AMISTAD

Todo lo publicado en esta revista está sujeto  la ley de propiedad intelectual de España 
En la actualidad se  encuentra en trámite el Depósito Legal de España

 

EDITORIAL

Dedicamos este mes a la amistad…que como bien sabemos todos,  es una relación afectiva que se puede establecer entre dos o más personas, a la cual están asociados valores como la lealtad, la solidaridad, la incondicionalidad, el amor, la sinceridad, el compromiso, entre otros, y que se cultiva con el trato asiduo y el interés recíproco a lo largo del tiempo.

Proviene del latín amicĭtas, amicitātis, que se deriva de amicitĭa, que significa ‘amistad’. Esta, a su vez, viene de amīcus, que traduce ‘amigo’, mientras que este último procede de amāre, que significa ‘amar’.

La amistad puede surgir entre diferentes grupos de personas,  ,hombres y mujeres,con cualquier clase de vínculo, personas de distintas edades, religiones, ideologías, culturas, extracción social, etc.

Estas relaciones de amistad pueden nacer en los más diversos contextos y situaciones: el lugar donde vivimos, el sitio donde trabajamos, la escuela, la universidad, fiestas, reuniones, el café que frecuentamos, a través de otros amigos, redes sociales, etc.

Las amistades,  tienen diferentes grados de compenetración. Están  los amigos con quienes sentimos que tenemos una relación  más lejana, hasta aquellos con quienes el trato es tan estrecho que los consideramos “como nuestros hermanos”, otorgándole a la amistad un grado de superioridad sobre las otras.

Hemos de tener en cuenta que la amistad,no solamente surge con quienes tenemos más afinidades si no que puede aparecer entre personas muy dispares. De hecho, a veces ese es un factor que fortalece la amistad, pues una buena amistad complementa y enriquece a la persona, no solo en el intercambio de ideas, información y sentimientos, sino también en el hecho de compartir los buenos y malos momentos de la vida.

AMIGOS

Carlos Benítez Villodres

Málaga (España)

Un buen amigo vale más que todas las exquisiteces que nos ofrece la vida. “Una amistad delicadamente cincelada, nos dice Ortega y Gasset, cuidada como se cuida una obra de arte, es la cima del universo”. Aseveración esta tan verdadera como todas las que brotaron de la claridad mental de nuestro filósofo y ensayista. Aquellos que beben, pues, del gratificante e inagotable manantial de la amistad sabrán valorar esta guirnalda de palabras rebosante de transparencia y armonía sobre este profundo afecto personal, totalmente sano y generoso, y siempre compartido con otra persona que te corresponde, con esa pureza y desinterés, como tú a ella. Los tres mosqueteros, del escritor francés Alexandre Dumas, es, sin duda, una historia arquetípica sobre la amistad, basada en los sentimientos y los comportamientos de sus personajes. Otros ejemplos variados de diversos tipos de amistades entrañables exhibidas en la literatura son: Don Quijote y Sancho Panza, Sherlock Holmes y Watson, Butch Cassidy y Sundance Kid, etc. Asimismo, en el cine y la televisión hallamos paradigmas de amistad en los ya clásicos El gordo y el flaco y Los tres chiflados hasta series de televisión estadounidenses como Friends, comedia que gira en torno a las relaciones de seis amigos.

 Ya Aristóteles, considerado el “Padre de la filosofía”, en su escrito Ética nicomáquea dedica los libros VIII y IX -de los diez libros que forman parte de ella- para hablar del valor humano que posee la amistad puramente afectiva y desinteresada.

El vínculo de la amistad es tan fuerte que no existen vicisitudes adversas ni términos o normas que puedan deteriorarlo o inutilizarlo. Ésa es la auténtica amistad. La misma que, con el paso inexorable del tiempo, se va fortaleciendo y acrecentando para bien de los amigos, así como de aquellas personas de su entorno más o menos cercano. Aunque, al respecto, debo decir que “una amistad no crece, refiere Ada Ruth, por la presencia de las personas, sino por la magia de saber que, aunque no las veas, las lleva en el corazón”. Esto mismo es lo que les sucede a los amigos. Ciertamente, los amigos se ven de tarde en tarde, pero ellos saben, sin decirse nada, que uno está totalmente en los adentros del corazón (vida) del otro, y éste en los de aquél, aunque, retomando otra vez a Aristóteles, asevero con él, ya que estoy totalmente de acuerdo con el filósofo griego, al expresar que “la amistad es un alma que habita en dos cuerpos, un corazón que habita en dos almas”.

