CRÓNICAS, ARTÍCULOS Y ENSAYOS EN ESPAÑOL

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a 
la ley de propiedad intelectual de España

La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas
por sus autores.
Estos conservan el copyright de sus obras 

AMADO BLANCO PEDRERO
(México)

DE CIRCO Y TOREO

Han pasado cuatro o cinco años tal vez, en que el Partido Verde, de los Estados Unidos Mexicanos, presentaron una propuesta de Ley que fue aprobada en su oportunidad. Esta Ley consistía en prohibir a los circos utilizaran animales en sus funciones, alegando “Maltrato animal”.

Los propietarios se defendieron, alegando que eso se hacía desde mucho tiempo atrás, y los niños asistían por ver a los animales que actuaban magistralmente, para beneplácito de la concurrencia. De nada valió cuanto argumento hayan presentado, expusieron inclusive el destino incierto que tendrían los animales, algunos pensaban en sacrificarlos, los que actuaron con rapidez se movilizaron y propusieron sus adiestrados animales a algún zoológico.

Conozcamos ahora algo de los primeros circos que llegaron a México. Cita la fuente que “fue en el año de 1790 cuando se presentó en la capital de la Nueva España la primera troupe en forma: Compañía de Volatines La Romanita, proveniente de España y cuyo propietario era don José Cortés. Participaban artistas de varias nacionalidades y se hace mención a la actuación de un payaso (probablemente la referencia más antigua sobre el uso de este nombre) exhibiendo entre otras cosas un espectáculo llamado “sombras chinescas” o “sombras impalpables” que, se sabe, son los antecedentes de la imágenes proyectadas con movimiento y, por ende, del cine.

Años después arribó el que debemos considerar el padre del circo en México; un inglés que se llamó Philip Lailson quien anunció por primera vez el Real Circo Ecuestre en 1808. En ese año algunos inconformes con el Virreynato, empiezan a planear la Independencia de la Nueva España de la Corona Española.

El primer elefante en México se registra en 1832, se anunciaba como El Gigante del Mogol. Fue querido y admirado por ricos y pobres, la gente no se hartaba de contemplar al extraordinario e inteligente animal. Su muerte, un año después, causó gran consternación en la capital de la república. Según revela un diario, su astuto dueño vendió los colmillos a joyeros del centro de la Ciudad de México, sus huesos se hicieron limpiar para armarlos y exhibirlo como animal prehistórico.

Fue en 1841 cuando surge el Circo Olímpico de José Soledad Aycardo, que era ecuestre, titiritero, acróbata pero, sobre todo payaso versificador. Artista pintoresco que llenó con entusiasmo la vida de los espectáculos de México durante más de veinticinco años, a Chole Aycardo lo debemos considerar como el primer empresario circense mexicano”.

Los datos históricos no tuvieron mucho peso, las autoridades habían puesto una fecha límite para la permanencia de estos animales en los circos.

La opinión pública se dividió, muchos propusieron que esa ley alcanzara a los toros, una actividad muy poderosa, por supuesto que ahí no llegó la “mano de la justicia”.

Yo creo que debieron de haber regulado la permanencia de los animales, no dudo que haya algunos que sufren, pero he visto equinos hermosos, se nota que son bien alimentados y cuidados, no la pasan nada mal, estoy seguro de ello.

México tiene la plaza de toros más grande del mundo, con una capacidad para 42,000 personas sentadas, el ruedo tiene un diámetro de 43 metros, no es poca cosa.

Han toreado ahí excelentes matadores españoles y mexicanos, por eso la plaza se ha llenado y los oles se escuchan a varios metros a la redonda, hay mucha afición al “arte” taurino, pero las autoridades creo que han llegado a la conclusión que en ese espectáculo no hay violencia animal.

Por cierto, don Pablo Hermoso de Mendoza es muy querido por estas tierras, y ellos corresponden a esta amabilidad cuando algún mexicano estando en el Camino de Santiago, llega al pueblo en donde don Pablo tiene su casa y son atendidos con mucha cortesía, según me han platicado.

He deseado hacer este artículo por el recuerdo y cariño que le tuve a un caballo hace ya muchos años, espero que los lectores me comprendan.


CARLOS BENITEZ VILLODRES
(Málaga-España)

RÁFAGAS LINGÜÍSTICAS

Cuántas y cuántas veces escuchamos, en especial a políticos, locutores, comentadores de eventos…, decir “compañeros y compañeras”, “amigos y amigas…”. Del mismo modo, vemos, en un lugar destacado de la principal fachada de ciertos colegios e institutos, las siglas “APA” (Asociación de padres de alumnos) y “AMPA” (Asociación de madres y padres de alumnos), quizá no sepan estas personas que la Real Academia de la Lengua Española (RAE), integrada en la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), en sus normativas nos aclara que el masculino engloba al femenino, por lo tanto, lo correcto sería decir “compañeros”, “amigos”, “APA”.

            Las formas “clubes” y “clubs” son adecuadas para formar el plural del término “club”, tal y como señala la RAE y demás instituciones de la ASALE, en su apartado dedicado a los plurales de las voces de origen no castellano. “Los tres clubs, con menos puntos, bajarán a Segunda División” (correcto). “Los tres clubes, con menos puntos, bajarán a Segunda División” (correcto). Sin embargo, el vocablo más usado, tanto en España como en los países hispanoparlantes, es el de “clubs”.

            Asimismo, el adverbio de cantidad/grado “solo”, según la RAE y la ASALE, nunca lleva tilde diacrítica. Ejemplos: Solo voy al cine. Estaré solo durante cuatro horas. Por favor, tráeme solo un café con leche. En estas tres oraciones, la palabra “solo” es correcta. Sin embargo, si colocamos tilde en el vocablo “sólo”, es totalmente incorrecto.

            Antes, cuando iba la “o” (conjunción disyuntiva) entre dos números llevaba tilde (4 ó 7). Esto ya no es correcto. Lo acertado es que no la lleve (4 o 7), tanto si escribe a mano como con ordenador.

Sobre el adverbio de duda “quizá” o “quizás”, la RAE dice que las dos formas son correctas, aunque la normativa académica prefiere el uso de “quizá”. Ejemplos:  Quizá eleve la copa. Quizás eleve la copa. Las dos oraciones son perfectas.

Por otro lado, los pronombres demostrativos (ésta, ésa, aquélla) llevaban una tilde diacrítica para diferenciarlos de los adjetivos demostrativos (esta, esa, aquella). Ejemplos: Esa casa es más moderna que aquélla. Ya, según la RAE, los pronombres demostrativos no llevan tilde. La oración anterior queda de esta manera: Esa casa es más moderna que aquella.

