ANHELO POEMAS Y TROVAS

Todo lo publicado en  ARISTOS INTERNACIONAL está sujeto a 
la ley de propiedad intelectual de España

 

 ANHELOS
Antonio Camacho (Argentina)

Existen muchas muertes misteriosas
cuyas causas a descubrir no alcanza
la humana Ciencia que impasible avanza
sobre leyes falibles e imperiosas.

Yo intuyo de esas raras y curiosas
muertes, el grave móvil que las lanza
mientras quiebra Galeno su esperanza
tras lesiones orgánicas premiosas.

Son sutiles deseos de un invisible
arcano; sentimientos que batallan
ansiando de esta vida lo imposible;

Son corazones que en silencio estallan
consumidos por fuego inextinguible
o por heridas que los labios callan.

ANHELOS
Carlos Benitez Villodres

En mis valles de frutos excelentes,
esperan realizarse mis anhelos
nacidos de dinámicos ciruelos
en armonía con fluidas fuentes.

Así vuelan mis sueños consistentes
por los aires, con gemas de consuelos,
que procrean pasiones y desvelos
al impulso vital de las simientes.

¿Acaso no es el río un mensajero
de anhelos con latidos siderales
y con caléndulas de ardor sincero?

Como la luz activa del viajero,
el ansia de los lirios serviciales
se expande sobre un mundo placentero.

Anhelo, compañero,
que vivamos en soles fascinante
y marchemos sin nieblas ni brillantes.

ANHELO DIVINO
Liana Friedrich
(Argentina)

Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas,
    Así clama por ti, oh Dios, el alma mía.
Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo;
¿Cuándo vendré, y me presentaré delante de Dios?
Salmo 42, 1-2
 
Caminante incansable
por galaxias sin tiempo,
tus lumbreras azules
demarcaron trayectos.
Quizás se humedezcan felices
cuando contemplen el derrotero
que tu estirpe austera
sembrara en los ángeles tiernos:
únicos  herederos de tu casta
y custodios de tu sueño.

Invocar El Nombre en el camino
 es decir Eternidad y Vida …
Es descubrir la presencia recia
de tu mano encauzando los días
para reiniciar la senda con certezas,
porque no viajamos a la deriva:
Eres el sostén que aparta del abismo
y ayuda a soportar con entereza
todas las zozobras del destino…
Porque Eres la Respuesta esencial
a las preguntas de todo peregrino.

ANHELO
Hildebrando Rodríguez
Mérida-Venezuela, 18 de marzo del 2018 

Expresión que comparte la esperanza
en el transcurso de la vida humana
y con expectativa se desgrana
en el tiempo que anda y no descansa.

Lo que se quiere ser, por siempre avanza
con la meta distante o muy cercana,
pero el alma se vuelve casquivana
cuando la espera sin llegar, nos cansa.

Una vez que logramos lo anhelado,
la expresión se nos pierde en el pasado
y nos empuja en otra dirección.

Cuando ya disfrutamos lo logrado;
estará en otro rumbo lo buscado
y seguirá vigente la expresión.

ERES MI PENSAMIENTO
Dr. Rafael Mérida Cruz-Lascano
Guatemala

Suspirando abro mi anhelo
en el mar de tu sonrisa
sueño de amor se divisa
el  oleaje en tu pelo

Este afecto toma vuelo
no casual ni se improvisa
muestra tu  rostro que irisa
glamoroso cual ciruelo.

Verte cual ola insinuante
presuntuosa y vanidosa
y yo ansiando ser tu amante.

Con tu   arreglo, misteriosa,
presumes  bello semblante
con encanto de una diosa 

TRÍPTICO
Irene Mercedes Aguirre
(Argentina )

Anhelo espiritual

I

En medio del silencio  ¿ qué es lo que  se despliega
sobre el heterogéneo  escenario  del mundo?
Surgen las emociones,  segundo tras segundo
ponen en evidencia la inteligencia ciega.

El espíritu libre avanza  raudamente,
capta y junta las almas por nuevas geografías,
se suman, poco a poco, tejedores de sueños,
que trenzan los arpegios de nobles utopías.

¡Ah, de nuevo los duendes  sonríen, picarescos,
cuando estrellas  fugaces  se infiltran en el aire
y diagraman, osadas, sus  juegos de arabescos

El cocuyo desplaza sus luces con donaire,
Todo vuelve a su cauce de antiguos parentescos
que se tornan  conscientes ¡Corazón al socaire!
II
Se entrecruzan las sombras  y dialogan sin miedo
sobre lo que sabemos, o tal vez anhelamos,
mientras la mente busca aquello que olvidamos,
las sinapsis se cruzan   con inusual denuedo.

Los mundos paralelos se tocan  suavemente,
el rumor  de lo vivo es un  eco a lo lejos.
como un Pegaso etéreo de mágicos reflejos,
el llamado se esparce dentro del inconsciente.

Los seres se liberan, vagan en los ocasos,
buscando las auroras entre los laberintos
¡Con su farol errante de ideas y de instintos,
afinan la conciencia , sopesan  los fracasos!

