CRÓNICAS EN ESPAÑOL

 

Todo lo publicado en esta revista esta sujeto  la ley de propiedad intelectual de España” Ley 21/2014 de 4 de noviembre, por la que se modifica el texto refundido de La ley de Propiedad Intelectual, aprobado por Real Decreto  Legislativo 1/1996 del doce de abril, y la ley 1/2000, de siete de enero de Enjuiciamiento Civil” todos los derechos están reservados .Luna Sol Internacional está registrada ante la propiedad intelectual de España y el copyright de Estados Unidos

cronicas-marzo

 

ESTE MES CON  ARTÍCULOS DE :  

Antonio Camacho Gómez, María Sánchez Fernández, Elías Galati, Jaime Solís Robledo, Adrián Néstor Escudero y Carlos Benitez Robles

 

DEFENSA DE LA FAMILIA

Antonio Camacho Gómez

 

   En el programa de una televisión de alcance internacional se propaló que las causas de la caída del Imperio Romano fueron tres: una, el descreimiento en los dioses que habían adoptado de los griegos, a los que les pusieron distintos nombres; otra, el resquebrajamiento familiar, y, la tercera, la corrupción de las costumbres. Fue una fruta madura para los bárbaros a los que los seguidores de Constantino, de feliz reinado, sirvieron en bandeja después de haber sido los maestros indiscutibles del derecho, con jurisconsultos de la talla de Ulpiano y Cayo y disponer de una fuerza militar modelo que dominó gran parte del mundo conocido.

   Valga, precisamente, este introito para subrayar que en la época de esplendor del Imperio fue la familia un soporte capital. Porque, como tantas veces se ha dicho, constituye una célula básica de la sociedad y ésta es el resultado de aquélla. Lo que viene ocurriendo en Occidente –capítulo aparte merecen las autocracias y dinastías imperantes en Asia y África- tiene cierto parentesco con lo acontecido en los vastos dominios romanos. La familia tradicional está siendo jaqueada tanto por la indiferencia religiosa de muchos gobernantes y gobernados, como por legislaciones permisivas y un concepto materialista que fogonean no pocos medios de información masiva. El todo vale en la relación de pareja, con excepciones explicables, en un mundo en el que la ciencia y la tecnología, tal lo afirma el sociólogo Ulrich Beck, produce “beneficios y desgracias” está apareando un vacío existencial que potencian las separaciones frecuentes y los amoríos transitorios. Con una lamentable secuela de embarazos indeseados o utilitarios, hijos de padres diferentes y multitud de niños a la deriva. La falta de ejemplos formativos en materia de ética y moral coexistiendo con una educación deplorable y un sentido de libertad equívoco muestran una realidad socialmente alarmante.

   Ciertamente los tiempos han cambiado y con ellos la cultura, pero no los principios seculares para la evolución armónica del individuo y la comunidad de que forma parte. Y en este punto la familia, el matrimonio civil y religioso, sin desconocer uniones de hecho permanentes fuera de aquél, juega un papel fundamental. Uniones, cabe aclarar, que fueron estudiadas por los obispos católicos en el sínodo que se efectuó en el Vaticano en octubre pasado. El que permitió al papa Francisco, que presidió con anterioridad una reunión mundial de la familia tradicional, que no es perfecta, en Filadelfia, tener un panorama definitivo para obrar en consecuencia. Es decir, con misericordia y comprensión, pero impedido de tomar decisiones en pugna con las enseñanzas evangélicas.

   El matrimonio cristiano es un sacramento, no un frío contrato, sino una alianza de vida y de amor y cuyas propiedades esenciales son la unidad y la indisolubilidad, según el Nuevo Código de Derecho Canónico, número 1056. Es, señala el Concilio Vaticano II (Gadium et Spes) “una íntima comunidad de vida y amor conyugal”. Por supuesto que exige sacrificios, vencer dificultades, respeto, comprensión y paciencia. Muchos fracasan porque se han efectuado a la ligera, por vanidad, capricho, despecho, lujuria o egoísmo, sin el debido tiempo y conocimiento del contrayente. Sin descartar pasiones, encandilamientos ni buena fe.

   Que el amor no es para siempre constituye una falacia. Hasta en Hollywood hay casos concluyentes. Pero una mentalidad hedonista, descreída y desvalorizada que en cierta medida considera a la mujer objeto de placer y ofrece falsos paraísos, intenta prevalecer sobre la familia tradicional. Cuya unidad y preservación son imprescindibles para fortalecer un Occidente desorientado y convulso.

Enero 2017

picture4

Síntesis de la charla literaria pronunciada para los niños del Colegio
Sebastián de Córdoba de Úbeda con motivo del Día Mundial del Libro

DIA MUNDIAL DEL LIBRO

El día 23 de abril del año 2016, se cumplen 400 años de la desaparición física de tres grandes escritores nacidos en varios puntos de la geografía de nuestra ancha tierra y que legaron con su  pluma, su imaginación y destreza en la palabra un gran legado para la historia de la Literatura Universal,  por lo que en este día se hace a nivel mundial un homenaje al libro, al escritor y a todo amante de las letras.