            El pretérito imperfecto de indicativo o copretérito, según el lingüista Andrés Bello López, es un tiempo relativo (trabajaba) indica que la acción es pasada, pero inacabada. Ejemplo: La niña escribía en el colegio. Aquí la forma verbal “escribía” nos refiere que la niña hacía ese menester quizá por la mañana, pero que seguirá escribiendo: por la tarde, al día siguiente, a los siete días… Sin embargo, el pretérito perfecto simple del modo indicativo o indefinido (leyeron) expresa una acción pasada y concluida. Ejemplo: Los poetas leyeron sus poemas. Según este paradigma, los poetas realizaron la acción de leer y la terminaron totalmente.

            El pretérito perfecto compuesto también de indicativo o antepresente, según Bello, o pretérito perfecto actual, nombre que le dio Samuel Gili Gaya, gramático, lingüista, lexicógrafo, (hemos visto) es un tiempo verbal que expresa una acción que se acaba de realizar en el momento en que hablamos, o bien un hecho cuyas consecuencias tienen, en cierto modo, relación con el presente: “hemos visto” = “acabamos de ver”, es decir, la acción concluyó dentro del momento presente. En la oración: “Mi hermano me ha dejado dos libros”. Al decir “ha dejado” es porque yo tengo actualmente los “dos libros”, ya que los poseo y, además estoy disfrutando con su lectura.

Por consiguiente, el pretérito perfecto simple indica que la acción comenzó y terminó: “Tuve dolor de cabeza”. Por el contrario, el pretérito perfecto compuesto: “He tenido dolor de cabeza”, lo “he tenido”, ahora no lo tengo, pero puede que lo tenga.

Concluyo estas ráfagas sobre los tiempos verbales, ya mencionados, refiriendo que, en el pretérito perfecto simple, la acción está acabada, sin embargo, en el compuesto, la actividad no está acabada, tal y como sucede con el pretérito imperfecto, al que ya me referí, anteriormente.

Ciertas personas usan mal ciertos artículos y determinadas preposiciones. Los niños y niñas fueron de excursión (incorrecto). Se debe decir o escribir: Los niños y las niñas fueron de excursión. Lo mismo sucede con la preposición de: Los padres de Antonio, Luis y Ana son unas personas excelentes (incorrecto). Los padres de Antonio, de Luis y de Ana son unas personas excelentes (correcto).

Sobre el queísmo y el dequeísmo, es decir, el primero es cuando se omite la preposición “de”, cuando antecede a la conjunción “que”: Me alegré que fueras a Madrid (incorrecto). Me alegré de que fueras a Madrid (correcto). También debemos poner la preposición “de” antes de “que” en los verbos: convencer, acordarse, ir, tratar, perjudicar, etc. El profesor de Crítica Literaria trató de que los alumnos no llegaran a deshora al instituto. Mi padre me convenció de que no fuera a la fiesta. Antonio se acordó de que no le dio el libro a su hermana.  

El dequeísmo es lo contrario del queísmo, es decir, usar la preposición “de” ante la conjunción “que”: Deseo de que vengas a mi casa (incorrecto). Deseo que vengas a mi casa (correcto).  

En cuanto al leísmo, al laísmo y al loísmo hay personas que no usan bien ciertos artículos (lo, la, lo y los) y el pronombre personal de 3ª persona (le y les).

El leísmo es utilizar la/las en vez de lo/le/les. Lo vi en el teatro (incorrecto). Le vi en el teatro (correcto), pero, cuando nos referimos a personas femeninas, a animales y a objetos, usaremos le/les/lo, este último pronombre solo en ciertos casos, en vez de lo/los, la /las y le/les. Le pedí una camisa a mi madre (correcto). La pedí una camisa a mi madre (incorrecto). Al perro no pude dejarle en el jardín (correcto). Al perro no pude dejarlo en el jardín (incorrecto). Este libro no lo compré yo. (correcto). Este libro no le compré yo (incorrecto).

Sobre el laísmo manifiesto lo siguiente: es el uso incorrecto de la/las en lugar de le/les. Las dije a mis hijas que fueran a la biblioteca (incorrecto). Les dije a mis hijas que fueran a la biblioteca (correcto).

El loísmo es el uso incorrecto de los artículos neutros lo/los en vez de escribir o hablar con los pronombres personales le/les. A tu tío le pregunté por ti (correcto). A tu tío lo pregunté por ti (incorrecto).

En cuanto a las letras mayúsculas, escribo las siguientes observaciones: las mayúsculas que llevan tilde diacrítica, según las normas de la acentuación, hay que ponerle dicha tilde. Ejemplos: África, Écija, Ítaca… Los días de la semana, las estaciones y los meses del año se escribirán siempre con minúscula (jueves, invierno y julio).

Sobre los vocablos “septiembre” y “séptimo” los dos son correctos, y, si prescindimos de la letra “p”, también están bien escritos: “setiembre” – “sétimo”. Los prefijos pos- / post- son correctos los dos, pero la RAE recomienda pos- (posoperatorio, posguerra…).

Tras estas “ráfagas lingüísticas”, hay muchas otras, pero se haría interminable este artículo.

JERÓNIMO CASTILLO
San Luis – Argentina

LA PRÉDICA COMO HERRAMIENTA

Hemos asistido a lo largo de la historia, a un fenómeno que no por repetido deja de brindar tema de estudio en busca de la explicación que no siempre se encuentra de inmediato, y es la disociación entre la prédica y la correspondencia de la misma con las acciones que se materializan en el decurso de la vida de los individuos.

Ello ha llevado, entre otras cosas, a plasmar máximas, normas de convivencia, para finalmente crear un complejo aparato legislativo que le da encuadre legal a este cuerpo normativo, el que a veces se ha sobredimensionado hasta convertirse en una parafernalia, llegando al extremo de dictarse leyes contrapuestas sobre un mismo tema.

Todo esto en aras de poner de relieve y el acento en el recto accionar de los integrantes de una sociedad, la que previamente ha formado un consenso en el proceder que luego encuadra en la preceptiva legal.

Aquí es donde debe remarcarse el por qué del nacimiento de estos cuerpos legislativos, ya que cuanto ello dispone, ha sido previamente acordado como norma expresada verbalmente, donde se ha dicho el cómo, el cuándo y la conveniencia de ejecutar o dejar de ejecutar tal o cual acción. Es decir, se ha predicado sobre el recto decir, hacer y accionar, logrando con esta prédica el consenso necesario para la normal convivencia de los seres humanos.

