CRÓNICAS-ARTÍCULOS Y ENSAYOS

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España

Agosto 2.020  nº 34

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

 

COLABORAN: Carlos Benítez Villodres (España).- Lola Benítez Molina (Málaga-España).-Hugo L. Bonomo. (Argentina).-Adrián N Escudero (Argentina).- Eunate Goikoetxea (Alicante-España).- Ángel Medina (Málaga-España).-Gustavo Páez Escobar (Colombia).-Naomi Solares (México).- Jaime Solís Robledo (México).-Jaime Suárez (México).- Beatriz Villacañas (Madrid-España)


 

VIVIR INTENSAMENTE
Carlos Benítez Villodres
Málaga (España)

Las decisiones cruciales en la vida de cualquier ser humano son siempre difíciles de tomar. Por ello, cada individuo debe ser consciente de que “si pretende ver todo con claridad antes de decidir, expresa Henri F. Amiel, nunca jamás decide”. Además, las dudas y los miedos acosan insistente y astutamente. Hay personas que sueñan cada día con lo imprevisto, con lo sorprendente, con lo emocionante, y si en cierta ocasión se topan con ese instante luminoso que puede transformar su existencia repleta de hastío y de insatisfacciones, de felonías y de decepciones…, y siguen la estela de ese momento, sabrán darle sentido a la vida, a su vida.

Muchos hombres y mujeres creen que todos los días son iguales, que nada cambia, porque tienen miedo a percibir y a aceptar ese momento decisivo, mágico, que se les presenta para hacer que reverdezca su vida seca. “Cambiar de horizonte, dice Bécquer, es provechoso a la salud y a la inteligencia”.

Aunque cada nacimiento trae consigo una muerte, la esperanza en esa renovación esencial y plena eclipsa aquel manantial, en el que antes bebíamos vida, pero que poco a poco se fue secando. ¡Cuántas personas anhelan reiniciar una vida nueva…!, pero van pasando los meses, los años, y continúan por el mismo camino de siempre. ¿Por qué? Por las incertidumbres, por los miedos a lo nuevo, a lo nunca vivido, a lo desconocido. En la vida diaria de estas personas observamos con total nitidez que “el amor mueve; el temor retrae”, manifiesta Ramón Llull.

Sí, son personas que nacieron para echar raíces, para ser montaña…, no para dejarse crecer las alas y volar cuando la situación lo requiera. Tienen pánico a correr riesgos, a encontrarse con lo inesperado, con lo sorprendente, con lo emocionante, a otro fracaso más… Protestan. Se amargan. Se deprimen. Se conforman. No son capaces de romper con la vida frustrante, infausta, que cada día arrastran. Están erróneamente convencidos de que todo en la vida de un individuo cualquiera surge a través de dos fuentes: la del destino y la de buscar, mientras vive, aquello que anhela con vehemencia porque lo necesita o simplemente porque lo desea. No comprenden que una persona no busca esas necesidades vitales de las que carece para vivir en armonía consigo misma y con las demás, sino que, involuntariamente, las encuentra o no las halla en su marcha diaria sobre el planeta

Personas en crisis. Vidas apagadas. La libertad siempre es problemática. El conformismo protege, evita riesgos, no garantiza la estabilidad emocional, pero es preferible a una revolución personal total. Estos individuos carecen de esa claridad sumamente necesaria para saber lo que de verdad quieren y de ese coraje inquebrantable y perseverante que precisan para cambiar ellos mismos y, por ende, de abrir un camino nuevo a su vida.

Cuando nuestra vida naufraga y no luchamos por llegar a tierra firme, deseos y acciones, antes de ahogarnos, van en direcciones contrarias. Ahora bien, si logramos conseguir que nuestra vida sea nueva cada día, dicho naufragio no llegará a producirse. Pero en el supuesto que ocurriera, debemos tener la seguridad de que, si no desfallecemos en medio de las olas que nos vapulean constante y terroríficamente, saldremos indemnes de esa situación que nos atrapó de repente, pero no llegó a engullirnos, ya que nos liberamos rápidamente de ella, gracias a nuestras propias fuerzas positivas.

Por otro lado, hay personas que se dejan llevar por la corriente materialista de una vida posicionada en especial en medianos o elevados estratos sociales, cómoda, oportunista, lucrativamente rentable…, aunque falaz y monótona, inverecunda y mediocre. Sujetos estos que viven de espalda al esfuerzo y a la alegría, a la constancia y al valor de aquellos otros que un día hallaron lo preciso, lo indispensable, para llevar a cabo una renovación plena en su vida, es decir, darle a ésta un giro de 180º, el cual lo realizaron con entrega, honradez, gozo… “Es inconcebible un cambio o revolución, refiere Cortázar, que no desemboque en la alegría”. Nunca, pues, olvidemos que lo que verdaderamente importa en la vida es vivir el presente, el día a día a tope, sin desperdiciar ni siquiera un instante. Esto no lo entendió nunca Hugo Grocio. Por ello, dijo a unos amigos en determinada ocasión: “He perdido mi vida haciendo naderías con mucho trabajo”.

NECESIDAD DE EVASIÓN: FANTASÍA O REALIDAD
Lola Benítez Molina
Málaga (España)

La noche avanza con su paso inquietante, mientras las sombras enmudecen al unísono de los que sienten la herrumbre de la desazón. Al alba, se avecina la incertidumbre que corroe hasta al más vil. El viento trae y lleva, a su antojo, susurros que sucumben hasta llegar a las mayores profundidades.

         Me pregunto qué sentían nuestros antepasados en los tiempos convulsos que les tocó vivir. No quiero saberlo, pues mi corazón herido cabalga sin jinete al abismo y un trino desolador enloquece mis oídos. Palabras hirientes me azotan la sien. Un tiempo vulnerable camina raudo hacia la luz del nuevo día, esa que envuelve mis sentidos. No quiero llantos que conmocionan. Deseo ver esa luz embriagadora, que la mañana triunfal acerca y, de cada poro de su piel, brotará un manantial, limpio y transparente, cargado de sueños hermosos que darán, de nuevo, sentido a la vida, a su palpitar. En su lozanía nacerá un nuevo ser que, ajeno a desdichas, crece en el seno maternal, para enfrentarse a lo incierto y descomunal. No sucumbas al agravio; la grandeza de la tierra te envolverá y, en la nimiedad, acabarás hallando el placer de lo cotidiano.

Difusamente, recuerdo aquello que me trae la nostalgia del ayer. Lo que daría por borrar este momento, porque el tiempo fugaz se llevase esta realidad que subyuga al alma. Bailemos un bolero que nos haga mirar una realidad distinta, que nos conduzca a la locura de la vida, que camine hacia la inextinguible felicidad. Como dice la canción: “cantemos a la vida, al amor…”. Volvamos a sonreír con ilusión y con la certeza de que lo mejor está por llegar.

 Mario Vargas Llosa refiere: “Se escribe para llenar vacíos, para tomarse desquites contra la realidad, contra las circunstancias”. Y como nos recuerda el escritor y psicólogo argentino Juan Armando Corbin: “Cuando las fuerzas fallan, los ánimos decaen, solo tú eres capaz de encontrar el aliento entre la maleza”. Sin duda, son palabras reconfortantes a las que vale la pena aferrarse y recordar siempre el dicho de que tras la tormenta llegará la calma. Muchos pensadores tuvieron una vida complicada, las dificultades los hicieron superarse y dejar constancia de la crudeza a la que puede llegar la realidad. Plasmarlo es una manera de enfrentarse a ella, a ese sentimiento desgarrador que se instaura sin pedir permiso.

            Concluyo con una cautivadora frase de Gabriela Mistral: “Creo en mi corazón, el que yo exprimo para teñir el lienzo de la vida”. Son momentos para teñir nuestro lienzo con colores vivaces, que hay que esparcir con cautela y con el pincel de la esperanza.