Estos grandes de la Literatura fueron: Don Miguel de Cervantes Saavedra, nacido en Alcalá de Henares, una ciudad perteneciente a la Comunidad de Madrid.

Además de gran novelista, poeta, dramaturgo, fue soldado que batalló en Lepanto contra los turcos y donde perdió el brazo izquierdo; de ahí su sobrenombre de “El Manco de Lepanto”. Está considerado como la máxima figura de la Literatura Española y Universal

( Quiero haceros resaltar que, Miguel de Cervantes, fue Recaudador de Impuestos aquí, en la ciudad de Úbeda)

El otro grande de la Literatura fue Wiliams Shakespeare, novelista, poeta y dramaturgo Inglés cuyas obras, como Hamlet, Romeo y Julieta, Otelo, Macbeth…. son mundialmente conocidas y por último el escritor e historiador peruano Inca Garcilaso de la Vega, nacido en Cusco (Perú) de ahí su sobrenombre  “Inca” cuyo verdadero nombre era Gómez Suárez de Figueroa.

El Día Internacional del Libro fue promovido a nivel mundial el 23 de abril de 1996 por la UNESCO ( Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura)

Como somos españoles y vivimos en España nos  centraremos en Miguel de Cervantes, el gran escritor, aunque mi admiración es total por el inglés Williams  Shakespeare y por el escritor peruano Inca Garcilaso de la Vega, que como ya hemos dicho, su verdadero nombre era Gómez Suarez de Figueroa. Estos tres gigantes de la  literatura parece ser que coincidieron en abandonar este mundo el mismo año y  por las mismas fechas.

El libro en sí, es el mejor amigo que podemos tener. Él nos aconseja, nos enseña, nos hace ser mejores. En nuestros ratos de ocio cojamos un libro. Dejemos al móvil o a la tableta descansar. Es un placer tener un libro entre las manos; ir pasando las hojas; sentir su tacto y adentrarnos en su contenido. Los hay para todas las edades. Libros de aventuras, de historias fantásticas, de viajes, de investigación…, hasta los tebeos también son auténticos libros para los más pequeños. Ellos enseñan con sus historietas divertidas y graciosos dibujos pasajes de nuestra vida cotidiana. También hay que acostumbrarse a leer poesía, pues ayuda a pensar y enriquece nuestro espíritu, ya que es una parte importante de la Literatura.

El libro que hoy homenajeamos con todos los honores, porque así se lo merece, es Don Quijote de la Mancha, la obra cumbre de Don Miguel de Cervantes. En él hay un almacenamiento total de sensaciones vividas o no vividas, es decir, de realidades y de sueños.

Don Quijote era un caballero con la mente perturbada que solamente soñaba con grandes aventuras para arreglar las cosas mal hechas forjadas en su imaginación. Sancho Panza era su escudero, es decir su acompañante o criado en dichas aventuras fantásticas. Hombre campesino y rústico, pero con una gran sabiduría en el decir de su palabra. Era la cordura frente a la locura de su señor. Los dos vivían un mundo de sueños, un mundo donde la realidad era pura fantasía. Sancho era como la conciencia cuerda de su señor.

Decía don Quijote a Sancho Panza: “Sancho amigo: el hombre dejará de ser hombre cuando le dejen sus sueños”.

Ya sabéis, queridos niños, que soñar es vivir nuestras propias fantasías e ilusiones.

¿Qué somos si no soñamos? ¿Sólo máquinas que se mueven por el impulso de sobrevivir y procrear?

¿Qué intentó transmitir Cervantes con la locura de don Quijote y la sabia y rústica cordura de Sancho Panza?

En el Caballero de la Triste Figura, como él mismo se nombró, había locura, pero también había sueños, sueños fantásticos de deshacer entuertos; de defender al débil; de ver en una rústica aldeana a la mujer maravillosa de sus sueños; de no ver nunca las burlas que sobre él caían por parte de villanos y señores;

               Él siempre en su delirio  se sintió caballero al ser armado con toda pompa por el señor de un castillo, que no era si no un aldeano que moraba                              en su pobre hacienda asistido entre jocosas reverencias por importantes damas que eran braceras de dicha propiedad, pero él, en sus sueños de locura, se sintió el hombre más honrado y feliz, y a  lomos de su maltrecho «Rocinante» se fue, caballero andante, por las llanuras de la Mancha, a defender el honor y la verdad ataviado con su estrafalaria armadura y tocada su cabeza con la bacía de un barbero, acometiendo a fuerza de lanza en ristre a terribles gigantes que lo vencieron con sus aspas de molinos de vientos dejándolo herido y abatido en tierra; a grandes ejércitos de ovejas y corderos ante el terror de los pastores que, a fuerza de pedradas se defendían. En  sus maltrechos descansos de palizas, burlas y malos tratos, mientras comían un bocado de pan con queso con un trago de  buen vino, aconsejaba a Sancho  con los más sabios consejos que un hombre cuerdo pueda dar.