Se advierte que hay todo un dilema y ha sido motivo de controversias tratar de establecer si primero fue la norma, en este caso la ley, o si ésta tuvo origen en las acciones consensuadas de los integrantes de una comunidad.

Ha sido quizás la prédica la mejor herramienta para conseguir ese consenso que transforma la norma en cumplimiento al principio por los usos y costumbres, y luego por la obligatoriedad que impone el establecimiento de sus postulados escritos y aprobados por la comunidad, para ser aplicados sobre la conducta de sus integrantes.

Hasta aquí, idealmente, la correspondencia de la prédica con lo estatuido por las normas de surgimiento consensuado y cumplimiento obligatorio sobre los temas de convivencia.

Pero existen en las acciones de los seres humanos una serie de constantes que tienen directa relación con la conducta observada por los mismos dentro de la sociedad que los contiene, que determinan modalidades encuadradas por sus normas de convivencia, y que escapan de la normativa escrita, pero constituyen pilares fundamentales para el desarrollo armónico de las relaciones, y también han surgido de la prédica, como son los códigos de honor, la probidad, la tolerancia, la caridad, y en definitiva todas aquellas que se conocen como virtudes, en contraposición con las agrupadas bajo la denominación de vicios o defectos.

Cuando existe correspondencia entre la prédica y la resultante de los hechos y acciones, se dice que estamos ante un individuo cuya integridad moral no admite reproche alguno, y esto, entiéndase bien, es y ha sido lo normal y esperable de la humanidad en el correr de los tiempos, y todo aquello que escapaba a esta regla, podía catalogarse como estados de excepción.

Sin embargo no puede soslayarse la naturaleza humana, que posibilita defecciones aún en contra de lo establecido como correcto, veraz y aceptable.

Es allí donde se rompe el equilibrio entre lo que se predica y lo que efectivamente se hace o dice.

Podemos tomar a modo de ejemplo la prédica constante sobre la tolerancia, y por otro lado no escapa a nuestra visión la permanente discriminación hacia las personas, por su condición étnica, por sus minusvalías físicas, por su forma de pensar, o dicho más claramente, por sus ideas, que ha llevado a genocidios en innumerables etapas de la historia, y a veces sin llegar a tales extremos, a sojuzgamientos, a expulsiones de las comunidades que les eran propias a los damnificados, y una interminable serie de situaciones que han configurado la falta de correspondencia con lo que se dice y lo que se hace.

Si bien se ha hecho un análisis de posibilidades que tiene puntos de coincidencia y discrepancia sobre las resultantes de estas diferentes formas de entender la correspondencia ente prédica y conductas humanas, surge aquí un punto de inflexión que constituye el límite entre lo que sana e ingenuamente pueda discrepar con esta correspondencia, y lo que no admite estos adjetivos de candidez para ser catalogado como conductas perniciosas y carentes de sustento moral.

Si pusiéramos como premisa que el hombre es bueno por naturaleza y malo por conveniencia, podríamos entender más fácilmente esta disociación.

Aquí es donde se pone de manifiesto la parte negativa del individuo, donde los caminos comienzan a transformarse en atajos, y la verdad comienza a matizarse con tonos de conveniencia.

Sin ir más lejos, ante el llamado que escuchamos a las puertas de nuestras instituciones, nos ponemos inmediatamente en guardia, porque no sea que quien pretende ingresar, no piense como nosotros, tenga ideas que no están en sintonía con nuestro modo de pensar, y pudiera ser que su ingreso provoque un remezón que haga tambalear nuestra cómoda forma de manejarnos. Es decir, que tememos ser permeables a ideas contrapuestas con la normativa de nuestro sistema, y olvidamos todos los preceptos de tolerancia que hemos predicado a lo largo de nuestro quehacer societario, para aferrarnos a la estructura que gobierna el sistema en el que desarrollamos las actividades, impidiendo crecer cuando quien se nos ha acercado nos hace partícipes de otros puntos de vista que el anquilosamiento no nos permite vislumbrar.

Aquello que parecía tan distante cuando comenzamos a delinear la falta de correspondencia con lo que se predica y lo que efectiva y realmente se ejecuta, vemos que no está precisamente tan distante, aunque no nos demos cuenta y nos cueste aceptar que hay otras formas de percibir las realidades y de juzgar y analizar los actos de la historia de la humanidad, cualquiera sean los parámetros con que se midan estos actos.

Encapsulados, podríamos llamarnos, cuando nos resistimos a la apertura en el juego de las ideas, por los mismos temores que en muchas oportunidades no les encontramos explicación, pero que tienen su razón de ser cuando las nuevas ideas, formas diferentes de percepción, nos obligan a replantearnos las conductas que tenemos en nuestro diario hacer, y ponen de manifiesto lo endeble de las razones con que se han sostenido los principios que hemos aceptado y pretendemos que sean también aceptados por los demás individuos que integran el grupo social que nos comprende.

A veces un hecho fortuito, una palabra escuchada en el momento menos pensado, pueden hacernos meditar sobre el verdadero sentido de la vida que no siempre hemos sabido encontrar, y nos pone en la meditación obligada para comprobar si las verdades que hemos aceptado en principio, tienen la solidez y el consenso necesarios para considerarse verdades tales que por su propia naturaleza constituyan el verdadero sentido de nuestra existencia.

Remarcamos que solamente el poner en práctica lo que predicamos, podrá consolidar conductas solidarias, tolerantes, caritativas, y, en definitiva, acordes con los valores que decimos defender para conseguir una sociedad más justa, más humana, con integrantes que entiendan definitivamente que justamente en eso se encuentran los valores que, quizás por error o ignorancia, buscamos en los estratos sociales teñidos de elitismo.

Si así no lo hiciéramos, estaríamos insertados en una estructura social de contenido dudoso cuando se refiere a la solidez espiritual que ansiamos, debemos buscar y es, en definitiva el rumbo de nuestro paso por este valle de lágrimas, como muy bien ha sido definido por algunos credos que direccionan su prédica para la construcción de un mundo mejor. Todo lo que escape a estas premisas, aunque suene áspero, no vacilaríamos en llamar posturas hipócritas, las que no siempre se evalúan con la correcta dimensión de la insanidad de su práctica.