Los rocíos nocturnos se reflejan, audaces,
sobre los pastizales ¡ Con renovados brillos
desbordan su frescura en los  campos feraces!
Los pasos se enderezan hacia extraños pasillos
¡Desorden y armonía de las horas fugaces
cuando nos es posible levantar  los pestillos!
III
La conciencia flexiona sobre sí sin tapujos.
De golpe hay un atisbo que surge, temeroso,
para lanzar su rayo, preciso  y majestuoso,
que ilumina la mente con sus ávidos flujos.

Mensajero atareado de verdades eternas,
discurre en las neuronas con su  ariete encendido,
desnuda los sofismas, discute  lo sabido,
provoca una hecatombe de dudas sempiternas.

Y es en tales momentos de  lúcida  ontogenia
que nos vemos  al punto, como recién nacidos,
con los ojos abiertos a  esa luz primigenia.

Y aunque se desvanezca sin hacer ningún ruido,
nos marca  y nos consuela, nos sacude la astenia,
¡Nos hace inteligir la vida  y su sentido!


ANHELO 
Jesús Hildebrando Rodríguez Sánchez
Mérida – Venezuela        

Vivo con la ansiedad de conocerte,
de recorrer tu piel que me enamora
y de sentir tu alma soñadora
hablándome de amor, para mi suerte.

Seré feliz cuando yo pueda verte
entre mis brazos como el alma añora
y tu figura bella y soñadora
me propicie la dicha de tenerte.

Cuando consiga lo que tanto anhelo
se elevará mi alma de este suelo
y entrará en el espacio celestial.

En el momento detendré mi vuelo
por sentir las delicias de tu cielo
y disfrutar de espacio sin igual.

DIRÉ CUAL ES MI ANHELO
Libia Beatriz Carciofetti (Argentina)

Si yo dijera que anhelo
vivir en un mundo sin odio
que negros y blancos se amen
tal vez sería utopía…

Más allá de las razas
y de esta febril fantasía.
si yo te dijera que anhelo
que se terminen las guerras

Ni países confrontados
por ese maldito dinero
ni disputas sobre tierras
de países extranjeros.

En vez de casas hogares
y muchos allí refugiados.
La familia sea el núcleo
que nos una a los humanos.

Que DIOS no sea una imagen
o un ídolo con pies de barro.
Tal vez me tilden de loca
como muchos me han tratado.

Pero si yo sigo apostando
a un mundo civilizado
se cumplirá por fin mi anhelo.
Soñaré que tengo alas
y que desperté en el cielo…

LETRAS DEL ANDÉN, VILLA MERCEDES, SAN LUIS


ANHELO DE VOLVER

Teresita Morán de Valcheff

No sé si fue la soledad
o el rumor ilusorio
que remontando  silencios
de memorias idas
sacudió la frágil armadura
de mi tenaz rutina.
Aquel nombre
con claridad de tinta oscura
en las albercas de la mente
 anhelaba volver…

¿No estaba detenido
sepultado en honda cueva?
¿Por qué entonces el murmullo
subiendo por la sangre
quemando mi garganta
con sus letras amadas posándose
en mis labios nuevamente?

Si hubiera cancelado los celosos
refugios del alma que no olvida
no estaría hoy aquí abrazado a mi piel
como un tatuaje. 

 ANHELO
  Nilda del C. Guiñazú

Todo tiene una raíz.
Quiere ser dulce
cuando el sol ilumina la mañana
y trae la esperanza.
Quiere ser amarga
cuando la araña gris del tiempo
teje la tristeza  entre las sombras.

En la mágica hora del ocaso
el silencio entra descalzo
mientras el horizonte se desangra.
 La noche  llega paso a paso
imputada  de misterios, 
camina  al  norte
acosado por el canto de  los grillos.
La luna exhibe  una sonrisa
en azulinos labios .
Siempre hay un  anhelo,
un retorno
de las golondrinas,
traen  la savia nueva,
el canto,
la música,
y en el pentagrama azul de cada día
una clave de sol,  
reverdecido  albor en la existencia.

ANHELOS
 Myriam Astudillo

Alma de niño…¡quién tuviera!,
para vivir una vida de inocencia,
como  el Señor, de mí, sin duda, espera.

Alma de joven…¡bien quisiera!,
para encauzar la arrolladora fuerza,
y construir y creer y afrontar pruebas.

Alma de anciano…¡quién pudiera!,
para aceptar un final que nos acerca,
a la promesa de una vida eterna.

ANHELO
Roselvira

Hoy me detengo en el valle profundo
para arrancar una flor en la noche.
Hoy se dibuja una sombra de estrellas
y se agiganta la luz de promesas.

Nadie me explica el dolor ni su causa,
nadie me muestra el camino perfecto.
Solo la vida impiadosa y directa
fluye.

Quién me dibuja la huella que anhelo
libre de piedras espinas o ramas..?
Solo esa voz que revienta en el pecho
solo el instinto, el aliento, el olfato.

Cierro los ojos me bebo el silencio,
suelto mil pájaros sedientos de nidos.
Hay un  aroma caliente de abismo,
sabe a  temor que atormenta y aturde.

