CRÓNICAS ARTÍCULOS Y ENSAYOS

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España

Julio 2.020  nº 33

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

LA MARCHA BLANCA
Carlos Benitez Villodres
Málaga-España

Prosiguen las quejas de los dirigentes de los países de la Unión Europea (UE) sobre “la fuga de cerebros” hacia el país del dólar. Evasión de científicos que aspiran a investigar, en los laboratorios norteamericanos, para buscar soluciones a problemas aún sin resolver, muchos añejos ya, o para abrir caminos nuevos a las Ciencias en pro de la humanidad, según la inmensa mayoría de las personas que habitan este planeta, o, en algunos de los casos, en contra de ella, según los retrógrados, los inmovilistas y los fundamentalistas del pesimismo más devastador.

“La fuga de cerebros” de este país siempre se ha producido por los motivos que todos conocemos, pero, en la segunda década del siglo XXI, la salida de titulados con ansia de “hacer ciencia” se ha incrementado considerablemente, al igual que ha sucedido en los restantes países miembros de la UE. Alertados los políticos, están preparando una serie de medidas para paliar, en lo posible, el éxodo de “cerebros investigadores”. Más vale tarde que nunca. Pero, aunque los mandatarios de la UE dediquen un incremento, incluso considerable, en la cuantía económica reflejada en los presupuestos, faciliten “el visado científico”, favorezcan las programaciones de las actividades investigadoras…, continuará “la marcha blanca” de los investigadores españoles y del resto de la UE y del mundo, Asia es el continente que más científicos tiene en los EE UU de América, al país que es dueño y señor del orbe.

Se calcula que unos novecientos mil científicos, según el número que dan las estadísticas oficiales europeas, abandonaron “el hogar Europa” para emigrar a los EE UU. A veces, por no escribir “siempre”, estos valores matemáticos están reducidos a la mínima expresión para que no sean caldo de cultivo para un posible alarmismo social. La cuestión es que el incremento de las lamentaciones de los gobiernos de la UE no se ha hecho esperar más. Este aumento en las quejas por la marcha de estos genios, a los que ahora llaman “hijos de Europa”, está en pleno apogeo. Pero nunca los “padres del Viejo Continente” se preocuparon para que esos “hijos” tuviesen, en casa, todo aquello que les proporciona el país norteamericano: calidad de las labores investigadoras, innumerables recursos para llevar a cabo sus tareas científicas, las más novísimas y avanzadas tecnologías, perspectivas de futuro para los proyectos, en donde están inmersos, excelente remuneración, una calidad de vida inmejorable, cualificación en continuo ascenso, reconocimiento a la valía profesional…

Esta es la realidad, desde 1980 hasta nuestros días. Una realidad diáfana y motivadora para los investigadores que de verdad anhelan trabajar con rigor y tenacidad para conseguir los objetivos marcados, no todos consiguen lo que se proponen, y dar a conocer al mundo, para bien del mismo y de aquellos que hoy lo habitamos, lo que aún se desconoce. Esta realidad es atosigadora y dura para los países, sin visión de futuro, cuyos regidores nunca supieron valorar en su justa medida la labor de “hacer ciencia”. Por consiguiente, incluían en los presupuestos unas partidas “de risa” para la acción investigadora. Aún estas, hoy en día, continúan siendo mínimas para las pretensiones de la UE.

La UE se está moviendo para que la gran evasión cese o por lo menos disminuya. No sé si veré el día en el que un buen investigador andaluz se quede en Andalucía, tal y como hoy están los que marcharon a los EE UU de América y aún allí permanecen con un puesto de trabajo estable e investigando en aquello que, desde siempre, les entusiasmó. Para ello se esforzaron, hasta más allá de los límites, en estudiar la carrera por ellos elegida y, posteriormente, en mejorar y ampliar los conocimientos adquiridos.

EL MUNDO QUE DEJAMOS. CARICIAS IMPERTURBABLES
Lola Benítez Molina
Málaga (España)

Hace ya algún tiempo, leí un libro que me atrajo por su sugerente título: “La vida no vivida”, novela de Asunción Ramírez. Los personajes de dicha novela, como otros tantos de la vida real, tienen que afrontar el presente sin haber resuelto conflictos del pasado. Tal vez, eso forme parte del mundo que dejamos atrás y de lo que proveeremos a nuestras generaciones futuras. De toda acción o inacción resultan consecuencias. Esoes obvio, sin duda.
Las relaciones humanas son complejas, y la vida está para vivirla con ilusión, a pesar de las incontables zancadillas que se presentan. Vivir con alegría ante la adversidad no es fácil, pero, si se consigue, el camino valdrá la pena porque permitirá percibir los pequeños detalles, que son los que dan sentido y, muchas veces, pasaninadvertidos.
Como nos recordara Oscar Wilde “la belleza está en los ojos de quien la mira”. Muchos escritores idean mundos de fantasía para enfrentarse al mundo que no les gusta ver, pero que, a su vez, plasman en lo que escriben. Tal es el caso del escritor estadounidense, de origen judío, Philip Roth (1933-2018), galardonado, entre otros, con el Premio Pulitzer y con el Premio Príncipe de Asturias de Las Letras, éste último en 2012. Entre sus novelas destacan la famosa Trilogía compuesta por “Pastoral americana”, “Me casé con un comunista” y “La mancha humana”. En ésta última, Roth
examina la situación política estadounidense de la década de 1990. Otras obras suyas son: “La conjura contra América”, “La contravida”, “Operación Shylock”, “El teatro de Sabbath…”.
En mayo de 2006, le fue concedido el “Nabokov” del PEN Club, y es en ese mismo año cuando ve la luz su obra “Elegía”, en la que realiza una meditación acerca de la enfermedad, el deseo y la muerte. “Némesis” fue su último libro, tras anunciar que dejaba de escribir. La muerte irremediable le vino en 2018 por una Insuficiencia Cardíaca. Como él mismo escribiría en “El animal moribundo” refiriéndose al hombre:“Su heroísmo no consiste solo en soportar estoicamente la cotidianidad de sus renuncias…”
El escritor siente la obligación moral de denunciar, con su pensamiento y con su pluma, aquellas injusticias que ve y percibe, pero también tiene el don de poder soñar con mundos de fantasía.
Tú, Philip Roth, te fuiste sin saber que tus fantasías podían crear caricias imperturbables bajo un cielo de sonrisas.