¿Quién  era  don Quijote? Era un loco, un perturbado, pero también era un soñador. Un soñador sublime, porque no veía la cruda y fea realidad de la vida sino que la elevaba a la belleza y a la ética sin límites.

En el lecho de muerte recobró la cordura y dijo a Sancho:

– “Perdóname, amigo, de la ocasión que te he dado de parecer loco como yo, haciéndote caer en el error en que yo he caído, de que hubo y hay caballeros andantes en el mundo”

-¡Ay!, – respondió Sancho Panza llorando – No se muera vuesa merced, señor mío, sino tome mi consejo y viva muchos años; porque la mayor locura que pueda hacer un hombre en esta vida es dejarse morir, sin más ni más, sin que nadie le mate, ni otras manos le acaben que las de la melancolía. Mire, no sea perezoso, sino levántese de esa cama, y vámonos al campo vestidos de pastores, como tenemos concertado; quizás tras de alguna mata hallaremos a la señora Dulcinea desencantada, que no haya más que ver. Si es que se muere de pesar de verse vencido, écheme a mí la culpa diciendo que por haber yo cinchado mal  a “Rocinante”le derribaron; cuanto más que vuesa merced habrá visto en sus libros de caballerías cosa ordinaria derribarse unos caballeros a otros, y el que es vencido hoy ser vencedor mañana.”

¿Quien  era Sancho Panza? ¿La conciencia cuerda de don Quijote? En su rústico saber, y con un amor desbordado hacia su señor, y a sabiendas de su enajenación mental, le seguía paciente en el triste Rucio admitiendo los desvaríos a los que él respondía con la más clara sabiduría  que se hallaba en su espíritu de campesino.

Sancho Panza también era un soñador.

Sigamos leyendo, amigos. Sigamos leyendo libros, sin hartura ni pereza, porque nunca  perderemos la cordura sino que nos haremos más grandes, más sabios y altruistas como don Quijote y Sancho y si la perdemos será en el mundo maravilloso de los sueños

                                María Sánchez Fernández

 

  picture4

 

CRECER
¿Por qué llora un bebé cuando nace?
Porque ha sido gestado en el vientre materno y durante 9 meses ha estado plácidamente nadando en la bolsa uterina, alimentado, cuidado, sin ninguna preocupación y de repente, lo expulsan a la vida y a valerse por sí mismo.
Dicen los psicólogos que el primer trauma del hombre es éste, conocido como el trauma del canal del parto.
Crecer involucra despojarse de condiciones a las que  nos atamos, y emerger a otras, a veces desconocidas y por lo general más complejas y difíciles que las anteriores.
Ese despojarse, es un dolor, con un dejo de tristeza y añoranza de lo que perdemos, pero a lo que no podemos retornar, porque ha pasado el tiempo de correspondencia.
No sólo el nacimiento, el paso del bebé al niño, con sus primeras impresiones, del niño al preadolescente y de ahí al joven y del joven al adulto, como del adulto a la senectud, son condiciones que conllevan pérdidas, acomodamientos y reposiciones a circunstancias y lugares nuevos y desconocidos.
El fenómeno biológico se aplica también al fenómeno social, y las comunidades como los grupos sociales también crecen, sufren pérdidas y se encuentran con circunstancias desconocidas, impensadas y a veces más difíciles de las que se han dejado.
Este crecimiento social a diferencia del individual, tiene otros condicionantes, en especial las diferentes vertientes tanto ideológicas como políticas que comparten el espectro de la sociedad.
No hay unanimidad en el comportamiento social y menos aún en el pensamiento de los grupos sociales.
En el sistema republicano que ejercen las democracias, la cuestión es sometida a las mayorías, quienes se expresan por el sufragio, plebiscitos y otros comportamientos normados por las reglas constitucionales de cada Nación.
Sin embargo el juego de la representación muchas veces condiciona de otra manera la cuestión social.
Si bien el gobernante es un mandatario, es decir alguien que debe ejercer el mandato que se le ha confiado, los organismos de control no siempre dan resultado y son harto frecuentes los casos en los cuales el funcionario al ejercer su cargo ha seguido un camino que no era el marcado por el mandato que se le dio.
Decía Kant que los pueblos crecen cuando tienen un príncipe ilustrado y es posible que a la condición de cumplimiento de su mandato deba agregarse la cultura que se debe dar como condición indispensable de crecimiento a todos los habitantes de la Patria.
La Ilustración involucra al que gobierna que la propugna y a los gobernados que merecen el mejor de los caminos existenciales para su vida tanto individual como de relación.
Por otro lado también el pueblo debe estar dispuesto a crecer, a despojarse de lo viejo y a asumir un compromiso de progreso que lleve a la paz y a la felicidad social.
Asi como el niño cuando crece, el joven cuando llega a la adultez, deben dejar de lado las condiciones y comodidades de su estado, también los pueblos deben crecer y asumir el compromiso de ser ellos mismos los forjadores del país.
Pasar de la condición de pensar ¿qué me da la sociedad? a pensar que doy yo a mis hermanos y al país.
Es un compromiso de ida y vuelta, en el cual todos los actores sociales deben estar comprometidos, para lo cual deben contar con las herramientas necesarias que le debe dar la sociedad, en especial educación, habitación, seguridad y trabajo y la condición personal de usar las mismas para el desarrollo no sólo de si mismos sino de toda la comunidad,
Desde allí se podrá crecer, en un plano de igualdad, donde las oportunidades las tengan todos sin excepción, y donde a los mas comprometidos se los ayude solidariamente y se los encamine en la senda del crecimiento personal.
Crecer es un desafío, pero es también una condición para que los individuos y los pueblos cumplan con su deseo de grandeza y felicidad.
Elías D. Galati

