AÑO NUEVO..NARRATIVA Y POESIA

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a la ley de propiedad intelectual de España
Diciembre   2.019  nº 26
La Dirección no se responsabiliza de las opiniones expuestas por sus autores. 
Estos conservan el copyright de sus obras

AL SERVICIO DE LA PAZ Y LA CULTURA HISPANO LUSA

FELIZ AÑO NUEVO
» la aventura de vivir»

Dr. Jorge Bernabé Lobo Aragón
Cercle universel des ambassadeurs de la paix France/Suisse
ARGENTINA

Nunca te detengas, sigue, siempre se puede, las hojas del calendario caen imperturbables y pronto iniciaremos un naciente año. Cada día tildado en nuestro almanaque tuvo una historia. Un proyecto, una alegría o desencanto; cada marca nos desvela el tiempo pasado; Cada muesca revive los buenos momentos, las metas alcanzadas y las que aún nos quedan por lograr. Cada hoja arrancada franquea una página más del libro de la vida. Reseña que lentamente se va escribiendo y trazando día a día. El año se escurre, gota a gota, cada segundo resbala. El tiempo se desliza entre los dedos indiferentes y sorprendidos. Segundos, horas, ríos, vidas enteras fluyen al compás del instante. El tiempo aún avanza, esta vez, sobre manos que han vivido más vidas. El tiempo que son horas, minutos, días y años. El tiempo  que es un torrente en donde no se puede tocar la misma agua dos veces. Nunca pasará de nuevo. Termina el año. El espacio que ya se asoma en el horizonte de la vida. Rescataremos la grandeza de lo vivido. Lo bueno, lo malo, lo lindo y lo feo. Lo que Tata Dios nos va componiendo y marcando como pauta. La vida a pesar de las adversidades y los obstáculos que siempre abrirán una senda a seguir. Senderos con piedras, rocas y deslices. Pero con un Eterno que siempre estará presente. Que ha desgajado las hojas a un lado y ha sonreído con cada logro alcanzado. Que nos va recordando en cada soplo, en cada instante la grandeza del mundo en que vivimos. La majestad del espacio y del tiempo. Dimensión y esfera misteriosa que nos ofrenda la  existencia. El gran regalo a la humanidad. Comida celestial de tiempo y vida que bendijo a  este soñador a pesar de las adversidades y tropiezos.  Familia, hijos, yernos, nueras, nietos y muchos por venir. La riqueza infinita de soñar y volar como un pájaro. Surcando veranos e inviernos en bilocación imborrable. Orbitando con Saturno con sueños de anillos permanentes. Aleteando junto a personajes que trasformaron el mundo. Anidando en un eterno solsticio con mi aurora multicolor de pájaro volador. Soy  gracias al tiempo y destino un satélite agradecido. Un volador girando alrededor del orbe desde todos los ángulos y perspectivas. Aleteando junto al tiempo en un asombroso desfile de soles, lunas  y de estrellas. Envuelto en luceros errantes con sus luces y sombras de sublime brillo y excelso carisma. Siempre en vuelo continuo corriendo hacia al amor.  El Supremo, no tiene reloj ni calendario y nos enseña que siempre podemos  comenzar y enderezar el camino. Que cada día es una pequeña vida. Que cada instante es único.  Que como bien dice el poeta “…Cuando todos los días resulten iguales es porque el hombre ha dejado de percibir las cosas buenas que surgen en su vida cada vez que el sol cruza el cielo… Este es nuestro mundo vertiginoso como de fantasía o ficción él me ha dado la enorme posibilidad de exclamar, gracias Señor por esta enorme aventura de vivir.

ACUARELA ANTIGUA DE FIN DE FIESTA 
Lidia Dellacasa de Bosco (Argentina)