EL MARATÓN, EL AGUA Y LA GENTE
Hugo L. Bonomo
-Argentina-

Los maratones acuáticos fueron una de las tantas competencias de largo aliento que se realizan inspiradas en el clásico Maratón pedestre de los juegos olímpicos. Es lógico que en nuestra zona, casi una isla, en donde los habitantes y concurrentes de las orillas son muchos y la mayoría de la gente siente algún tipo de relación con el agua, hayan tomado un auge importante y se hayan convertido en un acontecimiento de gran atractivo popular en el ámbito local y de interés a nivel internacional, si no fuera así los señores de la FINA no se hubiesen molestado hasta aquí, ni hubiesen realizado sus reuniones en nuestra Santa Fe de la Vera Cruz.

Además, y esto en nuestros días es parte de la cotidianeidad y funciona en todos los espectáculos que atraen a la gente, es un acontecimiento que genera rentabilidad. El amor al deporte y el amor al arte son valores poco atractivos que tienen por único objeto el enriquecimiento físico y espiritual de las personas que, como tales, tampoco se cotizan demasiado.

Cuando llega el Maratón Santa Fe – Coronda, se arma toda una fiesta por la gente y para la gente que ha posibilitado, con su adhesión, que esta competencia sea uno de los acontecimientos populares de cada año. Y todos los años, de una u otra forma, somos partícipes, voluntario o involuntarios, de todo el movimiento acuático que genera la competencia y la gente. Y todos los años hemos observado algunas cosas que desearíamos cambien para que la fiesta sea una fiesta integral y un aporte positivo para la comunidad toda. Una importante crítica y exigencia, para organizadores y autoridades responsables, pasa por la absoluta falta de consideración, no ya hacia la gente que mira la competencia sino a todos los seres vivientes, generando polución o degradación del entorno, por el arrojo de elementos perjudiciales a las aguas.

Cualquier persona que lea un reglamento o las instrucciones de una competencia a vela (incluidas las de nuestra zona) podrá ver que las autoridades de la prueba podrán descalificar a quienes arrojen residuos al agua y, en caso de amarre, suspender si se ha dejado basura en tierra. Pensamos que competencias de otras disciplinas, en los tiempos que corren, también contemplan la preservación de las tierras y las aguas. Es elemental y obvio que así sea. En los maratones acuáticos hemos presenciado como, durante todo el recorrido, se decora el río con vasos plásticos, botellas, Tetra Brik y otros variados envases, productos de la moderna tecnología, arrojados por ignorantes de su futuro vital. Si pensamos que un nadador se alimenta cada 20 minutos y arroja al agua un vaso plástico, y algún otro elemento, cada hora arrojará 3 vasos. Si los nadadores son más de 20 y están en el agua más de 10 horas, al final de la jornada serán más de 700, los vasos plásticos arrojados al agua.

Si a los 700 vasos le sumamos los otros elementos y si, a todo esto, le adjuntamos que la cantidad de nadadores es mínima con relación a la cantidad de gente que acompaña, podemos construir nuestra propia imagen de los resultados. Si cada uno de esos polutos vasos arrojados al río es televisado puntual y meticulosamente, se reproduce en las retinas de una enorme cantidad de gente, entre la que se encuentran niños, que pasa a ver como un hecho natural, una acción deplorable. ¿Qué pasaría si las imágenes mostraran equipos de deportistas preocupados por el medio ambiente y nadadores que depositan los deshechos en sus embarcaciones, para mantener limpio el elemento que los sustenta? Seguramente se sumaría a una fiesta popular una alegoría a la vida, al prójimo y al futuro de todos los seres vivientes, además de observar normas que todas las instituciones modernas, en resguardo del futuro de la humanidad, consideran de cumplimiento obligatorio.

                       

 DE LA SIGNIFICACIÓN DEL “DÍA DEL AMIGO EN ARGENTINA

Adrián N Escudero
-Argentina-

CONTINUACIÓN (Viene de Introducción y Parte I – JULIO 2020)

PARTE II/IV

(Porque) En verdad entiendo que no es la llegada propiamente dicha del Hombre a la Luna lo que se festeja o debiera festejarse, sino el hecho de lo que tal arribo extraterrestre significó y significa en cuanto a la apertura de la (nuestra) Humanidad hacia las Otras Humanidades con las que, nuestro «hombre», ansía comunicarse desde antaño, y amén de extender el sentido de lo creado a lo Creado (sí, con mayúsculas); y como ejemplo de una especie no sólo inteligente, libertaria y voluntariosa, sino y, por ello mismo, consciente de estar viva y gozando de este Planeta Azul. 

O Maravilla de las mundanas maravillas.

En este caso, apertura sacramentada por un astronauta (N. A.) sujeto y testigo inigualable de una increíble hazaña espacial (Misión Apolo XI), que emerge, de súbito y ante la incredulidad de muchos -aún todavía-, como símbolo de nuestra singular Humanidad: curiosa, creativa y trascendente. 

Astronauta audaz y sensible que, con sus manos extendidas hacia adelante, hacia el futuro, intentaba mostrar a su propio Mundo, el equilibrio de «pasos», de cuerpos, mentes y espíritus que implicaría al Hombre (con mayúsculas), asomarse al Misterio de la Creación manifestado en sus múltiples formas y dimensiones de lo real, de lo suprareal, de lo subreal y de lo conreal… Naves espaciales extrañas avistadas, al margen, e informadas por los exploradores de dicha Misión Espacial… Una Verdad verdadera que muchos se empeñan en negar, burlar u ocultar… Pero que ahí está: en grabaciones interestelares y millares de testigos humanos sobre el fenómeno… O una acotación extraordinaria que confirma la regla; la regla del escepticismo que invade a los que no pueden comprender que lo utópico es semilla de lo posible… Verán.

Un Hombre Nuevo que abandona, en modo sustancial, la actitud antropocéntrica -inquisitiva y feroz durante algunas épocas y lugares, aún yacente en criminales fundamentalismos relativistas y ateísmos sincréticos- acerca del Universo de lo creado y lleno de vida, para comenzar a asumirlo, sin negar la levedad y fragilidad de su perspectiva como tal, bajo un solo tenor: la de ser humano. Y  más allá de los soterrados intereses financieros imperiales en pugna (Carrera Espacial USA vs. Rusia vs. China) que hubieren movido el azorado sueño de los científicos y técnicos involucrados (y de los disimulos “embajadores y dialécticos” que acunan la rotación de una Estación Interplanetaria “Internacional”; la excepción que confirma la regla).

Un Ser Humano Nuevo abierto a todos los seres humanos que habiten aún en las más recónditas galaxias formadas por el inefable Creador. Vida en el Universo reconocidas oficialmente por el Papa (ahora emérito) Benedicto XVI y actual Papa Francisco I.

Un Nuevo Ser abierto y expectante a todo Hombre gregario, amigo, comunitario, solidario y fraterno que, desde su singular espacio-tiempo, seguramente habrá merecido reconciliarse con el Origen, con el Dios Todopoderoso (para nosotros, Uno y Trino: Padre e Hijo y Espíritu Santo) por medio de su Emmanuel, Nuestro Señor Jesucristo (pues dicho lejano Hombre, quizás hasta de ocho patas y cuatro antenas, poseído de racionalidad, libertad, voluntad, nostalgia de creatura, imaginación y conciencia de estar vivo, sería un verdadero «ser» humano; extraterreste o alienígena a nuestro modo de ver, pero «ser humano» al fin). 

De hecho, es cierto que muestro abrazo cristiano (el verdaderamente humano), y en íntima mirada a nuestro alrededor, con los pies en el polvo de estrella que pisamos pero oteando al Cielo atraídos por «El esplendor de la Verdad» (cit. Encíclica Papa Benedicto XVI), todavía no ha llegado a todos. 

