FELIZ NAVIDAD

navidad-lunasol-para-revista-a

 

LA NAVIDAD 

Eunate Goikoetxea

Un año más nos disponemos a celebrar la Navidad. Un año más frases como «felices fiestas» «Un niño nos ha nacido» «Que tengas feliz año»… llegarán una vez mas  a nuestros oídos; oídos que llevan tiempo asimilando el ritmo de los villancicos, y que se complementan con los ojos viendo todos esos adornos que llenan las calles, y nuestras casas. Nadie nos puede negar que la Navidad va a llegar

Es la rutina de cada año, los mismos adornos, las mismas músicas y sobre todo las mismas compras y los mismos regalos, sin los cuales parece que no tenemos Navidad. Es algo a lo que nos hemos acostumbrado, y sin lo que casi, me atrevería a decir, no podríamos tener Navidad. ¡Qué lejos estamos de aquella sencillez del pesebre, de los pastorcillos y la gente sencilla que llevaban lo más humilde a los habitantes del establo. Son imágenes que debiéramos recuperar y re descubrir

Cuando afirmo lo anterior, no me faltan datos para invitarnos a descubrirlo. Todos somos conscientes de que la imagen de la Navidad «nos la han cambiado

Todos los días podríamos refrescarnos la memoria con infinidad de datos que nos recuerdan que el mundo no es tan de color de rosas como nos lo pintan; que sigue habiendo gente que no lo va a pasar como nosotros, y lo que es más triste, que no van a sentir ni experimentar esas sensaciones de las que incluso nosotros podemos acabar cansados. Cansados de dulces, cansados de felicitaciones, cansados de «gestos cariñosos», cansados de regalos, cansados de… (que cada uno añada lo que quiera).

 Y es que la Navidad es la paz, es la felicidad y es el amor, lo que el Hijo de Dios hecho hombre nos quiere transmitir, por eso si en nuestra sociedad algún ser humano carece de ello tenemos que decir que no hay Navidad. Se me tachará de utópica, de ambiciosa… pero es que el mensaje de Jesús es así de claro y a todos tiene que llegar. Pero si me pedís que pise tierra lo voy a hacer, esa utopía trasladada a la humanidad en general, os pido que la hagamos realidad trasladándonos a nuestro alrededor. Ahí si, que no podrá haber Navidad sin nosotros si no sabemos hacer en estos días que a todos los que nos rodean llegue ese mensaje.

Y en medio de tanto preparativo y tanta celebración hagamos una reflexión estamos celebrando la Navidad Cristiana con lo que de verdad supone, o estamos celebrando la Navidad moderna. ¿Qué Navidad nos interesa celebrar?… Cada uno en su casa y en su corazón es muy libre de celebrar la que quiera, pero si somos coherentes a la verdad, tenemos unas fiestas, que tienen su origen en el mundo cristiano y como tales debiéramos celebrarla y si no ¡qué barbaridad voy a decir! suprímanse…

 Parto de una postura creyente, y creo que todos los que leen esto también lo son, permitirme unas reflexiones… y los que no lo sean que me disculpen, o… aprovechen la ocasión para tenerlas en cuenta por si les viene bien. Simplemente deseo que nuestras navidades sean: Agradecidas tenemos personas a nuestro alrededor que nos hacen la vida más feliz y mejor. No nos dé vergüenza reconocer sus méritos y tener para ellos una palabra o gesto de reconocimiento.

Comprometidas y solidarias. Seguro que no nos va a faltar de nada, o al menos para quejarnos. Es un buen momento para pensar en los que de verdad no van a estar como nosotros. Hagamos un esfuerzo para hacérselas mejor. Una ayuda,. Y ojala nos atreviéramos a dar pasos más significativos y comprometidos.

 Por ello permitirme soñar lo bonito que sería que el día de nochebuena pudiéramos sentar a nuestra mesa a uno de esos mendigos que van a pasar la noche solo y abandonado o a uno de tantos inmigrantes como esa noche sentirá la nostalgia y el alejamiento de los suyos.

Que estos días sean días de reflexión  y de encuentro con ese Dios que se hace hombre por nosotros. Será difícil encontrar momentos, para la soledad o el recogimiento en medio de tanto barullo externo. La locura de las compras, las comidas visitas y regalos no nos van a dejar tiempo para Él. Nosotros debiéramos contemplar aquella cueva de Belén en la sencillez y el recogimiento, y agradecer a Dios el habernos regalado las personas con las que convivimos

Termino deseando que llegue la luz de la navidad  a todos los rincones de nuestros hogares; que venza su calor nuestros inviernos personales; que sea ya el tiempo de las flores y los frutos, y que el espíritu navideño  sea nuestro aliento a lo largo de todo el año 2017.

