dominio exclusivo y feroz de los Camaleones en las sombras, destructores, nocivos, y la estupidez que gesta las ansias de Poder, la avaricia, el deseo de acaparamiento, supremacía territorial, ideológica o ambas,  la riqueza desmedida, la necesidad por la imposición de un pensamiento filosófico o religioso intolerante, una ideología política o económica, la corrupción, el fanatismo ciego e irracional que no acepta disensos, solo procrea enemigos, o sencillamente, la demencia. A pesar de los textos que se escriban y multipliquen en los estantes de las bibliotecas, hasta el día en que los intereses y la estupidez, los Titanes a vencer, los  fenómenos a combatir,  sean vencidos, la paz será tan solo un modelo o ideal, que se continuará voceando y promoviendo, un discurso, un mensaje altamente amasado por los cientos de “Embajadores de la Paz”, desde el sillón de sus livings, cuya actuación se remite tan solo  a la literatura y la expresión oral, pero carente de acción efectiva. Suficientemente probado esta que las buenas intenciones solo gestan diplomas, medallas y banderas, no conmueve la realidad. Ante tal circunstancia, por contraposición, de inmediato aflora a nuestra mente un nombre ineludible, “GANDHI”.
Debemos coincidir que la paz, no se remite tan solo a la discusión política o religiosa, sino que es una discusión perteneciente a la humanidad toda, involucra al más encumbrado intelectual como y a la misma altura, al más humilde  y  analfabeto anciano indígena o al indigente olvidado, marginado, porque paz, implica conciencia y voluntad,, paz se refiere  a la Virtud y la Ética, limites inusuales que un mundo descontrolado e insatisfecho, parece no requerir ni necesitar, sin tener en cuenta que sin los limites a la degradación y la depravación, al animalismo y las jaurías, la paz solo seguirá siendo la ciudad Capital de Bolivia. La paz y el valor por la vida del semejante, están indisolublemente ligadas, de tal manera, que no se pueden concebir la una sin la otra. El respetar y honrar toda vida, se torna condición sine qua non, para un mundo de paz.
Quizá, y sin quizá, debemos admitir de una vez por todas, que la paz es un estado del espíritu y, construir paz demanda un gran compromiso, por ende una voluntad férrea, un espíritu firme. Promover paz implica un quehacer diario y arduo, contra todas las intolerancias y modalidades de marginación, implica  tratar de atemperar todo acto  o palabra que pueda oficiar a modo de combustible, para  que la llamarada voraz de la violencia emerja. Construir paz, es sueño e idea, que debe partir del amor, amor antes de todo, luego tolerancia, solidaridad, entendimiento, desprendimiento, es el erradicar de nuestro interior , la perturbante sensación de que estamos peligrosa y permanentemente, en estado latente de conflicto. Todos los días, a cada hora, en todos los momentos de nuestra realidad, las frases y los mensajes que irritan, que incitan a la violencia, el desprecio, la fractura social, solo enferman a las sociedades cual virus, y más cuando  provienen de pensadores, de gestores o de los actores políticos y culturales que alardean ser constructores de caminos para la paz, aunque ese alarde, solo sea agua en la boca. La paz es la compleja tarea que necesita de la prudencia, ante todo, y en la cual la ausencia de políticas culturales ( herramienta fundamental de las sociedades) dirigidas al interés  común, resultan esenciales a su desarrollo y supervivencia.
Lamentablemente a través de la historia de la humanidad, la paz ha debido de pedir permiso, y el mismo le ha sido otorgado por períodos breves y tensos, en cambio los conflictos y disputas, solo maleducada y abruptamente invaden.
Tal vez deberíamos remontarnos a las antiguas enseñanzas de nuestros ancestros, en  este moderno siglo XXI casi olvidadas pero nunca enterradas,  y recordar que lo esencial y determinante para el ser humano, parte indefectiblemente del hogar , la familia, los padres. Son los padres quienes tienen la responsabilidad y obligación, desde su amor infinito,  de educar a sus hijos para la paz, sin inculcar resentimientos, ellos deben de formar personas de bien, libres, con códigos morales y de conducta, aunque humildes en lo material, pero ricas en valores.
Está suficientemente probado con los fracasos sucesivos hasta la actualidad,que ningún régimen político , ideológico o religioso, por imposición logrará la paz. Ha sido un error demasiado costoso, en tiempo y vidas. La paz no se conquista con tanques, armas de poder nuclear, virus que propagan enfermedades horrorosas, el ataque y depreciación del ecosistema, por el esclavismo, el abuso y el aniquilamiento, la paz no distingue  entre razas, ni ADN o entre seres voladores, que reptan o se desplazan erguidos sobre la tierra .no sabe de Superhéroes o si la verdad yace en La Biblia, El Corán o la Torá, la paz es de todos y para todos, y es aquí donde entra la estupidez a jugar su oscuro y enceguecedor rol, en esta “ Comédie humaine”. La paz no se impone, la paz se siembra, se riega con paciencia y amor, se cultiva y al fin será cosechada, para alimentar abundantemente a cada ser que integra la humanidad. El punto es, que el animal humano en esta cuestión que atañe a su extinción, es de aprendizaje insufriblemente lento.
La paz se encuentra en cautiverio. Presa de la ebriedad que lleva a la barbarie, que es la sinrazón, el animalismo, aun de los “ilustrados”, aún de quienes marchan por sus derechos, creyendo  que de  la  violencia  y  la destrucción se pueden gestar,  aun  de  las mismas víctimas. Comulgo con la idea de que la paz, es un estado del alma individual. Si nuestro interior no esta en paz, si nuestra mente no esta en paz, imposible prodigar paz al entorno. Volcamos sobre los otros lo que sentimos en nuestro interior, y si lo que guardamos en nuestro interior es caos, odio, venganza, ira, desprecio por la vida, aun por la nuestra, en primer lugar por la nuestra, si es solo un mundo agresivo y peligroso lo que vemos y propugnamos, si no somos capaces de un sentimiento puro, como el de  compadecernos, de sentir piedad, entonces, no habrá nunca lugar para la paz. Esto sencillamente, porque en principio, la paz reside en cada uno de nosotros, somos las partes de un todo, como los pequeños cubos de rubik, en donde todas las partes deben coincidir homogéneamente, para lograr un resultado. Imposible el acto amoroso o benevolente, en un ser hostil. Para pensar en la paz general,  antes cada ser humano debe de reconciliarse consigo mismo.  La paz, no yace en la inmolación, ni en el sueño alucinógeno, de acuerdo a estas acciones, la paz es objetable.                                             
Deviene tan solo en comedia, circo, fantochada, la de los Estados que afirman bregar por la paz, armándose y conquistando, inoculándose subrepticiamente cual infección viral, en el seno de otros Estados, con la única meta de socavar o desestabilizar, con el fin de estableciendo un velado dominio o sujeción, obtener réditos, económicos, territoriales etc. argumentado auxilio, solidaridad, pacificación o hermandad. Son inocuos argumentos de paz,  los de aquellos que predican en público bondad, siendo déspotas y malvados, cuando no son observados.
¿ Quienes deberían ser los contribuyentes principales, en acciones de paz? Fundamentalmente en la realidad de nuestro tiempo, los medios de comunicación social, las redes sociales, los noticieros, las publicaciones, todas las herramientas de expresión masiva, la familia, los amigos, aquellos que tienen el poder de influenciar vidas, quienes realizan obras inspiradoras etc.
Acaso sea una osada presunción, soñar con un mundo en donde la paz fluya, tumultuosa, creciente, si continuamos asidos al execrable legado de violencia, intolerancia, imposición y conquista, para lo cual se debe de carecer de sensatez, virtud y ética, esta es la receta  para un mundo descontrolado e insatisfecho, donde de error en error, se relega gota tras gota abusivamente, la libertad.
A los efectos de considerar, la posibilidad de un futuro de paz , de desarrollo y crecimiento para la humanidad, seria de capital relevancia determinar, dónde termina lo humano y empieza lo animal, donde termina el animal y comienza la bestia, en cual limite, hombre, animal y bestia  se confunden, para descubrir, cuando el daño está hecho, habiendo sido derribada la puerta de la conciencia. Cuando no importan las víctimas, la paz se vuelve utopía, el horror la disipa, la aleja. Imposible gestar paz, con quienes creen su misión única y verdadera en la tierra, el sembrar victimas, viviendo una realidad peligrosa de perversiones torcidas, donde prima el odio y margina a la piedad. A fuerza de ser filo de espada, reconozcamos que es el veneno de las ideologías y el fanatismo, la podredumbre que envicia los corazones y enferma mentes y voluntades, que impide que se establezcan la paz y la hermandad. Porque los asesinos y saqueadores brotan en todas partes, los profanos y genocidas, desparramando su bilis infame, siendo únicamente el poder y la riqueza su nacionalidad y color de bandera, por ello cazan sus cautivos, para pillarlos con su droga idiotizante de odio, hacinándose en las filas del inconformismo, a los efectos de justificar como necesaria cruzada, su violencia.
Hoy día tampoco contribuyen a la paz mundial, la esclavitud bancaria, el recorte de libertades, la ignorancia, el auto-totalitarismo, el reino de los agroquímicos, la crisis ambiental, la tierra quemada y explotada, el agua contaminada, la depredación de las especies, la polución, la voraz supremacía de la tecnología , la economía y la materia inerte , la quema del carbón de Koke , las cubiertas  y  la  proliferación de  los  inmensos vertederos etc.