Pocas dudas quedan que si los hombres en general, tanto en su diario accionar y más aún si les cabe la responsabilidad de la conducción de un grupo social de cualquier dimensión, pudiéramos entender el valor de esta correspondencia, del ajuste entre lo que se predica y lo que finalmente se hace, muchos males de la humanidad habrían desaparecido o no se habrían producido, lo que nos da pie para pregonar por el recupero de la confianza en la palabra y lo que ella promete.

Queremos un mundo mejor. ¿Estaremos todos dispuestos a cambiar estos hábitos que surgen como producto de la conveniencia, pero están disociados de la verdadera senda que debe transitar la humanidad si quiere acercarse a la elevación espiritual para la que está destinada?


Héctor José Corredor Cuervo
Coronel y Escritor
Colombia

Reseña Histórica Curso Teniente Ariel Cortes Correa al cumplir 60 años de egresados de la Escuela Militar de Cadetes de Colombia

 En este bello otoño de la vida , cuando se ve el sol en el ocaso,   he querido escribir el siguiente articulo para dejar un testimonio de unos seres  altruistas que abrazamos la carrera de las armas  para defender la bandera colombiana fiel al juramento hecho para toda la vida  a Dios y la promesa  a la Patria  de morir por ella  si fuere necesario  en acciones de guerra y en cualquier otra ocasión.

Para escribir la reseña historia del Curso Teniente Ariel Cortes Correa, con motivo de la celebración de los 60 años de egresados de la Escuela Militar de Cadetes,  es una obligación ligarla con los antecedentes históricos que nos impulsaron   a servir bajo banderas y relacionarla con los hechos  y situaciones que tuvimos  que afrontar como oficiales en servicio activo y miembros de la reserva activa   para cumplir con la misión   encomendada por la Constitución Nacional    como es la defensa de la soberanía, la  independencia, la integridad del territorio nacional y el orden constitucional.

1.   Antecedentes

Dentro de las brumas de nuestra memoria, desde que empezamos a vivir, encontramos los recuerdos de la Segunda Guerra Mundial que se desarrolló entre el 1 de septiembre de 1939 y el 15 de agosto de 1945 en la cual se vieron implicadas la mayor parte de las naciones agrupadas en dos grandes alianzas militares enfrentadas: Los Aliados de la Segunda Guerra Mundial y las Potencias del Eje.

Las ambiciones de poder de los poderosos que querían dominar el mundo, escondidos detrás de una ideología, nos obligaron desde niños a ver en los periódicos y a oír por la radio los relatos de   las barbaridades del holocausto, de los bombardeos intensivos sobre ciudades, del empleo aterrador de la bomba atómica sobre Hiroshima y Nagasaki   y la emigración masiva de mucha gente hambrienta buscando refugio a diferentes países especialmente a la América Latina.

Nuestra patria no fue ajena a este hecho porque se agudizó la agitación abierta y   clandestina del partido comunista y porque se intensificó la división entre los partidos tradicionales dando origen a una violencia política despiadada entre conservadores,  liberales y comunistas en la misma época en la cual se realizaba la guerra en Europa

El 9 de abril de 1948 en Bogotá, en momentos que se realizó   la IX Conferencia Panamericana, que le daría origen a la Organización de Estados Americanos (OEA), apoyada por los Estados Unidos para frenar expansión comunista,  fue asesinado en Jorge Eliecer Gaitán quien  aspiraba a ser presidente de Colombia con apoyo de las masas populares. En días anteriores al magnicidio y aprovechando la atención de cierta parte del mundo se había iniciado también en Bogotá  el Congreso Latinoamericano de Estudiantes liderado   por Fidel Castro Ruz y apoyado por la Federación de Estudiantes de Cuba, para reclamar contra el imperialismo, la devolución del Canal de Panamá y de las Islas Malvinas, la independencia de Puerto Rico y contra la dictadura de la Republica Dominicana. La situación del momento fue aprovechada por los extremistas nacionales e internacionales desde el 3 de abril para hacer propaganda contra Estados Unidos, contra la oligarquía colombiana y exacerbar los ánimos de la muchedumbre dando como resultado los desmanes que se presentaron inmediatamente después del magnicidio los que conocemos con el nombre del Bogotazo

Posteriormente algunos grupos liberales infiltrados por comunistas se armaron en diferentes lugares del país especialmente en Los llanos, Sumpaz, Región de Rio negro y Sur del Tolima en contra del gobierno haciéndose imposible la gobernabilidad lo que permitió el   golpe de opinión del General Gustavo Rojas Pinilla, el 13 de junio de 1953, el cual fue celebrado con regocijo por todo el pueblo colombiano por considerarlo como un militar capaz de trabajar por Colombia. En los años de su gobierno logró la desmovilización de las principales guerrillas liberales y desarrollo muchas obras importantes en coordinación con las Fuerzas Armadas lo cual le dio prestigio a las mismas y despertó en la juventud el deseo de servir a la patria con honor como lo había expresado el General Benjamín Herrera para ponerle fin a la guerra de los mil días: “ La patria por encima de los partidos”´.

2.    Ingreso a la Escuela Militar, enseñanzas y ascenso

Con el corazón pletórico de patriotismo el 24 de febrero de 1955 ingresamos 225 aspirantes a la Escuela Militar de Cadetes al Curso Primero General los cuales conformamos la compañía Escobar, nombre dado en honor de la heroína de nuestra independencia Juana Escobar.

En Enero de 1956 ingresaron 297 aspirantes Al curso Segundo General los cuales integraron la compañía D´Elhuyar, nombre dado en honor del héroe de la Campaña Admirable de nuestra independencia Luciano D´Elhuyer.

Posteriormente en enero de 1957 ingresaron como bachilleres  97 cadetes al curso extraordinario 

Allí en la Escuela Militar de Cadetes  bajo la dirección del coronel Iván Berrio Jaramillo y del coronel Luis González Aristizábal y bajo el mando de oficiales excombatientes de la guerra de Corea, que habían puesto en alto el nombre de la Patria y de otros distinguidos oficiales seleccionados por sus virtudes militares que habían combatido los grupos subversivos en Colombia, aprendimos a amar con locura a Colombia    por lo cual hicimos el juramento a Dios y la promesa a la Patria de defender la bandera hasta perder la vida si fuere necesario en acciones de guerra y en cualquier otra ocasión.