Y con la obviedad de los siglos transcurridos, resulta claro que, ese abrazo en el amor fraterno y pacífico a que nos convoca ese tal “Jesús de Nazareth” en “tierra de peregrinos”, todavía está en marcha, en misión aún en el propio hábitat genético y cultural donde se desenvuelve lo humano, y en pos de una necesaria e imperiosa evolución del Hombre, enderezada hacia la santidad vivencial, en tanto probado en un modus vivendi como criatura hecha a imagen y semejanza del Creador, y necesariamente «preso» de dicha condición; condición a la que no le fuera negada -aún en su primigenia y sensorial percepción de lo «real»- aquello que lo asemeja, precisamente, al Origen: inteligencia, libertad y voluntad, nostalgia de Dios, imaginación creadora y conciencia de sí mismo, y acerca de lo bello, lo bueno y lo malo, lo saludable, lo justo y lo pacífico.

Mas sujeto (de y) a un aprendizaje y destierro escatológico y carnal, cegado en su fin último en muchos desdichados que no poseen la infinita capacidad de «ver» con los ojos espirituales del alma inmortal infundada a todo cuerpo mortal…  (Del alma: una «realidad» intuida, acuñada y filosofada por los antiguos griegos antes del mismo Cristo. O los caminos históricos con que Dios ha sabido respetar el tránsito carnal de su criatura más amada. «Realidad» invisible a los ojos del cuerpo, y que san Pablo ilustrara con sabiduría de lo Alto, al expresar: «Llevamos un tesoro -incalculable- en vajillas de barro» – II Cor 4,7). 

PARTE III/IV

En tal sentido, resulta notorio también que, ni siquiera el mismo Cristo, en quien creemos, adoramos y esperamos, se planteó esa magnífica epopeya de transformación sublime de un día para el otro o con algún gesto mágico o sobrenatural de tipo planetario o cosmológico de su parte, sino instruyendo y comprometiendo desde el vamos a la propia criatura del Hacedor. Y tutelándola, sí, como parte de su mesianismo filial, pero subrayando de ese modo su carácter pensante y espiritualmente libertario; carácter que la aleja de toda concepción meramente titiritesca o fantaseosa subyacente o advenida sólo de la imaginación humana cuanto de los sueños del Enigmático Mystagógico y Supremo Alfarero.  

(Por lo demás, una reflexión a la que ningún ateo ha sabido contrarrestar en virtud -o, más bien, des-virtud- de su tozuda  impiedad, sino bajo la demanda interrogativa de sofismas y/o relatos que se contradicen unos con otros, y que, en verdad, niegan lo que dicen apreciar: la libertad del hombre. ¿O no les han escuchado preguntar a quién cree en una, para ellos, «supuesta» Deidad Bondadosa y Providente, por qué si existe un Dios tan bueno y compasivo, hay tanta hambre en el mundo y tantas pruebas individuales y colectivas? O «Ciegos que guían a otros ciegos», responderá el Unigénito Redentor). 

Sobre el particular, sabemos que, subido a la Montaña del Sermón de los Felices, o a la Montaña de la Transfiguración, o a la Cruz Gloriosa y Redentora del Monte Gólgota, pasando por cada uno de sus Llanos Pasos y Gestos Galileos -desérticos o marítimos, pero siempre humanizantes y salvíficos-, su Verbo ardiente como el fuego y su Cuerpo entreabierto al final en aquellos Brazos Hispostáticos extendidos hacia el aquí y acullá del horizonte, nos siguen susurrando con firmeza y mansa paciencia: 

«Yo ya hice todo por ustedes. Porque todo ha sido consumado ya. Y los Cielos y la Tierra pasarán, pero mi Palabra no pasará. Los he reconciliado con mi Padre, que es el de Ustedes. Si me aman como Él me ama y Yo les amo, podrán edificar en bondad, belleza y verdad, y de aquí en más a este mundo, con la Gracia del Paráclito; del Espíritu Santo que me engendrara como al Enmanuel, el Dios Vivo con y entre Ustedes. Y que luego les habitara bautismalmente: Padre sobre, Yo con y Él dentro de ustedes… Pero para ello, deben aprender a vivir conforme a dicho -Único- Mandamiento. Mandamiento del Amor Ofrenda que les hube instruido mientras estuve entre Ustedes: ámense mutuamente como Yo los he amado. Sencilla síntesis de la Buena Noticia que Dios Padre me encomendara proclamarles -como su Unigénito- al develarlo  como Tal (Abbá) ante, por y para Ustedes, sus hijos adoptivos».

Así, y como especie humana, todo parece indicar -historia mediante- que, poco a poco y siempre que cuidemos nuestro planeta y legales/legítimas fórmulas democráticas de convivencia -antípodas de cualquier autoritarismo connivente y carcelario-, la misma irá triunfando sobre aspiraciones maliciosas, contestes con idearios autocráticos y demagógicos, directos o indirectos de ejercicio del poder -dominio vs. servicio-, y el hombre como sujeto esencial de su carácter, irá cediendo en forma paulatina a las expresiones primitivas de ser el dominante de la propia especie («El hombre lobo del hombre», RN 1892-Papa León XII: sociedades infértiles donde «el fin justifica los medios»)… Ora vía capacidad de trueque, ora de posesión territorial, ora de influencia financiera («Poderoso caballero es Don Dinero», ironizaba el genial poeta madrileño Francisco de Quevedo), ora en la manipulación de aquellas armas tecnológicas y telemáticas, macabras y bien tangibles de índole material o química que nos destruyen contemporáneamente…

… Superando como Humanidad Integral e Integrada, y efectivamente su condicionamiento y sentido animal de la supervivencia, para transponer cosmogonías cerradas o semi cerradas, a fin de edificar un Sistema Mundial Abierto y Permeable -mas con sistemas internos de equilibrio o autocontrol gestionario institucional-, cuya visión comunitaria se apoye y abreve en las raíces gregarias del auténtico ser humano creado en el Misterio de los Misterios, e implantado en su «intimidad más íntima» (San Agustín) con sentido perceptible de su destino de eternidad.

Es decir que, evolucionando desde la cavernaria noción tribal a la novísima noción global ecuménica, fraterna y comunitaria referida, y superadas ya, a saber:

– La noción netamente imperial de la antigüedad;
– La cuasi paranoica noción feudal;

– La interesante noción estructural patriótica de los Estados Nacionales «independientes» de la Modernidad (sólo relativamente interrelacionados,  al estar muchos de ellos pendientes todavía, por delante o por detrás, de alguna de las formas imperialistas vigentes en la concepción del «progreso» y sus insanas consecuencias para el Orden Natural y la “Casa Común” (Cambio Climático Planetario) que hicieran sostener, proféticamente y ya en sus comienzos, en boca del Gran Jefe Seathle (palabras dirigidas en 1879 al “Gran Jefe Blanco”): “No existe un lugar tranquilo en las ciudades del hombre blanco, ni hay sitio donde escuchar cómo se abren las hojas de los árboles en primavera o cómo aletean los insectos, pero quizá también esto debe ser porque soy un salvaje que no comprende nada. El ruido sólo parece insultar nuestros oídos. Y después de todo, ¿para qué sirve la vida si el hombre no puede escuchar el grito solitario del chotacabras ni las discusiones nocturnas de las ranas al borde un estanque…?”. (Por lo que:) “Esto sabemos: la tierra no pertenece al hombre; el hombre pertenece a la tierra. Esto sabemos. Todo va enlazado, como la sangre que une a una familia. Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá a los hijos de la tierra”.