Y sí, ¿para qué negarlo? Las cenas de fin de año en casa de los Pietragamba eran pantagruélicas. Las fiestas transcurrían en el galpón donde los hombres de la familia acopiaban y vendían aves y huevos que, por supuesto, para esas fechas eran transportados a otra parte. Allí, sobre el piso de cemento, se tendían largas mesas que en
realidad eran tablones acondicionados para la reunión. Los chicos se encargaban de cubrirlos con papel madera a modo de rústicos manteles.
Los PietroGamba eran una familia numerosa: cinco hijos con sus cónyuges y descendientes varios se sumaban a los progenitores ya ancianos. Pero hay que decir que esas fiestas contaban con otros numerosos invitados junto a sus proles: los parientes de nueras y yernos con sus familiares cercanos… y no tanto. Romilda Pietragamba era la esposa del mayor de los hijos. Vivía en la casona familiar con los suegros y eso le otorgaba, según su entender, una ascendencia notable sobre el resto de las nueras. Por eso comandaba con aire de dueña absoluta toda la preparación de las comidas superabundantes. Las otras mujeres respondían a sus órdenes para adobar lechones, hacer el repulgue de las empanadas que debía quedar parejito; batir a fondo las yemas de huevo destinadas a las mayonesas caseras y cocinar budines y pandulces. El clericó merecía una elaboración aparte cuyo secreto lo detentaba sólo la Romilda y no lo compartía ni con los satos a quienes invocaba frecuentemente..
Las celebraciones culminaban siempre con las bengalas que los niños tiraban en el patio y con las risas y cuentos de los comensales que ya habían pasado por varias copas de buen vino y chispeante sidra. A esa altura de la noche ya era Año Nuevo, pero nadie se percataba de la hora, ocupados todos en saborear las confituras, budines y pandulces en medio de canciones recuperadas del pasado gringo.
Pero volvamos a la noche del suceso que alteró la rutina habitual de la fiesta. A lo largo de los tablones se iban ubicando los invitados según afinidades y viejas rencillas. Aquella noche de fin de año la cena se inició, como siempre, con el consomé servido en grandes tazones de loza blanca. Era el acto inaugural: quien no superaba esa prueba difícilmente podía acceder al resto de los platos.
La “sopa hirviendo”, como la llamaban los chicos, humeaba en las tazas y cuando llegó frente al Santino Fierucci, él le dijo por lo bajo a la madre que ni loco tomaba ese mejunje con los 40º de sensación térmica que imponían las chapas del techo. El pellizcón de la madre no surtió efecto. Con gesto desafiante, Santino retiró el tazón hacia el centro de la mesa y se cruzó de brazos. Se hizo un silencio incómodo en las charlas circunstanciales.
El Pepo, que tenía la misma edad del desacatado, miraba boquiabierto la escena y esa distracción le costó un dedo escaldado que disimuló sacudiendo la mano por debajo de la mesa, con un cubito de hielo que alcanzó a sustraer sin que lo vieran.
Entonces hubo como un estallido de cólera contenida que descolocó a todos. La Romilda dio un golpe seco con la mano sobre el tablón e hizo temblar la vajilla que sólo se usaba en esos acontecimientos especiales. Acto seguido fulminó al Santino con una mirada cercana al infanticidio y decretó con voz amenazante: Primero el consomé… ¡o nada!
El Santino se encogió de hombros, agarró la taza que le quemaba los dedos y derramó el contendido por el suelo. La Romilda, herida como nunca en su orgullo de reina de la cocina, le gritó que era un reverendo maleducado. Allí se le cruzó el padre del chico para decirle con rabia contenida que ella no era nadie para maltratar a su hijo. Los Pietragamba le contestaron a coro que él era un agregado y que todos los Fierucci debían pedirle disculpas a la Romilda.
En medio de los gritos que se entrecruzaban, nadie hubiera sabido decir quién arrojó la primera presa de pollo asado que voló por los aires y cayó justo en el consomé de la abuela Pietragamba. Se escuchó una exclamación indignada e inmediatamente comenzaron a planear por el aire trozos de cerdo chorreantes de salsa, candentes
empanadas, pechugas, fetas de chorizo en grasa y hasta puñados de ensalada rusa. Los más chicos aprovechaban el duelo gastronómico para prenderse de algún muslo de pollo y salir corriendo hacia la vereda.
El desbande fue general. Todos los Fierucci con sus respectivos familiares cercanos se levantaron en medio de improperios y promesas de venganza, tirando las sillas al suelo. Los siguieron los parientes más lejanos con el mentón levantado para adherir al enojo por las ofensas recibidas.
Cuando por fin retornó la calma, los Pietragamba se miraron desconcertados y furiosos a través de la mesa convertida en campo minado. Todavía goteaba hacia el piso el vino de las jarras y copas que se había derramado en la batalla.
Sobrevolaba el lugar un silencio indignado que nadie osaba romper. Hasta que la Romilda se acomodó el vestido de seda especial para las fiestas que el combate había decorado de manchas diversas. Después se cercioró de no haber perdido el collar y los aros en la contienda inesperada. Todos la miraban expectantes, tratando de imaginar cuál sería su reacción. Acalorados, con el rostro enrojecido por la rabia y los avatares de la pelea, algunas mujeres se abanicaban con los restos de papel madera que colgaban de los tablones improvisados en mesas.
Tras largos minutos que a los Pietragamba les parecieron siglos, la “reina de la fiesta”, como todos la llamaban por lo bajo, sentenció otra vez, categórica, mordiendo cada palabra para que sonara como el filo de una navaja: Ésta es una costumbre que nadie se atrevió a romper durante años… Y sin advertir que ya no quedaba ningún invitado, repitió su sentencia con voz ronca de cólera autoritaria: O toman el consomé…, o ¡minga que van a comer otra cosa!