picture4

 

 

JUBILADOS EN MÈXICO: CURIOSA MUTACIÓN

           Por Jaime Octavio Solís Robledo

Me parece curioso; me llama la atención y me pone reflexivo; en ocasiones me enternece y en otras me produce discreta hilaridad. No sòlo lo he detectado en el sector educativo, en el cual laborè casi 40 años, sino tambièn en otros gremios. Me refiero a la socorrida mutaciòn que actualmente se da en los trabajantes al obtener la calidad de jubilados.

Todo es que reciban su primer pago como tales, para que den inicio a la andanada de improperios e insultos de muy bajo nivel contra gobernantes, clase polìtica y partidos políticos. Algunos –aunque muy pocos- tienen el acierto de dirigirlos al sistema socioeconómico en el cual estamos inmersos, reconociéndolo como el factor fundamental de todos nuestros males.

No he dicho que gobernantes, clase política en general y partidos NO MEREZCAN LOS INSULTOS Y SEÑALAMIENTOS. El meollo de mi comentario es ese cambio repentino en la actitud de muchísimas personas al pasar de activos a jubilados. A los que de entrada descalifico es a quienes militaron en la Política y desempeñaron cargos públicos desde los cuales defendieron y fortalecieron las políticas gubernamentales de un sistema corrupto a ultranza y al servicio de grupos oligárquicos. A ellos los repruebo, y desconfío de su actitud opositora al régimen gubernamental.

¡Dónde estaban y qué hacían los jubilados de ahora, en las décadas 60, 70 y 80?  ¿En qué ocuparon su tiempo de adolescencia y juventud?  ¿Detectaron la profunda corrupción oficial, la despiadada represión gubernamental, la enorme injusticia social y la miseria económica de millones de mexicanos?  De ser asi, ¿en qué grado participaron entonces para impulsar un cambio de fondo en nuestro país?  Aquí se me ocurre plantear cuatro hipótesis:

  1. No se dieron cuenta de la situación económica y sociopolítica de México

  2. Se dieron cuenta de ello pero no les interesó participar en las luchas contra el régimen imperante

  3. Detectaron la situación y participaron en alguna forma en la lucha por el cambio

  4. Percibieron la situación y estuvieron de acuerdo con ella; la defendieron, pero al jubilarse reconocieron su error.

Dentro de las cuatro, me siento identificado con quienes caen en la tercera hipótesis; con aquellos que al jubilarse continúan la lucha por un cambio profundo del sistema socioeconómico, sin usar como método las mentadas de madre contra gobernantes y clase política en general, sino con actitud dialéctica y permanente, congruente con los ideales de nuestra adolescencia y juventud.

Desde la alta tribuna de Lunasol, me permito mencionar con emocionado reconocimiento algunos nombres de compañeros mios, integrantes de la generación 1964 de la Escuela Nacional de Maestros, que en alguna etapa de su existencia combatieron con valor y solidez ideológica al régimen gubernamental en turno, lo cual les costó la vida:

JOEL CHÁVEZ TREVIÑO, SAMUEL MARIANO ESPINOZA, JOEL LIMA FLORES y FILEMÓN BAHENA ROMÁN.
Tu, amigo jubilado, ¿en cuál apartado te ubicas?

Alicante, España, 31 de marzo de 2017.     

picture4

ECOS DEL 21-M: DÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA
ADRIÁN NÉSTOR ESCUDERO
Santa Fé (ARGENTINA)

SER…
(Reflexiones en torno a la Poesía y al Poeta)

En honor a todos los Poetas, Vates y Trovadores del Mundo: llamados a sembrar la tierra de granos de bondad, belleza y verdad; y de arrojar botellas al mar de la consolación y la esperanza y la alegría en el puerto del destierro humano; pero también, y sobre todo, a ser…

Muchas veces se ha analizado a la Poesía desde una singular elongación. Aquella devenida del pensar y sentir de una criatura (el Poeta) capaz de capturar las esencias de la vida y traducirlas en palabras semióticas, denotativas y connotativas en términos y metáforas radiantes de luces…