Allí, en ese templo sagrado de la patria aprendimos    a seguir las huellas de los héroes que lucharon por la independencia de Colombia y que fueron grandiosos en las batallas que dieron la libertad de Venezuela, Ecuador, Panamá, Perú y Bolivia. Allí empollamos las virtudes y valores que debemos tener los militares como son: El patriotismo, el honor, la lealtad, la honestidad, la dignidad, la abnegación, la altivez, la humanidad, la justicia, la disciplina, la previsión, la firmeza de carácter, la voluntad y la moralidad. Allí, profundizamos sobre el conocimiento de nuestro pueblo y aprendimos a tratarlo como quisiéramos que este nos tratara.   Allí recibimos los conocimientos fundamentales del arte de mandar basado en la subordinación, la disciplina a los superiores y el respeto absoluto al subalterno lejos del insulto, la amenaza y las vías de hecho.

Ascenso al grado de Alférez

Debido al retiro de muchos cadetes por diferentes circunstancias, a la selección minuciosa hecha por la Escuela y de acuerdo a las necesidades de la Fuerza en el mes de diciembre de 1957 fuimos ascendidos al grado de alférez 195 alumnos de los tres cursos que habíamos ingresados anteriormente.

Ascenso Como oficiales y destinaciones.

El 4  de diciembre de 1958 y en el mes de enero de 1959

 salimos graduados 186 subtenientes como integrantes del     Curso Inocencio Chinca,   cuyo nombre cambiamos posteriormente por el de Curso Teniente  Ariel Cortés Correa en honor al primer compañero de curso y gran lancero muerto en combate, el 21 de noviembre de 1961,  por la cuadrilla del bandolero Efraín Gonzales Téllez en el sitio Agua Blanca,  municipio de Puente Nacional,  Santander.

3 . Intervenciones del curso .

En el mismo decreto de ascenso fuimos destinados a diferentes unidades del Ejército que cumplían misiones para restablecer el orden público afectado por acciones bandoleros sectarios liberales, conservadores y guerrilleros comunistas que no habían aceptado la amnistía ofrecida por el general Gustavo Rojas Pinilla durante su mandato. 

En desarrollo de la misión constitucional los integrantes Curso Teniente Ariel cortes Correa participamos directa e indirectamente en desarrollo de acciones   en el período de “la pugna por el poder” o “violencia en Colombia”, en el “conflicto armado interno”, en la “lucha   contra el narcoterrorismo” y  “en la lucha contra los grupos de autodefensa o  mal llamados paramilitares”.  

Pugna por el poder o Violencia en Colombia.

Como  pugna por el poder o violencia en Colombia se denominó  el periodo del  encarnizado y salvaje accionar de grupos armados al margen de la ley de orientación liberal, conservadora y comunista desarrollado desde  1930  a 1964 en regiones donde se hacían masacres de familias, de pobladores de veredas enteras,  donde se hacía el corte de franela, el corte de corbata, donde se le extraían los fetos a las mujeres embarazadas con el fin  desterrar y  obligar al desplazamiento de la gente o inducirla a pertenecer al partido o ideología para ganar  en  las elecciones. . Esta violencia la afrontamos con éxito la mayoría de los integrantes del Curso desde el momento mismo de la salida de la Escuela Militar como oficiales subalternos con las unidades donde prestamos servicio logrando restablecer el orden público teniendo como faro la idea de que “la patria está por encima de los partidos”.

Conflicto Armado Interno

  Como conflicto armado interno se conoce la lucha del Estado Colombiano para lograr la paz y la integridad de patria   contra los grupos armados al margen de la ley desde comienzos de la década de 1960 hasta nuestros días.  En este tiempo las Fuerzas Armadas han tenido que hacer frente a las guerrillas de extrema izquierda conocidas inicialmente como auto Defensas Campesinas Comunistas y luego como Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Ejercito de Liberación Nacional (ELN), Ejercito Popular de Liberación ( EPL) ,  Movimiento Socialista Diecinueve de Abril ( M-19) entrenados y apoyados por  Cuba, Rusia  y China. De la misma manera combatir a los Grupos de extrema derecha conocidos  como Autodefensa o Paramilitares, a los grupos o Carteles de narcotráfico  con diferentes nombres según quien los dirigía  y a las bandas criminales ( BACRIM) iniciadas también  por el comunismo especialmente en Urabá desde 1960 cuando se utilizó el Movimiento Gaitanista de Mercedes Úsuga  para fundar el partido comunista. 

Después de la amnistía dada a las guerrillas por el presidente Gustavo Rojas Pinilla muchos de los integrantes de las guerrillas liberales que eran comunistas no la aceptaron y formaron  otras  que llamaron las Autodefensas Campesinas en las republiquitas  independientes de Marquetalia, El Pato,  El Guayabero y Rio Chiquito en las cuales se apropiaron de las tierras de los colonos, amenazaron,  desterraron y mataron a los moradores  existentes y a muchos campesinos  de áreas vecinas para extender su dominio. Por tal motivo y por los múltiples asaltos a la Fuerza Pública y a la población civil los gobiernos de turno para mantener el orden, la soberanía y   lograr la paz   ordenaron acciones militares contra estas guerrillas en las cuales participamos muchos integrantes del curso como oficiales subalternos. En las acciones contra la cuadrilla de Pedro Antonio Marín, alias Manuel Marulanda Vélez o alias Tirofijo,   murieron los compañeros  Eduardo Bonilla Ruiz, Heberto Rodríguez Quevedo y Jame Rodríguez Rozo.

 En la década de 1960   después del triunfo de la revolución armada, dirigida por Fidel Castro en Cuba   los movimientos revolucionarios comunistas de  la América Latina buscaron apoyo  de Cuba, Rusía y China  para formar  guerrillas anti imperialistas  en todo el continente. En Colombia a comienzos de la década se enviaron  estudiantes y líderes  comunistas   a Cuba, Rusia y China con la finalidad de recibir instrucción guerrillera y  acción revolucionaria  a estos países  los cuales a su regreso   formaron las guerrillas, del Ejercito de Liberación Nacional  ( ELN ), el Ejercito Popular de Liberación ( EPL), el Comando Revolucionario  Indigenista del Cuca ( CRIC)  y apoyaron la guerrillas de autodefensas campesinas que las cuales a partir de 1964 se unieron con el narcotráfico y se convirtieron en las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia ( FARC ).

En agosto de 1969 se creo en Cuba la Organización Latinoamericana de Solidaridad ( OLAS) para apoyar la lucha armada  y extender la revolución en toda la América Latina. 