El amor genera amor y la violencia genera violencia. En nuestras manos está dejar un mundo mejor. El mundo nunca será perfecto, pero sí puede ser mejorable.
Concluyo con la brillante frase de Antoine de Saint-Exupéry en “El principito”:“Solo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible a los ojos”.

PEQUEÑA HISTORIA DE LA GRAN VIDA
Hugo L. Bonomo
Santa Fé- Argentinas –

Un día necesitaba efectuar algunos trabajos en mi casa y un primo me recomendó a quien le estaba construyendo una pieza en el fondo de la suya. Así lo conocí a Antonio.
Antonio tendría en ese momento unos 30 años y hacía poco había venido del Norte del país.. Bajo, pelo negro, analfabeto, callado, simple, prolijo, laborioso, ordenado, buena persona, respetuoso, honesto y eficiente.
A partir de allí, y en los días que le llevó pintar mi casa, nos hicimos amigos y, antes de terminar, ya tenía otros trabajos para hacer, encargados por gente conocida. Antonio partió, pero nuestra relación siguió y mi teléfono era el medio, para ubicarlo, que disponía la numerosa gente que requería sus servicios.
Antonio no daba abasto y, luego de un tiempo, se hizo una casita camino a Sauce Viejo, a unos 10 Km. de la ciudad, desde donde se venía en bicicleta a trabajar a Santa Fe.
Antonio, aún analfabeto, tenía un sobrino -con estudios primarios que, a veces, lo ayudaba- que siempre decía: “Mi tío es un bocho”. No obstante ello, Antonio se puso a estudiar para aprender a leer y escribir, comprender algunas indicaciones escritas que le daban, ser más eficiente en su trabajo, progresar…, en fin; sentirse mejor e ir para adelante. Avanzar.
Con el producto de su esfuerzo, voluntad de crecimiento y, porqué no, sacrificio Antonio se compró un ciclomotor y, como un logro mayor, se hizo de un terrenito. Construyó una pequeña casita y se asentó en un barrio de emergencia, en las afueras de Santa Fe.
Ya en la ciudad Antonio se sentía un santafesino más y, a pesar de haber sufrido un par de robos de sus vecinos, no aflojaba. La seguía peleando, comprando alguna herramienta y, siempre, tratando de laburar más para progresar y tratar de ir más para adelante.
Hace un par de semanas Antonio vino a visitarme. No estudia más y solo agarra algún laburito fácil cuando le conviene. Está muy contento; le dieron un Plan Trabajar.
Como lo siento mi amigo, yo también me puse contento igual que él y, seguramente, habrá miles de Antonios que tienen amigos y familiares que suman algunos miles y miles que sienten alegría cuando algún Antonio está muy contento.
Salgo de mi casa, pienso que Antonio tendrá hijos, para los cuales será su ejemplo, me acomodo en el banco de una plaza y abarco los 360º de horizonte como el lugar en que vivo. No se por qué se me esfuma la alegría.

DE LA SIGNIFICACIÓN DEL “DÍA DEL AMIGO EN ARGENTINA
20 JULIO” (EFÉMERIDE DEL ALUNIZAJE DEL HOMBRE – MISIÓN APOLO XI) y
“DÍA INTERNACIONAL DE LA AMISTAD (30 DE JULIO – UNESCO) 1
A los QUERIDOS AMIGOS TODOS Y HERMANOS EN HUMANIDAD DE HISPANOAMÉRICA…
Y al genial astronauta norteamericano Neil Alden Armstrong, quien diera ese»pequeño paso para un hombre”, que ojalá fructifique pronto como «un gran salto para la Humanidad en términos de Amor, Paz y Bien Común.
Con profunda admiración y agradecimiento eterno.

En especial, bajo la entrañable añoranza –entre otros- de la egregia escritora santafesina,y dulce colega y maestra de vida, Poeta Guadalupe Puntillo de Allassia (in memoriam): viajera inesperada nacida al Cielo de los Escritores…

Y ahora, en particular, a la tierna amiga en las letras, y hermana en la Fe y en Humanidad, la prestigiosa académica cordobesa y colega, Prof. Lic. Liana Friedrich (Presidente Club de Leones de Rafaela, Provincia de Santa Fe, Argentina): abrazados por el Maná de la Palabra, junto al sendero misterioso de la Imaginación Creadora…Con innegociable afecto admirativo:
“Nunca el servicio es ideológico, ya que no se sirve a las ideas sino a las personas”
(Papa Francisco – La Habana, 21-09-2015)
“Los amigos se cuentan siempre dos veces: En las buenas para ver cuántos son…
Y en las malas para ver cuántos quedan…” (AA).