Luces testificadoras de certezas o esclarecedoras de incertidumbres; alboradas echadas como un manto de piedad y compasión sobre la “Realidad” o hipérbole existencial…

Realidad, trama de átomos, genes, pensares y sentires, como mapa del bíblico destierro espacio-temporal, crucificado de líneas y entrelíneas, garabateadas sobre textos, intra y entretextos e hipertextos, soportando y clamando o batallando las verdades y mendacidades que edifican en sus sombras y claridades, el mal o bien encaminar del ser humano como tal…

Sobre el particular, entendemos que se ha hecho mucho hincapié en los efectos psicosociológicos y filoteológico  del clarear poético sobre la conciencia del hombre y de su devenir, formando tal vez el basamento más puro y genuino de un corpus intelectual denominado “Literatura” o constancia de la escrita expresividad.

Es más, en mi caso, he debido –a su tiempo- construir toda una estructura de reflexiones acerca de su indiscutible rol sacralizador, santificador de abismos interiores y de todo territorio donde su habla, canto o grito -como sangre o luz del Verbo hacedor de todo verbo-, llegue, penetre o eleve, ora ascendiendo, ora sobrevolando u ora subyaciendo el complejo y tenaz tejido sobrenatural del alma humana…

Pero también he tomado nota de que, cuando se ha intentado profundizar en el ORIGEN de la Poesía y de sus efectos concretos o meramente dialécticos (así como del ROL del Poeta en su carácter de intérprete esencial -aunque frágil y parcial en su capacidad ordenadora del fácilmente reproducible caos existencial), y de los efectos concretos o meramente dialécticos de su urdimbre metafísica, se ha buscado por lo general acudir al símil de la semilla probada o aventurera que se esparce en las infinitas tierras que cobijan al hombre de su desamparo ante el Misterio de los Misterios; o bien, por medio de la voluntariosa imagen de esa botella audaz y mensajera que se arroja al mar de las serenidades y contemplaciones, o al mar de unas olas tapizadas por suaves ondulaciones de sal o encabronadas por el tronar de una pléyade espumosa coronada en álgido descontrol; todo, en el contexto de ese suceso sorprendente y cotidiano que rigen soles y planetas, y calendarios científicos y hasta clarividentes y agoreros, llamado… “vida”. 

En el caso de la semilla quizás por aquella revelación divina que  sentencia: “Si el grano de trigo no cae en tierra fértil, y muere, no da frutos” (NT); grano que simboliza a la palabra vuelta o no Palabra, según el credo que nos afirme como personas conscientes de nosotros mismos, y que, traducido a fruto lleva a concluir, consecuentemente, que mientras unos siembran, otros cosechan, incluso, donde no han sembrado; y por cuanto Alguien que lo sabe todo en todos y hace aletear o caer la lluvia inspiradora sobre el demiurgo, hace crecer en comunidad de virtudes y defectos, juntos y en circular periplo, al dicho venerable trigo acodado al antipoético quehacer de la rústica maleza que oprime lo justo y lo prueba, en sabiduría, paciencia y fortaleza, hasta el momento de la mortal o glorificadora cosecha… Semilla que, en definitiva, si hay genética (talento) y  humus (actitud y aptitud) adecuados, y no rocas ingrávidas (infértiles) ni espinas agresoras (abortivas) como capa de asiento a su perfil prometeico, será signada como SIEMPRE como primicia irremediable de una flor o de un fruto de alguna sucedánea planta verdosa o árbol erguido en su bosque o en el recueste de esteros y lagunas, o llanos pampeanos de nuestro referido espacio-tiempo llamado… vida; y de algún otro, asimismo y por qué no, ininteligible y supradimensional estado, presidido por un apetitoso cual generoso Árbol de Vida (con mayúsculas), continua en las derivaciones de un incesante y sempiterno devenir… (Ya que si las ventanas nuestras percepción estuvieran “realmente” limpias, veríamos a la dicha “Realidad” tal cual es: infinita)…

Y, en el caso de la botella -símbolo de la vajilla de barro donde guardamos el alma, ese arcano tesoro de trascendencias ansiadas tanto por ricos como pobres, de legos como sabios, de piadosos como de impiadosos; e imagen del navegante que supervive en el ominoso océano de los vivientes-, no deja de resultarnos, con su ingesto y papilar mensaje, como aquel hijo del espíritu que, siendo flecha en la mano de un guerrero como un hijo de la carne, surca veloz espacios y aguas invisibles de alimento, purificación o ahogo, buscando, no sin necesaria y suficiente perplejidad, el puerto de su (un) incierto destino… Destino de “otro” alguien (muy humano por cierto), que podrá dar cuenta del código entrañable de alegrías o tristezas que encierra, dando curso feliz al frenesí de una propuesta amable y develadora, o hacer de ese mensaje vano  y acuoso, por pretencioso u oscuro, un bollo de fibras brutalmente desgajadas por la inexorable unicidad de una incomprensión receptora, y arrojada si más al basurero atómico de lo inaudito o inaccesible…