– La actual tercera y cuarta ola de cambio sometida a la antedicha noción estatal actual, del neoliberalismo y del neosocialismo imperial (maquillados ambos bajo falsas exposiciones jurídico-democráticas, que no logran disimular el sino de dominio mundial a que aspiran en su carácter de naciones más «desarrolladas»); y,

– La paulatina e inexorable Regionalización Continental sobreviniente (y al margen de trasnochados separatismos)…

… (decíamos, superadas las nombradas etapas gregarias), el Hombre está llamado, finalmente, y si el Tiempo Cósmico juega en favor del Bien Común y la Conciencia de Ser Verdaderamente Humanos y por sobre cualquier interés particular, a arribar a una -por fin-positiva, generosa y fraterna «planetarización geo-político-económico-cultural» (o globalización no inculturizada como la actual, sino conscientemente transculturizada; es decir, no desarticulada y sesgada, sino sistémica, consentida e institucionalizada por la Humanidad toda)…

.. O «ecumenismo equilibrado» en todas sus aristas sociológicas, encauzado por el precepto de la Unidad en la Diversidad y el d Reconocimiento Idiosincrático de los Pueblos surgidos bajo el Orden Natural de las cosas, pero mancomunados mundialmente para el desarrollo integral y sostenido de todos y cada uno de ellos… 

… Organización Ecuménica de Convivencia Planetaria, cuyos líderes y organizaciones emergentes, sabrán encontrar los medios jurídicos, económicos y sociales que los lleven a interpretar y  aggiornar de continuo, los lineamientos y cimientos palpables de la igualdad de oportunidades, la verdad, la justicia, la sensatez, la humildad y la servicialidad (no el servilismo) que ahora sólo entrevé, al parecer, nuestra utópica concepción de una auténtica fraternidad. (…).

Continuará con PARTE IV/IV y COLOFÓN-¿V? (Nº Setiembre-ARISTOS):

LA MUJER EN LA ACTUALIDAD
Por Eunate Goikoetxea
Alicante-España

Durante la historia de nuestra sociedad, el rol de la mujer se ha ido transformando. Al comienzo, en culturas prehistóricas, el papel de la mujer era básicamente de recolección, mientras que el hombre era el encargado de la caza. En las sociedades más recientes, la mujer era la encargada del cuidado de los hijos y del hogar, y sólo en caso de un mal estado económico, la mujer buscaba trabajo fuera del hogar.

Cambios en el mercado laboral, especialmente debido a la revolución industrial y a las grandes guerras del siglo XX, permitieron a las mujeres una mayor inmersión en el mercado laboral.

En la sociedad actual, basadas en una estructura de parentesco flexible que ayuda mucho a la responsabilidad compartida con el hombre, muchas mujeres buscan navegar el mar del mercado laboral más allá del núcleo familiar del cual constituyen la pieza fundamental. Las razones son diversas: libertad, independencia económica, valorización individual, motivación, recuperación  de una carrera o actividad postergada, etc.

Para llevar adelante la actividad laboral, la de pareja y la maternidad, las mujeres cuentan con una intuición, una inteligencia práctica y una sensibilidad exquisitas. Y es justamente dicha sensibilidad el don que complementa las virtudes del hombre.

Pero la participación laboral de la mujer en la sociedad, más allá del núcleo familiar, no es  prioritaria para todas las mujeres. Hay muchas mujeres que hacen foco en su rol de madres y se dedican de lleno a su familia sin realizar ningún trabajo profesional fuera del hogar. Aquí es importante hacer una mirada diferente y destacar que la mujer administra una empresa llamada HOGAR. En dicha empresa  se requiere de finanzas,  cumplimiento de horarios, de actividades concretas, educación,  tolerancia,  integración de equipo, de servicio, de conocimientos, motivación, pasión, etc. El problema es que la sociedad no valora esta gran tarea, ya que asume que ser madre y eje del hogar es prácticamente una obligación de la mujer adquirida por el mero hecho de ser mujer, y que esta tarea no es remunerada como cualquier otra actividad.

Las mujeres de hoy se desenvuelven y se desarrollan en un medio que estimula la persecución de nuevas metas, por lo cual muchas veces se debaten entre la procreación y la administración del hogar y la necesidad de crecimiento personal. 

Si trabajan, se debaten entre la culpa por la disminución del tiempo con su familia y la lucha por crecer en un universo laboral que les demanda atención completa, llevando a la mujer a un nivel de auto exigencia enorme para sostener los pilares del trinomio hijos, pareja y trabajo.

Hablamos de los roles de la mujer en la sociedad actual: madre, esposa o pareja, trabajadora, administradora y sostén emocional del hogar, pero no debemos olvidar que el primer rol de la mujer en la sociedad es justamente ser mujer, con su identidad y su femineidad, es no adoptar características masculinas para ser más aceptada en un mundo en el que todavía existen desigualdad de oportunidades.

Por supuesto, la clave está en  respetar la diversidad de las mujeres. No hay un único modelo de ser mujer. Eso era lo que el rol estereotipado quería, y es lo que se debe eliminar para lograr que todas puedan elegir su destino. Incluso lo puedan cambiar a lo largo de sus vidas.

Por eso, el sentirse “mujer” es algo que cambia según las condiciones y el contexto de cada mujer y en los distintos momentos de la vida. Lo primordial  es que todas puedan elegir qué ser y lo puedan concretar. Trabajemos todos unidos  para que esto sea posible  y esperemos que un futuro no muy lejano  pueda realmente consolidarse.

A PROPÓSITO DEL VIRUS
Ángel Medina.
Málaga-España

Por analogía. Esta pandemia con pretensión de realeza, “coronando” la testa del hombre, viene a mostrar su debilidad. La naturaleza es siempre más fuerte y nos hace entender de los límites y la fragilidad del saber humano. Humildad versus autosuficiencia.

Dice el viejo axioma: “Las cosas son como son”. Y es cierto. Una vez andado el camino, no puede descorrerse. Ha de aceptarse y extraerse las consecuencias. De eso, no es ahora el momento.

Anverso. La virulencia de la pandemia.

Reverso. La responsabilidad mayoritaria de todos y cada uno respondiendo al confinamiento en su arca de Noé particular para evitar-se la transmisión del virus, y la solidaridad de los colectivos ayudando a los afectados.

Esta crisis impuesta puede servir para la reflexión.

El mismo hombre que ha conseguido desintegrar el átomo – que no siempre ha sabido utilizar adecuadamente-, apoyado en la ciencia por él recorrida, experimenta la suficiencia. Cree poderlo todo y sin embargo la vida le hace aprender de su contingencia.
Esto es, que es limitado. Necesitado. Y la situación actual es una prueba de ello. La celeridad de la vida moderna se constituye en antídoto para el pensamiento. Ahora, debiendo permanecer confinados en nosotros mismos, disponemos de un tesoro que es la desaceleración del tiempo que nos permite poder meditar.

No debe haber desánimos. Este trance pasará. Juntos la venceremos. Más, dejemos flotar una pregunta… Y después, ¿qué? La sociedad habrá de recuperarse económicamente de esta sangría de inactividad. Pero, ¿habrán de seguir los más desfavorecidos sometidos a tanta desigualdad como hay, o sociedad y poderes públicos habrán entendido de la fragilidad de la vida y que para la construcción de una sociedad mejor hay que pensar también en ellos?

Más allá de esta y cualquier otra crisis el hombre ha de buscarse. Escarbar en su interior para encontrarse. Y para hallarse ha de vaciarse de él mismo. La confianza necesaria para soportar el peso de la existencia no descansa en él, sino sobre él. El que busca, encuentra. ¿Qué moraleja puede extraerse de algo que está causando tanto dolor y desolación? Digámoslo sin ambages. Cuando todo haya pasado y vuelva a ser como antes, habrá de cambiar algo. El hombre suele afirmarse cuando es valorado por lo que tiene y lo que hace. Es el salario que la sociedad impone. Pero ¿dónde queda lo que el hombre es? ¿Adónde acudir a fin de desvelarlo?

