BIENVENIDOS

Todo lo publicado en esta revista esta sujeto  la ley de propiedad intelectual de España” Ley 21/2014 de 4 de noviembre, por la que se modifica el texto refundido de La ley de Propiedad Intelectual, aprobado por Real Decreto  Legislativo 1/1996 del doce de abril, y la ley 1/2000, de siete de enero de Enjuiciamiento Civil” todos los derechos están reservados .Luna Sol Internacional está registrada ante la propiedad intelectual de España y el copyright de Estados Unidos

 

 

Este mes de mayo lo dedicamos a la MADRE, y este artículo va dedicado a todas las mujeres que ejercen como amas de casa…mi respeto y admiración para todas ellas.

SER AMA DE CASA

Estoy segura de que ninguna mujer se sentiría humillada por dicho título. Cuando se combina llevar una casa con el cuidado, crianza y educación de niños, hay que estar tan preparada, diría que clasificada entre las profesiones más demandadas del mundo… un hogar bien planificado y unos niños bien educados son más importantes que un negocio bien llevado. Hay más personas afectadas por el trabajo de una madre y ama de casa, que cualquier negocio o empresa, sin importar qué grande sea ésta.

La mujer-esposa-madre-trabajadora en casa a tiempo completo NUNCA pasará de moda, y aunque son cada vez menos, es un orgullo ejercer esta profesión.

Se trata de mujeres que pasan totalmente desapercibidas. Su trabajo es invisible, nunca termina, es de gran valía para el conjunto de la familia y la sociedad. si es cierto que el ser humano debe ser el centro y el corazón de toda sociedad, también es cierto que la familia constituye el entorno especial en el que la persona crece y desarrolla sus capacidades individuales y sociales, por lo tanto  es necesario asegurar que la tarea de la familia a ese respecto sea reconocido e incluso promovido por la sociedad. Y no puede dejarse la familia sola en esta tarea inmensa: las políticas públicas y la sociedad  deben apoyar el trabajo que se lleva a cabo en el hogar con más decisión.

Si es cierto que son las llamadas “marujas”; y no porque lo sean, pero se tiene  la impresión que el trabajo en el hogar no tiene valor, ya que no está remunerado y  De hecho la sociedad las humilla, se MOFAN de ellas y las infravalora, a pesar de desempeñar su trabajo con gran profesionalidad. Pero por mucho que intenten degradar el trabajo doméstico, la palabra hogar todavía denota en todos nosotros, refugio, confort, seguridad y amor.

Muchas de las actuales amas de casa son mujeres con estudios, la mayoría universitarios, que han ejercido su profesión antes de ser madres, y que deciden libre y voluntariamente abandonar su puesto de trabajo. Conozco a más de una mujer que ha formado parte de este maravilloso grupo, y no se sienten  “marujas” por ello. Es más, están  muy orgullosas de haber tomado esa decisión en aquel momento. No se han sentido víctima , ni dominada, ni minusvalorada. Al contrario el cuidado  prioritario de los hijos y de su hogar les da muchas satisfacciones.

Pero es necesario que sean ellas mismas las que valoren su labor, en el cual desempeñan un papel insustituible como eje familiar que organiza y dirige al hogar. No se deba aceptar que la sociedad discrimine al trabajo doméstico; para evitarlo es imprescindible que las mujeres dejen de avergonzarse, y valoren  transmitan la importancia de su noble labor.

Sin embargo  ser mujer-esposa-madre-trabajadora en casa a tiempo completo no significa estar siempre en casa ocupadas en cosas del hogar. En nuestra vida de familia el conocimiento es importante, el saber hacer es indispensable y el querer hacer es determinante.

Por este motivo es importante  y muy enriquecedor, buscar tiempo para dedicarlo a realizar alguna actividad intelectual, cultural, solidaria, o simplemente, darse un tiempo para sí misma. A fin de cuentas dependiendo de su capacidad de trabajo y de su situación familiar, la mujer puede considerar incluso como su obligación, realizar alguna forma de trabajo en la sociedad en que vive ya sea a través de la labor profesional, de la ayuda voluntaria a los demás o de otro tipo de trabajo personal  y abrir su hogar a los demás

¿ Y qué decir también de los obstáculos que, en tantas partes del mundo, impiden aún a las mujeres su plena inserción en la vida social, política y económica? Baste pensar en cómo a menudo es penalizado, más que gratificado, el don de la maternidad, al que la humanidad debe también su misma supervivencia. Ciertamente, aún queda mucho por hacer para que el ser mujer y madre no comporte una discriminación. Se trata de un acto de justicia, pero también de una necesidad. Los graves problemas sobre la mesa, en la política del futuro, verán a la mujer comprometida cada vez más: tiempo libre, calidad de la vida, migraciones, servicios sociales, eutanasia, droga, sanidad y asistencia, ecología, etc. Para todos estos campos será preciosa una mayor presencia social de la mujer, porque contribuirá a manifestar las contradicciones de una sociedad organizada sobre puros criterios de eficiencia y productividad, y obligará a replantear los sistemas en favor de los procesos de humanización que configuran la  civilización del amor

3 comentarios en “BIENVENIDOS”

  1. Ser Madre es lo más grande que puede ser una mujer, ni reinas ni emperatrices se le pueden comparar.
    ¡Muchas felicidades a todas las madres!.

    copernic66

    Responder
  2. FELICIDADES A TODAS LAS MADRES POR SU HEROICO
    TRABAJO DE 365 DIAS AL AÑO SIN BENEFICIOS DE NINGUNA ESPECIE.
    MUCHAS GRACIAS EUNATE POR TU ARDUA LABOR.

    Responder
  3. Ser ama de casa,
    es ser un diamante,
    un oasis en medio del desierto,
    una estrella en el firmamento ,
    ser el pilar del hogar,
    la luz, la calma, la paz
    la alegría, serenidad.

    El ama de casa enseña
    a sus hijos
    los valores, la ternura,
    la paciencia, la tolerancia,
    la palabra deDios
    y educa a sus hijos en el respeto y amor.
    FELICIDADES!!!!

    Responder

Deja un comentario