Así, semilla a tierra y botella al mar son íconos permanentemente utilizados para discernir el proceso de causa-efecto que encierra la Poesía tanto para el Poeta como para quien la deja hospedar en un inquieto corazón…

Mas, hete aquí que yendo aquí y allá, resulto conmovido, hoy (casi ayer), Día Internacional de la Poesía –y tras los ECOS amables de los últimos acordes de su péndulo estelar-, por el hallazgo inesperado de un brillante (¿eminente?) matiz reflexivo en torno a Ella, que no proviene ni de la tierra al cielo, ni del cielo a la tierra, ni del mar al puerto ni del puerto al mar, sino de la tierra a la tierra, y, desde ella (ella) a Ella, y hacia todas las aristas del Misterio de los Misterios que llamáramos vida…

Y vuelvo a leer. Y leo. Y releo. Y ante el Poema que nombra a la Poesía y al Poeta como una moneda de dos caras -al igual que la Razón al Juicio-, necesarias e inescindibles entre y para sí, como portadoras de una identidad liminar, desprendida y ofrendosa que –y no podía ser de otra forma-, se envuelve maravillosa y sutil en los pliegues saludables de la esquiva virtud de la Humildad: esa joya que oculta el secreto de su imperecedera majestad como llave de llaves, como simiente de simientes y mensaje de mensajes…, entonces callo y admiro…

Callo, admiro y reproduzco para quien desee ungirse de su inocultable bondad, belleza, bondad y verdad, cuando en el precioso, profundo y luminoso decir de Vizma Belševica (Escritora letona 1931-2005), descubrimos que, desde la Poesía el Poeta también puede, además de noble semilla en tierra y solitaria botella al mar, SER…

SER… las raíces. En el subsuelo al que jamás
desciende un rayo. Donde la luz nunca echa un vistazo.
Una rama sin pájaro. Una rama sin hojas.
La fuente de un manantial en la más fina red de fibra
que no debe romperse. El duro trabajo de las raíces.
Sin respiro. (Hasta el sueño de invierno sólo es aparente.)
Almacenar. Alimentar. Saciar. Ser un vínculo mudo
entre el amargo final y la vida. Negado por su propio ser
y tullido para permitir que la flor blanca
celebre el sol,
el poder de la revelación de la belleza.
Ser las raíces. Y no envidiar la flor

Vizma Belševica (Escritora letona 1931-2005).

picture4

HOMENAJE A VICENTE CLAVEL EN EL DÍA DEL LIBRO 2017

Carlos Benítez Villodres

Málaga (España)

El próximo día 23 de abril se celebra en casi todo el mundo el “Día del Libro”. “No hay nada como un libro, dice Irina Bokova, Directora General de la UNESCO. Un libro es un vínculo entre el pasado y el futuro. Es un puente entre generaciones y entre culturas. Es una fuerza para crear y compartir la sabiduría y el conocimiento”.

Dicho día se conmemora la muerte de William Shakespeare y Miguel de Cervantes en 1616. Sin embargo, las defunciones no sucedieron el mismo día, pues existía un desfase entre los calendarios inglés y español. En 1582, el Papa Gregorio XII adelantó 10 días el calendario, de modo que el día 5 de octubre pasó a ser el 15 del mismo mes. Sólo Francia, Italia y España adoptaron inmediatamente este cambio. Inglaterra no lo hizo hasta 1752. Así, para los ingleses, Shakespeare murió el 23 de abril, pero para los países ya mencionados ocurrió el 3 de mayo.

El “Día del Libro” es un día solidario, alegre y festivo, buena parte de sus actividades deben fomentar la lectura con el objetivo de lograr el acceso universal a la cultura a través de los libros. Lectores, profesionales del sector del libro, instituciones públicas y privadas, empresas, marcas y ONGs deberían crear sinergias para hacer un mundo mejor, fomentar la lectura y apoyar causas solidarias para así dinamizar aún más esta jornada cultural-festiva.

El “Día del libro” de 2017, como en años anteriores, las avenidas y parques, paseos y plazas de muchas localidades se llenan de puestos de libros y actividades culturales, que editoriales, librerías, asociaciones e instituciones montan con el objetivo de fomentar la lectura, vender sus libros y presentar las últimas novedades. Algunos de los locales cuentan con la presencia de los mismos autores, que este día firman ejemplares a los lectores, y ya es tradicional regalar una rosa al comprar un libro.

La fiesta del libro la celebran millones de personas en más de cien países. Vicente Clavel (Valencia, 1888-Barcelona, 1967) creo el “Día del Libro, en 1926, ya que Vicente trabajó afanosamente para que existiese un día dedicado a la cultura a través de la literatura y los libros, y gracias a su conexión con autores, editores, libreros… hispanohablantes esta festividad se extendió por más de 100 países, que engloban a millones de personas, convirtiéndose dicha celebración en una fiesta internacional.