Es evidente que la amistad se da en distintas etapas de la vida y en diferentes grados de importancia y trascendencia. La amistad nace cuando las personas encuentran inquietudes comunes. Hay amistades que nacen a los pocos minutos de relacionarse y otras que tardan años en hacerlo. La verdadera amistad dura toda la vida.

Con los amigos compartimos nuestras vivencias. Con ellos, nos alegramos o entristecemos, ya sea por parte nuestra o por la de alguno de ellos. Entre amigos se dan consejos, que en muchas ocasiones pueden ser la solución de problemas y conflictos. Ciertamente, los amigos aprenden unos de otros y nos ayudan a ser mejores personas.

La amistad resiste el tiempo y la distancia porque resiste los avatares de la vida del amigo. Además, la amistad no solamente surge con quienes tenemos más afinidades en cuanto a gustos e intereses, o con quienes tenemos más parecido, sino que puede aparecer entre personas muy dispares. De hecho, a veces ese es un factor que fortalece la amistad, pues una buena amistad complementa y enriquece a la persona, no solo en el intercambio de ideas, información y sentimientos, sino también en el hecho de compartir los buenos y malos momentos de la vida.

Relaciones de amistad pueden nacer en los más diversos contextos y situaciones: el lugar donde vivimos, el sitio donde trabajamos, la escuela, la universidad, fiestas, reuniones, el café que frecuentamos, a través de otros amigos, redes sociales, etc.

Mateo Alemán dijo una preciosa frase alusiva a los amigos: “Deben buscarse los amigos como los buenos libros. No está la felicidad en que sean muchos ni muy curiosos; sino pocos, buenos y bien conocidos”.

PARA TODOS VOSOTROS
Eugénio de Sá

Con el paso de los años, las emociones de nuestro corazón se vuelven más escasas, y, al sentir la falta, tenemos dos vías para compensarlas: revivir las mejores memorias del pasado, y cultivar las relaciones de amistad que nos dan más placer. Esto es porque las generaciones que nos sucederán  y que constituyen nuestra descendencia, tienen ahora su propia vida,  normalmente están muy ocupadas para desviar su atención hacia los que más carecen de ella. Por eso  se trata de entenderse y aceptarlo como algo natural.

Lejos quedan las felices cenas en familia, las largas charlas en las que se hablaba y oía atentamente a nuestros interlocutores y acabábamos la noche con una sonrisa en los labios y un calorcito en el corazón.

Hoy, cada uno tiene su casa, los hábitos han cambiado, los niños están en las guarderías o en la escuela, y los mayores se ven cada vez más solos. Se les resta a los amigos, en una relación ahora más facilitada, ya que todos, o casi todos, disponen de las redes sociales, del whatsapp, y de otras maravillas que la creatividad técnica les va permitiendo interactuar .

De ahí que el tipo de relación con los amigos también haya cambiado; convivimos cada vez más a distancia, sin que podamos mirarlos en los ojos e intuirles sus propias emociones. Por eso, tenemos que saber separar el trigo de la cizaña, porque “los amigos tienen que ser inútiles. Esto es; bastan sólo porque existen y, maravillosamente, quedarnos en el alma sólo por ser quienes son, y cómo son”.

En conclusión, me atrevo a contrariar a George Orwell, y afirmaré que los amigos no son todos iguales; y en el sentido, que la gloria de la verdadera amistad es estar presente, es por eso que dura para siempre, porque no contiene expectativas, ni planes, ni ansiedad “. (*)

Pensad en esto

    HABLANDO DE AMIG@S…

Todo pasa, todos pasan…

     Es increíble cómo desde las redes sociales, se puede incitar a la generación de belleza y armonía interiores, salvaguardando valores y lealtades, de los que, por desgracia, todo el mundo desconfía como si fuesen fatuos o hipócritas. Pero, como le dije esta mañana a una amiga, q teme contagiarse de alguna peste mala, en contacto con tanta maledicencia, tergiversación y manipulación de la palabra y del pensamiento: “El decir debe condecir con el hacer! y también con el sentir! ”. Algo muy importante a considerar: no existe una sola verdad, y la que sostengo, la construyo en compañía de los otros, por los otros y para los otros, lo que necesariamente me incluye. Amig@smi@s no os desesperéis, pues todo pasa, todo pasa y es sólo un instante!