INTRODUCCIÓN Y PARTE I/IV

A modo de Introducción: En primer lugar, decirles que la primera cuestión que se me planteara al intentar discurrir
sobre el tema de la amistad y sus distintas efemérides en el mundo, fue la consabida- necesidad de alcanzar un concepto de “amigo” superador, en cierto modo, del sentido estricto a que nos conduce la Real Academia Española sobre el particular; esto es: “amigo”, el que tiene amistad. “Amistad”: afecto o cariño entre las personas.
Es decir, el amigo sustantivo individual subjetivo supone que posee trato o relación afectuosa (amistad) con otra persona a la que también vale distinguir como tal, esto es, como amigo. Aunque, a veces (muchas veces), alguien pueda sentirse amigo de alguien que no corresponde a ese ¿sentimiento? de vinculación cariñosa: sentido unilateral que invalidaría la relación bilateral, prima facie, que induce al trato afectuoso o cariñoso (amistoso) del uno al otro y del otro al uno.
Incluso es dable pensar si la categoría relacional de “amigo” conmueve o no a alguna categoría ética o moral de la relación o trato que se prodiga en términos de amistad entre dos o más personas. Dicho esto, porque tal relación amistosa puede darse entre personas de buena voluntad, de corazón puro y recta intención, o en el contubernio de una relación delictiva o mafiosa (Sí, entre los delincuentes hay personas que se estiman como amigos: pero en realidad se trata de “compinches”); o bien de una relación laboral que no trasciende más allá de los mecanismos administrativos o burocráticos que exigen, en los individuos, cierto grado de cercanía práctica (en este caso estaríamos hablando decompañeros o colegas).
De suerte tal que, trascender el concepto de “amigo” a una relación virtuosa de los unos para con los otros, supone sostener el edificio vinculante por medio de valores antes que de disvalores o devalores. Y es esa misma sinergia vinculante entre quien se amiga con el otro, de sustentarse en valores que reúnan las condiciones necesarias para saltar la cerca del coto cerrado que implica popularmente el término (“A los amigos se los cuenta con los dedos de la mano”), la que nos lleva a abordar una acepción de amistad superadora y que involucra, per se, a todo hombre de buena voluntad automáticamente”, y por emplear un término propio de esta sociedad tecnotrónica.
Amistad concurre así, en modo necesario al de “fraternidad”, al de “hermandad”, conceptos propios de la humanización de la expresión “amigo”. El hombre de buena voluntad es connaturalmente amigo de todo hombre de buena voluntad. De hecho, la palabra clave tanto para el concepto cerrado como para la concepción abierta que predicamos, es confianza: “dejar al cuidado”, “tener seguridad en alguien”.
Sin embargo, si la amistad es solo un sentimiento, debemos preguntarnos si debe ocupar el espacio que cabe a la espiritualidad del hombre, y soslayar el espacio de racionalidad que lo con-dirige en sus actos e impulsos sociales; racionalidad que entendemos propicia también para gestar un trato educado “respetuoso, afectuoso y cordial” (venido del corazón como hoiko del sentido espiritual al que aludimos); y, en lugar del mero trato “cariñoso” (que por su impronta plenamente sentimental, es necesario pero no suficiente al concepto de amistad, ya que puede adoptar una postura diplomática engañosa en el acercamiento que promueve todo acto o gesto de verdadera amistad): la razón observa cosas que el sentir no aprecia. La razón puede discernir que todo hombre posee dignidad de tal en cuanto a “ser humano”.
La condición de “ser humano” prevalece sobre cualquier otro aspecto para trascender el concepto de “amigo”. Pues también el hombre encuentra “amigos” en animales de otras especies. Pero en el sentido “trascendente” de la palabra solo posee, en este caso, si bien conteniendo un trato sinérgico y de índole “consciente” más de tono unidireccional (el animal responde más al hábito del trato cuanto a la percepción del otro como igualmente importante): alguien con racionalidad y espiritualidad, el “ser humano”, considera a ese “animal” que no es humano, como amigo. Se dirá que el animal –ciertos animales, y luego de determinado entrenamiento exógeno especial, detalle que lo emparenta en cierto modo con el hombre cuando éste necesita ser educado para convivir de manera fraterna con sus congéneres- también es capaz de buscar no sólo amistad con sus afines sino con el hombre.
Pero el gato o el can abandonados se acercan al hombre, y en calidad de tal, sólo por razones de supervivencia, no por juicio gregario de la existencia. Sólo el hombre puede convocar a otro animal extraño a su razón de ser, como “amigo”. De allí el concepto de unidireccionalidad empleado ut-supra.

1a. Parte:
Retomando pues nuestra hipótesis acerca de que: la… “Amistad concurre así en modo consiguiente y consecuente al de fraternidad, al de hermandad, concepto propio de la humanización de la expresión ´amigo´. El hombre de buena voluntad es connaturalmente amigo de todo hombre de buena voluntad…”, volvemos a las inquietantes reflexiones que motivaran este ejercicio filosófico sobre la definición de amigo y amistad. Al respecto, comentarles que, en cierta ocasión anual –2015- de festejo del DÍA DEL AMIGO en ARGENTINA (y otras partes del Mundo: USA, Uruguay, Brasil, etc.), basado éste en la llegada a la luna en la Misión Apolo XI, una prestigiosa colega de la Provincia de Santa Fe, Argentina, y cuyo nombre reservo por cuestiones de necesaria discreción, me envió bajo el asunto: «Saludo Personal·», la siguiente y fogosa carta, en la cual sostenía: «¿Qué encontramos en la superficie de nuestro satélite? ¿Desmitificamos la poesía de los “enamorados que le cantan a la luna en sus estrofas llenas de ardor? ¿Hay vida acaso, “seres con quienes compartir la alegría de una amistad íntima y sincera? / Podríamos “exaltar otras fechas nobles en el universo: la llegada de un amigo auténtico a nuestras “vidas, la presencia de Jesús en nuestros hogares, el gesto heroico de quien salva a sus “semejantes, algún  hecho inusual y digno de ser ponderado. / Seguimos celebrando“cada 20 de julio como una tradición, encadenados a los hábitos de otros, a la demanda“comercial, a la conformidad de todos. Para no sembrar la discordia, me sumo a los “deseos de felicidad, pero sentía necesidad de decir lo que pienso. Quizás, una mala“costumbre – Fdo: XX (…) 20/07/2015”.
Esto es, partiendo con respeto del interesante y sabroso texto personal de salutación recibido por aquella apreciada poeta, amiga del alma y hermana, desde luego, en la fe yhumanidad, e intrigado por los alcances de su último párrafo, fue que comencé a ensayar una respuesta sobre la cuestión de marras y a discurrir, prima facie, sobre el sentido de la
palabra “amigo”, tal como se las hiciera conocer ut-supra: DÍA DEL AMIGO puesto en cuestión, pero transformado (desde hace poco tiempo y merced a sus antecedentes liminares vinculados con la llegada del hombre a la Luna), por la UNESCO y en fecha 30 DE JULIO, como DÍA INTERNACIONAL DE LA AMISTAD sustentado bajo el lema:
“ASÍ COMO LA AMISTAD TIENDE PUENTES ENTRE LAS PERSONAS, TAMBIÉN PUEDE