En este día suele haber lecturas dramatizadas de fragmentos, en muchas capitales de provincias españolas y de otros países, de “El Ingenioso Hidalgo D. Quijote de la Mancha”, de Miguel de Cervantes, publicada en 1605, y es la obra más importante de la literatura española y una de las principales de la literatura universal. En 1615 apareció su continuación con el título de “Segunda parte del Ingenioso Caballero Don Quijote de la Mancha”. Asimismo, se hacen lecturas de “El Rey Lear” (“The King Lear”), una de las principales tragedias de William Shakespeare. Fue escrita en su segundo periodo, comenzada en 1.605 y representada a finales de 1.606. Su fuente principal es la “Historia Regum Britanniae”, escrita hacia 1.135 por Godofredo de Monmouth, y de raíz netamente céltica, y de el “Sueño de una noche de verano” (“A Midsummer Night’s Dream”), de Shakespeare, considerada esta última obra como uno de los grandes clásicos de la literatura teatral mundial. “El sueño de una noche de verano” al parecer fue escrita con motivo de la conmemoración de la boda de Sir Thomas Berkeley y Elizabeth Carey, en febrero de 1596. Felix Mendelssohn escribió una obertura y otras piezas musicales, inspirado en esta obra que se utilizaron como acompañamiento musical de la obra a lo largo del siglo XIX. En el siglo XX, (1960) Benjamin Britten compuso una ópera sobre el mismo tema  con libreto del propio Britten y de Peter Pears.

Una vez más el mundo hispanohablante rinde homenaje al “Príncipe de los Ingenios” y a “El Bardo de Avon” (o simplemente “El Bardo”), considerado el escritor más importante en lengua inglesa uno de los más célebres de la literatura universal.

picture4

Los poetas y la madre Niebla, Mamarongo

Julio San Martín Órdenes

Médico Veterinario, Mag. Cs., Dr. (c) Ciencias Veterinarias, U. de Concepción, Chile. Poeta y trovador, Presidente Nacional de la OMT/ Chile y Delegado de la UBT / Chile.

Alguna vez, me han denominado como uno de los Poetas de la Niebla, esto a causa de haber nacido y criarme en Chimbarongo, la tierra entre la niebla, siguiendo las voces del Mapudungún. Como hijo y poeta de las neblinas de la zona central, sería una especie de nibelungo heredero del reino de la oscuridad para elevar la palabra desde mi subterráneo inframundo. Quizás, dicha tierra ha sido mi propio Niflheim, el lugar que enfría, el ritmo agitado de mi vida en ciudades más grandes, por lo que cuando llego a sus calles, siento la tranquilidad de estar en un refugio.

Chimbarongo, dicen que es la ciudad pequeña más grande del mundo y se sitúa en la provincia de Colchagua, al sur de la región del Libertador Bernardo O’Higgins de Chile. Es una localidad famosa por su artesanía en mimbre que decora los lindes de la carretera Panamericana, por lo cual, desde el 2015 ha sido declarada “Ciudad Artesanal del Mundo”. Por este motivo, la ciudad del mimbre ha dejado de ser solo patrimonio de los chilenos y de nosotros los chimbaronguinos para convertirse en un regalo para toda la humanidad.

La poesía en Chimbarongo surge como la niebla de forma natural y espontánea y nos cubre en invierno, a veces difusa y fría, pero cada vez que ella puede, se aparece caprichosa e intrigante, sin buscar un propósito definido más que mostrarse para hacer florecer la emotividad. Esta niebla poética se nos presenta una y otra vez, con muchos rostros y a lo largo de los años.

Respetando los caminos pavimentados, como dijera el profesor Miguel Lira, dentro de los cultores de la poesía en Chimbarongo se debe mencionar a dos mujeres presentes en la zona, Olga Aguilera Bustamante (1933) y Josefina Acevedo Cuevas (1933). Olga Aguilera es profesora y tiene 12 libros publicados (desde Cantagrillo hasta En el umbral del tiempo en el 2013), ha tenido gran interés por los sonetos, la naturaleza y su mundo interior. Olga Aguilera ha participado en varias antologías, ha sido premiada en actividades de poesía e incluso, fue nominada al Premio Nacional de Literatura en el año 2008. Josefina Acevedo Cuevas también es profesora y nació en Santa Elena de los Lavines, Convento Viejo, actualmente está radicada en la ciudad de San Fernando. Su poesía es musical, sencilla, cotidiana y está dedicada a los niños, como afirman varios autores al referirse a su trabajo en el poemario Pinceladas de Luna (1998), una de sus obras. Como parte de la historia de la poesía local, se debe incluir también a Marco Antonio Contreras (1974) quien publicó Simplemente sentimientos (2011) y actualmente es alcalde de la comuna de Chimbarongo.