En el año de 1970   la Alianza Democrática  Socialista  creo el conocido  Movimiento Diecinueve de Abril ( M-19 )   en las ciudades y en el campo  con estudiantes universitarios   cuya  la finalidad era la  de cambiar el régimen político existente y establecer un gobierno progresista mediante la agitación de masas  e infiltración y penetración de instituciones en las ciudades  con apoyo de una  guerrilla armada.

Muchos integrantes de nuestro curso enfrentamos con éxito acciones en todos los grados en contra de estas agrupaciones subversivas hasta casi terminar con su accionar o lograr su desmovilización parcial, pero no se pudo hacer en su totalidad por decisiones políticas que paraban las   acciones militares o iniciaban diálogos prolongados que permitieron la expansión nacional e internacional de estas guerrillas. 

Lucha contra el Narco Terrorismo y contra  las autodefensas.        

El Carácter casi folclórico y la tolerancia que el país de dio a los traficantes de estupefacientes y traqueteos permitió que se crearan organizaciones poderosas nacionales e internacionales, que  apoyaban    a los grupos subversivos , que infiltraban  con su dinero la política, el comercio, la industria, la ganadería, las organizaciones bancarias  hasta  llegar al extremo de lograr tanto poder que les permitió hacer la guerra narcoterrorista al Estado.

Por divisiones entre narcotraficantes con anuencia de políticos se crearon las organizaciones sanguinarias llamadas autodefensas o paramilitares las que se unieron en muchos lugares para defenderse de las guerrillas y mantener el dominio político de las regiones

El reto de enfrentar a los narcotraficantes y las autodefensas estuvo a cargo de la policía mucho tiempo, pero luego cuando se convirtieron en una amenaza nacional, como en narco terroristas con apoyo de los grupos subversivos, se le dio esta misión también a las Fuerzas Militares la cual tuvo que ser cumplida por oficiales superiores y generales del curso hasta el momento del retiro del servicio activo. Esta lucha fue y ha sido difícil   por la corrupción existente en la política, por la tolerancia  de la gente y de algunos gobiernos,  por la falta de apoyo a las Fuerzas Armadas para cumplir su misión, por falta de acción oficial  para solucionar los problemas existentes en territorios olvidados donde se cultivan y procesan los estupefacientes,  por la penetración de narco comunistas  en  todos los estamentos del Estado especialmente en el poder legislativo  y  en el judicial,   por la falta de legislación adecuada y por la utilización de la mayoría de los medios de comunicación para presentar a los delincuentes como agredidos y al Estado como agresor en unos procesos de paz que han permitido la internacionalización del conflicto.

  4 de diciembre 1958 – 4 de diciembre  2018

«DEL MONO AL HOMBRE Y VICEVERSA»
Por Ángel Medina ( España )                  

“Que animal tan feo es el mono y cuánto se nos parece.”  (Cicerón)

La teoría darwiniana es ampliamente aceptada  por la comunidad mundial. Ciertamente,  la evolución no crea, pero la creación sí  evoluciona. Desde el comienzo (alfa) todo se dirige a su realización (omega). Caminar hacia adelante, desde el caos de los electrones, protones y neutrones que son contenidos en  los átomos, y  que finalmente se convirtieron en estrellas y galaxias, hasta culminar en la hominización del mono. ¿Se corre el riesgo en nuestros días de haberse iniciado la “chimpanificación” del hombre?

¿Es devenir o retroceso el empobrecimiento anímico, es decir, todo lo que abarca la estética, la ética y los valores superiores? Porque un hombre no puede ser tal siendo inconsciente de ello, esto es, desconectado de sí mismo. Algo que puede suceder, bien por la carencia de determinados valores que él ha desechado y son necesarios para su maduración como persona, y también por la influencia que recibe desde el exterior.

En tiempos pretéritos  y presentes ha habido gente iletrada, inculta, palurda o zote, pero la ignorancia no se había exhibido como alarde. Hoy, sin embargo se corre el lance  de que la cultura sea usurpada por el oscurantismo ilustrado; la sexualidad  por el erotismo; los padres sean reemplazados por los tutores; la conciencia por el pasotismo; la familia por la juntera; la democracia por los partidos y la fe por las ideologías, creándose un vacío existencial. Hoy se  prescinde de la autoridad, y aquello de “lo que dice el Papa va a misa” se ha secularizado,  y no digamos los consejos paternos, disolviéndose la autoría de la autoridad en no se sabe bien quién o qué. ” ¡Eso era en tus tiempos, mamá!”- suele escucharse- Hoy se discute con acaloramiento ideas que carecen en última instancia de fundamento, sin base para afirmarlas o refutarlas. Así, no es extraño que pueda escucharse de algunos- por poner un ejemplo-  que las leyes que rigen el universo son fruto del azar, y cuando se les arguye que por esa regla de tres recorten letra a letra una página del periódico y arrojen todas y cada una de las grafías  al suelo, que digan qué probabilidades hay de que aparezca recompuesta tal y como estaba antes y  la lean, nos dirán: ¡Venga, hombre, ¿cómo va a ser eso?!  ¿Y no es infinitamente más complejo lo primero que lo segundo?

En consecuencia cabría preguntarse: ¿la gente lee hoy o consume ideologías? Y si lo hace, ¿el qué?  Los sabihondillos han tenido acceso a la educación, pero no digieren los propios pensamientos y se dejan pensar por otros. La influencia que proviene de fuera- léase determinados medios de comunicación- los cuida con programas basura que acaban por embrutecer conciencias. Es tanto como antaño hiciera Roma con el pan y el  circo, proporcionando a su clientela un nulo crecimiento intelectual y por el contrario embotándole los sentidos. Y ¡oh, paradoja!, bajo la carpa del coliseo se va creando una nueva idiosincrasia bañada de progresismo en el que crecen los enanos  que se constituye en la clase dominada y tele-conducida. “¡Repita usted conmigo-nos dirán- : esto es modernidad!”, y lo considerarán  un progresista.

Y así va a los que no se conforman con tan poco. Ya pueden haberse leído a los clásicos, desde Platón a Virgilio, pasando por Unamuno o toda la Generación del 98, o  un tratado sobre embriología, que les van  a contradecir sin argumentos o con falacias, eso sí, sin pudor alguno. ¿Y qué razón darán? ” ¡Pues que lo digo yo!” O “¡Porque sí!”

Pero, también hay hombres enchufados que agonizan en su `propio desierto, tomándolo como oásis. Hombres anónimos conectados a infinidad de contactos que se vacían de sí para llenarse de “lo otro”. De todo eso que, no estando, está, no se sabe dónde ni para qué.