No puede haber paz, donde no hay noción de ella, ni del ser racional, donde todo es “lícito”y no hay deber, donde todo mandato se transgrede y toda regla se rompe, donde el UNIR, no es una opción viable a considerar, más bien jamás a existido como opción,  porque el DIVISIONISMO es lo que prima,  donde lo condenable, censurable, reprochable, es libertad, donde por sobre la verdad, prima el oro, la trampa de las drogas, el crimen y la desconsideración al honor del cuerpo. A los promiscuos y perversos, a aquellos sin virtud ni ética de este mundo, no les interesa la paz, sino un mundo sin tino, trastabillando como un boxeador a punto de tocar la lona,  donde la insensatez y locura fluyan con pasmosa unidad, porque es donde su anormalidad cotiza.
La paz requiere como elementos constitutivos esenciales, de la tolerancia, una infinita bondad y el descubrir las penas de nuestros congéneres, a los efectos de asistirlos con el fin de mitigarlas, no provocarlas o acrecentarlas, por medio de reclamos sociales que casi transgreden la “ delgada linea roja”, adquiriendo el color de la Xenofobia.
La paz se instalara concreta e inconmovible, cuando el ébano y el marfil, confluyan en perfecta armonía, desde todo punto de vista, cuando cada uno, esté en comunión con su Dios y no busque, imponerse a otros, sino que sea el libre albedrío de la elección, el que lleve a cada individuo a elegir sus creencias. Tarea realmente titánica y quizá, visto desde la óptica de la realidad mundial en la que estamos insertados ,a años luz de la tierra y del hombre actual. La paz será una realidad al fin, cuando los seres humanos puedan coexistir viéndose y valorándose, solo como lo que son, seres humanos, sin relevancia de raza, credo, lengua o ideología, cuando todos se sientan respetados, cuando todo el mundo, sea del PRIMER MUNDO                                                                                 
Nadie ama la guerra, la muerte, la miseria, lo brutal, lo salvaje, todos aman la vida, y asi debe de ser, solo el demente la deplora y agrede, aun la propia, y la vida solo puede gestarse, germinar, florecer y dar sus frutos, en la paz.
Las pruebas irrefutables, nos otorgan la enseñanza de que una idea de paz que prospere, solo es factible, a partir de la infancia, desde la tierna niñez, desde los primeros pasos y juegos. Solo mentes aun no saturadas por ideologías, filosofías, costumbres, defecciones, virus, y demás “basura de todo tipo”, en resumen ESTUPIDEZ,    receptivas y abiertas al conocimiento y las verdades de la creación, pueden ser capaces de entender  lo que implica la naturaleza de la paz, y en consecuencia, optar por aplicarla en el conocimiento de sus beneficios y bondades.
Mentirosas las marchas de protesta, denominadas  pacificas, por la consecución de cualquiera sea el derecho, cuando vuela una piedra, una botella o cualquier otro objeto contundente o en las mismas se gestan agresiones, sean de palabra o acción física. Lamentablemente, hoy día pululan y se multiplican, pero solo para reafirmar que de PAZ, nadie sabe o a nadie le interesa más que para utilizarla como eslogan. Se pretexta la paz. Campea al respecto, la hipocresía a todo nivel.
Ciertamente, se debería de sopesar, si realmente el hombre es IDÓNEO para  procrear, gestar, la paz, todo indica que no es su esencia, partiendo del hecho que desde su origen, el hombre ha sido conflictivo, y su meta ha sido el poder, y si acordamos que acumular PODER, es inversamente proporcional a la PAZ, la conclusión deviene por si sola. Pero además, a través de la historia, el ejercicio del Poder ha gestado el DESPOTISMO, el cual menos aún comulga con la Paz.
Inmersos en la realidad de un mundo ambidiestro, lo cierto es que la paz, no pertenece ni a izquierdas ni a derechas. En un “ mercado de valores” donde la conciencia ya no cotiza ,así como la moral , la ética, la credibilidad, la lealtad , el respeto, donde se han creado blasfemias, demencial y cobardemente, ejércitos de niños, que solo se pueden ver con extrema repugnancia y rechazo, donde se convive con  el canibalismo, el esclavismo, y niños africanos haciendo bolitas de lodo, a los efectos de ingerirlas y llenar sus pancitas,   yaciendo bajo el ataque permanente del terrorismo, la prepotencia del poder que conlleva el tira y afloje de las potencias, en su desesperada y cruel lucha por la preponderancia, de la carrera armamentista que cada día engorda más, mientras vocea la esquelética mentira del desarme, donde a los lideres mundiales la Enfermedad del Rey Sol , la hipocresía, y la corrupción, los ha infectado creando un perfil cada día más alejado del pueblo, al que olvidan que se deben, y por ello con alarmante frecuencia emergen las dictaduras, en este contexto,la paz no tiene arraigo. Es por ello que en el seno de las sociedades, el descrédito, el descreimiento  y la impotencia,  se proveen de abundante alimento, como las moscas en las oquedades de las heridas de los cadáveres, en los campos de batalla de las diferentes guerras. En la medida en que la impotencia ante el poder sin respuesta ni ánimo para la paz,se convierta a modo de reacción ante la prepotencia y el abuso, en rabia, esa hija bastarda de la violencia, la paz no nos entregara su abrazo fraterno y alentador.
La paz no convive con el poder dominante, convive con el poder generoso, porque el poder dominante desprecia al resto , por ende, es inútil en lo que atiende a la paz. Tampoco aporta a la paz, la locura del estrés delictivo, que infecta a muchas sociedades, ya sin distinguir entre “ Primer o Tercer Mundo”, ni tampoco entre  “ los malos y los buenos”, porque en nuestro tiempo, ya los malos no son tan malos, ni los buenos son tan buenos, la confusión de roles acaba por cerrar las puertas al entendimiento, liberando a la confusión.
Cómo podrían convivir, Paz y Maldad, Paz y Odio, Paz y Conquista, Paz y Avaricia,Paz y Racismo, Paz y Envidia, Paz y Demencia, Paz e  Intolerancia, Paz y Desprecio, Paz y Amenaza, Paz y Genocidio, Paz y Opioides, Paz y Dictadura, Paz y Terror, Paz y Fundamentalismo, Paz y Armas, Paz y Prepotencia, Paz y Manipulación, Paz y Prejuicios, Paz y Atrocidades, Paz y Crueldad, Paz y Barbarie, Paz y Poder, Paz y Niños enjaulados, Paz y Niñas vendidas en los mercados, Paz y Negocios, Paz y Corrupción, Paz y Tiranía, Paz y Privilegios, Paz y hambre. y es solo algo de tanto, de lo que se contrapone a la paz. No hay Paz cuando se destruye la justicia, cuando se degrada al ser humano, donde campea la pobreza, la marginalidad, el delito, en los contextos críticos, donde falla o falta la educación.
En las sociedades modernas profundamente materialistas, donde el Poder y el Placer es lo que predomina, donde no existe un real compromiso social, desde lo patético de los gobiernos de turno, no se vislumbra un futuro de paz. El punto es, si no hay compromiso de todos y cada uno individualmente de los integrantes de la sociedad y actores sociales en su conjunto, la paz deviene en un imposible. Como impensada es en un país harapiento, sin libertad de prensa, sin separación de poderes, con procesos sociales de patéticos desarrollos, con una juventud con más desencanto que ilusiones.
La depredación sistemática del ecosistema, en toda su amplitud, en favor de la economía, mientras la sensibilidad y el alerta social continúen adormecidos, no es un camino por el cual nos podamos encontrar con la paz.
La paz requiere de Libertad e Igualdad y ello, es como querer meter las aguas de los océanos, en un pocito, lograrlo sería entender algo y progresar. Pero los océanos de Injusticia, Iniquidad y Pobreza,  son demasiado grandes. Los principales obstáculos para el desarrollo de la paz, son las pobrezas , las riquezas y los prejuicios. Los prejuicios generan distancia y rechazo, no acercamiento y sin acercamiento no hay conocimiento, no hay encuentro, no hay intercambio, no hay posibilidad de inserción en el mundo del otro , no  hay diálogo , los prejuicios no generan vínculos si  el desconocimiento y el  rechazo, los que a su vez gestan violencia y la violencia termina destruyendo al hombre en su individualidad y a la sociedad.  Los vínculos dan lugar a  sentimientos, estos a las emociones, y aquellas a los afectos que son el camino a transitar para la paz. Para la paz debemos pensarnos en común, cree realmente en un destino común, en una meta en común como humanidad, pensar en todo lo que nos une e identifica, a pesar de las diferencias, como la comunicación, piel, ideologías, creencias religiosas, estilos de vida, costumbres, distancias, alimentación etc.
Por otra parte, la guerra para llegar a la paz, solo cabe como el argumento de los canallas, al igual que las otras escusas para la paz, tan solo falsedades y argumentos mentirosos de organismos internacionales burócratas, que alardean y pregonan, a través de empleados públicos sublimados, mientras que el verdadero mensaje del bienestar de algunos por sobre otros, es lo que realmente se protege y defiende. Totalitarismo, Despotismo , la cruel Tiranía de los poderes económicos ocultos, la supuesta necesidad de que la humanidad ya no se reproduzca, debido a posibles problemas futuros de alimentación y espacio, es lo que acerca la guerra a la puerta de la pobre gente, que se quiere “proteger”, y este PROTEGER, según el discurso. Demasiados discursos vacíos, demasiadas intenciones, expresiones de voluntad, sin acciones realmente concretas y contundentes, ha llevado a que cada intento de paz se enferme, y en todos esos intentos a través de la historia, los “médicos” inexpertos han fallado y el paciente ha muerto,por mala praxis.
No nos debe de caber ningún atisbo de duda, que la Paz se instalará en nuestro mundo, pero solo si antes sanamos las heridas, porque cuerpo donde las heridas no sanan, tiende irremediablemente a morir, y me refiero a  las heridas de los seres humanos y las heridas que los seres humanos le hemos venido infligiendo durante décadas de maltrato, falta de respeto, abuso, crueldad , degradación , envenenamiento con saña y alevosía, y le seguimos causando todavía hoy y con mayor fiereza,  a “ La Tierra. Nuestra morada”.