FOMENTAR LA PAZ EN NUESTRO MUNDO”
Sitio: http://www.un.org/es/events/friendshipday/

Comparto pues a continuación con Ustedes, los alcances derivados de aquella primaria reflexión que surgió de las precitadas y serias inquietudes emanadas de la carta de miamiga sobre el sentido propio o impropio de nuestro Día del Amigo; ello, no sólo en la necesidad de dar respuesta a lo opinado por la poeta sobre el tema, sino también en la necesidad de vincular -con más propiedad- la efemérides del 20 de Julio con la de dicha y concordante fecha: 30 Julio; mas descartando -por lo sabido- que, en definitiva, el día del –verdadero- amigo es, como el día de la madre, o del padre, o de los abuelos o de los nietos y de los…: «TODOS «los días. O un poco de la sana perspicacia que debe acompañar a una buena amistad… Porque lo que viene de mi parte, y nobleza obliga, trata de ser algo muy serio (se esté o no deacuerdo: ya que nuestra idea ha sido siempre la de compartir enfoques; no la de invadir conciencias). O del hombre, proyecto inconcluso, con la razón y el corazón en vilo, y en mutuo proceso de enseñanza-aprendizaje.
En ese orden, les doy a conocer ya la Primera Parte de mi atenta devolución a la carta recibida y transcrita ut-supra (Año 2015):
“Querida (…): ¡Gracias por tu apreciadísimo saludo y consideraciones en torno al DÍA DEL AMIGO!; pero entendiéndolo, en mi caso, circunscrito en principio y por ahora – hasta el 30 de Julio, verás- sólo a la REPÚBLICA ARGENTINA, al URUGUAY y al BRASIL…“Te acerco un sitio probado en Google:  

“https://es.wikipedia.org/wiki/D%C3%ADa_del_Amigo.

“Allí podrás corroborar que, para los argentinos, así como para los uruguayos y brasileros,la cuestión principia en nuestro propio país y a partir de una iniciativa sobre el 20 de Julio como DÍA DEL AMIGO (y con registro original y “paraguayo” en 1959), cuyo gestor fuera “oportunamente don Enrique Ernesto Febbraro, nato a Lomas de Zamora, actual sede de la Asociación Mundial para el Entendimiento, Provincia de Buenos Aires; y fruto de una encuesta realizada por dicho versátil profesional a 43 países del orbe.  // Ello, más allá de proximidad de la fraterna y humanizada fecha del 30 de Julio (DÍA INTERNACIONAL DE LA AMISTAD) a la que por supuesto y con gran fervor adherimos, en virtud de lo que más adelante se comprenderá…”

2 Nota necesaria al margen:
Como este artículo tiene una necesaria extensión que me ha motivado a dividirlo en dos o tres partes, antes de seguir avanzando con lo que respondiera a mi colega en el año 2015, deseo darles a conocer lo que di a entender a un cronista argentino hace unos días, y vinculado con el tema alunizaje, luna o Luna y efectos sobre la amistad del Hombre. Y luego, si les parece, en AGOSTO 2020, les completaría la CARTA ANTERIOR… De esa manera, al interés en sí del tema, le agregaríamos el suspenso que todo narrador –como quien suscribe este trabajo- estima pertinente
generar en cualquier relato que se precie de tal: suspenso que es el modo de comprometer al lector en los argumentos narrativos de quien les dirige, como lectores, la “palabra”. ¿Vale?
En tal sentido, expresé el 18 de Julio 2020 y por email a esta (luego recogido por una de las Páginas de Facebook: AMIGOS DE LAS LETRAS, coordinada por la Prof. Lic. Liana Friedrich, usuaria colaboradora de nuestro Magazin ARISTOS) estupenda persona, así como al amigo escritor enrolado dentro de la Literatura en el género “crónica” (Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón)- de lo real, de lo mágico cotidiano, de lo metafísico teologal y de lo metafísico-astral, lo que sigue: “Ciertamente esto de la luna (con minúscula) es cosa de Poetas… Y oculto bajo la mirada cronical de la realidad, el corazón de Bernabé es el de un Poeta. / En mi caso, como ser urbano, la Luna (con mayúsculas) me ha atraído, es cierto, pero era yo un niño cuando los astronautas estuvieron en ella por vez primera, declarando en su polvo gris y solitario, con una luz que no era propia, sino un reflejo del astro que se la comunicaba, que pisar ese polvo solitario y lejano era un pequeño paso para un hombre más un gran paso para la Humanidad (NA). De hecho, aquellos hombres me enseñaron que la Luna no era solo cosa de poetas, sino de hombres que ansiaban conocer a otros hombres nacidos en la infinita pléyade de galaxias estrelladas que visten de luz y misterio las noches de la Humanidad. / Así que mi pacto con la Luna no fue un pacto narciso o, para no ofender, ilusorio como el de un Poeta: esa Luna era más que un sueño (recuerdo siempre cuando mis padres llamaban severamente mi atención al distraerme de sus consejos por cualquier detalle del maravilloso misterio de la existencia humana: ´Hijo, ¿qué te pasa? ¿Ya estás en la Luna otra vez?´./ Así que en mis sueños me vestía de astronauta y yo la visitaba, pero como un escalón más para mi utópico salto a las Estrellas… /Entonces, ganado por la narrativa amante sí de la Poesía, pero en Acción (como el Astronauta), un día ficcioné el microrrelato que les adjunto (ECLIPSE), dedicado a él

SOCIEDAD DECADENTE
Diana Silvia Ismael.
Argentina

Vivimos actualmente en una sociedad decadente, llena de temeridad, de egoísmo, intolerancia y vulgaridad, donde impera la deslealtad que nos condena a vivir en la fragilidad, en la inseguridad, en lo transitorio y por ende nos obliga a vivir en un mundo aparencial.
Una sociedad donde se construyen relaciones sociales efímeras, sin compromiso y desechables, donde se quebrantan códigos y reina un individualismo narcisista exacerbado.
Esta realidad se refleja fielmente en las redes sociales, donde impera la agresión, y se practica la «cultura de la cancelación».
Se transforma el mundo social, en un mundo de «condenación «, donde el juicio del otro es fagocitante.
Estamos en un proceso de descivilización…en una encrucijada…
Cómo salir ?…
Creo que dejando atrás la oscuridad y el miedo a la libertad.
Es hora de darle "sentido" a nuestra vida, que el miedo a vivir se vaya
disipando, cultivando la espiritualidad y combatiendo las patologías del espíritu.Superando la separatividad, fuente de toda angustia y así poder descubrir nuestros potenciales dormidos.
Dignifiquemos nuestra vida!