UN AÑO COMIENZA
Dra. Eunate Goikoetxea
Cercle Universal Ambassadeurs de la Paix France/Suisse.
Alicante-España

Se fue el 2019.. cayó como una hoja de otoño. Sin embargo, ha brotado un retoño nuevo en el árbol del tiempo y de la vida. Un año nuevo para un tiempo viejo y memorioso. Un año que de nuevo nos hace renovar la esperanza. La esperanza el único don que quedó atrapado en la caja de Pandora, nos mantiene con el ánimo de luchar para lograr las metas que nos planteamos para el año siguiente.

 Aquí estoy en el umbral del 2020 con la esperanza renovada y feliz porque en el árbol de mi vida siguen intactas las hojas de mis familiares y amigos. Y aprovecho para decirte a ti hoja de mi árbol, que te deseo paz, amor, salud, suerte y prosperidad. Hoy y siempre… Simplemente porque cada persona que pasa en nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá los que se llevarán mucho, pero no habrá de los que no nos dejarán nada. Ésta es la mayor responsabilidad de nuestra vida y la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.

Y es que ni la Navidad, ni los años son iguales para todos. Y como suele ser costumbre, el año nuevo traerá infinidad de cosas buenas, pero también muchas otras no tan buenas. Seguirán dándose feminicidios, violaciones, persecuciones,asesinatos, accidentes de tráfico, guerras etc … Pero sin duda en nuestras manos está el aportar nuestro granito de arena para que cada vez se den menos de estos desgraciados casos.

En realidad, todos hemos hecho  lo mismo al tomar las uvas de Nochevieja, es un ritual sobre el cual la superstición amenaza que, de no hacerlo, tendrás mala suerte. Y como, por mucho que haya avanzado la ciencia, aún conservamos los miedos existentes desde que el ser humano es tal, nos aprestaremos a tomarlas, por aquello del “por si acaso”.

Ojala que  la meta para el año que viene sea descubrir la grandeza de las cosas pequeñas y lo ínfimo del esplendor, encarnar optimismo, aferrarnos a la dignidad como ley suprema y confiar, sobre todo en nosotros mismos y en Dios

El paso de un año a otro es más veloz que el abrazo que esta noche nos daremos, con su halo de melancolía y euforia. Cuando vi que el 31 de diciembre moría, alocado y feliz, tuve la certeza de estar cerrando un ciclo y deseando que el próximo sea mejor. Así se reta al futuro, con la fe de los vencedores ,porque un año muere para permitirnos vivir otro.

Mi querido amigo solo me resta desear que tus sueños y metas se cumplan en el año venidero, te deseo muchos éxitos en todo lo que te propongas ¡Feliz año 2020!

FIN DE AÑO 
Escritor. Jaime Hoyos Forero
Cercle Universal Ambassadeurs de la Paix France/Suisse.
Colombia

(Versión libre del artículo de Selecciones del Reader’s Digest de dic. 2012)

Mantener un propósito en la vida y renovarlo al iniciar cada año, es algo que da un sentido verdadero a la vida.
Dice David G. Allan, autor del artículo en el que nos estamos apoyando, que fijarnos un propósito de vida, podría ayudarnos a vivir más años.
Dice Allen que no importa lo que deseemos que nos de la vida…Lo importante para vivir más es tener el propósito.
Platón, el filósofo griego que vivió hace más de dos mil años,expresó así el propósito de vida: “Nada puede como el amor inspirar al hombre lo que necesita para vivir honradamente”.
León Tolstoi lo expresó así: “El único sentido de la vida es servir a la humanidad”. Albert Einstein lo dijo de este modo “Solo una vida vivida al servicio de los demás, vale la pena ser vivida”. Martin Luther King expresó el propósito de vida con una pregunta: “¿Qué estás haciendo por los demás?”
La actriz Whoopi Goldberg lo manifestó metafóricamente: “Lanza pequeñas antorchas a fin de guiar a los demás en la oscuridad”.
Querido amigo: fíjate un propósito, escríbelo en una hoja, guárdala y vuélvela a mirar cada año, cuando escribas en ella tu nuevo propósito, o el mismo. Añade el autor de este artículo: “Si tu respuesta es el amor, entonces, ama más.
“Este ejercicio anual te acercará a una vida más significativa y larga”.