Algunos poetas han partido lejos y la niebla extraña su vahído. Eduardo Aramburú García (1945) se estableció en Copiapó, ha publicado varias obras y se ha destacado en varias labores culturales, por las cuales ha recibido distinciones regionales y nacionales. Douglas Fernando Colina Pettey (1930-1966) de la localidad de Huemul, falleció en Estados Unidos, de él se conoce su poemario Del corazón a la flauta. María de la Cruz Toledo (1911-1995) fue la primera senadora de Chile y publicó los poemarios Humanidad y Transparencias del alma y además, una novela titulada Suprema Cita.

Poetas provenientes de otros lares han reconocido y señalado, en algún momento, a Chimbarongo como su hogar. Así, María C. Tollini Barrios (Osorno –Chimbarongo, 1975), considerada cercana a Gabriela Mistral, fue una importante educadora radicada en la comuna, quien publicó los libros Botones de Versos (1926) y Musas Femeninas (1963). Su hija, Alicia E. Tollini Barrios también fue maestra y de ella se conoce el poemario Ensayos (1966). Julio Campos Ávila (Santiago, 1939), profesor normalista y político, tuvo una activa participación en la poesía local y en el desaparecido Grupo Cultural Los Quijotes de Chimbarongo. Julio Campos es el miembro n° 105 de la Sociedad de Escritores de Chile (SECH) y ha publicado trabajos de poesía, cuento y novela infantil, por los cuales se le ha distinguido. Sebastián Queupul Quintremil (Ralipitra, Nueva Imperial, 1924), profesor normalista, poeta y escritor delegado de la SECH, ejerció en Chimbarongo durante los años 50 y también fue socio fundador del grupo Los Quijotes. Sebastián Queupul se ha destacado por ser un pionero con su poesía para una sociedad intercultural. Rigoberto Meriño (1964), proveniente de Varillar (Elqui), vive entre San Fernando y Chimbarongo y ha editado varios libros y CDs.

Rigoberto Meriño ha participado en diversas actividades culturales y ha recibido el premio comunal de cultura y recientemente fue incluido en la antología Entre espuelas y camelias (2015), de poetas de San Fernando. Y no podemos dejar de lado la tradición creativa heredada por Gilberto Acevedo (Paredones, 1948), a través del canto a lo poeta. Actualmente está avecindado en Tinguiririca, es premio comunal de cultura (2014) y ha publicado su trabajo literario (Mi alma en verso y poesía, 2014; Sabiduría campesina, 2015) y musical (Sabiduría campesina, 2016, en CD) en San Fernando y Chimbarongo.

Más recientemente, hombres y mujeres, como humildes emisarios, en un ejercicio de intuición, han reconocido a la niebla, la Mamarongo, como tutora y benefactora y adoptándola como su identidad colectiva. En la actualidad, entre quienes más han abrazado el velo húmedo de la poesía local (no son los únicos, por cierto) están Olga Aguilera, Rigoberto Meriño, Carolina Díaz Arancibia, Ángel Chota, Margarita Elgueda, Gilberto Acevedo, Olga Cruz Manterola, Gerónimo Donoso y Luis Aramúndiz. Algunos de ellos han participado en diversas lecturas poéticas, destacando los eventos culturales “Íntimo”, realizados entre los años 2012-2015 y organizados por la agrupación cultural Antu Wiras. Algunos de ellos también participaron del CD Versos bajo la niebla, editado por Rigoberto Meriño en el 2014.

Las calles silenciosas se enfrían y los campos de verdes viñedos se desvanecen en la humedad, para callar por un tiempo. Luego, la niebla se recoge en su introspección y el paisaje se viste de sol. Pero la niebla no se va, solo está dormida. Es así como de manera silenciosa surgieron los Poetas de la Niebla, quienes han mostrado la poesía innata, imperecedera y sutil de este encajonado Mimbral y la reavivan de vez en cuando, en noches frías del invierno.

picture4

 

2 comentarios en “CRÓNICAS EN ESPAÑOL”

  1. Sustantivos artículos para un mes muy especial: MARZO, con sus dos grandes efemérides. Una memorando al DÍA INTERNACIONAL DE LA POESÍA (agradeciendo inmensamente a la dirección de la Revista la publicación mi artículo sobre el particular); y otra, el DÍA MUNDIAL DEL LIBRO (Jornada a la que adhiero también mas desde la Sección NARRATIVA – CUENTOS, Relato EL SEÑOR DE LOS LIBROS). Sección de CRÓNICAS EN ESPAÑOL que principia con la luminosa incorporación al sito del oportuno artículo sobre la FAMILIA que nos legara el maestro Antonio Camacho Gómez.

    De hecho, mi agradecimiento al comentario precedente expuesto por la querida y admirada Poeta sanluiseña, Teresita Valcheff. Y, de hecho, asimismo, y en mi caso como partícipe de la Sección, al resto de los escritores que abonaron con sus ilustrativos aportes la misma, asomados a esta ventana mágica de LUNASOL ABRIL 2017, desde diferentes sitios de Argentina, España y México. ¡Un honor haber compartido con ustedes!

    Responder

Deja un comentario