LAS DOS ESPAÑAS
Ángel Medina
Málaga.España

“Ya hay un español que quiere
vivir y a vivir empieza,
entre una España que muere
y otra España que bosteza.
Españolito que vienes
al mundo te guarde Dios

 Una de las dos Españas
ha de helarte el corazón.”

Los versos de nuestro poeta y filósofo, el inmortal Machado son como un bisturí que rasga con la palabra desnuda. Mas, siendo demasiado serios tratemos de expresarlos con cierto desenfado..
Hay relatos de difícil comprensión cuando se quiere ahondar en su literalidad. En el momento que dos partes se oponen diametral y visceralmente, los argumentos de una son rechazados con un “tú más”, y así no hay manera de entenderse. Por eso, en ocasiones hay que arroparlas con ciertas pinceladas poéticas. Y es que la política se ha metamorfoseado no pocas veces en un espectáculo grotesco.

Los conceptos derecha e izquierda nacieron de la insurrección francesa. Los diputados de la Asamblea se dividieron en dos grupos enfrentados. De un lado estaba la “Gironda”, que se situó a la diestra del Presidente, y del otro la “Montaña”, a la siniestra. Los primeros deseaban restaurar el orden monárquico, en tanto que sus oponentes se decantaban por el revolucionario, concluyendo con la época del Terror.
Parece como si los líderes se hubiesen vaciado de ideas, y tal predijo Marx, lo que impera es la miseria de las ideologías. Así, la actual política se ha convertido en un enfrentamiento de valores y contravalores, de buenos y malos. En suma: antagonismos por la supremacía. Todos dicen servir al pueblo, pero mucho viven a su costa. Es el reclamo del poder.

El bipartidismo ha acabado por engendrar una serie de abortos en cadena, que son los “sub-partidos”, los cuales procuran su propio clientelismo, generándose no poca confusión a la hora de configurarse un vencedor. Los perdedores unidos pueden alzarse con la poltrona y los que ganan, perderla. Si el bipartidismo ha concluido agotando el sistema, la alternativa no es mejor. Se impone saberse qué y a quién se elige. Pero antes de los comicios, no después. Tal vez por eso, empieza a especularse con retomar el mal menor, es decir, optarse entre dos y no entre una docena de banderías. Los acuerdos de los bloques han de adoptarse antes de las elecciones, constituyéndose en uno solo, ofreciendo cada cual el programa resultante de la suma de sus integrantes. Después, allá cada cual con su sufragio.
Así las cosas, se alumbró a una nueva facción, virginal y pura, que respondía a las siglas “P.U” (Política útil)
Y como no estoy- ni creo que ninguno de ustedes, sean del país de la piel de toro o cualquier otro de la geografía mundial, ya que los problemas no difieren mucho en el fondo- para muchos experimentos, pues el país no avanza desde los tiempos en los que se decía que en España nunca se pone el sol, en parte por las políticas aplicadas y quienes las administraban, amén de que tanto galos como anglófilos hicieron todo lo posible por perjudicar los intereses patrios, con mayor razón y pese al escepticismo por los modernos salva patrias, tragándome mi incredulidad y dudando (una vez más) de si sería algo diferente, acudí al mitin inaugural.

Antes, quien tenía que convencernos con su programa acudía elegantemente vestido y aseado. Ahora, los tiempos han cambiado, y el orador bien puede ser un sujeto que viste vaqueros descoloridos y agujereados, con aspecto canalla y sin rasurarse. Y tras estudiar al auditorio, comenzó a desgranar el rosario de promesas que todos esperamos y deseamos oír. (sic)
Sus primeras palabras fueron “puedo prometer y prometo”, -de la traducción latina sic erat scriptum-, que un eximio gobernante acuñó en sus mítines durante la primera etapa de la Transición española.
A la banca la obligaría a conceder préstamos con bajos intereses. A los representantes públicos les exigiría que hubiesen cursado la carrera de politología, ser tecnócratas experimentados y someterse a un examen previo que lo acreditase. Nada de advenedizos puestos a dedo por los partidos, a los que nadie conoce, y cuyo único mérito es la fidelidad a su amo. Fin a la corrupción. Había que acabar con los mangantes. Los salarios de los servidores públicos habrían de reducirse. Demasiada gente en la casta ganando pingües sueldos para lo mal que gestionan el país. Revocación de las leyes nefastas que dividen a los españoles, promulgadas por anteriores gobiernos (¿en qué cabeza cabe, tras haberse superado durante el periodo de la transición los enfrentamientos de guerra civilista, retomar el tema y volver a traer rencores superados?). ¿Y qué decir de la alianza de civilizaciones, que conducen a que esas culturas ajenas a las de Occidente- y que nos han costado dos milenios en consagrar a duras penas- penetren en ellas como el cuchillo en la mantequilla, sin renuncia o merma en las suyas propias? (Por si no se entiende y entre otras medidas, si 50 millones de almas viven en Europa, adquieren la nacionalidad y procrean más que los nativos ¿no acabarán imponiéndose?

Algo importante: el obligado cumplimiento de las promesas electorales. Nada de ofrecer soluciones y traer calamidades. Nada de recibir una economía saneada y entregar paupérrimas las arcas del Estado. Por eso, los gobernantes, una vez finalizado su mandato deberían ser sometidos a juicio para reconocérseles los méritos (no hace falta la concesión de un marquesado o ducado alguno, que puede interpretarse en estos tiempos como facha), o por el contrario ser enjuiciados por un tribunal popular.