La paz debe de germinar dentro del individuo y explotar hacia afuera,no al revés, ese  ha sido el error por excelencia, la clave de los fracasos, porque si el hombre no esta en paz, primero consigo mismo, imposible que este en paz con su entorno, imposible que piense en la paz, el hombre solo replica lo que siente y lo que es,  funciona como una bola de nieve, desde lo singular a lo plural, desde lo mínimo a lo máximo, desde el átomo a la montaña, desde lo microscópico a la inmensidad.  Hoy solo prima el bestialismo y el belicismo, nace violencia dentro de cada uno, ( por múltiples razones) que estalla y nos estalla, aparte el hecho de que las guerras no las planifican los locos, las planifican los hipócritas y mentirosos. Cada vez más, a nivel mundial el interactuar se ha tornado de gran complejidad, aun en el ámbito familiar, conyugal, de pareja, en los centros de estudio, espacios  laborales, y es que la agresividad , la susceptibilidad y el estar permanentemente a la defensiva, se ha tornado algo viral que en las redes se   propaga con total y peligrosa libertad.
Solo en un mundo justo y próspero puede concebirse la paz. Mientras que exista la avaricia que es perversión, el escándalo que gesta pobreza y exclusión, la marginación, indiferencia y maldad, la paz y nosotros seguiremos siendo extraños. Cuando podamos abandonar  el flagelo que causa indignación, la mentalidad que  genera personas pobres y pueblos pobres y los señala como carga, habremos avanzado.     
Pero a pesar del cúmulo de consideraciones expuestas, sin importar lo que se nos presente, sin importar la batalla que llevemos dentro, aun aferrándonos a un merito sutil, aunque nadie momentáneamente tenga una respuesta, ni pueda señalar que puerta hay que tocar, igual vale la pena, renovar cada día en la Paz , la esperanza para volver a vivir, porque cada vez que el sol sale, cada vez que nace un ser humano, una canción, un árbol, hace que todo valga la pena.
Una jurista Internacional, no hace mucho me estampó un dicho, “ Somos el resultado de todo lo que pensamos”. No resulta ocioso, pues partiendo del tenor literario del mismo y, en vista de la realidad mundial imperante, cae por su peso que en lo que menos pensamos, es en la Paz , y esto se ve abalado día tras día, por los comportamientos políticos y cierta cultura artística, los que no están a la altura de la paz.
La paz se hace día tras día, sin tutelas, sin soberbias, displicencia ni apriorismos ideológicos, contradicciones, luchas de clases, políticas “sociales”, sin concentraciones excesivas de poder,  desde las interacciones cotidianas, a la universalidad. La paz, es una sensación que hay que descubrir, aprender y sentir, en el sacrificio cotidiano, en la dedicación desinteresada, en el amor a la gente y a la tierra, y para ello hay que ser valientes y colaboradores fieles de los emprendimientos de hombres y mujeres, que pretenden cambiar, con entusiasmo, astucia, inteligencia y sin empuñar un arma. Pero aun el mundo debe madurar, para asumir a conciencia que la paz, es el fin para el que fuimos creados.
Para gestar paz, se debe de comprender el dolor  de los demás, y así poder dejar de ser indiferentes a sus sufrimientos.
Vivimos hoy un período de desorientación, materialismo, egoísmo y falta de fe, y no solo fe religiosa, fe en cuanto a los valores, la familia, los guías ( políticos, religiosos, de la enseñanza y la cultura etc.), los organismos internacionales etc.. Pero, como ha sucedido en diferentes periodos de  la historia humana, siempre hay razones para la esperanza. Aunque hay fuerzas irrenunciables para siquiera, soñar en avizorar una paz real , duradera y justa ,como la existencia de un hogar luminoso y alegre y  una buena educación a los hijos. Además los avances tecnológicos, aún no han logrado la estabilidad de los pueblos , sencillamente porque los avances tecnológicos, no hacen que cambie  el entendimiento del cerebro humano, para una simbiosis plena con el mundo.
Mientras la paz, es una tímida luz que ha vivido vacilando, la guerra se ha vuelto una mujer innombrable delirante y loca.
La paz , no es meta que se alcance o imponga con Legislación o por la fuerza, en ninguna parte del globo, sencillamente porque la paz, es conciencia de cada individuo, de cada ser humano, como dije antes, no es algo exterior a cada uno de nosotros, sino que parte de nosotros mismos hacia afuera.      
Finalmente, la máxima interrogante que se nos plantea es: ¿ Que nos falta, para lograr la paz mundial?
Parece imposible de contestar acertadamente, por ello, un despropósito intentarlo, pero en lo personal, no creo que sea así, pienso que es mas sencillo de lo que se puede pensar, pero claro, como el hombre esta preparado siempre para enfrentar lo difícil, ante lo sencillo pierde todo norte. Mi respuesta: para lograr la paz mundial, es que sea para todos y cada uno, LA ÚNICA CAUSA, EL OBJETIVO SUPERIOR, LA FRONTERA FINAL, EL PROPOSITO  UNICO , que permitirá la supervivencia de la especia y entonces consagrarse a ello.
Personalmente  creo que el que llevará  a la paz, será un período de profunda   transformación del ser humano futuro, un misterio de transfiguración de  “ …un mundo que trabaja, que va, que viene, que gana dinero, que usa reloj, que cuenta los minutos y los centavos y acaba podrido en un agujero, con una piedra encima que lleva el nombre del desdichado”, como escribió Elena Garro, autora mexicana, esposa de Octavio Paz y más tarde pareja de Adolfo Bioy Casares. Cuando la palabra adquiera poder, y el  perdón adquiera su verdadera importancia, cuando cada individuo pueda ver a su país como su familia, vacíos del deseo de matar, de la autoproclamación, del ansia de  poseer, de acaparar, de imponer , de establecer supremacía , liberados de las cadenas del odio, de los nacionalismos, de los fundamentalismos,  de los intereses y la estupidez, la Paz devendrá por si sola gentil y poderosa como el destino necesario, ineludible, aunque lo cierto sea que para ello la humanidad , aun viene transitando  “The Long and Winding Road”.
Los que  hacen la guerra son abominables, los que sustentan guerras son abominables,los que viven de la guerra son abominables, los que lucran con las guerras son abominables, los que no serían nada si no fuera por las guerras son abominables,los caníbales y fagocitadores de las guerras son abominables, los que obligan a los niños a hacer la guerra, son abominables, la escoria cobarde y manipuladora, que se oculta en las sombras y envían en su lugar a otros seres infelices a inmolarse en su lugar, son abominables, los que usan de escusa a Dios para hacer la guerra, son abominables y están condenados, los que utilizan a modo de prolongación,de su minúsculo órgano sexual misiles y bombas, son abominables. Los que inflan sus vientres y sus cuentas bancarias, con el dolor, la sangre y el sufrimiento de los inocentes, a causa de su injerencia en las guerras, son abominables, los que aumentan los impuestos, la pobreza, la indigencia, el desempleo, la deuda externa, condenan al hambre y la basura,y ante la cruda realidad,  aun así mienten, son abominables, los que no aman ni sirven a la vida, son abominables. los que esclavizan a su pueblo son abominables, los déspotas, dictadores y genocidas, son abominables, los carceleros de la humanidad, son abominables, los complotados para la guerra, son abominables. los que por odio matan , son abominables, los criminales de la esperanza y el honor  son abominables, los que diseminan el horror como simiente, son abominables, los que planean extinción, son abominables, quienes niegan el conocimiento, la tierra y la fe, son abominables, los hipócritas que gobiernan ciegos, son abominables, los que mantienen al mundo dividido, son abominables,los gestores de la explotación del hombre por el hombre, son abominables, los adoradores del oro manchado con sangre, son abominables,los que asesinan la belleza, son abominables, los que envenenan el aire, el agua, el alimento, son abominables, los hombres de plástico, son abominables, los cocineros del talco, son abominables, los depredadores de lo verde y de lo azul, son abominables,los que tiñen de rojo los mares, son abominables, y sin embargo no se dan cuenta que se matan a si mismos  y a su progenie, los abominables. Los que deciden sin conciencia, piedad ni responsabilidad sobre el futuro de millones, en su mayoría, son abominables En resumen, todos los abominables, son los que asesinan  diariamente  a la paz..
Poder. Riqueza. Ego. Codicia. Pereza. Lujuria. Ambición. Odio. Miedo. Ira. Envidia. Xenofobia. Fuks News. La muerte por el hambre, la sed y  enfermedades curables, de miles de niños y mujeres en el mundo, no propician campo fértil para un mundo en paz.
Una verdad absoluta e incuestionable, que debemos comenzar a tener en cuenta, es que cualquier futuro de nuestro planeta, será inexorablemente también el nuestro, y no creo que tengamos un futuro sin PAZ porque esta no sucederá, mientras las abominaciones sean permitidas, aceptadas  y hasta justificadas.
Para un futuro de paz, el punto ineludible de inicio parte por la Educación . Educación desde el mismo comienzo de la vida. Educación y dialogo para la tolerancia,  para que la humanidad  crezca en lugar de consumirse, para el despertar de las conciencias, de manera de contrarrestar definitivamente, al racismo, antisemitismo, exclusión, suplantados por la misericordia, la piedad, la compasión, participando todo el mundo profundamente involucrados, para que el hombre del futuro  camine contagiando esperanza y optimismo, este debe de constituirse en el más poderoso partido político fuerte y vigoroso, con la totalidad de los ciudadanos militantes, esta es la cultura cívica que debe de arraigarse hasta lo más profundo, está …la democracia por excelencia                                  
Pero, mientras “ un Diario chorree sangre”, la paz seguirá siendo la gran utopía del hombre.
PROC. ESC. JOSÉ LISSIDINI SÁNCHEZ