El hombre necesita crecer como hombre. La evolución todavía está en marcha. Ya decía algo de eso Albert Camús: “El hombre moderno es la única criatura que rechaza ser lo que es”. Posiblemente reconociendo en él la conciencia del absurdo de su propia condición. Consideración que viene a afirmarla otro pensador de la talla de Ernest Bloch: “El hombre es algo que tenemos que encontrar todavía. No sabemos aún lo que somos y no somos todavía lo que seremos”. El remate es de Paul Ricoeur: “El hombre es posible”.

Para buscarse, el hombre tiene varias alternativas.
Una, mirar a su alrededor y tomar consciencia de su propia contingencia. Otra, mirarse el ombligo como un Buda, permaneciendo petrificado en el mismo sitio. Tal vez, siguiendo a Ionesco, aquel bufón inteligente del teatro, dramaturgo y autor de lo absurdo, podríamos, recordando sus palabras, decir que caminamos por la vida en una colosal rueda, con las manos colocadas en el hombro del que nos antecede y la mirada aplastada contra el suelo, sin atrevernos a levantarla hacia arriba en busca de una respuesta que no sabemos hallar por nosotros mismos aquí abajo. La existencia siempre pende de un delgado hilo. La diferencia está en entender si el hilo está suspendido en la nada o por una mano que lo sujeta, a pesar de la dureza de la vida. Tema de reflexión.

EL PERIODISTA MÁGICO
Por Gustavo Páez Escobar
Colombia

A Guillermo “el Mago” Dávila lo conocí en el funeral de Ignacio Ramírez Pinzón (diciembre de 2007). Pero ya lo conocía por referencias. En noviembre de 2007 fue editada en Bogotá la novela En tierra derecha, cuyos autores son Alfredo Arango y “el Mago” Dávila. Resulta curioso el título de Dávila como novelista, pues fue un oficio que nunca ejerció; debe pensarse que ese hecho se debe a su poder de mago, que siempre practicó.

La historia como novelista se inicia en una comida que mi prima Colombia Páez, residente en Miami, ofreció a Dávila durante su paso por la ciudad. Con él había compartido en Bogotá, años atrás, las lides del periodismo. Luego, mi prima se casó con Alfredo Arango, abogado, profesor, escritor y periodista, y se fueron a vivir a Estados Unidos.

En la comida de Miami salió a colación el oficio de comentarista de hípica que Dávila había cumplido durante varios años. Fuera de dirigir varias revistas de carreras, había sido jefe de prensa del Hipódromo de Techo, obra fundada en 1954 y que se convirtió en una leyenda hasta 1982, cuando fue clausurada. Al conocer Alfredo Arango la noticia, le propuso que escribieran entre ambos la historia del hipódromo, proyecto que le daba vueltas en la cabeza desde mucho tiempo atrás.

La idea no era fácil de realizar por carecer Dávila de suficiente información para ese efecto. Surgió, en cambio, otra propuesta de Arango: que escribieran una novela sobre las carreras de caballos aprovechando los datos que poseía el curtido periodista. Pero este adujo que, por no ser novelista sino periodista y cronista, debían desistir de esa posibilidad.

Sin embargo, Arango no se dio por vencido: le sugirió que desempolvara esas páginas añejas, las seleccionara y se las remitiera por internet, a fin de que él, como escritor que era, pudiera forjar la novela. Y así se hizo. Durante varios meses tuvieron continuo contacto por correo electrónico, gracias al cual el escritor de Miami le planteaba al periodista de Bogotá las dudas que le surgían al leer esos textos, dudas que Dávila no solo le resolvía, sino que aportaba su propia imaginación para darle mayor vivacidad al relato.

Así nació la criatura. Fue bautizada con el nombre de En tierra derecha, un nombre muy propio de la hípica. En esta novela se pinta con propiedad la atmósfera del dinero que agita la vida de los hipódromos donde todo el mundo va a ganar, por supuesto, pero ignora el ambiente turbio de intrigas, corrupción, maniobras y trampas que puede desviar el juego legítimo. Novela de pasión amorosa, de suspenso, de historias subterráneas muy bien urdidas por el par de autores cuyo mérito en la obra puede asignarse por partes iguales.

Ahora, frente a la noticia de su deceso a los 90 años de edad me digo que todo lo que “el Mago” deseaba en la vida lo cumplió a cabalidad. Fue socio de Gabriel García Márquez en el periódico Comprimido, el más pequeño del mundo, y que en sus seis días de existencia se volvió el precursor del realismo mágico. Fue linotipista, periodista, cronista de hípica,  relacionista, fundador de la Asociación Colombiana de Magos… Le faltaba ser novelista, y lo fue.

Una vez tuvo un cáncer, y lo derrotó con magia. Utilizó el poder de la mente, y jugó con los dados ganadores. Decía: “Yo le voy a ganar a esa enfermedad, yo no tengo nada, yo no tengo nada, saldré adelante”. De esta manera amplió el calendario para seguir disfrutando de la vida.

¿ ES NECESARIO REVALORAR LA FORMA EN QUE CONSUMIMOS MATERIAL PORNOGRÁFICO?
Naomi Solares
México

Basta googlear “Shut down PornHub” para encontrar cientos de páginas con información y testimonios de víctimas que han sufrido a causa de la falta de regulaciones en las plataformas de pornografía más grande del mundo.

PornHub es una muestra de ello; esta plataforma permite a sus usuarios subir contenido sin aplicar filtros lo cual hace que sea común encontrar videos de violaciones, pedofilia y porno venganza. Muchas mujeres -en su mayoría- han alzado la voz para ser escuchadas por el gigante de la industria pornográfica pero sus esfuerzos han sido en vano, PornHub ha dejado en claro que no tiene intención de escuchar a las víctimas.

Tomemos el caso de Rose Kalemba como ejemplo. Rose es una joven de Estados Unidos que fue violada a los 14 años, el vídeo de su agresión terminó en PornHub. La víctima trató de comunicarse enviando un sin fin de mails a la plataforma solicitando que removieran todo el contenido que existía de ella en este sitio. Sin embargo sus peticiones fueron ignoradas y no fue hasta que redactó un correo pretendiendo ser un abogado – amenazando con demandar -que sus palabras fueron tomadas en serio. Al cabo de 48 horas lo vídeos habían desaparecido.

No solo PornHub es culpable de darle espacio a videos con este tipo de contenido. Todas y cada una de las plataformas de pornografía gratuita albergan videos de “violación”, “sexo mientras duerme”, “adolescentes”, etc.

El límite es el cielo se ha convertido en la frase que mejor describe a la industria pornográfica; en los últimos años. La variedad de vídeos ha ido en aumento y de la mano el nivel de brutalidad en su contenido. Los dueños de estas plataformas se han enriquecido a costa del sufrimiento de las víctimas.

Nuestra sociedad ha aceptado a la pornografía como algo normal; tan normal que solo en el año 2019 PornHub tuvo un total de 42,000,000,000 visitas. Se ha asumido como parte del desarrollo de nuestra sexualidad y muchas personas saltarían al instante para argumentar que ésta industria es una parte intrínseca de nuestras vidas y que no hay forma de erradicarla. Por el momento, ante tal panorama, quizá lo único que podamos hacer sea exigir que tales plataformas cuenten con una regulación mucho más severa y que tomen con seriedad las demandas para eliminar contenido ilegal. Es inadmisible que como sociedad no actuemos para proteger a las víctimas de violación, tráfico humano y pedofilia. Remover este contenido no solo le ayudaría a encontrar un poco de paz a las personas que ya fueron agredidas, sino que también ayudaría a disminuir el riesgo de que más personas sean violentadas, vendidas, secuestradas y manipuladas con la finalidad de producir material audiovisual para páginas pornográficas. 

