EDITORIAL LA MUJER

 

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España
Marzo  2021  Especial Mujer
La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras
AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

Dedicamos este mes de Marzo con todo nuestro cariño a los 3.811 millones de mujeres estupendas que hay actualmente en el mundo, La lucha, en defensa de los derechos y de la dignidad de la mujer, tiene que ser ante todo una lucha política, jurídica, social y laboral. Mientras las mujeres no tengan la misma autonomía económica que los hombres, las mujeres seguirán aguantando amenazas, insultos, palizas y hasta la misma muerte. Si esta situación no se resuelve, la violencia contra la mujer no tiene solución.

EL PROGRESO DE LA MUJER
Eunate Goikoetxea
Alicante-España

Un hecho evidente a todas luces es que la situación de las mujeres ha experimentado cambios considerables en los últimos años. Nos encontramos por tanto, ante una realidad femenina que se distancia de lo que pudo ser en el pasado y que han producido esa evolución, y, lo que es más importante, la vivencia interna que ha supuesto a las mujeres. lo que lleva a teorizar sobre algo interno y propio de cada mujer. Cada mujer es un mundo , con sus singularidades y peculiaridades, con una personalidad definida y unas circunstancias concretas. De ahí que las teorías interpretativas posean siempre un punto de irrealidad. Sin embargo, se hacen necesarias para comprender el porqué y el cómo de los fenómenos sociales. Se trata de descubrir las tendencias culturales que están marcando el movimiento social, del proceso femenino, de tal forma que puedan ser utilizadas como referente aclaratorio de lo que está pasando con las mujeres y con las relaciones con el sexo opuesto. La influencia de estas tendencias se puede observar claramente en las opiniones diferenciadas y a veces confrontadas que expresan las distintas generaciones, como también entre aquel colectivo que tiene un empleo laboral y el que no lo tiene.

Si existe un tema que ha sido profusamente abordado y analizado en el ámbito del desarrollo en todos los países del mundo, éste ha sido sin duda el del género y concretamente el rol que desempeñan las mujeres en la mejora de las condiciones socio-económicas y políticas de las sociedades. Las brechas relativas a las capacidades provocan que las mujeres tengan menor probabilidad que los hombres para contar con la educación, los contactos y los recursos necesarios para convertirse en líderes eficaces.

Como señala la resolución sobre la participación de la mujer en la política aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2011, “las mujeres siguen estando marginadas en gran medida de la esfera política en todo el mundo, a menudo como resultado de leyes, prácticas, actitudes y estereotipos de género discriminatorios, bajos niveles de educación, falta de acceso a servicios de atención sanitaria y a la pobreza que las afecta de manera desproporcionada”.

La igualdad efectiva entre hombres y mujeres continúa siendo más un objetivo que una realidad en todo el mundo. Vivimos en un mundo desigual e injusto, en el que hay que hacer frente a relaciones asimétricas de poder generadoras de variadas formas de desigualdad y a la vulneración de derechos económicos, sociales y políticos de muchas personas y especialmente de las mujeres. Por ello es necesario seguir realizando aportaciones que contribuyan a que la igualdad avance, tanto desde el punto de vista del análisis como de la intervención

Debemos implementar todas las acciones necesarias para avanzar hacia un desarrollo sostenible, que pasa por la inclusión de las mujeres en todos los procesos de la vida, fomentando la incorporación universal de las niñas a todos los ciclos de enseñanza, apoyando su inserción real en el mercado laboral y el espacio público, mejorando la gestión de su tiempo familiar y privado para  que no se vean sobrecargadas en exceso, fomentando la lucha contra la violencia de género en todas y cada una de sus manifestaciones, fortalecer la autoestima de las mujeres para que puedan identificarse como sujetos de derechos, etc.  Si verdaderamente las sociedades quieren avanzar en el desarrollo y bienestar de sus miembros, esto no se podrá lograr sin incorporar a la mitad de la masa laboral, las mujeres, sin que se vean postergadas a ser meras espectadoras.

Porque la mujer debe dejar de ser el Sur de todos los Nortes.