Mis amigos, los árboles.

     Recetario para los días de infinita tristeza: mate cerca, escuadrón de ángeles terrestres, llámense amig@s, terapista, tarotista o adivinadora de la suerte…clase de gim a full y la conversa interminable e intermitente con tu amiga que vive lejos, pero está tan cerca… otra q te espera con la cena hecha en casa, calentita. Un collage de nubes tridimensionales, el olor a pasto recién cortado…Y una inquebrantable fe de que lo que deba ser, será. Ah, y me olvidaba: un mapa, un mapa, indispensable para acompañar los mates y tus sueños…

Amigo cósmico.

     Amigo, hermanito cósmico, compañero de viajes terrestres e intergalácticos, buscador incansable de verdad, soñador idealista de mundos mejores donde reine la Paz, la Armonía, la Belleza y el Amor. Fiero desafío el de esta vida bella que nos ha tocado vivir en el planeta Tierra, Gaia para los ancestros, nos hemos encontrado en esta encrucijada para seguir caminando juntos en el sendero que conduce hacia los Reinos de la Belleza, no sin antes esforzarnos en el intento! Hermanito de búsqueda incansable y hermosas aventuras que tengas un feliz aniversario y el Universo te bendiga con el regalo más preciado: más conciencia! Te amo. (Para Sergito)

Mi prójimo.

     Todo lo que experimento día a día me acerca al “Yo soy Tú. Tú eres Yo”. Las niñas con los ojos húmedos ante la fragilidad de la abuela que siempre fue fuerte como roble, pero ahora… la familia numerosa movilizándose en ambas motocicletas y los hermanitos comunicándose entre sí a los gritos y a las risas. Gaetano que me acompaña, observa y me dice: “Son hermanos…” “Él es nuestro”. Mi hermano que me llama para contarme que un amigo ha partido… “Los dos somos de Él”. Las fotos de mi hijo degustando la vida, Gae mirando tele mientras juega con dragones cibernéticos, Luis en la parrilla. El sol pálido, las petunias brillando como perlas de color, el limonero impertérrito, los ciruelos brotando en flor, los pájaros y el cielo “Que todo sea para nuestro prójimo”.

Desiderata.

     “Los amigos del barrio pueden desaparecer, los dinosaurios van a desparecer”… se adormece el cerro en la somnolencia de esta tarde otoñal. Tan ámbar marina que la música se deshace en colores y los colores en dorados, plateados, cobrizos. Las gaviotas se disputan un lugar de privilegio en ese palco y las voces de la gente, el graznido de las aves, la canción de Charlie, se entremezclan en mil idiomas, conformando una inédita postal, tan bella que parecería que todo culmina allí!

Despidiéndonos.

     Mi amigo Enriquito era singular! Era buen hijo, buen hermano, buen padre, buen esposo, buen compañero de laburo, maravilloso amigo! Cuando nos conocimos éramos muy jóvenes y aunque no transitamos por los mismos territorios, el tiempo que compartimos fue suficiente para saber que siempre seríamos amigos! Cuando cumplió los 50 su mujer se contactó conmigo por intermedio de otras personas y me invitó a su fiesta sorpresa! Recuerdo la expresión de su cara y el brillo de su sonrisa cuando me vio entre sus invitados! Compartimos momentos de nuestra vida, nos escuchamos, nos consolamos, nos ayudamos! Éramos muy jóvenes y nuestra energía, sublime! Después, cada uno siguió su camino… Hoy una amiga me envió un mensaje contándome de su partida… Desazonada comencé a recordar y a buscar un punto de conexión con él… Lo encontré tranquilo, sonriéndose y dándome mensajes para su familia. Ya partió, ya se fue, pero siempre tendrá un lugar de privilegio en mi corazón; en algún momento nos volveremos a encontrar y a reírnos de esta peculiar aventura de vivir, que a veces cuesta tanto y sin embargo… Chau, Enriquito Veranito, hasta el reencuentro. Dile a los dioses que aún lo intento…!