Muchas de las compañías aseguran que sus plataformas cuentan con un protocolo eficiente para reconocer material no consensuado e ilegal y asegurar la protección de las víctimas, cosa que no podría estar más alejada de la realidad. PornHub declaró que las personas que quieran denunciar contenido en su plataforma pueden hacerlo con una “solicitud para remover contenido” donde se les pide que proporcionen los links del contenido que desean retirar de la plataforma. Al ser eliminados se hace uso de la tecnología de Vobile, la cual supuestamente “marca” el contenido haciendo imposible que se vuelva a subir a la plataforma. Sin embargo se han hecho diferentes reportajes donde se demuestra que esta tecnología no es cien por ciento eficaz ya que hay forma de editar los vídeos e imágenes para subirlos nuevamente a la red.

Sí las compañías quieren tener un protocolo que realmente sea eficiente es necesario que se comprometan a mantener un monitoreo constante de las imágenes y vídeos que se pretenden subir a sus plataformas. Es imprescindible que se inhabiliten las opciones de descarga; esto prevendría que los vídeos de víctimas terminen en manos de miles de personas haciendo más difícil que una de estas pueda remover todo el material existente de su persona. Prohibir y eliminar cualquier categoría que esté relacionada con violaciones y abuso de menores, tales como “lolita”, “adolescente borracha”, “adolescentes”, “incesto”, etc.

Muchas compañías  han tratado de escudarse tras el argumento de que estas representan las preferencias de un cierto porcentaje de usuarios y esto a su vez constituye una forma de libertad de expresión. Ante esto me parece pertinente mencionar que tal argumento es débil y sin sentido; la libertad de expresión es válida hasta el punto en que ésta puede poner en riesgo la integridad de algún ser humano o fomente actitudes nocivas en nuestra sociedad.

Esta especie de vídeos normalizan la violencia sexual en un mundo donde el número de violaciones, secuestros, redes de trata y grupos de pedofilia va en aumento. Es inaceptable que alguien defienda material que se usa como incentivo para que estos crímenes se sigan perpetrando. De la mano debería ir un esfuerzo constante para recopilar los datos personales de los usuarios que produzcan y distribuyan tales filmes, vídeos e imágenes. Esto ayudaría a que las autoridades puedan proceder en contra de esCompañías como PornHub, RedTube, XVideos, etc., deben invertir tiempo y recursos para asegurar que todo el material en sus plataformas haya sido producido de manera consensuada. Incluso con aquellos vídeos procedentes de grandes casas productoras como Brazzers, ya que muchas actrices han declarado que los productores de filmes pornográficos y algunos actores abusan de ellas en el set dejándolas gravemente heridas y con traumas de por vida. No tiene lógica que empresas multimillonarias como MindGeeks, que es la empresa madre de PornHub, Redtube, YouPorn, Brazzers, Reality Kings, etc., no centre todos sus esfuerzos en desarrollar e invertir en tecnologías que aseguren que ninguna otra persona tenga que pasar por el infierno que mucha gente ya ha experimentado a manos de directores de cine porno, así sean filmes profesionales o amateurs.

A pesar de que en los últimos meses este tema ha explotado en redes sociales y se han abierto muchas iniciativas y peticiones exigiendo regulaciones e incluso el cierre de estas plataformas es claro que el cambio será lento y gradual.

Gracias a la información que ha salido a la luz muchas personas están empezando a inclinarse a dejar atrás a estos monopolios pornográficos para buscar páginas donde puedan consumir “pornografía ética”.

El consumo de porno ético significa buscar plataformas que contengan videos donde esté asegurado que todos los involucrados mantuvieron relaciones sexuales de forma consensuada, filmes donde los directores no pueden forzar a sus actores a hacer cosas con las que no se sientan cómodos y, a diferencia del porno mainstream, las narrativas se centran en escenarios reales y en la inclusividad donde hay lugar para todas las orientaciones sexuales y tipos de cuerpos. En la mayoría de estos sitios es necesario pagar una pequeña cantidad de dinero, con la cual dichas casas productoras pueden permitirse brindar un salario justo a sus actrices y actores. Algunos ejemplos de estos sitios son: Xconfessions, Lust Cinema, Bright Desire, Pink & White Productions, Make Love Not Porn, etc.

Quizá el porno ético sea un buen comienzo para cambiar la forma en que vemos la sexualidad, nuestros hábitos de consumo y, al mismo tiempo, generar cambios graduales en esta industria. Aunque en lo personal creo que la pornografía no debería existir, ni mucho menos ocupar un rol elemental en la vida de tantas personas, entiendo que se trata de un tema complejo.

                Es necesario el análisis y el debate para decidir si esta industria ha dejado algo positivo en nuestra sociedad; ¿Qué efectos ha tenido en la forma en que desarrollamos nuestra sexualidad y percibimos a nuestras parejas sentimentales? ¿Qué tanto ha influido en la mente de violadores, pedófilos y tratantes de blancas? ¿Qué tanto hemos permitido que se vuelva una necesidad en nuestras vidas? ¿Hasta qué punto vamos a permitir que nuestro consumo siga devastando la vida de personas inocentes?

Los datos y los testimonios están ahí, queda en nosotros hacer conciencia y decidir.
Con tu apoyo podremos crear más y mejor contenido ¡Ayúdanos a seguir creciendo!

PRESENTACIÓN
Jaime O. Solís Robledo

“No juzgues a la persona por la institución a la que sirve, sino cómo la sirve” (ignoro autor)

“Cuando te decidas a escribir un libro acerca de tu vida, serás un escritor famoso” –dije en varias ocasiones a mi hermano José Bernardo. Se tardó un poco, pero como dice el refrán “más vale tarde que nunca” y aquí está lo que tanto le pedía yo; lo escribió en el año 2018, y yo sin saberlo. Fue hace escasos dos meses que me hizo referencia a “un “engargolado” que contiene  un breve resumen de su vida y que hizo llegar “a unas sobrinas” entre quienes figuraba mi hija Norma Aleida. Es un texto integrado por 118 páginas tamaño carta que mi hija me entregó –a solicitud mia- a fines de julio de este sufrido y fatídico 2020.

El engargolado que me entregó mi hija traía algunas afinaciones de puntuación que le hizo ella, aunque me aclaró que su tio Pepe le dijo que NO era para corrección, sino con el fin de que le diera su opinión y le dijera si valdría la pena hacer una reunión familiar en la cual se hicieran los comentarios de rigor.

Con mi terca idea de que mi hermano publicara un libro, me di a la tarea de dar al texto una primera lectura para tener una idea global del contenido, y una segunda, para hacerle algunas afinaciones ortográficas y de Sintaxis. Al final le daría un “toquecito” a la estructura y me daría prisa de que el libro quedara impreso y listo para ser un obsequio del cumpleaños número 85 de mi querido hermano, el próximo 20 de agosto de este violento 2020.

El libro que tienes en tus manos, respetable lector, conjuga la crónica con el anecdotario y tiene también características de una semblanza; pero en el fondo lo que yace es un mensaje profundo, conmovedor e impactante de elevada calidad moral –sobre todo para los jóvenes (genérico)- en cuanto a reflexionar y ponderar la finalidad de nuestra vida, es decir, cuáles son los fines que perseguimos para darle una motivación a nuestro caminar por este planeta.

Al leer el contenido de este “breve resumen de mi vida”, nos quedará claro que todas las terribles y riesgosas adversidades, asi como las mas gratas y fortificantes satisfacciones en el zigzagueante deambular de José Bernardo  por el camino y veredas de su vida, lo condujeron en forma natural al encuentro de sí mismo, y al descubrimiento de su profunda vocación de servicio a la Sociedad y a su pais.