(Hasta aquí, y como introducción, he de confesar que no me desagradó lo que decía, aunque no pude evitar preguntarme, que, de ser así, serían escasos los aspirantes a estadistas)

– Nuestro partido va a cambiar las cosas- prosiguió impertérrito, y hasta diría que envalentonado, al observar la sonrisa boba dibujada en la mayoría de los rostros- ¿Cuál es el principal problema que tenemos los españoles? ¿El paro y la precariedad en el trabajo? ¿Las hipotecas y los desahucios? ¿Acaso la corrupción imperante en y de los partidos y sus correas de transmisión? ¿Los jóvenes sin porvenir? ¿Tal vez los hijos, que no pueden abandonar la casa de sus padres para independizarse? ¿El endeudamiento con Bruselas que tenemos y que nos va a venir, como consecuencia del virus? ¿Será el problema de las Autonomías, que ni derechas e izquierdas saben solventar, pero que nos cuestan millones de euros, y todos nos preguntamos para qué sirven realmente? ¿Será la inseguridad ciudadana y la violencia doméstica? ¿El feminismo radical y rancio? ¡No! – se le escapó un grito agónico, torciendo el gesto- El obstáculo que se interpone ante todo es el de la división de la Patria (que no se interprete como una apropiación de la derechona)- precisó el término- en dos corrientes ideológicas. Mejor dicho, en tres- puntualizó-: los nacionalistas, los conservadores y los progresistas.
Pues bien- prosiguió desbrozando su programa-, nosotros hemos concebido la solución.

El unánime clamor de un sonoro ¡Ooh! Inundó la sala.

– Para ello dividiremos el mapa del país en tres partes. El primero para las dos autonomías históricas que realmente pueden ser consideradas nacionalistas (el resto, sabemos que se adhirieron para no ser menos en el reparto de la tarta), a las que concederíamos lo que machaconamente vienen pidiendo, aunque para ello habrían de devolver a las demás todo lo que han recibido del Estado para su industrialización desde la unificación de los reinos que configuraban el país allá por la Edad Media.
El mapa restante se dividiría en dos partes, practicándose políticas de droits et gauches, viniendo a convertirse durante los cuatro años siguientes en dos naciones con economía propia.

Llegado a este punto del discurso algunos comenzaron a cuchichear e incluso fueron abandonando el local, pero el “espartano” prosiguió desgranando su programa como si tal cosa.

– Cada bloque agrupará en torno a sí a sus afluentes ideológicos, de manera que al elegir se sabrá qué ofrecen cada uno, y también qué es lo que se vota, ya que las corrientes radicales estarán integradas antes de los comicios, y no después, alterando la voluntad del sufragista, que vota a uno y resulta ganador la suma de perdedores. ¿De qué sirve proclamarse de izquierdas si se vive como nuevos burgueses? ¿De qué de derechas, si se mantienen las desigualdades?

El dicente derramó su mirada de águila miope por encima de las conchas de sus gruesas lentes, al tiempo que un par de abueletes con cara de aburridos desfilaban en busca de la puerta.

– Si confían en nosotros ya no tendrán excusas por el incumplimiento del programa, pues no podría achacarse a la odiosa oposición. Unos conservarán como unidad monetaria el euro y otros retornarán a la peseta. También podrán elegir entre mantener las relaciones con Occidente, y a la cabeza los yanquis, o con el Este y el mundo islámico. Optarse por la enseñanza privada- mejor preparación- (¿si no, por qué mandan los políticos a sus hijos a los colegios privados?) y la pública (más igualitaria). Y otro tanto con la Sanidad (bien se ha visto de las carencias al paso de la plaga bíblica) También, decantarse por la protección de la vida en sus diferentes etapas o “vender” el producto para incrementar el caladero de los votos.

El eco de sus palabras fue interrumpido por el ronroneo de unas mujeres con caras estiradas y el consiguiente movimiento de sillas, que, puestas en pie profirieron en delicadezas contra el conferenciante, dejando aún más vacía la sala.

– Optarse por un modelo de familia: la tradicional, esto es, padre y madre, o la otra, compuesta por dos madres o dos padres. Prohibirse o legalizarse las drogas. Diferentes sistemas económicos: propiciarse el ahorro, la inversión para el futuro, o una política de gastos, hipotecándose a la Nación (después vendrán los acreedores y exigirán ser pagados, y no pudiendo respondérseles se declarará al Estado en bancarrota, y por consiguiente su rescate, elevándose el endeudamiento). Elegirse entre laicismo (¿qué es la historia del materialismo dialéctico sino el fracaso del proyecto humano?) y la religión. Uno de los bloques se decidirá por la sociedad del libre mercado, esto es, el mundo liberal, y el otro por el de la privatización, asumiendo el Estado el papel de garante, cercenando la creatividad a costa de la seguridad (hasta dónde puedan, como ha quedado acreditado con los sistemas comunistas) El Pueblo está exhausto de pagar impuestos, pero ¿hasta qué punto son rectamente administrados? Uno los incrementará y el otro podrá reducirlos, a expensa de aumentar el endeudamiento externo o poner freno a los gastos necesarios.

Llegado a este punto observé que el resto de los concurrentes habían hecho mutis. Entonces, el “melenas” clavó sus pupilas en las mías, interpelándome.