FÍN DE AÑO.
Angelina Sara Baca
México

Ya se marcha el pobre viejo
mientras el mundo lo olvida;
no sentirá su partida.

Yo me miro en ese espejo;
mi pensamiento es complejo:
todo nos conduce a nada,
terminó la mascarada.

¿ Qué queda del ser humano
cuando se marcha al arcano ?
¡ Todo fue una llamarada…!

AÑO VIEJO
María Alejandra Civalero Mautino

¿Qué me deja y qué se lleva este año?
Más de trescientos atardeceres
con sus luces y sus sombras…
Un duro verano, el más agobiante.
Un triste otoño, el más gris.
Un cruel invierno, el más helado.
Una tímida primavera, la más escasa.
Miles de horas con relojes enloquecidos
que corrieron y se detuvieron
y retomaron la marcha lentamente.
Demasiadas lunas y eclipses,
tormentas furiosas
y lluvias desconsoladas.
Vientos que derrumbaron grandes construcciones
y brisas que despeinaron acomodadas ideas.
Soles desorientados
que no sabían si esconderse, quemar o entibiar.
Todo eso se lleva este año
y me deja los poros abiertos,
los oídos atentos,
la vista elevada,
las manos el súplica,
el horizonte limpio,
el agua que corre,
el suelo trabajado,
la ilusión transformada
y la esperanza en gestación.
Ale 2019

ENSUEÑO
Hilda Augusta Schiavoni
Argentina

Un año que se va
otro que se renueva,
una lágrima se esfuma
y  una esperanza
surge nueva.

Es como la vida,
nace esplendorosa,
se regodea en arreboles,
y poco a poco
el otoño la tornasola
para luego entre brumas
buscar otros soles.

Es un ciclo que se destierra
y el paso tembloroso
que busca otra tierra.
Pero las cosas siguen igual,
con la misma esencia.

ANO NOVO
Amilton Maciel Monteiro
(Brasil)

Adeus, adeus, Dois Mil e Dezenove!
Provavelmente vou sentir saudade
do que tu me fizeste por bondade…
E só em recordar já me comove!

A minha cura foi por caridade;
e é isso justamente que me move
a que neste Ano Novo  eu me renove
e de brandura o peito eu locuplete!

Ao receberes o Dois Mil e Vinte,
diga que só me trate com amor,
pois já sofri demais nos velhos anos!

Quero semear o bem… Por conseguinte,
me deixe ser, além de sonhador,
quem realiza, em Deus, todos os seus planos!  

2 comentarios en “AÑO NUEVO..NARRATIVA Y POESIA”

  1. Muy variadas y emotivas todas las publicaciones. Feliz de compartir este espacio. Que nutramos al nuevo año para hacerlo más fecundo.

    Responder
  2. 1)»FELIZ ANO NOVO!!!» Fiquei Feliz de ver tantas mensagens que lindas palavras as de Dr Jorge…elevam a alma da gente!
    E que nos aconteçam as coisas boas e 2020!
    2)» AQUARELA ANTIGUA DE FIN DE FIESTTA»: Uma aquarela repleta de cores e costumes…folclórica e cômica!Faz rir e imaginar as cenas…apesar de eu ser péssima tradutora. Cenas hilárias e típicas,Lídia!Demorei pra ler mas me diverti com essa kilométrica
    festa…Fiquei com vontade de tomar essa sopa!
    3) «UN AÑO COMIENZA»! Sim Eunate, vamos em frente, pois a vida é bela, apesar dos pesares…
    Também desejo, também Paz, à TI e a todos, pois juntos fazemos a diferença: sim muitos gãozinhos de areia, juntos,terão força!
    Crer e confiar em nossas possibilidades1 tuas palavras são de fé e amor, Obrigada!
    4) «FIN DE AÑO» ! Jaime H. FORERO, Mensagens de Luz extraída de grande pensadores … simplesmente comovedor!
    Que despertem a humanidade esses pensamento fortes e diretos!!!!

    Responder

Deja un comentario