Siendo más fácil para la comprensión, podrá arrojarnos su identidad el retrato robot de cualquiera de ellos. Es aquel que busca la compañía solitaria o la incomunicación acompañada por una multitud invisible, con la diferencia de que puede oírles e incluso verles a distancia, pero no tocarlos. Es lo que el aliento a la voz: palabras ahuecadas que se llevan las ondas y aterrizan en cualquier lugar en el que se halle. De lo personal a lo colectivo y de la masa a la soledad. En el fondo es lo que busca: el descompromiso. La desconexión de sí,  anclado en un multiplicador, rehuyendo cualquier nudo gordiano que lo ate a su yo. Para ello se enchufa a una cosa llamada sistema operativo, convirtiéndose en una especie del cableado  del “Matrix”, y cuyo último engendro es el “Whatsapp”.  Algo que crea adicción, necesitando estar conectado a cualquier hora, bien sea comunicándose con ajenos – incluso estando acompañado por propios- o cruzando un semáforo, desentendiéndose de  que puedan atropellarle.

Es necesario recobrar el yo perdido y abandonar tantas clavijas e influencias. De no hacerlo es fácil caer en la definición del hombre masa. Serlo o no serlo, la medida está en la dependencia de las conexiones y no dejarse abducir por  una cultura que nada aporta  y sí vacía de valores. Información, ciertamente. Formación- consecuencia de lo anterior-, también. Pero todo esto para que se pueda formar su propia opinión, asumiendo lo que piensa. Nunca involucionar, porque eso conduce de nuevo al mono.

Y, concluyendo, ¿se han preguntado estas personas sobre la finalidad de su propia evolución? ¿Hacia dónde van? ¿Qué sentido tienen sus vidas?  Bueno sería que se plantasen a reflexionar. Porque, si no salen ellos al encuentro de esas preguntas, las preguntas se abalanzarán sobre ellos en el momento más inoportuno- incluido el último- sin haber entendido de su  devenir.

RASGUÑAR  AL DÍA  SUS ENCANTOS
Por  Jaime  Solís  Robledo
México

La mañana de este viernes 12 de octubre se abrió en la Ciudad de México con un aire frio y con nubes grises que amenazaban con aplacar mi optimismo cotidiano. Salí a las 9.30 de mi departamento, y ya sobre la Av. Universidad esperé a mi amiga Tere, quien prometió pasar en su auto por mi a las 9.45 hs. Eran las 9.40 y ya estaba parado en el lugar indicado, deseando con vehemencia que Tere no llegara retrasada. El aire golpeaba con dureza mi rostro, que cada dia parece mas un acordeón.

¡Qué maravilla! Son las 9.50 y mi amiga echa por tierra aquella vieja malafama de que las mujeres “siempre serán impuntuales”  y hay que  disculparlas porque “asi son las mujeres”. Se estaciona al pie de la banqueta y me introduzco a su auto con una bienmarcada alegría. Primero, por verla de nuevo; segundo, porque estoy frente a una gran mujer que sabe y siente  su responsabilidad. Nos enfilamos en busca del Museo de la Acuarela, ubicada en el añejo Coyoacán, legendario refugio de Hernán Cortés; en diez minutos llegamos a nuestro destino, para estar presentes en una conferencia de prensa cuyo objetivo fue difundir la carrera deportiva que se efectuará en Tláhuac el próximo 2 de noviembre. La cita con la prensa la han organizado el CLUB DE CORREDORES DEL BOSQUE DE TLÁHUAC  y  el CÍRCULO SOCIAL Y CULTURAL TELOLOAPENSE.

Arribamos al hermoso paraje adonde la aurora “derrota cada instante a las tinieblas”. ¡Qué caricia para los sentidos sus verdes y pequeños prados! Los pasillos tan bien trazados; el colorido de sus flores y la agradable estructura de sus instalaciones. Son las 10.05 cuando nos recibe la directora del lugar, quien dialoga con el maestro Emilio Hurtado, presidente del CLUB acerca de los cuidados que deberían tenerse durante la reunión. Muy grato que Emilio y yo nos conociéramos de antaño, aunque con años de no vernos. Poca asistencia todavía, ya que el acto estaba citado a las 11 de la mañana. Siguen los preparativos logísticos; Tere y yo aprovechamos para ir a la cafetería, ubicada en la entrada del apacible lugar.

Cinco minutos antes de las 11 regresamos a la sala de juntas y a las 11.15 se inicia formalmente el programa; desfilan las personas programadas en el uso de la palabra, entre las que destacan Tere Román, presidente del Círculo Teloloapense y Emilio Hurtado, del Club de Corredores de Tláhuac. Muy interesantes todas las intervenciones. La sorpresa fue que no sólo anunciaron mi presencia, sino la petición de que externara algunas ideas respecto al emotivo acto, en el cual reinaron la fraternidad y alegría. Al final los bocadillos, las fotos, entrevistas y… las despedidas.

Salgo presuroso a las 2 con 10 de la tarde, ya que en el centro de la Ciudad me espera mi tocayo Jaime Velasco Luján, con quien NO nos hemos visto desde hace 40 años aproximadamente; la cita es a las 3 de la tarde, en el Salón Corona, de la calle Filomeno Mata. Llevo la inseguridad de que nos vayamos a reconocer físicamente. Dado que tuve que caminar hacia la estación mas cercana del Metro, mas el trayecto del viaje, calculé arribar a la cita a las 3.45 o 4 de la tarde. Caminé menos pausado que siempre, el convoy parece que me estaba esperando y tuve un viaje sin contratiempos de tal manera que llegué a las 3.20 de la tarde.

Busqué entre las innumerables mesas hasta que al pasar frente a una me reconoció mi tocayo Velasco Luján. ¡Cuatro décadas se estrecharon en un efusivo abrazo! Queda demostrado que distancia ni tiempo pueden mermar a una buena amistad. Vinieron las presentaciones, ya que mi tocayo estaba acompañado de cuatro amigos: David Torres y Ábrego, Adolfo García Cruz, Jaime Suárez y Raúl Topete. Al escuchar el apellido Topete, de inmediato grité jubiloso ¡Raúl Topete!  Te acuerdas de mi  -preguntó. Claro que me acuerdo Raúl; varias veces llegamos a compartir en tu casa el vino y la charla; pero lo que mas recuerdo son las pláticas con tu padre; cotidianamente recuerdo algunos de sus consejos, que me han sido útiles.