3

10 comentarios en “FELIZ NAVIDAD”

  1. Me encantó todo lo que leí…pero sobre todo me gustó mucho lo que explicas sobre el verdadero sentido de la navidad que “el consumismo” lo está cambiando, hasta el trono del niño lo ocupa “papá noel” ya ni se escucha nombrar al Niño Dios”
    Que los que amamos a Jesús y le entregamos nuestro corazón le recordemos que Isaías 9: 6 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

    6 Porque UN Niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado Sobre su hombro; Y Se Llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
    Un abrazo
    Liby

    Responder
  2. Un verdadero banquete navideño, lleno de ternura, optimismo, fe y esperanza, es la presente edición de Lunasol, con la cual cierra el año 2016. Al leer las trovas, los poemas, crónicas, su sección Por el mundo de las Artes, y al releer las «calaveritas» (costumbre tradicional mexicana), nuestro espíritu toma un elixir que lo revive y lo alienta para seguir caminando por este convulsionado planeta. Ratifico mi felicitación al equipo que hace posible la publicación y difusión de los trabajos de poetas y escritores que a través de su elevada inspiración y finura, impulsan la paz y la armonía entre los seres humanos. ¡Feliz Navidad y un 2017 pleno de buena salud y alegría para todos!

    Responder
  3. Presentación preciosa de Navidad
    la «Blanca Navidad» llega y abriga
    con el tiempo que deja nuestra amiga
    Eunate, con su dones de bondad.

    Cristina

    Responder
  4. Como disse nossa amiga Líbia, me encantou tudo o que li, e mais me encantou o seu desejo final para todos.
    Parabéns Eunate! Parabéns também pela beleza da nossa Revista Lunasol!
    Besos! Gis

    Responder
  5. Queridas amigas sois muy amables al recordarnos estos dias felices de la Navidad, os deseo a todas mucha paz y alegria para colamr vuestros corazones.
    copernic66

    Responder
  6. Un aplauso Eunate por esta » editorial » que nos regalas, y enhorabuena por la revista es un manjar para la vista poder leer tanta maravilla.
    Para ti y los tuyos, para todos los colaboradores de la revista y los que de una u otra forma participan en ella, os deseo una feliz navidad
    Desde la tierra que te vio nacer un abrazo

    Elisa

    Responder
  7. Mis felicitaciones para ti, mi querida Eunate, por hacer un análisis tan preciso de lo que es el alma autética de la Navidad. Ojala cale muy hondo en la conciencia de los que te leemos y seamos más solidarios con nuestro prójimo y más humildes en nuestro comportamiento haciendo una larga Navidad a través de los próximos 365 días prorroglables al infinito.
    Quiero desde aquí enviar mi abrazo fraternal a todos los colaboradores de Lunasol deseando que la felicidad y la alegría reine por siempre y para siempre en vuestros hogares.
    María

    Responder
  8. Muy lindo todo. Y coincido con Libia Carciofetti, una navidad sin Jesús, nada es. La natividad(latin-nativitate). No podemos compartir la tradición de hombres con la espiritual, no se juntan. Es como la escritura dice: Gálatas 5:17. Y DIOS lo no place que le exaltemos su honra con celebración babilónica. Bendecidos todos!

    Responder
  9. NO NATAL
    Humberto – Poeta

    Já se sente do Natal
    as sadias emanações
    daquele amor sem igual
    retornando aos corações!

    E que esse amor se apresente
    sem ostentações ou palmas,
    mas que se faça latente
    no pulsar de nossas almas!

    Sejamos todos irmãos
    nesse dia e nos demais,
    pra que do Mestre as lições
    não esqueçamos jamais!

    Une-se o Cristo a quem tenta
    ser humilde, bom e humano
    nos trezentos e sessenta
    e cinco dias do ano!

    Se tal se desse… Que lindo
    ver Jesus de plena voz,
    sair do presépio rindo
    para abraçar todos nós!
    * * *

    Responder
  10. Solo me queda dar las gracias por todo lo que nos ofrecen.
    Un fuerte abrazo y bendiciones siempre queridos amigos.

    Amigos, amigas.

    Un día visité unas compañeras,
    me recibieron mal intencionadas…
    Y cerraron mi paso con barreras,
    ya de mí se sentían olvidadas.

    Con la ayuda de amigos que respeto,
    que excitaron mi alma de poeta;
    Hasta un día escribí haciendo un buen dueto,
    y de alago olvidaron su rabieta.

    Comencé muy despacio y con errores…
    Les conté de mis glorias ya pasadas,
    las seduje escribiendo algo de amores;
    volvieron a sentirse ilusionadas.

    Amigas que disfruto, son las letras;
    Amigos que respeto, son poetas.

    Responder

Deja un comentario