Hay  una línea que danza  siniestra,
seduce Inquietante, oscura y perversa.
Huye, no cedas, no intentes rozarla,
que no  hay regreso si cruzas el cerco,

Abre  tus alas, apunta  muy alto,
hunde tu cara en un mar de esperanza.
Horas divinas habrán de abrazarte.

ANHELO
Tita Otazu

Siempre sale el sol por la mañana,
siempre despierto llena de esperanza,
miro a mi alrededor reconfortada
de vivir anhelante un nuevo día.

Limpias sábanas blancas me despiden,
un perfumado café en la mesa está servido,
un gran reloj en la pared que me señala
la hora de partir anhelante, a la rutina.

En el kiosco los diarios titulan  noticias
de robos, secuestros, traiciones criminales,
recién comienzo el día, voy cruzando la calle
respirando profundo, anhelo estar en casa.

Y pienso en esos chicos que están lejos del nido
que ni duermen de día, que vigilan de noche,
que defienden fronteras,  que exponiendo su vida
anhelan bengalas sin llanto de niños ni clamor de viejos.

Es  un deseo, profundo y cierto, es esperanza
 fuerza total y universal del pensamiento: es un anhelo.

ANHELO
Verónica Sevilla

Arpa labrada de un antiguo roble,
agonizó en el último latido;
velas de amargo viento
dibujaron tules de humo en  dilatadas pupilas;
desde aquel día escucho el gemido de caireles
que no olvidan sus caricias.

Recuerdo en el aire
barriletes  de periódicos y una piola infinita
perdiéndose en las grietas de sus manos.
Se ha roto la piel de su propia jaula
para ser libre..

ANHELO
Carmen Lucero de Palma

Anhelo
la espaciosa primavera de tu risa
y el perfume de sus pétalos de luz
en los días inolvidables del ayer.

Anhelo
aquella brisa que penetraba los silencios
cuando  tus caricias llegaban a mi rostro
hoy despeñado de tiempo y añoranzas.

Anhelo
el eco de tu voz siempre cantarina
en el espacio sideral de la alegría
y en el sol que cautiva algún crepúsculo.

Anhelo
juventud amada de sueños encendidos
hasta la armonía ligera de tus pasos
en la memoria de las nostalgias sin retorno
que anidan en la bella lumbrera de mi alma.

           

ANHELO
Aldo Javier Calveyra

Anhelo ver tu cara
saliendo del espejo
los  cabellos revueltos
con el  primer bostezo.

Anhelo cada tarde
que regresen los trinos
de aquella primavera
cuando nos conocimos.

Anhelo las gaviotas
sobre nuestra escollera
y en el puerto los niños
jugando a la rayuela-

Anhelo esa mañana
que  juntamos las rosas
y que luego ubicamos
entre dos velas rojas.

Anhelo alzar los brazos
 y así  alcanzar al cielo
y traerte de nuevo
para siempre a mi lado.

Anhelo tu sonrisa
tu  voz de caramelo
y tu cuerpo en la  cama
incitando al deseo.

Anhelo que regreses
y solo  me consuelo
sobre la fría piedra
pintando otro te quiero.

 

 TROVAS ANHELO

Hemos perdido el  anhelo
de fundir nuestro destino
solo me quedó el pañuelo
recuerdo de amor divino
Rafael Mérida Cruz-Lascano

El anhelo de los hombres
sin guerras y destrucción
se van perdiendo los nombres
sin honra  y con aflicción
Elio Claro ( Argentina)

Tengo en el alma un anhelo
hace mil años guardado
que el mundo no guarde duelo
por el hombre y su pecado.
Marga Mangione (Argentina)

  
Anhelo que en este día
el Señor colme de paz,
amor te brinde alegría
y una sonrisa en la faz. 
Inés Arribas de Araujo  (Argentina.)

 Sobre la Tierra se eleva
el anhelo de la gente
todos a una voz los lleva
a pedir «PAZ» de frente.
  Nelly V.B.Forni (Argentina)

 

4 comentarios en “ANHELO POEMAS Y TROVAS”

  1. Es impecable esta edición de tu bella Revista Aristosinternacional querida Eunate. Cuánto te agradecemos desde nuestro Círculo Literario Letras del Andén, por tu generosidad y consecuente amistad en las letras que demuestras cada vez que nos convocas a escribir en sus páginas. Un abrazo grande!

    Responder
  2. Creo que el anhelo de todos es vivir en una sociedad con más amor y menos mezquindad…
    buenísimos todos los trabajos…
    besos amiga querida
    liby♥

    Responder
  3. Sueños y anhelos navegan
    en corazones sufridos ,
    porque de paz van urgidos
    y al Señor eso le ruegan.

    Esperanzados le entregan
    sus anhelos más queridos,
    ya que cansados y heridos
    sus penas nunca sosiegan.

    Sólo viven asustados
    por estar siempre en el suelo
    con el mal acorralados.

    La tregua es la eternidad
    que va con su rezo al cielo
    paz y amor por caridad¡

    Cristina Olivera Chávez

    Responder

Deja un comentario