Se dio paso a los brindis y a la oleada de preguntas dirigidas a mi, sobre todo relacionadas con Ayotzinapa adonde hay una escuela normal de la cual fui director. Sólo destacaré 3 preguntas para no alargar este texto:

  1. ¿Cómo llegar a la verdad de los trágicos sucesos de Iguala, relacionados con la muerte de algunos estudiantes y la desaparición de otros?

  2. Los momentos en que mi vida estuvo en mayor peligro

  3. ¿Qué acontecimiento dejó mayor huella en mi vida?

  4. En el caso de la tragedia de Iguala, es muy probable que NO se llegue a la verdad, pues son muchos los culpables, asi como los intereses políticos en juego. Les repetiré algo que ya he expresado públicamente: La solución sería una INVESTIGACIÓN JUDICIAL con las siguientes características:

*PROFUNDA (hasta el fondo, tope con lo que tope)
*IMPARCIAL (alejada de las influencias partidistas)
*INTEGRAL (llamar a declarar a TODOS los involucrados, e invitar a quienes deseen aportar información)
*OBJETIVA (libre de prejuicios motivados por alguna ideología, y basada en hechos comprobables
*LIBRE DE OBSTÁCULOS  Y DESCALIFICACIONES POR PARTE DE ORGANIZACIONES SOCIALES, EN TANTO SE DESARROLLA.
Como cada partido o agrupación política SEÑALA A  SUS ADVERSARIOS COMO CULPABLES, casi es un imposible conformar una COMISIÓN DE LA VERDAD  que sea IMPARCIAL. Cada corriente política TIENE  YA  A QUIEN  SEÑALAR COMO CULPABLE.

  1. Los momentos en que mi vida estuvo en mayor peligro puedo considerarlos en dos vertientes: sucesos VOLUNTARIOS y los IMPREVISTOS. Entre los primeros puedo citar los dias de 1964 y 65 cuando estaba obsesionado en conformar un grupo guerrillero, situación que se revivió en 1974 cuando estuve tentado a incorporarme al movimiento armado liderado por mi amigo y excompañero DAVID JIMÉNEZ SARMIENTO (Liga Comunista 23 de Septiembre). Era mi voluntad hacerlo pero recapacité y rectifiqué mi estrategia de lucha.- Respecto a los peligros inesperados, puedo citar la volcadura de mi auto en 1989, cerca de Chilapa, Guerrero, cuando mi auto quedó trabado en un arbolito delgado, de los pocos que allí habían, evitando caer al fondo de un abismo aproximado a los 60 metros. Y ya ven, aquí estoy diciendo ¡salud! con ustedes.

  2. En relación a un acontecimiento que haya dejado honda huella en mi vida, no vacilo en decirles que fue en marzo de 1964, cuando conocí y escuché de cerca al Dr. Salvador Allende en su 3ª. campaña por la presidencia de la república de Chile; cuando observé de cerca el alto nivel de concientización ideológica de la juventud chilena, y cuando rectifiqué mi estrategia inclinándome por la VIA PACÍFICA para lograr el cambio social profundo a favor de los seres humanos marginados y hundidos en la miseria, por la voracidad y crueldad del sistema socioeconómico que nos lacera.

Vinieron nuevos brindis, intercambio de números telefónicos y promesa de volvernos a reunir. Con mi tocayo Velasco Luján hicimos intercambio de textos literarios de nuestra autoría.

Apurado llegué, pero puntual a la cita con mi dilecto amigo JESÚS URIÓSTEGUI BAHENA con quien me entrevisté a las 7 de la noche. Ya me aguardaba en el interior del restaurant convenido y con quien desarmamos y volvimos a armar el mundo. Curioso: En esta última etapa de mi vida, ya alejado del estado de Guerrero, me han cobijado los teloloapenses radicados en la CdMx (de Teloloapan, Guerrero) estos 3 años que llevo en esta ciudad. Mi amiga Tere Román me levantó en su auto a las 9.50 y a esa misma hora, pero ya en la noche, mi amigo Jesús –también teloloapense-  me dejó en la acera de enfrente y continuó su camino hacia la casa de su hijo adonde pernocta cuando viene de Chilpancingo, Gro. adonde normalmente radica.

¡Hermoso dia que me obsequió el Gran Arquitecto de las Galaxias, como incentivo en mi peregrinar por este inmundo mundo!        

1 comentario en “CRÓNICAS, ARTÍCULOS Y ENSAYOS EN ESPAÑOL”

  1. Querida Eunate. Gracias infinitas por la publicación de mi articulo Reseña Histórica del Curso Teniente Ariel Cortes Correa escrito con motivo de cumplir 60 años como egresados de la Escuela Militar de Cadetes. Personas altruistas como tu que sirven con las letras a la humanidad sin pedir nada a cambio es muy difícil encontrarlas en este momento cuando los valores en la sociedad se han venido perdiendo.

    El nombre del Curso corresponde al primer compañero que como héroe murió en combate contra la cuadrilla de bandoleros de Efraín González Telles en la guerra política que nos correspondió afrontar con éxito para lograr la paz con los acuerdos entre los partidos que la dirigieron . Ariel se fue a la eternidad pero su recuerdo permanece entre nosotros como lo expresé en el poema siguiente
    ELEGÍA A UN COMPAÑERO

    Por coronel Héctor José Corredor Cuervo

    Entre sordas tinieblas de indolencia,
    en noche tormentosa y sin lucero,
    cuando extinguía el fuego de violencia
    se apagó la luz de un buen compañero.

    Se marchitó su vida en primavera
    que lucía cual la rosa encarnada
    en soberbio jardín de primavera
    sobre los riscos de su tierra amada.

    Se fue a la eternidad entre laureles
    por defender al pueblo soberano
    dejándole su amor a las mujeres
    a los hombres su orgullo colombiano.

    En caminos sembró con valentía
    las semillas de honor y de nobleza
    para que la Patria cogiera al día
    los frutos de progreso y de grandeza.

    Hoy su ejemplo destella como un faro
    entre la oscuridad de la tormenta
    para guiar al ciudadano a un puerto
    donde reine la paz y convivencia.

    ¡Oh, eminente amigo y gran Lancero!
    escogido por Dios entre la gente
    para formar su guardia de primero.
    ¡ Llevaremos su recuerdo a la muerte!

    30 noviembre de 1961 . Despedida al lancero Ariel Cortés Correa muerto en combate en Puente Nacional, Santander, por la cuadrilla del bandolero Efraín González Téllez.

    Responder

Deja un comentario