O PROGRESSO DA MULHER
Por: Eunate Goikoetxea

Um facto evidente sob todos os aspectos e que a situação das mulheres experimentou mudanças consideráveis nos últimos anos. Encontramo-nos, portanto, perante uma realidade feminina que se distancia do que poderia ter sido no passado e que produziu essa evolução, e, o que é mais importante, a experiência interna  que significou para as mulheres,  o que leva a teorizar sobre algo interno e inerente a cada mulher. Cada mulher é um mundo, com as suas singularidades e peculiaridades, com uma personalidade definida e umas circunstâncias concretas. Daí, que as teorias interpretativas sempre possuem um ponto de irrealidade. No entanto, eles são necessários para entender o porquê e o como dos fenómenos sociais. Trata-se de descobrir as tendências culturais que estão a marcar o movimento social do processo feminino, de tal forma que possam ser utilizadas como referência explicativa do que se passa com as mulheres e nas suas relações com o sexo oposto.

A influência dessas tendências pode observar-se claramente nas opiniões diferenciadas e às vezes confrontadas que expressam as diferentes gerações,  bem como entre aquele grupo que tem um emprego e o que não tem.

Se existe um tema que foi profusamente abordado e analisado no âmbito do desenvolvimento em todos os países do mundo, este foi, sem dúvida, o de género, e concretamente o papel desempenhado pelas mulheres na melhoria das condições sócio-económicas e políticas das sociedades. As lacunas relativas às capacidades levam a que as mulheres tenham menores oportunidades que os homens para contarem com a educação e os contactos e recursos necessários para se tornarem lideres eficazes.

Como refere a resolução sobre a participação da mulher na politica, aprovada pela Assembleia-Geral das Nações Unidas em 2011; “as mulheres continuam a ser marginalizadas em grande medida na esfera politica em todo o mundo, amiudadamente como resultado de leis, práticas, atitudes e estereótipos de género discriminatórios, baixos níveis de educação, falta de acesso a serviços de cuidados de saúde e à pobreza que as afecta de forma desproporcionada”.

A igualdade efectiva entre homens e mulheres continua a ser mais um objectivo que uma realidade em todo o mundo. Vivemos num mundo desigual e injusto, no qual há que fazer frente a relações assimétricas de poder, geradoras de variadas formas de desigualdade e a violação de direitos económicos, sociais e políticos de muitas pessoas é evidente, em especial nas mulheres. Por isso, é necessário continuar a agir para que as nossas acções contribuam para a que a igualdade avance, tanto do ponto de vista da análise como da intervenção. Devemos implementar todas as iniciativas necessárias para avançar para um desenvolvimento sustentável, que passa pela inclusão das mulheres em todos os processos da vida, fomentando a incorporação universal das meninas em todos os ciclos do ensino, apoiando a sua inserção real no mercado de trabalho e no espaço público, melhorando a gestão do seu tempo familiar e privado para que não sejam sobrecarregadas em excesso, fomentando a luta contra a violência de género em todas e cada uma das suas manifestações, fortalecendo assim a auto-estima das futuras mulheres para que possam identificar-se como sujeitos de direitos, etc. Se verdadeiramente as sociedades quiserem avançar no desenvolvimento e bem estar dos seus membros, isso não poderá conseguir-se sem incorporar a metade da massa laboral, as mulheres, sem que se vejam postergadas a ser meras espectadoras.

Nós, as mulheres, sonhamos com um mundo onde sejam reconhecidos os nossos  direitos, e no qual reine a igualdade de género, um mundo em que homens e mulheres recebam o mesmo como retribuição do seu trabalho, e que não se discrimine o sexo feminino. Devemos caminhar unidas para o conseguir.

Porque a mulher deve deixar de ser o Sul de todos os Nortes.

2 comentarios en “EDITORIAL LA MUJER”

  1. Excelente trabajo, hoy día 8 se empezó homenajeando, pidiendo que la mujer en todos los países tuvieran unos derechos que no le permitían, eran «eso» unas veces norte, otras sur, dependiendo de quienes o quien. Buceando por las historias de la mujer en la vida, pude encontrar una fémina que en siglo X fue pionera en España y Europa como pintora. Lo que más me gusto de todo lo leído y expuesto por mi ha sido que fue una mujer muy respetada, que nunca se caso y pudo firmar y cobrar su trabajo.
    Pionera en todo no solamente en pintar, también en respeto, lo más importante que podemos tener. Feliz semana de la mujer.

    Responder

Deja un comentario