Curso de milagros para l@samig@s

     Amig@smi@s: hay una condición ineludible e irremplazable para la producción y propagación de los milagros: la bondad. Basada en la necesidad innata de dar sin expectativas, sin esperar nada a cambio. De dar por dar, por el simple hecho de amar. Que la vida nos sorprenda a tod@s dando a mil manos: alegría, confianza, apertura, amorosidad, generosidad, simpleza, ternura, colores, brillos. Y que la Vida les brille! (Curso corto de milagros: cómo comprender lo que es la Vida, viviendo…)

Adriana Isabel Morán
Miembro Adherente de Letras del Andén
Villa Mercedes, San Luis, Argentina

AMIGOS
Carlos Benítez Villodres

Contagiada de paz están las huellas,
perfectamente ancladas en mis cielos,
de varios soles, perlas sin flagelos,
que admiraban la luz de las estrellas.

En un tiempo sombrío y con mellas
hasta en su voz bastarda, voz de lelos
perversos, esos mágicos mozuelos
me dieron su amistad, sus risas bellas.

Torrentes de victorias cristalinas
que regaron mis valles fecundados
por la savia que alimentó sus vidas.

En mi sangre navegan las doctrinas
  que yo mismo sembré en los mil collados,
donde hay un sol que sana las heridas.

AMIGO
Jerónimo Castillo
 Del libro “Testimonio Americano” 1989

Hay una copa de cristal muy fino
en la que se sublima un sentimiento.
Hay un mecer de ramas por el viento.
Hay una semejanza a lo divino.

Hay todo eso y más en el camino
del que se sabe amigo, y al momento
brinda su mano y corazón sediento
de hallar hermanos en igual destino.

Es la amistad el cáliz ofrendado
en la palabra que contiene abrigo
con el amor que el Cielo nos ha dado.

Y al mismo Cielo hallamos de testigo
cuando al decir amor hemos nombrado
lo que en nosotros representa AMIGO.

AMISTAD

Teresita Morán Valcheff
Mbro. Fundadora del Círculo Literario Letras del Andén
Villa Mercedes, San Luis, R. Argentina

Esta calle acompaña mis pasos
al vaivén de las horas.
Sabe de la amistad de las suelas gastadas
y el áspero letargo del empedrado.

No le soy indiferente
aunque sus ojos miren
y no me digan nada
cuando escapo del bullicio
como un pájaro furtivo
exiliado del nido.

-Aunque resistan los pasos-
insistente la calle me lleva
con  mano solidaria
al fragor cotidiano
al Babel de las voces
que escucho indiferente
mustia…
y llorará en silencio
cuando  parta mi sombra
de su abrazo de amiga.

LOS AMIGOS

Carmen G. Lucero de Palma
Mbro. de Número de Letras del Andén

“Soplo de la virtud, mientras más dura
más el alma sostiene, más la inflama”
LA AMISTAD, de J. C. Lafinur

Refugio que habla de tinieblas y luces
rostros que consuelan la pena más honda
espejo de agua donde beber las ansias
de algún mal momento contado en secreto.

Susurro mágico es la palabra amigo
imagen silenciosa que acompaña siempre
latitudes extensas con cuerpo y alma
donde a menudo se llega para reír o llorar.

Mis amigos son la voz y el afecto pródigo
Cuando siento entre las sombras dispersas
Las penas en ocaso después de algún olvido
o el canto feliz compartido en la distancia.

Y en esos vastos, arduos confines siderales
yo me ubico siempre abrazada a mis amigos
para darles consuelo o llenar sus mundos
de horas maravillosas en algarabía plena.

Cuando el tiempo sin prisa y sin sombras
me señale el horizonte de una lágrima
iré siempre  a la paz de sus presencias
porque son la brisas del hábito sin tiempo .

AMIGA
Yamida
Mbro. de Número de Letras del Andén.