 

CUENTOS

 

VENDÍ,LA SILLA DE RUEDAS DE MAMA
El boliche era tan misero, que había una mesa sola, al fondo con un cenicero verde apoyado. Una mesa azul, de chapa, tanto ella como las dos únicas sillas, con pintura gastada, corroída. Todos tomaban en le barra. El individuo entrado en años, lucía un aspecto decididamente decadente, sucio, con barba de tiempo y ropa, por demás ajada.
Tenía los ojos turbios. Prendido a la caña desde hacia un buen rato, en el boliche “ El gallo” y en el ultimo destello de conciencia, podía ver a su madre dejando un beso en su frente, mientras le aliñaba el uniforme escolar.
Pasaron las horas. Se hizo la noche. Nada había cambiado desde la mañana, seguía lloviendo, hacía frío, dentro de él una gran tristeza lo invadía, por culpa de la angustia, se había guarecido en aquel antro, se despreciaba. Dio varias vueltas al vaso, entre los dedos.
No tenía preciso su destino. Recorrió someramente, con su húmeda mirada a cada uno de los presentes. ¿ Alguno entendería, que el amor de una madre, es fiel hasta la muerte?
Siente pesar y vacío en su pecho, se culpa y eso, lo lleva a tomar. La cabeza hundida entre los hombros, deja escurrir un par de lágrimas por su rostro. Él no alcanza a comprender, por qué ella no estaba molesta. Se siente un perro lanudo, con ese pelo largo y esa barba descuidada, a su edad. Al menos, si solo le hubiera gritado con bronca algún : – ¡ Inútil!
¡ Vago! ¡ Desconsiderado!.Pero solo lo miro, allí en el medio de la humilde cocina y, en cambio, asintió despacio. La vieja, era de fierro. Él ya iba a cumplir setenta, y ella tenia ochenta y ocho. Lo tubo jovencita, como tantas de su época. Desde botija, la doña lo consintió mucho, porque fue el único hijo. Ella siempre hizo un esfuerzo porque estudiara,
y puede parecer mentira, pero él, en la escuela y el liceo fue aplicado, por eso aunque hacia sus embarradas, ella se lo aguantaba. Pensar que supo montar a caballo como un hombre.
La prueba está en aquella foto sepia, que le tomaron cuando tenía treinta y dos, sobre un morito. Que lujo la vieja. A pesar de su colección de fracasos, ella nunca le dijo nada, él nunca supo ni cuando se sentía mal. La cosa era que cuanto mas pensaba, más lo laceraba la culpa. La verdad, no recordaba muy bien cuando, ni en qué momento, pero sucedió. La única explicación:
– Vieja… Hay dos recibos de luz, dos de agua y ni un peso.
A veces se imaginaba en otras vidas. La de un periodista o la de algún locutor famoso, con su propio programa radial, en una emisora importante de la capital, sin embargo, cuando tocaba, no tenia otra que conformarse, con despuntar el vicio en alguna radio comunitaria de barrio,lo que no dejaba un cobre y en las cuales además, y sin saber por qué, apenas
duraba uno o dos meses, como mucho.
– Dicen que soy un vago, que casi a los setenta, vive de la pensión, de una vieja inválida.
Que vivo en un rancho de mala muerte, en una villa, rodeado de bichos que cagan por todos lados, o sea, vivo entre la mierda de patos, gansos, gallinas, perros y que comen mejor, ellos que nosotros. Que soy un viejo cursiento, flaco,medio esperpento, lanudo, peludo, que tanto en invierno como en verano, calzo gorra de lana y una campera azul de nylon, cerrada hasta el cogote. Todo lo que quieran, pero yo cuido a mi mamá. La tengo bien
alimentada, limpita y hasta le conseguí de mangueo al Rotary, tremenda silla de ruedas, que vale sus buenos mangos.
Ojeo al compañero de copas, al cual le hablaba, el que apoyada la cabeza sobre los brazos, encima de la barra despuntaba un sueño. Prosiguió.
– La verdad que he sido un atorrante, toda mi vida, lo asumo, un rufián melancólico, pero no un bichicome. Tuve mis buenas, y pasaron. Tuve mujer, hijos, que andan por ahí, labure en varias radios, hice periodismo, pero como dice el tango del Minuano “…la fama es puro cuento” y cuando entras a andar mal y sin vento, chau pinela. Aunque por mi labia y
disposición, supuesto desinterés, comprensión y compañerismo, muchos creen que soy lo más, como dicen los pibes, porque siempre fui bueno para el chamuyo y el camuflaje., mientras no me ven, ya cuando abren los ojos y me ven, les parezco una gran broma de mal gusto.
El Lito, propietario y mozo, hacia rato que lo observaba con curiosidad extrema, hasta que logró reunir coraje, para decir:
– Che, Carlos.¿ De donde sacaste, pa´ chupar tanto? Vos, pa´ más de una, nunca tenes y a veces, hasta esa te la tengo que fiar.
Lo miro ya casi anestesiado, los ojos prácticamente cerrados y la boca abierta, el vaso vacío, y medio arrastrando la lengua, antes de que la cabeza cayera sobre los brazos, dijo despacio:
– Sabes, Lito. Vendí la silla de ruedas de mamá.
Eran las siete de la mañana, cuando entro en la habitación, con un mate cebado y humeante en la mano, aunque arrastraba los pies y se bamboleaba
EFÍMERO AMOR
Un poco agobiado, retiró un extremo de la colcha de la cama y se sentó en ella, más allá, sobre la cómoda, una flor mustia lo conmueve. Después, recuperado del sofocón, dirigió su paso al cuarto de estar y escrutó con su mirada los visillos que cubrían el amplio ventanal y la puerta que accedía al patio con sus geranios algo descuidados. Suspiró. Era cierto que ya habían pasado tres o… ¿cuatro?, días. Pero aquella nota sobre la almohada, había sido una puñalada clavada en lo más hondo de su corazón, la posterior noticia, la estocada final, más mil excusas que ni él mismo entendía. Después del amor, las rosas, las promesas y el tiempo eterno de los besos. Después de las lágrimas de felicidad, ahora las lágrimas de tristeza y a tentar la esperanza entre la bruma de la soledad y el vacío del alma. Todo, en un día impensado. Tiempo de silencio, del querer suspendido, de la ternura huérfana. En una tarde impregnada de lunes y de malvones secos. ¿Quién podía entender algo? Si hasta en los hijos habían pensado. Se hablan reído, ilusionado, entusiasmado a pesar de las notorias dificultades. Pero de repente, algo había cambiado, como nubarrones amenazantes que se presentaron en el horizonte, hasta ese momento, límpido de su relación. Íntima e inconscientemente, supo que aquello se venía, en el olor a soledad de una cena barata, en las sonrisas cada vez menos frecuentes. El mundo está lleno de señales para aquel que quiera ver. Algo le había comenzado a arder entre las costillas desde hacía un tiempo. Temía quedarse solo.
– A veces, todos los días parecen ser grises y hoy me ha costado levantarme como nunca de la cama. Quisiera que empezara el Armagedón y su hongo rojo acabara con todo. Aaaahhhh. Como te jodieron, – se decía entre dientes. – Si por lo menos hubiese escuchado a Amelia.
Sintió que era un momento amargo, como un izquierdazo que impacta en el mentón. Miró hacia la ventana y vio las luces de la avenida reflejadas a través del cristal.
– Yo nunca quise defraudarte- masculló a media voz, dirigiéndose a un imaginario -si lo hice fue sin proponérmelo. ¿Cómo voy a vivir ahora en esta casa grande y linda, pero vacía como mi corazón?.- Estaba otra vez convulso, con los puños sobre el rostro, cerrada la defensa con sus antebrazos, como para soportar la arremetida de aquella mole de dolor, que lo estaba destrozando a puro sopapo. Por un instante quedo en silencio sujeto del pasado. Hasta que varias palmaditas en la cara lo hicieron abrir los ojos y reaccionar. Aunque no completamente espabilado, miró a Amelia, parada en actitud desafiante con los brazos en jarra, que con voz dura, le preguntó .
– ¿Cuándo vas a parar de sentirte miserable?
– Como la mona, me siento. Co-mo la mo-na.
– ¿En que estabas pensando, ahora?
– Estaba pensando en mandarle un mensaje pidiéndole…no, más bien, algo simpático para que se entienda que estoy contento, que no estoy destruido ni enojado, que no pasa nada.
Ella se sonríe.
– ¿Qué te pasa? ¿Celso? ¿Vos, tas loco?
– Soy un boludo. ¿No?
– Es que vos hablas, porque movés los labios y decís cosas.
Tomó aire como si se dispusiera a decir algo, pero cerró los ojos y se limitó a suspirar con desánimo. Sintió como sus mejillas volvían a humedecerse.
– ¿Sabes lo que pasa Amelia? Extraño sus ojos que brillaban en la oscuridad, como dos animalitos primitivos que me despertaron de un letargo. Mi cuerpo era un cáliz rebosante de besos y de vida en espera: Entonces supo despertar los anhelos prohibidos y sacudir la lívido impaciente y ahora me ha dejado solo. La locura circula por mis venas aguardando su voz, en la espera del llamado.
Este amor es un tambor y redobla en la sangre llamando una y otra vez con persistencia insensata.
Se que puede sonar loco o retorcido, pero hay cosas de mi vida que no logro explicar y ya no me interesa, pero cuando la comparto, la gente se ríe o se alejan, aunque casi siempre es lo segundo.