Narra Pepe con toda crudeza las carencias materiales y educativas, asi como la falta del amor y cuidados por parte de sus padres durante su primera y segunda infancias, las cuales transcurrieron al lado de sus abuelos Baudilia y Atanasio, en una marginada comunidad rural del estado de Chiapas de nombre GATICA; su salto fortuito al internado # 11 “Hijos del Ejército” de Tapachula; el gigantesco reto de abandonar su tierra en busca de cumplir su anhelo de seguir estudiando; la increíble odisea de su adolescencia al irse a la Ciudad de México a encontrarse con su destino, al amparo de las aulas gloriosas de la Escuela Nacional de Maestros.

Haciendo gala de su prodigiosa memoria, Pepe nos entera de las peripecias para lograr su ingreso a esa gloriosa Institución y su trayectoria dentro de la misma, en la cual destacan su 1er. lugar en el concurso interno de Oratoria, en el nivel de secundaria; su participación como secretario de Actas y Acuerdos del Comité estudiantil 1951-52, y como Secretario General de la Sociedad de Alumnos para el periodo 1955-56, luego de arrasar en las urnas a su adversario GENARO VÁZQUEZ ROJAS.

Durante su desempeño como profesor frente a grupo, José Bernardo nos da pelos y señales de las escuelas en las que prestó sus servicios; su incursión en las oficinas directivas de la SSA y su salto hacia la Subgerencia General de La Forestal FCL, etapa a la cual califica como la mas grata y satisfactoria de su vida. Los avatares de la política lo conducen a ser efímero Director General de Inafectabilidad Agrícola y Ganadera en el gobierno de José López Portillo, para enseguida quedarse angustiosamente sin ingresos económicos mas de 3 meses, lo cual lo orilla a regresar al magisterio. Llega por suerte la designación de su amigo Miguel Osorio Marbán como Gerente General de Almacenes Nacionales de Depósito (ANDSA) y el nombramiento de Pepe como Asesor, y luego Secretario Particular del Lic. Osorio. Pasado un breve tiempo es nombrado Gerente Regional Sureste de ANDSA, con jurisdicción en los estados de Tabasco, Veracruz, Oaxaca y Chiapas, cargo que entrega el 30 de noviembre de 1982, al finalizar el periodo de López Portillo.

Otra vez la premura de no contar con sueldo lo orilla en 1993 a refugiarse en la Dirección General de Educación Técnica adonde fungió como Asesor y posteriormente como Jefe de la Oficina Jurídica. Sin embargo, sin buscarla surgió una invitación para colaborar con el C. Secretario de Gobernación, Fernando Gutiérrez Barrios, en algunas tareas especiales; esto, sin dejar su cargo en Secundarias Técnicas. Pero poco duró el gusto porque al mes de su ingreso se vino la renuncia del C. Secretario y el Profe Solís ni siquiera pudo cobrar su mes de trabajo. Se arraiga definitivamente en la Oficina Jurídica de Técnicas y en 1999, con la llegada de un nuevo Director, se jubila y da paso al Lic. Pedro Terán como su sucesor. Asi se sintetiza su paso por la Administración Pública y el Magisterio. A partir de aquí se dedicó con mas tiempo a promover variadas actividades dentro de la Asociación Nacional de Egresados de la Escuela Nacional de Maestros (ANEEM), de la cual es un destacado fundador desde 1987.

La vida de José Bernardo Solís Robledo tal vez no tenga la grandiosidad que se juzga y se define de acuerdo con el lujo  y la suntuosidad con la que se disfruta; ante la oportunidad de robarse millones y millones de pesos desviándolos del erario público hacia su cuenta bancaria, y de tener el trivial e hipócrita “reconocimiento oficial”, Pepe siempre ha preferido vivir de su sueldo normal y disfrutar el reconocimiento sincero, el afecto y el cariño de la Sociedad a cuyo servicio entregó sus mejores esfuerzos, impulsado siempre por su buena fe. Entre ser rico de alma o rico de bolsillo, mi admirado hermano prefirió lo primero, y eso le ha brindado la dicha inmensa de vivir en paz con su conciencia y con sus congéneres.

Aprovecho los últimos renglones de esta sencilla Presentación para agradecer a mis hijas NORMA ALEIDA y CIRCEL MONSERRAT, su valioso apoyo para que esta vida al servicio de la Sociedad que ha recorrido Pepe Solís, se haya plasmado en este modesto pero valioso libro

EL PRINCIPIO
Jaime Suárez
México

Con motivo del quincuagésimo aniversario de haber egresado de la Escuela Nacional de Maestros, un grupo de amigos de mi generación, decidimos editar un libro (“IDEAS Y EXPERIENCIAS EDUCATIVAS DE LA GENERACIÓN 1 965-1 67”) Una contribución a la memoria del normalismo mexicano).
               El siguiente es uno de los dos textos con los que participé.
Anécdotas.
               Es preciso hacer a un lado la modestia para poder relatar algunas experiencias de mi vida como maestro.
               Hay dos razones, entre muchas, que impulsaron mi vocación por el magisterio.
               Primera: Mi tío Pepe, el primero de muchos maestros en mi familia, tuvo necesidad de hacer un viaje de dos semanas a Estados Unidos, se puso de acuerdo con su director y conmigo, de modo que yo me haría cargo de su grupo durante ese breve tiempo. Yo estudiaba el segundo grado en la Normal. Me dio instrucciones precisas y partió.
               Durante el recreo yo convivía con mis alumnos en el enorme patio, jugaba con ellos y platicaba; algunos maestros me miraban de reojo y yo imaginaba sus comentarios: “Pobre escuincle, todavía le llaman la atención   esos juegos infantiles, ya verá cuando crezca y en verdad sea maestro”.  Y bebían su café entre risas mal disimuladas.
               Pasó el tiempo, terminé la carrera y la ejercí con entusiasmo. Siempre encontré la oportunidad de jugar con mis chicos; fútbol, volibol, basket… aún durante mi último año de trabajo, después de 44 años, seguía jugando con ellos, organizando las retas de fut en la cancha de la escuela. 
“Si quieres comprender a tus alumnos, comparte con ellos sus intereses y diversiones”.
               Un día jugábamos un partido muy reñido alumnos contra maestros, (secundaria), el marcador era tres a tres, sonó el timbre que indicaba que el descanso había terminado, el maestro Toño, de Biología, nos dijo: -no está el director, hay que seguir hasta que uno de los dos equipos marque el gol del gane-. Todos aceptaron, pero yo, “cuadrado” dije que no y me fui a mi salón, seguido por los alumnos que no estaban jugando. El director llegó en menos de cinco minutos, regañó a maestros y alumnos y yo recibí una felicitación. Toño me miró burlón.
               “Los educandos aprenden mucho más con nuestro ejemplo que con nuestras palabras”.
               Segunda: Recuerdo la primera práctica frente a grupo cuando cursábamos Técnica de la Enseñanza. Preparé mi clase y lleno de nervios, bajo la mirada de la maestra (Sofía del Carmen Molina) procuré seguir los pasos que nos había enseñado, comenzando con la “motivación”. Al terminar, cuando salíamos del salón, se me acercó y me dijo: -Jaime, tienes madera de maestro-. Me sentí emocionado y reafirmé mi deseo no sólo de ser maestro, sino un buen maestro.
                “Las frases elogiosas, señalando aquello en que nuestros alumnos destacan, pueden incentivarlos para toda la vida”.
               Griselda era una alumna ejemplar, se acercaba el concurso anual de declamación y en su grupo no había algún declamador reconocido, de modo que hablé con ella.
               -Griselda, tú vas a representar a tu grupo.
               -Pero maestro, yo no sé declamar, ni me gusta.
                -No sabes, pero puedes aprender y después de ellos vas a amar la poemática.Obediente se dispuso a aprender el poema que seleccioné para ella.
 Fuensanta:

dame todas las lágrimas del mar.
Mis ojos están secos y yo sufro
unas inmensas ganas de llorar.