Para ti,  amiga de los momentos plenos,
para ti, amiga de los grises momentos,
columna vertebral donde sostengo,
mis temores y desfallecimientos.-

Porque es tu voz, campana echada a vuelo,
carillón de sonidos muy diversos,
en que el rumbo se perfila en el  sosiego,
cuando vacilo…cuando no sé…cuando me pierdo.-

Eres eso…y eres más…eres compendio,
de gracia, calidez y sentimiento,
con la sabiduría y hasta el discernimiento,
para acudir a la palabra o al silencio.-

Eres prudencia y pasión, eres…¡soneto!,
eres integridad, valor y sueños,
eres AMIGA y eres todo ¡ un cielo!,
por eso, tal como eres yo ¡ te quiero!.-

AMISTAD

Nilda del Carmen Guiñazú
Mbro. Fundadora de Letras del Andén

La amistad es como la aurora que trae la luz.
Es como el sol que nace cada día
sin pensar en las sombras de la noche.
Es fuente vital y cristalina.

La amistad es hermanarse en el destino.
Es como el árbol de la vida que da frutos,
descanso, y confianza en ellos.
Es  sentimiento que alimenta el alma.

 La amistad es compartir lágrimas 
y saber llorar con el que llora.
Es descubrir la palabra tierna que nos nombra.
Es el  abrazo fuerte, es demostrar  apoyo
cuando no alcanzamos la palabra justa.

La amistad  nunca viene  dada
debemos cultivarla libremente.
Es el mejor bálsamo para las heridas
Y es sentir que  hermanos caminan a tu lado.

La amistad es andar protegidos por la vida 
por compañeros que están
en las buenas y en las malas,
Por los que te  reconocen
como realmente eres.

La amistad es como la sombra anochecida
se acrecienta en el ocaso de la vida.
Los amigos verdaderos siempre están  en la memoria
forman parte de una historia.
¡Bendito sean, los que gozan de un amigo!

AMISTAD   
      
Roselvira 
Mbro. Fundadora de Letras del Andén

Amistad, palabra gastada  que condensa un mundo
aunque el mundo se abuse de su eco.
Amistad, capaz de  apagar rumores y encender  el  universo.

Condición sagrada con sabor a secreto
embriagada de llantos, de risas,
sazonada de perdón, de olvido, de presencia.

Por eso,  si tienes un amigo,
no permitas que el óxido herrumbre sus goznes,
lubrica con gestos,  su luz y su  milagro
porque amigos, hay muchos

Están los ocasionales,
los oportunistas,
los necesarios,
los sin rostros.

Pero el que sostiene tu alma,
el que alumbra tus silencios
y cabe en el hueco de tu palma…
Ese, es un regalo divino difícil de encontrar.

COLCHÓN DE PLUMAS
Aldo Javier Calveyra
Mbro. De Número de Letras del Andén
                                                                                                                                Dedicado al compañero
                                                                                                                                 de  sueños, mi perroIVO.  
Pequeño colchón de plumas
viejo pastor de mi patio
te despido con tristeza
amigo de tardes largas.

Te vas por la antigua calle
con tu ladrido gastado
para montarte a esa nube
mezcla de sol y nostalgia

No habrá más latidos blancos
tras la reja desgastada
y un ronquido desparejo
esta manchando la tarde

Compañero del silencio
hermano de mil palabras
hay cien gorriones que lloran
un triste canto de lluvia

Te pintaré en la cometa
de mis mejores recuerdos
y entre los grandes amigos,
estás un paso adelante

  AMISTAD

José Héctor Rodríguez
Rosario – Argentina

 La amistad es un tesoro
difícil de conseguir
y más valioso que el oro
cuando penoso es vivir.

Mi gran amigo se fue
para nunca más volver
las lágrimas que volqué
mucho me hicieron doler.

Era franco y muy exacto
a la hora de corregir
por eso confié en su tacto
cuando debí decidir.

Estés donde estés amigo
que mi recuerdo te llegue
yo por siempre te bendigo
y mi cariño te anegue.

 

2 comentarios en “AMISTAD

  1. ¡¡Bravo por todos los.componentes de esta página de Aristos!!
    Habéis expuesto muy sabiamente con vuestra sensibilidad y buena pluma el concepto y sentimiento de lo que es es la AMISTAD
    Como AMIGA de todos a través de estas páginas mi abrazo y felicito.
    Maria Sánchez. Fernández

  2. Me han provocado una dulce emoción todos los textos escritos sobre la amistad en estas páginas de la Revista Aristos , que con tanto amor y acierto diriges, querida Eunate.
    Gracias por tu amistad cálida y acogedora para todos los que participamos en ella.

Deja un comentario