– Te tenes que despertar, de una vez. Yo no quería llegar a esto. No pierdas mas tiempo. No podes vivir lloriqueando por los rincones. Hay que aguantar y seguir viviendo. No es culpa tuya, sino de la vida. Es el destino que no los quiere juntos.-
– Es que siento que estoy viviendo el final sin ensayo de obra. Perdí para siempre cuando se cerró la puerta. Y me voy rompiendo de a poquito, arrugando todo, empapándome de angustia. Me aterra la visión que he tenido, de un futuro en la soledad de un sillón comodísimo con vista a una maceta vacía y muerta. Porque en estos días, he sentido que me voy muriendo de soledad y ansiedad.
– ¡Ya está! ¡Basta! ¡Basta! ¡No te soporto! ¡No te soporto!
Èl la miro con ojos de cordero degollado, antes de estallar furibunda y sorpresivamente.
– ¡Le di toooooodooo! ¡No entendés loca, que le di todo y no me queda nadaaaa!
– ¡Aaaaah no, nene! ¡Si te vas a poner histérico me voy! ¡Estoy podrida de tus quejas!
¡Y yo de tu estúpida cara! Me dan ganas de acogotarte. Pero… sos mi amiga. Me gustaría que no lo fueras ahora.. Te juro. Odio al mundo en este momento. Me odio luego de entregarme como un Kamikaze. Encima, tengo la oculta y poética ilusión, de que llegue me abracé y me diga: “Celso, ya está bien, todo acabo, estoy aquí”. Pero ni yo me lo creo y me voy irremediablemente quebrando, como Beckett, esperando a Godot. En este momento, la sala de ceremonias que esta al fondo del Registro Civil, que queda a unas cuadras de aquí, la siento como en las antípodas.
– ¡ Por favor! ¡Salí de este paréntesis! ¡Abrí los ojos! Suspirá y tragá el gustito amargo, pero sin quejas. Hace lo mismo que hice yo, cuando se fue la Fanny.
– Es que mi razón zozobra, frente a las imágenes del ayer, cuando todo era miel de caricias nuevas, de piel hirviendo en calderas de lujuria.
– ¡Pucha! El delirio del amor…
– Pero…, decime Amelia ¿Yo que hago ahora?-.
– Anda, tranca la puerta con llave y saca una botella de lo más fuerte que tengas-, respondió Amelia fastidiada y agregó.- Nos emborrachamos hasta caer de culo en el suelo y al despertarnos, a encarar la vida sin gimoteos y …¡a otra cosa mariposa!. Hay mucho mundo ahí afuera que nos espera.
Así fue, como luego del adiós, a Celso solo le quedo la cara empapada y la quietud de las tardes, para imaginar los ojos azules de Ernesto. Al menos, hasta que se presentó Roberto.
El magnífico sueño del amor “eterno” es muy extraño, parece un juego de la vida en ocasiones, por efímero, casi una burla. Pero se dice que la suerte llega, cuando ya no se espera nada. Claro que ese, es otro cuento.
DESPEINADA Y SIN MAQUILLAR –
Calor. Balacera y muerte. La locura de dos bandas rivales, que decidieron matarse, en una noche de carrera por la ciudad. Encaramados a los vehículos, los “Perros” armados hasta los dientes, con un arsenal que ni las fuerzas del orden ostenta. Sed de venganzas y drogas, que desencadenan la locura y el caos en las calles, caiga quien caiga. Todo
comenzó con un disparo, en plena fiesta de carnaval, uno de los jefes de familia que cae herido, una columna partida, y la condena de por vida, la paraplejia. Después, solo fue cuestión de tiempo. Sobrevino el “ ojo por ojo y diente por diente”, y los cadáveres que comenzaron a diseminarse por la ciudad. Claro que a veces la muerte, a minorista, pone nervioso, no alienta el negocio. Por ello aquella noche, las balas y la sangre al mayoreo, costaban menos. La Policía no se mete. No asoma ni un azul, el pelo a las calles. ¿ Para qué exponerse? El problema no es con ellos. Mejor. Que se maten unos a otros, los narcos. Cuando la cosa se tranquilice, habrá tiempo para salir a levantar muertos, total, nadie va a caer preso, y si por milagro cayera alguno, el juez lo deja suelto en menos de lo que dura un suspiro. Encima, corte de luz. Lo que faltaba. ¡Ah! Para completar, también tormenta. Una de esas noches, en las cuales el infierno, suele liberar a los demonios. Noche infame de nervios y temor, del “Jesús” en la boca, como decían las abuelas, de las familias en sus casas como animalitos nerviosos, temerosos, con las puertas y las ventanas trancadas, por si una bala perdida. Horas que parecen eternas.
Pero toda noche pasa y otra mañana llega. Como cuando el aguacero ha caído, y se ha llevado lo feo de las calles, el excremento y la basura.
Ella había dormido mal, entre continuos sobresaltos, por el sonido de los tiros, a veces más cerca, otras algo más lejos.. Arrastraba los pies al caminar, y cuando se miró al espejo, se descubrió horrenda, pero no le importó. Café. Café. Café. Martillaba su cerebro. Así que, lo único que hizo en el baño, fue orinar y a la cocina por café. El sol iluminaba un cielo muy azul y despejado, y en la calle, dominaba un silencio pesado y sospechoso. Mediaba la taza, cuando comenzó a sonar el timbre insistentemente,tanto,  que molesta y, dispuesta a decirle de todo a quien llamaba de aquella manera, soltó con algo de brusquedad cafetera y taza sobre la mesa, volcando algo del líquido negro y humeante, para acto seguido, enfilar hacia la puerta, y tirar de ella con un ímpetu inusitado.
El individuo allí parado, la contemplo por unos segundos sin despegar los labios,enseguida abrió desmesuradamente sus ojos, dibujo una mueca espantosa en su cara y sin un sonido, se desplomó. Ella quedó congelada, sin saber qué hacer, de pronto, con un gesto algo teatral , manteniendo una mano en el picaporte, con la otra, acomodo un poco el pelo, mientras balbuceaba a modo de justificativo:
– Aaaaaah, bueno…No es para tanto, creo..Esta bien,que me agarró despeinada y sin maquillaje, pero no es como para desmayarse así. Mirá que hay gente grosera, en este mundo. Pará un poco.-.
Y cerró la puerta, dejando al hombre tirado en la vereda.
Mientras se dirigía, ahora enojada, en dirección a la cocina, a retomar el café que había dejando stand by, de su boca escapaban palabras disparadas cual metralla:
– ¡ Pero, que tipo más atrevido! ¡ Se habrá visto! ¡ Que desfachatez! ¡ Que mediocridad humana ! Así estamos. La educación, ¡ a la mierda! Mirá que andar borracho, a esta hora de la mañana.¡ ¡Que se vaya a dormir la “Monas”, y no joda!
Laura, nunca alcanzó a ver la gran mancha rojiza oscura, en la espalda del tipo, ocasionada por los dos disparos.
MARAVILLOSOS AROMAS
Estoy tomando mate afuera. En la mañana gris, una llovizna finita y lenta se enseñorea sobre todo lo que la vista puede alcanzar. Más allá de la portera, el caminito que desemboca en el puentecito de hormigón y la cuneta, el lomo rojizo de la anaconda de pedregullo yace paciente,  y del otro lado, Angélica, la peluquera,  gestora de tantos  pensamientos. Angélica debe de tener algo así como…cuarenta y tres años, y vive sola con su anciano padre . Solo una vez estuve a su lado, en el almacén del barrio, y debo decir que de su piel, se desprendía un aroma mágico. Me enamore por primera vez.      Un aroma de Lilas, Azucenas y Madreselvas me acoge y abraza, con una ternura, que no existe en la humanidad. Los colores de los Gladiolos, las Rosas, Azaleas, Nenúfares, Alegrías, Caléndulas, Crisantemos, Geranios, Hortensias, Lavanda y el Jazmín que esta, ¡que ni les cuento!, me hacen temblar las piernas, sentir mi cuerpo flojo y tengo que sentarme, en mi silla de mimbre, bajo el porche. No sé lo que voy a hacer con el sauce llorón, que esta frente a la ventana, me dijeron que sus raíces, pueden llegar a partir la veredita. El asunto es que fue mi madre, quien lo plantó. Bueno, ya veremos, mejor dejemos fluir. Desde la punta del tejido, hasta el fondo , uno junto al otro en cuidada fila, cual soldados de un ejercito en formación, los árboles que explotan de membrillos amarillos, separan el terreno de mi casa de la quinta del vecino. Alvaro y Lilian, que son los hijos, suelen arrancar verduras. Es un predio grande, de muchos almácigos y hay una importante variedad: tomates, morrones, chauchas, choclos de plantas que alcanzan casi a los tres metros de altura y se cargan, papás, boniatos, zapallos, rabanitos, frutillas, cebollas, zanahorias, el hinojo de aroma exquisito y que los blancos conejos devoran, hay hasta plantas de azafrán con sus penachos erectos y anaranjados, resulta una sensación inigualable la que provocan los colores y los aromas que desprende aquel lugar, reforzado por el de la tierra muy negra humedecida. Allí impera el lenguaje de la vida, natural y rica. Mi madre también tenia  su quinta, a los fondos de la casa, igual pero en versión algo más chica.
Aunque en esta mañana gris, vestida de garúa fina, solo puedo apelar a la imaginación para volar hasta la casa de mi niñez, en mi yacen presentes e  intactos,  los maravillosos aromas, hasta el de mi madre, que ya no está.