– La gente no tiene ya fe en los que les mandan. Lo que nosotros proponemos, no es sólo desterrar el pluripartidismo, tan letal como se ha visto, donde cada cual busca sus propios intereses, sin importarle el costo para el resto del País, sino ir más allá y poder prescindir incluso del bipartidismo, quedando al final un solo bloque para así cohesionar la Nación bajo una misma bandera, un mismo credo y una sola lengua. Pero, ¿usted no se va?- me miró con cierta extrañeza.
– Dígame una cosa: ¿qué pasaría después de los cuatro años? – quise saber la conclusión.
– Lo tenemos todo planificado- me respondió categórico- Al término de ese tiempo se valoraría la situación actual de cada uno de ellos, y en consecuencia, se reunificaría el país bajo la égida y la política del que mejores resultados hubiese obtenido. Esto es, una sola España unida y potente.
– Estamos solos- recorrí rápidamente la sala con mirada de lince- Déjeme preguntarle una cosa. ¿Usted se cree todo lo que ha dicho? ¡Dígame la verdad!
– Yo no. ¿Y usted? – me sorprendió con su laconismo.
– Confieso que me ha hecho dudar. La situación es tan frustrante que la gente necesitamos un poco de esperanza, aunque sepamos que nos engañan.
– Pues eso mismo es lo que me digo yo para estar aquí. Ya ve que los políticos somos todavía de alguna utilidad, a pesar de vender humo tantas veces.

LA ÑATA TULIA
Gustavo Páez Escobar
Colombia

Muchas veces oí hablar de la Ñata Tulia durante los años que residí en el Quindío. Las pícaras lenguas me contaban bellezas sobre esta atractiva mujer que causaba impacto en Armenia, donde apareció como diva del sexo que alborotaba con sus hechizos la vida local. Hombres notables frecuentaban su casa de citas en el sector de Arenales. La Ñata Tulia –Tulia Rendón Guzmán– nació en Armenia en 1925 y se convertiría en un ícono de la ciudad.

Todo el mundo tenía que ver con ella, bien por gozar de sus favores, o bien porque su nombradía llegaba a todas partes. Esto llevó al ingeniero y poeta humorista Alberto Gutiérrez Jaramillo, alcalde de Armenia, a escribirle un picante soneto que así empieza: “Era la Ñata Tulia un monumento / sin pedestal en mi ciudad, rescoldo / de un juego juvenil, vaso sin fondo, / lista al amor para cualquier momento”. Y así termina: “Todo Armenia recuerda su dulzura, / puesto que su portal lo traspasaban / ¡el notario, el alcalde y hasta el cura!”.

César Hoyos Salazar, que fue secretario de Gobierno en la alcaldía del poeta Gutiérrez,  y llegaría a ser alcalde de Armenia y presidente del Consejo de Estado, comenta que como funcionario municipal firmaba frecuentes licencias de funcionamiento a bares, almacenes, ferreterías, etcétera, y no recordaba haber dado ninguna a prostíbulos o burdeles o mancebías o lupanares.

Le planteó esta inquietud a su secretaria, quien le explicó que su antecesor había hecho cambiar, por pudor, estos nombres por el de “coreográficos” para los establecimientos donde se ejercía la profesión más antigua del mundo. La Ñata figuró en aquella ocasión como dueña, no de un burdel, sino de una coreografía: “un conjunto de pasos y figuras de un espectáculo de danza o baile”, como lo define el diccionario.

Cuando en Armenia me hablaban de la Ñata Tulia, supuse que era un personaje del pasado que había fallecido mucho tiempo atrás. Ahora vengo a saber que su deceso ocurrió el pasado 2 de octubre, a la edad de 94 años. Hacía mucho tiempo se había jubilado y ya no ejercía la profesión, pero no faltaban quienes solicitaban con sigilo sus servicios, y ella se los negaba. Al periodista Miguel Ángel Rojas le contó que se había dedicado a ahorrar dinero durante varios años, y cuando reunió buen capital compró una casa y se fue a vivir con su mamá y sus sobrinos, alejada del mundanal ruido (léase “burdel”).

No conocí a la Ñata Tulia, pero las referencias recibidas sobre ella me sirvieron para hacer un símil suyo en La noche de Zamira (1998), novela que dibuja la prostitución vivida en los tiempos de cosecha. Allí le di el nombre de Diosa, y la atmósfera lujuriosa está plasmada en los capítulos Todos llevan máscaras y La noche demencial. 

Óscar Domínguez escribió en la revista Malpensante, de julio de 2016, una semblanza sobre Marta Pintuco –María Teresa Pineda–, famosa mujer de la vida alborotada del Medellín de antaño. Considero, y motivos tengo, que Jaime Sanín Echeverri tomó a Marta Pintuco como modelo para personificar a Helena Restrepo en la novela Una mujer de cuatro en conducta (1948).

La historia universal es rica en estas mujeres emblemáticas. Ellas representan el arte amatorio de todos los tiempos. Recordemos a las célebres cocottes de la época de Proust, y a Blanca Barón, en el gobierno de Valencia. Lleras Restrepo es autor de un delicioso libro: De ciertas damas (Mesalina, Lucrecia Borja, Clareta, La bella Otero, y cinco más). Todas, reinas y cortesanas, grandes damas y prostitutas, encarnan el mito femenino. No faltará alguien en la Armenia de hoy a quien se le ocurra levantarle el busto a la Ñata Tulia en el ya decaído –como ella– sector de Arenales.

UN VERANO INOLVIDABLE PARA LA CIUDAD DE MÉXICO
Jaime  Solís  Robledo
(México)

La Revolución de Ayutla, encabezada por el guerrerense JUAN ÁLVAREZ HURTADO, tuvo como objetivo central derrocar al dictador Antonio López de Santa Anna en 1855; en ese patriótico afán, Älvarez logró aglutinar un brillante grupo de liberales quienes dejaron escrita en la historia mexicana, la página inmarcesible y gloriosa de LA REFORMA. Producto de ese movimiento social fue la promulgación de la Constitución Política de 1857, de tendencia liberal, con la cual los Conservadores NO estuvieron de acuerdo y habrían de provocar la sangrienta Guerra de Reforma o Guerra de Tres Años. El triunfo Liberal, conducido por don Benito Juárez, en su carácter de presidente itinerante, culminó con su entrada a la CdMx en enero de 1861. La gran algarabía con que fue recibido terminaría pronto, pues los Conservadores buscaron y encontraron el apoyo de Francia, gran potencia militar de esa época, que nos invadió desde los inicios de 1862. Dos años después el grupo Conservador logró que Napoleón nos impusiera como emperador al archiduque Maximiliano de Habsburgo. Nuevamente el inmortal Juárez se ve urgido a huir de la CdMx y andar a salto de mata perseguido por los franceses y sus aliados conservadores.   