Yo no sé si estoy triste por el alma
de mis fieles difuntos
o porque nuestros mustios corazones
nunca estarán sobre la tierra juntos.

Hazme llorar, hermana,
y la piedad cristiana
de tu manto inconsútil
enjúgueme los llantos con que llore
el tiempo amargo de mi vida inútil.

Fuensanta:
¿tú conoces el mar?
Dicen que es menos grande y menos hondo
que el pesar.
Yo no sé ni por qué quiero llorar:
será tal vez por el pesar que escondo,
tal vez por mi infinita sed de amar.

Hermana:
dame todas las lágrimas del mar…              

También le hice sugerencias acerca de la voz y los ademanes. Ganó el primer lugar y desde entonces le gustó declamar y conoció a muchos poetas; por supuesto su preferido fue López Velarde.
“Es preciso conocer a los estudiantes para reconocer sus cualidades y ayudarlos a cultivarlas”.
El director de la secundaria llamó a la Academia de Español.
-Maestros, me acaban de anunciar que dentro de una semana se llevará a cabo el concurso de zona de “Declamación Coral”. ¿Están dispuestos a colaborar?
               El maestro con más experiencia, el que siempre ganaba los concursos dentro de la escuela, se negó rotundamente, tal vez pensó que en tan poco tiempo no podría “armar” la participación y se negó. El director volteó a ver a los demás maestros. Cuando me miró, tuve el impulso de aceptar.
               -Yo lo haré, maestro, pero la condición es que pueda disponer de un grupo todo el horario que se requiera, tomando el tiempo de sus otras materias y yo, el que dedico a mis grupos para dar clase. Por supuesto seleccioné al grupo Tercero “B”, del que yo era el asesor.
                Sí, hubo algunos maestros que protestaron, otros vieron la oportunidad de tomar un receso mientras yo atendía al grupo. Pasé la tarde buscando un poema adecuado; como en esa época estábamos estudiando el Romanticismo, me incliné por el poema “Canción del Pirata” musical y lleno de rebeldía de José de Espronceda.

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,
por su bravura, el Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.

¡Sentenciado estoy a muerte!
Yo me río; 
no me abandone la suerte,
y al mismo que me condena,
colgaré de alguna entena,
quizá en su propio navío.
Y si caigo,
¿qué es la vida?
Por perdida
ya la di,
cuando el yugo
del esclavo,
como un bravo…

Ensayamos y ensayamos hasta que se llegó el día del concurso. El entusiasmo de los chicos era grande, el trabajo realizado los unió como grupo y conmigo, varios padres de familia colaboraron con la escenografía.
Ganaron el segundo lugar y fue un acontecimiento inolvidable para ellos y para mí.
“Es bueno el trabajo en equipo, pero no sólo en la teoría, sino más bien en la práctica.
Entré a trabajar a una escuela particular, después de una ceremonia se me acercó uno de los maestros.
-Maestro, ¿me recuerda?
-Un poco…
-Soy Fabián Mendoza, fui su alumno en la secundaria “Lázaro Cárdenas”.
-Cierto, has cambiado un poco, más bien has embarnecido.
Entablamos una plática en la que abundaron los recuerdos. Nos hicimos amigos. Al paso del tiempo, por azares del destino, le dieron el puesto de director; él aceptó con temor. ¿Cómo iba a ser el jefe de alguien que le había dado clases de Español? Duró poco su recelo. Yo, fiel a mis principios y a las enseñanzas adquiridas en la Escuela Nacional de Maestros, seguí siendo el maestro respetuoso y responsable, que sólo daba consejos al director cuando él los solicitaba.
“Los maestros debemos ser humildes”
Finalmente, en el colmo de la falta de modestia, mencionaré un acontecimiento único en mi vida.
Cuando joven, como algunos de ustedes llevaba serenata a las jovencitas que a mis amigos y a mí nos interesaban románticamente. Pero un día desperté bajo los acordes de las mañanitas, seguido por canciones que yo enseñaba en la secundaria. sorprendido me levanté, abrí la ventana y… era un grupo de mis alumnos que me llevaban serenata porque era el día de mi cumpleaños; hoy lo recuerdo y me enternezco. Mi mamá se apresuró a prepararles un cafecito y pan; entre bromas y gracias terminó la visita.
“Podemos recibir medallas, diplomas, homenajes, pero nada hay tan valioso como el afecto de nuestros amigos-alumnos”.
6 de  octubre de 2 017

TOMANDO LA PALABRA
Beatriz Villacañas
Madrid-España

Los pájaros
toman la palabra
porque vuelan.

Juan Antonio Villacañas

En mi libro HERMANO TIEMPO. PENSAMIENTOS A LA INTEMPERIE aparecieron, entre otros, estos pensamientos- aforismos:

“Los pájaros son el recuerdo cotidiano de la atadura que nos une a la tierra diariamente.”
“A nosotros, el no tener alas nos lleva al vuelo de la palabra sonora y al de la palabra escrita.”.
 Y el amor a la palabra nos hace tomarla, con respeto y, a la vez, con el disfrute de jugar seriamente con ellas. Comparto aquí una breve parte de la sección “Tomando la Palabra”, también de  mi libro Hermano tiempo. Pensamientos a la intemperie:

CONTRACORRIENTE: Forma de natación solamente al alcance de los espíritus más musculosos.
BELLEZA: Diosa que tiene la facultad de ser visible e invisible.
CASA: Lugar desde donde el sabio conoce el mundo.
ADOLESCENCIA: Edad que no siempre se cura con el tiempo.
COMPAÑÍA: Antónimo de multitud.
COMPENETRACIÓN: Armonía a dúo de dos soledades.
PENSADOR: Ser anacrónico que, atravesando tiempos, consigue llegar a la puerta correcta como una carta largamente extraviada.
CUENTOS INFANTILES: Migas de verdad que nos guían por el bosque.
BUROCRACIA: Paraíso de los dioses de la mediocridad.
CORTESÍA: Superficie transparente por la que se ve un hermoso fondo.
PIEL: Tanto más fina cuanta más alma alberga.
SOLEDAD: Aventura inevitable de todo espíritu valiente.
DUDA: Perfecta flor de belleza y angustia, certeza de lo desconocido.
TRANSUSTANCIACIÓN: Convertirnos con la muerte en lágrimas de aquellos que nos aman.
RAÍZ: La eterna olvidada bajo el esplendor del fruto que sostiene.

3 comentarios en “CRÓNICAS-ARTÍCULOS Y ENSAYOS”

  1. Amiga Eunate, el texto es muy claro e interesante. Coincido y añado: las mujeres y los hombres no somos iguales; afortunadamente somos diferentes, y tenemos habilidades y virtudes distintas, que se complementan. Lamentablemente aún hay quienes creen que el hombre es superior, esa idea absurda es la que debemos combatir.

    Responder
  2. Estimado tocayo: te solicito que, si es posible, me compartas un ejemplar del libro. Se me antoja muy interesante, y siendo de un Solís, seguramente va a gustarme mucho. Saludos.

    Responder
  3. Me gustó mucho la visión sobre el rol actual de la mujer en la sociedad, sobre todo pensar que no hay un «modelo de mujer» como nos estereotipaban en generaciones anteriores, sino que cada mujer busca su lugar en la sociedad de acuerdo a sus necesidades y sus objetivos. Creo que este concepto también es aplicable al hombre. En la generación de nuestros padres se apuntaba a un solo modelo de hombre y de mujer y creo que uno de los logros actuales es pensar que cada uno tiene que buscar su camino para completarse como ser humano y ser feliz.

    Responder

Deja un comentario