POEMAS

“VENEZUELA HEROICA ”
-A Eduardo Blanco-
¡Oh Venezuela! ¡Hermosa Venezuela!
Bolívar te dio libertad y gloria..
Vas por el futuro desde la historia,
aunque un oscuro presente te duela.
Tan abundante en bellezas y frutos,
rica a ultranza en su preciosa gente,
no obstante sin quererlo y de repente
los tiempos se tornen, ciegos y brutos.
Patria heroica cuya grandeza emana,
recuerda a tus hijos, que son hermanos,
que no corra sangre venezolana,
unid todas las voces y las manos.
Por fraternidad y amor nunca vanos,
clama el poeta de una tierra hermana.
UN TANGO PARA LAS PIEDRAS
Mi ciudad no tiene un tango,
solo llanto, en una esquina,
por los sueños, de una mina,
que rodaron por el fango.
Un boliche de mi flor.
Solo uno, bien plantado.
Se llama, Bar Continuado,
y allí para el Cuarteador.
Entre tanta fulera cosa,
mujeres, timba y alcohol,
canta de la noche al sol,
el Varón, Julio Sosa.
El Hipódromo, es arisco,
para la muchachada del bajo.
Pero yo banco, no rajo,
vida o muerte, en el disco.
Ni un Rey de bastos ronda,
ni un canilla pega el grito.
Es tarde de dominguito
y la tristeza se ahonda.
Una piba en la ventana,
reparte sus penas en flor,
por el recuerdo de un amor,
que se mando una macana.
Rumea su soledad, un tira,
ofrece su paz, la plaza
y rondando, para ver si caza,
cansada y triste, va una yira.
Ni el doctor desde su rango,
ni el malevo con su cuchillo,
del cabaret al conventillo,
logran que tengamos un tango.
Tan fulero y, ¡que durango!,
el Mago, se quedó en Medellín;
y ni la magia de Discepolin,
logra que mi ciudad, tenga un tango.
Se cuchichean glicinas y hiedras,
– si Pichuco, se hubiera enterado-.
– ¿y si Homero, lo hubiera notado?-,
tendría su tango, Las Piedras.
RAZONES DEL POBRE
No tengo miedo a la muerte,
porque pa' morir nací.
Me va a encontrar, eso sí,
sin rogar ni que me asombre,
para dirme como viví,
sin temblar y a lo hombre.
Nadie podrá tacharme
de cobarde o de ladino,
muy a pesar del destino,
que me sigue chuceando,
hago adelante el camino,
nunca salí reculando.
Jamás se rebaja al pobre,
ni humilla a ningún humano.
No es cosa eso, de cristiano,
aunque el que se cree sabio,
suele orondo, muy ufano
creer que Dios, olvida agravio.
Yo vengo de no sé dónde,
pero llegué en libertad.
Ignoro cuál es la verdad,
que se esconde en el sereno,
pero hay una realidad,
nadie es tan malo ni tan bueno.
La envidia es bicho muy malo,
eso es cosa real y cierta,
golpea de puerta en puerta,
y para en cualquier fogón,
pa' atacar bien virulenta,
sin que le asista razón.
La mujer y el amor,
son como cielo o estrella.
De veras, es cosa bella,
cuando lo anda ofrendando,
pero te deja en la huella,
lejos , pobre y gimoteando.
No diré que en esta vida,
no he perdido un lagrimón,
fue de coraje y rebelión,
ni de flojo o porque sí,
pues fiereza es la ocasión,
ver llorar de hambre a un gurí.
Nunca me he arrodillado,
ni doblado ante “señores”,
respeto lo mesmo a dotores,
que al que vive sin saber cómo,
pa' muchos odiarme son amores
pues tienen, por sobar un lomo.
La dignidad se defiende
y pelea, hasta con los dientes,
pa' ella siempre hay clientes,
que por poco quieren comprar,
triste el humano inconsciente,
que la sale a regalar.
Negro es el destino,
del solo y abandonao,
anda a monte y remendao,
no lo quiere ni el sarampión,
pero peor el que ha engordao
el cinto de plata, por ladrón.
Cuando se tiene mucho,
se es querido y rodeao,
pero seco y necesitao,
ni la viruela se arrima,
aunque se sea descarao,
por la plata, se te estima.
Mucho se me ha pegao,
de conocer tantos destinos,
de injusticias y desatinos,
llevo la maleta gorda,
he aprendido en los caminos,
la vida pa' las quejas, es sorda.
Me gusta andar de a pie,
yo ni caballo tengo.
Entre el derecho y el rengo,
he visto tanta miseria,
voy, escucho y vengo,
y no cesa, es cosa seria.
Mi letra es a lo pobre,
nadie la va a cantar,
no tiene pa' interesar,
solo habla de razones,
del que no tiene pa' heredar,
ni hacienda ni patacones.
En catorce poemas nos encontramos,
Miguel Hernández.
“LAS ABARCAS DESIERTAS”,
triste canto en enero,
de ilusiones bien muertas,
del niño pobre, en cuero.
Seis, para algunos, miel,
para el campesino, la hiel.
“VIENTOS DEL PUEBLO ME LLEVAN”.
por caminos ásperos de libertad,
y logran mis animales se conmuevan,
látigo y hacha, por dignidad.
Prefiero ante el buey degollado,
el rugir del león, acribillado.
“ EL NIÑO YUNTERO”,
alhajado de puras penas.
Por el trabajo devorado entero,
corren miserias por sus venas.
Hombre forjado a martillo,
que nunca ha sido, chiquillo.
“EL ULTIMO RINCÓN”,
donde quisiera quedarme,
se encuentra en tu corazón,
si aceptara cobijarme.
Amor , en tu pelo renegrido
perderme, y quedarme dormido.
“ A MI HIJO”…
pájaro en vuelo,
errático o prolijo,
le heredo el cielo.
Y cuando yo sea sepultado,
espero que ya, me haya eclipsado.
“TODO ERA AZUL”,
en catorce versos desde lejos,
que entre la neblina cual tul,
explotan su luz en los espejos.
Pero a pesar de tal desliz,
existió un poeta, que fue feliz.
“YO NO QUIERO MAS LUZ,
QUE TU CUERPO ANTE EL MÍO”,
amparo ante el padecer de la cruz,
cobijo frente a todo cruel frío.
Sangre que golpea mis sienes,
cuando presiente que vienes.
“ ELEGÍA A RAMÓN SIJÉ”
estampó el poeta de Orihuela,
en letras de llanto y por qué.
Hoy su alma, también vuela.
Como sangro aquella herida,
tercetos de muerte y de vida.
“ MUERTE NUPCIAL”
Tanta calidez vertida.
Regusto de azúcar y sal.
Vence a la muerte, la vida.
Nada hay para cuestionar,
solo leer y suspirar.
“ VUELO”
donde el odio fenece.
Cielo
donde alado, permanece
el amor, latente y suspendido,
para cobijar al hombre aterido.
“ SENTADO SOBRE LOS MUERTOS”,
se eleva potente un clamor,
con trazos firmes y ciertos,
entre desdicha y amor,
que a su pueblo, con fe neta,
ofrendo fecundo, el poeta.
“ NANAS DE LA CEBOLLA”
Canción de cuna y ternura.
Frágil niño que descolla,
ante la realidad tan dura.
Madres que al amamantar,
dan vida en el suspirar.
“ CANCIÓN DEL ESPOSO SOLDADO”,
entre impiedad, sangre y dolor.
Empuña el fusil, el puño cerrado
y el corazón, abierto a su amor.
Entre desechos, carne y huesos
también, pueden florecer los besos.
“ TERUEL”
Lister, la vida.
Cruel,
la muerte extendida.
Entre la guerra y la escoria,
hasta sangra, la Victoria.