Este 15 de julio se cumplen 153 años de la entrada triunfal de don Benito Juárez a la capital de mi pais, después de que los Conservadores son derrotados en Querétaro, y Maximiliano fusilado en junio de 1867. Enormes sacrificios tuvo que pasar El Benemérito en su desempeño como presidente errante, al estar invadido México por las tropas francesas, en su terquedad de sostener como emperador a Maximiliano. El ilustre historiador Luis González y González describe con maestría y sapiencia los acontecimientos de la entrada triunfal de Juárez a la capital de México y, en memoria de ese trascendental suceso, cito hoy algunos párrafos de su ensayo La República Restaurada.

“El verano de 1867 quedó con justa razón inscrito en el catálogo de los inolvidables. Acababan de esparcirse las noticias de la caída de Querétaro, la captura y muerte del emperador Maximiliano, y la entrega de la ciudad de México, después de noches y días de sitio, en poder de la república. El 20 de junio ondeó la bandera blanca en la catedral y Porfirio Díaz dio la orden de cese el fuego”… “Al amanecer del 21 de junio Porfirio Díaz hizo su entrada triunfal al frente de la primera división del ejército, 25 000 hombres mal trajeados y peor comidos, 9 000 a caballo y los demás a pie, desfilaron al son del repique de las campanas y la tronasca de los cohetes. No era la primera vez que la capital recibía con júbilo a un ejército triunfante”… De inmediato el gobernador del Distrito Federal ordenó la desocupación de los conventos y que todos aquellas personas que sirvieron al imperio se presentaran en lugares especificados a los cuales –siguiendo a González y González- llegaron “unos 250”, pero los “peces gordos se volvieron ojo de hormiga”.

En medio de la gran algarabía popular entró el 15 de julio el presidente errante Benito Juárez, quien agradeció el festivo recibimiento “con un poster literario” en el cual expresó frases profundas, con verdadero sentido patriótico; de esos dias proviene una poco conocida que me impresionó: “En nuestras libres instituciones, el pueblo mexicano es el árbitro de su suerte”;  de esos mismos dias, un estribillo que la gente cantaba: “El quince de julio/  del año sesenta y siete/  entró don Benito Juárez/  triunfante a la capital”. En la segunda quincena de julio Juárez nombra a sus colaboradores mas cercanos, suspende las facultades extraordinarias otorgadas a los jefes del ejército y ordena que éste sea reducido de 80 mil a 20 mil efectivos encuadrados en 5 divisiones. La exigencia reiterada de políticos y periodistas de tendencia conservadora –y algunos liberales acelerados-  fue en el sentido de que convocara a elecciones. En respuesta El Benemérito lanza la convocatoria respectiva el 18 de agosto.- Finalizo esta crónica con palabras del brillante Luis González y González:

“El 22 de septiembre dieron principio las elecciones primarias. La masa, como de costumbre, se abstuvo de votar. No dijo sí ni dijo no a nadie. Las elecciones secundarias optaron por reelegir al presidente Juárez…”

Ciudad de México, 12 de julio de 2020.     

FAUSTO COMO ARQUETIPO
Beatriz Villacañas
España

La obra teatral Doctor Faustus, escrita a finales del siglo dieciséis por el dramaturgo inglés Christopher Marlowe, nos pone frente a la ambición humana que, desmedida, traspasa los límites de lo moral. Este personaje, científico en pleno dominio de  las diversas ramas de la ciencia, pues sus grandes conocimientos le capacitan para ser a la vez matemático, médico, astrónomo y tanto más, no está satisfecho con su saber, quiere saber más, quiere conocer aquello que está fuera del alcance del conocimiento humano,  desea ardientemente ir más allá, ser como Dios mismo. Tal y como dice el coro (elemento derivado de los clásicos) al final de la obra, el doctor Fausto, dominado por esa ambición por conocer lo prohibido, pone en práctica “more than  heavenly power permits” (“más de lo que permite el poder celestial”). Estamos, pues, ante una transgresión, que el doctor Fausto lleva a cabo haciendo un pacto con el diablo, al que invoca y conjura por medio de su conocimiento de la magia y la brujería. Y el pacto consiste en vender su alma a cambio de veinticuatro años de saber y poder. Esta transgresión del científico y mago renacentista, no solo respecto a la moral humana, sino especialmente contra las leyes divinas, con su trágico desenlace, ha llegado a ser todo un  arquetipo: la ambición, incluso la legítima ambición relacionada con una empresa noble, llevará su castigo si traspasa los límites de lo ético, si no se detiene y cruza las fronteras morales de la vida humana.

Este arquetipo fáustico lo encontramos también en otras obras literarias posteriores a la de Marlowe. Algunas tan importantes como Frankenstein, de Mary Shelley. El joven científico Víctor Frankenstein, llevado de su deseo irrefrenable de crear vida, una vida más fuerte y superior a la vida humana, crea, a partir de fragmentos de cadáveres, no una vida poderosa y bella, sino una criatura monstruosa, reflejo de lo monstruoso de su acción, a la que abandona horrorizado y que, paradójicamente, parece robarle el nombre a su creador, pues suele identificarse el nombre de Frankenstein con dicha criatura y no con quien le dio la vida.

La ambición en sí misma, la ambición noble incluso, caería, pues, dentro del arquetipo fáustico si, lejos de detenerse ante la barrera moral, la traspasara, sin considerar posibles daños a terceros, retando al poder divino, convirtiendo el impulso por dejar atrás lo humano y ser mucho más en un vender el alma, convirtiendo esta pasión en transgresión.

1 comentario en “CRÓNICAS ARTÍCULOS Y ENSAYOS”

  1. Estimado tocayo, es muy grato leer (lo que tu pluma escribe con estilo propio), detalles históricos que nunca deben olvidarse, y que deberíamos imitar gobernantes y gobernados. Un abrazo.

    Responder

Deja un comentario