Mi viejo
¡Pobre mi viejo!
Ya no era fuerte.
¡Mi padre! ¿ Qué hizo?
Lo asoló, la muerte.
La juventud de mi padre,
uvas jugosas y flores.
Era refugio, la vida,
de afanes y de amores.
Fue árbol, que sombra cobija.
¡Pero es cosa del pasado!
Juntos, hemos reído.
Solo, lo he llorado.
El tiempo insensiblemente
se adueñó y, lo hizo viejo.
De sol a sol laboró,
hasta cambiarle el espejo.
Se fue mi viejo.
Lo abandono la vida.
Como quisiera encontrarme,
su amable figura querida.
Una silla vacía queda.
Espera al que no viene.
Sabe no volverá nunca,
por eso tristeza tiene.
En el silencio inmóvil,
de la nostalgia rehén.
Los brazos se quieren abrir,
para saludar…, ¿ a quién?
Veo tu forma buena,
en la luna del cielo, callada.
Solo te recuerdo joven,
olvidé tu faz arrugada.
Su ser que me rescata,
de mi noche meditabunda,
es como abeja de luz,
que la oscuridad inunda.
¡Despacito se fue mi padre!
Con todo su tiempo vivido.
Cuando parta con el mío,
te veré, ¡ viejo querido!

MI VIEJO. EL TANO.
En verde viña, los ojos perdidos.
espíritu inquieto, hurgando lontano
allende el océano, años queridos,
la guerra amarga y el adiós temprano.
Mundos unidos apretadamente,
el joven brindó al anciano, esperanzas,
la tierra se abrió generosamente,
ante las caricias de manos mansas.
Nació en español la palabra- Hogar-.
Fueron años buenos, de fruto sano.
Pero la sangre no dejó olvidar,
aquel pueblito. La mamma. El hermano.
Y hasta cuando creo verlo llorar…,
es que está sonriendo, mi viejo, el Tano.

MI MORO
Pingo que sea más toro,
no conozco en esta tierra,
en la doma o en la yerra
es un gigante mi moro.
Lo cuido como tesoro
de potrillo lo he formado,
juntos las hemos pasado
y pongo a Dios por testigo
“Aparcero” es el amigo
que en la vida me ha fallado.
Antes de que el sol se muestre
por parajes de;»El Soldado»
bajo el cielo aún estrellado
retumba el relincho fuerte.
Pa’ q’el paisaje despierte
y gane el campo la vida
como una flama encendida
arrasa el llano violento
desafiando al mismo viento
cual puñal que abre una herida.
Quiso montarlo un paisano
pero le mostró el rebenque,
lo tiró contra un palenque
y le fracturó una mano.
Yo le doy trato de hermano
igual en toda ocasión
y me asiste la razón,
pues cuando la vi perdida,
él me ha salvado la vida,
filoso cual fiel facón.
Si es cosa de soledad,
¿el remedio?, la mujer.
Pero el más grande querer,
sin duda… es la libertad.
Lo digo con propiedad
y el sentimiento es muy fuerte.
Es toda mía la suerte
y aquí no cedo ni imploro.
Al amigo que es mi moro,
no lo entrego ni a la muerte.

MARCHA
Troquelados, moldeados
por las circunstancias y los sentimientos,
estamos atados a la vida,
azaroso camino, en lucha desigual.
Heridos, aún nos alzamos, contra aquella
que pretende avasallarnos,
y aunque sabiéndonos, sintiéndonos,
comprobándonos perdidos, solos,
nos es entrañable y esencial,
y a pesar de los mártires abatidos
en la lucha, misteriosamente,
entre relámpago o lluvia de claveles,
se transforma en la gran razón,
para tratar de emboscar a la muerte,
porque nos llena y hasta desborda.
En marcha, vamos queriendo más,
aceptando ideas por locas que sean,
repitiendo nombre
Marchamos embriagados,
las veces meretrices, algunas profetas ,
a cuestas nuestras fantasías, las que nos condenan,
las que a gotas nos hacen felices,
pero en todos los sentidos, desvalidos,
pues nadie sabe si habrán segundas partes

LUNITA DE AMOR
Grácil y pequeña, se muestra la luna,
con hilos de plata, decora la cuna.
Un canto arrulla, a un niño al llorar,
melodía de ángeles, que habla de amar.
Surca la agüita, mejillas rosadas.
Labios la beben, con magia de hadas.
Arrorró mi niño, ¿Para qué llorar?
Ya el bebé bonito, leche va a mamar.
Dicen que en Belén, un niño ha nacido.
Niño, hoy no se llora, que un dios ha venido.
Chupa sana leche. Rica siempre esta,
en pesebre o palacio, es leche de mamá.
Duérmete mi niño, que tu sueño velo,
y vela atenta , la luna en el cielo.
Crecerás mi niño, cual dorada espiga.
Sembrador del bien, ¡Qué Dios te bendiga!
Virgencita, madre del Cristo Redentor,
guarda a mi niño, en tu divino amor.
Grácil y pequeña se muestra la luna,
como Nochebuena, no hay noche ninguna

LOS PERROS
Con los perros a los talones,
va el pobre sobreviviendo.
Otros, viven sonriendo,
son los “señores”, ladrones.
Con los perros a los talones,
los decentes, se están yendo.
Con los perros a los talones,
la vida, es sortear penas,
trampas, que tienden las hienas,
a los que poseen riñones.
Con los perros a los talones,
corre la hiel por las venas.
Con los perros a los talones,
ser orejano, es delito.
Uno no vale, ni un pito,
¡si hay arrastrados, a montones!
Con los perros a los talones,
el que es justo, esta maldito.
Con los perros a los talones,
no hay remedio. Que se crea..
La que manda, es gente fea,
sin conciencia y con ambiciones.
Con los perros a los talones,
la noche es oscura, donde se vea.
Con los perros a los talones,
es bravo ser “el mejor”,
si lo que campea es el favor,
que eleva a los turrones.
Con los perros a los talones,
seguir el camino, da pavor.
Con los perros a los talones,
solo queda, apretar los dientes,
empujar, ser consecuentes,
y templar los corazones.
Con los perros a los talones,
quedan muy pocos valientes.
Con los perros a los talones,
no hay político que no sobre,
solo les importa el cobre,
el garroneo y los blasones.
Con los perros a los talones,
siempre es olvidado, el pobre.
Con los perros a los talones,
seguirá el mundo girando.
El “grande” al “chico”, sangrando
sin perdonar ocasiones.
Con los perros a los talones,
se llega al fin, resonando.

Guitarra de dos orillas
Es del gaucho, ese costado
del calor sentimental,
y ese rugido animal,
del corazón desolado.
Sangra bravura y querer,
macho diapasón que encierra,
ternura, amor y hasta guerra,
en un cuerpo de mujer.
Crea gorjeos del monte,
para el hombre abandonado,
y para el desconsolado,
el sol en el horizonte.
Guitarra de pulpería,
del rancho y de las cuchillas,
sobre el pecho o las rodillas,
sabe ser dulce o bravía.
Chiripa y bota de potro,  
Chambergo o vincha, el crinudo,
busca el sonido cojudo,
de la sexta cuerda y no otro.
Arte y para muchos, Ciencia,
tan buscada en el paisaje.
Novia fiel del paisanaje,
y el camino a la querencia.
Cielito, eterna payada,
caricia o facón de punta,
nunca la hallaran difunta,
o en un rincón arrumbada.
Alegra el rancho, acompaña,
guitarra que arrulla el canto.
Criollita indomable, tanto
cual bagual de la campaña.
Cual lanza, arisca se armó.
Libertad, claman sus venas.
En las malas o las buenas,
nunca un acorde negó.
En esa estampa infinita,
de hembra gaucha, el corazón,
es paz o revolución,
Pericón o Vidalita.
Fiero tigre en la colina
y amor, en forma de trenzas,
templada y sin vergüenzas,
¡la Oriental y la Argentina!
MI OBSEQUIO
A La ciudad radiante
¡Venid y ved la historia!
La exótica Alhambra
naranja y blanco,
y en “La ciudad radiante”
a su hijo dilecto, Andaluz
de poesía palpitante.
Pues todo renace,
con amor en la espera,
cuando Granada luce ,
traje de primavera.
Mi poesía lejana
a ti, española, sarracena,
te ofrece canto de ruiseñor.
albahaca, yerba buena
Tierra de fuentes y esplendor,
donde a Federico se espera
Hermosa tú, La Gran Sultana,
como se te conociera.
Te obsequia este canto de amor,
un nacido en primavera.

FEDERICO DE GRANADA
Granada que te ama , llora.
Triste la Alhambra sin tu luz.
Alma errante, orgulloso andaluz,
que el verde olivar atesora.
Desde aquella triste alba, aguarda
Granada hermosa, verte volver,
en guitarras se escuda el padecer,
hasta que tu nuevo poema arda.
Federico. El del triste yacer.
¡De Granada! Tuvo que ser.

Esperanza
(Estrofa alcaica)
No todo lo responde la razón.
Nunca todo se logra con olvido.
Pesara lo vivido,
si ha sido con pasión.
Nos cubre de polvo todo camino.
Igual, caminos hay que transitar,
alegría y penar,
en busca del destino.
Sin dejar un instante, de soñar.
Aun entre pasadizos tenebrosos.
Años serán gozosos.
Sí. Vale batallar.
Debemos inculcar al corazón,
que sepa ser señor y no lacayo.
No permitir desmayo,
que tome siempre acción.
Tender, sin temer a toda verdad,
extensos puentes de hermandad y paz.
en busca de la faz,
de la felicidad.
Sepultando dolores del ayer.
Intentemos la piedad, en la tierra
la esperanza, aun se aferra,
al hombre y la mujer.
EROS Y PSIQUE
Bajo la luz de la luna.
Ante el murmullo del mar.
Todo en su piel de aceituna,
es excelso y ejemplar.
Como esa noche ninguna,
un artista va a crear.
Todo es sencillo y común
Eros se ha presentado,
Psique responde ante un
beso y se ha entregado ,
¿ qué más puede faltar aun?
ambos se han desnudado.
Por Hedonè van en pos.
Ella lo ve a los ojos
pues el varón, de los dos
yace ante ella de hinojos.
no existen hombres ni dios,
solo caricias y antojos
Si alguien se atreve a escribir
en verso o acaso en prosa,
tendrá el honor de decir
que en una noche preciosa
de dos cuerpos se vio subir
hacia el cielo, una mariposa.

EL POETA
Trashuman los poetas y escritores
batallando, esos hombres y mujeres,
tras sus sueños e idílicos quereres;
a veces sombras y otras, resplandores.
Desde la cuna cargan sus dolores.
Formados en escuelas y talleres,
muchos, obreros. Pocos, cancilleres.
En esencia, todos son escritores.
Ellos claman por ser el “preferido”,
el nobel mundial, el tan aplaudido,
imbuidos de elegancia y floritura.
Más otros, desde su triste figura
pretenden, transformar en maravilla
al mundo, ese rival de pesadilla,
plagado por tanta guerra y rencilla.
Fiel a su destino, lo logrará
el poeta, a quien nadie aclamará.

 

DIARIO DE UNA VIDA
– Para Ana Frank –
Viernes cuatro de agosto,
de mil novecientos cuarenta y cuatro,
día nefasto y cruel. Adiós al futuro.
A una Ana jovial, astuta, parecida a un gato
ágil, alegre, parlanchina.
Porque de pronto…,
el averno abrió sus puertas 
 y vomito invasión, aislamiento,
deportación, exterminio,
junto con demonios de brazo largo,
esvástica y garra sarmentosa, 
que no paraban de crecer.
y no todos pudieron huir a refugiarse,
como esos pequeños animalitos
nerviosos y asustados, en un rincón alejado,
pequeño y oscuro, para yacer invisibles y a salvo.
Adiós a la escuela,
ante el horror de Westerbork, la maison de la muerte
o el último tren a Auschwitz, el inframundo.
Viajes a una eternidad, donde se terminaban
la vida y los sueños.
Ana, pajarillo aterido, pequeño y débil, 
ante la maldad demoníaca,  horrorifica
y nada ordinaria, de los hombres banales.
Ana, ante el demonio de la selección,
el trabajo duro y el tifus de Birkenau.
Ana y Margot  con miedo  y sin esperanzas,
en el Bergen- Belsen fantasma,
a pesar de Nanette y Hannah,
el fin.
Ana, entre la suciedad,
inmundicia y enfermedades,
una inocente flama, un hilo de luz,
que lentamente se consumió,
en mil novecientos cuarenta y cinco.
Ana, un milagro la supervivencia de tu diario.
Ana, lo que pudo ser y no fue, lo que se perdió.
Por eso, algo en nosotros, llora desde entonces.

 

CÁLIZ SAGRADO
Si de tus pechos, el dulce vino yo bebiera,
nada volvería a ser feo o cruel, ningún día
y seguro, del pliego de tu cuerpo pudiera,
la belleza volver ,en trazos de poesía.
Habría amor, entonces, ya nada moriría
si bebiese el vino vital, rojo, de tu labio,
habiendo probado, ya nunca más tomaría
de ninguna otra bebida, serias mi resabio.
Se borrarían del universo los horarios,
si de nuestro terrenal encuentro disfrutamos ,
cosa tras cosa, contemplará que nos amamos.
Ambos cuerpos se volverían esos sagrarios,
donde perviven áureas reliquias de vida,
si es el vino vital de tus pechos, mi bebida.

ÁNGELES DE LAS CALLES
(Décima espinela)
Veo con mucha tristeza,
a los niños de la calle.
No es paraíso ni valle,
duele el corazón y reza.
Deben lograr fortaleza,
no bien dejan el capullo,
para afrontar el barullo,
a cuestas las ilusiones,
trashumando entre empellones,
¡vuelto pasado, el arrullo!
Penosa vida y camino,
para el ángel de la calle.
Ante el mundo, es un detalle.
¿Para que sera que vino?
Opinar que, – es el destino-,
no aporta nada valioso.
Futuro tan lastimoso,
los cubre con sus certezas
y el tiempo con sus rudezas,
¡lo aleja de lo virtuoso!
Hogar, seguro, no encuentra,
cuando se habita un rincón,
no importa la dirección,
a la intemperie, no se entra..
La gente siempre los centra,
con fina hoja de indecoro.
No ven, bajo el lodo el oro,
ni la luz entre la bruma,
y el niño pronto se suma,
a estadísticas que lloro.
La queja llega a la boca,
entonces sellan sus labios,
los pudientes y los sabios,
la realidad provoca.
Ella, impiadosa convoca
a los “dioses”, que se niegan
a salvar , y mientras riegan
sobre la carne, humillante
desamparo lacerante,
piedad en la gente, ciegan.
Fea herida veja el pecho,
y el dolor no tiene fin,
La sociedad fría y ruin,
busca el olvido en el lecho.
Mas ,no se recorre el trecho,
para salvar al infante,
que así ignorado y errante,
busca saciar su apetito
en la basura, ¡angelito!
siendo mágico diamante.
Lo veo, Señor… ¿contento?
aunque el alma se le parta,
y trozo a trozo reparta,
un verde pan , su sustento.
Bajo agua y furioso viento,
“patas de alambre” camina.
Duerme por gracia divina,
sobre las baldosas duras.
De él, no hablan las escrituras,
y del Cristo, es una espina.

AL MAESTRO BORGES
Al leer tus letras , Maestro mío,
me siento orgulloso y emocionado;
pues la semilla tuya ha germinado
aunque algunos deprecien tu plantío.
Nada fácil internarse en tu mundo
de excelencia sublime y sentimiento,
se debe tener base, fundamento,
y comulgar con Borges, muy profundo.
Al único tú, mis loas no evito,
y no todo lo tuyo, me es bonito.
Tu voz serena, mitad hielo y fuego
permanecerá, por sobre lo vano,
y el genio iluminara, al ser humano,
siendo tu triunfo, darle vista al ciego.

CANTO A GABRIELA MISTRAL
Quiero en cumplimiento de un sueño.
En este emocionado y breve canto viral,
ofrendarte desde mi país pequeño,
el corazón de un pueblo, Gabriel Mistral.
En el paisaje excelso, que tu misma eres.
En la paz de tu rostro, aún callada
el poder de la poesía, a todos los seres
regalas de tu huerto, fresca y perfumada.
El cóndor de la paz trae en su vuelo,
como el tronar del temible volcán,
buscando ambos la gloria del cielo,
los brillos de tu pluma, que allí están.
Mirifica escultora, de sencillos versos
al pie del árbol, inolvidable y cierta.
Mujer, pervives en tus sentires tersos,
ni letra perdida, vacía, ni muerta.
Cual lucero, perpetuo es tu nombre ,
más allá de lo pérfido y humano,
de lo mortal, lo vano y el hombre,
de temporal, lo sacro y profano.

En Vicuña todo habla de ti.
La voz que resuena es la vuestra.
Tu regocijo y emoción yacen allí,
estas más viva que nunca, maestra.
Orgullo de Latinoamerica con creces,
protegida amorosa de los Andes.
Pretenden lastimarte , a veces
pero tu gloria, aun mas se expande.
El Montegrande, que constante cada día
despertaba, ante la niña sin igual,
cuando nada, quizá, lo presentía
auguraba, la grandeza de inmortal.
Valle de Elqui, tierra de vid en flor,
que en su amoroso regazo te llevó,
en las inmortales letras de amor
que creaste, inocente, dormido quedó.
Tal vez pretendan opacar tu brillo,
buscando tus oropeles enlodar.
¡Ah, Poeta! Resulta tan sencillo,
seguro nunca lo podrán alcanzar.
Hoy vine hasta tu sepultura,
sin pensar que allí no estas.
Rosas junto a la roca dura,
dicen que por siempre vivirás.
Mi poema, en esta tarde calurosa.
No oculta la verdad, pisando mayo.
Tu voz que me ha traído,suena hermosa
y así agradece, el poeta uruguayo.